Desde la estación más cercana al colegio, hay tres estaciones por las cuales tengo que pasar para llegar, hablando de esto, las calles por donde vivo parecen abandonadas.

Es como si la nueva era no hubiera llegado a estas calles, todo está muy retro.

Un apartamento hecho de madera vieja, en el segundo piso se encuentra la habitación de los Satou.

Cuando entro al sitio, en el segundo piso…….desde la habitación de los Satou, se escuchaba que estaba timbrando el teléfono móvil de casa, una abuela ¨ancha.¨, la cual era mi vecina que vivía al lado, me miraba con enojo desde arriba..

Al escucharlo me apresuro dando brincos por la ya escalera oxidada que tenía huecos por la baranda de manos.

Llegó al segundo piso y me encuentro con la abuela frente a frente y ella me dice ¨ya era hora que vinieras, lleva sonando como 10 minutos sin parar¨, hablo como si quisiera hincarme con una aguja en la tráquea. ¿De verdad?. ¿Quién es ese salvaje que llama y llama, que acaso desconoce la existencia del mensaje de voz?

Después de agachar la cabeza en son de disculpa a la abuela, entró a mi casa volando.

Y transpirando tomó la llamada, y preguntó de quién se trata no escondiendo mi desagrado.

—Si sí¿alo?, ¿quién es?

—por fin, hijo al fin respondes! Soy yo! Tu padre que adoras!

—Tú? ¿Qué adorar?ni nada, asco de padre sos!

El salvaje de las llamadas era mi papá, Satou Naoyuki.

Al saber esto, aumentó mi enojo y desagrado.

—papá si bien sabes lo ruidoso que es esto cuando alguien llama. ¿Por qué demonios no esperaste un rato para seguir llamando? Acabas de despertar a los vecinos.

—ajajaja. Lo siento lo siento. Es que de repente me dio ganas de escuchar tu voz.

—¿qué haces diciendo frases cursis?

—no hay de cursi en esto. Que tiene de malo es querer escuchar la voz de mi único hijo, es lo normal. ¿Cómo estás? ¿Todo bien por allá? ¿El colegio, lo estudios, como van?

Ah, rayos.

Esto es ¨ese patrón.¨

Esto es cuando un padre trata de encontrar la

Manera de decirle una mala noticia a su hijo. Es el mismo patrón de siempre.

Estoy hablando por experiencia.

Este viejo, ya superó más e la mitad de los 40 y todavía tiene unos patrones predecibles.

Aun estoy a tiempo de escapar de esta.

Será mejor que le cuelgue lo más pronto posible.

—todo bien, de salud, y el colegio muy divertido. Es super. Listo, ya respondí. Buenas noches!

—Espe Espe espe!  Espera un momento! No cortes! Aún si cortas, volveré a llamar! Y hasta que me cojas la llamada, no pararé! Si, quería escuchar tu voz, pero hay una cosa más, algo con lo que tengo que hablar contigo, muy importante!

Chic, por descuidado me pasa esto, ya sabia que venia algo así.

Disculpen vecinos, ay otra vez me miraran feo.

Pensaba en cortar la línea telefónica con el cable para que no entren llamadas, pero es de esperar que eso sería sobrepasarse. Hmm¿ o no?

….Rayos, terminemos esto rápido.

—ya me lo venía venir,¿dime qué paso?

—ah….pues….eso..

—de una vez, suéltalo. ¿Qué es lo que te resulta tan difícil de decir?

—No es que se me haga difícil de decirlo, sino que al pensarlo de nuevo, como que me da timidez decirlo. Un poco de vergüenza.

—que asco. No quiero escuchar la voz de un viejo en sus últimas, con esa voz de tímida. Ya de una vez, habla. Igual seguro que se trata que me disculpe nuevamente con mi abuelita porque tú robaste su mensualidad, ¿no? Debe de ser una de esas cosas sin vergüenza tuyas, ¿no?

—la verdad es que me volví a casar.

—ya vez, sabía que era algo así ———-qué?????????!!

