• Traducción: WhiteFenrir

Capítulo 41

El Último General

Desesperada por alejar a Seiya de Valquiria, lo apresuré para irse a Gaeabrande mencionando cosas locas como “¡La supervivencia de este mundo está siendo amenazado!” Me sentía culpable por exagerar hasta que repentinamente escuché una ruidosa voz declarando:

“¡La supervivencia de la Guardia de la Rosa está siendo amenazada mientras hablamos!”

Cuando aparecimos cerca de la puerta de la capital, vi un soldado vistiendo una armadura con la cresta imperial de la Guardia de la Rosa – ¡Múltiples soldados, incontables soldados…! ¿¡Qué está pasando!? ¡Hay demasiados soldados aquí!

Había fácilmente más de mil soldados en una sola línea, sosteniendo armas mientras sus rostros estaban envueltos en miedo. Seguí sus miradas para encontrar algo incluso más alarmante. Una boca se abrió de una oreja a la otra, alas negras – una criatura bizarra que recordaba a la forma de Demonio Mayor de Chaos Machina – de pie a pocos metros de los soldados también. El ejército enfrentando a los mil soldados imperiales era un enjambre de demonios de igual tamaño.

“¡E-es como una zona de guerra!”

La terrible situación inmediatamente borró mi lamento. Mash sacó su espada y se preparó para la batalla mientras Elulu se escondía detrás de mí. Mientras prestábamos atención cuidadosamente a las hordas de demonios, repentinamente fuimos rodeados por el ejército imperial.

“¿Quiénes son? ¿De dónde salieron siquiera?”

“¡Son sospechosos!”

“¿Crees que son demonios?”

“N-no, nosotros somos –”

En el momento en que traté de aclarar el aire…

“¡Ellos no son sus enemigos! ¡Esos son la diosa y el héroe!”

Volteé en dirección a la bien proyectada voz para encontrar a un anciano soldado con una barba. Notando que lo miraba, su expresión severa se relajó y bajó su cabeza hacia mí.

“¡Es un honor verla de nuevo! ¡Gracias otra vez por ayudarnos en Seimul!”

Uh… ¿Quién era este tipo? ¡Oh, espera! ¡Este era el soldado que conocimos cuando nos encontramos con el monstruo no muerto en la iglesia de Seimul!

Seiya preguntó brevemente:

“¿Cuál es la situación?”

“¡La unidad de élite del general Eraser Kaiser, La Espada del Demonio, ha venido a atacar la capital imperial! ¡Tenemos la ventaja numérica, pero nuestro ejército no es rival para su poder devastador! ¡Fuimos empujados hacia atrás hasta que cruzamos la Autopista Urgus y tuvimos que continuar retirándonos hasta que nos encontrábamos ante la capital, Orphée!”

“¡E-eso quiere decir que ya no les queda ningún lugar al que correr!”

Los soldados asintieron con una expresión profundamente angustiada.

“Sin embargo… han cesado sus ataques desde que llegamos aquí y no tenemos ni idea de lo que están tramando…”

Justo como dijo, los demonios estaban haciendo poco más que observarnos. Era como si estuvieran esperando algo.

Después de que pasó algún tiempo, el lado enemigo finalmente hizo un movimiento. Un demonio notablemente más grande que el resto repentinamente apareció, rompiendo la línea. Cuernos curvos salían de su cabeza como una cabra y los músculos negros y brillantes cubrían su cuerpo como una armadura. Pero lo que me sorprendió más fueron sus brazos. Él tenía tres brazos a cada lado, cada una sosteniendo un hacha de batalla o una espada. Seiya afiló sus ojos.

“Su aura es totalmente diferente de la de los otros demonios. Ese debe ser el último general.”

“¡Así que ese es Eraser Kaiser…!”

Él demonio de seis brazos saltó ante sus tropas, entonces habló en lenguaje humano con una voz profunda.

“¡Humanos! ¡Traigan a su guerrero más fuerte!”

“Hmph.” Seiya gruñó. “Parece que está tratando de hacer un show de fuerza. Probablemente planea matar al guerrero más fuerte en el ejército imperial para bajar su moral antes de atacar la capital.”

¡O-oh, lo entiendo! Así que supuse que eso significaba que era realmente fuerte…

Usé Escáner en Eraser Kaiser.

ERASER KAISER

LV: 88

HP: 245 842

MP: 98 546

ATK: 218 333

DEF: 207 465

SPD: 140 251

MAG: 87 654

Resistencia: Fuego, Viento, Agua, Rayo, Hielo, Tierra, Veneno, Parálisis, Sueño, Muerte Instantánea

Habilidades especiales: Full MAG ↔ Conversión de ATK (LV: MÁX), Vuelo (LV: MÁX), Ojo Malvado (LV: 15)

Habilidades: Modo: Seis Malvados

Personalidad: Salvage

¡Ack! ¡Era justo como dijo Kilkapul! ¡Su ataque y defensa realmente exceden los doscientos! Sus otros atributos también eran altos… ¡sus estadísticas eran realmente balanceadas! ¡Además de Thanatos, él debe ser el enemigo más fuerte que hemos enfrentado hasta ahora en cuanto a estadísticas!

Con sus demoniacos ojos rojo sangre, Eraser miró al ejército imperial.

“¿¡Qué sucede!? ¿¡Por qué nadie da un paso al frente!? ¿¡Acaso el ejército imperial no es más que un puñado de cobardes!?”

