Prólogo

Una Reunión y un Cambio

Jadeando, dibujé un círculo mágico en el suelo de la espaciosa habitación, la cual era blanca hasta donde el ojo podía ver. Después de recibir la lista de héroes de la Gran Diosa Ishtar, corrí hacia la Cámara de Convocación de Héroes en el santuario lo más rápido que pude.

Como había roto las reglas del reino espiritual unificado cuando salvé Gaeabrande, se me puso a cargo de salvar el mundo de Ixphoria a continuación. Con un rango más alto que Gaeabrande, Ixphoria ya se había convertido en un mundo dominado por los demonios. Pero incluso así, no estaba desesperada. Rebosante de emoción, lancé en hechizo de convocación mientras miraba a las estadísticas del héroe escritas en la lista. Pensé que se me habían acabado las lágrimas, pero las esquinas de mis ojos comenzaron a arder otra vez.

Estoy segura de que Seiya perdió los recuerdos de nuestra aventura juntos después de que sus estadísticas fueron reiniciadas. Pero está bien. Sería capaz de verlo otra vez y eso era todo lo que importaba. Leí el nombre del héroe en alto. Poco después, el círculo mágico expulsó una poderosa luz, convocando al héroe desde el mundo humano.

Él tenía un cuerpo alto y delgado, con jóvenes mechones de cabello negro colgando sobre su masculina cara. Justo como cuando lo convoqué por primera vez, Seiya Ryuuguuin usaba una camisa y unos jeans mientras emitía una poderosa aura divina. Pensé que nunca vería a este extremadamente cuidadoso héroe otra vez y aun así, aquí estábamos, reunidos.

¡Seiya…!

Desesperadamente me contuve mientras inconscientemente trataba de llegar a él.

¡Ristarte! ¡No! ¡Componte! ¡Seiya no recuerda nada de ti!

Me dije a mi misma incluso cuando las esquinas de mis labios se curvaban hacia arriba. Después de pararme derecha y ponerme presentable, como una diosa debería ser, miré hacia Seiya una vez más.

Vamos a comenzar y a tomarnos nuestro tiempo. ¿Cierto… Seiya?

Me presenté a Seiya de la misma manera que lo hice la primera vez que nos conocimos.

“Es un placer conocerte finalmente. Soy Ristarte, una diosa del mundo espiritual unificado. Te he convocado a esta dimensión para cierta misión. Seiya Ryuuguuin, te convertirás en el héroe que salve el mundo paralelo Ixphoria de las malvadas garras del Señor Demonio.”

… Siguió el silencio, como esperaba. Seiya me lanzó una mirada dudosa, justo como hizo la primera vez que fue repentinamente convocado a este mundo. Aunque se sintió nostálgico.

Después de unos momentos, finalmente habló.

“Rista. ¿Qué se te ha metido?”

“… ¿Huh?”

E-espera. ¿Qué? ¿Huh? Espera. ¿Acaba de llamarme Rista? ¿Huh? ¿Por qué?

 “Ya me dijiste todo eso la última vez. ¿O tienes que decirlo cada vez que convocas a un héroe?”

¿¡Q-q-q-qué!?

Mi boca se abrió y cerró como un pez fuera del agua.

“T-tú… ¿Me recuerdas? Pero cuando los héroes son convocados, se supone que sus recuerdos del pasado son borrados. ¿Por qué…?”

“No logro entenderlo. Pero recuerdo todo”

Repentinamente pensé en mi conversación con Ishtar.

“Esta será una excepción.”

Ella quería decir… ¿¡que permitiría que Seiya conservara sus recuerdos!? ¡E-esa es la única forma en que esto tendría sentido! ¡Que maravilloso arreglo!

Estaba tan conmovida que comencé a temblar, cuando…

“Un momento. Después de todo ese entrenamiento que hice, mis estadísticas regresaron a nivel uno… Esto es ridículo. Por favor dime que hay alguna forma de arreglar este sistema.”

Seiya disparó quejas, pero eso era típico de él. Viendo al héroe justo como lo recordaba causó que las urgencias que había estado conteniendo salieran.

“¡Waaah! ¡Seiyaaaaaaaa! ¡Te extrañeeeeeeeé!”

Haciendo a un lado mi comportamiento de diosa, salté a los brazos de Seiya, enterré mi cara en su pecho y comencé a llorar.

“¡Pensé que tu alma había sido destruida después de la batalla! ¡Pensé que no te volvería a ver! ¡Actuabas tan rudo en frente de los demás, pero en realidad, estabas sufriendo mucho!”

Después de gritar todo eso, eventualmente saqué mi cara de su pecho.

“¡Ah!”

Su ropa estaba manchada con mis lágrimas. Bueno, no solo mis lágrimas. Algunas cosas salieron de mi nariz y mi boca y… Bueno, había mucho de mí en su camisa.

¡Eeeep! O-oh no… Yo – ¡perdí completamente el control de mi misma! ¡Va a golpearme; lo sé…!

Rápidamente cubrí mi cara con mis manos, pero Seiya no me golpeó.

¿Huh? ¿N-no estás molesto? Aunque arruiné tu camiseta por completo.”

“No me importa.”

“¿Huh? ¿En serio? ¿P-por qué?”

“… Rista.”

Seiya me miró y su cara se volvió seria.

“Te recuerdo tratando de salvarme desesperadamente, también. Además, cuando estaba al borde de la muerte a cambio de usar Puerta del Valhalla, recordé cuanto significabas para mí en mi vida pasada.”

¿L-lo dices en serio?”

“Lo hago.”

“¿T-te preocupas por me?”

“Si. Deja de hacerme repetirme. Quiero decir, esta vez volví por ti. escuché la voz de Ishtar en mi cabeza y ella me dijo que ibas a salvar un mundo incluso más mortífero que Gaeabrande como castigo por salvarme.”

“O-oh… Um… ¿P-podrías darme un segundo?”

Me volteé para que Seiya no pudiera ver mi cara, luego me agaché

¡Whoo-hooooooooo! ¿¡Q-q-qué está pasando!? ¡Fui del infierno al cielo! ¡De la desesperación a la euforia! ¡Me estoy ahogando en un indescriptible sentimiento de alegría! Pero… incluso entonces, sacudí mi cabeza.

¡E-espera! ¡Probablemente solo está jugando conmigo! ¡Si! ¡Probablemente está tratando de hacerme bajar la guardia para poder patearme! ¡Solo hay una manera de averiguarlo…!

Con mi corazón golpeando mi pecho, me aproximé a Seiya.

“A-ahem… Hey.”

Envolví mis brazos alrededor de él casualmente. La expresión de Seiya no cambió. Ni siquiera dijo una palabra, pero no parecía que fuera a atacarme, tampoco.

¡Imposible! ¿¡No quiere que me detenga!? E-entonces eso significa que – ¡Espera! ¡Aún no puedo bajar mi guardia! ¡Debo seguir experimentando!

Con mis brazos aun alrededor de él, le puse ojos de cachorrito a Seiya.

“Hey, Seiya. Visitemos a Mash y Elulu la próxima vez que estemos libres. Ellos realmente querían que fuéramos todos juntos a las aguas termales, ¿recuerdas?”

El antiguo Seiya hubiera dicho, No me importa, pero él inmediatamente respondió con:

“Si, eso suena bien.”

¡Conseguí un “suena bien”!

“Realmente los hice pasar por mucho. De hecho, desearía verlos ahora si fuera posible.”

¡E-esto realmente está sucediendo! E-él finalmente… Él finalmente ha…

Fuegos artificiales florecieron en mi corazón como hermosas flores llameantes de pasión. ¡¡Finalmente se ha abierto a mí!! ¡Solo esperen, Mash y Elulu! ¡Van a estar sorprendidos cuando vean lo amorosos que somos ahora!

“Pero eso tendrá que esperar hasta después de que terminemos nuestra misión. El siguiente mundo será incluso más difícil que Gaeabrande, ¿cierto? Necesitaré ser incluso más cauteloso esta vez.”

Entonces, Seiya miró adelante con una mirada afilada.

“Hora de entrenar.”

“¿¡Queeeeeé!? ¿¡Ya!?”

“Si. Voy a empezar con entrenamiento básico como la última vez.”

Seiya me lanzó una mirada. No necesitaba decir una palabra porque yo sabía lo que quería decir. Quería que yo saliera de la Cámara ce Convocación.

“S-sí, ya estoy acostumbrada a esto.”

Su estoica personalidad no había cambiado ni un poco. Tch. Quería que nos sostuviéramos de las manos y nos abrazáramos, pero…

Justo como la última vez, usé mis poderes de creación de diosa para crear un retrete simple y una cama antes de entregarle a Seiya el timbre.

“Hazlo sonar cuando estés listo, ¿okay?”

Justo cuando yo, que me veía un poco desanimada, comencé a salir, Seiya me llamó.

“Rista, ¿podrías traerme algo de comer luego?”

“… ¡¡Okay!!”

“¡Aria, Aria, Aria! ¡Escucha esto! ¡Seiya es muuuy dulce ahora! ¡Ya no me golpea o me patea o aplasta mis senos!”

“E-eso es maravilloso… Espera, ¿qué te ha hecho pasar…?”

Divagué frenéticamente sobre Seiya en la habitación de Ariadoa. Ella tenía cabello rojo. Sus senos eran más grandes que los míos y tenía mucha más experiencia como diosa que yo. Ella era como mi hermana mayor.

Aria me escuchó, dejando salir risitas aquí y allá.

“Seiya aún tiene sus recuerdos gracias a la Gran Diosa Ishtar. Ella debe de haberse puesto en contacto con todas las deidades de mayor rango en el corazón del mundo espiritual y trabajó en algo para ti. Parece que tengo que disculparme con ella por mi comportamiento de antes, también.”

Aria repentinamente pausó y arrugó sus cejas.

“Um… ¿Rista? ¿Estás escuchando?”

“¡S-si! ¡Estoy escuchando! Tengo que agradecerle a la Gran Diosa Ishtar, ¿cierto? ¡Lo sé!”

“H-hey, Rista… Asegúrate de mantenerte bajo control, ¿okay? Sé que ustedes dos solían estar enamorados el uno del otro, pero Seiya es un humano y tú eres una diosa.”

“¡Ha-ha-ha! ¡Oh, Aria! ¡Vamos! ¡Lo entiendo! ¡Estaré bien!”

“¿Estás segura? ¿Realmente lo entiendes?”

Aria dejó salir un profundo suspiro por alguna razón.

“Estoy preocupada por ti. Desearía poder ir contigo. Un pasado doloroso te espera en Ixphoria. Incluso si no lo recuerdas, tu alma podría, cuando llegues…”

Decidí hacer un chiste a pesar de su preocupación.

“¡No te preocupes! ¡Estaré bien! ¡Tengo a mi dulce y amado cariño de un mundo muy, muy, muy pasado conmigo! ¡De cualquier forma, hablamos luego, Aria!”

“¿¡R-Rista!? ¿¡Qué pasó con lo de agradecerle a la Gran Diosa Ishtar!?”

“¡Lo siento, lo haré mañana!”

Después de retirarme de la habitación de Aria, me dirigí directamente a la cocina.

Al día siguiente, hice bolas de arroz para el desayuno de Seiya y procedí a la Cámara de Convocación cuando vi a Cerceus la Hoja Divina y la Diosa de la Guerra, Adenela, de pie en el pasillo. Cerceus, quien era muy musculoso, era de hecho un dios dócil a quien le gustaba hornear pasteles. Adenela era algo aterradora y siempre parecía que estaba a punto de desmayarse, pero ella era cientos de veces más fuerte que Cerceus.

“¡Buen día, Cerceus! ¡Tus músculos se ven genial como siempre! ¡Las bolsas bajo tus ojos también se ven maravillosas, Adenela!”

Cuando los saludé alegremente, Adenela me miró con una expresión de hartazgo.

“V-vaya cambio. B-bueno, entiendo que estás f-feliz de que Seiya esté vivo, pero…”

Sin embargo, mi emoción no era solo debido a eso. De hecho, ayer le hice un guiso a Seiya para la cena y revisé otra vez cuanto había cambiado. Como alimentando a un animal salvaje, cogí un poco de guiso con la cuchara y la apunté nerviosamente a la boca de Seiya.

“¡S-Seiya! ¡A-abre grande! Aquí, di ‘ahh’.”

La ansiedad casi me mata. Casi esperaba recibir un gancho en la mandíbula. Ese pensamiento negativo cruzó mi mente, pero… Seiya puso la cuchara en su boca y masticó el guiso en silencio.

“¿E-está bueno?”

“Si, está genial.”

… Y es por eso que estaba de tan buen humor hoy. Además, estaba por ir a la habitación de Seiya y alimentarlo con las bolas de arroz que hice. Estaba tan emocionada que no podía evitar sonreír.

Sin embargo, contrario a mi humor, Cerceus sostuvo su cabeza.

“Entonces ese héroe está de vuelta, ¿huh?  No me digas que voy a tener que entrenar con él otra vez… Sigh…”

“¡No te preocupes, Cerceus! ¡Seiya es mucho más agradable de lo que solía ser!”

“¿¡Qué!? ¿¡E-en serio!?”

“¡Sip! ¡Pasaron muchas cosas en Gaeabrande y eso ayudó a Seiya a crecer como persona!”

“B-bueno, ¿no es eso algo?… ¿Hmm? ¡Espera! ¡Ahora que lo pienso, sus estadísticas fueron reiniciadas, así que debería ser más débil que yo ahora! ¡Ha! ¡Ya no hay razón para que le tenga miedo! Heh-heh-heh… ¡Ha-ha-ha-ha-haaa!”

Mientras Cerceus reía.

“Seguro que estás de buen humor, Cerceus.”

Seiya se paró detrás de él con sus brazos cruzados.