Desde mi garganta se desprendió un grito.

Entre eso, escucho la pared sonar, la vecina de nuevo molesta, exigía que me callara golpeando la pared. Luego de disculparme con ella en voz alta, recuerdo lo delgado que son paredes, y que se oye de todo. Bueno volviendo al caso, será mejor que confirme lo que acaba de decir papá.

—¿Te volviste a casar? De verdad? Cuando? Yo ni enterado estaba que salías con alguien.

—En la excavación de esta ocasión, conocí a una mujer.

—En Fukuoka? ¿Pero si llevas ahí dos meses nada más, no?

—Los de preparatoria como tú no están listos para esta conversación. Si la flama del amor te llega, no hay nadie que lo apague.

No me lo creo. Solo porque se prendió la llama del amor, ¿en dos meses decidieron casarse?

Nah es imposible, y si es verdad, pues que miedo. En dos meses es obvio que aún no conoces bien a tu pareja como para tomar una decisión tan precipitada como lo es el matrimonio.

Supongo que de esto solo entienden, “los adultos”.

—Y entonces por eso ¿decidiste llamar, para hacérmelo saber?. Mira papá, es tu vida, yo no tengo problema que elijas una nueva pareja. Sí papá la eligió entonces para mi esta bien.

—Ah, hijo, no sabes cuanta alegria me da escuchar eso……….Por supuesto, quería informarte, pero esto no es lo único que quería hablar contigo.

—¿y qué es lo otro?

—Lo que quiero hablar contigo es sobre la hija de Tsukiko san, mi esposa.

—¿hija?, ¿tiene hijos?

—Pues si, es normal a esta edad ya tener hijos. Yo te tengo a ti y ella a su hija.

—Si, tienes razón. ¿Entonces significa que ahora tengo una hermana?

—Exacto. Y esa pequeña, está al igual que tú en segundo de preparatoria, seria tu hermanastra menor, ¿mayor? Nah, tú  naciste en abril asi que seria tu hermana menor. Ella se llama Shigure chan.—-y bueno ella a partir de hoy vivirá en esa casa.

—¿cómo— — — —?!?!

Nuevamente se escucha golpes viniendo de la vecina de al lado.

Otra vez me disculpo.

Pero es que no pude aguantar no gritar tras esa noticia.

—Hiromichi, baja tu voz. Despertarás a los vecinos.

—¿pero si soy yo el que le están cayendo sorpresa tras sorpresa, no?! ¿primero, nuevo matrimonio, luego, una hermana de mi edad, y encima dices que a partir de hoy vivirá en esta casa? No, estas loco! Dices que vivirán aquí pero si esta casa ni tiene más de un cuarto!

Esta habitación de este apartamento, es 1DK.

Puede que este apartamento tiene muchas habitaciones, pero todas adentro son pequeñas.

Esta mi ¨cuarto.¨, el cual está a un costado de la cocina y sala, las cuales están juntas. Y en una esquina está el único cuarto de verdad que es el de papá .

Estos dos lugares ya están ocupados.

Este lugar no es para una familia.

—Entonces mira, limpia mi cuarto y úsalo. Bota todas las cosas, excepto los recuerdos de tu madre, ¿ok?

—Aunque bote tu basura, sigue siendo muy pequeño. Nosotros no entraremos juntos en ese cuarto papá. Y seguro que las chicas tendrán mucho equipaje, ¿dónde piensas guardarlos?

—¿hmm? Aah, creo que me has malentendido. A partir de hoy la única que empezara a vivir allá será tu nueva hermanastra Shigure chan. Tsukiko san y yo nos iremos juntos hacia América.

¿Cómo?¿qué?¿eh?¿aaaaahh?

—Lo planeado era que tanto Tsukiko san y Shigure chan fueran hacia allá, pero mi profesor que estuvo a cargo de mi en la universidad, me ha rogado que vaya a América a ayudarlo con una excavación. Ya entre un rato sale mi vuelo. Estaba asustado de que no respondieras a tiempo. Porque Shigure chan ya debe estar por llegar a la casa. Que bueno que pude explicarte antes que llegue, para evitar malentendidos. Jajaja.

