Hashiba Kyouya, 28 años. Soltero.

Otoño del año 2016, la empresa de erogames donde trabajaba quebró debido a la desaparición del presidente de la compañía.

El sueño de llegar a ser un desarrollador también se vino abajo y con el rumbo perdido regresé a casa de mis padres.

Y con nada especial que hacer llevar la vida de un neet como un jovial desempleado….   

Ese debería ser mi perfil.

Sin embargo, debido a uno de los más grandes caprichos del destino terminé viajando diez años al pasado.

Y antes de poder pensar en por qué o cómo pasó, me vi urgido a tomar una importante decisión.

La elección de la universidad a la que iría el yo de 18 años.

La universidad regular, de la que de hecho me gradué, y la universidad de artes, que a pesar de que admiraba no había elegido.

No tengo siquiera que decir cuál fue la que elegí ante esta oportunidad. 

Y en esta universidad1 experimentaré un encuentro crucial.

Los desarrolladores de la “generación de platino”, aquellos que una vez admiré en mi mundo diez años en el futuro.

La vida con estas personas brillantes, peculiares, divertidas y aterradoras está a punto de abrir el telón…

Prefectura de Wakayama, Shirahama.

Llegamos a esta ciudad que cuenta con una de las mejores playas de la región de Kansai.

Nadar en el océano junto a mis amigos en las vacaciones de verano. Por lo general fue un evento muy divertido como estudiante universitario.

—Hmm…. Ya no puedo comer más… Cómanselo entre ustedes…

Una lona impermeable de plástico azul extendida sobre la arena blanca de al lado. Encima de esta hay una chica acostada que suda a raudales.

Se trata de Shino Aki de 18 años, y su nombre se compone de cuatro “letras” ya sea escrito en katakana o en kanji.2

Aunque su bañador de una pieza se ajusta perfectamente a su pequeño cuerpo, sus pechos, que se enfatizan clamorosamente, suben y bajan junto con su respiración, y eso es muy…

(Quiero tocarlos… Kuh)

Cada vez que ella se mueve rebotan como una pelota de goma, y más que parecer suaves, se ponen tensos, como es propio de su edad. También parecen ser muy elásticos, quisiera experimentar la sensación de presionarlos una y otra vez. Increíble.

Ah, no hay duda de que sería muy placentero acariciarlos con toda la palma de la mano. Seguro que si los tocas con ambas manos se tendría una sensación de un choque eléctrico, como si tocaras una batería con las manos humedecidas, toda esa sensación, en todo tu cuerpo….

(¿Qué con ese “ah”? Joder, en qué rayos estoy pensando?)

Sacudí la cabeza erradicando los perversos deseos, y como si fuera un niño le di palmaditas sobre su suave piel.

—Hey Shino Aki, no te duermas. Terminarás con insolación.

Shino Aki abre y cierra la boca murmurando algo incomprensible y luego abre lentamente los ojos,

—Hmm…?  Ah, es Kyouya-kun. ¿Ya terminaste de comer?

¿Qué rayos? Aun estando medio dormida se ve tan linda.

—Estamos en espera para el rodaje. Comimos ikayaki y yakisoba entre todos.

—¿Fue así?

—Así es. Tú también comiste de ambos. Así que levántate de una vez.

Aprovechando la buena oportunidad pellizque sus mejillas con ambas manos. Tenían una sensación de esponjosidad que no pensarías que ya han pasado 18 años de su nacimiento.

—Ah, cierto, cierto. ¿Y ya terminaron los de allí?

Shino Aki me mira mientras se frota los ojos.

—No, discuten de nuevo.

Hyaa, increíble. Esos dos sí que tienen su carácter, ¿no?

Dando un gran bostezo se levantó y con un “Hmm” extendió su cuerpo.

Uwah

El bañador de Shino Aki tiene un gran corte en las laterales, por lo que no hay mucho espacio de tela en su pecho. En consecuencia, cuando se estiró, sus pechos se pronunciaron, y con la reacción … de nuevo se sacudieron.

Esto es algo que siempre pienso, la combinación de la inocencia con esos pechos es de seguro una gran falta a las reglas. Cuando la sociedad sea consciente de ello, se convertirá en una fuente de delitos. 

—Shi-Shino Aki, vamos, la cámara, revisa la cámara.