Antes de darme cuenta, había multitudes de soldados aliados rodeando a Seiya.

“¡Héroe! ¡Por favor, ayúdenos!”

“¡Por favor, derrótelo!”

Uno tras otro, los soldados comenzaron a rogarle a Seiya por ayuda después de averiguar que él era el héroe.

¿¡Llegamos aquí hace unos pocos segundos y ya tenemos que pelear contra el último general!? ¿¡Seiya va a estar bien!? ¿¡Está listo!?

Como siempre, Seiya ni siquiera parpadeó. Sacó su espada de su vaina y los soldados dejaron salir una suave ovación. Seiya comenzó a dar un paso… pero inmediatamente se detuvo. Adelante, había un soldado dirigiéndose directamente hacia Eraser Kaiser. A pesar de que estaba lejos, podía verlo claramente con mi visión de diosa. Con cabello blanco y vistiendo una armadura dorada como la de Rosalie, el soldado temerariamente avanzó hacia Eraser.

Alguien cerca de nosotros murmuró:

“¿Es ese… el emperador?”

Poco después, las voces de los mil soldados imperiales se unieron.

“¡El emperador…! ¡Es el emperador!”

“¡Dejó el castillo solo para salvarnos!”

Mash forzó la vista.

“¿E-ese es el emperador…? ¿Ese es el guerrero más fuerte… de la Guardia de la Rosa?”

Este era el Maestro de la Guerra, cuya espada aparentemente podía cortar los cielos y partir el planeta en dos. Tenía un cabello blanco que había perdido su brillo y una cara con arrugas. El emperador estaba más en el crepúsculo de su vida de lo que imaginé.

“E-es muy viejo…”

Incluso Elulu parecía sorprendida. Supuse que estaría en sus cuarenta o cincuenta cuando se volvió el padre de Rosalie, pero parece que al menos tiene unos setenta al menos…

El emperador se aproximó al demonio hasta que estaba solo a pocos metros antes de detenerse. Eraser se burló:

“Hey, ¿Qué pasa con este viejo senil?”

Los otros demonios detrás de él rieron fuertemente.

“¡Gwa-ha-ha-ha! ¡No recuerdo decirles a los humanos que me trajeran un sacrificio!”

Escuchando la risa de los demonios, tiré del brazo de Seiya.

“¡Lo están llamando un sacrificio! ¡Seiya, vamos! ¡Tenemos que salvarlo!” Pero Seiya ni siquiera se movió.

“Que su apariencia no te engañe. Mira las estadísticas de ese anciano.”

“¿Eh?”

Seiya murmuró solemnemente:

“No puedo creer que exista un humano como este…”

Usé Escáner para echar un vistazo a las estadísticas del emperador…

MAESTRO DE LA GUERRA WOHLKS GUARDIA DE LA ROSA

LV: 90

HP: 259 985

MP: 0

ATK: 189 633

DEF: 176 358

SPD: 148 769

MAG: 0

GRW: 777

Resistencia: Fuego, Viento, Agua, Rayo, Hielo, Oscuridad, Veneno, Parálisis, Muerte Instantánea, Problemas de Estado

Habilidades especiales: Bendición de la Luz (LV: MÁX), Evolucionar Ataque (LV: MÁX)

Habilidades: Golpe Sagrado, Espada de Ráfaga Sagrada, Gran Espada Sagrada

Personalidad: Valeroso

“Yo – ¡No puedo creer lo que estoy viendo!”

En el instante que revisé los atributos del Maestro de la Guerra…

“¡Muere, anciano débil!”

Uno de los brazos derechos de Eraser – el cual sostenía un Claymore1 – osciló hacia la cabeza del emperador, pero el Maestro de la Guerra lo bloqueó con su escudo dorado. El sordo y pesado sonido de metal hizo eco.

“¿Oh…? Estoy impresionado. Se suponía que eso te aplastara a ti y a tu escudo también. No parece que hayas venido aquí a morir, después de todo. He cambiado mi opinión acerca de ti, anciano.”

Eraser continuó con una burla.

“Entonces veamos qué te parece… ¡Modo: Seis Malvados!”

Un aura oscura era emitida de su cuerpo, Eraser se puso en posición de batalla mientras apuntaba sus seis armas al Maestro de la Guerra.

“¡Seiya! ¡Sé que los atributos del emperador son extraordinarios para un humano, pero incluso así, su ataque y defensa son inferiores a los de Eraser! ¡Tenemos que ayudarlo!”

“De acuerdo.”

Incluso Seiya no podía quedarse parado atrás, mirando.

“No habrá necesidad de eso.”

Escuché una voz indiferente que venía desde detrás. De la nada apareció un hombre delgado de una edad incierta, vestido con una capa blanca con bordados dorados.

“Es un placer conocerlos, héroe, diosa. Soy Flashika, el mago imperial del rayo.”

Incluso en un momento como este, elegantemente se dejó caer sobre una rodilla y nos saludó.

“¿¡Qué quieres decir con que no necesitamos ayudarlo!? ¡Entiendo que el emperador es fuerte, pero está contra uno de los generales del Señor Demonio!”

“No hay necesidad de preocuparse.”

Sé por experiencia personal lo aterradores que son los cuatro generales del Señor Demonio de Gaeabrande.  Poseen poderes que rivalizan con los de los Señores Demonio de los mundos de rango B y D. Y mientras hablábamos, Eraser oscilaba sus seis armas hacia el emperador. El Maestro de la Guerra se las arreglaba para bloquear los ataques con su masivo escudo, pero claramente luchaba por defenderse.

