“¿…? ¿Qué es esta extraña atmósfera? Es como una quietud.”

Una vez que comenzó el festival, la emoción llenó suavemente la ciudad.

Y mientras las diferentes partes de Londres se llenaban de gente, Masazumi estaba inclinando la cabeza en la plaza al lado de la Abadía de Westminster.

Esta plaza bordeaba el parque natural del Soho. Contenía una serie de almacenes que contenían varios eventos festivos tanto en el exterior como en el interior. Masazumi estaba interesada en uno en particular.

“No hay nada como un mercado de libros usados. Comprar libros a tan bajo precio es maravilloso.”

Después de que terminara la ceremonia de apertura, había venido aquí para matar el tiempo hasta que se reuniera con sus compañeros para discutir la fiesta y la reunión de esa noche.

Decidió que la atmósfera que sentía era solo su imaginación, por lo que continuó caminando por los pasillos de libros. Entrecerró los ojos y ya llevaba una bolsa de papel llena debajo del brazo. Dio un paso ligero mientras deambulaba por el almacén y finalmente se sintió atraída por el área de ventas al aire libre. Pensó que ya había superado su presupuesto mensual de libros, pero…

¡…Esto me ayudará a aprender inglés!

Su excusa era perfecta. Si no pudiera engañarse a sí misma, nunca podría convertirse en política. Apenas logró resistirse a reservar copias de todos los títulos principales, pero no pudo evitar comprar los libros que no se habían traducido al Lejano Oriente o que la traducción se detuvo a mitad de la serie.

Mientras buscaba, pensó.

…Me pregunto si Aoi y Horizon realmente están discutiendo su postura para el futuro.

Ella confiaba en ellos lo suficiente como para no asumir que simplemente estaban jugando. Después de todo, Musashi tenía una reunión con Inglaterra después de la fiesta esa noche. Los acuerdos comerciales y políticos se discutirían allí, por lo que actuaría como la base de los futuros tratos de Musashi con otras naciones y la Testament Union.

“Si es posible, espero formar una alianza con Inglaterra.”

Pero antes de que pudiera pensar en eso, necesitaba que Aoi, que era su líder, y Horizon, que era dueña de una Logismoi Oplo, decidieran su postura. Y si la reunión con Inglaterra determinara la dirección futura de Musashi…

…Esta es nuestra última oportunidad para dudar de esta decisión.

Si esos dos no llegaban a una decisión, la reunión solo discutiría el comercio, Musashi no lograría nada en el frente político y continuarían hasta el siguiente puerto o permanecerían en Inglaterra. Entonces perderían el tiempo y el poder que necesitaban para hacer aliados antes de la Paz de Westfalia.

Y por eso Masazumi quería que esos dos tomaran su decisión por la noche.

“Pero su primera cita en diez años es importante desde el punto de vista personal.”

Masazumi se dio cuenta de que tenía una tendencia a pensar en esto desde una posición pública porque no los conocía desde hacía mucho tiempo. Pero los demás eran un poco diferentes. Kimi, Asama y Mitotsudaira se habían separado de ella, pero parecía que estaban planeando seguir a Aoi y Horizon.

¿…Qué son ustedes, sus padres?

Pero mientras Masazumi deambulaba por los pasillos de libros, se sintió un poco decepcionada por haberse perdido eso.

Las voces circundantes eran más fuertes fuera que dentro del almacén.

…Eso probablemente se deba a las personas a cargo de guiar a las personas a los almacenes.

Puso atención y escuchó a una persona cerca de la abadía.

“¡Está bien, está bien, está bien! ¡El siguiente es un artículo raro! ¡Este doujinshi usado se titula ‘Ceremonia de mayoría de edad del vicepresidente de Musashi’!”

“¿¡Es esto un nuevo tipo de acoso!?”

Corrió hacia la voz, pero escuchó un ruido del cielo mientras lo hacía.

Era el sonido de una campana. Provenía de un edificio blanco gigante visible cerca. La abadía era conocida por su gran altura, por lo que solo mirarla hacía que uno quisiera inclinar la cabeza hacia arriba.

…La campana suena como el timbre de una escuela.

Mientras pensaba, un temblor repentino le hizo cosquillas en el lado derecho de su cuello.

Vino de su Mouse. Parecía que el sonido de la campana había asustado al joven oso hormiguero dentro de la parte dura de su cuello. Pero en lugar de salir, se contuvo y dejó de moverse

…Todavía no estoy acostumbrada a esto.

