— La verdad es que… a Onee-san siempre le ha interesado Eita-kun.

— ¿Eh…?

¿…In-Interesado?

—Pienso que eres asombroso al verte siempre esforzándote…  que eras lindo, pensé que si pudiera estar junto a un chico como tú, sería feliz y cuando me di cuenta ya me habías atraído…

—… Es quiere decir que…

No me digas que… ¿¡Es una confesión!? ¿¡De esta hermosa Onee-san a mí!?

— Así que…

Los labios de Onee-san estaban temblando ligeramente, sus ojos me veían directamente, atrapándome y no me soltaban, era claramente un ambiente extraño y sin pensarlo me puse nervioso.

— ¡Conviértete en mi “amo de casa” a tiempo completo por favor!

Palabras inesperadas llegaron volando.

— ¿Eh…? ¿«Amo de casa» a tiempo completo…?

Esas palabras estaban por sobre lo que había esperado, sin darme cuenta dejé de pensar.

— Este… ¿no quisiste decir “sal conmigo por favor”?

— ¿¡Sa-Salir contigo!? Yo solo pensaba en mantenerte….

¿Mantenerme?

— Toda tu existencia es demasiado importante para mí, me gustas mucho… estoy feliz solo con que estés bien, como decirlo, si tú eres feliz; Onee-san es feliz, mantenerte seria como la razón de mi existencia… ¡Ah, moo! ¡Dios… muchas gracias por dejarme conocerlo!

¿Estaba tan conmovida?  Volteó al cielo sollozando.

— ¡Tal como lo vez, Onee-san tiene mucho dinero así que está bien! Pero… soy mala con las labores del hogar… por eso a cambio de mantenerte sería feliz si me ayudaras con las labores de la casa… ¿Algo como división de roles?

Este… por ahora, ¿esta onee-san está bien?

— Esforcémonos juntos a partir de ahora… ehehehe.

¿Como? ¿Por qué?

Inmediatamente después de convertirme en estudiante de segundo año de preparatoria una onee-san de la que no sabía ni siquiera su nombre, terminó manteniéndome… era una situación tan irreal que estaba recordado como es que habíamos llegado a esto.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!