Parte norte del distrito de Saitama en la ciudad de Iruma, en un edificio de departamentos de dos pisos, a cinco minutos de la estación. Me encontraba en una llamada telefónica por alrededor de treinta minutos con el articular en la mano.

— No, este, aunque me contactes me es un problema, aunque me preguntes por el lugar al que quiera ir el jefe de la compañía, sería yo el que me gustaría preguntar… ¿he? ¿Tienda? Siempre he querido ir al cabaret que está en la calle Propeller pero como no he tenido dinero no he ido, ¿casa de los padres? Este, creo que era en Ishikawa que está en Toyama o un lugar por allí, creo.

Volteé a ver el reloj de reojo, eran alrededor de las dos de la tarde.

— Si, si, si recibo la llamada te lo haré saber de inmediato, realmente no tengo ninguna obligación con el jefe de la empresa, y tampoco es como si haya pagado en medio año, y como me corrieron de mi departamento he estado viviendo en la oficina desde hace tres meses, si, si, entendido, adiós.

Y dejé el auricular del teléfono.

— Fuu…

Comencé a decir sin dudas mientras suspiraba.

— Jefe, he terminado con la llamada.

Segundos después de que dije eso alguna criatura comenzó a moverse debajo del escritorio golpeándose la cabeza mientras trataba de salir.

— ¡Eres muy bueno actuando Hashiba-kun! ¡En serio muchas gracias, te lo agradezco mucho!

El viejo salió como si fuese un cachorro levantando ambas manos con una gran sonrisa.

— Todo mundo dice que esa persona es un gamberro, su rostro da miedo y nunca sonríe, ¿eres malo con él verdad? La última vez que no le regresé el dinero sus ojos daban bastante miedo.

— Jefe

Volví a suspirar exagerando, después de darle media vuelta a la silla me senté frente al jefe de la compañía, estaba hablando con el cliente debido a que se había atrasado la fecha agendada y quien tenía que hablar con ello y con el jefe era yo, no podía evitar sentir la necesidad de suspirar una o dos veces.

— ¿Qué le parece si por fin les habla? No resultará nada bueno de solo estar huyendo.

— ¡Lo sé! ¡Lo sé Hashiba-kun, si continúo así, solo tendré un aburrido final siendo lanzado a la bahía de Tokio con mi deuda de 10,000,000 amarrado a una piedra y hundiéndome hasta el fondo!

— Entonces…

— ¡Pero créeme! ¡Si resulta bien el próximo proyecto de la revista de manga podré conseguir de inmediato 30,000,000! Por eso es que tengo que evitarlo hasta entonces, haciendo como si el mismo plan no existiera.

— Haa.

Esta es una empresa de videojuegos, y él es el jefe de la empresa de videojuegos, ¿entonces por qué estará hablando de revistas de manga? Después de todo ha de estar pensando en involucrar a “alguien” sin duda alguna.

— ¡Ese plan es sorprendente! ¡Se lanzará por primera vez en la historia la primera edición en papel y en internet al mismo tiempo! Se podrá leer de manera gratuita tanto en celular como por PC además de que el autor es un gran veterano que ha trabajado anteriormente con Shounen Shump, ¡En sus trabajos anteriores ha superado las 5000 personas!

Después de decir eso y a pesar de que no se lo pedí sacó una Tablet, parecía tener unos 10 años, no, de hace unos 20 años, mostrando una página web a la que estaba acostumbrado a ver, no, más que acostumbrado, aburrido como para sonreír con amargura.

— Jefe, ¿y cómo se monetizará?

— ¿Monetizar? ¿Qué es monetizar?

Me llevé las manos a la cabeza.

— ¿Con qué editorial se hará la alianza?

— No hay ninguna.

— ¿Cuántos son los volúmenes reservados? ¿Cómo se obtendrán ingresos?

— ¡No tiene que ser un sistema de membresía pagada!

Las personas que se han preinscrito se alejaran en el momento que sepan eso, y no solo eso podrían incluso crear un problema, me imagino que no ha de estar pensando en esa posibilidad.