—Espera! Que tiene de bueno esto! Acabo de entrar en pánico por tu culpa! ¿Eh? Haber déjame recapitular, estas diciendo que viviré con una chica de mi edad, ¿los dos solos? ¿En esta casa? Pero qué demonios pasa por tu cabeza, papá!

Cuando me di cuenta, mis manos estaban mojadas de sudor. Que asco!

—¿por qué te pones tan nervioso?¿acaso eres virgen? No, verdad. Ya compórtate.

—Soy virgen, idiota! Tu único hijo varón sigue siendo un inocente virgen! Así que hazme un favor y no vendas asi mi virginidad a cualquiera, ok!

—Oh, oh, ya veo. Eso explica muchas cosas. Pero no te estoy vendiendo, ella será tu hermana, solo háblale amigablemente y listo.

—Es una desconocida total, jamás he visto su cara, ¿y dices que sera mi hermana!? No, no, imposible, esto no puede estar pasando! Por favor apiádate de mí! Llama a la chica y dile que vuelva a su casa de antes, y que no venga acá.

—Ah, justo se acaba de anunciar que aborde el avión. Bueno papá se va! Volveré en una año, hasta que nos volvamos a ver, asegúrate de llevarte bien con Shigure chan! Te amo, hijo!

—Oye! Espera, no hemos terminado de hablar!———

—GACHA! Tsu—tsu—tsu—

—Ah,ah, ah…….este viejo de………..!

Grito, y luego pongo en su lugar el teléfono de casa.

Por supuesto, la vecina y sus protestas no pararon, se nota que está furiosa, ojalá que la pared no se rompa, pero no es momento para preocuparme por eso.

Mi cabeza está como un cráneo vacío que en su interior solo hay caldo de misoshiru, el cerebro no me da para esto, todo las ideas están mezcladas.

Ya no podía seguir de pie, me deje caer en el piso. .

…..no me lo creo, ¿enserio esto esta pasando?

Aunque me digan que es mi nueva hermana, no es demasiado que de la nada tenga que vivir con ella, una chica de mi edad.

Y para colmo me dicen que los adulto no volverán dentro de un año.

Desde hace mucho lo llevo pensando, ¿no será que le falta un tornillo a ese viejo?

¿Que acaso desconoce la palabra ¨Ética ¨?

Ni siquiera me lo dice un día antes, sino que de repente, ¨a partir de hoy¨, dice este loco.

…..ah, bueno me siento alegre por la noticia del matrimonio y su nueva pareja.

Porque después de que mamá murió, él me ha criado solo todo este tiempo.

Y ahora la noticia que ese padre tenga una nueva compañera de vida, es algo fabuloso.

Pero aun así—

—¿no están siendo demasiado apresurados?….

Y otra cosa, ¿en vez de trabajar, no deberían de celebrarlo con una fiesta o algo? Ese viejo como siempre es un tacaño.

Suspiro.

Es como si fuera una broma pesada.

Y para empeorar, esta broma está en presente continuo, es decir que aún está en proceso.

Mientras que yo estoy aquí tirado, mi nueva hermana, a quien nunca he visto, se está acercando a esta casa.

Si es asi, entonces no puedo quedarme aquí tirado sin hacer nada.

—Por ahora, lo primordial seria limpiar el único cuarto antes de que llegue esa Shigure.

Obvio, el cuarto de papá, pero antes será mejor que recoja esto.

Mi futón que lleva tirado desde que empece a vivir aquí, y mi ropa que está desparramada.

Y las revistas +18, que pedí prestado de Takeshi.

No puedo permitir que una chica vea todo este desorden.

Si ella llega a ver estas revistas seguro que empezaremos por el pie izquierdo.

Por eso es que, debo de ponerme de pie y empezar de una—y en ese momento.

