En el noveno día de haber llegado al Palacio Kagerou, en el pasillo del segundo piso…

—¿E-en serio vamos a hacer esto…?

—Por supuesto. No tenemos ninguna otra opción disponible.

Lily mostró una actitud bastante preocupada, a lo que la chica de cabello negro se mantuvo firme, hablando con su típica hermosa voz. Incluso de cara a la tensión y el peligro, la belleza de la chica nunca se estremecía. Ella era, en efecto, tan hermosa como siempre, pero sus mejillas estaban coloreadas en un rojo ligero, así como diminutas gotas de sudor caían por su cuello, haciéndola ver todavía más deseable sexualmente.

Y entonces, llegó una transmisión de otra chica.

“Esta es la azotea. No hay problemas aquí… El objetivo parece estar en medio de un baño. No puedo verlo adecuadamente debido al vapor, pero no hay movimiento…”

Lily empezó a reportar la información que justo acaba de recibir a la chica de cabello negro. Ella asintió, y les dio a las chicas que estaban en el piso, actualmente en espera, un pulgar arriba.

—Luces, ¿estamos listas? Número de cerradura, ¿está todo preparado?

Luego del chequeo final, la chica ajustó su cabello, diciendo La oportunidad es perfecta, mientras dirigía su mirada hacia el baño. Este Palacio Kagerou tenía un gran espacio para el baño, y un cuarto de baño, con las chicas usando ese espacio para el baño. Pero, ellas se estaban dirigiendo por una dirección diferente; el baño usado por el único hombre en la vecindad. Desde dicho baño, podías escuchar los sonidos de alguien tomando una ducha.

—0700, todas, es tiempo de atacar. —la chica de cabello negro repitió la misión una vez más— ¡Ataquen a Sensei mientras está en el baño!

Ellas eran el recién formado equipo espía “Tomoshibi”, y su jefe había llevado a cabo un método de entrenamiento bastante ilógico.

La razón de esto pasó hace cinco días, en la mañana del cuarto día desde que Lily y las otras llegaron. Las chicas de “Tomoshibi” estaban asombradas, mientras se sentaban en la sala de recepción del Palacio Kagerou. En preparación para la “Misión Insuperable”, una misión increíblemente peligrosa y arriesgada, Klaus iba a enseñarles… o eso se suponía que sería, pero el talento para enseñar de Klaus, o la falta de tal, se volvió completamente aparente, llevando a las chicas a otro punto muerto.

Cuando Klaus volvió a llamar a las chicas, él escribió “Derrótenme” en el pizarrón, y se marchó. Esto no solo estaba en el nivel de instrucciones poco claras. Solo Lily tenía una vaga idea de qué estaba tramando Klaus, habiendo salido con él el día anterior. Encima de eso, ella fue la primera en notar el cambio en “Palacio Kagerou: Reglas para una vida compartida”, las cuales habían recibido algunas nuevas reglas.

[Regla 28: Esas que logren saquen un “Me rindo” del Jefe pueden adquirir una recompensa.]

[Regla 29: Durante batalla, sin importar el momento, sin importar el método, todo está permitido.]

[Regla 30: Por último, es deseado al menos un ataque cada doce horas.]

—¿Qué diablos es esto?

Una de las chicas dejó salir una voz llena de confusión.

Otra chica más sentía lo mismo, y solo podía repetir las reglas en asombro.

—¿Es esta la nueva lección a la que él se estaba refiriendo…?

La última voz silenciosa pertenecía a una chica con su característico corte bob[1] pellirrojo. Ella tenía un cuerpo largo y delgado, y tenía 18 años. Con su encantador cuerpo, sin grasa excesiva para ver, y su calmada y relajante voz, ella daba una impresión fugaz y casi débil. Justo como un delicado marco de vidrio, ella podía romperse si uno usaba una mano muy firme en ella.

—Tal vez él quiere hacernos practicar cómo sería una batalla real… Negociaciones, amenazas, y seducción… Crear una situación donde puedas controlar libremente al objetivo… todo es necesario siendo una espía.

La chica pelirroja deliberó una explicación.

Las otras chicas podrían haberlo sentido esto inconscientemente, pero ella fue la que finalmente lo puso en palabras.

—Pero, “Sin importar el tiempo, sin importar el método”, ¿sabes? —la chica de cabello color negro hermosamente inclinó a un lado su cabeza en confusión— Incluso si es Sensei de quien estamos hablando, si lo atacamos siete a uno, incluso él no podrá defenderse. Incluso podemos atacarlo mientras duerme. O poner veneno en su comida para que así no pueda resistirse. De manera alternativa, podemos encontrar alguna debilidad crucial suya, y amenazarlo. Esto es un poco fácil, ¿no creen?

—Eso es algo apresurado…

La chica pelirroja entrecerró sus cejas.

—¿A qué te refieres?

—Él es uno de los mejores espías que hay, de acuerdo a sus propias palabras, y lo que nos ha mostrado… Él sabe perfectamente qué tipo de medidas usará otro espía…

 La chica de cabello negro lamió sus labios, y mostró una sonrisa.

—Ara, eso sí que suena interesante.

Más de la mitad de las chicas había tomado una reacción positiva a esta provocación de Klaus. Pero, una pequeña porción todavía no aceptaba esto.

—Esperen un segundo. Por qué todas están inclinándose a esto tan fácilmente. —la chica peliblanca habló en un tono dominante— Sé que es un espía estúpidamente bueno, pero él apesta como instructor, ¿cierto? ¿Van a hacerle caso así porque sí? No puedo confiar en él en lo más mínimo, ¿saben? Ni siquiera sabemos el objetivo completo de nuestro equipo, ¿recuerdan?

—Entonces, ¿no es esto bastante conveniente?

—¿Mm?

—Lo atacaremos, ataremos, torturaremos, y lo haremos decir “Me rindo”. Con eso, él tendrá que ceder con cualquier cosa que queramos de él. Podemos interrogarlo, y pedir un jefe diferente.

—Oh, eso tiene sentido.

En contrasta a la chica peliblanca, accediendo a esa idea, la chica de cabello castaño todavía no estaba completamente convencida.

—No, no, no. Amenazarlo durante una clase de esa forma es algo…

—Lily ya hizo algo de amenaza en práctica real, ¿sabías?

—¿Lily-san lo hizo?

—Sin mencionar que era sin relación a alguna clase o práctica.

—Eso es simplemente un crimen, ¿sabes?

—Solo hice que se bañara un poco en mi veneno, eso es todo…

Lily rascó su mejilla.

—¿En serio?

La chica de cabello castaño no sabía qué decir.

De cualquier manera, luego de una rápida reunión estratégica, las chicas decidieron tomar una actitud agresiva. Hasta ahora, ellas solo conocían una parte de las habilidades de Klaus. Pero todas ellas definitivamente sabían que él tenía suficiente talento para ser el jefe de su grupo. Sin embargo, si no poseyera suficiente habilidad para poder llevar a cabo la Misión Insuperable, entonces, tal y como Lily había planeado, “Tomoshibi” sería desmantelado.

Finalmente, la chica de cabello negro habló, mostrando un movimiento elegante mientras levantaba su dedo.

—Parece que nuestro plan de acción ha sido decidido. En mi honesta opinión, pienso que esta podría ser nuestra oportunidad. Estoy segura que Sensei debe estar desestimándonos. ¡Viéndonos como fracasos! ¡Vamos a darle una lección! ¡De nuestra fuerza! —la chica de cabello negro levantó un puño— ¡Completemos esto en diez segundos como máximo!

Las otras chicas estaban igualmente motivadas, levantando sus puños gritando un energético ¡Sí!

Como nota, su primer intento realmente solo duró diez segundos. Justo cuando Klaus salió de su habitación, cada chica lo atacó con cuchillos de entrenamiento desde el techo, a su izquierda y derecha, mientras corrían hacia él, rodeándolo, y eventualmente todas quedaron con sus pies atrapados en un cable. Cada una de ellas cayó de cabeza en la alfombra.

—… Esto ni siquiera vale la pena mi tiempo.

Klaus simplemente de manera indiferente les dio la espalda a ellas, y empezó a caminar por el pasillo. Desde ese entonces, ya nadie se quejaba del nuevo método de entrenamiento.

Mientras Lily estaba ocupada recordando el origen de toda esta situación, los labios de la chica de cabello negro estaban temblando. Si mirabas más atentamente, podrías ver rastros incluso de cansancio en su hermoso rostro.

—… Fufu, para hacerme quedar mal hasta tal punto… No me rendiré…

—Parece que estás empezando a tener rencores.

—A pesar de que lo estamos atacando todos los días, él básicamente está jugando con nosotras, así que por supuesto que eventualmente me pondría agitada.

Cinco días han pasado desde que el nuevo intento de clases había sido establecido, pero todo eso resultó en una fila de derrotas consecutivas en el lado de las chicas. Klaus no ha mostrado ni una apertura en lo más mínimo. Incluso cuando se estaba yendo a dormir, él se levantaba apenas una sola chica entraba a la habitación.  Incluso si ellas ponían una trampa en el pasillo por el cual eventualmente pasaría, él siempre la desarmaba en cuestión de segundos. Incluso si ellas lo atacaban de frente sin ningún truco absurdo, él desarmaba sus armas inmediatamente. ¿Seguir? Él las perdería inmediatamente. ¿Seducción? La chica de cabello negro intentó invitar a Klaus usando Sensei… ¿no vendrías a pasar un buen rato en mi cama esta noche?, pero él llegaría con un tablero de ajedrez, y luego de ocuparse de las chicas escondidas en la habitación, también se encargaba de derrotar a la chica realmente en una partida de ajedrez.

Encima de eso, cada vez que las chicas sufrían una derrota, él anunciaría fríamente Esto ni siquiera vale la pena mi tiempo, solo haciendo enojar incluso más a las chicas. Todo esto resultó en las chicas empezando a sentir hostilidad hacia Klaus.

… ¡Haré que retire todo lo que ha dicho!

Ya sin ni siquiera escoger sus métodos, ellas solo decidieron atacar a Klaus mientras tomaba una ducha.

—Pero, afortunadamente para nosotras, él simplemente está bañándose así nada más.

Lily tenía algo de duda.

En respuesta, la chica de cabello negro echó para atrás su hermoso cabello una vez más.

—En realidad, antes estaba actuando como si estuviera haciendo café, pero lo regué todo sobre Sensei.

—Ohh, eso explica muchas cosas.

—Fufu, los hombres son simples. Ahora mismo, él debe estar teniendo fantasías obscenas sobre cómo castigarme por mi torpe error. Su cerebro está lleno con mi apariencia en un uniforme de maid[2] mientras me disculpo diciendo “Maestro… lo siento…”, sosteniendo mis pechos, actuando toda seductora…

—¿O-ok? Realmente no lo entiendo, pero de seguro suena como un plan de un adulto.

Lily se perdió en lo que la chica estaba actuando en la última parte, y solo parpadeaba sus ojos en confusión, teniendo un ligero toque de admiración.