— Será gratis, entonces usemos los modelos de adquisición existentes, y si hacemos ambos… ¡Podremos lograrlo de algún modo con que saquemos algo interesante!

— ¡No lo haremos!

Golpeé el escritorio con fuerza.

— Hii, e, espera un poco, no golpees así el escritorio, no es bueno ser violento.

— Debido a sus fallas, personalidad y falta de conocimiento con un porcentaje de aciertos de cero, todas las personas decentes ya renunciaron. ¿Me equivoco?

— No deberías de decir algo tan cruel de manera tan directa.

— Diré lo que quiera decir, ¿dónde está el dibujante? ¿El escritor de escenarios? ¿Dónde quedaron los programadores? ¡Ya no hay nadie! ¿Ya no hay nadie aquí verdad?

— Es cierto… ya todos se fueron… si acaso el único que quedó aquí es Hashiba-kun.

— Simplemente me tardé en huir.

— No, ¡pero el mes pasado gracias a ti logramos sacar “Puri Puri, su lindo trasero”! ¡Como siempre fue por poco pero en serio fue de ayuda, déjame revivir esa fuerza en el siguiente trabajo!

—… Aunque hay muchas cosas por hacer antes de eso.

Le di la vuelta a la silla que estaba al revés, y me acomode frente a la pantalla, había una montaña de correos dirigidos a la dirección de la empresa. Además de pagos no realizados a los creadores, mensajes de los clientes sin contestar que contenían puras quejas.

— Como sea, deje de perseguir sueños, es algo bueno que tenga ideas, pero como el jefe de la empresa debe ser el que tenga los pies en la tierra, ¿lo entiendes?

Haaa… volví a suspirar.

— Bueno, puede que no sea a propósito, pero al menos observe las deudas, y sea firme con el siguiente producto.

Mientras hablaba volteé a ver hacia arriba… este lugar ya había dejado de parecer una empresa.

—… ¿he? ¿Ah? ¿¡Jefe!?

Y cuando volteé a ver el piso que no era nada grande ya no se encontraba nadie además de mí.

—… ¿A dónde huyó esa persona?

Y cuando volteé moviendo la cabeza dos o tres veces.

— ¡¡Kyaa!! ¡¡Pe, perdóneme por favor!!

Escuché un grito patético resonando afuera del edificio.

Me levanté del asiento apresurado y vi hacia afuera por la ventana.

— ¿¡Con que aquí estabas maldito!? No creí que fuese así pero era como se esperaba.

El jefe de la empresa estaba inclinado mientras que dos hombres de traje lo tomaban de los lados.

— No, no es así, uno de mis trabajadores estaba llorando y me dio un poco de lastima.

— Sí, sí, ya sé ya sé, así que sube tranquilamente al auto.

— ¡Nooo! ¡Deténganse! ¡¡No quiero subir al carro!!

Y al mismo tiempo se escuchó el sonido de un bate de metal y lanzaron al jefe de la empresa en la parte de atrás del auto. Y con un “PAM” golpearon la puerta al cerrarla. El auto se dirigió al oeste con un sonoro motor mientras que se llevaban al jefe. La figura desapareció y el aroma de los gases de escape desaparecieron, los alrededores fueron rodeados por el silencio, y solo me quedé viendo al lugar por donde se fueron.

El sol comenzaba a bajar lentamente por el horizonte.

—… ¿Así que con esto me encuentro auténticamente desempleado?

● ● ●

Hashiba Kyouya 20 años.