El timbre suenan anunciando que había llegado un visitante.

—…………..

¿Qué ya llegó?

Aún ni siquiera he recogido las revistas porno!

No creo. Piensa, seguro debe de ser la vecina molesta de al lado.

¿O puede ser que sea los del periódico NHK? He oído que vienen hasta tu casa para hacerte encuestas.

Será mejor que verifique.

Dependiendo de quién es, decidiré qué hago.

Pensado así, veo desde el hueco de la puerta de quien se trata.

….———¿eh?

Grite.

Mi pequeño cráneo con todas las ideas mezcladas se quedaron en shock, en mi cabeza estaba lo que tenía que hacer a partir de ahora, lo que debo de evitar pero, todo se fue esfumó y me quedé en blanco.

Sentí como si la fuerza de gravedad hubiera desaparecido, mis piernas se sentían en el aire.

La vista detrás de la puerta, era una que había congelado todo mis pensamientos.

Pero normal, a cualquier le hubiera pasado.

Porque detrás de la puerta estaba,

Mi novia, con la que se supone que me despedí hoy en la estación——Saikawa Haruka.

¿Por, por qué?

¿Por qué Haruka está al frente de mi casa?

Y encima ¿por qué justo ahora?

Aún no le enseñado mi dirección a Haruka.

Le enseñe la estación más cercana, pero no la he traído hasta acá, asi que es imposible que sepa.

¿Me siguió? Pero si ella fue la primera en subir a su tren. Eso no puede ser.

Entonces ¿qué hace aquí Haruka?

Entre toda esta confusión, trato desesperadamente de encontrar una razón.

Mientras pensaba, dentro del pequeño hueco de la puerta se podía ver que Haruka se veía como si estuviera en problemas.

Saco su celular, y empezó a manosearlo, deslizaba el dedo de arriba a abajo, ponía caras de angustia, y empezó a caminar de un lado a otro.

Al ver esa expresión noté que había desaparecido su calma, ya que ella es de corazón sensible.

Al recordar eso, recupere la calma.

—no puedo permitir esto.

No puedo quedarme parado mientras mi novia se encuentra en problemas.

¿El por que Haruka había venido a mi casa? Bueno eso se puede resolver preguntándole a ella misma, ¿no?

Lo primero que tengo que hacer es abrir de inmediato.

Cuando vuelvo a casa, siempre pongo cerrojo de mano.

—per, perdón. Ahora abro! Ja——?

Abro el cerrojo.

Luego le sigue la puerta.

Está abierta.

Pero,

Al ver a Haruka al frente de mí, el don de hablar lo perdí.

—Ah! Si estaba en casa, que alegria. Pensaba que me había equivocado de habitación. Me puse un poquito nerviosa, ah.

—………

No es.

Al verla por el hueco, no me di cuenta. Pero al escucharla y verla frente a frente, me di cuenta que ella no es.

*la imagen de Shigure chan, en la puerta*

Esta chica que sonríe aliviada enfrente de mi, no es Haruka.

La forma de su cabello, su cara, su cintura bien definida, es idéntica, muy parecida pero—

La forma en que me ve, es diferente.

Cuando Haruka me ve, sus ojos brillan.

Solo con eso me pude dar cuenta la diferencia entre esta desconocida y Haruka.

Cuando percibí ese dato, con más calma noté más diferencias.

Si me centro en su ropa, es totalmente distinta a la ropa que vestiría Haruka.

Debajo de su abrigo de color claro, no esta el uniforme de la preparatoria, al cual vamos los dos, la escuela Seiun, sino que viste un traje de marinero. O bueno en este caso ¿marinera?

Hasta los zapatos son diferentes, las  zapatillas de siempre no están en su lugar están esos zapatos de vestir con tacones.

Y encima detrás de ella hay una gran maleta de ruedas, además, en una mano lleva una bolsa de supermercado.

Esto es….

No hay otra explicación para esto, hasta yo que no soy para nada inteligente, pude dar con la única respuesta para esto.