“Ha-ha…ha… ¡Eeeeek!”

“Hey, Cerceus, puede que sea más débil que tú justo ahora, pero no dejes que se te suba a la cabeza. Te alcanzaré enseguida y me aseguraré de que no hornees otro pastel de nuevo.”

“¿Q-qué quieres decir? ¡Oh, vamos! ¡Solo estaba bromeando! ¡De todas formas, olvídate de eso! ¡Bienvenido de vuelta, Seiya! ¡Estoy feliz de ver que estás bien!”

¿Qué pasó con esa confianza que tenía hace dos segundos? Frotando sus manos excesivamente, Cerceus trató de congraciarse con Seiya.

“Espera, Seiya. ¿Viniste aquí para pedirle a Cerceus que entrenara contigo?”

“Si, decidí recortar el entrenamiento básico esta vez. Pensé que sería más productivo entrenar con uno de los dioses de aquí.”

“U-um… Tengo un pastel que hornear, así que no creo que pueda ayudar… Además, tengo un poco de fiebre… y me duelen las articulaciones… De hecho, creo que moriré pronto…”

Seiya puso una mano sobre el hombro de Cerceus en medio de sus obvias excusas.

“Relájate, Cerceus. Te dejaré tomar descansos. Puedes usar ese tiempo para hornear pasteles.”

“¿¡Qué!? ¿¡E-en serio!? ¿¡Vas a darme tiempo para hornear!?”

“Por supuesto. De ahora en adelante, voy a respetar tu tiempo libre y ponerlo por encima de mi entrenamiento.”

Le susurré a Cerceus:

“¿Ves? ¡Seiya es mucho más agradable ahora!”

“¡S-sí, tienes razón! ¡Realmente lo es!”

Pero fue entonces cuando Seiya declaró serenamente:

“Tendrás un minuto cada cinco horas para descansar y dormirás por tres horas cada tres días. ¿Entendido?”

“¿¡…!? ¡Eso es ridículo! ¿¡Qué clase de entrenamiento explotador es este!? ¡Las condiciones están más allá de lo irrazonable! ¿¡Cuándo tendré tiempo para hornear!? ¡Ni siquiera puedo batir un huevo en un minuto!”

Cerceus sacudió mis hombros con lágrimas en sus ojos.

“¿¡Qué parte de Seiya es ‘mucho más agradable ahora’!? ¡Su personalidad tiránica se ha vuelto incluso peor!”

¿Q-qué demonios…? Eso es raro. Pensé que era más agradable ahora…

De la nada, Adenela empujó a Cerceus fuera del camino y trató de iniciar una conversación con Seiya.

“S-S-Seiya, Olvídate de C-Cerceus y e-entrena c-conmigo.”

Estaba sorprendida cuando la vi. ¡Ella estaba sonrojada como una doncella enamorada! ¿¡Qué demonio…!? ¡Estaba bastante segura de que ella sabía acerca de nuestra relación en una vida pasada! ¿¡Su amor por Seiya se había reavivado repentinamente!? Esta era la primera vez que ella lo veía en un tiempo, después de todo…

Miré en suspenso, pero Seiya simplemente miró a Adenela como si estuviera aburrido.

“Sip. Eres tan aterradora como siempre, Adenela. Entre más te veo, peor se pone.”

“¡S-si…! Yo – ¡te amo…!”

¿¡Pero qué…!? ¿¡Ella siquiera está escuchando lo que él dice!? ¡Ella incluso parece feliz de escucharlo decir eso! ¿¡De todas formas, qué está pasando!? ¡Seiya es tan terrible como solía ser!

Y entonces Seiya miró hacia mí y su expresión fría se calentó un poco.

“Oh, hey. Tengo una idea, Rista. Puedo entrenar con Cerceus y Adenela a la vez. De esa manera, puedo acortar la cantidad de tiempo que necesito.”

Cerceus dejó salir un “¡Eek!” pero yo sonreí y asentí a Seiya.

“¡S-si! ¡Esa es una gran idea!”

Seiya giró sobre su talón, pero me miró una vez más.

“Avísame cuando la comida esté lista, Rista. Podemos comer juntos en tu habitación. ¿Eso está bien?”

“¡S-si! ¡Por supuesto!”

Arrastrando al pobre Cerceus con ellos, Seiya y Adenela se dirijieron hacia la Cámara de convocación mientras yo los miraba fijamente, en blanco.

¡Ohhh! ¡Así que eso es lo que pasa! ¡Seiya solo es agradable conmigo! ¡Hee-hee-hee! ¿¡Por qué me siento tan superior a los demás ahora!? ¡Pero tiene sentido! ¡Después de todo, fuimos atados por el hilo rojo del destino en una vida pasada! ¡No solo eso, sino que trabajamos juntos para derrotar al Señor Demonio de Gaeabrande! Quiero decir, ¿¡cuánto más te puedes enamorar!?

Unas pocas horas pasaron antes de que Seiya realmente apareciera en mi habitación. Le di la bienvenida con el festín que había preparado amorosamente.

“¿Cómo está la bola de arroz?”

“Está buena.”

“¿Y la ensalada?”

“Está buena.”

¡Oh dios mío! ¡Estaba muuuy feliz! Él no diría nada más que “está buena”, pero a pesar de eso… ¡Estaba en las nubes!

Mientras lo miraba escarbar mi comida casera, mi corazón comenzó a ir más rápido.

Yo – probablemente podría besarlo y él no se molestaría. ¿¡D-debería!? ¿¡Perdí mi oportunidad la última vez, ¿¡entonces debería hacerlo ahora!? ¡Solo un beso en la mejilla! ¡Ahhh! ¡Hff…! ¡Hff…! ¡Hff… ¡Hff…!

Pero repentinamente, la puerta se abrió bruscamente sin que llamaran y Adenela entró.

“¡S-Seiya! ¡C-Cerceus se escapó otra vez!”

“Okay. Enseguida voy. Parece que necesita ser disciplinado.”

Después de tragar el resto de su comida, Seiya dejó la habitación con Adenela.

Sigh. Parece que perdí mi oportunidad otra vez. Pero… ¡como sea! ¡No hay necesidad de apresurarse! ¡Tendré muchas oportunidades de ahora en adelante! Hmm… ¡No puedo esperar a ir a Ixphoria! ¡Salvar un mundo paralelo de rango SS o incluso uno SSS debería ser un paseo por el parque ahora! ¡Después de todo, tengo a mi querido y dulce Seiya a mi lado y estamos locamente enamorados!

… Eso fue lo más feliz que he estado nunca. Pero, por supuesto, no duró mucho. Como era de esperar, mis sentimientos pronto serían aplastados, hechos trizas y dejados para volverse nada.


CAPÍTULO 1

Invasión

El día después de que Seiya empezara a entrenar con Cerceus y Adenela, me di cuenta de que había olvidado de agradecerle a Ishtar, así que me dirigí rápidamente a su habitación. Después de tocar, abrí la puerta e inmediatamente me incliné.

“¡Siento no haber venido antes a agradecerle, Gran Diosa Ishtar!”

“Oh, no es problema, para nada.”

Justo como esperaba, ella no estaba molesta conmigo. Ella me sonrió dulcemente mientras estaba sentada en su silla de madera, tejiendo.

“Permitir que el héroe fuera convocado con sus recuerdos intactos era lo menos que podía hacer. El resto depende de ti y de Seiya Ryuuguuin.”

“¡Muchísimas gracias!”

Después de transmitir lo agradecida que estaba desde el fondo de mi corazón, Ishtar dejó de tejer y me miró.

“Realmente desearía poder ayudarlos más, pero cuando pienso acerca de Ixphoria… mi cabeza se nubla y no puedo ver el futuro. El Señor Demonio de Gaeabrande poseía malvados poderes que obstruían mis poderes de adivinación, pero parece que los poderes de este Señor Demonio exceden incluso eso.”

La expresión de Ishtar se tensó ligeramente.

“Después de derrotar al héroe, el Señor Demonio destruyó el mundo y recibió una bendición de una dimensión oscura. El Señor Demonio – y por supuesto todos los monstruos que viven en Ixphoria – posiblemente ganaron poderes que superan ampliamente los de las criaturas de otros mundos paralelos. En adición, no serás capaz de usar tus poderes curativos durante esta misión. Es fácil imaginar lo difícil que será esto. Sin embargo–”

“¡Tengo a Seiya a mi lado, así que estaré bien!” declaré repentinamente.

La expresión inquieta de la Gran Diosa se convirtió en una sonrisa cálida y se rio.

“Si, lo estarás. Después de superar un pasado lleno de lamento, Seiya Ryuuguuin se ha vuelto fuerte no solo físicamente, sino también mentalmente. Su nivel de talento en bruto ciertamente es único. Pero él tiene una debilidad. Su velocidad de crecimiento es a la vez una ventaja y una desventaja. Pronto, sus atributos alcanzarán su límite justo como lo hicieron en Gaeabrande. Incluso entonces, sé que superará este obstáculo y salvará Ixphoria. Creo en él tanto como tú.”

Ishtar me dio una agraciada sonrisa.

“Ixphoria es un mundo de rango SS ahora, Rista. Eres libre de dejar que Seiya Ryuuguuin entrene en el mundo espiritual unificado hasta que esté libre para salir.”

Después de inclinarme profundamente, me retiré de la habitación de la Gran Diosa.

Gracias a mi conversación con Ishtar, era capaz de ver el futuro con una visión clara. Seiya podía haberse vuelto más agradable, pero no podía seguir pegada a él cada segundo del día. No sería capaz de usar mis habilidades de curación esta vez, así que necesitaba encontrar otra forma de ayudar. Quería ser capaz de ayudar al hombre que amo y ese sentimiento me estaba carcomiendo.

Mientras Seiya entrenaba, decidí hablar con Aria para poder aprender más acerca de Ixphoria. Puede ser un mundo olvidado para mí, pero los recuerdos probablemente estaban tallados vívidamente en su mente. Me sentía mal por preguntarle acerca del mundo que ella falló en salvar, pero esto era algo que tenía que saber si quería hacer las cosas bien.

Aria pareció dudosa de hablar al principio, pero lentamente abrió la boca.

“Rista, incluso ahora, algunas veces me pregunto qué sucede en Ixphoria, así que miro en la bola de cristal…”

Ella me dijo que lo que ve en la bola de cristal es aterrador. El mundo descansa en la palma del Señor Demonio. Continentes enteros cayeron bajo el control de los demonios. Humanos convertidos en poco más que esclavos o juguetes… o comida.

“La Gran Diosa Ishtar explotó una apertura en la magia del Señor Demonio y fue capaz de crear un punto de inicio para ustedes en un pueblo conocido como Galvano. Este pueblo esencialmente crea y produce esclavos obedientes, pero por eso exactamente es un lugar relativamente decente para que vivan los humanos. Al menos, ellos no serán usados como juguetes o comida…”

“Entonces ese es nuestro punto de partida, ¿huh?”

Asentí mientras tomaba notas. Antes de darme cuenta, Aria estaba sonriéndome.

“Realmente te estás tomando esto en serio. Estaba un poco preocupada al principio, pero parece que vas a estar bien.”

“Si, solo quiero volverme útil para Seiya.”

Aria puso un dedo en su barbilla y reflexionó por un momento hasta que aplaudió gentilmente como si hubiera tenido una epifanía.

“¡Es cierto! ¡Rista! ¡Te enseñaré la habilidad especial Evaluar! ¡Puedes usarla para revisar las condiciones de los objetos y equipamiento!”

“¿‘Evaluar’? ¿R-realmente necesito una habilidad como esa…?”

“Ixphoria está gobernada por el Señor Demonio. A diferencia de otros mundos paralelos, casi no hay tiendas de objetos y armas dirigidas por los humanos. Tendrán que ocuparse de conseguir objetos y armas por su cuenta, ¡así que definitivamente necesitarás Evaluar!”

Estaba preocupada de no poder aprenderla, pero de hecho no era tan difícil una vez que lo entendí. Básicamente solo necesitabas mirar los objetos de la misma forma en que miras a las personas cuando usas Escáner. Terminé dominándola en dos días.

Usé Evaluación en la maceta de la habitación de Aria para probarla.

Jarrón: un contenedor para las flores. Este envase parece ser hecho de un material cerámico raro en el mundo espiritual. Puede ser vendido a un alto precio.

Esas palabras repentinamente aparecieron en mi cabeza.

¡Wow! ¡Esto es algo divertido! ¡Me recuerda a esos videojuegos que la gente juega en el mundo de Seiya!

“Puedes ajustar el estilo de escritura y personalizar Evaluar a tu gusto.”

¡Ha-ha-ha! ¡Me pregunto qué dirá Seiya cuando vea esto!

Fui dando saltos todo el comino hasta la Cámara de convocación después de dejar la habitación de Aria. Cuando abrí la puerta de un tirón, Seiya estaba reluciendo por el sudor mientras intercambiaba golpes con una espada de madera con Adenela. Mientras, Cerceus estaba a su lado debido al cansancio.

“Oh, Rista.”

Seiya me miró y dejó de entrenar.

“¡Ah! ¡Lo siento! ¡Interrumpí tu sesión de entrenamiento!”

“No me importa si eres tú, Rista.”

¡Él es taaan dulce!

“¡Seiya! ¡Aria me enseñó la habilidad especial Evaluar! ¡Ahora puedo ver lo efectivos que son los objetos y las armas!”

“Eso será útil. Úsalo bien.”

¡Su alabanza me hizo sentir que todo el trabajo duro que puse en aprenderlo valió la pena! Se sentía tan bien que podría derretirme.

Fue entonces que repentinamente tuve una idea.

¿Q-qué tal si uso Evaluar en Seiya?