Redujo el paso mientras se preguntaba si el temblor de su cuerpo había asustado al Mouse. Podría perder la oportunidad de confiscar el doujinshi que la rodeaba, pero no tenía otra opción.

Y así caminó junto a los puestos de la librería colocados frente a la abadía. Las gradas en cuestión se colocaron frente a la entrada de la abadía. Había puestos junto a ella y frente a ella y podía escuchar la campana sonar en el cielo.

Sin embargo…

“¿…?”

Algo le pareció extraño.

Esta era la primera vez que Masazumi estaba en Inglaterra o en cualquier lugar como este, pero su corazón sintió algo incómodo que no tenía que ver con estar en una tierra extranjera.

¿…Qué es esto?

Había un festival en marcha y ella estaba en un mercado de libros usados. La gente estaba revisando los productos en los diferentes puestos si tenían la intención de comprar algo o no, pero algo más molestó a Masazumi.

…En primer lugar, hay algo extraño en la abadía.

La Abadía de Westminster era la sede de la Iglesia Anglicana, la iglesia protestante de Inglaterra. Sería natural que la gente hiciera cola allí durante un festival.

“Pero no hay nadie.”

La abadía tenía algunas puertas grandes diferentes en el frente y ella actualmente estaba frente a la central, pero estaba cerrada y no escuchó ruidos o voces que indicaran que había gente adentro. Y…

“…”

Miró alrededor a los puestos de libros usados ​​colocados alrededor de la plaza.

…Algo no está bien.

¿Por qué había aún más clientes afuera?

“¿Por qué están mirando hacia mí? ¿Y no habría normalmente más gente en el centro del mercado que fuera?”

Al principio pensó que estaba siendo demasiado cohibida por las miradas de la gente, pero se hizo muy claro una vez que se movió un poco. Cada uno de los clientes en las gradas miraba en su dirección y volvieron la cabeza para seguir su menor movimiento.

Mientras se preguntaba qué estaba pasando, la campana dejó de sonar.

Cuando el ruido persistente se desvaneció, Masazumi se dio cuenta de que los clientes en las gradas y la gente en el parque habían dejado de moverse y hablar. El silencio y la quietud se habían apoderado de la zona. No, no estaba completamente quieto. Los inevitables movimientos de la naturaleza permanecían. El viento susurró a través de la hierba y las nubes fluyeron por el cielo.

…Todos me miran.

Sus rostros no estaban inexpresivos. Tenían una mezcla entre una sonrisa y la mirada expectante de alguien que pensó que sonreiría pronto.

Masazumi se preguntó qué estaba pasando. ¿Por qué estaba pasando esto, cuándo había comenzado y cómo estaban sus camaradas? Con esa última pregunta en mente, sacó su santuario de mano. La hermana Aoi, Mitotsudaira, y su grupo estarían cerca, por lo que podrían reunirse rápidamente si decidían un punto de encuentro y corrían. Pero un cierto texto similar a la tinta apareció en el panel de visualización del santuario portátil.

¿…La conexión falló?

“…”

La pérdida de cualquier medio de contacto envió un escalofrío por su espalda. El Mouse que tenía en el cuello aún no se había apegado a ella, por lo que no podía formar un vínculo adecuado con ella.

¿…Qué es lo que va a pasar? …No, ¿qué debo hacer?

Mientras estaba preocupada, las puertas dobles centrales de la abadía se abrieron con fuerza detrás de ella y una voz ronca gritó.

“¡¡Ladiiiiiies aaaaaaand gentlemeeeeeennnnnnn!!”

La persona que había abierto las grandes puertas con la fuerza suficiente para agitar el viento pasó a levantar los brazos a ambos lados.

¿¡…Un Living Bones!?

Vestía uniforme inglés. El Living Bones vestía una capa sobre el uniforme y sacudió el sombrero de sacerdote en su cabeza mientras ignoraba el sonido de las puertas golpeándose contra la pared a su izquierda y derecha.

“¡Que tengas una buena muerteee! ¡Soy Lord Canciller y Joya 3! ¡¡Christopher Hatton a tu muerto servicio!!”

Cuando el Lord Canciller Christopher Hatton se presentó desde una distancia de unos diez metros, Masazumi se quedó temporalmente sin palabras.

…Um…

Ella nunca lo había visto antes, pero sabía de él. Christopher Hatton había comenzado como uno de los guardias de la reina Elizabeth y ascendió al cargo de Lord Canciller, un juez religioso con autoridad extralegal. Había sido un dandy que disfrutaba de la danza y su nombre había sido heredado por uno de los miembros de la élite de Living Bones en el mundo moderno.