Yo – ¡No puedo ver esto! ¡La diferencia de poder es obvia! ¡Tenemos que hacer algo o él será rebanado en pedazos!

Sin embargo, ese momento vino demasiado pronto. ¡Los seis brazos del demonio enviaron volando el escudo del emperador!

“¡Heh-heh-heh!”

El demonio arremetió con su espada larga mientras se reía. Incapaz de evadir completamente su ataque, la espada cortó la mejilla del emperador, haciendo que saliera sangre. Pero el feroz ataque no se detuvo. Los brazos del emperador, sus piernas – cada parte de su cuerpo que no estuviera protegida por la armadura era cortada leve pero seguramente.

“Yo – ¡No puedo seguir viendo esto! ¡Va a hacer que lo maten!”

Pero Flashika seguía calmado, al contrario de mí.

“Está bien. Así es como pelea el emperador.”

Flashika miró a Eraser como cualquiera miraría a un tonto.

“Solo un idiota egocéntrico trataría de invadir la capital, Orphée, por sí mismo.”

Miré con mudo asombro. ¿¡No podía ver que el emperador era el que estaba perdiendo!? ¿Cómo podían Flashika y los demás soldados ver la batalla con tanta confianza?

¡Sin escudo y solo con una espada, no había forma para el de defenderse del Modo: Seis Malvados! Todo lo que quedaba para él era ser rebanado lentamente en pedazos. Sin embargo, fue entonces cuando el Maestro de la Guerra finalmente rompió el silencio.

“Tu esgrima es notable. Puedo ver por qué fuiste convertido en general. Sin embargo…”

Había una nota de disfrute en su áspera voz.

“He visto todo lo que tienes para ofrecer.”

Inmediatamente, escuché el repetido choque metálico de una espada desviando a otra.

“¿Qué…?”

A pesar de dominar la mayor parte de la batalla, la cara de Eraser se nubló. Mientras sostenía su espada con una mano, el Maestro de la Guerra desviaba cada uno de los ataques tan rápido que ni siquiera Eraser podía ver su espada. Ver a un humano superar solo a un demonio atacando con seis brazos era una visión milagrosa. Entonces…

“¡Golpe Sagrado…!”

La espada del emperador comenzó a brillar antes de que una luz se disparara en dirección a Eraser.

Thump.

Uno de los brazos de Eraser – el brazo sosteniendo el hacha de batalla – cayó al suelo mientras la sangre negra brotaba de la herida.

“¿¡Q-qué!?”

En este punto, rastros de luz similares a patrones geométricos iluminaron el área. ¡En el momento siguiente, cada uno de los brazos cayeron al suelo!

“¡E-esto no puede ser…! ¡Esto es imposible! N-ni siquiera eres el héroe –”

“Lo siento por no ser el héroe.”

El emperador levantó su radiante espada en el aire.

“¡Luz Pulverizadora del Santo!”

¡Entonces enterró la hoja en la cabeza de Eraser! ¡La espada continuó cortando a través del cuerpo del demonio hasta que salió por su entrepierna, cortándolo en dos! ¡Sin bajar el ritmo, la hoja procedió a golpear el suelo, creando un cráter con una explosión! El terremoto era tan poderoso que perdí el balance y caí sobre mi trasero.

“¡N-no puede ser…! ¿¡É-él derrotó al cuarto general!?”

Mientras miraba en blanco por la sorpresa, los soldados alrededor rompieron en ruidosas alabanzas. En medio de los gritos de alegría, me aferré a la pierna de Seiya y la usé para levantarme.

“¡S-Seiya! ¿Cómo? ¿Cómo derrotó el emperador a Eraser? Quiero decir, ¿el ataque de Eraser no era mayor que el suyo? ¡Además, tenía seis brazos!”

“Usa Escáner en el Maestro de la Guerra una vez más.”

Miré al emperador una vez más mientras él envainaba su espada.

MAESTRO DE LA GUERRA WOHLKS GUARDIA DE LA ROSA

ATK: 221 512

“¿¡Qué…!? ¿¡Su poder de ataque incrementó!?”

“Parece que sus atributos crecieron durante la batalla hasta que sobrepasaron a los de Eraser.”

“¿¡E-es eso siquiera posible!?”

Estaba sin palabras. Los soldados aún estaban bramando emocionados, pero los enemigos comenzaron a hacer un movimiento.

“¡P-pagarán por lo que hicieron!”

“¡Humanos inferiores…!”

Perdiendo el control, los demonios corrieron uno tras otro mientras el Maestro de la Guerra desenvainaba su espada una vez más y la levantaba en el aire.

“¡Luz Masiva del Santo!”

La espada luminosa se extendió en un destello como si estuviera cortando los cielos. El emperador lentamente giró la masiva hoja de luz de lado, entonces hizo una poderosa oscilación horizontal. La docena de demonios que se lanzaron hacia el Maestro de la Guerra fueron cortados a la mitad por la cintura.

“¡Eek…!”

Los demonios en la parte de atrás entraron en pánico, encogiéndose con miedo hasta que…

“¡Ha-ha-ha-ha!”