Usé Evaluar en secreto mientras recitaba, “Muéstrame lo que más quiero saber acerca de Seiya.” Entonces vi la siguiente información aparecer ante mis propios ojos:

★ EVALUACIÓN DEL AMOR DE RISTA ★
Tu puntuación amorosa con Seiya:90 puntos
Seiya cree que eres:Una persona muy importante en su vida
Un pequeño consejo:¡Sigue haciendo lo que estás haciendo y estarás cruzando la línea de meta pronto! ¡Buena suerte!

¡Whoooooooa! ¡Esta habilidad Evaluación es increeeíbleee! ¿Noventa puntos? ¡Eso quiere decir que básicamente estamos unidos! ¿¡Y que estaré cruzando la línea de meta pronto!? ¿¡Ese es mi subconsciente dándome un consejo!? Yo – realmente no sé qué está pasando, pero esta habilidad Evaluar es… ¡INCREÍBLEEEEEEE!

Notando que lo miraba fijamente, Seiya inclinó la cabeza con curiosidad.

“¿Hmm? ¿Pasa algo?”

“¡O-oh…! ¡No! ¡Nada! ¡Oh-ho-ho-ho!”

“¿Querías ver mis estadísticas o algo?”

“Oh, sí. Realmente quiero, pero…”

Seiya estaba extremadamente en contra de la idea de que yo viera sus estadísticas la última vez por miedo a que la información se filtrara, así que usó la habilidad Falsificar persistentemente para esconder sus atributos, pero…

“Está bien. Te los mostraré.”

¡¡Sí, bebé!! ¡¡Quiero verlo todo!! ¡La línea de meta está a la vista y no hay vuelta atrás! Usé Escáner para dar un vistazo a las estadísticas de Seiya sin Falsificar.

SEIYA RYUUGUUIN
LV: 51
HP: 145,683MP: 5,622   
ATK: 72,888DEF: 67,693SPD: 65,007MAG: 28,765GRW: 669
Resistencia: Fuego, Viento, Agua, Rayo, Hielo, Tierra, Sagrado, Oscuridad, Veneno, Parálisis, Sueño, Maldición, Muerte Instantánea, Problemas de Estado
Habilidades Especiales: Magia de Fuego (LV: MAX), Magia de Explosión (LV: 8), Espada Mágica (LV: 9), Potenciador de Experiencia(LV: 15), Escáner (LV: 18), Falsificar (LV: 20), Síntesis (LV: 7)
Habilidades: Fuego Infernal, Infierno Máximo, Arremetida Fénix, Perforación de Fénix, Espada Eterna
Personalidad: Extremadamente Cuidadoso

“Yo – ¡No puedo creer lo que estoy viendo!”

¡Su poder de ataque ya estaba por encima de 70 000 y su HP era casi 150 000! Ya era lo suficientemente fuerte para tomar un mundo de rango C. Estoy segura que los mundos de rango SS son duros, pero sentía que él estaba listo. Sin embargo, como si leyera mi mente, Seiya sacudió su cabeza.

“Esto no es suficiente. Al menos, necesito estar al nivel que estaba cuando derroté a la Gran Madre de Dragones.”

“¿¡Q-quieres decir a nivel máximo!?”

“Si. Aunque el problema es qué hacer después de eso. Si no supero este límite, entonces golpearé una pared en Ixphoria justo como hice la última vez.”

Seiya parece tener las mismas preocupaciones que Ishtar. Obviamente, tendrá que llegar a este límite antes de siquiera pensar en superarlo. Supuse que era por eso que Seiya quería alcanzar el nivel máximo lo antes posible.

“Por cierto, aún no he aprendido Vuelo, Corte Atómico u Hoja de Viento, incluso aunque aprendí esos en un nivel inferior antes. ¿Qué sucede?”

“Las habilidades y habilidades especiales cambian dependiendo de los principios del mundo paralelo. Parece que Vuelo no puede aprenderse en Ixphoria. También parece que el sistema mágico está más fragmentado que en Gaeabrande. Parece que solo serás capaz de usar magia de fuego esta vez.”

“Eso va a hacer las cosas más difíciles.”

“Lo sé. Supongo que es una de las cosas que lo hacen un mundo de rango SS. Pero no todo es malo. Parece que serás capaz de aprender habilidades en Ixphoria que no fuiste capaz de aprender en Gaeabrande.”

Seiya y Adenela continuaron el entrenamiento después de nuestra conversación. A diferencia de Cerceus, Adenela era ruda. Ella ni siquiera parecía cansada mientras cruzaba espadas ferozmente con Seiya. Verlos combatir me hizo sentir impaciente otra vez. Quería hacer algo por Seiya. Quería ayudar con más que esta habilidad Evaluar.

¡Eso es!

La idea repentinamente me golpeó. Debía ajustar la ubicación de la puerta para poner a Seiya en la mejor posición de inicio posible. Como era mi primera vez yendo a este mundo como diosa – una de bajo nivel, además – probablemente no sería capaz de hacer buenos ajustes sin crear una puerta. Me aseguré de alejarme de los demás y comencé a lanzar el hechizo para materializar la puerta a Ixphoria. Fue cuando Seiya repentinamente miró hacia mí.

“Rista, ¿qué estás haciendo? Aun no estoy preparado.”

“Oh, ¿esto? ¡Solo estoy haciendo algunos ajustes! Incluso aunque empezaremos en un pueblo relativamente seguro, quiero asegurarme de que la puerta está en el área más segura posible.”

“Aprecio la idea, pero… ¿estás segura de que un monstruo no va a saltar de la puerta repentinamente?”

“¡No te preocupes! ¡Hay un poderoso campo de fuerza alrededor de la puerta! ¡Estará bien!”

Sin embargo…

Creeeeeeeak…

La puerta repentinamente comenzó a crujir mientras se abría por su cuenta.

… ¿Huh?

Miré aturdida, en lugar de sorprendida, a la puerta que se abría por su cuenta. De pie detrás de ella había una bestia humanoide con la cara de un lobo. Su musculoso cuerpo estaba cubierto por un pelaje plateado. Entró en la habitación muy naturalmente como si no fuera nada fuera de lo ordinario.

“Saludos, diosa de otra dimensión. Y adiós.”

Solo cuando escuché esa intensa voz hablar en una lengua humana me di cuenta de que mi vida estaba en peligro. Pero en ese punto, las afiladas garras del hombre lobo ya estaban a punto de perforar mi garganta.


CAPÍTULO 2

Un Sentimiento Extraño

Ambos, la Hoja Divina y la Diosa de la Guerra – dos maestros del combate – están presentes, pero el inesperado giro de los eventos parecía haber hecho que sus mentes se pusieran en blanco, justo como la mía. Ellos meramente se quedaron mudos por la sorpresa.

Justo antes de que las garras del hombre lobo perforaran mi garganta, cerré mis ojos reflexivamente. Mientras mi visión se volvía un mundo de oscuridad, escuché un ruido sordo, seguido de un intenso impacto. Caí al suelo, pero era extraño. No era mi garganta, sino mis hombros y espalda los que fueron golpeados. Cuando abrí mis ojos tímidamente, vi a Seiya encima de mí. Él fue el único que reaccionó a la situación. Él me protegió antes de que las afiladas garras del enemigo cortaran a través de mi garganta.

“¡Seiya!”

Pero Seiya continuó tendido sobre mi sin siquiera moverse.

¿¡E-él dejó que lo golpearan esas garras para protegerme!?

Di un vistazo rápido, pero no vi sangre. Deseaba poder asegurarme de que estaba bien, pero había una fría voz hacía eco desde arriba.

“¿Entonces este es el héroe que fue convocado para salvar Ixphoria?”

Los ojos del hombre lobo lanzaron un escalofriante brillo, cambiando su objetivo de mi hacia Seiya. Mientras levantaba un brazo en el aire, sus afiladas garras emitían un aura oscura. Mis instintos negaron su existencia. Era el mismo sentimiento que tuve cuando el emperador usó la Devora Dioses contra mí. No había forma de que pudiera olvidar jamás este sentimiento. Era…

… ¡Destrucción en Cadena!

“… Muere”, dijo el hombre lobo con una voz fría e intensa mientras sus garras se acercaban a Seiya.

¡N-no…!

Inmediatamente me lancé sobre Seiya, invirtiendo los papeles. Mirando al hombre lobo a punto de atacar…

“¡Eeeeek!”

Cerceus dejó salir un grito.

Estaba preparada para que mi alma fuera destruida – una muerte eterna… pero fue entonces cuando repentinamente escuché el estridente choque de metal golpeando metal. Las garras del hombre lobo no nos alcanzaron ni a Seiya ni a mí. Cuando levanté la vista, vi a Adenela bloqueando las garras del enemigo con una espada real que ella tenía envainada en su cintura. Sus ojos se abrieron ampliamente mientras ella miraba al hombre lobo.

“¡R-retrocede, p-perro asqueroso…!”

El hombre lobo empujó su espada, creando algo de distancia entre ellos y lamiendo sus garras.

“Entonces tú también eres una diosa… lo cual te hace nuestra enemiga.”

Las garras del hombre lobo se extendieron en un parpadeo. Con sus uñas largas como espadas cortas, el hombre lobo se puso en posición de batalla para atacar a Adenela mientras ella nos protegía a Seiya y a mí.

“Desorden de Cortes.”

Escuché crujidos viniendo de Adenela, como si ella estuviera desmontando sus articulaciones.

“¡E-Espada Eterna Definitiva!”

Mientras Adenela apuntaba la punta de su espada al hombre lobo, grité:

“¡Adenela, cuidado! ¡Sus garras están imbuidas con Destrucción en Cadena! ¡Si nos hiere fatalmente, nuestras almas serás destruidas!”

Pero solo Cerceus reaccionó a mi advertencia.

“¿¡Qué!? ¿¡Si nos golpea con las garras, realmente vamos a morir!? ¡P-por favor dime que estás bromeando! ¡Los dioses no pueden morir!”

“¡Solo los estoy advirtiendo porque pueden matar dioses!”

“¡Noooooo! ¡Esto no puede estar pasando! ¡No quiero morir!” lloró la Hoja Divina, obviamente no tan rudo como se veía. Por otro lado, Adenela, la Diosa de la Guerra, sonrió.

“¡Heh-heh-heh-heh! ¡N-no hay nada más emocionante… q-que luchar hasta la muerte!”

Sin ningún rastro de duda, Adenela corrió hacia el enemigo como un carnívoro saltando ágilmente hacia su presa antes de desatar Espada Eterna Definitiva. A pesar de que la Espada Eterna original era a una mano, comparada con la versión de doble empuñadura de Seiya, ¡era tan rápida que dejaba imágenes residuales de su espada en el aire!

Y aun así… ¡el hombre lobo de alguna manera bloqueó cada golpe con ambas manos! Era una vista increíble. Chispas volaron mientras las espadas se cruzaban una y otra vez, recordándome la batalla de Seiya contra el emperador en Gaeabrande.

… Poco después, escuché el sonido sordo de la carne siendo cortara. Cuando miré alrededor, Adenela había retrocedido algunos pasos mientras cubría su estómago con su mano desnuda. Sangre fresca salía, filtrándose entre sus dedos y por su costado.

“¿¡Adenela!?”

“¡E-esto no puede estar pasando! ¿¡La Espada Eterna Definitiva de la Diosa de la Guerra perdió!? ¿¡Qué demonios es esa cosa!?”

Mientras mantenía un ojo en el siguiente ataque del hombre lobo, Adenela me dijo:

“N-no te preocupes. S-solo es un rasguño…”

El hombre lobo también parecía haber sido golpeado por uno de los ataques de Adenela. Gotas de sangre negra fluían de un corte en su mejilla. No obstante, era dolorosamente claro que Adenela había sido herida peor. Incapaz de seguir viendo, sacudí salvajemente a Cerceus.

“¡C-Cerceus! ¡Valquiria! ¡Trae a Valquiria!”

“¡O-okay!”

Cerceus comenzó a salir, pero…

“E-eso no será necesario”, murmuró suavemente Adenela. “A-a diferencia del segador, l-los ataques físicos funcionan en él. A-así que no h-hay necesidad de preocuparse.”

Adenela entonces alzó su voz mientras tartamudeaba torpemente:

“¡O-o-orden!”

¡Crack! ¡Creak! El brazo derecho de Adenela dejó salir un pequeño ruido mientras se retorcía y volteaba, transformándose.

“¿¡Whoa!? ¡S-su brazo…! ¿¡Qué es eso!? ¡Es asqueroso! ¡Y escalofriante! ¡Es asquelofriante!”

Cerceus se escondió rápidamente detrás de mí. Mientras lo miraba con disgusto, el brazo de Adenela se transformó en algo más. Su antebrazo se iluminó mientras se convertía en una hoja plateada. Sus labios se curvaron tan ampliamente que casi tocaron sus oídos.

“¡Heh-heh-heh-heh-heh! ¡E-espada Divina: Halcón Ascendente!”

Tragué aire.

“E-ella convirtió su brazo… ¿en una espada?”

Inclinandose hacia adelante, ella colocó su brazo-espada a su lado mientras se tambaleaba gentilmente. Ella se aproximó al hombre lobo, sin defensas. Entonces… ella murmuró:

“¡E-espada Eterna Ilimitada…!”

En un parpadeo, una tormenta de espadas se abalanzó hacia el hombre lobo, a pesar de que Adenela no movía un músculo.

“¡Mn…!”

La expresión confiada del enemigo se retorció.

El ataque estándar de Espada Eterna alternaba entre cortar, contraatacar, rebanar horizontalmente y perforar a una increíble velocidad. La excepcionalmente rápida Espada Eterna Definitiva no era menos impresionante. Sin embargo, Espada Eterna Ilimitada era un ataque que se especializaba solamente en perforar. En adición, su brazo derecho, el cual se había convertido en una Espada Divina después de que ella usara Halcón Ascendente, lentamente se volvió más delgada entre más se acercaba a la punta, como un estoque, haciéndola perfecta para ataques de estocadas consecutivas.