Nací y me crié en la parte oeste de la prefectura de Nara, me gradué de una escuela privada local, y fallando al tratar crear una empresa como aspirante de creador de videojuegos así que comencé con un puesto de venta en una tienda de accesorios para autos hasta que finalmente cayó en bancarrota así que tuve  que cambiar de trabajo, después de eso comencé a trabajar en una tienda de videojuegos de Akiba sin olvidarme de mi sueño. Un día conocí al jefe de una empresa creadora de videojuegos y me invitó a formar parte de su equipo, a la edad de 26 años se había cumplido mi sueño, me había convertido en un director de videojuegos eroge. Pero la empresa a la que había entrado, era una en la que el jefe solo se la pasaba soñando en grande, dijo que contrataría a una dibujante famosa y lo rechazaron en cinco minutos, al final terminé siendo yo el que se lo pidió de rodillas en representación del jefe tras usar las conexiones que había hecho en mis tiempos trabajando en la tienda y el jefe comentó que le había llegado un correo diciendo que la estaba acosando. Después de eso, al usar las conexiones del jefe de la empresa siquiera se podía contactar con un escritor famoso, terminaba recibiendo mensajes de que le enviaban correos mierdas y groseros, al final no se encontró a ningún escritor, y el mismo jefe uso lo que él mismo había escrito como prototipo y se los mostró a los staff para hacer el escenario y sin siquiera verificar nuestros recursos comenzó el desarrollo. Al final terminamos un año atrasados con la fecha de lanzamiento. Puede ser algo que pase en ocasiones, pero el producto final parecía un cruel eroge hecho con dibujos.

— En serio… ¿qué le pasa a esta compañía?

Una persona se fue, dos personas se fueron, y yo me encontraba enterrado en trabajo, terminamos haciendo los dibujos de alguna manera después de que el ilustrador se fuera, y cuando nos quedamos sin el creador de gráficos rellenamos con color, creando nosotros mismos el material promocional, logramos hacer de algún modo el PV muy a penas, y para grabar usamos un programa sencillo de computadora, no había ningún  proceso que no hubiésemos tocado. 

Pero aun así el juego terminó quedándose incompleto, el programa que tanto había prometido la empresa se había quedado con bastantes BUGs, después de cinco arreglos en videojuego logró correr, pero a estas alturas ya nadie quería tocar el juego. 

Al final, solo quedaron 5 billetes de 1000 yenes en mi cartera, para después quedarme sin nada, Compré un boleto en la central de autobús hacia Nara, y subí de inmediato, mi objetivo: mi casa.

Al final, el  jefe de la empresa nunca regresó, como no pudieron pagarme mi saldo tampoco pude pagar la renta del departamento, y en el edificio de la empresa donde  me estaba quedando me pidieron que me retirara, y sin tener nada más que hacer tuve que regresar a casa. Escribí  correos de disculpas a varias empresas y algunos me invitaron a ir con ellos, pensaban que quedaba algo de la empresa, pero para la industria la empresa ya estaba acabada y yo… ya estaba cansado.

El mundo de la industria de los Eroges es divertido, pero después de haber trabajado para ese jefe, no quería toparme con otros así, puede que simplemente sea el cansancio del día, pero no podía pensar en nada más.

— ¿Nn? ¿Una notificación?

En ese momento el celular que tenía en el bolsillo comenzó a vibrar. Era la notificación de un mensaje que provenía de Nico Nico Douga.

— Ah,  una transmisión en vivo a las 9, de creadores.

En parte por el trabajo, pero me había registrado a una comunidad de creadores de eroges, y así se me notificaba cada que se publicaba nueva información. Me puse el auricular cuando faltaba poco para que comenzara la transición.

—  ¿El anuncio de un nuevo proyecto?… ¿qué era lo que hacían?

Se trataba de “Succed Soft” era una empresa con una gran cantidad de juegos y ganancias, una gran empresa que  podía realizar tres proyectos al mismo tiempo. Pero debido a eso, los creadores e ilustradores por lo regular ya estaban definidos,  pero en el anuncio de esta vez dijeron que había un “nuevo toque” anunciando un cambio….

— “¿¡Una línea completamente diferente!?”

Los Fans y los escuchas parecían tan sorprendidos que los comentarios en el video comenzaron a mostrarse en la pantalla entre emoción e inseguridad.

— ¡Gracias por esperar! ¡Ahora les anunciaremos el nuevo proyecto!

El productor famoso con su barba, y el encargado de la publicidad hacen el anuncio, cuando la pantalla cambio al PV (Preview) Claramente eso costó dinero, se trataba de una animación, en comparación con los PV que nosotros hacíamos, estaban en un nivel claramente más alto.