Actualmente, Hatton se deslizaba hacia adelante por el aire con la cabeza ligeramente inclinada hacia arriba y los brazos abiertos. Parecía alguien que estaba dando un discurso.

“¡Hola, auuuuuudiencia! ¡En este día maravilloso, me gustaría actuar como MC y predicarles un sermón asesino a los inconversos!”

Parecía estar ignorando por completo a Masazumi, pero continuó su movimiento deslizante hacia ella. Continuó mirando hacia el cielo en lugar de mirarla a ella o a las otras personas, pero sus manos huesudas de repente se dispararon hacia sus hombros.

“¿¡… !?”

No estaba entrenada en combate, por lo que tardó en reaccionar. Ella no pudo defenderse en lo más mínimo y su golpe en los hombros la obligó a medias a volverse hacia la plaza.

Mientras emitía una presencia fría y hueca detrás de ella, Hatton habló.

“¡Ahora, gente! ¡Yo y todos los que vivimos en la Inglaterra de la Reina de las Hadas somos cerdos ecológicos que todavía usan las calles y edificios de la era romana muerta hace mucho tiempo! Pero también somos buenos cerdos, ¡así que me gustaría llamarnos caballeros cerdos y dama cerdos! Pero si hiciera eso, estaríamos aquí hasta que estuvieran en sus tumbas, ¡¡así que terminaré con eso ahora!!”

Mientras se preguntaba qué estaba pasando, Masazumi levantó las manos para mostrar que no estaba tratando de resistirse. Se aseguró de no dejar caer la bolsa de libros bajo el brazo mientras escuchaba a Hatton.

“¡Peeero! ¡¡Cerdos, escuchenmeeeee!! ¡Yo sé la verdad! ¡Los cerdos de las otras naciones de Europa también están decididos a cuidar y confiar en la época romana!”

Eso es verdad, asintió Masazumi en silencio.

Muchas de las ciudades, calles y vías fluviales construidas durante la época romana todavía se usaban y las grandes ciudades de diferentes áreas de Europa se basaban en esas cosas. Esto siguió siendo igual incluso después del colapso del mundo armónico. Se hizo referencia a las ciudades y estructuras dentro de los territorios armónicos de las naciones al recrear esas naciones en tierras del Lejano Oriente.

Pero Hatton agregó a sus palabras anteriores. Y su adición comenzó con una palabra de negación.

“¡Pero, pero, pero, peeero! ¡También sé algo más! Nuestra nación de Inglaterra valora la era romana, ¡pero también deberíamos convertirnos en chamanes de la nueva era! ¡…Oh, pero un hombre santo no debería usar la palabra chamán! ¡Olvídate de lo que dije! ¡¡Muera el recuerdo!!”

Masazumi se preguntó si era algo malo que su reacción más fuerte era la esperanza de no estar infectada por su forma de hablar. Mientras inclinaba mentalmente la cabeza, escuchó a Hatton levantar un poco los brazos.

“Inglaterra es nuevaaaaa! Pero ¿qué hay de nuevo, hmmmm? ¡Griten la respuesta! ¡Que sea un grito espeluznante!”

Los trabajadores y clientes en los stands del festival levantaron sus manos derechas al unísono.

“¡¡La Iglesia Anglicana!!”

“¡¡Una mortal buena respuesta!!” gritó Hatton. Ella lo escuchó abrir los brazos. “¡¡Divorciémonos!!”

Masazumi escuchó a todos soltar un grito.

La ovación fue bastante fuerte, pero Hatton juntó los huesos de la mano como si dijera que no era suficiente.

“¡Divorcio! ¡En menos de un segundo, los lazos entre marido y mujer se pueden poner dos metros por debajo! ¡Peeeeero! ¡No hay tristeza, ni llanto, ni suicidio! ¡Al cortar esos lazos legales, tú, yo y todos los demás cerdos y no cerdos con los que dios ha superpoblado este mundo podemos tomarnos de la mano en mortal armonía!

“¡Divorcio! En la vejez sin él, ¡los únicos vínculos eran los que existían entre el esposo, la esposa, el hijo y el descendiente! ¡ Peeeeero! ¡Con el divorcio, una vez se pueden formar vínculos con muchas, muchas más personas! ¡Buen trabajo, Enrique VIII! ¡Peeeeero! ¿¡Significa esto la muerte para los lazos entre nosotros!?”