Sin un escudo, sería imposible para el hombre lobo evadir el torbellino de golpes, a pesar de ser capaz de superar la Espada Eterna Definitiva. La espada perforó su cuerpo cada vez que él era incapaz de evadir. El hombre lobo saltó a un lado para salir del camino, pero el Halcón Ascendente se curvó como un látigo como si Adenela estuviera esperando este momento. En el instante en que la espada se curvó alrededor de su brazo derecho, fue limpiamente cortado.

“¡Gwoooooh!”

Sangre negra fresca salió de las heridas del hombre lobo mientras él gritaba.

“H-Halcón Ascendente tiene suficiente p-poder para hacer más que s-solo ataques perforantes.”

¡Wow! ¡Así que esta es Adenela a máximo poder!

Las tornas habían cambiado. Después de perder un brazo, el hombre lobo se apartó de Adenela.

“¡Tch!”

Después de chasquear su lengua, el hombre lobo volteó sobre sus talones y comenzó a dirigirse hacia la puerta de la que emergió. Cerceus gritó:

“¡Está escapando!”

El hombre lobo volteó y sonrió con engreimiento.

“Esto está bien. Ya he dejado mi marca.”

¿Su marca? ¿Qué significa eso?

“Yo – yo no lo dejaré escapar…”

Adenela cargó hacia el hombre lobo, cerrando la distancia en un parpadeo mientras su brazo izquierdo se transformaba en una espada japonesa incluso más larga que Halcón Ascendente mientras hacía un sonido estridente.

“¡E-Espada Divina: Golondrina Teledirigida…!”

De la nada, Adenela comenzó a reír escalofriantemente como una buja.

“¡Hee-hee-hee-hee-hee-hee! ¡E-Espada Eterna Ilimitada Doble…!”

Con ambos brazos transformados en espadas, Adenela saltó hacia el hombre lobo mientras él trataba de escapar. La cara del hombre lobo se endureció ante la visión de la invasiva Diosa de la Guerra.

“¡M-m-m-muere…!”

“¡A-Adenela, espera! Lo necesitamos vivo para poder conseguir inform–”

Pero mis palabras no la alcanzaron. Su brazo-espada izquierdo desgarró la espalda del enemigo mientras su brazo-espada derecho inmediatamente comenzó a perforar a la velocidad del rayo.

“¡Hee-hee-hee-hee-hee-hee-hee-hee-hee!”

¡Grandes cantidades de sangre negra salpicó la Cámara de Convocación mientras el hombre lobo era troceado y rebanado en pedazos!

¡Espada Eterna Ilimitada Doble…! ¡El inimitable ataque de Adenela que convertía ambos brazos en espadas usando Orden!

Sangre brotó desde el cuerpo del enemigo como una fuente, cayendo una gota incluso en la mejilla de Cerceus a pesar de que estaba en mitad de la habitación.

“¡Ahhhhhh! ¡No puedo aguantarlo más! ¡Solo quiero regresar a mi habitación y beber una copa de té aromático!”

Cerceus gritó patéticamente, pero era difícil culparlo. Básicamente fuimos forzados a ver un asesinato unilateral. Pasaron unos pocos segundos hasta que el hombre lobo pasó a ser no más que una pila de carne.

“Hee-hee-hee… hee-hee-hee-hee-hee!”

Después de ser bañada en la sangre de su presa, Adenela miró hacia las expresiones aterradas de Cerceus y mía mientras ella despertaba del trance.

“… Oops.”

La humanidad regresó repentinamente a sus ojos y ella miró hacia la triste pila de viseras que una vez fue un monstruo.

“P-parece que lo hice de nuevo…”

Ella murmuró incómodamente mientras sus brazos repentinamente regresaron a la normalidad. Después de eso, ella apuntó hacia mis rodillas.

“Um… e-está… está Seiya… ¿b-bien?”

“S-si… Él no parece que fuera cortado…”

Las garras del hombre lobo no parecían haber tocado su cuerpo. ¿Pero entonces por qué…?

“Ya he dejado mi marca.”

¿Por qué diría algo así…?

¡Espera–!

Alarmada, sacudí el cuerpo de Seiya.

“¡Seiya! ¡Seiya, despierta!”

Pero terminé preocupándome por nada.

“Mm…”

Aunque gimiendo, Seiya se sentó con una mano en su cabeza.

“¡Gracias a Dios! ¿¡Estás bien!?”

“Sí, estoy bien. Solo me siento un poco mareado.”

“¿¡L-lo estás!? ¡Deberías descansar! ¡Aquí, recuéstate!”

“Estoy bien. Más importante, ¿Qué ocurrió con ese hombre lobo?”

“Oh… Um… Adenela como que… l-lo mató…”

“… ¿Qué?”

Seiya miró hacia la pila de carne sin vida en el suelo, entonces arrugó su frente. Mientras tanto, no había ni rastro del ataque de pasión de Adenela mientras ella bajaba la cabeza miserablemente como una niña pequeña que acababa de romper un vaso. Adenela entendía como era Seiya. Ella claramente estaba preparada para ser regañada por el héroe cauteloso, ya que ella asesinó al enemigo sin conseguir información de él, primero.

“L-lo siento…”

Seiya se aproximó a la diosa que se disculpaba, antes de hablarle en una voz sorprendentemente gentil.

“No lo sientas. Hiciste lo correcto. Si no lo hubieras matado, él me hubiera matado a mí. Te debo una.”

“¡S-Seiya…! ¡Yo – te amo! ¡Te amo mucho!”

Las bolsas bajo los ojos de Adenela desaparecieron repentinamente y sus ojos brillaron como los de una pequeña estudiante.

Alcé mi voz, sintiendo que el acto de joven inocente de Adenela estaba por estropearse.

“¡D-de cualquier manera, necesitamos reportar lo que ocurrió a la Gran Diosa Ishtar! ¡Quiero decir, esto es serio! ¡El primer enemigo que atacó el mundo espiritual era un usuario de Destrucción en Cadena!”

Cerceus asintió repetidamente en silencio. Seiya lo miró, luego dijo:

“¿Podría pedirte que vayas en mi lugar? Aún hay algo que necesito hacer aquí.”

Oh… Va a usar Fuego Infernal en el hombre lobo hasta que no quede nada, ¿no?

Pensé que el usual ritual de limpieza estaba por empezar. Pero en su lugar, Seiya me agarró por el brazo y me dio un tirón.

¿¡Huh!? ¿¡Q-qué de…!? ¿¡Está molesto conmigo!? ¡Debe estarlo! ¡Si no hubiera creado esa puerta, entonces el hombre lobo nunca hubiera entrado aquí! ¡O-oh no! ¡Todo estaba yendo tan bien entre nosotros antes de que arruinara las cosas!

Pero me había preocupado por nada de nuevo. Seiya no estaba molesto conmigo. Simplemente agarró mi brazo y me apresuró.

“Vamos. No tenemos tiempo que perder. Vamos a Ixphoria.”

“¿¡Qué!? ¿¡Qué pasa con quemar su cuerpo!? ¿¡Y no estabas aun en medio de tu entrenamiento!?”

“He entrenado suficiente.”

“¡E-espera! ¿¡Seiya!?”

Seiya me arrastró hacia la puerta a Ixphoria. Ambos, Cerceus y Adenela miraron a Seiya con sus ojos muy abiertos, sorprendidos por su inesperado comportamiento.

S-Seiya es extremadamente cuidadoso, así que, si dice que está listo para ir, entonces debe estarlo… Además, él ya está en nivel cincuenta, así que debe estar bien… ¿cierto?

Seiya puso una mano en la puerta, luego dijo:

“Vamos, diosa.”

“¿¡‘D-diosa’!? ¿¡Te refieres a mí!?”

“Debemos apresurarnos para salvar al mundo. Vidas inocentes se están perdiendo mientras hablamos.”

Escuchar esas palabras poco características salir de su boca me hizo sentir extremadamente incómoda. Abrumada por este extraño sentimiento, miré al perfil del héroe mientras él caminaba a través de la puerta.

“¿¡S-Seiya, estás seguro de que estás listo para ir!? ¿¡Estás perfectamente preparado!?”

“Por supuesto…”

El héroe ni siquiera me miró. Miró a la distancia y dijo:

“Todo va a estar bien.”


CAPÍTULO 3

Imprudente

Al salir de la puerta, nos encontramos en una habitación oscura. El suelo y las paredes no eran más que tablas de madera pegadas juntas, y las ventanas no tenían cristal. La habitación parecía capaz de acomodar a cuatro o cinco personas, pero había agujeros aquí y allá en el suelo y las mesas y las sillas y otros muebles estaban viejos y degradados. Parecía ser una cabaña abandonada. Usualmente, querría investigar el lugar un poco más, pero algo realmente me molestaba. Volteé hacia el héroe aun usando jeans y una camiseta.

“¡Seiya! Me llamaste diosa antes, ¿no? Y no dijiste que estabas perfectamente preparado. En su lugar, dijiste ‘Todo va a estar bien.’”

Solía decir su frase todo el tiempo, por lo que las preocupaciones en mi corazón se estaban arremolinando y creciendo.

“Sé que esto puede sonar loco, pero… recuerdas quien soy, ¿cierto?”

“Eres la diosa asignada para guiarme y yo soy el héroe convocado para salvar Ixphoria… ¿cierto?”

“S-sí, pero… ¿Cuál es mi nombre? ¿Puedes recordar mi nombre?”

“Era algo como… Tarta de Miso, ¿no?”

“¿¡…!? ¡Es Ristarte! ¿¡Cómo suena eso siquiera cerca de ‘Tarta de Miso’!? ¿¡Qué pasa con Gaeabrande!? ¿¡Recuerdas lo que pasó ahí!?”

“¿‘Gaeabrande’? Nunca escuché acerca de eso.”

¡E-él no ha olvidado su objetivo! ¡Él incluso reconoce que soy una diosa! ¡Pero… esto es…!

Decidí usar Escáner para revisar sus estadísticas, ya que interrogarlo no me llevaría a ninguna parte.

SEIYA RYUUGUUIN
LV: 51
HP: 90,854/145,683…

¡Él perdió un montón de HP! ¡Parece que ese ataque del hombre lobo si le dio!

Pero lo que hizo que mis ojos se salieran de sus órbitas era la condición poco familiar debajo de sus atributos.

<Condición: Amnesia>

¿¡A-a-amnesia!? ¡Ohhh! ¡Así que por eso no puede recordar nada y no parece él!

Aunque lo que me convenció era lo que decía después de “Personalidad” en su pantalla de estadísticas. En lugar de su usual “Extremadamente cuidadoso”, ahora decía…

Personalidad: Imprudente

Me sentí mareada. Por supuesto, lo que primero me vino a la mente fue lo que dijo el hombre lobo antes de morir. “Ya he dejado mi marca”. Parece que se refería a esto. Él le dio al héroe un problema de estado, reduciendo así su fuerza de combate. Más importante… ¡esta era la primera vez que había visto este problema de estado! ¡No sé si seré capaz siquiera de tratarlo si uso mis habilidades curativas! ¡Ahhh! ¿¡Qué voy a hacer ahora!? ¡No es justo! ¡Ishtar dejó que Seiya mantuviera sus recuerdos y estábamos tan enamorados! ¡Después de todo eso…!

Repentinamente curiosa acerca de los sentimientos de Seiya hacia mí, usé mii habilidad Evaluar amor en Seiya.

★ EVALUACIÓN DEL AMOR DE RISTA ★
Tu puntuación amorosa con Seiya:40 puntos
Seiya cree que eres:Alguien que solo está ahí
Un pequeño consejo:Hmm… él apenas está consciente de tu existencia. Pero si recupera sus recuerdos, quizás…

“¿¡…!? ¿¡Su nivel de afecto es menos de la mitad de lo que era!? ¿¡‘Alguien que solo está ahí’!?”

Seiya me lanzó una mirada de duda mientras yo gritaba.

“¿De qué estás hablando?”

“N-no es nada… no te preocupes por eso…”

¡S-sí, todo va a estar bien! ¡Una vez que su amnesia se cure, volverá a ser normal! ¡No es nada de qué preocuparse! ¡De cualquier manera, ahora que averigüé el problema, deberíamos regresar al mundo espiritual y preguntarle a Ishtar como curarlo!

“¡Seiya, regresaremos al mundo espiritual unificado por ahora!”

“¿Por qué? Acabamos de llegar aquí.”

“¡Solo confía en mí!”

“Eso no tiene sentido.”

Los roles se invirtieron una vez más y esta vez agarré la cintura de Seiya y lo arrastré detrás de mí. Entonces reabrí la puerta al mundo espiritual y di un paso hacia adentro, cuando…

¡Bam!

Recibí un poderoso golpe en la frente.

“¡Owww! ¡Ow, ow, ow!”

Sosteniendo mi cabeza, vi un muro blanco similar al concreto en frente de mí.

“¿¡Q-qué es esto!? ¿¡Por qué hay un muro dentro de la puerta!?”

Pensando que era alguna clase de error, me deshice de la puerta y creé otra… solo para descubrir que aún había un muro dentro.

“¿¡Cómo vamos a volver a casa ahora!? ¡Esto es ridículo! ¿¡Cómo es que pudimos usar la puerta para llegar aquí pero no para irnos!?”

¡Esto no tenía sentido! ¡P-pero aprendí Evaluar exactamente para momentos así! Miré fija e intensamente al muro blanco hasta que apareció un mensaje.

Un muro que bloquea otras dimensiones. Fue creado por el hechizo de un hechicero malvado. Parece que solo puede ser destruido derrotando al conjurador o destruyendo el objeto que crea el muro.