— ¿¡He!?

En la escena donde aparecían los créditos del autor me puse de pie sin pensarlo. Las demás personas que se encontraban sentadas se me quedaron viendo con sospechas, pero no me importó, simplemente no podía alejar mi mirada del celular que tenía en las manos.

— Diseño de personajes: Akishima Shino.

— Escenario: Kawagoeki Youichi.

— Cantante [email protected]

Y una gran cantidad de comentarios apoyando esos nombres.

— ¿Es mentira verdad?… como se esperaba de “Succed Soft”

Susurré y me dejé caer en el asiento. 

Akishima Shino, ilustradora. Está muchos peldaños arriba y es mucho más famosa que el ilustrador famoso con el que me puse en contacto y terminó rechazándome, también tiene experiencia en el diseño de personajes de anime, justo hace unos días se abrió una exhibición de ella sola. Las últimas revistas de imágenes que ha publicado son mis más preciados tesoros.

Kawagoeki Youichi, autor de novelas ligeras,  en estos tiempos tiene la más alta valoración con los animes basados en sus obras, y ha sido el primer lugar por dos años consecutivos en los ranks de las novelas.

[email protected]: Compositora solista, Es alguien famosa con sus canciones animes por Nico Douga e interpretaciones de canciones de Vocaloid, ahora está lanzando Hits asociada a una productora. Ha vendido boletos Premium para entradas en vip superando los 100,000 yenes el boleto. 

Yo también soy fan de ellos, de los juegos en los que Akishima Shino ha participado como ilustrador, he leído sus juegos, y por supuesto todos sus artículos. Desde que salió el primer tomo de “Amor patético”  ha sido un gran éxito en ventas. Obtuve boletos para el concierto de [email protected] y tomé fotografías hasta que me dolieron los músculos del brazo. En pocas palabras, son los más importantes creadores. El hombre de barba del programa apareció, con el anime y las novelas ya establecidas anunciándose con felicidad, la verdad es que me gustaría ver a estos tres juntos saludando, pero apague la transmisión.

— Ha…

Suspiré atónito, Los tres creadores que se anunciaron son el top de los más famosos, pero tenían otra cosa en común. La verdad es que los tres tienen la misma edad, y se graduaron de la misma universidad. Desde que eran estudiantes destacaron, y además de ellos hay muchas otras personas de la misma universidad que han destacado, en este mundo son llamados la “Generación de platino”

— Que la generación de platino se junte para hacer un solo juego… es algo como un sueño…

La escritora que trabajaba para nuestra empresa huyó argumentando acoso sexual… en serio, parece que estuviéramos en dimensiones diferentes, solo puedo reír. 

Desde hace mucho me gustan los juegos, casi todos los días platicaba con un amigo de videojuegos en la primaria, juntaba mi mesada, hasta que por fin pude comprarme uno, estaba tan impresionado que incluso comencé a escribir en mis libretas los títulos que imaginaba, decidiendo que en un futuro en definitiva entraría en una empresa de videojuegos. Pero solo con soñarlo no se haría realidad, salí de una universidad normal y de un club normal, sin pasar ninguna de las pruebas que me ponían las empresas de videojuegos, y cuando me di cuenta había empezado a trabajar en lugares en los que en realidad no quería trabajar. Por eso es que cuando me convertí en el director de una empresa de eroges, honestamente estaba feliz.

Por más que solo sacamos juegos pequeños, estaba creando los anhelados juegos que quería, los Eroges que tomaba prestados de un amigo y me la pasaba toda la noche jugando mientras lloraba, comprando artículos de segunda mano de mi heroína favorita con lo que ganaba del trabajo, formándome en las filas  para comprar eroges con eventos especiales aún bajo la fría lluvia, y que el eroge que yo haya creado sea publicado… haría lo que fuera para lograr mi anhelo. Pero como resultado, solo terminé en un final malo con el jefe de la empresa huyendo por la noche…

— Pero… no había nada que hacer.