—Lily, no le creas a ellas así de fácil. Probablemente tiene una imagen de los hombres totalmente retorcida.

La chica peliblanca sentada a su lado no pudo evitar decir una muy necesitada respuesta.

A eso, la chica de cabello negro tosió.

—¿Qué hay de ti? ¿Terminaste tu propio trabajo?

—¿Por supuesto que lo hice? Ya la robé de su bolsillo.

En una actitud presuntuosa, la chica mostró una llave en sus manos.

—Perfecto~ —la chica de cabello negro sonrió— Espero esto con ansias. Durante su ducha, las luces se apagarán, las ventanas se cerrarán, y tres personas del sexo opuesto invadirán su habitación. Sin duda alguna él entrará en un estado de pánico. —la chica sonaba confidente, mientras escupía palabras altamente cuestionables desde un punto de vista moral— Diez segundos para nuestro ataque.

Junto a sus palabras, el equipo atacante, consistiendo de Lily y las otras dos, cerraron sus ojos. Los ojos se ajustan a la oscuridad cerca de 10 segundos después de estar cerrados. Justo después de que abrieran sus ojos, las luces en el piso y el baño se apagaron.

… ¡Que comience la operación!

Todas las chicas empezaron a correr hacia el baño. Con sus ojos ya acostumbrados a la oscuridad, ellas tenían sus ojos fijos, y la chica peliblanca fue la primera en llegar a la puerta. La puerta estaba cerrada con cerradura, tal y como se esperaba, pero ella ya tenía la lleva de dicha cerradura en sus manos.

—¿Eh?

Pero, su mano de detuvo.

—¡Apresúrate!

La chica de cabello negro apresuró.

—La puerta no se abre… Que extraño, ¿de pura casualidad agarré una llave falsa?

—¿Eh?

—No hay otra opción. Tiempo de tirar la puerta.

—¡Qué extrema!

La chica peliblanca pateó la puerta, abriéndola por completo, mientras caía en el suelo. Sin ella preocuparse del problema de tener que arreglarla luego, las chicas irrumpieron en el baño, con sus 10 metros en todas las direcciones.

Lily localizó a Klaus inmediatamente, directamente de pie con jabón en mano. Por suerte, estaba muy oscuro para Lily poder ver más de cerca su entrepierna. Aunque estaba algo preocupada por el poco tiempo perdido que sufrieron, los ojos de Klaus no deberían haberse acostumbrado a la oscuridad aún. Pero, sucedió justo cuando ellas querían moverse y restringirlo…

—¡Wah!

Klaus de repente gritó fuerte.

Con la diferencia de él normalmente hablando con una voz calmada, la oscuridad alrededor de ellas, y el baño haciendo la voz retumbar hasta sus oídos, las chicas titubearon. Klaus usó esta oportunidad para lanzar el jabón en sus manos. Con una puntería mortal, cayó en los pies de Lily, haciéndola resbalar.

—¡¿Ehhh!?

Gritó Lily, mientras su cuerpo se levantaba en el aire, chocando con las otras chicas, las cuales gritaron ¿¡Lily!? mientras ellas también colapsaban con ella.

Se dieron cuenta que estaban tendidas en el suelo, pero dicho suelo estaba resbaladizo debido al champú. Luego de en un punto toparte con la pared, las tres chicas intentaron levantarse, pero en medio de esta oscuridad, ellas ni siquiera sabían en qué posición quedaron, con sus piernas enredándose en las de alguien más, colapsando una vez más.

—¡Cá-cálmense, las dos! —la chica de cabello negro entró en pánico— ¡El objetivo no tiene ningún arma, o ropa! ¡Todavía tenemos una oportunidad!

—… Maravilloso.

Con mucha libertad en sus movimientos, Klaus se acercó a la ventana. Gracias a la chica ubicada en el tejado, las ventanas estaban cubiertas, las cuales ahora fueron destruidas por Klaus. Y ahora, los brillantes rayos del sol entraron al baño, eliminando la oscuridad.

—Admiro su persistencia. Sin embargo, su confabulación todavía sigue siendo insuficiente.

Klaus se giró para encararlas, con la luz del sol iluminando su espalda.

Todavía completamente desnudo.

—Traten a su objetivo como un animal salvaje. Acérquense como se acercarían a un venado que pasa por los pastizales, obsérvenlo como si estuvieran apreciando una ardilla hacer preparaciones para su hibernación. Todavía no están en un nivel donde puedan desafiar la Misión Insuperable.

—… Como sea, ve y ponte una toalla.

La chica peliblanca habló en un tono demandante.

—Es tal y como pueden ver. Un espía entrenado no se inmutará incluso cuando está siendo observado estando desnudo.

—Ponte una toalla.

—Más bien, deberían dejar de estar avergonzadas, y mirar todo lo que…

—Ponte. Una. Toalla.

Y así, Klaus se puso una toalla alrededor de su cintura. Por un segundo, Lily creyó ver una cara de decepción en su rostro.

—… Tengo varios puntos de mejora, pero la ejecución misma no estuvo tan mal. Atáquenme de nuevo dentro de las siguientes doce horas.

La chica de cabello negro dejó salir pequeña risa.

—Ara, ¿crees que puedes huir? Tiramos la puerta del baño, pero la puerta hacia la habitación donde te cambias la ropa tiene una clave numérica.

—Normalmente, se las estaría preguntando. —Klaus caminó pasando las chicas, colocando su mano en la puerta de la habitación de cambiado— Por suerte, tengo mi llave maestra.

En un abrir y cerrar de un ojo, la cerradura se abrió. No es que tener una llave maestra para una clave numérica tenga sentido, pero… Klaus no les dio ninguna explicación, y simplemente salió por la puerta, solo para darse la vuelta una vez más.

—–Por cierto, olvidé decirles.

—¿Mm?

—No me molesta la parte en la que me atacan como parte de sus lecciones. Sin embargo, que esta sea la última vez que me atacan por motivos impuros.

—¡Ninguna de nosotras tiene motivos como ese!

Mientras que no sabían si él estaba siendo serio o no, las chicas solo podían suspirar en derrota, mientras sufrían otra derrota consecutiva.

—¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh! ¿¡Por qué no podemos ganar contra él!?

—V-vi los… de Sensei… Ah… Uwah…

—Oye. Déjame estar a cargo la próxima vez, definitivamente haré que nosotras logremos derrotarlo.

—Reunir información es de máxima importancia. A menos que realmente encontremos una debilidad válida suya… Es demasiado aterrador.

Las chicas estaban conversando sobre su siguiente plan en el pasillo de la recepción. Sentándose alrededor de una mesa, estaban lanzando ideas de ataques y mejoramiento las unas a las otras. Ellas tenían que ahorrar la mayor cantidad de tiempo posible, ya que se les estaba acabando. Lograr crear otro plan de ataque durante las siguientes doce horas era obligatorio.

Por más extraño que parezca, el estilo de enseñanza de Klaus funcionó mejor de lo esperado. A través de batallas contra un espía de primera clase como él, las chicas estaban mejorando poco a poco.

—Pero, no tiene ningún sentido. ¿Qué fue eso de justo ahora? ¿Cómo pudo abrir la clave numérica así nada más?

La chica de cabello negro inclinó su cabeza magníficamente mientras preguntaba eso, a lo que otra chica respondió con un indiferente ¿Mm?

—¿Me hablas a mí[3]?

La chica con su cabello color azul plateado completamente desordenado, mostró una sonrisa arrogante. Por lo que notaron las otras chicas, ella era bastante evasiva y difícil de comprender. Tenía una estatura de cuerpo bastante normal, y tiene dieciséis años. Tenía una apariencia apropiada, pero no lo suficiente como para clasificarla como una belleza deslumbrante. Incluso con sus rasgos especiales y su estilo de cabello especial, ella no sobresalía mucho, pareciendo más bien distante.

—No actúes como si esto no te concierne… ¿No eras la responsable de la cerradura?

—No sé por qué. Puse una clave numérica en la puerta. A menos que ingreses los seis números, no debería abrirse.

—… ¿Qué tal si solo aceptas tu error?

—¿Eh? ¿Qué acaso el equipo de ataque no lo arruinó aún más?

—¡…!

Aunque era proficiente en su trabajo, ella también podía ser bastante arrogante si así lo quería. Como información adicional, ella era la única que abrió la extraña cerradura en su segundo día luego de moverse a este lugar. Antes de que la pelea pasara a más, Lily aplaudió con sus manos.

—Muy bien todas, lo que ahora necesitamos es trabajo en equipo, no un conflicto interno. Los lazos con tus compañeras, ¿saben? Así que calmémonos un poco. Les daré uno de los financiers[4] de clase alta que compré.

—Ara… ¡delicioso!

—Oh, sabe genial.

—Fufu, si quieren uno más, ¡adórenme como su “magnífica líder”!

—Si que se te suben los aires rápido.

Replicó alguien.

Si bien las chicas no sabían completamente los detalles, se decidió que ella sería la líder. Sin embargo, incluso si las chicas le preguntaban a ella la razón, la persona misma…

—Sí, ser el líder en serio que tiene consigo un tono magnífico y admirativo. Realmente me hace dar cuenta que el telón ha caído para el ascenso de la legendaria Lily-chan, fufu.

… Simplemente seguía riendo para sí misma, así que ellas se rindieron.

Dándole a la actitud “el mundo ahora me perteneces” de Lily una mirada de reojo, las chicas empezaron otra reunión estratégica. Era un problema diferente para discutir, sin una respuesta clara y fácil de estar cercar por aparecer, pero las chicas al menos eran apasionadas. Por supuesto, una gran parte de esta pasión se originó de la frustración y enojo hacia Klaus, pero también había un juicio claro en el interior.

Un ratio de mortalidad del 90%… ese número era aterrorizante para las chicas. Klaus les prometió que regresarían con vida, pero no tenían una base para depositar confianza en esas palabras.

—Todo lo que podemos hacer es profundizar nuestra coordinación. —la chica de cabello negro puso una opinión valiosa en juego— No creo que vayamos a ser capaces de completar la Misión Insuperable sin poder derrotar a un solo hombre.

—Hmpf. Bueno, esto es todo lo que podemos hacer por ahora.

La chica de cabello azul plateado dejó salir un resoplido arrogante, pero aun así estando de acuerdo.

Con una expresión de justo haber recordado algo, ella volteó a ver a la chica sentada, un poco lejos de la mesa, confortablemente en un sofá.

—Oye, has estado callada todo este tiempo… —ella le habló a la chica… nombrándola— Elna, ¿no tienes una opinión en esto?

Elna, la chica rubia, levantó ligeramente su cabeza.

Con un deslumbrante cabello rubio, y una piel blanca como la nieve, casi parecía una muñeca hecha por el hombre. Que vistiera un vestido de volantes era una de las razones para pensar eso. Encima de todo, que ella nunca hablara durante las conversaciones la hacía parecer todavía más a una muñeca. Como un miembro de “Tomoshibi”, ella es la que ha dicho menos palabras. Teniendo catorce años, ella era la más joven de todas. De forma reluctante, ella habló.