No hay que dejar que este peligroso cuerpo se exponga más a los alrededores.

—Oh, cierto, cierto, la cámara es importante, eh?

Shino Aki acerca una gran cámara que había sido dejada a un lado y observa el visor.

—Bien, listo por aquí, Kyouya-kun, quedas encargado del otro lado, ¿vale?

Después de agitar su mano, sostiene con firmeza la cámara y hace un paneo con ésta moviéndola hacia la izquierda y la derecha.

No importa como se mire, se trata de un pequeño cuerpo siendo balanceado por la enorme cámara. 

(Esta niña en diez años se convertirá en uno de los ilustradores más representativos de Japón, eh)  

Shino Akishima, un desarrollador al cual admiro.

Pero diez años antes era una chica normal, con un dialecto Hakata3 tierno y agradable, pero con un cuerpo peligroso.

Debido a una asignación del primer periodo, hicimos un cortometraje de tres minutos.

Después de varios incidentes, logramos de una manera u otra terminarlo, pero lo que nos esperaba era una nueva asignación que además de la formación de un equipo era hacer un corto de cinco minutos.

Y por sobre tener dos minutos más de duración, el periodo era dos meses más corto en comparación con el primer semestre.

Bajo condiciones estrictas afrontamos la asignación con un nuevo equipo….

—No lo entiendo, ¡vale!

—¿¡No lo entiendes!? ¿¡En serio!?

Delante de la cámara de Shino Aki había una pareja discutiendo.

Cualquier evento entre estudiantes está destinado a causar problemas. En la mayoría de los casos son asuntos de amor.

Sin embargo, la disputa que se lleva a cabo aquí no es en absoluto un asunto dulce como ese.

—¡Ya te digo! ¡Aquí se tiene que hablar sin falta! ¡Porque se pueden contra las emociones que se han acumulado, hasta este punto el silencio ha sido el protagonista!

—¡Es por eso que definitivamente no se tiene que hablar en este punto! Las emociones se han estado acumulando sin necesidad de hablar, luego de un momento de vacilación, sonríe de repente y suelta un “Hm”, ¿¡está claro!?

—Ustedes dos deténganse ya.

Intervine entre las dos personas, que se repelían tanto que pensé que estaban generando un campo magnético.

—Hey! ¡Escúchame Kyouya!

El hombre es el primero en apelar.

Se trata de Rokuonji Tsurayuki, es el encargado del guion, un tipo delgado y alto con ojos sanpaku4 y con unos principios firmes como una roca.

Su torso expuesto, además de musculoso —tal vez resultado de un trabajo a tiempo parcial de fuerza manual— está ligeramente bronceado.

—Esta tipa dice que cortemos todas las preciadas palabras de la escena del clímax y terminemos con un primer plano de una expresión, ¿sabes? ¡Explícale de que no se entenderá de esa manera!  

—¿Qué estás diciendo? ¡Tal clímax redundante es inexcusable!

Esta vez fue la mujer la que se dirigió a mí.

Se trata de Kawasegawa Eiko, el director, con un cabello suave y largo amarrado en la parte de arriba, y con un credo firme como el hierro.

Tal vez porque su cuidado de la piel es perfecto, su piel permanece blanca a pesar de permanecer hablando durante largo tiempo bajo el ardiente sol. Lo mismo para sus largas y esbeltas piernas —que se asoman por el pareo5 envuelto en la cintura—, relucen como la porcelana. Incluso con el riesgo de ser pateado a muerte terminarías tentado a revisar a detalle.

En general, tiene un aire maduro, y se ve más como una persona que ya es parte de la sociedad trabajadora que como una estudiante.

—Hashiba, ¿puedes hacerle entender a este aspirante a escritor incapaz de entender nada de las imágenes? ¡Intentar ponerlos a hablar por cualquier cosa hará que quede sin una pizca de emoción! 

Pero cuando abre la boca no hay por ningún lado la tranquilidad de una persona adulta. Es muy decepcionante.

—¡Ya te lo he explicado! ¡Hasta ese momento ha estado en silencio, tiene que hablar si o si sobre el final!

—A pesar de que nos las arreglamos para ahorrar, quieres desperdiciarlo al final, no es la mesada de un niño, ¡se trata de la producción de una película!