Puede que haya sido un final cruel, pero aun teniendo a ese jefe pude ver mis sueños cumplidos, así que me llené de determinación y le ayudé poniendo mi orgullo en ello, y justo por ese sentimiento fue que me quedé solo en la empresa con el jefe, picando piedra para poder sacar a la venta un juego, Pero ya es demasiado tarde.

— Atención pasajeros, el autobús llegará dentro de poco a Shizuoka, llegaremos al área de servicio dentro de 10 minutos…

Se escuchó el anuncio en el autobús y me preparé para ir al baño. Me imagino que en este punto estarán  teniendo una alegre rueda de prensa en ese programa. Muchas personas en Japón les pondrían atención a estos tres creadores mientras imaginan la clase de juego que terminarán creando, y más que nada llenos de expectativas. En comparación conmigo que me encuentro en dirección de un baño de servicio, nadie espera nada de mí, 

Dos de los tres creadores de la generación de platino tienen algo más en común. Nacieron en 1988… el mismo año que yo.

● ● ●

En cuanto regresé a casa limpie mi habitación, En el tiempo en el que me encontraba en Tokio mi hermana Miyoko se divorció sin que me diese cuenta,  parece que regresará a casa siendo madre soltera,  así que la habitación que solía usar la usemos los dos. El hermano menor desempleado y la hermana menor divorciada. A Ambos nos tocaron las subidas y bajadas de la vida. Pero aun así, no dijeron nada por estar desempleado y por ahora me dediqué a limpiar.

— ¿Are? ¿Esto estaba aquí?…

Encontré una caja que se encontraba en la repisa, y en el instante en que la abrí comencé a recordar el pasado. La libreta con los nombres de los juegos que imaginaba, una libreta de dibujos que termine llenando en tan solo cinco días, mangas y novelas ligeras con las que me había apegado, pero entre todo ello, había algo que no encontraba

— ¿N? ¿are?… ¿a dónde se fue?

Comencé a buscar dentro de la caja pero no lo encontraban, incluso sobre el escritorio y entre los libros, pero no podía encontrarlo por ninguna parte. Mientras estaba en ello mi celular comenzó a timbrar

— ¿Are?… una llamada, ¿bueno?

— Ah, ¿onii-san? Siento hacer que limpies la habitación, ¿tienes tiempo?

Del otro lado del teléfono, a pesar de que haya estado en Tokio, mi hermana menor hablaba en dialecto Kansai

— Claro, ¿qué sucede?

—  Cuando estaba ordenando mis cosas parece que se terminaron mezclando algunas cosas tuyas, creí que sería malo si te quedaras buscandolas así que pensé en avísarte

— ¿Algo mío? ¿Qué cosa?

— La notificación de aceptación, ¿es importante para ti verdad?

—… Si, lo estaba buscando, seria de mucha ayuda si lo pudieras traer

— Si, bueno, nos vemos después

Cortó la llamada, y me recosté en la cama. Me quedé viendo al techo, no había cambiado nada desde que estaba en la preparatoria

— ¿Por qué habré tomado ese examen en aquel entonces?…

Yo quien tenía calificaciones normales, tomé los exámenes de ingreso de varias universidades normales en Kasai, en ese entonces…será que se me subió la sangre a la cabeza, que terminé haciendo un examen para una universidad de mayor rango. La universidad de artes Oonaka, con su departamento de  estudios de cine, de donde provienen directores de anime conocidos a nivel nacional, el escenario de donde provienen famosos mangakas como “Akai Honoo” una universidad en la que incluso se han graduado grandes creadores de videojuegos a nivel mundial e hice mi solicitud.  El nombre de la universidad acortada es Daigei Hay muchas personas extrañas,  1 de cada 5 estudiantes se retira, es una universidad inusual, esos tres creadores provienen de allí. Tienen concursos de dibujo así como de escenarios, solo con ver las preguntas desconocidas en el examen  me llevé las manos a cabeza, y como era un examen que tomé sólo para conmemorar, realmente no me importaban muchos los resultados, pero…

— Aprobé… ¿por qué?

