El cazador detuvo sus pasos, concentrándose en el llanto de los pajaros a lo lejos.

Mientras escuchaba el viento en las montañas, lo que escucho eran los pasos aproximándose detrás de él.

No había nada extraño, solo los pasos del estudiante del cazador.

“…muy, muy rápido… huff, huff… Maestro eres muy rápido.”         

“Recupera el aliento.”

El estudiante se quejó, aunque aún estaba creciendo, su frágil cuerpo temblaba del cansancio.

Ahora tenía 14 y había estado entrenando por 1 año.

Comparado al cazador quien ha estado haciendo esto por 30 años, el aún era una joven cría.

No era la diferencia en la fuerza física. De hecho, si comparas pura habilidad física, el joven lampiño podría ser más fuerte que viejo hombre quien estaba cerca de los 50 con pelo canoso… El cazador pensó.

En síntesis, había una técnica en el senderismo.

La manera para cambiar tu centro de gravedad, mirando por puntos de apoyo estables, la longitud de tus pasos, los movimientos de tu cuerpo.

Había técnicas en todos las áreas,  no comprenderlas puede resultar en innecesaria perdida de estamina.

La cima de la montaña era diferente del pueblo, era un lugar cruel no destinado para que los humanos entren. A diferencia de los pueblos aptos para el uso humano, el hombre en este exuberante mundo verde era solo otra cosa viva, forzada a pelear en las mismas condiciones como otros animales.

En este cruel mundo si tu usabas toda tu resistencia, la única cosa que te esperaba seria la muerte. Solamente sobrevivir era un desafío en las profundas montañas

Pero esto solo aplica a la gente del pueblo.

Para aventureros que tenían ilimitada estamina este no era el caso.
El cazador vio a un aventurero más joven que su estudiante tarareando una canción mientras corría sin esfuerzo por una colina empinada.

Este incidente le hizo darse cuenta de que eran un diferente tipo de ser.

El cazador era diferente de los pobladores, optando por vivir en las montañas. Se estaba hacia el crepúsculo de su vida, pero en el pueblo él tenía una reputación como un fuerte y poderoso hombre.

Con sus gruesas y poderosas extremidades junto a su robusta mandíbula, él tenía el aire de un experimentado maestro. De hecho, él nunca ha perdido un concurso de bebida o una pelea con alguien antes.

El jadeante joven junto a él también aspiraba a ser cazador por sus hazañas. Ser capaz de cazar un ciervo y jabalíes para proveer al pueblo con valiosa carne solo por una caminata hasta la montaña, esta era un importante profesión para el frio pueblo.

Y debido a esto, el comprendía sus límites.

Sin importar que pasara, él nunca podría ganar contra aventureros. Ellos eran como huracanes o una tormenta enojada, casi como si un dragón (que el cazador nunca había visto antes) estaba comprimido en el tamaño y forma de un ser humano.

“movámonos”

Dijo el hombre indiferente y comenzó a caminar.

Un quejido de simpatía vino por detrás de él pero lo ignoro. Él también fue entrenado en una forma similar por su maestro. Para aprender las técnicas en el senderismo el necesitaba experimentarlo el mismo. Si él se daba por vencido tan fácilmente, el no sería capaz de comprender la técnica. La carga del joven era solo la mitad de lo que el cazador llevaba de todos modos.

Sin pasar por el bosque y moviéndose hacia la cresta de la montaña.

El mantenía un ritmo en sus pasos fuera de lo habitual y parecía estar caminando casualmente. Pero los ojos del cazador estaban siempre escaneando la vegetación. Su ruta de viaje no era la misma que los ciervos y jabalíes pero aun necesitaba mantener tu vigilancia para ser un cazador.

Era verano ahora y la montaña estaba llena de vida. Con los saliendo de su hibernación, el quería evitar encontrárselos.

“Maes… Maestro, donde estamos yendo? “

“La cordillera del este ”

La montaña que ellos estaban atravesando era conocida como la montaña Awyu, una vasta zona en la creciente isla de Yamato. Pero el pueblo sin nombre donde el cazador vivía estaba rodeado por montañas. Montañas era todo a su alrededor, no diferenciaban cuál era cuál, todas eran solo montañas para ellos.