¡El propio Maestro de la Guerra se convirtió en el agresor y atacó! Incontables demonios perecieron con cada ataque. En adelante, después de ver a su emperador tomar la ofensiva, el ejercito de soldado imperial levantó sus espadas al aire al unísono y cargaron también hacia los demonios. Después de eso, Flashika sostuvo su bastón mágico a mi lado y cantó:

“Llamo al poder divino de Orand, Dios del Rayo… ¡y traigo el juicio a las almas malvadas!”

En el instante en que terminó el canto, un rayo se disparó desde los cielos antes de ramificarse y apuntar a numerosos enemigos. Cuerpos chamuscados llenaron el campo de batalla.

“¡R-retirada! ¡Retiradaaaaaaa!”

Su plan tuvo un efecto completamente opuesto. En lugar de matar a nuestro general, perdieron al suyo, resultando en una ruptura de la Espada del Demonio. Mientras el enemigo se retiraba, el emperador giró sobre su rodilla y se aproximó lentamente hacia nosotros. Él relajó su majestuosa expresión, enviándonos una sonrisa.

“Oh, vaya. Parece que este anciano accidentalmente se quedó con tu deber, héroe.”

Incluso sin presentaciones, el emperador ya sabía que yo era la diosa y Seiya era el héroe. Bajé mi cabeza ante el Maestro de la Guerra.

“¡Por favor no se preocupe por eso! ¡De hecho, estamos extremadamente agradecidos de que hayas derrotado a un enemigo tan poderoso por nosotros!”

Mash y Elulu estaban saltando de emoción.

“¡Eres absolutamente impresionante!”

“¡No puedo creer que derrotaras al último general tan fácilmente!”

El Maestro de la Guerra sonrió incluso más.

“Me he vuelto viejo. En el pasado, nunca me hubiera tomado tanto tiempo derrotar a mi oponente.”

¿¡Qué!? ¿¡Era incluso más fuerte cuando era joven!? ¿¡Qué clase de humano es él!?

Mientras yo era capaz de controlar mi aturdimiento, el Maestro de la Guerra bajó su cabeza reverentemente hacia mí.

“Diosa, es un honor conocerla.”

“¿¡Huh…!? ¡Oh…! G-gracias…”

Su comportamiento caballeresco hizo que me sonrojara un poco. ¡Ack! ¡N-no hay razón para que yo actúe tan tímida! ¡Así era como la gente actuaba normalmente ante una diosa! ¡Seiya me había tratado como basura por tanto tiempo que casi lo había olvidado!

“Por favor vengan a nuestro castillo luego si pueden. Hay algo que deseo mostrarle, diosa.”

“¿Algo que quieres mostrarme? ¿Cómo qué?”

“Es algo que deberás venir a ver por ti misma.”

El emperador me invitó al castillo con una expresión gentil… Por supuesto, no me importaría ir con él, pero había algo que me molestaba de todo esto.

“H-hey, uh… por cierto, ¿Por qué no vas tras el Señor Demonio y sus hombres por ti mismo? Quiero decir, eres extremadamente fuerte…”

Entonces, un leve rastro de agonía nubló la expresión del Maestro de la Guerra.

“Yo…”

“¿Tú…?”

Justo cuando lo presionaba para que continuara…

“¡Gwah…!”

El emperador se agarró el pecho y se arrodilló. Notando algo inusual, Flashika vino corriendo.

“¡E-esto no es bueno! ¡El emperador está ¡S-salgan de aquí! ¡Rápido!”

“¡Gwaaaaaaaaah!”

El Maestro de la Guerra gruñó mientras Flashika gritaba.

¿¡E-es alguna clase de enfermedad incurable!? ¿¡Es por eso que el emperador no deja la capital!?

“El emperador… el emperador está…”

La compostura del mago Flashika se había transformado en consternación. Con una estruendosa voz, gritó:

“¡El emperador se convertirá en un infante!”

… Perdona, ¿qué?

Psss…sss…ssssssh…

Escuché algo completamente bizarro y me volteé para encontrar liquido cayendo sin fin por su pierna. Su una vez majestuosa impresión no podía ser vista. Lagrimas brotaban de sus ojos perlados mientras chupaba su pulgar como un niño y confesaba:

“Mm… me oriné…”

Capítulo 42

La Capital Imperial: Orphée

“¡Alguien…! ¡Quien sea…! ¡Tráiganme una toalla!”

Después de que los soldados le trajeron a Flashika la toalla que habían preparado…

“¡Perdóneme, Emperador!”

Él presionó la toalla contra la entrepierna del Maestro de la Guerra.

“Mn… odio estar mojado… Hey, ¿puedo quitarme la ropa interior ya?”

“¡N-no, no debe! ¡Por favor sopórtelo solo un poco más!”

“Awww…”

La nariz del Maestro de la Guerra se arrugó mientras parecía que estaba al borde de las lágrimas. Una cosa detrás de otra había sido tan pasmosas desde que la Espada del Demonio atacó que Elulu, Mash y yo estábamos congelados en un estado de shock. Solo Seiya miraba al emperador con su usual indiferencia.

“Rista, usa Escáner y revisa las habilidades especiales del Maestro de la Guerra.”

“Yo – ya lo hice hace unos minutos.”

“Hazlo de nuevo.”

Me enfoqué solamente las habilidades especiales del emperador y usé Escáner.

MAESTRO DE LA GUERRA WOHLKS GUARDIA DE LA ROSA

Habilidades Especiales: Niñerías (LV: MAX), Mocoso Malcriado (LV: 8), Bebé Llorón (LV: 9)

“¿¡…!? ¿¡Qué demonios son estas habilidades!? ¿¡Y las niñerías están en nivel máximo!?”

