—¡Ehem! ¡Ayer perdí la compostura, perdón!

Ayer estábamos cansados, así que Natsunagi y yo nos reunimos con la clienta ——con Saikawa Yui de nuevo. Invitados a su casa, y nos sentamos en una mesa para conversar.

Natsunagi y yo estábamos de un lado y al lado contrario se encontraba Saikawa.

Esa es la posición en la que estamos, pero

—¡Lejos! ¡Es demasiado lejos! ¿Cuántos metros tiene esta mesa?

—¡¿Sí?! ¡No creo que sea así!

—Entonces, ¿por qué es que estamos hablando como si estuviéramos gritando.

—Eso es porque si hablamos como siempre no podríamos escucharnos, obvio.

¡Sabía que tu casa era extraña!

Seamos sinceros.

Esta era la casa de Saikawa Yui, o más bien su mansión. Incluso podrías llamarlo un castillo.

Había que recorrer varios kilómetros desde el enorme portó de la entrada hasta la puerta principal de la casa en sí misma, y cuando entrabas, el techo estaba tan alto que se podía confundir con el cielo. El baño era lo suficientemente grande como para que varios adultos pudieran dormir en él.

Así de majestuosa, lujosa y brillante era la residencia de Saikawa Yui… en otras palabras, ella era una ojou-sama. Ella probablemente fue criada mimada y consentidamente. No es raro que se llame a sí misma la más bonita…… ¿no es raro?

Bueno, no importa. De todos modos, al día siguiente que Natsunagi y yo nos estábamos frente a la estación, vinimos a la casa de Saikawa para escuchar con más detalles su encargo.

Pero antes de eso.

—Tu ojo izquierdo, ¿está herido?

Nos sentamos cara a cara (así debió ser desde el principio) y pregunté.

Como ayer, el ojo izquierdo de Saikawa estaba ahora cubierto, pero ahora tenía un parche. Ahora que lo pienso, recuerdo que ella suele llevar un parche en forma de corazón cuando sale en televisión y también en las portadas de las revistas.

—Ahh, como se le dice, ¿creación de estilo? Algo parecido.

—Los idols luchan desesperadamente para sobrevivir —dijo Saikawa con una sonrisa agria.

Para incluso en su intimidad guardar ese aspecto, debe de tener muy en cuenta las responsabilidades de su trabajo.

—Ahora que recuerdo, hubo un tiempo en que usé uno cuando me lastimé el ojo.

—Bueno, dejemos ese tema de lado.

—Yo debería ser el que diga eso…

… bueno, no importa.

Vallamos al grano entonces.

—Lo siento mucho por haberles pedido que vengan tan repentinamente. No tenemos mucho tiempo.

—¿Te refieres al robo del diamante de 3000 millones?

Recordé la conversación de ayer.

—No es un diamante, es un zafiro…… uhm, ¿ayer me escuchaste con cuidado?

Ups, me descubrieron. Para ser sincero, me ganó el cansancio…mejor dicho, mi mente estaba ocupada con otros pensamientos, así que no presté mucha atención.

Intento mantener la calma delante de Natsunagi, pero también soy humano.

Mi compañera, que pensaba que estaba muerta, aún tenía su corazón vivo… y ahora está latiendo a mi lado.

Ese hecho por sí solo ya había llenado mi cabeza. Bueno, si dijera algo tan sentimental, esa excompañera se reiría de mí.

—Dejando eso de lado, usted es el asistente, ¿verdad? Yo tengo asuntos con la detective… — me terminaron diciendo, pero es cierto. Es como Saikawa dijo.

Hace cuatro años, no era más que un asistente, incluso ahora el detective es…

—Fufu, así es. ¡Puedes dejar todos tus problemas a esta gran detective, Nagisa Natsunagi! —dijo con una cara de orgullo mientras cruzaba sus brazos.

Vaya, de dónde vendrá tanta confianza.

—Entonces, Saikawa-san. ¿Puedes contarme más detalles?

Si está motivada, no hay necesidad de que me oponga. Sólo soy un asistente.

—En realidad……

Entonces Saikawa comenzó a contarnos los detalles de su historia.

—Ya veo —asintió Natsunagi al terminar de escucharla

Según Saikawa, estos fueron los sucesos.

Un día, una carta llegó a la mansión de Saikawa.

—El día del concierto en vivo de Saikawa Yui, me quedaré con el zafiro valorizado en tres mil millones de yenes.

Es extraño que el criminal enviaría algo que le podría jugar en contra en estos días, pero como está sucediendo en verdad no tenemos más que aceptarlo.

De todos modos, esta es una advertencia de que el crimen será cometido el día del concierto de Yui Saikawa (que será en una semana).

Evitar que eso pase, esa era la solicitud que Saikawa tenía para nosotros

Además de eso, me pregunto como Saikawa habrá llegado hasta nosotros.

¿Fue acaso por mi constitución? ¿O acaso ese corazón la llamó?

—¿Tienes alguna idea a que objeto exactamente se refiere con al decir zafiro de 3 mil millones?