…Ese es un buen punto.

El matrimonio era un vínculo con significado legal, pero las personas podían unirse incluso sin ese significado legal. Y además de eso, Inglaterra había utilizado la Iglesia Anglicana para dar a las personas la capacidad de cortar el vínculo del matrimonio.

Por eso el Lord Canciller preguntaba si esto significaba el fin de los lazos de la gente.

“Ja, ja”, se rio Hatton detrás de ella. “¡Ese no es el caaaaaso! ¡Están por todas partes a nuestro alrededor! ¡¡El error fatal radica en usar el término ‘vínculo’!!”

Masazumi escuchó.

“¡Leyes! ¡Contratos! ¡Arrendamientos! Incluso sin tales cosas, ¡siempre hay vínculos entre las personas! Incluso si intentas cortarlos, ¡no podrás! ¡Después de todo, ni siquiera nos olvidamos de los muertos! ¡No podemos olvidar a un idiota incluso si muere!”

Dio una fuerte palmada con sus huesudas manos.

“¡Pero la gente es increíblemente corderos perdidos! ¡Y entonces hicieron documentos, hicieron contratos y se volvieron tan narcisistas que no los creerían a menos que su padre hiciera karaoke en la boda! ¡Pero la época romana murió hace mucho tiempo! ¡Los increíbles corderos pasaron por la era de los cerdos y eventualmente se convertirán en vacas! ¡Al final llegarán a la edad de juzgar y conseguirán la victoria cuando el árbitro juzgue del lado del equipo local! Después de eso, ¡la edad del cerdo se superará y llegará la edad de la carne! Una vez que logren ese maravilloso marmoleado, todos creerán en los lazos entre las personas, ¡incluso sin decir una palabra! ¡Con la introducción del divorcio, Inglaterra ha traído la muerte al cordero y sacado el cerdo al mercado! ¡Ahora es la edad del cerdo! Pero después de las dificultades de regatear el precio justo antes del cierre de la tienda, ¡mañana habrá carne a la venta! ¿¡Y qué ha ganado Inglaterra en esta nueva era!?”

Bueno… pensó Masazumi.

Y tan pronto como se le ocurrió la respuesta, Hatton la gritó.

“¡Una nueva leyyyy! ¡Traído a ustedes por mí, el Lord Canciller! A diferencia del derecho civil que ha utilizado Europa desde la vejez, ¡las leyes de Inglaterra han tenido una característica única mortal! ¡Al igual que en la época romana, los países de Europa utilizan el derecho civil que sigue leyes y textos establecidos! ¡Peeeeero! ¡Desde la edad del cordero, las leyes de Inglaterra se basan en precedentes! ¡Y eso se conoce como derecho común! ¿¡Estas escuchando!? ¡Ley común! ¡Ley común! ¡Ley comuuuun!”

Mientras Hatton cantaba, todos los demás se unieron mientras levantaban los brazos una y otra vez.

“¡Ley común! ¡¡Ley común!! ¡¡¡Ley común!!!”

¿¡…Se supone que este cántico es una burla!?

Pero Masazumi no dijo nada porque no quería agitar al representante judicial de otra nación.

Y luego Hatton comenzó a hablar una vez más.

“¡¡Está bien, audiencia!! ¡Somos cerdos ahora! ¡Esa es la edad actual! ¡Al lanzarse de lleno al divorcio y otros cambios, la ley inglesa ha llegado a un límite mortal! ¡El límite está aquí! ¡Y así se le ha dado cierta autoridad al puesto de Lord Canciller! ¡Yyyyy! ¡Esa autoridad es equidaaaaad!”

Continuó explicando el significado de equidad.

“¡Algunos casos especiales no se pueden manejar con el derecho consuetudinario que se basa en precedentes! ¡En lugar de dejar que esos casos especiales nos persigan, el Lord Canciller los resuelve utilizando la equidad que trasciende el derecho común! ¡Ahora Inglaterra puede resolver cualquier cosa sin estar fatalmente obligada por casos antiguos y leyes heredadas! ¡Pero Inglaterra tampoco ha matado esos viejos casos y leyes heredadas! Después de todo, ¡esto es equidad! ¡Una palabra similar existía en la era romana muerta!”

Los trabajadores del stand del festival respondieron alzando con fuerza las manos en el aire. Sus manos sostenían picas hechas de metal oxidado y gritaban al unísono.

“¡¡Equites!!”

Alzaron sus armas y las hicieron girar como si rasparan el cielo.