—… No, no es eso.

Esas fueron sus primeras palabras.

—Elna[5] estaba pensando constantemente en las palabras de Lily-oneechan.

—¿Mm…?

Lily inclinó su cabeza en clara confusión.

—Hablando sobre lazos y conexiones son solo palabras insinceras. Elna y todas las demás son espías. No deberían confiar en nadie más así de fácil.

Era una manera dura pero directa de expresarlo. Como resultado, en un movimiento, las chicas miraron a Elna. Ellas no lograban entender por qué mencionaría palabras como esas, capaces de destruir a todo el equipo, en un momento tan crucial. Sus ojos estaban llenos con dudas y criticismo.

—U-um, ¿quieres comer un finacier?

Lily forzó una amarga sonrisa, sintiendo el tenso ambiente.

—Elna no quiere ninguno. —Elna justo se levantó del sofá— Saldré a caminar ahora, adiós.

Elna anunció que no planeaba participar en la reunión. El grupo ahora estaba dividido entre aquellos miembros que miraban de forma estupefacta, y aquellos que claramente estaban insatisfechos con esto. En el centro de eso estaba Elna, sin detenerse a ponerles atención. No hasta que Lily le habló.

—Elna-chan, por favor pon algo de confianza en tus compañeras. Eso es lo que significa ser un equipo.

La chica se detuvo abruptamente, y se dio la vuelta.

—Si confías en alguien, pierdes. Eso es lo que significa ser un espía.

Sus ojos emitían una mirada congelante.

Después de que ella se había ido, silenció llenó la habitación.

Elna se escabulló del Palacio Kagerou, y caminaba por la ciudad durante el crepúsculo. Era solo una caminata normal sin tener un destino en mente. Mirando la locomotora de vapor del puente por el que pasó, ella quedó bañada en humo.

Comprando una crepa en un puesto alineado enfrente de la estación del tren, descansó su cuerpo frente a un músico callejero. Con las campanas de la iglesia sonando señalando las 6 en punto, sus hombros se estremecieron por el susto, y dejó caer la crepa por accidente.

La caja de música que ella quería operar para cambiar de ritmo se tragó la moneda, pero no se movió nada, y se tuvo que rendir luego de golpear la caja sin obtener ningún resultado. Realmente era una caminata sin ningún objetivo aparente.

En este mundo, existen dos tipos de personas:

“El tipo que no tiene problemas luego de separarse de las personas”

Y.

“El tipo que se arrepiente de sus acciones luego de separarse de las personas”

No hace falta decir que Elna pertenecía al último grupo.

Elna dijo demasiado…

Ella estaba sintiéndose toda deprimida por sí sola. Alejándose del frente de la estación de tren, caminó por un pequeño pasaje.

Todo lo que Elna quería decir era que “Espías deben dudar todo”, así que por qué todo terminó sonando tan rudo… Ella arruinó completamente el ambiente.

Había lámparas alineadas en el lado de la carretera principal, pero apenas uno se alejaba de ahí, se vería envuelto en oscuridad. Todo lo que iluminaba los alrededores era la débil y tenue luz del sol. Con hombros decaídos, Elna siguió caminando.

A este ritmo, Elna quedará aislada durante la misión…

Podría verse calmada y fría en el exterior, y en los ojos de su entorno, pero la dueña de esta personalidad era una persona bastante sensible. Al mismo tiempo, ella tenía una extraña gran cantidad de orgullo. Como una espía, ser aislada del equipo era lo mismo que invitar la muerte. Ella entendía eso en su interior, pero…

Encima de eso, Elna huyó porque se puso muy incómodo…

Caminar no era más que una excusa. Estaba muy atemorizada de que alguien respondiera, y huyó.

Elna tiene que apresurarse en regresar y disculparse… Disculparse con Lily-oneechan… Pero, si Elna se fuerza a sí misma, eso se verá envuelto en esto…

Ella sabía muy bien el plan de acción necesario, pero debido a su desorden de comunicación, sus pensamientos siempre iban detrás de su boca.

—Que infortunio…

Murmuró Elna, triste.

Y, en ese momento exacto…

—Oye, niñita. Detente por un segundo.

—¿Eh?

Alguien le habló a Elna, la cual se detuvo. Girando su cabeza hacia la voz, dos ominosos hombres con aspecto de delincuentes, y llenos de tatuajes, la miraban. Ellos abrían sus piernas mientras se le acercaban, bloqueando cualquier posibilidad de escape. Sin darse cuenta, había caminado todo el camino hasta el puerto. Ella había escuchado que la seguridad pública era prácticamente inexistente en el área donde los trabajadores del puerto vivían. El olor a alcohol y basura llenaban el aire, mientras que las casas estaban alineadas a lo largo del pavimiento, pareciendo como si estuvieran por colapsar.

Ella tenía la información en su cabeza. Que un pequeño grupo de trabajadores fugitivos del puerto se formaron en el área, y estos hombres posiblemente eran parte de tal grupo.

—Esas son unas vestimentas bastante burguesas las que tienes. Nos encantaría verlas por un momento, ¿así que podrías venir con nosotros al callejón?

—No… déjenme ir.

Intentó retroceder, pero otro hombre apareció justo detrás de ella, como un grupo de cazadores, tal vez. Elna maldijo su propio descuido. Pensar que sería rodeada antes de darse cuenta.

—No empieces a resistirte ahora. Solo piensa en esto como una ayuda de buena voluntad. Seamos amigos, ¿ok?

… ¿Amigos?

Elna inconscientemente empezó a hablar en respuesta a esa palabra.

—Oye, Señor… ¿Cómo planeas en que nos volvamos amigos…?

—¿Mm? Tendré que mostrarte a la fuerza, es todo lo que hay. —el hombre sacó un cuchillo de su bolsillo de pecho— Mira, niñita. Ahora quieres ser amigo del Señor, ¿cierto?

La punta del cuchillo se acercaba gradualmente a Elna. Para una chica joven como ella, esto debía ser lo suficientemente terrorífico.

—Que infortunio…

Su nariz se estremeció un poco.

—¿Mm?

—… Callejón … ¿ahí está bien?

Mientras Elna empezaba a caminar obedientemente, el hombre mostró una sonrisa desagradable.

—Ves, ahora somo perfectos amigos… justo como yo dije.

—……

Aunque era caos absoluto, también había algo de verdad en las palabras del hombre. Los humanos son una existencia fácilmente atraída a la fuerza. Con tal de determinar a compañeros dignos de confianza. Encontrar una persona con la que se puedan sentir tranquilos.

… Con tal de acercarse y convertirse amigos, tienes que mostrar tu propia fuerza.

Una vez te das cuenta, era una idea muy simple. Tiene perfecto sentido. No había otro método para ello. Completar el reto con el que tus compañeros estaban teniendo dificultades, eso lo solucionaría todo.

—Por cierto, ¿cuál es el nombre de tu padre? ¿Es el presidente de alguna empresa? ¿El miembro de un parlamento? De ser así, ¿crees que puedas introducirme con él?

—……

—No te quedas callada ahora, ¿ok? ¿Quieres perder esas lindas prendas justo aquí o algo así?

Habló el hombre, interrumpiendo los pensamientos de Elna.

Ahora estaba completamente rodeada por tres hombres. Ella llegó a este callejón por su propia cuenta, y ahora no tenía lugar para poder huir.

—Que infortunio… —murmuró suavemente— En serio, esto es lo que siempre pasa en la vida de Elna.

En un descuido, ella se nombró a sí misma, pero los hombres estaban muy ocupados echándole miradas que ni siquiera prestaron atención. Por tanto, Elna continuó hablando… para robar tiempo hasta el momento crucial. Su nariz se estremeció de nuevo como si se moviera.

—Siempre viéndose envuelta en eso, haciendo sus rondas. Accidentes, gritos, calamidad.

—¿Qué estás murmurando-

—Pero, Elna lentamente está empezando a entender. Ella puede comprenderlo un poco. Los lugares y el momento que estos infortunios ocurren.

El momento… llegó. El sentido del olfato de Elna así le dijo.

—Nombre clave “Gujin[6]” … Es tiempo de hacerse amigos y matar.

Elna miró al cielo.

Los hombres a su alrededor hicieron lo mismo en burla. Justo después de eso, temblaron de miedo.

… Una lluvia de ladrillos cayó sobre ellos.

Varias docenas de ladrillos, caían como gotas de lluvia. Cuandos los hombres agitaban sus respiraciones, no estando seguros cómo reaccionar, Elna ya se había movido. En la esquina que ellos estaban, había edificios hechos de ladrillos, todos viejos. A veces, causado por la lluvia o el viento, ladrillos se caían de las paredes exteriores… Elna había captado este presagio, mientras las piernas de los hombres no se estaban moviendo.

Por lo tanto, ella llegó primero al lugar seguro más cercano, solo para girase hacia los hombres, a punto de ser tragados por esta lluvia mortal.

—Adiós, Señor.

Ella les lanzó una mirada de desprecio final.

En el momento que Elna regresó al Palacio Kagerou, Lily gritó.

—¿¡Y toda esta suciedad!?

Todo el cuerpo de Elna estaba cubierto en mugre en tan solo estas pocas horas en las que ella estuvo fuera. La orilla de su falda se había rompido en varios lugares, mostrando sus blancos muslos. Parece no haber sufrido ninguna herida, pero aun así ella tenía en un aspecto horrible. Totalmente contrario a la preocupada Lily, Elna no podía estar más calmada.

—Pasó lo mismo de siempre.

—Incluso si solo dices eso, esto es simplemente…

Sin embargo, antes de que Lily pudiera terminar lo que estaba diciendo, Elna murmuró.

—Dejen el siguiente ataque a Elna.

—¿Eh…?

—Elna cuenta con su ayuda.

Dejando solo esas palabras, Elna subió las escaleras, desapareciendo de la vista de todas. Todo lo que Lily podía hacer era ver esa solitaria espalda desde atrás.

—¿Ella va a estar bien…?

Se suponía solo iba a ser un murmuro para ella misma. Sin embargo, por sus pies-

—¡No estará bien en lo absoluto~!

Se escuchó una voz. Mientras la espalda de Lily se erguía de la impresión, ella bajó su mirada, solo para encontrarse a una niña pequeña.  Parecía estar feliz, como si su broma hubiera sido un éxito, ya que mostraba una sonrisa sincera. Su cabello tenía un fuerte tono rosa. Al igual que Elna, ella era la más joven con sus catorce años. Teniendo el cabello ondulado, constantemente tenía una apariencia pura e inocente. Ella tenía la amabilidad de un ángel si fuera a ser convertida en una pintura.

—La grandiosa yo[7] fue a la misma institución que Elna-chan por un periodo de tiempo. ¡Es por eso que escuché rumores! Que ella es una chica increíblemente desafortunada.

La chica saltó mientras explicaba.

Casi como si estuviera urgiendo a alguien para que ella dijera lo que sabía.

—¿Desafortunada? Un término bastante no científico, ¿no crees?

