—Esto… es muy diferente al ensayo.

Al llegar al domo y abrir la puerta al hall, lo que nos esperaba eran abrumadores luces y sonidos. Se reflejaban 7 luces de diferentes colores y un sonido intenso que resonaba hasta lo profundo del estómago.

Estoy seguro que estamos en otro mundo, una esfera aislada de la vida cotidiana.

Y la que gobierna este mundo es la idol… Saikawa Yui.

Incontables haces de luz estaban orientados hacia la chica con el vestido de varios adornos.

La canción, que era cantada con una voz que podría enamorar a cualquiera, si mal no recuerdo era su ultimo single.

Al fin llegábamos a la segunda mitad del concierto, un mix de sus mejores canciones iba a comenzar.

—¡Hey!

Las mangas de mi ropa fueron jaladas trayendo a la realidad mi conciencia.

—¡¿Nuestros asientos?!

Natsunagi se empinó y me grita al oído. Sino lo hacía no la habría escuchado.

—¡Es obvio que no hay, ya que no había más tickets!

—……ah……

Entonces, si preguntan cómo pudimos entrar hasta aquí, es porque pusimos a dormir por un rato al personal de seguridad.

—Hablando de eso, ¿estarán bien los tipos de antes?

—¡Están bien! ¡Ya no tengo la intención ni la obligación de hacerlo de nuevo!

Ya que hablé con Fuubi-san para que se encargará de arreglar las consecuencias futuras de esto.

La canción terminó y después de los aplausos, hubo un momento de silencio. Es nuestra oportunidad.

—Natsunagi tenemos que ir. —dije en voz baja y toqué el hombro de Natsunagi.

—¿Eh? ¿A dónde?

—A un lugar lo más cercano posible al escenario.

Ayer pude confirmar el lugar con el pretexto de ir a ver el ensayo.

Nos agachamos y empezamos a avanzar lo más rápido posible para no llamar la atención.

—¿Esa mochila no es un estorbo? Debiste haberlo dejado en el coche. —dijo señalando el bolso de mano que llevaba.

—Ahh, si un poco.

—¿Qué contiene?

—Algo que no quiero usar. 

También podría decir que era algo que deseaba no usar para poder terminar el trabajo.

—Ahh…Bueno no interesa. ¿Entonces? La canción que hablabas todavía no sale, ¿no?

—Sí, es la que sigue después de “81”

—Ahora que lo dices es cierto… ir al ensayo ayer en verdad era por trabajo.

—Desconfías demasiado… No, para un detective tener ese nivel de desconfianza es algo bueno.

—……Tal vez.

Comenzó una nueva canción

Según el ensayo, la siguiente canción sería “81”, y si el incidente ocurrirá, sería en la siguiente canción a esa: “Zafiro ☆ Fantasma”. Sólo quedaban diez minutos… para que no sospecharan de nosotros caminábamos lenta y cuidadosamente.

—¿Qué harás al estar cerca del escenario?

Natsunagi me preguntó al oído.

—Honestamente, no estoy seguro. No sé lo que puede pasar, incluso puede que al final todo continúe sin ningún inconveniente. Es por eso que lo que podemos hacer es asegurarnos de hacer todo lo que esté a nuestro alcance dentro de los términos de la solicitud.

Solo no quiero perderme el momento en que eso pase, eso es todo.

Por eso nos estamos escondiendo lo más cerca posible a Saikawa.

No sé dónde están, pero debemos estar más cerca de ella, aunque sea un poco.

—¡Gracias a todos~!

Los gritos de los fans aumentaron, la canción ya debe de haber terminado.

Finalmente, la siguiente canción es “81” … creo que nos apuramos un poco más de lo necesario.

—¡Ya que estamos al máximo, vamos con eso!

Después de su corta intervención, comenzó la siguiente canción.

—Vamos con… ¡“Zafiro ☆ Fantasma”!

¡¿Qué……?!

El orden de las canciones es diferente a la del ensayo… esto es malo, nos ha tomado mucho tiempo el venir aquí.

—¡No puede ser!

—¡Sí, debemos apurarnos Natsunagi!

—¡La canción que tanto estaba esperando Kimitzuka, “81”!

—¡Que no lo hago!

