El día  más chocante de mi vida sin duda alguna sin exagerar fue a la siguiente mañana.

Sin querer un olor no acostumbrado a percibir, me levanto de mi sueño ligero.

El olor de un misoshiru.

Lo siguiente fue dirigir la mirada hacia la cocina, allí se encontraba mi hermana vistiendo un delantal, parece que está calentando el misoshiru de ayer.

—Ah. Buenos días. Oniisan.

—uh………

Una amable sonrisa acompañada con una refrescante luz que anunciaba la mañana.

Mi corazón salta al verla, porque se parece demasiado a mi novia.

Para quitarme esas ideas de la cabeza, la llamó por su nombre.

—Buenas, Shigure.

—¿Ayer pudo dormir bien?¿o estaba inquieto por tener a su linda hermanita menor en el cuarto de al fondo?

—…….Obvio que no.

—¿Será verdad? Fufu, bueno dejémoslo ahí. Ya está listo el desayuno. Y voy ser servir para comer en la mesa juntos, así que por favor guarde su futon.

Así como ella ordenó, hice, voy saliendo de mi futon.

Me pesa el cuerpo.

Dije ¨obvio que no¨, pero era mentira.

Porque una chica con la misma cara de mi novia, estaba al fondo durmiendo.

Era obvio que iba estar inquieto, cualquiera.

Pero siendo sincero, no tarde mucho en asimilarlo. Y eso es porque,

Ayer, antes de dormir, conocí la forma real de ser por dentro de Shigure, y no se parece en nada a Haruka.

Era de esperarse que con esas personalidades marcadas y una siendo la opuesta de la otra, por mucho que se parezcan por fuera, solo me alcanza a pensar que son dos personas totalmente diferentes.

Hasta de hecho, llegué a pensar que puede ser que nos llevemos bien como familia.

Dejando de lado si algún día Haruka conozca la existencia de este monstruo, no tengo muchas inseguridades.

La razón por la cual en realidad no podía conciliar el sueño no era por Shigure sino por Haruka, estaba pensando en qué pasaría si descubriera esto.

…….Resumiendo, pensaba en la forma de explicarle a Haruka sobre cómo termine asi.

Este es un problema que si lo evito, jamás  tendré que explicarlo.

Pero a la vez es un problema realmente difícil de ocultar.

¿Haruka qué es lo que pensara?

Si llega a enterarse que su novio osea yo, esta conviviendo en su casa con su doble con diferente personalidad.

Honestamente, me preocupa.

Pero yo no tengo la culpa de esto, yo no moví cielo y tierra para que esto ocurriera.

Confío que sí le explico bien, Haruka me escuchará y entenderá.

Y si voy hablarle de esto, será mejor que sea lo más pronto posible.

Por LINE, creo que sería incorrecto. Debe de ser por mi propia boca, las palabras..

En la tarde, la llamaré y hablaremos.

………Para llegar a esa conclusión, tarde tanto que cuando me di cuenta era más de las 2 de la madrugada.

Es normal que mi cuerpo me pese.

Mientras pongo una cara de soñoliento, doblo y guardo el futón, y luego, voy a la mesa.

El menú es arroz blanco, el misoshiru de ayer, huevo frito y repollo rayado.

Cuánto tiempo ha pasado desde que deje de comer arroz recién hecho en las mañanas.

Creo que desde que mamá  murió.

—……..Gracias. Hace mucho que no comía un desayuno tan elaborado como este.

—Disculpe la pregunta pero ¿oniisan, cómo  hacías con tus desayunos?

—Una de dos, comía un pan que había comprado ayer con relleno o no comía.

—Ahora comprendo. Lo siento, oniisan pero ¿qué tal si en vez de turnarnos en la cocina mejor cada uno toma una tarea fija en casa? Yo me encargo de la comida y el lavado. Oniisan puede lavar los platos y sacar la basura. ¿Qué tal?

—Si a Shigure le parece bien.

—Está decidido. A comer!

Mientras desayunamos decidimos las reglas de hogar.

La cena de ayer también fue así, pero ahora lo re confirmo, la cocina de Shigure es deliciosa.

Anoche comimos salmón frito con misoshiru. Hoy en la mañana huevo frito. Y siempre acompañado de un rico arroz blanco.