—Pero, ¿parece ser la verdad? Un amigo de la gran yo incluso tuvo un accidente. ¡Debido a eso, Elna-chan fue enviada a otra institución!

Habló ella bastante alegre a pesar de ser un tema serio.

Esta parecía ser la razón por la que Elna fue tratada como una niña problemática. Lily misma sabía exactamente como se siente eso, incapaz de ayudar a sus compañeros, permaneciendo solo como un fracaso.

—Mmm… suena bastante triste…

—¿Qué suena triste?

—¿Eh? ¿No era este el punto de la conversación?

—¡Sigue escuchando! —la chica con cabello rosa saltó hacia Lily, susurrándole en el oído— …Si pasas tiempo con Elna-chan, te verás envuelta en un accidente. Esto no la convierte a ella en una asesina, sino más como un guardián que usa muertes accidentales. ¿No es este el tipo de asesinato definitivo?

Los ojos de Lily se abrieron ampliamente al escuchar la explicación de la chica. Era tan científicamente no aprobado, pero aun así la cruda verdad. Ella invocaba desgracias, y se las daba a otros… si ese es realmente el caso, eso la haría la asesina perfecta. Sin usar un arma, sin dejar atrás ningún rastro, haciéndolo parecer un encuentro casual… y ocupándose del objetivo. Pensando eso, un escalofrío subió por la espalda de Lily.

—Una especialista en calamidades accidentales… ¡eso es lo que es Elna-chan!

Las palabras de la chica eran menos alentadoras, sino que eran más aterradas que nada. Exactamente qué sería capaz de lograr ella si usa esta fuerza para sus propios deseos…

Ese día, Klaus salió del Palacio Kagerou. De acuerdo a la información reunida por las chicas, los patrones de vivir día a día de Klaus se convertían más y más claros. Justo después de despertar, pasará ejercitándose por un largo tiempo en la sala de entrenamiento, seguido de una ducha. Una vez que haya desayunado, básicamente pasaría el resto del día leyendo documentos sospechosos y así hasta que se ponga el sol, enviando telegramas a la Cuartel General de Espías. Luego de eso, saldría a completar misiones en varias ubicaciones. Fundamentalmente, cocina su propia comida, usando la cocina del Palacio Kagerou, y luego la comería en su propia habitación. Una vez cada varios días, saldría a la ciudad para comprar ingredientes y otras necesidades.

Elna estaba siguiendo a Klaus, y le habló en la tienda de artículos de arte.

—Sensei, que coincidencia…

—Sí, tienes razón. —en la mano de Klaus se movía la bolsa plástica que estaba cargando— La otra noche, Lily tropezó en mi pintura, y arruinó todo, así que tuve que comprar nuevos suministros. ¿Estás sola?

—Es el turno de Elna para salir de compras. Los otros miembros están ocupados planeando el siguiente ataque.

—¿Es así? Lo espero con ansias.

—Sí…

—…

—…

—…

—…

Así que ese es el fin de nuestra conversación…

Además de la silenciosa Elna, Klaus nunca ha sido una persona que conversa mucho. Por tanto, no era sorpresa que no naciera una conversación apropiada mientras los dos caminaban uno junto al otro. De acuerdo al plan que Elna creó, ella tenía que invitar a Klaus a caminar por la ciudad. Pero, simplemente las palabras “Por favor acompaña a Elna en su viaje de compras” no salían sin importar qué. Una habilidad crucial de un espía era la seducción, pero solo las negociaciones como estas eran un gran paso para ella.

… A este ritmo, el objetivo volverá a casa, Elna entró un poco en pánico.

—¿Y qué estás comprando?

Habló Klaus primero.

—¿Eh?

—Fuiste enviada a comprar cosas para las chicas, ¿cierto?

Apurada por Klaus, Elna tenía que hablar.

—In-ingredientes. Luego de eso, algo de jabón, y un reloj de alarma. Dado que se rompieron un poco las cortinas, también algo de tela. Si ella encuentra algo lindo, entonces incluso un pijama para Elna.

—Va a ser difícil cargar todo eso por tu cuenta. Déjame y te ayudo.

Y pensar que el objetivo ofrecería una mano amiga. Elna estaba agradecida por este desarrollo repentino, y así ellos caminaron por el callejón.

Pero… Elna lo lamenta. De ahora en adelante, Sensei se verá envuelto en los infortunios de ella.

Aunque no se sentía muy cómoda usando la amabilidad de él de esta manera, no se podía evitar. Para alguien viviendo en un mundo donde engañar y ser engañado eran cosas del día a día, él no la llamaría despreciable.

En ese mismo momento, la nariz de Elna se estremeció, mientras notaba esa “Escencia”. Esta tendencia al infortunio… en realidad se originó de un diagnóstico psiquiatra. Desde que ella era una niña, estuvo plagada de infortunios continuos y eventos malafortunados. Nació en una casta superior de la aristocracia, pero la residencia donde vivía se vio envuelta en un incendio, en el cual perdió ambos padres.

Todavía seguir con vida podría ser la mayor suerte que ella ha tenido. Sin embargo, luego de verse envuelta en tal desgracia y eventos increíbles, Elna se volvió capaz de sentir este infortunio. Con una esencia… o más bien, su sentido del olfato. Aunque no sabía qué tipo de lógica operaba detrás, ella podía oler el momento en el que el infortunio se activaría.

Elna abrumará al invencible Sensei. Lo hará sufrir. Luego, ella será respetada, elogiada, y finalmente, podrá hacerse amiga con todas… cumplir su sueño.

Guiando al objetivo sin que este supiera, Elna sonrió suavemente.

Nombre clave “Gujin” … Es tiempo de hacerse amigos y matar.

Sucedió mientras llegaban a una calle más grande. Un carro color negro azabache conducía directo hacia ellos a una velocidad demente. Lo más seguro era un vehículo fuera de control. Habiendo sentido una premonición antes de esto, Elna rápidamente brincó hacia atrás. Incluso si se veía envuelta en algún tipo de infortunio constantemente, ella siempre podía evitar algo fatal si tenía sus habilidades como espía.

Que infortunio… Elna pensó para sí misma. Elna se preguntaba qué sucedería, pero pensar que sería un carro fuera de control. Tal vez ella fue demasiado lejos…

Incluso si recibía un presagio antes de que ocurriera el acontecimiento, ella no podía saber los detalles exactos de lo que ocurriría. El carro no disminuyó la velocidad en lo más mínimo, mientras seguía pasando por la acera. Debido a la repentina tragedia, lo más seguro es que Klaus fue incapaz de reaccionar, y no se movió en lo absoluto. En cambio, ambos escuchaban los gritos de los otros peatones. A eso, Elna cerró sus ojos, intentando soportar dichos gritos. El carro y Klaus chocaron el uno con el otro… y su cuerpo fue lanzado en el aire. Ella escuchó algo abrirse con un estallido. Luego de que el carro colisionara con Klaus, giró, y se detuvo lejos de la acera. Las marcas negras de los neumáticos quedaron marcadas en la acera, como evidencia de este choque. Al mismo tiempo, el cuerpo de Klaus seguía volando en el aire, girando sin ningún tipo de fuerza, hasta que…

—Mm, eso fue peligroso.

Él hizo un aterrizaje perfecto 10/10.

¿¿¿Mmmmmmmmmmmmmmmmm???

Elna no podía creer lo que vio. El hombre, habiendo sido golpeado por un vehículo fuera de control, no había sufrido ninguna herida. Sin sangre escapándose por ningún lado, sin heridas externas, ni siquiera estaba para nada asustando. Klaus simplemente juntó sus manos, acercándose a Elna.

—¿Te heriste en algún lado?

—Se-sensei, ¿estás bien?

—Me pregunto. Él no debe haber sufrido ninguna herida grave. Aunque me gustaría darle una regañada, mejor dejemos eso a la policía. Los espías no deberían sobresalir mucho.

—¡Elna se refería a Sensei, no al conductor!

Solo basta con verme, es lo que probablemente Klaus quería decir, mientras caminaba calmadamente al frente. Olvídense de alguna herida, ni siquiera se podía encontrar un grano de polvo en su ropa. En el momento que lo habría atropellado el carro, probablemente saltó el capó del carro. Si hubiera arruinado su sincronización incluso por un segundo, hubiera sido una muerte instantánea.

Elna miraba el carro. ¿Cómo simplemente giró de esa forma? ¿Qué fue ese sonido explosivo que sonó en el instante del contacto?

—Le reventé un neumático. —como si notara las dudas de Elna, Klaus empezó a explicar— Si seguía de esa manera, hubiera resultado en varios heridos o muertos, sin duda alguna.

—¿En ese momento…?

—¿Quieres saber?

—Elna está bien, gracias.

—Simplemente había que golpear el neumático, eso es todo.

—Elna no esperaba nada y aun así fue decepcionada.

Mientras los dos intercambiaban una charla ociosa, Elna recordó el por qué si quiera ellos estaban aquí. El hombre justo a su lado era un monstruo, diferente en gran medida a cualquier ser humano normal. A pesar de casi ser atropellado por un carro, él no sufriría ningún daño.

Pe-pero, ¡la esencia de infortunio todavía sigue aquí…!

Todavía no era el momento para empezar a sentirse culpable. Tal vez una continuación de eventos desafortunados eventualmente podría herir al hombre…

La asunción de Elna era correcta. A cualquier lado que ellos fueran, Klaus evitaba cualquier desgracia inminente.

Mientras caminaban por un callejón, una olla con agua caliente calló de uno de los puestos. Elna logró esquivarlos gracias a su premonición, pero para Klaus era demasiado tarde. En cambio, él usó su abrigo de cuero para formar una tapa y atrapó la olla. Si acaso un poco de agua salpicó fuera de la olla.

Una vez llegaron al distrito residencial, se toparon con un gran perro feroz. Aunque ellos no sabían qué hicieron para enfadarlo tanto, apenas cruzó mirada con Elna, mostró sus colmillos, saltó hacia ella, y las cadenas que lo amarraban se rompieron. Con una velocidad que claramente sobrepasaba a un humano corriendo, pronto llegaría donde ella.

—Que perro tan energético.

Klaus simplemente pasó de manera suave la palma de su mano debajo de la quijada del perro, lo que hizo que se volviera completamente dócil. Por suerte, ya que Lily ni siquiera tuvo el tiempo para huir, y sus piernas temblaban por el miedo.

Caminando por un callejón, ocurrió un evento similar al del día anterior con los rufianes, y los ladrillos de un edificio viejo se cayeron. A esto, Klaus…

—Esto no es bueno.

Dejó salir una rara voz de humillación, pero…

—Por casualidad fallé con uno.

Realmente no era la gran cosa. De todos los catorce ladrillos que cayeron, él no logró atraparlos todos… pero ese fue el único fracaso. Incluso tuvo la libertad de proteger a la chica colgada a su cintura.

Este hombre… realmente es un monstruo…

Elna lo fulminó con la mirada, pero la expresión de Klaus era tan calmada y serena como siempre.