“¡¡Nuestra nueva ley!!” ellos gritaron.

Dejaron escapar un gran aplauso.

“¡¡Nuestros nuevos equites!! No…”

Los trabajadores del stand del festival se dieron la vuelta, mostrando sus rostros, cuerpos y brazos.

¿¡…Muertos Vivientes y Living Bones!?

“¡¡¡Yeahhhh!!!” todos gritaron. “¡¡Los viejos equites que viven en nuestra nueva Inglaterra!!”

“¡Eso es mortalmente exacto!” gritó Hatton. Se paró frente a los caballeros que lo animaban mientras hablaba palabra por palabra como si señalara a cada uno de ellos por turno. “¡Haaaan! ¡Viiiiisto! ¡¡La!! ¿¡Luuuuuz!?”

“¡No hay luz! ¡¡Sin descansar en paz!! ¡¡Nadie descansa en paz!!”

“¡Está bien, escúchenme! ¡¡Repite después de mí!!”

“¡Escucha tuuuu! ¡Repite después de tiiiiii!”

En ese instante, Masazumi podría haber jurado que el Lord Canciller tomó una respiración imposible.

“¡¡Un idiota no se puede curar ni siquiera con la muerteeeee!!”

“¡¡Un idiota no se puede curar ni siquiera con la muerteeeee!!”

“Ahora bien,” dijo Hatton justo cuando Masazumi sintió un impacto repentino.

Las huesudas manos de Hatton la habían agarrado por los hombros.

¿…Eh?

Antes de que pudiera siquiera preguntarse qué estaba pasando, Hatton gritó.

“¿¡Pero qué hay de una chica inteligente!?”

“¡¡Ella será curada por la muerteeeee!!”

Mientras gritaban de alegría, los antiguos caballeros levantaron sus lanzas.

“¡Los lazos entre las personas están en todas partes! ¡¡Simplemente no podemos verlos!!”

“¡Todos somos idiotas, así que no podemos descansar en paz incluso después de nuestras muertes!”

“¡¡Pero si una chica inteligente muere con nosotros, ese vínculo nos permitirá descansar en paz!!”

¿…Eh?

Masazumi había captado más o menos su argumento, por lo que ella gritó frenéticamente.

“¡Esperen! ¡No soy tan inteligente!”

Todos guardaron silencio. Un poco de fuerza dejó los brazos de los caballeros levantando sus lanzas. Y luego uno de los caballeros movió los dientes secos y la mandíbula para hacer una pregunta.

“¿Cuál fue tu puntaje en tu examen de la clase de salud del tercer trimestre en tu segundo año?”

“¿Eh?”

Trató de recordar.

“¿… 87?”

Todos miraron hacia Hatton detrás de ella. Ella también lo miró y vio al Lord Canciller esquelético asentir profundamente hacia los demás.

“¡Qué puntuación tan alta! ¡¡Por el crimen de perversión, te condeno a morir!!”

“¡¡Nunca había escuchado una excusa tan terrible!!”

“¡Cállate! ¡No serás pervertida! ¡En la religión Tsirhc, es costumbre que todos obtengan cero puntos en sus exámenes en la clase de salud! Pero entregar un papel en blanco sería una tontería, ¡así que todos trabajamos duro para cometer errores puros y correctos! ¡Y dado que obtuviste las respuestas correctas, eres culpable de perversión! ¡¡Y entonces emití mi juicio como Lorrrrrd Cancilleeeer!! ¡¡Teh leh leh teh teh leh!!”

Hatton llevaba un collar hecho de varios cráneos comprimidos y brillaban mientras cantaba junto con su grupo. Tan pronto como se detuvo la luz, Hatton habló.

“¡¡Te sentencio a morir!!”

“Solo querías decir morir, ¿no es así?”

Ella protestó, pero los caballeros soltaron un grito y cargaron hacia adelante con sus lanzas listas.

“¡¡Muereee!!”

“¡E-espera un segundo! ¿¡Realmente puedes descansar en paz así!?”

Se volvió hacia Hatton y descubrió que su collar brillaba de nuevo. La frecuencia del destello se estaba acelerando.

“¡Hora de explotar! ¡Es hora de descansar en paz! ” gritaron las calaveras del collar.

“¡¡C-Casi me engañaste al exagerar, pero eso es aniquilación, no descansar en paz!! ¡Y Lord Canciller! ¡¡Tú también te sorprenderás!! ¡E incluso si no es así, las lanzas te ensartarán!”

