—  ¿En serio era esa cosplay de policía?

Al día siguiente, domingo por la mañana.

— Me pregunto si la podré demandar por haberme dejado dormir en un lugar tan estrecho como ese.

Onee-san comía el desayuno que le preparé mientras hablaba molesta, movía los palillos con avidez como si lo del asunto del día de ayer de los dos kilos hubiera sido mentira.

— Tampoco comí, no pude darme una ducha, fue de lo peor.

— Bueno, bueno, pudiste regresar a casa a salvo.

Después de decir eso onee-san se encogió de hombros…

¿Por qué si se supone que la habían aprendido había regresado a casa?… la verdad es que también me gustaría preguntar eso. Pero aun diciendo eso después de que onee-san fuese arrestada, no pude dormir por la preocupación y pasé toda la noche despierto durmiendo levemente por la mañana, pero inmediatamente después llegó onee-san diciendo “regrese” y me desperté. Perece que Akane-san la trajo pero al alejarse le dijo “no pienses que has ganado…” escupiendo esa frase al despedirse. Fue algo inesperado que Akane-san haya tenido que liberarla, pensaba en preguntar las circunstancias, pero onee-san cuando llegó tenía mucha hambre, dejando de lado los detalles, por el momento preparé el desayuno mientras ella tomaba una ducha.

— Gracias por la comida.

Sonrió satisfecha mientras se frotaba la barriga.

— Después de todo la comida que cocinas es la mejor, la comida de la tienda tampoco está mal, pero me canso de ello después de comer tres semanas seguidas lo mismo… tengo que tener cuidado de no confiarme y comer demasiado.

Pero aun después de hacer eso llevó su mano al pudin… como decirlo, típico de ella. Le pregunté a onee-san mientras nos encontrábamos platicando como siempre, Había una montaña de cosas que quería preguntarle, pero la pregunta más importante ahora…

— ¿Cómo fue que te liberaron?

— ¿N? ¿Te llama la atención?

Bueno, por supuesto.

— Me comuniqué con el abogado de la oficina.

¿Se estará refiriendo al abogado de la oficina en la que está afiliada como artista? Ya veo, si es un abogado de las actrices ha de ser bastante bueno, pero por mas bueno que sea parece que lo que estábamos haciendo era claramente ilegal según Akane-san, ¿qué clase de motivo pudo haber hecho que tuviera que liberarla?

— Siento haberte preocupado.

— No te preocupes, si te encuentras bien no me importa.

— Pero no necesitas preocuparte por nada, estaremos bien de ahora en adelante.

— ¿no necesitamos preocuparnos de nada?

Le pregunté y onee-san sacó una hoja de su bolso, dejándola sobre la mesa, me le quede viendo.

— Trata de leerla.

Sin pensar exclamé al leer aquello.

— ¿¡Eh!? Esto es…

Leí varias veces el documento preguntándome si no lo había leído mal, estaba escrito de una manera un tanto complicada, pero en resumen decía que Onee-san había sido aceptada como mi tutora…

— Esto es…

— Me encontré con el papá de Eita-kun.

— ¿¡He!?

Dudé de lo que había escuchado.

— ¿Cuándo fuiste a la entrevista te rechazaron porque no tenías padres o tutores verdad? Incluso te habían despedido de la tienda por el mismo motivo… por eso pensaba en que tenía que hacer lo posible para serte de ayuda, pensé que solo necesitaba convertirme en tu tutora.

Onee-san continuó con un tono de voz tranquilo.

— Pensé que tenderas incluso más problemas de ahora en adelante sin tu papá presente pero si me convirtiera en tu tutora todos los problemas desaparecerían, incluso el asunto de esa mujer cosplay de policía y lograríamos estar juntos. Pensando en eso fui a ver a tu padre para que me firmara el documento de la tutoría.

Y onee-san agregó “Pero después de todo estaba muy lejos” 

No, no, no, espera, espera, no es solo que esté lejos, se supone que había sido capturado.

— Después solo se lo pedí al abogado y justo ayer habían terminado con el seguimiento al documento.

Realmente no podía comprenderla. ¿Fue a ver a papá durante las tres semanas en las que estuve al cuidado de la familia de  Kishou? ¿Y así obtuvo su firma para que pudiera hacerla de tutor en su lugar? Si me lo dice de esta manera puedo entenderlo, ¿pero llegó hasta ese extremo por mí?

— Es de verdad…

No me importa que fue lo que hizo para poder verlo, lo que albergaba  mi corazón era solo agradecimiento.

— Muchas gracias.

Pensé en que haría lo que sea para poder continuar viviendo con onee-san, pero al final las cosas no habían salido bien… pero onee-san se esforzó por mí de una manera más realista. Estaba feliz por sus sentimientos.

— No necesito que me des las gracias, lo hice porque quería hacerlo.

Su sonrisa solo tenía amabilidad.

— Así que Eita-kun, de nueva cuenta estaré estando a tu cuidado.

— Digo lo mismo, estaré a tu cuidado.

Bajé la cabeza y onee-san se puso de pie.

— Bueno ya terminamos con las explicaciones, Eita-kun, terminamos con la fiesta de ayer porque nos interrumpieron a la mitad, así que pensaba en hacerla de nuevo ¡tenemos que ir a comprar comida y esas cosas, ¿que te parece si vamos?

— Sí, claro

Yo también me puse de pie.

— Pero no compraremos comida hecha, en esta ocasión me gustaría cocinar a mí.

— ¿He?… pero, me siento mal por hacerte cocinar en tu fiesta de bienvenida…

— Está bien déjame al menos eso, quiero hacerlo.

Después de decirle eso, onee-san hizo una sonrisa inocente.

— ¿Entonces te podrías cocinar algo que te pida?

— Claro, vayamos a comprar los ingredientes al supermercado.

— ¡Si!

 Y así dejamos el departamento. .

Parece que la mujer que había salvado hace un año era onee-san, al igual que la niña que actuaba junto a mamá. Hay muchas cosas que me gustaría preguntarle, pero eso puedo dejarlo para después. Ahora estábamos más de humor para celebrar el reinicio de nuestra vida juntos.