Saikawa nos guio por los lugares importantes de su casa y después de intercambiar información de contacto, terminamos la reunión.

Y en el camino de regreso

—¿Qué te pareció?

Mientras el sol ya se había ocultado, le pregunté a Natsunagi que estaba caminando a mi lado.

—¿Sobre qué?

—¿Podrás resolver este caso?

—¿Te molestarías si te dijera que… es distinto a lo que esperaba?

—Como si lo hiciera.

“No trates de ser el reemplazo de alguien más” eso fue lo que le dije a ella. Y aún así ella decidió ser una detective. Puede haber sido su decisión, pero seguro el calor del momento interfirió también.

Además, la solicitud que llegó de repente es un trabajo diferente al de un detective normal. No es raro que le haya parecido extraño.

—Es broma~ ¡Pero ser detective, es mucho trabajo!

—Tal vez ya no puedas vivir la vida de una chica de preparatoria ordinaria.

—Creía que los detectives solo hacían cosas como buscar a gatos perdidos y cosas así.

—Discúlpate ahora mismo con todos los detectives del país ahora mismo.

……aunque, esa percepción de ellos no es errónea necesariamente.

—Ayer. —dijo Natsunagi mientras se detuvo repentinamente debajo de un poste de luz.

—Vi un sueño… de Siesta.

Probablemente por lo que acababa de pasar, Natsunagi volvió a mirarme.

—……Ya veo. Ella, ¿estaba bien?

—Al principio me sorprendí porque era excesivamente bonita.

—¿Verdad?

—No entiendo porque tu estás orgulloso, pero bueno

…Por cierto, no hay manera de que Natsunagi haya conocido a Siesta. Eso significa que debe haber soñado con la Siesta que su cerebro imaginó después de escuchar mis historias.

—¿Hablaste con ella?

—Ahh, pues… discutimos bastante……

—No discutas en tus sueños con alguien que recién acabas de conocer…

Bueno, de alguna manera no es como si no la pudiese entender.

Siesta y Natsunagi, son de dos tipos muy distintos…una racional y la otra sentimental. Sin embargo, en el sentido de que arman revuelos, se podría decir que se parecen

—Era muy egoísta y terca… se podría decir que se nos fue de las manos.

—No quiero ver nunca una verdadera pelea entre mujeres.

—Pero al final

Escuche el sonido de la respiración de Natsunagi

—“Te lo encargo”, eso me dijo.

Bajo la luz del poste, me dio una mirada firme.

—……eso significa que la razón de la discusión fui yo.

Algo cliché, traté de engañarme a mí mismo con alguna tontería al azar…….

Con un comentario vago, pensé que podría desviar la conversación si decía una ridiculez… pero

—¡……! N-no es eso. No es como si hubieras estado discutiendo por ti.

—…que pasa con esa reacción, al contrario yo soy el que se…

—Ah…ah…¡Esta conversación se ha terminado!

Repentinamente Natsunagi cerró la conversación y empezó a hacerse aire en la cara con su mano. Aunque se supone que es bastante fresco a esta hora.

—¡De todas formas! Yo seré la detective y Kimitzuka el asistente, así que trabajaremos duro juntos.

—Así que, ¿también habrá trajes de baño?

—Tu también quieres verlo, ¿no? Como me veo en traje de baño.

—Ah, quiero verlo. Me muero de ganas.

—Me haces molestar

Con una mirada reprochosa Natsunagi me miro a la cara.

—Bueno, está bien.

—¿Está bien?

—Entonces, si puedo resolver esta petición sin daños, ¿te gustaría ir a la playa conmigo?

—No pongas de repente una bandera de la muerte.

—No voy a morir —dijo, dio unos pasos adelante y se volvió a mirarme

—No voy a morir. No te dejaré de lado y me moriré sola, definitivamente no lo haré.

—Lo juro por este corazón —dijo Natsunagi y puso su mano sobre su pecho izquierdo.

—Ya veo.

En el oscuro cielo de la noche, la luna creciente se suspendía

A lo lejos, siguiendo la luz de la luna, nosotros caminábamos.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!