A como pasaba el tiempo, Elna empezó a sentirse un poco deprimida, mientras que el objetivo estaba igual de energético que siempre. Más bien, ni siquiera tuvo la molestia en quejarse de estar envuelto en estos espectáculos consecutivos de infortunios, mientras seguía ayudando con las compras de Elna. Él debía haber estado limitado con el equipaje que estaba cargando, pero esto si acaso tuvo algún afecto.

Al mismo tiempo, Elna de nuevo tuvo que tomar conciencia a cierto aspecto. Que su propio poder era asqueroso y repulsivo.

Elna en serio es una persona aterradora…

Normalmente, ella no podría percibir una esencia de infortunio así de seguido. Encima de eso, siempre que la olía, huir era lo más natural por hacer.

No sería extraño que una persona normal sufriera heridas graves luego de todo lo que ha pasado…

Cada vez que ella se encontraba con este infortunio, caería en una alucinación, y escucharía susurros directo en su oído.

… Esta tragedia ocurrió por ti. Eres la que causa esto.

Esta vez tuvo suerte porque tenía a un monstruo justo a su lado. Sin embargo, ¿qué pasaría si en su lugar fuera una chica joven igual que ella? ¿O un miembro de “Tomoshibi”? ¿Todavía seguirían siendo amigas de ella? No, ¿qué pasaría si este hombre se diera cuenta del poder que ella tiene?  ¿Simplemente la abandonaría?

Tal vez renunciar a querer volverme más cercana a alguien podría ser la mejor opción…

“Es mejor que no te acerques a esa chica”

En la institución educacional, ¿quién era que esparcía rumores como eso? Y, ¿cuánto tomaría hasta que las demás de “Tomoshibi” empezaran a esparcirlos?

—Muy bien, esto debería ser el final del viaje de compras.

Mientras Elna estaba perdida en sus pensamientos que le representaba un peso, Klaus habló, trayéndola de vuelta a la realidad. Todas las cosas que ella había comprado ya estaban en la bolsa, y Klaus estaba por salir de la tienda, sosteniendo un detergente en sus manos… Aunque todavía no le había dado ningún trabajo duro a su objetivo.

—S-sí. Pero, todavía queda un lugar que Elna tiene que vi…

—¿Podemos ya parar con este acto?

Klaus dejó de caminar.

Cuando Elna levantó su cabeza en asombro, sus ojos se cruzaron con los de Klaus, mientras él miraba hacia abajo. Ella podía sentir un escalofrío correr por su espalda, y con sudor frío por todo su cuerpo.

—Eh…

Una ridícula cantidad de presión la golpeó, mientras que inconscientemente dejó caer las compras que ella sostenía, regándolas en el piso.

—Elna, he escuchado sobre tu habilidad por parte de tu instructor de tu anterior instalación educativa. “Una chica capaz de atraer infortunios”, ¿cierto?

—¡…!

—Finalmente lo entiendo. La verdad detrás de esa advertencia.

Lo supo todo este tiempo. Todas sus acciones hasta ahora fueron solo un acto. Ya había visto a través del plan de ataque de Elna. Lo más seguro él solo estaba siguiéndole la corriente para probar la verdadera habilidad de ella. Y ahora, se giró hacia Elna, extendiendo su mano.

El escenario de Klaus botando a las chicas de “Tomoshibi” inundaron la cabeza de Lily. De manera reflexiva, ella cerró sus ojos.

… Este es el fin.

—Simplemente estás siendo mal entendida por todos.

Ocurrió exactamente lo opuesto a la suposición de Elna. Klaus solo empezó a acariciar su cabeza.

—Este es tu verdadero infortunio. Una chica con tal talento escondido no recibe su debida evaluación.

—¿E…eh…?

Incapaz de comprender la situación, Elna dejó salir un quejido estupefacto.

—Bien hecho.

En frente de sus ojos, Klaus mostró una sonrisa cariñosa.

—Eres… la más afortunada de todas.

Esas palabras traspasaron vastamente la capacidad de entender de Elna. Bajo esta mano suave y cálida, ella recordó las palabras de cierto psiquiatra.

“Muy bien, pequeña dama, ahora te daré los resultados de mi diagnóstico”

“Tendencia a infortunios… llamémoslo así por conveniencia, pero tal tendencia ilógica realmente no existe”

“Más bien, está fuertemente vinculado a una tendencia de autolesión, creo”

“El incendio en tu residencia… recuerdo eso. La única sobreviviente de eso no fue otra más que tú”

“Como resultado, tienes esta idea en tu cabeza de “Que yo sea la única que sobrevivió es injusto”, ¿ves?”

—“Es por eso que anhelas ser castigada. Inconscientemente”

“Personas con este deseo de autolesión con frecuencia se cortan sus muñecas de esta manera, incluso más cerca en este caso. Así como estas personas se atormentan a sí mismos con autolesiones para no cometer suicidio inmediatamente, tú también te das a ti misma estos castigos constantes, pero no recibirás el castigo definitivo; la muerte. No es más que una medida para darle tranquilidad a tu mentalidad. Tienes una tendencia a autolesionarte, pero no eres suicida”

“Al haber sobrevivido esta tragedia, puedo salvar incluso a más personas de las que se perdieron ese día… Desde un punto de vista de otra persona, ese deseo mismo es una gran autolesión”

“No puedes seguir culpándote a ti misma. Porque eso dará a luz esta tendencia a autolesionarte”

“Sin embargo… lo más probable es que seguirás repitiendo ese ciclo”

Probablemente esa era una explicación lógica para la habilidad de Elna. Ella misma se dirigía hacia infortunios. Buscaba este infortunio inconscientemente, empujando su consciencia hacia eso. Inconscientemente, ella buscaba infortunios para castigarse a sí misma, se daba cuenta de esto, y se dirigía ahí.

Él le dijo que no se culpara a sí misma, pero algo estaría mal si ella no lo hiciera. Si solo se hiciera daño a sí misma, sería una historia diferente. Sin embargo, durante estos eventos desafortunados que ocurrían alrededor de Elna, de manera inconsciente ella atraía a personas hacia dichos eventos. Incluso si la persona a su lado fuera lo más amable posible con ella. Por lo tanto, siempre pensaba de sí misma como fea y sucia. ¿Cómo podía alguien como ella lograr hacer amigos en la institución educativa?

Con todos estos factores en mente, todavía no podía entender por qué el hombre enfrente le daría palmadas en la cabeza de manera tan amable.

—Gracias a ti, muchas personas han sido salvadas. Si no estuviéramos aquí, el carro podría hacer atropellado otras personas. Si no hubiéramos pasado por el callejón, la olla con agua hirviendo podría haber quemado una persona que estuviera pasando abajo. Lo mismo con el perro, un niño inocente podría haber estado ahí en lugar de nosotros, y hubiera sido mutilado hasta morir, o una mujer pudo haber sufrido la lluvia de ladrillos.

—¿Eh?

Elna dejó salir una voz de asombro.

La principal razón para eso fueron las palabras del hombre. Todos los eventos que ocurrieron hoy hubieran sucedido incluso si Elna no hubiera estado presente. Si Klaus no los hubiera contrarrestado, definitivamente hubiera habido víctimas. Bajo la guía de Elna, Klaus estuvo salvando personas. Ciertamente no sonaba mal en la cabeza de ella, pero…

—¡To-todo eso fue coincidencia! —sin embargo, Elna trató de resistir— ¡Algo secundario! ¡Elna estaba guiando a Sensei con tal de hacerle daño! ¡Hacerlo que se cansara, para que así las otras tuvieran una mejor oportunidad de derrotarte! ¡Salvar personas solo ocurrió durante ese proceso!

Ella soltó la totalidad del plan, sin siquiera saber por qué se puso así de agitada.

—¡Elna está plagada con infortunio, y es siniestra, alguien que debe ser odiada! ¡No alguien a quien le darías palmadas en la cabeza y tratas como a un niño! ¡Lo único que está parado a tu lado es un demonio, que le causa infortunios a las personas para sus propios beneficios!

—¿Aunque no estuve envuelto en ningún infortunio?

—Eso es…

—Mm, tienes un poco de polvo en tu cabello.

Con su típica actitud relajada, Klaus puso su mano en la cabeza de Elna nuevamente.

¿Por qué él simplemente puede tocar a Elna así… sin la más mínima duda…?

Entrando en pánico por esta mano en su cabeza, ella la apartó.

¡Él pasó por tantos infortunios, y todavía es así de considerado con Elna! ¡Sabe de la fuerza de ella, de sus malas intenciones, y simplemente se mantiene igual de calmado que siempre! Como si una persona así de ridícula así fuera a…

—Elna, ¿qué sucede? —preguntó Klaus— ¿… Estás llorando?

—……… rando.

—¿Mm?

—¡Rando!

—¿Rando?

—¡E-Elna no está… llorando…!

—Ya veo.

Klaus tenía la suficiente simpatía como para no señalar la verdadera realidad.

Notando eso ella misma, Elna tuvo este cálido sentimiento dentro de su pecho.

—Como sea. Tu suerte, tu fortuna ha salvado a las personas de este país. Te daré una recompensa. ¿Hay algún lugar que quieras visitar?

Elna sacudió su cabeza de un lado a otro ante la pregunta de Klaus.

—¡Cómo podría Elna saber eso!

—Aunque, ¿estoy preguntando lo que desearías?

—Es… la primera vez. —Elna limpió las esquinas internas de sus ojos— Salir en una cita con alguien, Elna nunca ha hecho eso en toda su vida.

—… Ya veo. Entonces, seré tu acompañante.

Sin rechazar la cita, Klaus empezó a caminar. Él se había olvidado completamente sobre el ataque.

El pastel el cual Klaus dijo que “No hay mejor tarta de queso en toda la República de Deen” tenía un sabor bastante peculiar. Al principio, Elna estaba un poco ansiosa en este restaurante subterráneo con sistema de membresía, pero una vez que se llenó la boca con la recién mencionada tarta de queso, su expresión tomó un cambio de 180 grados. Incluso mientras todavía como la hija millonaria de una familia noble, ella nunca antes había comido dulces tan deliciosos. Antes de darse cuenta, se había comido toda la tarta. Luego de que Klaus terminara su propia tarta, ordenó otra.

—… Cuando todavía era joven, fui traído aquí por mi profesor. Como una recompensa.

Era raro que el hombre hablara de su propio pasado. E incluso un individuo tan misterioso como él tiene alguien al que se refiere como “Profesor”. Sintiéndose extrañamente feliz por esto, Elna también empezó a hablar.

—En realidad, ¡Elna tuvo que pasar por muchos problemas! El primer día que ella llegó al Palacio Kagerou, su transporte se vio envuelto en un accidente, lo que hizo que perdiera el siguiente bus, y cuando finalmente logró tomar el bus que era, ¡se ponchó!

—Sí que puedes habar libremente ahora.

—Qu-que lo digas simplemente lo hace más vergonzoso.

—No, entiendo de lo que estás hablando. En frente de las personas que soy cercano, como la familia, puedo hablar igual que un libro abierto.