Si, por algún motivo había aprobado. Por supuesto, estaba realmente feliz, pero  a pesar de ser la universidad con nivel más alto no fui a la universidad Daigei. Si hubiese ido, pude haber sido compañero de clases de esos tres…

—… jajaja, realmente no  hice nada

Aunque hubiera entrado en la misma universidad que ellos, eso no querría decir que me convertiría en alguien famoso. “si tan solo” “pudiera ser que…”  una vida  como esa es algo bastante atractiva para alguien que tiene una vida de mierda como la mía

—… Es cierto… si tan solo…

Me imaginé teniendo una vida escolar junto a ellos con quienes no me he encontrado ni una sola vez, Hablando de nuestras creaciones, discutiendo, alejándonos, llorando, riendo y… entonces dejé de imaginar.

— ¿Pero qué sucede?…

Comenzó a dolerme la cabeza y mi vista se vio nublada. Sentí como si tuviera algo en lo profundo de la nariz.

— Ya es tarde.

Ese día de hace 10 años terminó en esta misma cama.

Como resultado de dejar todos mis sueños a la mitad, ahora solo soy un creador desempleado que tenía un jefe inútil. Pensé en esforzarme con todo lo que tenía, pero no pude hacer nada. 

Hay algunos mangakas con trágicas circunstancias, quienes sonríen con amargura sobre sus dibujos, que no fueron recibidos satisfactoriamente… igual que mi vida al haber entrado en el mundo de los videojuegos a medias.

—… En serio, ¿qué fue de mi vida?…

Reí cruelmente de mí mismo y cerré los ojos. Si tan solo pudiera regresar a ese entonces…

Recordé cuando estaba en el examen, en ese entonces mi hermana menor era estudiante de secundaria, y yo ingresaría a la universidad por lo que estaba emocionado. Cada que llegaba una carta de rechazo mi  hermana la traía y me lo entregaba, era como si sintiera su peso, como si ella misma hubiese repoblado, y cuando aprobé estaba feliz conmigo tomándome de la mano y bailando.

Escuché el sonido de alguien subiendo las escaleras.

— ¿Nn? ¿Ya regresó?

Abrí los ojos y llevé mis manos al celular para corroborar la hora, pero antes de que lo hiciera…

— ¡Onii-chan!

Junto con un gran sonido la puerta se abrió.

— ¿Qué sucede Miyoko? Me sorprendiste… ¿he? Tú… ¿qué pasa con esa ropa?

Este año tiene 24 años, y tiene un hijo… pero estaba de pie allí con uniforme de marinera.

— ¿He? Pero, es mi uniforme.

“Si, ¿y eso que?” Mi hermana me respondió como queriendo decir eso.

— No, no es eso… ¿cosplay?

¿Su esposo anterior tenía esos gustos? Nunca había escuchado nada de eso.

— ¿Qué cosa tan tonta estás diciendo? ¡Antes que eso, mira!

Dejó de lado lo que estaba diciendo y me mostró con ambas manos un pequeño sobre.

— ¡Onii-chan, felicidades! ¡Aprobaste!

……… ¿he?

No, bueno, es cierto que dijo que me traería la notificación de aceptación, pero…  ¿me lo entrega tan exageradamente? ¿Y en cosplay?

— Tu… en la llamada de antes…

Mientras decía eso busqué mi celular pero me detuve…no lo tenía, en cambio tenía uno viejo que solía usar antes. Comencé a confundirme

— ¿He? espera un poco, ¡Espera!

De nuevo volví a ver a los alrededores en mi habitación. La cama y una televisión antigua, además de una consola PS2. No estaban todos los tomos que había juntado de Zero no Tsukaima, tampoco los de Asterisk, el librero no tenía color. Me apresuré corriendo al armario donde debería de estar mi colección.

—… Onii-chan ¿Qué estás haciendo? Acabo de decir que has sido aceptado en la universidad de Daigei, es algo raro que te hayan aceptado, y ¿por qué de pronto estás hablando con el idioma estándar?

Ya había dejado de escuchar la voz de Miyoko. Esa extraña sensación comenzó a aumentar, y al ver ese número,  me trajo a la realidad.

— … Año 2006…

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!