No es momento para bromas.

Por supuesto, Natsunagi también lo sabe por eso empezó a dirigirse al escenario.

<<Como un espejo que refleja el azul mundo… ~♪ >>

La emoción en el lugar se elevó de inmediato y junto a un sonido y luces fuertes como el de una explosión todos empezaron a entusiasmarse. 

“Zafiro ☆ Fantasma” … El mayor éxito de Saikawa Yui y su canción nro. 18. Ella de seguro realizará ese performance en esta canción.

Y eso seguro se convertirá en el detonante.

Para impedir eso vinimos aquí.

—Los tipos de los que hablaste, si están escondidos, ¿en dónde lo harían?

—No lo sé… puede que esté en las gradas con el público, o que este escondido con tras los bastidores tal y como lo hice el hombre de ayer.

Ayer, Saikawa y su staff me mostraron la parte de atrás del hall y de las instalaciones, pero en vez de ayudar nos dio más dudas. No era posible para nosotros dos solos el poder cubrir todas esas posibilidades.

Además, no es como si ellos estuvieran concentrados en ese lugar. Después de todo, al igual que ayer y hoy, incluso ahora deben de estar muy ocupados. Es por eso que no tenemos de otra que obedecer los términos de la solicitud.

—Los secretos ocultos en la caja de tesoros~♪

La canción está llegando a su final. Ya se acerca la parte en donde hará sucederá el pico del show, el momento en donde liberará su sello. Si algo ocurrirá será dentro de poco.

—…Bien, ya llegamos

Al fin llegamos al pasillo junto al escenario, más allá de los asientos que rodean el escenario.

En dónde, dónde están.

Agudizamos la vista, buscando a alguien que no conocíamos.

Sin embargo, las luces de colores dificultaban nuestra búsqueda, y el potente sonido de los parlantes cercanos rompían nuestra concentración.

—¡…………!

Parecía que Natsunagi dijo algo, pero por la bulla no pude escuchar nada.

……Diablos, el ambiente nos juega peor de lo que esperaba

Probablemente en algún lugar… deben de estar en un lugar cerca. Pero ya no tenemos mucho tiempo.

Confié mi decisión a la experiencia que tenía y concentré mis ojos y oídos al lugar, pero era arriesgado dejarlo todo sobre la experiencia. Si la vista y el oído no funcionan correctamente, el cerebro también deja de hacerlo

Esto no es bueno, el sonido y la luz están haciendo que mi cabeza se maree. Estoy empezando a sentir nauseas……

Me gustaría pedirle ayuda a Natsunagi, pero por como está el lugar no podemos comunicarnos.

Algo, alguna pista…

……No, espera.

Ya veo. Incluso en este ambiente, tal vez él…

—¡Soy yo! ¡Me oyes!

Presioné mi sien y le grité al tipo que habíamos contratado para que sea el conductor del taxi.

No puedo ver, pero si puedo escuchar puedo hacer algo como conducir… El tipo que dijo eso, después de poner a dormir a los guardias de seguridad, debe de estar fumando en los alrededores del lugar.

En otras palabras, está a unos cientos de metros de aquí, pero esa distancia no es nada para él.

Estoy seguro de que mi voz le llegará incluso en medio de este estruendoso ruido. Incluso los latidos del enemigo le llegan, si se trata de él.

—¡Koumori! ¡Dónde está el enemigo!

El bolsillo de mi pantalón vibró. 

El mensaje contenía el símbolo “→”.

…… ¿Esto es una flecha? ¿Algún tipo de código?

¡……! Así que es eso…

Dejé a la sorprendida Saikawa y empecé a subir rápidamente al escenario donde estaba Saikawa.

El show de la canción, Saikawa se quita el parche de su ojo izquierdo.

Anunció que en su canción nro. 18, haría una la mejor de sus performances, uno que usaría toda su fuerza.

Los gritos aumentaban.

Pero ese mismo es el sello de Saikawa Yui. El secreto que nos ocultó.

—¡…El zafiro milagroso valorizado en tres mil millones de yenes es el ojo izquierdo de Saikawa Yui! —dije mientras sostenía a Saikawa en mis brazos y esquivaba las flechas que provenían de una pistola.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!