—¡Somos compañeros!

Mientras los dos tenían una conversación agradable, Elna sintió una estimulación fuerte en sus cavidades nasales.

… La esencia de infortunio. Y una fuerte.

Klaus notó que algo estaba mal, y preguntó: “¿Pasó algo?”

—Na-nada…

Elna dudó.

Si Elna le dice a Sensei, él podría ir ahí…

Todo lo que la chica podía sentir, o más bien, oler dónde iría a ocurrir algún tipo de infortunio, pero no sabía los detalles exactos. Era simplemente esta sensación de que le podría ocurrir a ella. Normalmente, esta “esencia” tenía un olor irritante, algo a lo que nunca se acercaría por sí sola.

Pero… con Sensei todo debería estar bien, ¿cierto…?

Ella quería probar. Si la persona justo en frente de sus ojos era la persona que permanecería a su lado. Era un pensamiento egoísta e infantil, eso lo sabía. Pero, el deseo de probar que Klaus era una persona la cual ella podía confiar era aún más fuerte.

… Al final, él mismo podría separarse de Elna. De no ser así, ella quiere averiguarlo lo más rápido posible.

Elna dejó de pensar, y levantó su cuerpo.

—Sensei, hay un lugar que Elna quiere visitar.

Los dos se dirigían a un callejón vacío, con almacenes alineados pertenecientes al puerto. El día pasó rápidamente, y mientras que era la puesta del sol, el mercado ya estaba cerraba, y solo se podía escuchar las olas chocando con el muelle. El océano, el cual ya tenía un tono azul oscuro durante mediodía, se veía incluso más ominoso ahora en la noche. Todos los contenedores que no se metían en los almacenes, eran apilados fuera, construyendo una sombra que asemejaba un castillo.

Elna sostenía su nariz con las dos manos. Una “Esencia” muy distinta le llegó, la esencia de un infortunio que solo ella podía notar. Su corazón estaba palpitando tan duro que pensaba que Klaus podría oírlo. Siempre y cuando la necesidad no lo ameritara, la chica nunca se acercaría al infortunio por cuenta propia. Ella no tenía idea de lo que pasaría de ahora en adelante. Cuando empezó a mantener su respiración, Klaus dejó de caminar.

—Elna, estoy seguro de que ya lo sabes… —él empezó a hablar— Pero, estamos rodeados.

Ella no lo había notado. En ese mismo momento, varios hombres aparecieron desde las sombras del almacén. Para ser exacto, eran ocho hombres, todos cargando pistolas. Todos con expresiones salvajes en sus rostros, no pareciendo un grupo agradable con el que charlar.

—¿Quiénes son ustedes?

Klaus presionó en su expresión.

Uno de los hombres, con un tatuaje en su rostro, habló con una voz profunda y amenazadora.

—No se muevan. Tenemos un rehén.

—¿Un rehén?

—Sé quiénes son. Eres la hija millonaria del miembro congresista de este distrito, y su guardaespaldas, ¿cierto?

Klaus inclinó su cabeza en confusión.

—¿Una hija millonaria? Deben tener a la persona equivocada.

—Ja, eso pensé que dirías. Pero, ya lo revisé.

Los otros hombres a su alrededor dejaron salir risas feas.

—La hija de un miembro del Congreso no huiría y dejaría morir un civil, ¿cierto? No tiene sentido que se hagan los tontos. Tengo toda la información que necesito sobre ustedes.

Aparentemente, este rehén era un civil. Elna no logró entender lo que estaba ocurriendo, así que miró a Klaus.

—¿Qué está sucediendo?

—No lo sé. Deben estar confundiéndonos… Pero, no parece que vayan a escucharnos.

En realidad, a lo que se veía, estos hombres solo confiaban a su propia información. Temerosa, Elna empujó su cuerpo contra Klaus.

—… Sensei, ¿puedes ocuparte de ellos?

—…

—¿Sensei?

Klaus dejó salir un suspiro.

—Sí, eso no va a suceder.

—¿Eh?

—Parece que la parte del rehén era en serio. Por ahora solo podemos rendirnos.

La voz de Klaus se enfrió de inmediato.

La visión de Elna se tornó oscura. Ella no había anticipado esto. Esto era muy desafortunado. Por su parte, no podía resistirse, y Klaus igualmente levantó sus manos, mostrando que no tenía intención de defenderse.

—Átenlos con las cadenas. —escupió el hombre con el tatuaje— Todos sus cuerpos, pónganles candados, y suéldenlos.

Al mismo tiempo, Elna no se perdió un débil soplo que salió de la boca de Klaus. Las cadenas que los hombres trajeron eran cerca de un centímetro de grosor. Romperlas sería algo imposible, sin duda alguna. Encima de eso, les pusieron un candado, haciendo inútil la llave maestra. ¿Era posible que, por pura coincidencia, estos hombres usaron las medidas perfectas contra Klaus?

Puro infortunio… Elna solo miró al cielo.

Todas sus pertenencias fueron robadas, y los dos fueron forzados a entrar a un carro. Luego de un viaje de dos horas, llegaron a una pequeña cabaña lejos de la ciudad. Posiblemente esto sería su escondite. Sin importar cuánto gritaran, nadie los escucharía. Klaus se mantenía en silencio mientras los hombres preguntaban, sin mostrar ninguna señal de querer rebelarse.

—Se quedan acá hasta que llegue el Jefe.

Estaban dentro del almacén de la cabaña, y la puerta fue cerrada desde el exterior. Una vez ambos se sentaron, se dieron cuenta que era un lugar bastante estrecho y confinado. Sin ventanas, estaba totalmente oscuro. Al lado de Elna, Klaus empezó a mover su cuerpo, a lo que el guardo dio un grito amenazador.

—¡Te mueves y eres hombre muerto!

Esta sala de almacenamiento tenía una pequeña abertura, muy pequeña para ser una ventana, donde un hombre los fulminaba con la mirada.

—Abrirlo por mí mismo no funcionará, eh. —Murmuró Klaus— No puedo mover debidamente mi cuerpo, no hay una ventana por la cual escapar, y el guarda tiene una pistola. Lo más seguro algún comunista perteneciente a un revolucionario, pero su trabajo es muy bueno. ¿Quiénes son ellos?

Aparentemente, él intentó desbloquear el candado, lo que terminó en un fracaso.

—¿Qué hay de los otros miembros? Tu plan era atacarme cuando cayera víctima del cansancio, ¿cierto?

Elna sacudió su cabaza.

—Ellos tomaron el equipo de comunicación de Elna. Ahora ella no puede informarlas.

—Ya veo. Que molestia.

—Sensei, Elna lo siente.

Lo que salió de sus labios ligeramente temblando, fue una disculpa.

—Todo esto es culpa de Elna… Porque ella lo estaba guiando…

—No del todo. Los hombres ahí fuera son los de la culpa.

—Elna siempre trae infortunios a la gente que la rodea… Involucrando a varios en sus problemas, hiriéndolos… Es por eso que ella quería salvar la mayor cantidad de personas posible… Pero al final, ella no logró conseguir a alguien que la ayudara.

—……

—Elna realmente estaría mejor sola…

Esta vez, Klaus se vio involucrado por ella. Por una ansiedad superficial, quiso ponerlo a prueba. Ella mordió su labio. Mentalmente se preparó a sí misma. Sin importar lo que tuviera que soportar, ella quería que Klaus saliera de esto con vida.

—……

Klaus todavía se mantenía en silencio. Incluso mientras ella veía su perfil, no podía comprender en lo que él estaba pensando.

—Te torturas demasiado. Salgamos de esta situación.

—… ¿Tenemos algún método de hacerlo?

—Me pregunto. Todavía sigo sin saber quiénes son ellos. —Klaus dejó salir un gran suspiro— Bueno, simplemente usaré mi llave maestra. Esta situación es un peligro grave.

Murmuró Klaus, mientras comenzaba a moverse.

Esperando por un breve tiempo, la puerta del almacén se abrió. Fueron llevados a la oficina principal de esta base. En este gran espacio abierto, otros diez hombres de aspecto peligroso estaban juntos. Justo en el medio de eso había un hombre sentando en una silla, teniendo a sus subordinados sirviéndole. Él debe ser el jefe de este grupo.

—Ey, ha pasado un tiempo, no es así, niñita.

El rostro del hombre le era extrañamente familiar a Elna.

—Eres el de ayer…

Él era el hombre que llevó a Elna a ese callejón. Ahora, su cuerpo estaba envuelto en vendas. Por lo que se aprecia, sufrió algunas heridas graves, pero fue capaz de salir con vida.

… Que infortunio.

Ella lo había subestimado por solo ser otro pequeño rufián, pero pensar que era el jefe de un grupo con más de diez personas a su mando.

—¿Escuché que eres la hija de alguna persona importante de por aquí cerca? Estaba planeando en simplemente matarte para mostrarte cómo se hace, pero secuestro resultó ser una mejor opción, así que rápidamente cambié nuestro plan.

—El carro fuera de control fue…

—Di la orden para matar a una mocosa de una escuela primaria de mierda. Pero no te preocupes. ¿sí? Encontré cierta información, así que dejé de intentar de matarte. Más bien, te vamos a mantener para pedir dinero de rescate. Perfectamente podemos usar eso para financiar la revolución.

Las heridas al parecer todavía atormentaban al hombre, ya que se levantó con una expresión de dolor. Dijo que no la mataría, pero sus ojos seguían ardiendo fuerte de venganza contra Elna. Toda fuerza abandonó sus rodillas. Cuando el hombre extendía su mano hacia Elna, Klaus le siseó al hombre.

—No toques a esa chica.

Incluso con todo su cuerpo restringido por cadenas, la actitud de Klaus no cambió. Estaba calmado y tenía una actitud serena, pero estaba emitiendo una gran presión.

—Termina esto. Si nos liberas justo ahora, esta vez lo pasaré por alto. —suspiró él, como si estuviera aburrido— Son algún grupo de perdedores de los que la policía ni siquiera tiene alguna información, ¿cierto? Ni siquiera valen la pena con sus acciones infantiles.

La actitud de Klaus enfadó notoriamente al hombre.

—¡No vayas ahora a jugar de listo!

Dejó salir una voz irritada, y golpeó a Klaus en el rostro, quien dejó salir un quejido, colapsando en el piso. Como lo vio Elna, pareció que él giró su cuello para amortiguar el impacto, pero ella no estaba totalmente segura.

—Tenemos bastante información sobre ti también, ¿sabes? Un guardaespaldas fuerte y demente, ¿cierto? Pero, estando atados con cadenas, con la cerradura incluso siendo soldada, ¿qué harás ahora? ¿Eh? Ahora no eres más que una muñeca sentada. —el hombre pateó a Klaus— Qué lamentable. Pero, no me culpes por esto. ¿No estabas disfrutando de tu vida siendo el guardaespaldas de esta chica? ¡Como un perro de la burguesía!

En el momento que terminó de hablar, lanzó otra patada al rostro de Klaus. Otro quejido de dolor escapó su boca. Tal vez podría realmente no ser una actuación.