Modifiqué Evaluar para que hablara como yo, pero lo que dijo envió un escalofrío por mi columna.

“¿N-no podemos irnos al mundo espiritual unificado!? ¡Espera! ¿¡Eso significa que tenemos que continuar nuestro viaje así!?”

Me congelé mientras estaba en blanco por el asombro, como si acabara de perder mi alma, a diferencia de Seiya, quien estaba de pie junto a la ventana, agitando su mano de forma entusiasta hacia mí.

“Hey, diosa. Ven aquí. Mira eso.”

Aun aturdida, arrastré mis pies por el suelo de tablas que crujían y miré por las ventanas sin cristal.

Las primeras cosas que llamaron mi atención fueron el cielo púrpura y los edificios demolidos. El aire estancado saludó a mis fosas nasales. Galvano estaba en tal ruina, que era difícil creer que este era el primer pueblo de nuestro viaje. Después de eso… jadeé. ¡Había dos hombres-bestia ligeramente en la distancia, acechando las calles! ¡Uno tenía la cara de un perro, mientras la del otro parecía la de un gato! ¡En sus manos había cadenas, las cuales estaban atadas a humanos desnudos que caminaban a cuatro patas!

“¿¡Q-qué está pasando!?”

¡Era el completo opuesto de un mundo normal! ¡Las bestias estaban paseando a los humanos como mascotas!

Más importante, ellos eran los primeros monstruos que encontrábamos en Ixphoria. Me aseguré de permanecer oculta mientras usaba Escáner.

HOMBRE BESTIA (TIPO PERRO)
LV: 35  
HP: 56,274MP: 0 
ATK: 28,754DEF: 27,895… 
HOMBRE BESTIA(TIPO GATO)
LV: 37  
HP: 58,887MP: 0 
ATK: 30,008DEF: 29,574… 

“¿¡Qué!?”

¡T-tienes que estar bromeando! ¿¡Acabamos de llegar aquí y ya nos estamos encontrando con enemigos con estadísticas como estas!? ¡Oh… espera! ¡Deben ser enemigos de alto rango como los cuatro generales de Gaeabrande! ¡Parece que ya nos encontramos con dos mini jefes!

Pero…

“Yo. Veo que conseguiste otra asquerosa mascota.”

“Aun así es mejor que esa cosa destrozada que miautengo1 en casa.”

“¿Ustedes siquiera están alimentando a esas cosas? No son más que piel y huesos. A este paso, estarán muertos en poco tiempo.”

Un hombre-bestia con cara de ave, un hombre-bestia con cara de jabalí – hombres-bestia hablando el lenguaje humano comenzaron a reunirse en las calles uno por uno. ¡Incluso había otro grupo de hombres-bestia hablando, ligeramente en la distancia! ¡Para empeorar las cosas, todos estaban en un nivel extremadamente alto! ¡El lugar estaba lleno de enemigos que tenían alrededor de 50 000 HP y más de 30 000 de ATK!

“¡Estaba equivocada…! ¡Incluso los enemigos pequeños en este mundo son súper fuertes!”

¡Y había muchos de ellos, para colmo! ¡Incluso aunque solo eché un vistazo rápido para no ser descubierta, vi unas pocas docenas! ¡Probablemente había cientos en este pueblo!

“¡Q-qué mundo tan aterrador!”

Mi cuerpo comenzó a temblar y miré hacia el héroe buscando guía, pero… Seiya no estaba ahí.

“¿…Huh?”

Seiya ya tenía una mano en la puerta. Con los ojos abiertos ampliamente y desesperada, grité:

“¿¡Qué crees que estás haciendo!?”

Seiya respondió calmadamente:

“Voy a luchar con ellos. ¿Realmente esperas que los vea encadenar humanos y tratarlos como mascotas? Esos monstruos están muertos.”

“Pero estás desarmado y no tienes ninguna armadura!”

“¿Qué hay de malo en luchar con mis manos desnudas, en jeans y camisa?”

“¡Todo! ¡No vas a una piyamada con unos amigos! ¡Este es un mundo de rango SS! ¡No hay forma de que puedas derrotar una horda de monstruos tan poderosa como esa sin equipamiento!”

Alejé a Seiya de la puerta, arrastrándolo de vuelta al centro de la habitación.

“Relájate por un rato, ¿¡puedes!? ¡Estás severamente herido! ¡Así que solo siéntate y espera hasta que tu amnesia se cure!”

“Estoy bien. No tengo amnesia.”

“¡Ni siquiera puedes recordar mi nombre!”

“Si, puedo. Tarta de Arroz, ¿cierto?”

“¡Ristarte! ¡Ni siquiera te acercaste!”

Tuve un terrible dolor de cabeza mientras levantaba mi voz. Con una mano en mi sien, sacudí mi cabeza.

“Escucha, Seiya. El hombre lobo te hizo un número y no estás en tú mejor momento. No solo tienes amnesia, pero tus 140 000 HP ahora son apenas 90 000. Quiero curarte, pero no puedo usar hechizos curativos esta vez. Así que vamos… solo descansa un rato, ¿okay?”

“No creo que importe cuanto HP tengo, pero… sigh. Eres una diosa cautelosa.”

¿¡Pero qué…!? Yo – ¡No podía siquiera describir lo molesto que era ser llamada “cautelosa” por Seiya! ¡El viejo Seiya se habría curado inmediatamente incluso si solo había perdido un HP!

A pesar de todo, parecía que se había rendido en tratar de irse. En su lugar, se entretenía mirando por la ventana.

“H-hey, si vas a seguir mirando por la ventana así, ¿crees que podrías ser un poco más sutil al hacerlo? Alguien va a verte si sigues sacando tu cabeza por la ventana.”

Vi al imprudente héroe con el aliento contenido hasta que sus ojos se iluminaron como si hubiera encontrado algo.

“Hay un nuevo hombre-bestia.”

“¿Qué…?”

Me aproximé a la ventana y lentamente miré hacia afuera. Justo como Seiya declaró, un masivo hombre-bestia estaba de pie audazmente con sus brazos cruzados ante el grupo de monstruos paseando a sus mascotas humanas.

Él se veía el doble de grande que los otros. Él era corpulento, con la horrible cara de un cerdo. A diferencia de los otros hombres-bestia desarmados, el colosal orco llevaba una pechera de acero. Cada vez que se movía, podía ver la gran arma con forma de hacha en su espalda. La imponente aura del orco era claramente diferente a la de los otros. Él miró a los hombres-bestia perro y gato.

“¿Qué ocurre con ustedes dooos? Necesitan cuidar mejor a sus esclavos. Miren lo flacas que están las pobres cosas. ¿Los están alimentando lo suficienteee?”

Después de que el orco hablo en una voz de acento arrastrado, los hombres-bestia gato y perro se miraron el uno al otro antes de inclinarse.

“P-perdónenos, Lord Bunogeos.”

“¿Cuántas veces los alimentan al diiia?”

“Yo – alimento al mío una vez al día…”

Meow… Solo alimento al mío una vez por la noche, también…”

“Cabezas huecas. Tienen que alimentarlos tres veces al diiia. Asegúrense de darles un baño de vez en cuando, también. Nuuunca olviden que es nuestro trabajo el hacer buenos esclavos para el Señor Demonio.”

A pesar de su apariencia, él parecía preocuparse más por los humanos que los otros hombres-bestia. Debe ser un orco de un rango bastante alto debido a la forma en que los monstruos que lo rodean lo respetan. Aunque aún es un orco. Dudo que sea mucho más fuerte que sus amigos peludos.

Cuando usé Escáner casualmente para asegurarme… estaba sin palabras.

BEAST BUNOGEOS
LV: 67    
HP: 338,547MP: 0
ATK: 300,019DEF: 258,344SPD: 77,777MAG: 794GRW: 674
Resistencia: Fuego, Viento, Agua, Rayo, Hielo, Tierra, Sagrado, Oscuridad, Veneno, Parálisis, Sueño, Muerte Instantánea, Problemas de Estado
Habilidades Especiales: Bendición del Dios Oscuro (LV: MAX), Anulación Total de Magia (LV: MAX)
Habilidades: Corta Dioses, Triturador del Vacío
Personalidad: Poca Pasciencia

¡E-e-esto no puede estar pasando! ¡Él tiene básicamente las mismas estadísticas que el emperador potenciado a quien Seiya apenas pudo derrotar! ¿¡Y Anulación Total de Magia!? ¡Parece que no podemos contar con el uso de la magia para dañarlo! ¡E-esto no puede ser real! ¡Gaeabrande parece una broma comparado con este lugar! ¡El sentido común no significa nada aquí!

Los humanos desnudos que caminaban junto a los hombres-bestia perro y gato parecían ser adultos. Sus costillas estaban a la vista. Estaban sucios y se veían débiles. Probablemente eran tratados como basura. Lágrimas caían por la cara de la mujer y el hombre se aferró al amable orco.

“¡Oh, Lord Bunogeos! ¡Gracias! ¡Muchas gracias!”

La expresión del orco se nubló en el momento en que el hombre sin ropa tocó su pie mientras expresaba su gratitud.

“… Me tocaste.”

“¿Huh?”

“Me tocaste.”

Mostrando sus colmillos repentinamente, Bunogeos gritó:

“¡Asqueroso humanooooo! ¡Cómo te atreves a tocarme con tus manos llenas de mierdaaaa!”

“¡Eek!”

El hombre gritó y removió su mano, pero Bunogeos ya había levantado el hacha gigante de su espalda en el aire. Una ominosa aura negra irradió del arma.

“¡E-esa es Destrucción en Cadena! ¿¡Él también tiene un arma que puede destruir nuestras almas!?”

Me estremecí. El esclavo afuera rogó por su vida lamentablemente.

“¡Perdóneme! ¡Por favor perdóneme!”

Pero sus palabras no alcanzaron al orco enrojecido por su rabia. Bunogeos balanceó su espada sin piedad, salpicando sangre mientras cortaba al hombre por la mitad.

“¡¡Ahhhhhh!!”

La mujer gritó antes de esconderse detrás de las piernas de su dueño – el hombre-bestia con cara de gato. Como si su grito devolviera a Bunogeos a sus sentidos, repentinamente puso una expresión avergonzada.

“Whoops. Parece que maté otro. Ah, lo que sea. Hay muchos más de donde vino ese.”

Después de presenciar ese aterrador evento, el hombre a mi lado temblaba con ira.

“Él va a pagar por eso.”

La usual expresión calmada de Seiya estaba retorcida por la ira mientras comenzó a dirigirse a la puerta.

“¿¡S-Seiya!? ¡Cálmate! ¡Este no eres tú!”

“Alguien acaba de ser asesinado delante de mí. No hay forma en que me siente a mirar.”

“¡Escucha, Seiya! ¡Si vas ahí fuera vas a morir! Sus estadísticas eran ligeramente más altas que las tuyas, ¿¡sabes!?”

“Está bien. Puedo derrotarlo.”

“¿¡Basado en qué!? ¡Mira sus estadísticas! ¡Ni siquiera tu amada magia de fuego va a hacer mucho daño en él!”

“Vi sus estadísticas, exactamente por eso siento que puedo derrotarlo.”

“¿…Huh?”

“Diosa, ¿notaste algo cuando viste sus estadísticas?”

“¿‘Notar algo’?”

Seiya dejó salir su usual “Hmph”.

“Recuerda su velocidad.”

“B-bueno, era menor que su ataque y defensa, así que no creo que enfocarnos en su velocidad sea una mala idea. Pero incluso entonces, tu velocidad es solo sesenta y cinco mil. Todas tus estadísticas son menores que las suyas.”

“No estoy hablando de eso.”

Seiya me lanzó una mirada penetrante y yo tragué aire.

¡O-oh! ¡Él debe tener un plan! ¡A Seiya siempre se le ocurrían increíbles estrategias para derrotar poderosos enemigos! ¡Él puede haberse vuelto más imprudente, pero él aún tiene una buena cabeza sobre sus hombros!

“¡Dime la estrategia que se te ocurrió, Seiya!”

 Seiya respondió con engreimiento:

“Su velocidad es 77 777. En otras palabras, un conjunto de sietes. Además, siete es un número de la suerte.”

“¿…Huh?”

“¿Lo entiendes ahora?… ¡Puedo encargarme de esto!”

“¿¡…!? ¡Espera un momento! ¿¡Qué clase de razonamiento estúpido es ese!? ¡Si eso fuera todo lo que hace falta para ganar, entonces todo el mundo lo haría!”

¡Voy a ganar porque el siete es mi número de la suerte! Es algo que un niño estúpido de primaria diría. Me sentí más que disgustada y simplemente empecé a llorar. A pesar de todo, el imprudente héroe se dirigió a la puerta.

“No puedo dejar que ese cerdo se vaya con esto. Voy a acabarlo.”

“¡Alto! ¡No puedes! ¡Va a matarte! ¡Escucha, Seiya! ¡Él tiene un arma que puede destruir nuestras almas! Normalmente, el héroe regresaría a su propio mundo si muriera, ¡pero si él te mata, nunca serás capaz de regresar a tu mundo! Podrías morir.”

“¿Y qué? La muerte no es algo para temer. La muerte es una parte inevitable de la vida, así que ¿por qué no enfrentarla de frente y aceptarla? De acuerdo, me decidí. Aquí es donde muero.”

¿¡Q-qué tan temerario puedes ser!? ¿¡Cómo voy a detenerlo ahora!?

Seiya estaba alterado después de ver a Bunogeos matar al esclavo. Él se dirigió a la puerta, sin prestar atención a mis llamados.

“¡Paraaaaaaaa!”

Me las arreglé para aferrarme a su cadera, pero él no se detuvo.