—-Dígame ¿sucede algo?¿tengo algo pegado en la cara?

—….Usted es….hmm……Shigure san?

—Si! Mucho gusto. Yo soy Ooeyama Shigure. Ah no espere, ahora soy Satou Shigure.

Hija de Satou Tsukiko, desde hoy somos hermanastros.

De aquí en adelante cuento con usted, oniisan.

Exacto.

Mi nueva hermanastra, es una doble de mi novia.

***

El repentino nuevo matrimonio de papá.

La nueva vida con mi hermanastra, solos.

Trato de recapitular ¿qué salió mal?¿qué hice para merecer esto?, solo basto una llamada de ese viejo para déjame en shock, seguro es una broma. ¿Papá, no es gracioso, papá?. por favor que alguien me diga que esto solo es una jodida broma.

Tal vez si me pellizco, al final,

 Nop, este es el mundo real, una realidad asombrosa y no en el buen significado.

Okey, puedo asimilar lo anterior pero que mi hermanastra…………sea la viva imagen de mi novia, no no, eso si es pasarse. Eso no puedo asimilarlo.

¿Entienden?…….eso no, okey.

Todo menos eso. ESTA MAL. Muy mal. Malísimo.

¿Cómo es posible que tenga que convivir con una chica que es igualita a mi novia actual, Haruka?

Esto es demasiado cruel.

A él que se le haya ocurrido esto, me gustaría hacerle saber que está enfermo, quiere ver el mundo arder, ¿o qué?

Haber dime, ¿cómo rayos se supone que deba hacerle frente a esta realidad……!?

—-Disculpe, ¿ya le habían comentado de que yo vendría hoy?

La chica que es la viva imagen de Haruka, al verme paralizado tratando de asimilar todo, me pregunta angustiada.

—Ah. Si. Uhm. Si me dijeron. Por llamada…..como hace unos tres minutos o menos.

—¿hace unos minutos? Seguro estaban muy ocupados. Pero qué alegría que al menos le pudieron explicar un poco. Oniisan, ¿puede decirme su nombre? Mamá me dijo pero ya se me olvido.

—Ah, ehm, si, claro……Satou Hiromichi, un gusto.

—¿Hiromichi kun?

—uh. Seria amable de tu parte si………evitaras llamarme asi por favor.

Si me llama igual como lo hace Haruka…….sería muy peligroso.

La chica con una expresión de no entender el por qué, escucha mi orden. ¨Entonces lo llamaré oniisan. Así también se me hace más  fácil llamarlo.¨ y la acepta.

—Bueno terminamos de presentarnos, ya va siendo hora de que por favor me permita entrar, ¿no cree?

—No, espera.

—¿eh?¿Por qué?

Rayos.

Le abrí la puerta porque pensé que se trataba de Haruka, pero aún ni siquiera he arreglado la habitación.

No puedo permitir que entre.

Es por eso que yo me quede en la puerta como una pared para que no pueda ver nada de adentro.

—Antes ya lo había dicho pero a mi me informaron de esto hace solo unos minutos atrás, asi que la casa está hecho un desorden total. ¿Así que si no fuera mucha molestia, te quedarías a esperar aquí un momentito?

—Aah, eso. De eso se trataba. No necesita avergonzarse de nada. Porque después de todo a partir de hoy seremos hermanos que vivirán juntos. Si se trata de limpiar, yo puedo ayudarte. Con permiso.

—Ah, Espe—espera oe!

Ella me empuja, deshabilitado mi técnica de pared que estaba haciendo. Y entrando a la casa.

Obvio el tímido sin suerte que soy no me permitió tener las agallas como para agarrarla de las manos  una chica que recién conozco. Mala mia. No prepare una estrategia contra invasión.

Por supuesto también se me hacía difícil jalar sus delicados a la vista hombros.

Ahora lo único que me queda por hacer, es tratar de encontrar antes que ella mi revista +18, y hacerlo desaparecer. O mejor esconderlo, tal vez se le puede dar un nuevo uso, a parte es prestado.