El hombre siguió pateando a Klaus. Todas las veces, Klaus apretaba sus dientes.

—Ahora simplemente quédate callado. En serio te mataré si muestras algún tipo de resistencia.

El hombre debió haberse cansado, ya que sus hombros se movían de arriba abajo por su pesada respiración. Dándole a Klaus una última patada, dirigió su mirada hacia el cuerpo de Elna.

Esta vez, tenía que ser el turno de ella. Dándose cuenta de eso, lágrimas empezaron a acumularse en las esquinas de sus ojos. Pero, justo cuando el hombre dio un paso hacia ella, una forzosa voz nuevamente llenó la habitación.

—… Lo diré una vez más. —Klaus levantó su cuerpo bajo una gran dificultad— Tú… alguien como tú… no tiene derecho a tocar a esa chica.

El hombre tenía una expresión de cansancio en su cara, mientras miraba hacia Klaus.

—Basura, ¿siquiera entiendes en la situación que estás? —ahora sí que sonaba irritado— Cambio de planes. Pensaba en usarte como material de negociación, así que no planeaba matarte, pero ya me harté.

—… ¿De dónde incluso obtuviste información incompleta?

—¡No tiene nada que ver con tu trasero!

Gritó el hombre, sacando una pistola de su pecho.

Los subordinados a su alrededor gritaban ¡Jefe! en un intento por detenerlo. Sin embargo, no se detuvo. En cambio, apuntó a Klaus con la punta del arma. Aun así, la expresión de Klaus no sucumbió.

—¿La fuente de tu información… es una chica?

—¡…!

Por un segundo, el rostro del hombre se estremeció, llenándose de intranquilidad

—Te mataré.

Puso su dedo en el gatillo.

Seguido de eso, resonó el sonido de un disparo, y el cuerpo de Klaus tembló ligeramente. Los hombres se hicieron para atrás debido al asombro.

—… Maravilloso.

La bala había sido repelida por las cadenas, la cuales ataban su cuerpo. Mientras seguía restringido, Klaus levantó su cuerpo. Los hombres de la organización criminal veían pasar esto con sus bocas abiertas de par en par, completamente congelados en el lugar. Nadie debe haberse esperado esto.

—Ahora mismo, estoy profundamente conmovido. Cuántos años pasaron desde que mi pecho latió de esta manera…

A diferencia de lo que anunciaba con sus palabras, Klaus estaba igual de inexpresivo que siempre.

—Esto fue demasiado perfecto como para ser pura coincidencia. Para ser solo un mero error, tenían las medidas perfectas para usar contra mí.

El jefe del grupo al parecer se puso un poco ansioso, ya que disparó un segundo, y luego un tercer disparo. Sin embargo, Klaus los bloqueó con las cadenas nuevamente. Una vez todas las balas habían sido usadas, Klaus habló de nuevo.

—Déjame adivinar. Al haber fallado en matar a la chica con el carro, veamos, conociste a una chica de cabello plateado, de la cual recibiste información sobre nosotros dos en forma de rumor.  Creíste eso, y en cambio decidiste secuestrarnos. En cuanto al rehén… ¿asumo que escogieron a una chica de cabello negro? Y escucharon de los lugares los cuales visitaríamos de una chica de cabello blanco. Estoy en lo cierto, ¿no es así?

—¿Por qué tú…

Aparentemente, Klaus había atinado. Los ojos del jefe se abrieron ampliamente.

Klaus exhaló.

—Ya veo, eso sí que es interesante. En tan solo diez días, han sobrepasado completamente mis expectativas. —su voz se tornó silenciosa, para que así solo Elna pudiera escuchar— En serio, ¿van a llegar tan lejos? Por una clase… Con tal de atraparme, ¿hicieron a una organización bailar en la palma de sus manos? Con razón no me di cuenta antes. Estas personas tienen un rehén real, así amenazándonos seriamente. Que método tan estupendo. —dijo Klaus— Hay un potencial ilimitado durmiendo dentro de estas chicas. Parece que mi juicio realmente no estaba equivocado.

Incapaz de contenerse más, el jefe entró en rabia.

—¿¡Qué estás murmurando para ti mismo!? ¡En serio que voy a matarte!

Parece que se rindió con el arma, y en cambio sacó un cuchillo, con el que se acercó a Klaus.

—Solo quería hacerte saber. —Klaus solo veía esto con una expresión de aburrimiento— … ¿Cuánto más tengo que seguir con esto?

Dijo él.

Esas palabras eran la señal. La ventana en la cabaña se quebró de inmediato a lo que los hombres de la organización criminal gritaron en confusión. Las que entraron por la ventana rota eran las chicas de “Tomoshibi”. La chica de cabello plateado tenía una risa irrespetuosa en su rostro, mientras alzaba su puño en las quijadas de los hombres. Seguido de eso, Lily lanzó sus agujas venenosas a los hombres, y todos ellos entraron al mundo de los sueños. La chica pelirroja se deslizó a través de la batalla como una bailarina, corriendo hacia donde estaban Elna y Klaus.

—Elna-san, lo siento…

Habló ella en voz baja.

La chica sacó unas tijeras gigantes, cortando solo las cadenas alrededor del cuerpo de Elna.

—Trajiste incluso más fortuna y buena suerte de lo anticipado, y luego del primer accidente, hicimos un rápido cambio de planes…

Siguiendo esas palabras, Lily y la chica de cabello plateado hablaron.

—Ah, traté de detenerlas, ¿ok? ¡No quería que Elna-chan pasaron por cosas tristes!

—No te excluyas astutamente así nada más.

Klaus bajó su mirada como si estuviera harto.

—Apresúrense y luchen contra ellos. Inmovilícenlos en dos minutos.

Con estas palabras como disparador, las chicas nuevamente se esparcieron por la habitación. La chica de cabello plateado venció a los hombres restantes a una velocidad sorprendente, a lo que Lily terminó de rematar con su veneno para dormir. Las chicas también deben haber estado fuera, ya que Klaus podía escuchar disparos y gritos de hombres. Pero, eso también se silenció en un abrir y cerrar de ojos.

Elna solo veía la astuta obra de sus compañeras.

—Parece que reuní un grupo de miembros bastante obstinados, eh. —Klaus se encogió de hombros— Elna, deberías trabajar junto a tus alrededores.

—¿Eh?

—“Tomoshibi” y yo somos iguales. No moriremos por un nivel de infortunio que puedas atraer.

Para cuando el límite de los dos minutos había pasado, todo miembro presente de la organización había sido puesto a dormir, estando atados.

—¡Encontré drogas ilegales bajo tierra!

Gritó la chica de cabello rosa mientras cargaba una gran bolsa.

Si ellos ahora entregaban este grupo a la policía, de seguro que serían arrestados. Ahora bien, el siguiente problema era…

Todavía atado con cadenas, Klaus fue rodeado por las chicas. En el medio de eso, Lily hinchó su pecho.

—¡Muy bien Sensei! ¡Esta vez es nuestra victoria!

—Pensar que llegarían tan lejos. Estuve a punto de ser asesinado.

—No morirías por una pistola ¿cierto~?

Esta debe ser la totalidad del plan. Las chicas deben haberse enterado de Elna casi siendo atropellado por un carro, enterándose que este grupo criminal estaba apuntando por la vida de ella. Y así, ellas hicieron un cambio a su siguiente plan. Luego de que Klaus fuera restringido por el grupo de hombres, planearon ocuparse del grupo todas juntas. Ética y moralmente, era completamente retorcido, pero también era astuto. Justo ahora, Klaus estaba atado por gruesas cadenas, incapaz de poder moverse.

—Ahora, Sensei. Un oficial de policía debería llegar aquí en los próximos cinco minutos. Que un espía sea cuestionado por la policía de su propio país, ¿no es eso un poco inconveniente~? Bueno, si simplemente admites derrota, y lames mis pies mientras me dices “Lily-sama”, entonces tal vez-

—Bien, ahora.

Un crujido como de algo rompiéndose reverberó dentro de la habitación, dejando a todas las chicas confundidas. Mientras Klaus sacudía suavemente su cuerpo, las cadenas cayeron al piso, liberando su cuerpo. Asombrada, Lily recogió la parte quebrada de las cadenas. Con un centímetro de grosor, fue rota hermosamente en dos.

—Mm… ¿estas cadenas fueron creadas para contener un feroz animal salvaje…?

—Entonces preparen unas que puedan contener a un dinosaurio la próxima vez. —Klaus hizo crujir sus nudillos y huesos, dirigiendo su mirada a las chicas— Todavía no son un enemigo para mí.

Lo que pasó después no merece ser explicado, así que Elna simplemente cerró sus ojos, mientras los sonidos llegaban a sus oídos. Las chicas lograron resistir por al menos doce segundos antes de que todas fueran enviadas a volar.

Esa noche, dentro de la sala de recepción del Palacio Kagerou.

—¿¡Qué quieres decir con que no podremos derrotarlo después de todo eso!?

—¡La gran yo también está bastante desalentada!¡Fue una operación bastante compleja!

—Y ese es nuestro jefe… Para la próxima, probablemente tengamos que involucrar a la policía, o de lo contrario nunca lo derrotaremos…

Las chicas de “Tomoshibi” estaban sentadas juntas, llevando a cabo sus casi diarias reuniones de reflexión. Golpeando sus manos en la mesa, ellas discutían. Esta vez, el enfoque era en el plan que incluso sorprendió a Klaus, y aun así cómo terminó en un fracaso justo antes del toque final. Ellas lograron atarlo perfectamente, pero él simplemente rompió su confidencia como si no fuera nada especial. La discusión se calentó todavía más.

—Parece que tenemos que reconsiderar las bases mismas. —la chica de cabello negro argumentó con su voz hermosa como siempre— Capturar el objetivo resultó ser imposible. Lo mismo con simplemente atacarlo. Tenemos que encontrar algún tipo de secreto con el cual amenazarlo.

—¿No decidimos desde el puro principio que esto no funcionaría? —la chica de cabello plateado dejó salir un quejido— Ni siquiera tu seducción mostró algún resultado, je.

—¡Ugh…! ¡Eso fue solo un malentendido! No existe hombre capaz de resistir mi…

—¿Jugarás un poco de ajedrez de media noche de nuevo?

—¡Estaba fuera de mis expectaciones! Llegando a su habitación diciendo “No puedo dormir” … él me invitó a jugar algo de ajedrez, a mi “Vamos a pasarla bien~” el sacó el tablero de ajedrez, ¡y al “¿Debería mimarte un poco~?” se dio a sí mismo una desventaja en el juego! ¿¡Simplemente quién es ese hombre!?

—¿Tal vez alguien que le gusta ajedrez?

—Entonces, ¿tienes alguna otra idea? El objetivo desbloqueó tu clave numérica, e incluso rompió las cadenas hechas para un animal salvaje, ¿sabes? Cómo deberíamos restringirlo-

—¡Ok, ok, no más peleas!