“Parece que ahora sabemos por qué el emperador no puede dejar a capital.”

A pesar de estar al borde de las lágrimas después de mojar sus pantalones hace unos momentos, el emperador ya parecía haberse olvidado de eso.

“¡Maposa! ¡Maposa!”2

Corrió alrededor con ambas manos en el aire. Por cierto, no había mariposas alrededor.

Yo – no sabía si decir que actuaba infantilmente… ¡era más como…!

Justo entonces, escuché un caballo galopando desde atrás. Cuando volteé, vi a una caballero femenina familiar con el pelo azul oscuro en un caballo blanco viniendo hacia aquí.

“¡Padre!”

“¡Wosalie!”3

Chillando de alegría, él lanzó sus brazos alrededor de su hija.

“¡Estaba tan solo! ¡Te extrañé muchoooo, Wosalie!”

“¡P-padre, por favor cálmate!”

Parecía más como una madre encontrando a su hijo perdido que un padre abrazando a su hija. No solo nosotros, sino también los soldados cercanos estaban sin palabras. Después de notar nuestras miradas, Rosalie explotó con ira como un volcán.

“¿¡Qué están mirando!?”

Los soldados hicieron una mueca de dolor.

“¡Tenemos trabajo que hacer! ¡Rescaten a aquellos que resultaron heridos mientras perseguían a la Espada de los Demonios restantes!”

Los soldados se esparcieron como arañas bebés, dejándonos solo a nosotros.

“¿¡T-también estaban aquí!? ¡Tch!”

Seguramente Rosalie no quería que viéramos esto. Ella tenía una expresión indescriptiblemente complicada, pero el emperador repentinamente la abrazó otra vez.

“¡Te amo, Wosalie! ¡Muchooo!”

“¡Padre! ¡Por favor para! ¡Si no te comportas, los monstruos vendrán para llevarte!”

“¿¡Monstruos!? ¡Pero me asustan los monstruos!”

“¡Entonces tienes que estar callado! ¿Okay?”

“Okay… estaré callado… Mn…”

Notando que Seiya miraba fijamente al emperador con una mirada fría como el hielo, Rosalie se puso completamente roja y gritó:

“¿¡Qué estás mirando!? ¡Si tienes algo que decir entonces dilo!”

Pero aparentemente desinteresado, Seiya ni siquiera dijo una palabra, así que decidí hablar por él.

“H-hey, ¿Rosalie? Esta cosa de convertirse en un bebé es –”

Entonces ella inmediatamente agarró mi solapa y me miró como un demonio.

“¡Detente! ¡No digas otra palabra!”

“¡Pero dijiste que habláramos si teníamos algo que decir!”

El emperador repentinamente corrió hacia Seiya mientras nosotras estábamos ocupadas en nuestro intercambio.

“¡Hey, señor! ¡Juguemos! ¡Vamos!”

Seiya le lanzó una mirada fría y cruel al Maestro de la Guerra.

“Vete.”

“… ¿Huh?”

El emperador parecía confundido por un momento antes de que…

“¡Waaaaaah!”

Él comenzó a gritar abiertamente en frente de todos.

“¡¡Hey!! ¡No tienes que ser tan rudo, idiota!”

Después de que Rosalie corriera hacia su padre, él saltó hacia sus brazos.

Sniffle… estaba tan… asustado… me oriné otra vez…. Sniffle…”

“Aw, está bien. ¡Me aseguraré de que tenga lo que se merece!”

Toqué ligeramente a Rosalie en su hombro mientras ella consolaba a su padre.

“H-hey, um… acabo de recordarlo, pero el emperador nos dio que viniéramos al castillo. Él dijo que quería mostrarnos algo…”

“¡Ah! ¡Eso puede esperar hasta después!”

“¿Después? ¿Qué tanto después?”

De la nada, el Maestro de la Guerra comenzó a perseguir otra mariposa.

“¡Maposa! ¡Maposa!”

“Hey, haz algo con de este viejo senil.”

“¿¡A-a quien llamas viejo senil!? ¡Cuida tu lengua!”

“Hey, ¿Rosalie? ¿Cuánto tenemos que esperar?”

“¡Callate! ¡Ugh! ¡Solo denme una hora – no, dos horas! ¡Regresen al castillo en dos horas! ¡Vayan a dar una vuelta por la ciudad o algo así hasta entonces!”

Seiya entonces giró sobre su rodilla.

“No me importa hacerlo. Suena como un mucho mejor uso de mi tiempo que ver a este viejo senil todo el día.”

“¡Imbécil! ¡Solo vete! ¡Veteeeeeee!”

“¡V-vamos! ¡Démosle un vistazo a la ciudad!”

Elulu corrió hacia la capital imperial y nosotros huimos de Rosalie antes de que ella explotara.

Esto puede ser remarcar lo obvio, pero Orphée es la ciudad más prospera en la que hemos estado. Usando ropa a la moda, hombres y mujeres de todas las edades estaban reunidas en el camino adoquinado. Voces vivaces hacían eco desde las muchas tiendas puestas en hileras de tiendas a lo largo de la calle. Parecía que el pueblo estaba de humor para celebrar. Después de todo, el emperador derrotó al último general antes de volverse un infante, así que nadie tenía una pista de que eso siquiera hubiera pasado. Ellos simplemente alababan al emperador por sus grandes logros. Pero no los culpaba. Gracias al emperador, el único enemigo que quedaba por derrotar era el Señor Demonio.