Es por eso que debo apresurarme,

ya es muy tarde. Esta casa, tiene un pasadizo de solo 1 metro, si ella empezó antes que yo es obvio que no la alcanzaré, fue imposible. Una batalla perdida desde el comienzo.

Ella entra a mi vivienda, y se queda viendo parada la revista +18 que había dejado tirada en el suelo, abierta.

—…….fu.

Gya.

Se acaba de reír! Definitivamente se acaba de reír, estoy seguro! Con la nariz! Se rió como si estuviera viendo debajo del hombro a un ser vivo inferior!

Wa wa wa……….Quisiera ser una almeja ahora, para esconder mi vergüenza.

—Ah, perdóname. Yo he vivido casi toda mi vida solo con mi madre, olvide totalmente que existen estas cosas. Que despistada. Pero tiene sentido, después de todo esta es una casa de hombres, era obvio que tenía objetos que no quisieran mostrar a las mujeres. Este es mi error. Acepte mis más humildes disculpas. Por hacerlo sentir vergüenza por este altercado.

—……Facilita mucho las cosas su comprensión, uhm.

Me duele su honestidad.

—Hmm, entonces le dejaré encargado al oniisan la limpieza del cuarto. Mientras tanto, yo ire preparando la cena, ¿si? Oh, cierto. ¿Oniisan aún no ha cenado?

—No, todavía…..gracias.

—Soy muy buena cocinando. Toda una experta. Así que espéralo con grandes expectativas.

Ella dice eso, saca de su maleta de ruedas, un delantal con cuadros color rosa y con volantes blancos, se lo pone, detrás se hace un nudo ajustado, y por último, se queda en la cocina.

Mientras que voy limpiando el cuarto, miró hacia la cocina discretamente con algo de desconfianza pero parece ser que es muy hábil en la cocina como ella mismo dijo.

Escucho los vegetales siendo cortados rítmicamente.

El sonido del agua hirviendo en la olla.

Todo mezclado, con un adorable tarareo de una canción con sonidos desde la nariz.

Esa figura es como si Haruka de verdad estuviera aquí, eso me emociona, tal vez yo—-

Hey, un momento. ¿De cuando aqui yo tambien me convertí en un asco de persona…..?

¿Si su cara es igual no cuenta como infidelidad?

Esta forma de pensar es peligrosa, y está fuera de lugar.

Pero mírala, mi hermanastra es igualita a Haruka.

Esta idea es de locos, pero seguro no soy el único al que se le ha ocurrido.

Mientras más lo pienso, creo que seré tentado a caer en la ruina.

Pero, se parece tanto que no me termina de convencer. Es molesto. Se dice que en el mundo a tres personas que tienen la misma cara que tienes,

Osea enserio ¿cual es la probabilidad como para que justo en mi grupo cerrado de conocidos apareciera un doble de mi novia?

Si esto va a ser así, creo que debería ir planteándome laidea de mudarme solo hacia otro lugar. Lo juro, asi lo hare.

Mientras yo estaba en mi mundo, pensando y pensando.

Ella me paso la voz mientras cocinaba dándome la espalda.

—Por cierto, ¿oniisan?, ¿papá enserio te llamo solo hace unos minutos para infórmate de mi caso?

—Uhm. De la nada, me dijo ¨desde hoy, vivirás con Shigure san¨, de verdad lo hizo justo tiempo antes que llegaras.

—ajaja. Si me hubieran dicho eso, yo también me hubiera quedado en shock. Porque de la nada ¨a partir de hoy´ jaja-

—No hay nivel de susto para esto. Los supera todos. Enserio que tu madre tuvo que pasar un dolor de cabeza como para elegir a ese viejo de mierda. De verdad.

—……disculpe el atrevimiento pero oniisan, ya no es solo mi mamá si no es nuestra, también la tuya.

En ese momento, como nunca hasta ahora sentí en su tono de ella, una espada afilada.