¡Ahhhhhhh! ¿¡Por qué!? ¿¡Las cosas pueden ponerse peor!? ¡Estoy empezando a extrañar cuando él solía ser extremadamente cuidadoso!

“¡No esto bromeando! ¡Para! ¡Por favooooor!”

Acorralada, grité y le rogué mientras las lágrimas caían por mis mejillas. Seiya me miró, luego mostró rastros de preocupación.

“¿Qué sucede, diosa? ¿Por qué estás llorando?”

“¡P-porque… sniffle… tú no…sniffle… escuchas lo que digo…!”

Seiya rascó su cabeza.

“Lo siento. No quería molestarte. Parece que me alteré un poco demasiado.”

¿Huh…? ¿S-Seiya está disculpándose?

Seiya recuperó su calma y se sentó en el suelo.

H-huh, supongo que Seiya solo es naturalmente agradable cuando su personalidad es imprudente, a diferencia de cuando es extremadamente cuidadoso…

Mientras limpiaba mis lágrimas, Seiya bajó su cabeza hacia mí.

“Lo siento. Haré lo que creas que es mejor.”

“Bien. Mientras lo entiendas, entonces no tendremos ningún problema. Gracias, Seiya…”

“Por favor disculpa mi comportamiento, Circuito.”

“¿¡…!? ¿¡Cuántas veces tengo que decírtelo!? ¡Es Ristarte! Estás haciendo eso a propósito, ¿¡no!?”

Lloré, me molesté – estaba emocionalmente destrozada.

¡Golpeteo! ¡Golpeteo! ¡Golpeteo! Repentinamente escuché un golpeteo desde el suelo y mi cuerpo comenzó a sacudirse violentamente.

“¿¡Q-q-q-qué está pasando!?”

Entonces, el suelo en la esquina de la habitación comenzó a levantarse hasta que alguien con ropas andrajosas y sucias salió.

“¿¡U-un ataque enemigo!?”

Seiya se puso en posición de batalla y rápidamente me escondí detrás de él. Pero la persona sucia simplemente nos miró fijamente. Poco después, removió su capucha, revelando a un anciano con cabello blanco.

“Rápido. Por aquí.”

El anciano apuntó al agujero en el suelo del que vino.

“No hay ningún aterrador hombre-bestia aquí. Ahora, vengan. Deben apresurarse.”

El anciano nos instó a movernos, pero yo dudaba. Quiero decir, él acaba de arrastrarse al azar desde debajo de las tablas del suelo. No hay forma en que pueda confiar en él tan fácil. Pero Seiya no perdió tiempo.

“Él parece un buen tipo. Vamos.”

“¡E-espera! ¿¡Seiya!?”

Le susurré:

“¿¡No crees que es un poco sospechoso!? ¡Vino arrastrándose desde debajo del suelo! ¡No deberías confiar en la gente tan fácilmente!”

“Él podría haber saltado del techo, por lo que me importa. Todo empieza con confianza.”

“Seguro, pero este es un mundo de rango SS, así que–”

“Estará bien. Mira a los ojos claros de ese anciano.”

No sentí ni rastro de maldad cuando miré a los ojos del hombre. En cualquier caso, son…

Mientras dudaba, el misterioso visitante sacó un colgante de una cruz que colgaba bajo sus andrajosas ropas.

“No hay necesidad de preocuparse. Soy Luke, el sacerdote de Galvano. Bueno, era el sacerdote hasta que el pueblo se convirtió en… lo que estoy seguro que vieron.”

Los labios del sacerdote se curvaron ligeramente.

“Experimenté una revelación débil pero divina hace pocos días. El Señor me dijo que un héroe aparecería en este mundo arruinado para salvarlo… y entonces ustedes dos aparecieron en esta cabaña, que lleva a nuestro refugio subterráneo.”

¿¡H-hay un refugio subterráneo secreto debajo de esta cabaña!? Eso suena un poco demasiado conven– ¡Oh! Ishtar ajustó nuestro punto de inicio para que termináramos en esta cabaña! ¡Entonces ella le dio la revelación divina a este sacerdote!

El Padre Luke sonrió alegremente mientras agitaba su mano hacia nosotros.

“Ahora, vengan.  Únanseme en nuestro establecimiento subterráneo, Pequeña Luz.”


CAPÍTULO 4

Pequeña Luz

Seguimos al Padre Luke por el agujero en el suelo para encontrar una escalera hecha de suciedad acumulada. Después de dirigirnos unos pocos pasos al subsuelo, escuché un sonido viniendo desde arriba y el suelo abierto comenzó a cerrarse automáticamente. A partir de ahí, los escalones desaparecieron de la escalera detrás de nosotros mientras descendíamos.

“¿Esto es…magia?”

“Si, esta es la magia de tierra de Eich. Hay unas pocas otras entradas a nuestro establecimiento subterráneo dentro del pueblo, pero están hechas para que los hombres-bestia no sean capaz de entrar incluso si las encuentran.”

Parecía que tenían una maga llamada Eich que usaba su magia de tierra para crear un establecimiento subterráneo entero para los humanos. Con suficiente calor, la magia de tierra puede crear vastas cavernas subterráneas. Sin embargo, aun necesitarías el don extremadamente raro y único para hacerlo. El Padre Luke notó mi expresión y sonrió como si supiera lo que estaba pensando.

“Eich es la hermana menor del mago legendario Colt. Es por eso.”

Colt… estaba bastante segura de que ese era el nombre del hechicero que luchó junto a Seiya contra el Señor Demonio… y fue devorado por el Señor demonio al igual que lo fui yo en mi vida pasada…

Cada pocos escalones, había una luz en la pared a un lado de la escalera. A diferencia de las lámparas y las antorchas, estas luces estaban enterradas en la suciedad e iluminaban como piedras brillantes. Solo podía asumir que eran piedras luminosas.

Mientras bajábamos lo que parecía una escalera interminable, Seiya le preguntó al sacerdote:

“¿Por qué decidieron esconderse bajo tierra? ¿No serían capaces de salir del pueblo si usaran esa magia de tierra?”

“No podemos dejar Galvano. Mientras Bunogeos tenga la piedra de hechizo, cualquier humano que dé un paso fuera del pueblo se convertirá en cenizas. A pesar de eso, incluso si pudiéramos escapar, no hay lugar en Ixphoria donde los humanos puedan vivir en paz.”

“¡Oh! ¡Tal vez ese objeto mágico es la razón por la que no podemos regresar al mundo espiritual unificado!”

Después de explicar cómo había un muro dentro de la puerta, el Padre Luke me dijo que probablemente tenía razón.

“Bunogeos, el monstruo que posee la piedra de hechizo, fue creado después de que el Señor Demonio se apoderara del mundo y recibiera la Bendición del Dios Oscuro. Él ahora trabaja para el Emperador Bestia Grandleon, quien gobierna este continente, Rhadral.”

Estaba desconcertada por lo que escuché.

“¡E-espera, espera, espera! ¿Bunogeos no es el jefe de este continente?”

“Bunogeos solo gobierna este pueblo. El único que domina el continente es Grandleon, un monstruo con poderes que superan por mucho los de Bunogeos.”

¡Pero Bunogeos ya tenía mejores estadísticas que los cuatro generales de Gaeabrande! ¿¡Él estaba diciendo que el gobernante de aquí es incluso más fuerte que eso!?

Inconsciente de mis preocupaciones, Seiya golpeó su pecho con un puño.

“Hmph. Un oponente digno.”

“¡Oh, elegido! ¡Estamos bendecidos por tu presencia!”

El sacerdote parecía extasiado y… um… odio ser la portadora de malas noticias, pero este héroe era todo palabras. Ni siquiera sería capaz de derrotar a Bunogeos en su estado actual. Sería completamente destruido. Sin duda.

“Hemos llegado.”

La larga escalera finalmente llegó a su fin y ahora estábamos ante una puerta gigante doble. Como dando una señal secreta, el sacerdote golpeó la puerta con la aldaba2 sin ningún ritmo en absoluto. Con eso, la puerta se abrió ante nosotros.

“¡Whoa…!”

Jadeé con admiración mientras miraba al interior. El establecimiento era tan vasto que era difícil creer que estábamos bajo tierra. El techo alto tenía incontables piedras luminosas, iluminando las casas privadas alineadas debajo. Incluso podía ver exquisitos campos verdes con cosechas en la distancia. Seiya asintió como si estuviera impresionado.

“Hmm. Impresionante. Es como si hubiera otro pueblo entero bajo tierra.”

“Cultivamos nuestras propias cosechas y aunque no son mucho, somos autosuficientes. Aunque la comida que cultivamos no es exactamente la más saludable, debido a que las piedras luminosas son nuestra única fuente de luz…”

Parece que les dijeron a todos por adelantado que el sacerdote nos iba a traer aquí. Docenas de hombres y mujeres de todas las edades se alinearon frente a nosotros. Sonreí y los saludé, pero ellos no respondieron.

“¿H-huh?”

La gente de Gaeabrande tenían gran respeto por la diosa y el héroe, pero todos aquí nos miraron distantemente. Justo cuando empezaba a sentirme un poco incómoda, un joven vestido con una armadura de acero emergió de la multitud y se aproximó a nosotros. Él tenía cabello corto y una mirada penetrante.

“Este es Braht, el líder de Pequeña Luz–”

Incluso aunque el sacerdote lo estaba presentando, el joven continuó caminando directo hacia Seiya, luego lo agarró por la solapa. En un tono amenazante, él dijo:

“Esa cara… ¡lo sabía! ¿¡Aún estás vivo!?”

“¿¡Q-qué crees qué haces!?”

El sacerdote también estaba desconcertado.

“¿¡Braht!? ¿¡Qué significa esto!?”

Los ojos de Braht estaban centrados en Seiya, pero él le gritó al sacerdote:

“¡Padre Luke! ¿¡No lo sabes!? ¡Este es el héroe que perdió con el Señor Demonio hace un año!”

“¿¡Qué!?”

El Padre Luke jadeó. Braht entonces continuó vomitando odio.

“¡Escuché que Colt y la princesa Tiana del Reino de Termine también fueron asesinados por el Señor Demonio! ¡Pero el héroe huyó y se escondió! ¿¡Y aun así tiene la audacia de mostrar su cara aquí como si nada hubiera pasado!?”

Después de que morí como la princesa Tiana, renací como una diosa y pasé los últimos cien años en el mundo espiritual donde el flujo del tiempo se mueve más lentamente. Es por eso que me veía completamente diferente de la princesa Tiana que vi en la bola de cristal. Pero para Seiya, todo esto pasó hace solo un año. Su apariencia difícilmente había cambiado. En otras palabras, todos los que habían conocido a Seiya lo reconocerían instantáneamente.

Braht empujó violentamente a Seiya.

“¿¡Seiya!?”

Corrí para ayudarlo, pero otro de los pobladores detrás de mí comenzó a gritar también.

“¡T-tiene razón! ¡Vi al último héroe hace un año y era el mismo tipo!”

“¡Tienes razón! ¡Déjamelo a mí, mi trasero! ¡Hablaste en grande, pero entonces perdiste ante el Señor Demonio e Ixphoria fue destruida!”

“¡Todo es tu culpa! ¡Mi familia está muerta por tu culpa!”

Casi todos en el establecimiento comenzaron a lanzarle insultos y antes de que lo supiera, estábamos rodeados de gente con palos y rastrillos.

¿¡Q-qué!? ¿¡No solo nuestros enemigos son anormalmente fuertes, sino que también todos los humanos que viven en Ixphoria también lo son!? ¿¡E-es esto lo que significa estar en un mundo de rango SS!? ¿¡Qué va a hacer Seiya!?

Pero Seiya miró a los hombres de forma relajada.

“Hey, diosa, ¿lo que esta gente dice es cierto? ¿He estado antes en este mundo?”

Mantenerlo en secreto no ayudará en nada. Le dije la verdad.

“Si… Esta es la segunda vez que vienes a Ixphoria. Y la primera vez que viniste… fallaste.”

“Ya veo…”

Seiya instantáneamente lanzó su cabeza al suelo.

¿¡Queeeeee!?

¡Nunca imaginé que él haría eso! ¡Ese héroe grosero estaba inclinándose ante ellos! ¡Y hablaba con una voz profundamente preocupada, para colmo!

“Lo siento. Ruego que me perdonen.”

¡N-no! ¡No puedo soportarlo más! ¡No quiero ver a Seiya arrastrándose! Lo que él está haciendo es admirable, pero… pero… ¡o quiero verlo así!

La gente del pueblo cayó brevemente en silencio en reacción a la repentina disculpa de Seiya, pero no pasó mucho antes de que un hombre comenzara a temblar.

“¡E-esto es mierda! ¡Disculparse no va a arreglar lo que hiciste!”

“¡Colt y la princesa Tiana están muertos por tu culpa! ¡Tú los mataste!”

“¡Si!”

Alguien le lanzó una roca a Seiya, la cual él ni siquiera intentó evadir. La roca que golpeó su cabeza comenzó un efecto de onda y en un parpadeo, la gente de Pequeña Luz levantó sus manos contra él.

“¿¡H-hey!? ¡Alto! ¡Deténganse!”

“¡Cállate!”

Traté de terminar la violencia, pero alguien me empujó al suelo.

“¡Dije que se detuvieran! ¡No se atrevan a poner otra mano sobre Seiya!”

Grité, pero la violencia no cesó. Las mujeres mayores me miraron fríamente mientras yo entraba en pánico.

“Hmph. Eres una ‘diosa’. No eres diferente de nosotros los humanos.”

“Esa diosa pelirroja de la última vez tampoco valía la pena. Escuché que el Señor Demonio se la comió. Que patético.”

 “¡No se atrevan a hablar así de Aria!”

Cuando la miré, ella me devolvió una mirada incluso más feroz.