—Sí. Estoy segura que se refiere al “zafiro milagroso”, una reliquia que está resguardada en la sala de tesoros, nuestra reliquia familiar.

—”Sala de tesoros”, “reliquia familiar”, “zafiro milagroso”, las palabras idóneas para un incidente como este.

—El próximo domingo es el gran concierto por eso la casa estará vacía. Creo que su plan robar el zafiro en ese lapso de tiempo.

…plan…a pesar de que el culpable ha revelado su plan con una carta, ¿es algo bueno?

¿O es que piensan que podrán robarla incluso después delatarse? Es cierto que, para estos casos, hay gente los comete por diversión.

—Pero si sabes la fecha del crimen, ¿no bastaría con aumentar la seguridad solo ese día? Hay muchos guardias en esta casa, ¿no?

De hecho, hasta subir hasta este cuarto, vimos a varios hombres que parecían fuertes con traje por varias partes. Si se lo dejamos a ellos, no seríamos necesarios.

—No, eso no es posible. Como dije, el día del crimen es mi concierto.

—¿Eh? Ahh, ¿te refieres a que ellos serán los que te protegerán durante el evento?

—Oh, no. Ellos son gran fans de mí, por eso, es más importante para ellos verme cantar y bailar que proteger el zafiro de tres mil millones.

—¡Que todos ellos se queden sin trabajo!

Que solicitud tan inimaginable era.

Es tan ridículo que me levanté de mi asiento.

—Espera, Kimitzuka.

Sorprendentemente, fue Natsunagi la que me detuvo.

—Ya que has depositado tu confianza en nosotros, ¿por qué no nos dices un poco más?

—¿Qué pasa? Estás muy proactiva.

¿Estás siendo positiva porque te llamaste a ti misma gran detective? No negaré que yo mismo soy caritativo… pero no significa que no me arrepienta de haberme involucrado más de lo que debería en algunos casos.

He vivido durante dieciocho años con esta constitución, si fueras esa detective invencible sería otra cosa, pero para alguien normal como Natsunagi creo que sería una carga pesada…

Al decir eso, Natsunagi se acercó y me dijo esto al oído

—No es eso. Ya sabes, es la solicitud de una chica que vive en una casa como esta. Así que eso significa….

Ya veo… Bueno, la recompensa podría ser una motivación.

—Ser detective no es un trabajo para ganar dinero, ¿sabes?

—Aunque digas eso, el dinero es importante, ¿no? No sabemos con que trabajo nos veamos envueltos en el futuro.

…eso es cierto. Habiendo vivido esos tres años, creo que entiendo la importancia del dinero mejor que nadie.

¿Eso significa eso que Natsunagi está preparada para por eso? De ahora en adelante, tal vez las cosas que viví esos tres años con Siesta, sean las que nos esperen. Es posible que no pueda llevar una vida normal. Esa resolución…

—Nuevo traje de baño…

—Hey.

Bueno, está bien. El dinero es importante, aunque nuestros objetivos sean diferentes.

No es que quiera ver el nuevo traje de baño de Natsunagi ni nada parecido (en verdad no lo es) que volví a sentarme.

Además.

Esta es una petición de nadie menos que de la idol, Saikawa Yui.

El tarareo de esa canción de hace dos años extrañamente empezó a sonar en mi cabeza.

—Así que eso es. ¿Así que está bien con que Natsunagi y yo tenemos que proteger la sala de tesoros el día del concierto?

—Ahh. Sí, eso suena bien.

Hey, responde correctamente. A pesar de acababa de ponerme motivado.

—Por cierto, ¿no sería mejor que la policía fuera la que se encargará?

—Intentamos pedir apoyo, pero no pueden hacer algo por solo un aviso.

……Eso también es cierto.

La policía normal sólo actúa después de ocurrió el accidente.

Pero si es por dinero…… no tendrían ningún problema, con todo el dinero que tienen.

—Sobornar a la policía es, como se esperaba, la idea de una persona pervertida.

—No he dicho nada todavía.

—Es cierto que también pensé en que, si no hay pan, solo tendría compraría las panaderías, pero…

—¡Una idea que sorprendería incluso a María Antonieta!

Tiene una cara bonita, pero es una chica que ya sabe cómo es el mundo.

Su figura sosteniendo la taza con su mano izquierda y sorbiendo elegantemente su té es envidiable

—Bueno es por esa razón que ahora les guiaré hasta la sala de tesoros.

Me levanté después de Saikawa, preguntándome de que razón hablaba, pero probablemente no sería capaz de tener una conversación útil.

Es solo que… bueno que más da.

—Hey, Saikawa.

Creo que es mejor quitarme está duda ahora.

—¿Por qué para esta solicitud la cliente eres tú, Saikawa Yui?

No el padre, ni la madre.

¿Por qué si la reliquia de la familia Saikawa va a ser robada ningún adulto asistió a esta reunión?

En respuesta a una pregunta tan obvia, Saikawa dijo

—Mis padres murieron hace tres años. Por eso el jefe de la familia Saikawa soy yo.

Me respondió con la sonrisa con la que aparece muchas veces en la televisión. Ser una idol es un trabajo odioso, pensé.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!