Mientras hablaba estaba recogiendo las cosas, pero en bien levanto la vista, la veo a ella entrecerrando las cejas, con una expresión de desagrado.

No me digas,¿ya la hice enfadar?

—Y disculpe de nuevo pero no me voy a callar. No solo me refiero a lo de mamá sino también a mi. Desde hace rato me llama ¨Shigure san¨, por favor deje de hacerlo. Llamame de forma normal ¨Shigure¨. Somos hermanos, no lo olvide.

—no, pero….eso está,

—Lo sé, de repente asimilar la idea de que somos hermanas puede ser difícil, pero no crea que solo usted la pasa mal, okey. ¿Oniisan?

—eh.

—Porque yo también estoy haciendo todo lo que puedo. ¿Acaso cree que es justo que solo uno se lleve la parte fácil? Esforcemos juntos. ¿Okey?

—………..!

……Ya veo. Tiene razón. La tiene.

No creo que exista un ser humano que le digan ¨a partir de hoy ustedes son familia, actúen como familia¨, y ellos responda ¨Si, asi sera.¨. No existen, tal vez.

Además, ella es una chica. Así que seguro no se compara a las inseguridades mías de hombre. Eso es un hecho, ella la está pasando peor.

Pero aun así ella por fuera trata de evitar que se note.

Para colmo, me da confianza, trata de ser amable, y trata de acercarse a mi.

¿Si fuera yo, podría hacer eso?

Desde hace rato, estoy de llorón, pensando solo en mi…….!

—Uooooo!!

—¿eeh?! Espe, ¿qué sucede, oniisan?! De repente, se pega un palmazo en sus cachetes, uwa esta rojo! ¿Cuán fuerte tuvo que ser eso?!

—Nah, ya estoy bien.

—¿No se ve para nada bien, perdón pero no. ¿Qué clase de juego macabro es ese?!

—Tranquila, ahora si estoy bien.

Fue tan fuerte como para abrirle los ojos al despistado yo de siempre.

Ahora debo como un hombre aceptar que ella se vaya acercando, darle la mano, mi confianza, y listo dejarme guiar.

Se supone que eso no haría un hermano mayor.

Digo, osea yo nunca he sido un hermano mayor pero tengo algunas ideas del término, bueno a lo quiero llegar es que, si igualmente me convertiré en un hermano mayor, al menos quiero ser uno que no de vergüenza.

Es por eso que ahora,

—Lo siento. De ahora en adelante, tendré más cuidado con mis palabras. Shi, Shigure.

—……..! Si!

Me dio un poco de cosa, pero pude decirlo.

Lo sabía, es mucho más  difícil llamar a una chica por su nombre a que por su apellido, te pones nervioso y dificulta la vocalización.

Pero ella se ve feliz, con solo observar esa sonrisa aliviada de Shigure, se nota que tuvo sentido el esfuerzo.

Vaya, hasta esa sonrisa de Shigure  es igualita a la de Haruka, mi corazón se acelera, ¿y ahora quién lo va a parar?

Pero este es mi problema. No de ella, lo único que me queda es ir acostumbrándome.

Si le digo que por esta razón se me dificulta hablar con ella a Shigure, sería muy fuera de lugar.

Esto sería irrespetuoso tanto como para Haruka como para Shigure.

—Bueno ya esta la cena, ¿voy sirviendo? ¿Oniisan?

—Si, por favor. Te lo encargo, Shigure.

—Oh. A la segunda le salió mejor. A este ritmo rápido se convertirá en cuerpo y alma en mi oniisan, y quiero por favor que en ese momento engría a su linda hermana menor, ¿si?

Shigure con una sonrisa muy parecida a la de Haruka, la cambia a la de una diablilla que nunca la hubiera podido imaginar de parte de Haruka.

Esa sonrisa solo fue un ejemplo.

Era obvio pero ella no es Haruka.

Al re analizar esto, me alivio en silencio. ……..hmm, uhm, aunque partiendo desde esta conclusión, yo confundí el sentimiento de alivio con otra cosa muy diferente………