Puede que los platos mencionados no suenen platillos de otro mundo pero solo notando como esta su arroz comparándolo como cuando yo lo hacía y me salía aguado, pues es una inmensa diferencia.

El salmón estaba frito en su punto fuerte, igualmente el huevo frito, la yema estaba calientita.

El misoshiru tenía un olor fuerte también, y tener los enoki cortados en pedazos delgados facilita mucho la digestión.

Es muy buena en la cocina. Si no tuviera una novia como Haruka y Shigure se hubiera vuelto mi hermana menor——Seguro que me hubiera vuelto loco por las hermanas menores, ahh, un hermano mayor sin remedio sería.

Mientras pensaba, Shigure justo dejó a un lado sus palillos chinos y me paso la voz.

—Por cierto, Oniisan. Tengo una noticia muy importante que decirle.

—¿hmm?Si, dime.

—A partir de hoy, también  iré a Seiun.

Seiun. Solo un lugar tiene ese nombre.

La escuela de preparatoria Seiun. La escuela a la que voy yo.

Conocida por muchos por ser una prestigiosa escuela privada en la prefectura de Kanagawa.

—Ya veo. Entonces iremos al mismo cole.

—La clase también es la misma. Porque usted, oniisan es de la clase especial, ¿no?

—No me jo…..digo, ¿de verdad?

En Seiun, solo hay un aula que sea la clase especial, y es la clase 1.

Hay un regla, y es que si llegan a promover a la clase especial, sin ningun pero los restantes dos años perteneces a esa mismo aula.

—*sonido tragando saliva* jaja, es decir que nos estaremos viendo las caras 24/7, ¿verdad?

—Sip. Es por esto que tengo una propuesta que decirle, oniisan. Quisiera que ocultemos el hecho de que somos hermanos.

—¿hmm?¿por qué?

—Careces de imaginación, oniisan. Sin importar que nuestros padres se hayan casado y seamos familia, nosotros recién nos conocimos ayer. Si llegan a enterarse de que vivimos juntos, ¿será material de moda para los chicos, no crees?! Esas estúpidas fantasías sexuales.

—Bu!

El misoshiru! El misoshiru se me vino de vuelta por la nariz!

—Oe, asi no habla una chica!

—Es la verdad, oniisan. No hay otra forma de decirlo. No quisiera empezar en mi nuevo colegio cargando con ese peso.

Bueno tiene razón en parte, me es fácil imaginar un futuro donde nos estén molestando con preguntas porque vivimos juntos.

Como actual chico de preparatoria puedo asegurarlo.

Las preocupaciones de Shigure son legítimas.

—…….Osea, quieres que digamos mentiras.

—No, no hay necesidad de mentir. Decir mentiras es difícil, tendríamos que pensar qué tipo de preguntas nos harían, y también  tendríamos que coordinarnos para decir la misma mentira, todo eso es molesto. Mejor actuemos con normalidad. Si le decimos a los profesores con anticipación que no digan que somos hermanos, y contamos con lo bueno que es que tengamos un apellido como Satou. Un apellido muy visto así que si no decimos nada, no creo que sospechen.

—Esta bien. No me molesta la idea.

Y tampoco tengo una razón para negarme.

A mi también no me gustaría que fantasearán con nosotros los demás compañeros de clase.

O creen rumores raros, serían rumores sin pies ni cabeza, por sobretodo no quisiera que se enterara Haruka de esto.

Es por eso que no tengo razones como para rechazar la propuesta de Shigure—

Ah. No, espera.

No creo que pueda prometer que no le diré a nadie.

Tengo que si o si hablarle de esto a Haruka, y también a las personas que que vienen de vez en cuando a casa.

—Lo siento. Prometo no hablar de más en el colegio de este tema pero hay personas a las cuales si tengo que contarles. A los tipos que acostumbran venir a mi casa. Igual tarde o temprano se enteraran. Por supuesto, les diré que no le cuenten a nadie más.

La razón por la cual no dije el nombre de Haruka fue porque si llegara a enterarse de mi boca, de que estoy saliendo con una chica que es igual a ella, es más que seguro que se molestaría y pensaría que le estoy gastando una mala broma.

No tengo intención de ocultar ese hecho pero tampoco voy a decirle de manera directa.

Shigure pone una cara de insatisfecha con lo que digo.

—………y sus amigos, ¿son de mantener secretos?