—… Pongan atención, entiendo los puntos de vista de ambos, pueden un poco llegar a un punto medio, o intentar comprenderse, o algo así.

—¡No!

—¡No!

Mi sacrificado arbitraje fue rechazado de seco. ¿¡Por qué carajos solo se pueden poner de acuerdo en eso!?

Tsurayuki tiene un fuerte apego y confianza en lo que escribe.

Y Kawasegawa tiene un fuerte apego y confianza en los conocimientos y teoría del cine.

El nuevo equipo organizado por la profesora unió a este par que son como el agua y el aceite. No sé en qué estaba pensando, pero de seguro sabía que esto terminaría así.

Si las cosas marcharan bien, es probable que lográramos hacer algo increíble, pero a este ritmo todos terminaremos con una úlcera.

—Vale, les doy cinco minutos, lleguen a una conclusión en ese lapso.

Por ahora les di tiempo extra, y me aparté de los dos.

… Bueno, la verdad creo que está bien argumentar todo lo que quieran, pero el tiempo que tenemos es limitado. Y hacérselos saber es mi trabajo importante.

El equipo de ahora, “el modificado equipo ‘Kitayama’”, cuenta con seis miembros.

Kawasegawa Eiko – Dirección

Hashiba Kyouya (Yo) – Producción

Rokuonji Tsurayuki – Guion

Shino Aki – Cameraman

Y,

—Permanece en espera. Reanudaremos la filmación dentro de poco.

Bajo la sombra de un parasol hay una chica relajándose sentada en una silla, y a su lado hay un enorme chico con un gran abanico en la mano agitándolo hacia la chica.

Comparado con la tensa atmósfera que hay en la dirección y guion, por este lado hay un ligero aire pacifico.

Son Nanako Kogure, actriz principal, y Hikawa Genkirou, asistente de dirección.

—¿Q-Qué ha pasado? ¿Aquellos pudieron hacer las paces?

El enorme chico, Hikawa Genkirou, me pregunta.

Su musculatura y altura está por encima de la de Tsurayuki, y además viste un traje tipo bikini para hombre, y por alguna razón no tiene ni una quemadura.

En fin, a pesar de tal físico, Hikawa luce bastante preocupado. Era bastante cómico verlo como observaba nerviosamente por los alrededores mientras sostenía el abanico. 

—Hacer las paces… bueno, eso es imposible.

Ngh… En serio!? ¿¡Peleando!? Supongo que al final no quedará de otra que intercambien golpes, ¿supongo…?

Parece que Hikawa, que se especializa en el lenguaje físico, no puede separar la imagen del combate mano a mano como el equivalente a una disputa.

—Aunque creo que pueden llegar a un entendimiento de alguna manera. Parece que ambos están pensando en ello.

—¡Ya veo! Como era de esperarse de Hashiba, los comprendes bien a los dos.

Hikawa asiente con la cabeza como si estuviera impresionado.

Bueno, aunque gran parte es un deseo de “espero que lo estén pensando” ….

Entonces me acerqué a la chica que era abanicada.

—¿Nanako, te aprendiste el diálogo? Al fin de cuentas no sabemos aún si lo cortaremos o no.

Nanako Kogure será la única que tome la posición de actriz en esta escena.

Preocupado, le pregunte amablemente, a lo que ella respondió rompiendo en una expresión risueña,

—¡Confía en mí! Aunque no lo parezca he estado leyendo adecuadamente el guion desde ayer.

Junto con un signo de “V”, respondió que no había problemas.

—Genial. Como era de esperarse de Nanako.

—Eso ya está listo. Me esfuerzo al máximo en la actuación.

Elevando la nariz de manera poco natural, se quita las gafas de sol que llevaba puestas.

Su traje de baño en bikini y de colores combina perfectamente con sus rastros faciales marcados y su pelo castaño claro. Tanto su aspecto como su figura son buenos, por lo que luce como si fuera una verdadera actriz.

(Sin embargo…. bueno, es el cuerpo de Nanako.)

Sus pechos son mucho más voluminosos que los de Shino Aki y su cintura curvilínea se acentúa notablemente. Además la línea de la cintura para abajo también tiene una especie de constitución firme.

Dado que estuvo nadando hasta hace poco, habían gotas de agua y arena remanentes, lo que hacía que su erotismo se duplicará.

