“¡Por este medio anuncio que Ristarte será la diosa a cargo de salvar el mundo de rango S, Gaeabrande!”

El eco de un rugiente aplauso atravesó el santuario de este unificado mundo espiritual, una dimensión separada del mundo en donde los humanos residen. Desde cualquier dirección, soy bañada por el estruendoso aplauso de hombres viriles y mujeres hermosas.

“¡Qué misión tan lucrativa! ¡Puedes hacerlo, Rista!”

“¡Wow, Rista! ¡Serás una diosa hecha y derecha cuando esto termine!”

Siendo animada por mis superiores, forcé una sonrisa en mi cara.

¿Un mundo de rango S…? Tienes que estar bromeando…

Yo, Ristarte, nací en este mundo espiritual unificado como una diosa hace unos mil años. Desde entonces, he convocado héroes del mundo del mundo humano cinco veces para salvar mundos en peligro. Y, bueno, cinco veces es un poco menos comparad con los demás dioses y diosas más experimentados. En promedio, uno usualmente haría varias docenas de convocaciones en este espacio de tiempo, mientras que algunos incluso se las arreglan para hacer algunos cientos para salvar varios mundos humanos. Por cierto, los mundos de rango S son tierras aterradoras que hacen que incluso el dios más experimentado sufra. ¿Por qué? Porque de los seres malignos que están tratando de dominar estos mundos se dice que tienen poderes que rivalizan a los dioses.

Después de regresar a mi cuarto, fui asignada en el santuario, tomé mi lista de candidatos, consistiendo solo en gente japonesa relativamente joven del planeta Tierra. Desde mi tercera invocación, he estado convocando solo jóvenes héroes de Japón. Como nota aparte, el primer héroe que convoqué era de Marte, y el segundo héroe era un aborigen de una aldea remota en Sudáfrica. Tomó todo un mes para ponerlos al corriente.

En Japón, como sea, existe la ficción acerca de ser transportado a un universo paralelo o renaciendo en otro mundo. Estas historias son bastante populares aparentemente, lo que hace que explicar las cosas sea más fácil. Y, bueno, aunque parece que la moda está menguando, aún es popular en Japón y está tomando el mercado como una tormenta y — Ack. ¿De qué demonios estoy divagando? Debo estar exhausta.

No debería ser una sorpresa, creo. He estado buscando en pilas de listas de candidatos en mi cuarto por un rato, después de todo. Mi cara se ha vuelto aceitosa, tengo bolsas bajo mis ojos, y para rematar, no puedo de parar de tocar mi pie nerviosamente. Después de pasar todo este tiempo cepillando mi hermoso, largo y rubio cabello, ahora es un desastre. Aún así, incluso si significa sacrificar mi belleza como diosa, continué mirando dos resúmenes de candidatos que me seleccioné de la montaña de listas apiladas en mi escritorio.

Vamos a echarle un vistazo al primer candidato.

…Parece ser un guerrero. Aunque no tiene nada de magia, su poder de ataque es alto. Además, a diferencia de la mayoría de los otros candidatos, su HP inicial de 101 está en los tres dígitos.

De acuerdo, echemos un vistazo al segundo candidato.

… Este es el típico héroe mago básico. Ser capaz de usar magia de fuego desde el principio y siendo resistente a la magia de agua son buenas cuaidades.

¿Así que será Sasaki o Suzuki? ¿Suzuki o Sasaki? Preferiría tomarlos a ambos conmigo, pero solo puedo convocar un héroe por mundo. Suzuki, Sasaki, Sasaki, Suzuki, Suzuki, Sasaki — incluso sus nombres suenan similares. Empieza a no importarme cuál elija…

Coloqué los dos resúmenes que seleccioné de vuelta al escritorio a antes de soltar un profundo suspiro

 “¡No puedo esperar a conseguir más experiencia y volverme una diosa de alto rango!”

Sé qué le he estado diciendo eso todos los días a mis superiores, pero esto no es para nada lo que tengo en mente. Si este fuera un mundo de rango C o de rango D como de costumbre, entonces ni Sasaki ni Suzuki serían un problema. Pero este es Gaeabrande, un mundo de rango S. debo ser extra cuidadosa con quien elija. Entre más lo pienso, más siento que quizás ninguno de ellos será la decisión correcta.

S-supongo que solo tengo que echar otro vistazo a las listas de nuevo. Además, quizás me Haya saltado a alguien…

Como sea, de repente empecé a sentirme mareada ante la montaña de documentos en mi escritorio y caí de lleno en mi silla… haciendo que la pila de papeles colapsara en mi cabeza.

“¡Gyaaahhhhhh!”

Después de dejar salir un grito que para nada es de una diosa, me encontré a mi misma enterrada en papel. Poco a poco comencé a apartar los documentos de mi, pero un resumen se pegó a mi frente y no podía sacarlo.

“¡Estúpido… papel…! ¡Ugh!”

Molesta, me las arreglé para despegarlo y darle un vistazo.

… Pero apenas podía creer mis ojos.

GRW: Growth (crecimiento): frecuencia con la que sube de nivel el héroe.

“¿…Huh?”

E-e-espera, espera, ¿Qué sucede aquí? Quiero decir, sus estadísticas son increíbles para alguien de solo nivel 1.

¿Estoy alucinando por la fatiga? ¿El estrés me está haciendo delirar?

Froté mis ojos y miré fijamente el papel tan intensamente que podría hacerle un hoyo, pero los números no cambiaron

¡N-nunca había visto un humano con estadísticas como estas antes! ¡Es perfecto! ¡Indudablemente un hombre de extraordinario talento! ¡Es uno en un millo — no, uno en mil millones!

Agarré fuertemente el resumen, me deslicé fuera del cuarto y me dirigí a ver a la Gran Diosa Ishtar1.

Mi corazón estaba acelerado, procedí a la Cámara de convocación después de terminar la capacitación. Cuando me dijeron por primera vez que iba a estar a cargo de un mundo de rango S, maldije mi problemático destino… ¡Nunca soñé que me encontraría a un héroe con unas estadísticas tan increíbles! ¡Él será capaz de salvar Gaebrande de inmediato, y estaré un paso más cerca de convertirme un una Gran Diosa! Quiero decir, ¡¿soy afortunada o qué?!

Seiya Ryuuguuin — que nombre tan imponente

Bajé por el pasaje de mármol, absolutamente cautivada por sus impresionantes estadísticas… por lo que ignoré cierto detalle. O más precisamente, lo vi, pero simplemente no parecía importante en ese momento.

Personalidad: Demasiado precavido

No fue mucho después de convocarlo que me arrepentí de mis acciones.

  1. NT: Diosa de la mitología sumeria. Es la diosa del amor, la fertilidad y la madre de muchos de los dioses de dicha mitología.