—Sobre eso, no te preocupes. Son mucho más confiables que yo.

—…..si no hay de otra, ya bueno. Esta bien. Pero a cambio, debe de darme un beso de buenos días en la mejilla.

Shigure pone una sonrisa malvada.

Esta mujer, otra vez con estas…….!

—Ya te he dicho que pares con esas bromas ……!

—Aja. ¿Ya se sonrojo? Pero si un beso de mejilla es solo un saludo entre familia. Encima en el extranjero es algo normal.

—Odio la gente que dice en un tono natural que las cosas del extranjero también se pueden hacer con normalidad aquí en Japón!

—Dices eso, pero solo no tienes el valor como para besar en la mejilla a una chica, ¿no? Pero si no escuchas mi petición, ¿entonces cómo voy a darle permiso para que cuente a sus amigos? ¿Qué  hará? Oniisan es una gallina!

—No me subestimes! Si es solo eso, hasta yo puedo!

Es mentira. Es obvio que esto es demasiado para mi.

Si ya de por sí solo tomar la mano de mi novia mientras caminaba, me costó muchísimo.

Pero ahora lo acabo de confirmar, esta mujer—está llena de trucos.

Con solo verle la cara, te enteras.

En su cara se puede cuanto desprecio siente hacia mi.

Esta tipa no desea de verdad de que yo le de un beso de buenos días.

Solo se divierte viéndome sufriendo.

Me pone retos que me sobrepasan intencionalmente.

……..esto no está bien.

Debo de hacerlo un paro para el futuro.

Debo enseñarle y dejarle claro que no me dejaré morder por una gatita cruel, esta vez y las que sean necesarias para que esto no se repita en lo que me queda de vida.

Es hora de vestirme como un hombre, pongo mis manos sobre la mesa y estiró la parte superior de cintura para arriba de mi cuerpo.

La distancia entre el cachete de Shigure y yo se disminuye.

—………..

¿Qué clase de cachete es este? No tiene ninguna mancha, es muy blanco.

¿De verdad esta tipa es humana?

No—no es momento de dudar.

A ella le gusta provocarme porque yo paro siempre asustado.

Es hora de demostrarle lo contrario y devolverle todo.

Sin pensarlo dos veces, voy acercando mis labios.

En ese momento—el shampoo—un aroma refrescante flotaba suavemente cerca de ella.

Mis movimientos se congelaron.

Y eso es porque ese olor es igual al de Haruka.

Mierda, no solo la cara sino también el olor, esto es pasarse!

Está surgiendo un dolor de culpa en mi pecho en este momento.

Aunque digan que es mi hermanastra, aunque solo sea en la mejilla, este es un beso a una chica que recién conocí a ayer.

Y encima ni siquiera yo le dado uno a Haruka.

¿Esto no sería un acto de infidelidad contra Haruka?

Si llego a hacer esto—¿podré ver a la cara a Haruka en la hora de almuerzo de hoy?

—STOP!

—¿uoh?!

Mientras empezaba a dudar sobre la acción que iba a provocar, de un momento a otro, Shigure me empuja para atrás.

Y me mira con una cara molesta pero a la vez confundida.

—Mou, yadaa. Oniisan, se puso serio y todo! Esta era una broma, era obvio. ¿Cómo no se dio cuenta? Si el beso solo se le da a una persona que te gusta.

—Oe, pero si tú me dijiste que lo haga.

—Es que no pensaba que Oniisan se lo tomara en serio. Oniisan, pervertido *una estrella*

—……Hoy, he sentido por primera vez en mi vida  un impulso de querer golpear a una mujer.

—Kya! Estoy en contra de la violencia doméstica!……….pero si tiene razón, esta vez me pase con la broma. Lo siento mucho.

En un sacudido, Shigure agacha la cabeza.

—Sobre contarle a tus amigos. Si oniisan cree necesario, puede contarle a la persona que elija. Solo con no ser descuidado en que no se expanda como rumor es suficiente.

Después de eso, se levantó, y empezó a poner sus cubiertos y plato en el lavadero.

………de repente, se volvió tratable.

¿En serio, que pasara por su cabeza?

¿Se puso tímida?nah, no creo. No parece.

Llegar a entender el mecanismo conocido como corazón de las mujeres, resulta complicado para mi.