Cuando la discusión se empezaba a tornar en una dirección desfavorable, Lily golpeó sus manos, metiendo en sus bocas unos dulces horneados para suavizar sus estados de ánimo.

—Lo que ahora es importantes es el trabajo en equipo. Lo lazos con tus compañeras. Tomen unos financiers especiales.

—Delicioso…

—Realmente es delicioso…

—Fuu, otro trabajo bien hecho como la líder~.

Lily suspiró ante su propio éxito.

Justo al lado de ella, la chica pelirroja habló.

—Aun así… con tal de ganarle a esa persona, capturarlo sería el método más eficiente.

—No te equivocas, pero…

—Bastante problemático…si ni siquiera podemos capturar una persona masculina, no creo que podamos completar la Misión Insuperable…

Con esas palabras, mostrando lo delicado de su situación, la sala de recepción fue absorbida con una pesada atmósfera. Nadie tenía ninguna palabra de cómo proceder. Lily era la única con un comentario positivo, pero eso no cambiaba el hecho de que ellas estaban golpeando una pared.

—E-em. —con un rostro rojo como remolacha, Elna levantó su mano— ¡Había una razón por la cual él pudo quitarse las cadenas!

Ella fue incapaz de controlar el volumen de su voz.

Mientras que sus labios temblaban, cuidadosamente ella continuó con sus palabras.

—… Cu-cuando él estaba atado, Sensei escupió una gema o joya que tenía escondida en su boca, y sobornó al guarda. Hizo que debilitara las cadenas con el arma.

—Ah, él dijo algo parecido de vuelta en la habitación. Algo como de una ardilla preparándose para hibernación…

Probablemente esto era lo que se acercaba a un intento de simplificar la explicación de Klaus. Había muchos espías que escondían armas o joyas en algún lugar dentro de sus cuerpos. Él uso tal cosa para sobornar al guarda, provocó al jefe, y debilitó las cadenas. Haciendo que él disparara al mismo lugar varias veces, incluso esa cadena gruesa se rompería eventualmente. Y por supuesto, Klaus no olvidó recolectar de vuelta dicha joya luego de todo el acto.

—Joyas o recursos, algo con lo que sobornar. Una llave maestra para abrir cualquier cerradura que necesites abrir.

—Llave maestra…

Dijo la chica de cabello plateado.

—Lo más seguro, el método es relativamente parecido a cómo él abrió la clave numérica. Sobornó a una de nosotras, enterándose sobre los números antes del acto.

—¿A-así que una de nosotras es una espía?

Lily fue la que dejó salir una voz confundida hacia la voz de Elna.

Aunque ligeras, miradas de sospecha y desconfianza pasaron por las filas de “Tomoshibi”.

—Todas aquí son espías, ¿sabes?

La chica peliblanca señaló eso.

Luego de esto, las chicas se volvieron silenciosas de nuevo. Era un asunto que ellas tenía que investigar de inmediato.

—Eso me recuerda. —la chica de cabello negro habló— Siempre hubo una persona que mediaba cuando nos peleábamos por la llave.

—¡Sí! “Solo confía en tus compañeras” y “Los lazos con tus compañeras”, ¡ella enfatizaba todo el tiempo!

La chica de pelo rosa continuó con una voz pura.

Luego de eso, la chica de cabello plateado mostró una sonrisa traviesa, como si ella hubiera visto a través de todo.

—Oye, ¿Lily? Tengo una pregunta…

—¿Eh?

—¿De dónde siquiera obtuviste estos financiers?

Lily se puso rígida. Con sudor bajando de su frente, y con una voz temblorosa, ella murmuró:

—Lo que ahora mismo es importante es la confianza en nuestras compañeras…

—……

Naturalmente, ni una sola chica presente era lo suficientemente ingenua para creer eso. Viendo esto, Lily retrocedió, mientras los otros miembros se le acercaban, pero ella pronto topó con la pared, y empezó a rogar con los labios temblando.

—Y-yo solo… emmm, ¿saben? Sensei me lo pidió. Una lección donde yo sería “La mentirosa”, con todas dudando una de las otras, ¿ven? Por supuesto, ¡acepté alegremente! Quiero decir, una situación donde el soporte de repente te traiciona es bastante plausible en una batalla real, ¿¡cierto!? ¡Ese sería Sensei para ustedes! ¡Y elógienme por seguirle la corriente a su ideal! ¡La líder que se sacrifica, lista para ser odiada todo por el bien mayor! ¿N-no es como si solo lo hubiera hecho por los dulces ridículamente deliciosos o algo?

—……

—To-todo lo que le dije fueron los números, ¿ok? ¡El fracaso del ataque al baño está completamente sin relación a eso! No las traicioné lo suficiente como para ser regañada, ¡ya dije!

—……

—¡Déjenme repetir las palabras de Elna-chan! “Si confías en alguien, pierdes. Eso es lo que significa ser un espía”, ¡cierto! Ejeje~

Las chicas intercambiaron miradas rápidamente, preguntándose qué tipo de castigos deberían otorgarle a ella…

—Tengo una idea. —la chica de cabello plateado actuó como la representante mientras hablaba— ¿Qué tal si usamos a Lily para nuestra ventaja? El objetivo sigue pensando de Lily como un aliado, ¿cierto? Usaremos eso en contra de él.

—¡Ci-cierto! ¡Un espía doble! Ahora sí que esto se siente como una lección espe-

—¿Qué tal si llevamos a cabo eso justo ahora?

La expresión de Lily se congeló.

—E-em… ¿aunque probablemente termine conmigo siendo golpeada hasta ser una papilla por Sensei…?

—Ve por ellos tigre.

—Va-vamos, tiene que haber una mejor manera de usar esta ventaja, ¿cierto? Ya no las traicionaré más, así que…

—… Apresúrate, ¿quieres?

—…… Ya regreso.

Lily dejó caer sus hombros en señal de derrota, dejando la sala de recepción.

Pasó un poco tiempo, hasta que las voces podían escucharse desde encima de ellas.

—¡Sensei! ¡Escuché una nueva información valiosa! Mira este protocolo, vamos, un poco más cerca… ¡Ajá! ¡Una apertura! ¿¡Prepáguho!? ¡Pintura dentro de la nariz de esta doncellaaaa!

Las chicas asintieron sus cabezas satisfechas.

—¡Elna-chan!

Ahí, la chica de pelo rosa brincó con sus ojos llenos de pureza, corriendo hacia el lado de Elna. Deliciosamente agarrando su mano, ella acercó su rostro. Antes esta sonrisa inocente, Elna estba algo nerviosa.

—¿Qu-qué?

—¡Eres increíble!

Elna estuvo asombrada por unos segundos, al escuchar estas palabras. Cuando levantó su mirada, vio a las otras chicas todas dándole cálidas sonrisas. Sosteniendo sus lágrimas, ella murmuró un avergonzado “… Por supuesto.”

Pasó el tiempo, y Elna estaba en camino hacia la habitación de Klaus. Lo primero que ella notó fue a Lily, atada con una cuerda mientras yacía en el suelo.

—Elna. —sentado frente al lienzo, Klaus habló— ¿Podrías sacar a esa perdedora por mí? Preferiría no poner mis manos en ella.

Tal y como le fue dicho, Elna empezó a rodar a Lily, a lo que ella empezó a suplicar furiosamente.

—¡Sensei! ¡Por favor! ¡Haré lo que sea! ¡Si no puedo tener más de tus financiers, me volveré loca!

—¿¡Nos estás traicionando de nuevo!?

—Apresúrate y sácala de aquí.

Klaus movió su mano.

Elna sintió lo mismo, y le dio un último empujón fuera de la habitación, y cerró la puerta.

—¿Estos dulces tienen algún tipo de ingredientes venenosos?

—Por supuesto que no.

Klaus sacó un plato.

Había varios financiers, y todos radiaban tan hermoso como una gema.

—¿Quieres probar? Me gustaría otra “Llave maestra”.

—No, gracias.

—Son bastante deliciosos, ¿sabes?

Él acercó el plato a la nariz de Elna. El intenso aroma de azúcar atacó sus células cerebrales, y ella no pudo evitar tomar uno. El financier se rompió dentro de su boca, con un dulce sabor llenando su boca.

—Elna traicionará a sus compañeras.

—Eso era una broma. —dijo Klaus, mientras le entregaba el plato a ella—Distribúyelos a las demás. Desorganizar el grupo no ayudará con las clases.

Klaus podría parecer bastante simple en el exterior, pero él era un hombre con muchos pasatiempos. Ajedrez, cocinar, incluso pintura de acuarela.

Elna se acercó al mencionado Klaus, y miró la pintura en la que él estaba trabajando. Todo el lienzo estaba salpicado con rojo, sin revelar un progreso apropiado. La única parte que sobresalía era el título “Familia” en la parte inferior derecha.

—¿Sensei, no terminarás tu pintura…?

—Bueno… salí a comprar pintura nueva, pero el pincel no se mueve apropiadamente.

Un débil destello de tristeza yacía en los ojos de Klaus. Aunque ellos todavía no eran cercanos, las chichas estaban constantemente planeando atacarlo, así que ellas tenían una buena idea en cómo él estaba mostrando emociones.

—¿Los preciados residentes del Palacio Kagerou, la familia de Sensei?

La respiración de Klaus se detuvo. Una reacción bastante rara y extrema de ver en él.

—Y pensar que lo descubrirías así de rápido.

—Hubo muchas pistas.

 —¿Cuántos has descubierto?

Klaus cruzó sus piernas, observando a Elna.

A eso, ella empezó a explicar su razonamiento.

—Hubo residentes previos en este Palacio Kagerou, y Sensei debe haber sido un miembro de ese equipo de espías. Ya que ellos actualmente no están viviendo aquí, el equipo debe haber sido disuelto… o incluso sufrió aniquilación. Lo más seguro, esta Misión Insuperable que “Tomoshibi” realizará es…

—Ya veo, eso es suficiente. —cortando las palabras de Elna, Klaus asintió— Tus suposiciones son en la mayoría correctas. Sin embargo, todavía no estamos en la etapa donde puedo hablar.

—¿Mm…?

—No te preocupes. Lo revelaré en veinte días. No tengo dudas de que arribarán a la verdad.

Elna tenía dudas de por qué exactamente veinte días, pero Klaus no había terminado todavía.

—Y entonces, la desafiaremos. La Misión Insuperable nos espera.


[1] NT: Corte bob, o bob cut.

[2] NT: es una falta de respeto decir traje de criada o sirvienta, cuando maid suena y queda perfecto, así que quedará sin traducción.

[3] NT: aquí ella usa “boku”, que sería la versión masculina de “yo”. Claramente no se aprecia ni en inglés ni en español.

[4] NT: El financier es un pastel que contiene almendra molida. A veces se llama visitandine en ciertas pastelerías que han conservado el nombre tradicional. Fuente: Wikipedia.

[5] NT: Acá la chica habla de sí misma en tercera persona.

[6] NT: Tonta.

[7] NT: Acá la chica usa una manera de referirse a sí misma bastante presumida.