“¡El mundo un hubiera sido destruido si ustedes, ‘diosas’, no fueran tan inútiles!”

Los ancianos lentamente se aproximaron hacia mí.

¡Ahhh! ¿¡Van a golpearme a mí también!?

Mientras yo temblaba de miedo, Seiya se las arregló para levantarse y ponerse frente a mí.

“Alto. Esto es mi culpa.”

“¡S-Seiya…!”

“Dejen a Cubo de Reciclaje fuera de esto.”

¿¡A quién llamas “Cubo de Reciclaje”!? ¡Se está volviendo peor cada vez que intenta adivinar!

En cualquier caso, parece que molestó incluso más a los pobladores por defenderme y comenzaron a golpearlo de nuevo. Seiya estaba en nivel 50. Su defensa es alta, así que el daño debería ser mínimo… pero incluso entonces, no podía mirar.

¿¡Por qué está pasando esto!? ¡Vinimos a salvar este mundo! ¿¡Qué hicimos para merecer esto!? Mientras las lágrimas empezaban a brotar de mis ojos…

“Suficiente.”

Una voz alta y digna irradió y los pobladores se congelaron instantáneamente. Ellos voltearon sus miradas a una joven chica en sus años delicados. Ella estaba vestida con harapos al igual que los demás, excepto por los accesorios alrededor de sus delicados brazos.

De la nada, alguien murmuró:

“¡Eich!”

“Todos, eso es suficiente. Mi hermano, Colt, no hubiera querido esto.”

Eich, la maga que usó su magia de tierra para crear este establecimiento, era incluso más joven de lo que imaginé. Si tuviera que adivinar, diría que ella estaba alrededor de los seis o siete años de edad. La niña, quien era incluso más joven que Elulu, silenció a todo el establecimiento con unas pocas palabras.

“G-gracias…”

Le agradecí, pero ella me dio una mirada frígida.

“Diosa, héroe, me gustaría agradecerles por venir. Sin embargo, no espero nada de ustedes, ya que no hay nadie que pueda derrotar al Señor Demonio Ultimaeus.”

¡El Señor Demonio… Ultimaeus…!

En el momento en que escuché el nombre del Señor Demonio, un increíble escalofrío se disparó por todo mi cuerpo. Mi alma debía estar reaccionando al nombre del monstruo que me asesinó en una vida pasada.

“este mundo está más allá de la salvación.”

Eich giró sobre sus talones y se fue. Los ciudadanos nos escupieron y chasquearon sus lenguas antes de irse también. Solo el Padre Luke, Braht, un golpeado y magullado héroe y yo nos quedamos. Braht me lanzó una mirada.

“Diosa… Cubo de Reciclaje, ¿no?”

“No, es Ristarte…”

“Lo que sea. Lo que quiero saber es si vas en serio acerca de derrotar al Señor Demonio y salvar este mundo.”

“Ese es… el plan…”

“¿Y qué puedes hacer?”

Quería decirle que tenía la habilidad de curar, pero ese poder estaba sellado actualmente.

“… Evaluar.”

Una mirada de disgusto destelló en el rostro de Braht.

“Genial. Yo también. ¿En serio eso es todo lo que puedes hacer?”

“Yo – tengo alas. Puedo volar.”

¡Debería ser capaz de usar las Alas de Rista si podía conseguir el permiso de Ishtar!

“¡Orden!”

Grité, pero nada pasó.

… Sip. Supuse que no funcionaría. Perdí contacto con Ishtar. Era bastante obvio que este sería el caso, viendo que no podía regresar al mundo espiritual.

“¡Eres inútil!”

Mientras su mirada cavaba un agujero en mi corazón, afilé mi tono.

“Yo – ¡no puedo morir! ¡Las diosas no mueren!”

“¿Entonces eres inmoral? ¿Es eso cierto?”

Braht miró al Padre Luke a mi lado en lugar de a mí, buscando respuestas. Él asintió.

“De acuerdo a la leyenda, los dioses no pueden morir. Creo que ella está diciendo la verdad.”

¡Heh! ¿Qué te parece eso? ¿Qué piensas de mi ahora? ¡Oh…! P-pero ahora que lo pienso, podría morir si el enemigo usa Destrucción en Cadena… y ese hombre lobo y Bunogeos pueden usarla, así que…

Decidí decir la verdad.

“De hecho, puedo morir algunas veces.”

“¿¡…!? ¿¡‘Algunas veces’!? ¿¡Qué significa eso!? ¡Entonces no eres inmortal después de todo!” gritó Braht.

Pasaron unos pocos momentos y soltó un suspiro mientras se rascaba la cabeza.

“Una diosa que puede morir ‘algunas veces’ y un héroe que ya falló una vez. Vaya broma. Parece que los cielos no tienen intención de salvar Ixphoria.”

Braht nos miró fríamente otra vez.

“Pero van a volverse útiles ahora que están aquí. Clamas que estás aquí para derrotar al Señor Demonio, así que al menos, puedes matar a Bunogeos, ¿cierto?”

“E-eso es, uh…”

Seiya ya estaba en nivel máximo cuando derrotó al potenciado emperador en Gaeabrande, así que no había forma en absoluto de que fuera capaz de derrotar a Bunogeos, quien poseía estadísticas similares. Él solo estaba en nivel 50.

“De acuerdo. Iré a encargarme de él.”

Seiya, quien probablemente estaba escuchando todo el tiempo, se sentó derecho a pesar de estar golpeado y magullado.

“Bunogeos creó un mercado en las afueras del pueblo para comprar y vender humanos. Él cría esclavos ahí. Vayan a derrotarlo y liberen a los esclavos.”

Si éramos capaces o no de derrotar a Bunogeos estaba fuera de cuestión. Por ahora, solo necesitábamos salir de aquí lo antes posible. Sin embargo, el mundo exterior estaba lleno de poderosos monstruos.

“¡Al menos déjanos prepararnos!”

Le rogué a Braht. Si íbamos a dejar Pequeña Luz, necesitaríamos algunas armas y armadura.

Braht se burló. Entonces puso una mano en el hombro del Padre Luke antes de retirarse. Con una gentil sonrisa, el Padre Luke apuntó a un hombre sentado en una estera ligeramente en la distancia.

“Esa es la tienda de objetos.”

Ishtar me entregó algunas monedas antes de que viniéramos a Ixphoria justo como hizo antes de que fuéramos a Gaeabrande. Saqué la bolsa de monedas de mi bolsillo y me dirigí hacia la tienda de objetos… pero las cosas alineadas en la estera eran en su mayoría piedras luminosas o herramientas de granja. Además de eso, todo lo que vi eran objetos para necesidades diarias. Estaba esperando que hubiera algo que pudiera usar para curar la amnesia de Seiya, pero no parecía que tuvieran siquiera hierbas medicinales o de antídoto.

Terminé comprando ropa tejida y se la di a Seiya para que se cambiara su camisa y sus jeans, solo para asegurarme de que no destacara más de lo que ya lo hacía.

“Hey, Padre Luke, ¿hay alguna tienda de armas o de armaduras por aquí?”

“Por desgracia, no. Simplemente no tenemos recursos.”

Era justo como dijo Aria. Ya no habían formas fáciles de conseguir equipamiento en Ixphoria. Mientras dejaba caer mis hombros, escuché una voz gutural que me llamaba.

“Hey, tú. ¿Alguna vez pensaste en cambiar de clase? Solo déjame saber si te interesa.”

El Padre Luke presentó al anciano que casi no tenía dientes frontales.

“Este es Enzo. Él es el bautista de Pequeña Luz. Si quieres, él puede cambiar tu clase por ti.”

Seiya le dio una mirada dudosa.

“¿Mi clase no es héroe?”

Enzo sacudió la cabeza.

“No hay ninguna clase de héroe en este mundo… déjame echar un vistazo. Hmm… aquí dice que eres un Espadachín Mágico y te especializas en magia de fuego.”

Seiya aprendió un montón de magia de fuego en Gaeabrande, así que no era de sorprenderse que la magia de fuego fuera parte de su clase base. Él ya había reaprendido poderosos ataques de espada de fuego como Arremetida Fénix y Perforación de Fénix también.

Enzo mostró sus encías.

“Es una clase avanzada que combina ambas, la clase Guerrero y la clase Mago. Heh. Supongo que por eso eres el héroe. Pero si cambias de trabajo, serás capaz de escoger dos clases diferentes… Entonces, ¿qué será?”

Personalmente, quería preguntarle que otros tipos de clase había, pero…

“Me quedaré con lo que tengo.”

Seiya no lo pensó dos veces. Si él aun fuera cauteloso, él hubiera pedido los detalles y hubiera examinado cuidadosamente sus opciones, pero… Bueno, estaba de acuerdo en que no debería cambiar de clases con cómo estaban las cosas. Un Espadachín Mágico era una clase avanzada y probablemente no había muchos otros trabajos2 como ese. Además, probablemente tomaba algún tiempo acostumbrarse a una nueva clase y el tiempo era algo que no teníamos.

“De acuerdo entonces. Salgamos.”

Volviéndose impaciente, Seiya continuó y se dirigió de vuelta a la entrada de Pequeña Luz. Sin embargo, cuando llegamos a la puerta, el Padre Luke dijo como si hubiera recordado algo repentinamente, “Por favor esperen aquí un momento” y salió trotando. Después de que pasó un tiempo, él vino corriendo con una espada envainada en su mano.

“Por favor toma esta espada contigo. Está oxidada, pero es mejor que nada.”

“¡M-muchas gracias!”

Le agradecí al sacerdote y él nos despidió con la mano. Después de eso, miré a mi lado para ver la cara de Seiya iluminarse mientras sostenía la espada oxidada en el aire.

“Perfecto. Ahora no tendré problemas para ganar con esto.”

“Lo hiciste sonar como si acabaras de conseguir a Excalibur. Esa cosa es un pedazo de basura oxidada.”

“Todo va a estar bien.”

“Preferiría escucharte decir, Estoy perfectamente preparado…”

“¿Por qué diría eso?”

Sigh…”

Me retiré de Pequeña Luz, llevando esta abrumadora ansiedad conmigo.


CAPÍTULO 5

La Diferencia de Poder

Después de subir las escaleras por lo que parecía una eternidad, finalmente pude ver una tabla de madera más arriba. Empujé la tabla y me arrastré de regreso a la superficie con Seiya. Examiné la habitación. Las paredes estaban sucias y los muebles gastados… nos encontramos una vez más en la cabaña abandonada, pero era diferente de en la que habíamos estado cuando conocimos al Padre Luke.

Me aproximé nerviosamente a la ventana y miré afuera y el escenario era diferente de antes también. Aunque subimos la misma cantidad de escalones, parecía que la magia de tierra de Eich nos conectó con otra casa. Hombres-bestia se reunieron en la distancia, haciendo una conmoción. Cuando fijé mis ojos y miré adelante, vi humanos alineados con grilletes en sus cuellos y caderas. Ese debía ser el mercado de esclavos del que Braht estaba hablando.

“Seiya, no necesitas tomar en serio lo que dijo Braht. No hay manera en que puedas derrotar a Bunogeos en tu nivel actual. Lo mejor que puedes hacer es encontrar una forma de salvar a los esclavos del mercado. Y la gente de Pequeña Luz podrían cambiar de opinión acerca de nosotros si podemos sacarlos. De cualquier forma–”

Mientras miraba por la ventana, continué hablando con Seiya hasta que descubrí algo increíble.

… ¡Él estaba caminando casualmente por la calle con la espada oxidada!

“¿¡Huhhhhhhh!?”

Grité e inmediatamente salí corriendo de la cabaña.

“¡¡Heeeeey!! ¿¡Qué demonios crees qué estás haciendo!?”

Mientras lo agarraba por los hombros y sacudía su cabeza hasta hacer pulpa su cerebro, él me miró con una mirada confusa en sus ojos.

“Necesito derrotar a Bunogeos, ¿cierto? ¿Cómo se supone que lo haga sin ir afuera?”

“No, es por eso que necesito que me escuches. Vamos a liberar a los… esclavos…”

Alrededor de una docena de hombres-bestia nos miraron con curiosidad mientras discutíamos en medio de la calle principal.

“Hey… Esos humanos no están usando collares.”

“¿Son callejeros?”

¡¡Ahhhhhhhhhh!! ¡¡Estamos perdidooooooooos!!

Mi corazón golpeó contra mi pecho, pero Seiya no parecía preocupado en lo más mínimo.

“Iba a luchar con ellos de todas formas, así que esto me ahorra algo de tiempo.”

Seiya se aproximó tranquilamente con su espada oxidada inclinada contra su hombro.

“¿¡Huh!? ¿¡Qué pasa con este humano!?”

Como asustados por el comportamiento temerario de Seiya, los hombres-bestia ni siquiera sacaron sus armas. En su lugar, se dividieron como el mar rojo, haciéndole camino a Seiya. Lo seguí desde atrás apresuradamente.

E-espera. ¿Qué? ¿Realmente seremos capaces de solo entrar caminando y liberar a los esclavos?

Pero después de unos metros más, un hombre-bestia gritó como si supiera que pretendíamos.

“¡¡Hey!! ¡Reaccionen! ¡Deténganlos!”

“¡C-cierto!”

Las ordenes de la persona zorro hicieron que los hombres-bestia cercanos nos rodearan.

S-sí, supongo que no debería estar sorprendida… era demasiado bueno para ser verdad…

Un hombre-bestia rinoceronte con piel rugosa se paró frente a nosotros, lamiendo sus labios.

“Si estos humanos no le pertenecen a nadie, eso significa…”

El hombre-bestia zorro respondió:

“Exactamente. Nadie se molestará si nos los comemos…”

Me preparé para la batalla mientras escuchaba su vil conversación.