El arroyo con monos, las cimas de montaña con peñascos, los grandes árboles en la cordillera… en términos técnicos ellos entendían, nombrando  lugares por sus puntos destacados era suficiente para ellos.

El cazador planeo alcanzar  la cresta con rocas cometa, después hacer un desvió al arroyo.

Pero juzgando por la condición del joven, el podría tener que alterar el plan. El cazador planeaba estar en las montañas por una semana de cual manera y había hecho preparativos para hacerlo.

(ya que no vamos a lograr mucho hoy, debería enseñarle algunas habilidades básicas)

El cazador decidió tranquilamente de hacer la cresta su objetivo por el dia y relajo sus emociones.

Incluso si el no tenía un fuerte arco como el cazador, el joven aún tenía un arco corto funcional.  Le haría bien en trabajar en su puntería en la montaña por el momento. El joven parece estar practicando en el pueblo, pero no importa que tan bueno era ahí, seria todo para nada si el no podia hacer eso en las montañas.

Las habilidades aprendidas al disparar a los hombres de paja en el suelo era un juego de niños.

Tenías que practicar en la montaña y disparar hacia abajo en el valle, tomando presas escondido en los arbustos con solo su cabeza sobresaliendo, o no tendría sentido.

La respiración del cazador era corta y seca, el joven jadeaba ruidosamente detrás de el.

El arranco las ramas con su cuchillo ocasionalmente mientras se abría camino.

En las montañas no podia sir directamente hacia tu destino. La habilidad del hombre de abrir nuevos caminos en lo salvaje era limitada, si no tomaran la ruta en la que podrían viajar, no podrían ir a ninguna parte. Incluso aunque ellos estuvieran caminando hacia arriba, necesitarían ir largas distancias alrededor o incluso caminar cuesta abajo.

Aficionados podrían sentirse frustrados por el constante cambio de direcciones y tal vez perder su sentido de la orientación. El bosque envolviéndonos a los dos era muy profundo el silvestre salvaje del bosque podia incluso bloquear la vista del horizonte.


Pero el cazador usó sus años de experiencia y sus agudos sentidos para hacer un progreso constante hacia la cresta.

El cazador noto una anormalidad y se detuvo.

“Maestro, cual es el asunto? “

“Shhh…”

El cazador detuvo al joven extendiendo su palma hacia él. Cambio su casual paso y se movió hacia la cresta rápidamente Incluso irrumpiendo a través de la espesa maleza. Llegó a una posición en la que podía ver la cresta de la montaña vecina.

Con la escabrosa superficie de la montaña parecida a un mantel arrugado, no podías mirar a lo lejos desde un punto elevado pero el ángulo desde esta posición era justo.

Podías ver el arroyo fluir y  la zona del rio superior restringida.

Más allá de su visión estaba lo que el cazador llama “arroyo de mono”, era uno de los más amplios arroyos de esta región. Incluyendo el peñasco y la orilla del arroyo, tallaba una línea a través del exuberante verde de la montaña y divide sin cesar hacia abajo.

“Eso es…”

El joven se detuvo a mitad de camino.

Porque no sabía cómo describir la escena.

Eso era natural, ya que el cazador quien tenía 3 veces su edad y 30 veces más experiencia que él estaba también viendo esto por primera vez

La orilla del arroyo estaba repleto.

Estaba lleno de ciertos seres negros, ásperos y retorcidos.

Estaba vivo.

Ya que la distancia era muy lejana, el numero demasiado grande, no podia ser visto claramente pero era obvio que eran cosas vivas. Por el numero ellos no estaban solo viajando hacia abajo del rio pero también en el bosque que lo rodea bien escondido por los árboles. Él era incapaz de verlos claramente pero el bosque estaba probablemente repleto con una armada de terroríficas criaturas también.

El cazador miro fijamente la escena como si hubiera perdido su alma.

Este era un aplaste final, un sensación de destrucción inminente.

No importa que criaturas eran, el cazador estaba seguro de que no había nada que el pudiera hacer para detenerlos.

Incluso si él fuera un aventurero.

La armada continúo su marcha más allá de la visión del cazador… una zona restringida llamada por el cazador como “Las Siete Caídas”. Sus números abrumadores hicieron que los dos miraran esta escena durante mucho tiempo.