Con el cuerpo de Shino Aki se sentía fuertemente un “querer tocarlo”, pero con el cuerpo de Nanako es un “querer frotarlo” con toda la palma de la mano. Quisiera disfrutar su suavidad con ambas manos.

(Es en serio peligroso… ¡Carajo! Aquí no hay nada más que mercancías peligrosas.)

En apariencia tengo 18 años, pero interiormente tengo 28. Tiempo adecuado en el que se va perdiendo punto de contacto con mujeres jóvenes.

Sin embargo, tengo un cuerpo de 18 años. Este paraíso es demasiado tóxico para tal yo. No quiero solo poner en total operación el sentido de la vista y el del olfato, también el del tacto. El mundo en el que me encuentro va más allá que el de la realidad virtual.

—Hm? ¿Te pasa algo Kyouya? ¿Hay algo más?

Nanako me mira con curiosidad, y yo desvío la mirada apresuradamente.

—N-No. N-n-n-n-n-no pasa nada, voy a echar un vistazo a Tsurayuki y Kawasegawa!

Sacudí una vez más mi cabeza para resetear mi acalorada cabeza y me dirigí de vuelta a donde estaban Tsurayuki y Kawasegawa.

—Entonces, ¿llegaron a una solución?

Al preguntar, Kawasegawa asintió con la cabeza con un “Sí”, y de lado de Tsurayuki respondió en un estado poco convencido con un “Hmm”.

—Hemos decidido dejar el diálogo. Sin embargo, es muy probable que se corte en el montaje, eso parece.

—Es razonable, ¿sabes? Si no metiera tijeras por tener en consideración el guion, pondría en duda mis cualidades como director.

—¡Hey! ¡Ya nos pusimos de acuerdo, no hables de más! Si te hubieras mantenido callada no tendríamos disputas como estas, ¡¿sabes?!

—Incluso si hubiera estado en silencio habría disputas después. Entonces pongámonos a trabajar.

Kawasegawa se da la vuelta e intenta poner en marcha el rodaje.

—Oi, la conversación aún no ha terminado.

Tsurayuki extiende la mano para detenerla. La agarra del hombro e intenta darle la vuelta… esa mano,

—Ah.

Wahwah

—Eh?

Tal vez por un error en la medición visual la voz de cada uno de los tres se produjo.

Ky…kyaaahhh!!

Un grito inesperadamente lindo resonó en la playa.

La mano de Tsurayuki golpeó en el cuello de Kawasegawa. Justo ahí estaba el nudo del traje de baño.

Tal vez debido a que ha estado expuesta durante un largo tiempo al sol, se secó y se ha desatado con facilidad. O inesperadamente la torpe Kawasegawa no lo ato con firmeza. Sea cual sea la razón, como resultado…

Un “Zas*!!” sonó en la mejilla de Tsurayuki.

La cara de Kawasegawa estaba enrojecida, y su pecho, ligeramente modesto, estaba al descubierto.

—E-E-E-E-Esto es lo que haces normalmente?! Me quitas la ropa sólo por perder en una discusión, ¡extremadamente cobarde!

Apela Kawasegawa con los ojos llorosos mientras se resguarda desesperadamente con ambas manos. Honestamente, se ve extremadamente erótico.

—¡No fue a propósito! ¡Y-Yo simplemente intentaba detenerte!

—¡Cállate! ¡He tenido suficiente! ¡Aléjate de mí!

Kawasegawa habló en un tono infantil y ahuyento a Tsurayuki pateándole arena.

Entonces los ojos de ella se posaron en mi dirección. 

—¿Qué pasa con esa cara de “he visto algo raro”?

—¡¿Por qué siempre lees con precisión mis emociones?!

—¡Porque tienes una cara fácil de entender! ¡Hashiba, tú también vete a otro lado!

Mientras gruñía “Uuggh”, lanzó arena también en mi dirección.

Uwah, por el momento voy a hacer los preparativos, ¿vale?

Kawasegawa volvió con los tirantes de su traje de baño atados en un nudo apretado, y finalmente pudimos hablar de empezar el rodaje.

—Bien, entonces… cámara, reanudamos el rodaje, ¿vale?

—Sí, entendido.