Mientras hablaba, una figura salió corriendo de la abadía. La figura no tenía cabeza, pero era un Living Bones que vestía la misma capa y uniforme que Hatton. Los Living Bones sin cabeza se pararon detrás de Hatton, agarraron suavemente el cráneo de Hatton con sus dedos huesudos y se lo quitaron.

“Ah,” dijo Masazumi. “¿¡Puedes intercambiar cuerpos!?”

“¡Que tengas una buena muerteee!”

El nuevo cuerpo de Hatton salió disparado con la cabeza bajo el brazo. El cuerpo restante continuó sosteniendo los hombros de Masazumi y su rostro se puso rígido cuando las lanzas se acercaron.

“¡¡…!!”

En el siguiente instante, Hatton se hundió un poco al lado de la abadía.

Extendió una pierna hacia un lado, giró ambos brazos y los estiró paralelos a la pierna extendida.

“¡Descansar en paz es la palabra clave que une este mundo con el próximo! ¡Usando una sentencia de muerte permitida por la equidad, yo, el Lord Canciller Christopher Hatton, puedo hacer que un número abrumador de espíritus inquietos descansen en paz en solo 0.05 segundos! ¡Y puedes ver ese proceso mortal ahora!”

Torció los brazos que sobresalían a ambos lados. En el instante en que apuntó con ambos pulgares hacia abajo, el cuerpo sin cabeza que sostenía a Masazumi fue atravesado por docenas de lanzas. La tela de su uniforme voló por el aire y las puntas de las lanzas sobresalían de su espalda como un alfiletero.

“¡¡Dance Revolution!!”

Una explosión de luz blanca apareció frente a la abadía.

“Ahora bien.”

Un medio dragón estaba en una calle principal del festival. Murmuró para sí mismo mientras se rascaba el alerón frente a su garganta.

“Eso sonó como una explosión en la distancia, pero ¿me lo imaginé? ¿He sido finalmente tan influenciado por esas personas extrañas que constantemente escucho ruidos fuertes en mi cabeza?”

Ese medio dragón con una capa exterior azul y blanca era Urquiaga. Dejó de caminar, se cruzó de brazos e inclinó la cabeza.

“Todos los demás parecen estar divirtiéndose, ¿entonces los demás empezaron a excluirme en algún momento?”

Los agudos ojos del medio dragón se volvieron hacia la pared de gente que cubría el camino, pero mantenía la distancia. Todos lo estaban mirando. Sus miradas estaban llenas de expectación e interés, pero Urquiaga volvió una mirada entrecerrada en su dirección.

“Hey”, gritó.

Toda la multitud respondió.

“¡————!”

Era una mezcla de vítores, llantos femeninos y risas. Eventualmente se redujo a un revuelo y finalmente se convirtió en un silencio expectante una vez más. Urquiaga no sabía por qué solo él estaba aquí o por qué todos esperaban incondicionalmente algo de él.

Pero había una cosa que sí sabía.

¡…Son ellos!

Reconoció algunas de las caras en la parte más cercana de la pared de personas. Vio a Ohiroshiki, Hassan, Noriki y los hermanos y hermanas menores de Noriki. No sabía por qué, pero formaban parte de la multitud.

“¡————!”

Siempre que pasaba algo, inmediatamente levantaban los brazos y gritaban. Ohiroshiki era el más fácil de entender.

“¡Ohhhh! ¡Uquiiii! ¡Uqui! Uquiii!! ¡¡Ven aquí!!”

En su intento de sobresalir más que nadie en la multitud, agitó los brazos y saltó arriba y abajo con tal fuerza que parecía que iba a estallar un vaso sanguíneo. Sinceramente, Urquiaga lo encontró inquietante. Junto a Ohiroshiki, Hassan sostenía un plato gigante sobre su cabeza.

“¡¡Curry!!”

Urquiaga no tenía idea de lo que estaba pasando. Curry no tenía nada que ver con el festival y el rostro inexpresivo habitual de Hassan solo lo empeoró. Por cierto, Noriki y sus hermanos también eran un problema.

“¡Guau! ¡Es un monstruo! ¡Mira, es un monstruo!” gritó uno de los más jóvenes. “¡¡Date prisa y destruye la ciudad y luego explota!!”

Urquiaga sintió que era una idea muy autónoma de un monstruo, pero luego se volvió hacia Noriki. El chico estaba tan silencioso e inexpresivo como siempre.