P-pero… no lo sé. Esto no se sentía real. Quiero decir, el ultimo general fue asesinado por alguien de este mundo. Supongo que podríamos considerarnos afortunados dependiendo de cómo lo mires, ¿cierto?

Después de caminar por un rato, un cartel con la palabra BAR estaba escrita en el apareció. Toqué a Seiya en el hombro.

“¡Hey, Seiya! ¿Crees que podemos revisar este bar? ¡Parece maravilloso!”

Pero Seiya me dio una mirada desinteresada.

“¿Qué vas a hacer si los enemigos atacan mientras estás intoxicada?”

“Yo – ¡Solo quiero disfrutar la atmosfera!”

“Los bares están llenos de borrachos. Ellos siempre intentan comenzar peleas incluso si no hiciste nada y siempre termina en alguien siendo apuñalado hasta la muerte. Así que no gracias.”

Sigh. Él ha sido excesivamente cuidadoso con cosas como esta.

En medio de mi episodio ligeramente depresivo, Mash repentinamente tomó mi mano.

“¡Yo, Rista! ¡Mira! ¡Hay un casino por allá!”

Cuando miré adelante, vi a una chica vestida con un disfraz de conejo sosteniendo un cartel mientras trataba de atraer clientes. Como Gaeabrande aún no había hecho muchos progresos científicos, no había publicidades luminosas o llamativas iluminaciones. Pero incluso entonces, el edificio estaba pintado y decorado de forma colorida, dando esa aura única y extravagante que tenían los casinos.

Los ojos de Elulu brillaron.

“¡Entonces esto es un casino! ¡Es la primera vez que veo uno!”

¡Uno de los placeres de ser un aventurero en un mundo de fantasía son los casinos! Mash y Elulu parecían interesados también, así que…

Les di una sonrisa.

“¿Quieren entrar un rato?”

“¿¡Rista!? ¿¡Estás segura!?”

“Sabes lo que dicen acerca de trabajar demasiado y no jugar. Aquí – les daré algo de dinero, así que vayan a cambiarlos por algunas fichas de casino.”

Sin embargo, Seiya nos dejó frente al casino y se fue bruscamente.

“¿¡S-Seiya…!? ¡Espera! ¿¡No vas a entrar!?”

Miró hacia atrás de forma molesta y declaró llanamente:

“Si hay siquiera un uno por ciento de posibilidades de perder, entonces no voy a apostar.”

¿¡Qué tan serio puedes ser!?

Mash y Elulu realmente querían entrar, así que traté persistentemente de convencer a Seiya.

“Podrías ser capaz de conseguir una espada realmente buena o alguna armadura que podrías cambiarla por suficientes fichas.”

¡Ha! ¡Toma eso! Eso debería llamar la atención de Seiya.

… O eso pensé. Seiya me golpeo con una mirada penetrante y fría como el hielo.

“Rista, ¿realmente crees que el casino daría armas que funcionarían contra el Señor Demonio? Tu cerebro debe ser del tamaño de esa bola blanca que rueda en la mesa de la ruleta.”

“¿¡…!? ¡No es tan pequeño!”

Mientras Seiya continuaba alejándose, Elulu dejó caer sus hombros de forma descorazonada y murmuró:

“Aww… realmente quería entrar…”

Como si estuviera regañando ligeramente a Seiya, argumenté:

“Seiya, un poco de diversión no va a lastimar a nadie. Además, Elulu y Mash realmente quieren entrar. Así que ven. ¿Por favor?”

“Preferiría usar el poco tiempo libre que tenemos para ir a la tienda de armas y armaduras. La capital imperial podría vender algo raro que podría probar ser útil en la batalla.”

“¡Podemos hacer eso después! Así que vamos, vamos a –”

Entonces, Seiya me dio una mirada incluso más fría que la primera.

“Pensé que tú eras la diosa. ¿No deberías estar pensando un poco acerca de este mundo también?”

“Estoy pensando acerca de eso. ¡Es por eso que creo que necesitamos tomar un descanso de vez en cuando!”

“Hmph. Me pregunto por qué Valquiria te llamó diosa de tercera.”

… ¿Perdona? ¿p-por qué la mencionaste justo ahora?

“¡Bueno, perdóname! ¡Lamento no ser tan fuerte como Valquiria!”

“¡R-Ristie! ¡Calmémonos!”

Elulu trató de calmarme, pero Seiya seguía alejándose, sin mostrar preocupación para nada hasta que se detuvo frente a la tienda de armas.

“¡Hola, señor! ¡Tengo el objeto perfecto para usted! ¡Uno de estos curará cualquier herida en un instante!”

“¿En serio? Si estás mintiendo, quemaré la tienda. ¿Lo entiendes?”

“Seguro… ¿¡Espera, qué!? ¡No! ¡Seguro que dices algunas cosas aterradoras, extraño! ¡Pero digo la verdad! ¡Una de estas hierbas especiales es el equivalente de tres de las normales!”

“De acuerdo. Me llevaré algunas.”

Como siempre, a pesar de decir “algunas”, ordenó una cantidad absurda. Irritada, grité:

“¡Seiya! ¡Tengo magia curativa, sabes! ¡No necesitas esa basura!”