Aún con unos ojos ligeramente disgustados, ella revisaba el plan.

—¿Vamos con una filmación secuencial?

La filmación secuencial es un método en el cual se rueda de acuerdo con el orden de los cortes.

—Ok, no quiero detener el flujo de las emociones.

—¿Interponemos algún ensayo o vamos a rodar así sin más?

—Vamos a poner a trabajar la cámara de una vez. Quiero tomar la frescura de la actuación al principio.

Asintiendo con la cabeza y con una gran voz se los hace saber a todos alrededor.

—Bien, entonces, tan pronto como estén listos comenzamos a rodar, ¡vale!

Llamó a los otros del staff y comenzaron los preparativos.

—Okay.

Nanako se colocó un vestido encima de su traje de baño y se levantó de inmediato.

—Cámara, lista en cualquier momento!

Shino Aki se pone en espera.

—Exposición6 OK, adelante!

Grito Hikawa sosteniendo en su gran mano un pequeño medidor de luz.

—¡Sonido también en condiciones! ¡Podemos hacerlo de inmediato!

Tsurayuki, quien también se encarga del sonido, levanta la voz y su mano con un micrófono de cañón. 

Cuando asiento con la cabeza,

—Bien, escena diez, corte ocho, ¡ha llegado el momento!

Lleno los números en la claqueta y la puse delante de la cámara.

Se transmite que los preparativos están listos con un contacto visual y el asentimiento de Kawasegawa, el director.

—Listos… comenzamos!

Resuena el sonido seco de la claqueta.

La luz roja de la cámara se enciende y corre por los alrededores la sensación de una placentera tensión.

Universitarios, playa, trajes de baño, mientras se reúnen todos estos elementos cargados de una sensación de resort, lo que nosotros estamos haciendo es grabar una pequeña película con pocos movimientos.

Sin embargo, esta escena es el día a día de los estudiantes del departamento de cine de la universidad de artes.

Me pregunto cuál es el significado de hacer algo.

Volví a entrar a la universidad, vine a no otra que la universidad de artes, y repetidamente me he encontrado con esa pregunta.

Incluso ahora que estoy involucrado en hacer cosas como estas me repito constantemente esa pregunta. Y por supuesto no hay respuestas que vengan.

Sin embargo, el auto cuestionamiento y el ensayo y error resulta ser algo jodidamente interesante.

Me excita estar desafiando sin fin un problema sin una respuesta correcta.

Es probable, aunque no he podido obtener aún pruebas definitivas.

Empiezo a pensar si esto es lo que significa ser un desarrollador.

Hashiba Kyouya. 18 años. Universidad de Artes, Estudiante de primer año.

Incluso en medio de los rayos de sol del verano, bajo el intenso calor y el sudor cayendo desde la frente.

Me la ha pasado en un día a día tan divertido y estimulante que si no tengo cuidado mi cerebro se volverá loco en este paradisiaco lugar.

El verano del año 2006 fue el más emocionante.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!
  1. En toda la novela usan “Daigei”, en fin, es el nombre con el que se llama a la Universidad de Arte de Osaka. Solo voy a usar Universidad de Artes para no andarme con mamadas.
  2. ¿Cómo explicar esto? En fin voy a hacerles una especie de “división silábica”, Shino Aki en Katakana (シ(Shi) -ノ(no)-ア(A)-キ(ki)) en kanji (志(Shi)-野(no)-亜(A)-貴(Ki)), en fin, cuatro letras en cada uno independientemente de cómo lo escribas.
  3. El dialecto se habla en Fukuoka y en los alrededores de la ciudad, en la bahía de Hakata. El dialecto tiene distinciones únicas que lo hacen popular entre los japoneses en otras islas. El dialecto se llama “Hakata Ben” (博多弁) y se considera el dialecto más distinto del idioma japonés.
  4. Sanpaku gan, o simplemente Sanpaku, es un término japonés que significa “tres blancos” o “tres vacíos”​. También se les conoce como “ojos de sanpaku”, referido a los ojos en los que queda visible el espacio blanco por debajo o encima del iris.
  5. El pareo es una palabra de origen tahitiano que se refiere a una tela con que las mujeres envuelven el cuerpo, generalmente, sobre el traje de baño.
  6. Un término para la iluminación de la fotografía.