¡P-parece que tendremos que pelear!

Usé Escáner para revisar las estadísticas del hombre-bestia rinoceronte, el hombre-bestia zorro y sus tres compañeros. Era justo como temía. ¡El ataque de todos estaba sobre 30 000! ¡Todos son realmente fuertes! Pero parecía que esperaban que nosotros hiciéramos nuestro primer movimiento. Capitalizando el momento, agarré fuertemente un puñado de mi propio cabello y lo arranqué. Aunque el movimiento era doloroso, este no era momento para para quejarse.

“¡Seiya, aquí! ¡Toma esto! ¿Sabes qué hacer con eso, cierto?”

“Por supuesto.”

Seiya asintió, entonces tomó la tira de cabello rubio y lo ató a su flequillo. El cabello rubio destelló en su brillante cabello negro, dándole justo el acento perfecto.

“¡¡No!!” Grité. “¡Esas no son extensiones, Seiya! ¡Son para sintetizar!”

“¿Huh? ¿Qué es eso?”

“¡Síntesis! ¡Es una de tus habilidades! ¡Esa espada está oxidada, pero aun es una espada de acero! ¡Si la sintetizas con mi cabello, puedes hacer una espada de platino!”

Tomé sus manos, luego forcé el cabello y la espada contra ella. Entonces, una luz cegadora irradió, transformando instantáneamente la espada oxidada en una espada de platino divina y brillante. La cara de Seiya se iluminó justo como la propia espada de platino.

“¡Qué maravillosa espada! ¡Apuesto que podría derrotar al Señor Demonio con esto!”

No, probablemente no. De hecho, estaba preocupada de que él fuera capaz de salir de este aprieto.

No pasó mucho antes de que el hombre-bestia zorro perdiera el control y gritara:

“¡Iré primero!”

Mientras el hombre-bestia zorro saltó al ataque…

“¡Eek!”

Me asusté en doble, pero Seiya se movió repentinamente se movió delante de mí. Casi instantáneamente, escuché algo crujir en la mano con la que sostenía su espada de platino, como si sus articulaciones se estuvieran dislocando.

“¡Espada Eterna!”

En un parpadeo, incontables imágenes residuales de la espada de platino surcaron el aire, dirigiéndose directamente hacia el hombre-bestia zorro. Para el momento en que la distorsión desapareció, el cuerpo del enemigo ya estaba cortado en rodajas. Sangre salpicó el aire mientras numerosos trozos de carne caían al suelo.

“¡P-pagarás por eso…!”

¡Los otros cuatro hombres-bestia se abalanzaron hacia Seiya para vengar a sus camaradas! ¡No había forma de que pudiera usar Espada Eterna para detener a tantos enemigos de una vez!

Sin embargo…

“¡Infierno Máximo!”

¡La mano libre de Seiya ya estaba envuelta en llamas! Antes de que los hombres-bestia pudieran siquiera alcanzarlo, las llamas carmesíes se dispararon de su brazo como cadenas y se tragaron a los enemigos.

“¡Aghhh!”

Sus llantos de agonía resonaron mientras se prendían fuego, quemándose mientras el calor intenso de Infierno Máximo los convertía instantáneamente en cuerpos chamuscados que cayeron sin vida al suelo. Seiya levantó su aún ardiente mano en el aire.

“… Salgan del camino o sean reducidos a cenizas.”

Seiya rápidamente caminó detrás de los hombres-bestia cercanos, quienes estaban mirando tímidamente desde lejos.

¿¡E-él mató a cuatro hombres-bestia en un parpadeo!? Él solo usó Infierno Máximo en Gaeabrande para disponer de los cuerpos y distraer a los enemigos… ¡Así que nunca supe que era un hechizo de tan alto nivel!

Aunque golpeada por la sorpresa, noté algo… ¡El hombre-bestia rinoceronte, cubierto de hollín, fue capaz de soportar el fuego gracias a su dura piel y estaba por cargar hacia Seiya desde atrás!

“¡Seiya, detrás de ti! ¡Él aún está vivo!”

¡Le grité, pero ni siquiera miró atrás! ¡Incluso entonces, su ardiente espada de platino ya estaba bajo su brazo, apuñalando al monstruo rinoceronte entre los ojos!

“¡Perforación de Fenix…!”

Después de presenciar a sus compañeros hombres-bestia caer al suelo…

“¿¡Q-qué clase de humano es este!?”

“¡Es demasiado fuerte!”

Los enemigos que nos rodeaban parecían haber perdido toda voluntad de pelear. Tragué con fuerza-

Él es muy imprudente ahora… ¡pero aún tiene extraordinarias habilidades de pelea! ¡Supongo que sin importar como sea su personalidad, los talentos de Seiya aún son de uno en un millón!

Eufórica, miré adelante y vi unas pocas docenas de esclavos encadenados.

“¡Seiya! ¡Tenemos que liberar a los esclavos! ¡Después de eso, podemos dirigirnos de regreso a Pequeña Luz!”

Seiya y yo corrimos hacia los esclavos.

“¡Todos están a salvo ahora!”

Mientras Seiya seguía mirando, retiré los grilletes de los talones y las caderas de los esclavos. Pero para el momento en que liberé al último de ellos, el silencio fue repentinamente roto.

“¡Heeeeeey! ¿Qué sucede aquí?”

Un escalofrío subió por mi columna cuando escuché el familiar tono arrastrado. Un monstruo masivo se abrió paso a través de la multitud de hombres-bestia.

“E-esto no puede estar pasando. ¿¡Por qué ahora!?”

¡El orco – el gobernador de este pueblo – Bunogeos se dirigía hacia nosotros! Después de vernos, él se rascó la parte trasera de su cuello, luego dijo casualmente:

“Ohhh, ¿ustedes son el héroe y la diosa? Es justo como ese demonio de pelo anaranjado dijooo: ‘Un mensajero de los dioses pronto llegará para liberar a los esclavos’.”

¿Un demonio con pelo anaranjado? ¿Uno que estaba consciente de lo que estábamos haciendo? ¿El hombre lobo que invadió el mundo espiritual fue guiado por este demonio también?

Los hombres-bestia nos rodearon a Seiya y a mí, pareciendo aliviados ahora que Bunogeos estaba aquí. Solo era cuestión de segundos hasta que hubiera docenas de ellos. Sin embargo, Bunogeos sacudió su mano hacia ellos.

“Ustedes pueden retirarseee. Yo me encargaré de estooo.”

¡Esta podría ser nuestra única oportunidad! Le susurré sutilmente a Seiya:

“¡Seiya! ¡Ahora es nuestra oportunidad! ¡Usa Infierno Máximo para crear una pantalla de humo, luego toma a los esclavos y corre!”

“¿Correr? ¿Cuándo el jefe ya está aquí?”

“¡No puedes derrotarlo, Seiya! Además, las vidas de los esclavos son prioridad, ¿¡ciereto!?”

“Bueno… supongo.”

De alguna manera me las arreglé para convencer a Seiya de no enfrentarlo, pero Bunogeos dejó salir una vil risa como si supiera exactamente lo que íbamos a hacer.

“No van a escapar de miii. Bueno, pueden correr si quieren, pero solo les cortaré las cabezas a los esclavos en el actoooo.”

Antes de que siquiera me diera cuenta, el orco estaba sosteniendo en una mano a una mujer con ropas destrozadas. Ella luchaba en agonía mientras él apretaba su agarre alrededor de su cuello. Fue entonces que la vista perforante del héroe se centró en Bunogeos.

“Diosa, no puedo solo abandonar a ese rehén y huir. Voy a derrotar a Bunogeos aquí y salvar a todos los esclavos.”

¡Mn…! ¡Lo que dice es muy heroico, p-pero no hay forma de que pueda derrotar a ese orco!

Una vez que se dio cuenta de que Seiya iba a luchar, Bunogeos lanzó a la mujer detrás de él y alcanzó el hacha en su espalda.

“Destrucción en Cadena… ¿no? Una vez que los golpee con esto, ni tuuuuu ni la diosa serán capaz de volver a la vidaaaa.”

“¿¡P-por qué tienes eso!? ¿¡Ese demonio también te dio eso!?”

“Eso no es asunto tuyooooooo.”

… Mientras distraía a Bunogeos, Seiya imbuyó su espada con llamas. Antes de que Bunogeos pudiera levantar siquiera su hacha…

“¡Muere…! ¡Arremetida Fénix!”

Seiya desató un ataque con un poderoso rugido, pero Bunogeos inhaló profundamente con un aire de confianza. Inmediatamente, mi caballo y vestido comenzaron a ondear mientras todo a mi alrededor era absorbido. Bunogeos expulsó el aire que había inhalado directamente contra el héroe que cargaba.

“¡Mn…!”

El poderoso viento detuvo a Seiya y extinguió las llamas de su espada como si soplara una vela de cumpleaños.

“Weeeee-hee-hee. No queremos empezar un fuego ahora, ¿cierto?”

Bunogeos neutralizó la espada mágica únicamente a través de pura fuerza, pero Seiya aun así saltó hacia él.

“¿Entonces qué tal esto? ¡Espada Eterna!”

Como ya no podía usar Arremetida Fénix, Seiya cambió al ataque especial de Adenela sin perder tiempo. Aplaudí el rápido juicio de Seiya en silencio, pero…

“¿Hmm? Hace cosquillas.”

El orco recibió cada uno de los ataques consecutivos de Seiya y aun así no mostró signos de ser herido. Pero Seiya no se rindió. Continuó atacando con Espada Eterna hasta que su brazo repentinamente se detuvo. Fue entonces que noté… ¡que Bunogeos estaba sosteniendo la espada de platino!

“Realmente no duele, peroooo… ¡estás comenzando a molestarmeeeeee!”

Con su otro grueso brazo, enterró un puñetazo en el estómago de Seiya. Los pies de Seiya se levantaron del suelo con un thud.

“¡Urgh…!”

“¡¡Seiya!!”

El héroe se desmoronó con un solo puñetazo y la expresión de Bunogeos solo podía describirse como disgusto.

“¿Queee? ¿Eso es todo? Ni siquiera necesité mi hacha. No pensé que el héroe sería tan débiiil. Espera. ¿Será que soy demasiado fueeerte?”

¡E-era como pelear con un bebé! ¡Seiya no tenía oportunidad! Aunque era exactamente como imaginé que sería. El poder de ataque de Seiya no era ni siquiera lo suficientemente como para rasguñar a Bunogeos. Simplemente había una brecha demasiado grande entre sus estadísticas.

¡Ya no estábamos en posición de salvar a los esclavos! ¡Necesitábamos encontrar una forma de escapar!

Instintivamente corrí hacia Seiya, pero el hombre-bestia perro se detuvo frente mi antes de golpear mi cuello con su mano.

“¡Hngh…!”

Y simplemente así, colapsé al lado de Seiya. Mientras perdía la consciencia lentamente, vi el hacha en la espalda de Bunogeos en la esquina de mi ojo.

Oh… Va a usar esa hacha y destruirá nuestras almas… nuestro viaje termina aquí…

“M-mn…”

¿Cuánto tiempo había pasado? Puse mi mano en mi magullado cuello mientras me sentaba. El área era oscura, pero vi gruesas barras de hierro ante mí. Parecía que estaba en una celda de algún tipo. Había otra celda junto a la mía…

“¿¡Seiya!?”

Seiya estaba enroscado en el suelo, desarmado y yaciendo sobre su costado.

“¿¡Estás bien!? ¡Seiya, despierta!”

“S-si…”

Seiya se sentó como si escuchara mi llanto. Él agarró su estómago como si le doliera, pero no parecía ser un peligro para su vida.

“¡Gracias a dios que estás bien!”

Pero al instante…

“No me emocionaría si fuera tú…”

Escuché una voz viniendo justo desde detrás de mí. Volteé para encontrar a la chica que Bunogeos tomó como rehén, sentada en la esquina de la celda. Estaba aliviada.

“¡Gracias a dios que tú también estás bien! ¿Qué pasa con los otros esclavos?”

“No lo sé. Viendo que no están aquí, supongo que Bunogeos removió temporalmente la maldición de la piedra de hechizo y los vendió en algún lugar fuera del pueblo.”

“¿¡Q-qué!?”

“Oh, no te preocupes por ellos. Ellos son los afortunados. Aún están vivos. Deberíamos estar más preocupados por nosotros mismos…”

Ella continuó hablando como si hablara de algo mundano, como el clima.

“Porque tú y yo – estamos a punto de ser la comida de Bunogeos.”

“¿¡H-huh!? ¿¡Quieres decir que va a comernos!? ¡Creí que este pueblo producía esclavo! Bunogeos dijo–”

“Eso es lo que él dice cuando otros escuchan. Pero en secreto le gusta comer mujeres jóvenes. Oh… hablando del demonio. Aquí viene.”

El masivo orco arrastró sus pies pesadamente todo el camino. Primero, él miró a Seiya en su celda y sonrió.

“Lord Grandleon estará emocionado cuando te entregue a eeeel. Weeee-hee-hee.”

Frotando su estómago alegremente, caminó hacia nuestra celda a continuación y me miró cuidadosamente a través de las barras de hierro como si me examinara.

“Atrapé al héroe. Merezco una recompensa especiaaaaal.”

Saliva cayó por su vil barbilla.

“Hmm… creo que empezaré con la diosaaaaaa.”

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!
  1. Lo típico de los monstruos o humanos que son en parte gatos o los gatos en sí en las series anime, manga y tal: agregarle miau, nya o mew a las palabras. En este caso sería “mantengo”
  2. Son las piezas en forma de anillo que están en algunas puertas dobles, como las de las iglesias, usadas para golpear la puerta con ellas y llamar a quienes están dentro del edificio. Algunas casas antiguas también poseen este tipo de pieza.