“…”

Levantó y bajó los brazos junto con la multitud que lo rodeaba. Su completo silencio y falta de expresión hacían que los movimientos repentinos de sus brazos parecieran muy sospechosos. Después de mirar a esos tres compañeros, Urquiaga ladeó la cabeza.

…Esto debe ser alguna forma de lavado de cerebro. Judge. Tiene que ser.

Quería comprobar si les habían lavado el cerebro, pero eso presentaba un problema.

…Nadie sería tan estúpido como para decir “sí” si les preguntara si les han lavado el cerebro. Alguien debe estar enviando una señal de lavado de cerebro a través del festival y se ha metido en el cerebro de todos. Un católico devoto como yo ha escapado a sus efectos debido a mi barrera católica. Viva el catolicismo. Ahora bien. Es hora de ignorar a los locos y buscar a un personaje de hermana mayor sin lavado de cerebro.

Pero alguien habló de repente a un lado.

“¡Ahhh! ¡Mi oponente es un monstruo! ¡Que miedo!”

Urquiaga giró a la izquierda para ver de qué se trataba.

¿¡…Un sello!?

Era un sello gigante grabado con la imagen especular del Lejano Oriente para “Inglaterra”. Era lo suficientemente grande para envolver los brazos de uno.

“¡¡Soy Nicholas Bacon of Joyas!!”

Esa voz alegre fue acompañada por el sello que volaba hacia Urquiaga.

La voz reunió aún más energía.

“¡¡Toma esto!!”

“Oh, parece que alguien más lo está pasando en grande.”

Naito sintió la vibración en la calle y el sonido de espadas. Sus ubicaciones estaban armonizadas espacialmente, por lo que no deberían haber tenido conexiones directas. El hecho de que pudiera sentir una influencia externa significaba que el hechizo del teatro no era perfecto.

“Si estoy en lo cierto, este es un espacio de teatro y nuestros campos de batalla son escenarios espacialmente adyacentes. En ese caso…”

…Estos ruidos que escucho son de las batallas de los demás. Espero que estén bien.

Mientras murmuraba en su corazón, abrió el largo estuche que había estado descansando sobre su hombro y sacó una escoba.

La luz ya estaba envuelta alrededor del Orei Metallo de la escoba. Era el rojo intenso que indicaba una advertencia. Esa señal normalmente significaba que se estaba acercando a la barrera de una nave mientras estaba en vuelo.

Naito sacó un Magie Figur tipo velocímetro en lugar de un sign frame y lo usó para operar la escoba. Ella canceló la advertencia, la cambió al modo de preparación de vuelo y activó la detección de resonancia por si acaso.

…Tal como pensaba, Ga-chan no está aquí.

El Verstärken Schale de Weiss Fräulein había sido destruido durante la Batalla de Mikawa, pero la pluma que formaba sus cimientos estaba intacta. Por eso había esperado que Schwarz Fräulein pudiera resonar con él, pero parecía que el espacio del teatro no era tan amable.

Estaba preocupada por Naruze. Después de todo, el atuendo de Verstärken Schale y Technohexen provenía del espacio de almacenamiento como un conjunto, por lo que no podía cambiarse al atuendo de Technohexen que proporcionaba defensa y la fijación corporal necesaria para la movilidad aérea.

También…

“Ga-chan puede ser bastante terca.”

Naito sintió que era positivo y negativo que Naruze sintiera que había algo que “faltaba” en sus acciones.

Cuando funcionaba de manera positiva, la convertía en una trabajadora diligente y le daba una amabilidad que rayaba en la sobreprotección. Pero cuando funcionaba de forma negativa, se apresuraba a mostrar los colmillos a los demás y se arrinconaba con un esfuerzo inútil.

…Ella parece estar en el modo de esfuerzo inútil esta vez.

Naito se ajustó el sombrero de tres picos y bajó un poco los hombros.

“Y yo soy la causa…”

Mientras murmuraba para sí misma, se llevó el Orei Metallo de la escoba hacia la frente y, sin embargo, arqueó las cejas.

“¡Verwandlung!” ella gritó. “¡Schwarz Fräulein!”

Su deseo fue respondido por un rugido y la expansión confiable de su equipo.

Vino. Primero, una serie de caracteres se apresuraron a cruzar un letrero.

“Ampliando el espacio asignado. Todos, tengan cuidado.”

En el siguiente instante, el atuendo de Schwarz Fräulein fue convocado detrás de ella y la rodeó. A cambio, la ropa que llevaba se quitó y se convocó a la inversa.