Pero la expresión del encargado se nubló antes de que Seiya pudiera responder.

“¿Qué quieres decir con ‘esa basura’? ¡No subestimes la calidad de mis hierbas! ¡Son Tan buenas como un hechizo curativo de un alto sacerdote!”

Normalmente me disculparía, pero él había presionado los botones equivocados.

“¿¡Qué tratas de decir!? ¡Porque mi magia es mucho más poderosa que esas!”

“¡Entonces veámoslo por nosotros mismos! ¡Oh, qué suerte! … ¡Oye tú!”

El encargado coincidentemente encontró a un soldado caminando por la calle, con una cara agonizante.

“¿N-necesitan algo de mí? Mis brazos fueron heridos durante la pelea contra la Espada del Demonio, pero no tengo dinero para curarme…”

El encargado observó los brazos del soldado, luego sonrió.

“Ambos brazos tienen heridas similares. ¿Qué dices? ¿Quieres ver quien puede curar un brazo del soldado más rápido? ¡Te daré cincuenta por ciento de descuento en todas mis mercancías si ganas!”

“¡Venga!”

Él comenzó a frotar la Medicina Especial en el brazo derecho del soldado, así que inmediatamente concentré todo lo que tenía en su brazo izquierdo.

Voluntad de la creación que se esparce por este vasto universo, ¡dame tu fuerza ¡Haaaaaaaaah! ¡Crezcan, mis poderes de diosa! ¡Crezcaaaaaaaaaaan!

… Un minuto después.

“¡Estas hierbas de alto nivel son increíbles! ¡Mi brazo derecho se siente como nuevo! … Aunque mi brazo derecho aún pica.”

… Perdí. Di lo mejor, pero fui incapaz de derrotar la Medicina Especial. Seiya me miró mientras yo sostenía mi cabeza, avergonzada.

“… Inútil.”

“¿¡Inutil!? ¡Vas a necesitar una hierba curativa cuando termine contigo! ¡No hubiera perdido contra esa hierba si desbloqueaba mis verdaderos poderes de diosa!”

“Entonces hazlo.”

“¡Me despedirían si lo hiciera!”

“Es por eso que nunca serás más que una hierba barata de bajo nivel.”

“¡Y-ya te lo dije! Las diosas no podemos ayudar mucho a los humanos o –”

“Hey, dame algunas Medicinas Especiales más. Son objetos limitados, ¿no? Dame tantas como puedas.”

“¡De inmediato, señor! ¡Muchas gracias!”

Después de dejar la tienda de objetos…

“¡Ugh! ¡Estúpido imbécil! ¿¡Cuál es su problema!?”

Continué murmurando para mí misma, incapaz de controlar mi ira, pero Mash pronto me llamó.

“Hey, ¿Rista? No dejes que te afecte. ¡Al menos tienes el cabello de Ristarte de tu lado!”

“¡Cierra la boca, Hongo! ¡Una palabra y te arranco tu pequeño hongo!”

“¿¡Qué demonios!? ¿¡No se supone que eres una diosa!?”

“¡E-es tu culpa por decir eso, Mash! ¿Cierto Ristie?”

Incluso ignoré a Elulu y seguí gruñendo.

“¿Ristie…?”

Seiya miró alrededor de la tienda de armas por un rato. Después de irse, miró al castillo a la distancia y reflexionó:

“De acuerdo, eso debería bastar.”

Comenzó su viaje al castillo, pero con toda mi frustración reprimida… No creo que me haya sentido peor nunca.

Capítulo 43

La Razón para la Vida Eterna

El gigante castillo perforaba el cielo orgullosamente como para transmitir la prosperidad a la nación y la majestuosidad de su emperador. Un guardia abrió la puerta robusta y resistente para nosotros mientras nos aproximábamos.

“Están aquí.”

Usando un vestido azul oscuro, Rosalie nos saludó en el momento en que entramos. La seguimos por la alfombra roja hasta que llegamos a una puerta. Dentro de la habitación había una mesa grande y larga con sillas alineadas alrededor. Sin embargo, el emperador no estaba en ninguna parte.

“Hay algo que debo decirles. Sin embargo, antes de eso…”

Rosalie le dio a Seiya una mirada curiosa.

“Esa es la misma malla de platino que usabas antes. ¿Dónde está la armadura legendaria?”

“Una tortuga gigante se la comió.”

“Tch. Este no es momento para bromas.”

“No bromeo. Estaría usándola si la tuviéramos. El ejército del Señor Demonio destruyó la armadura antes de que llegáramos.”

“¿¡Qué!?”

Rosalie estaba sin habla por unos momentos, entonces ella sacudió su cabeza.

“Suficiente de la armadura. ¿Qué querías decirnos?”

“O-oh, cierto… Tomen asiento.”

Despues de ofrecernos un asiento, Rosalie se sentó en el lado opuesto de la mesa para ponerse de frente a nosotros y lentamente comenzó a hilar sus palabras.

“Hace treinta años, el Emperador Wohlks Guardia de la Rosa suprimió la Revuelta de los Cíclopes todo por sí mismo y hace cincuenta años, conquistó la malvada nación de Haades, dominada por el Rey Serpiente. Incluso este año, a pesar de estar en sus ochentas, él se dirigió al helado continente Alphoreiz, en el norte solo para derrotar al Señor Demonio. Sin embargo… aparentemente fue revertido a un infante después de cruzar a la región. Nuestro ejército lo encontró llorando y lo trajo de vuelta, pero…”

“Ve al punto.”

