Fundamento de una promesa

“Mamá, no voy a terminar de cuidar a las flores. ¿Qué debería hacer?”

La madre de la niña respondió a su pregunta.

“Bueno, Fleur, cuando eso suceda… necesitas llamar a una florista”.

“¡Seguro que eres directa, mamá! ¡Pero es el cuidado que muestras a las flores lo que las hace bonitas! “

“Sí, pero el cuidado de un florista tiene que ser más completo y consistente que el de una madre y su hija, ¿no crees, Fleur? Tienes que pensar estas cosas atraves”.

Al oír eso, la hija metió su azada en la cama de flores y pensó.

… ¿Qué significa pensar esto a través?

“¡Oh ya entiendo! Podemos permanecer en el jardín de flores más tiempo que una florista, ¡así que tenemos que cuidar los capullos!”

“No, tenemos hechizos para cultivar flores, así que solo tenemos que usarlos. Somos brujas, después de todo, Fleur. No es que vaya a hacer nada”.

“¡Mamá! ¡Siento que estas dejando todo el trabajo a mí! ”

“Se me permite hacer eso, Fleur. Pasé mucho tiempo cuidando las flores en la escuela que se convirtió en esta. Todo es mucho más seguro ahora, en comparación a cuando tenía que proteger las flores día y noche de los idiotas que bebían demasiado y se desmayaban o los idiotas que anunciaban que estaban revelando un nuevo ataque especial, atravesaron el espacio y enviaron alrededor de quinientos tulipanes recién plantados a otra dimensión”.

“Mamá, ¿realmente odias las flores?”

“Fleur, te gustan las flores, ¿verdad? ¿Pero te gustan los insectos que atraen?”

“¡Guau! ¿¡Entonces estás diciendo que aplastaste esos insectos!?”

La madre no asintió. Simplemente miró hacia el sol que comenzaba a hundirse en el oeste.

“Fleur, me encantan las flores, pero también me encantan el alcohol y los dulces con mucha crema encima”.

“… ¿Estás diciendo que perdiste, mamá?”

“No, yo gané. Porque mi hambre estaba bajo mi control. Sí, lo usé para el contenido de mi corazón”.

“¡Habla de pensamiento positivo, mamá!”

“Bueno, lo que sea”, dijo la madre. “La flor de la que llevo el nombre viene aquí sin ser recogida, perforada o cortada. Quizás lo difícil que es pronunciar Cerisier me dio una protección divina. Sakura probablemente no hubiera sido suficiente”.

“Mamá, ¿es por eso que mi nombre es Fleur?”

“¿Oh? ¿Habrías preferido Hana? Tengo la sensación de que te habrían llamado Hanako u Ohana-san”.

“Usando esa línea de razonamiento, ser nombrado Mitsuru u Hombre sería una verdadera tragedia… Pero si tuviera que elegir, creo que hubiera preferido un nombre con Hana directamente en él”.

“Eso hubiera sido lindo”.

Su madre no lo negó. Pero…

“Estoy incluida en tu nombre, Fleur. Y yo soy más que solo Cerisier”.

“¿También eres otra flor, mamá?”

“Sí. Así que trata esas flores con cuidado para que florezcan, Fleur. Una vez que entiendas eso, entenderás dos cosas más”.

Que eran…

“Primero, siempre estamos contigo. Y segundo… el mayor hechizo para cultivar una flor es nunca olvidar que las flores pueden florecer por sí mismas. ¿Ok?”