Su piel estuvo expuesta por solo un instante, pero la ropa negra se envolvió firmemente alrededor de su cuerpo en el siguiente momento. Y…

“¡Ven, Schwarz Fräulein!”

En respuesta a su grito, los componentes de un carenado de acero negro se dispararon espacialmente alrededor de su escoba de madera que flotaba en el aire.

Justo cuando la ropa se fijó en su lugar alrededor de su cuerpo, las partes de Schwarz Fräulein se colocaron en su lugar y se dispararon pernos contra ellas.

Todo lo que quedaba era que todo estuviera arreglado en su lugar. Se escuchó una armonía de ruidos metálicos y el último cerrojo se colocó en su lugar.

“¡…!”

Naito inmediatamente voló hacia el cielo.

¿¡…Qué está pasando!?

Quería investigar algunas cosas. ¿Cuáles eran las características de este espacio que había sido alterado por un hechizo? ¿Qué tan grande era? ¿Tenía muros que actuaban como límites? ¿Y era posible destruir el hechizo o escapar de él? Analizar este tipo de hechizos era la especialidad de los Technohexen que se habían visto obligados a oponerse a la persecución. Schwarz Hexen usaba magia atenuante, por lo que eran ellos los que debían destruir, detener o construir contramedidas contra los hechizos. Ella era la persona perfecta para este trabajo.

Y así voló. La razón principal para volar era escapar de los ataques del enemigo.

…Pero también tengo que determinar el alcance de los efectos del hechizo.

Naito se estaba elevando verticalmente, pero de repente chocó con algo.

Era la superficie de una masa de agua.

“¿¡…!?”

Era invisible, pero una espesa extensión de océano había caído del cielo.

Después de golpear esa agua en el aire, Naito sacó toda su velocidad más allá de la enorme pared de agua. El rocío se sintió como un impacto y la presión del agua pareció tocar todo su cuerpo y sus alas.

“¡Kah…!”

Debido a su forma estrecha, Schwarz Fräulein se clavó en el agua y continuó. Comenzó a deslizarse de entre sus piernas, pero rápidamente se detuvo y pareció caer sobre una manta gruesa.

¡…Aire!

Cuando su cuerpo se dobló por el impacto, el aire se deslizó de su cuerpo y dentro de su cabello. Ese aire luego se movió hacia el suelo debajo. La forma en que la corriente envolvía el agua a su alrededor le dificultaba abrir los ojos. Sus pulmones pedían aire mientras temblaban por el impacto, pero solo el sabor a sangre del agua de mar llenó su boca.

Mientras estaba sentada en el océano que hacía difícil extender sus alas, Naito pensó en qué era esto.

…Este es probablemente un océano virtual creado por un hechizo.

Ella había sido descuidada. Tan pronto como la llevaron al espacio del teatro, había asumido que se batiría en duelo con alguien allí, pero su oponente se había llevado el océano al campo de batalla. Y ese océano llenó el cielo para evitar que volara.

El agua que formaba este océano era probablemente la misma que la superficie del océano virtual en el que Musashi solía flotar.

Pero el océano en el cielo aquí era espeso. Ahora que su cuerpo se había asentado en su lugar y simplemente emitía burbujas de aire, sintió un grosor infranqueable en el océano a su alrededor.

Solo podía pensar en una razón para preparar un océano mucho más denso que el que usaba Musashi.

…Nadar.

Mientras Naito sostenía a Schwarz Fräulein que se había estancado en el océano, una voz confirmó la respuesta en su corazón. Provenía de un rastro de burbujas blancas que atravesaba el agua a su derecha.

“¿Lo entiendes? ¡Esta es la gran piscina de entrenamiento instantáneo utilizada por el club naval de Oxford!”

Un hombre que sostenía un tridente largo cargó hacia ella mientras nadaba al estilo Vassallo. Tenía un marco de letrero que mostraba una sirena.

“Soy Hawkins, el capitán del equipo de natación del club naval y Joya 5-2.”

“¡Y yo soy Cavendish, asistente del club naval y 5-3!”

Mientras los escuchó hablar a los dos, Naito sostuvo a Schwarz Fräulein como si lo abrazara dentro del agua pesada.

En el siguiente instante …

“¡¡Hoy lucharemos mientras nadamos!!”

El tridente de Hawkins apuñaló directamente a su garganta.

Mientras el peligro se acercaba a ella, Naito pensó en el hecho de que su compañera probablemente también se enfrentaría a un enemigo.

¡…Ga-chan!

Ella esperaba que Naruze no estuviera emparejada con un oponente tan malo.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!