Con una expresión adolorida, Rosalie Reveló:

“Mi padre… ya no está para este mundo. Los doctores del castillo creen que su comportamiento excéntrico es debido a su anciana edad.”

Entonces, la normalmente severa cara de Rosalie se relajó y se convirtió en la cara de una hija amorosa.

“Mi padre no solo era fuerte, sino también amable. Él siempre acariciaría mi cabeza con esas grandes manos cuando regresara de la batalla. El Maestro de la Guerra es mi – es el orgullo de la nación entera. Es por eso qué, al menos, quiero que viva el resto de su vida en paz.”

Rosalie miró a Seiya suplicante por una vez.

“Si mi padre te pide ir contigo a luchar contra el Señor demonio, por favor persuádelo para que no se una a ti.”

Seiya respondió bruscamente:

“Eso no hay que decirlo. Un viejo senil como ese daría más problemas de los que vale.”

Rosalie asintió calladamente.

“Gracias. Oh, y una cosa más… ¡Para de llamarlo viejo senil!”

Cuando Rosalie nos llevó a la sala del trono, encontramos al emperador sentado en el trono con un aire majestuoso. Mientras nos aproximábamos a él, nos miró sonrojado.

“No recuerdo mucho acerca de lo que pasó después de matar al general, pero… parece que causé muchos problemas a todos ustedes. Estoy seguro de que Rosalie les dijo, pero… a veces me quedo en blanco y pierdo la noción de mis acciones.”

“¿Qué tal ahora?”

El Maestro de la Guerra frunció el ceño.

“Estoy seguro de que puedes notarlo por ti mismo, pero estoy bien. Solo me quedé en blanco más temprano, así que no pasará de nuevo por un tiempo. M-más importante, héroe, ahora que el último general pereció, ¿Asumo que planeas atacar la base del Señor Demonio?”

“Si. Pero no necesito tu ayuda.”

“Er…”

Seiya cortó al emperador antes de que pudiera decir algo siquiera, causando que cayera brevemente en silencio. Pero no mucho después, rio a carcajadas jovialmente.

“Ha-ha-ha… ¡Ha-ha-ha-ha! ¡Pero por supuesto! ¡Debes ser capaz de salvar al mundo sin este anciano senil reteniéndote!”

Rosalie intercedió repentinamente para apoyar al emperador.

“¡Padre! ¡Derrotaste al último general por ti mismo! ¡Has hecho más que suficiente para ayudar, así que solo déjale el resto al héroe!”

“¡Estás en lo cierto! ¡Estás absolutamente en lo cierto! ¡Además, la razón real por la que los invité al castillo era porque necesitaba hablar con la diosa!”

El emperador proyectó su voz como si tratara de persuadirse a sí mismo. Entonces él sonrió cálidamente en mi dirección.

“¡Diosa, quería mostrarte nuestra fina catedral!”

“¡Que idea tan maravillosa, Padre! ¡Estoy segura de que le encantará ver un lugar tan sagrado!”

Pero justo entonces, las puertas de la habitación del trono se abrieron bruscamente y un soldado vino corriendo con una mirada de desesperación. Rosalie gritó:

“¡Soldado! ¿¡Qué significa esto!?”

“¡L-lo siento, pero tengo un mensaje! ¡Los remanentes de la Espada del Demonio han atacado una aldea cercana!”

“¿¡Qué!?”

El Maestro de la Guerra saltó fuera de su trono mientras su sentido de justicia hacía que su sangre se calentara.

“¡Debo apresurarme!”

Rosalie, por otro lado, miró fuertemente a Seiya como si le rogara. Aparentemente notándolo, Seiya dejó salir un breve suspiro.

“Hmph. Permíteme encargarme de esto. Tú eres el rey. Quédate aquí y protege la capital.”

“P-pero…”

“No te preocupes por eso. Me encargaré de inmediato. ¿Qué tal mostrarle a esta diosa de aquí esa catedral tuya mientras no estoy?”

Miré aturdida a Seiya porque estaba preparándome para ir con él. Pero ya no tenía energía para hacer bromas o molestarme con él.

Seiya volteó hacia Elulu y Mash.

“Ustedes dos vienen conmigo. Necesito ayuda para cargar cosas.”

“S-sseguro…”

“O-okay…”

Aunque preocupados por mí, ellos dejaron la habitación del trono con Seiya. Incluso Rosalie volteó para mirarme en su camino de salida. Solo Seiya salió sin notar mi existencia.

La catedral estaba en los vastos terrenos del castillo de la capital imperial. La majestuosa y detallada arquitectura de la puerta de en frente rivalizaba con el propio castillo. Antes de venir aquí, el Maestro de la Guerra se cambió a su armadura de oro mientras mostraba respeto en un lugar tan sagrado. Lentamente abrió la entrada.

Mientras las pesadas puertas se cerraban tras nosotros, estudié el interior de la catedral, la cual era más espaciosa de lo que imaginé. Contra un bello cristal tintado de fondo, descansaba una estatua de piedra de una diosa con alas. La luz coloreaba todos los tonos del arcoíris dentro. No había sillas en el piso de mármol para que los visitantes usaran para rezar – solo un vasto espacio abierto. Los dos caminamos solos rápidamente.

“La leyenda dice que hace unas décadas… una diosa apareció ante aquel que salvaría al mundo. Construí esta catedral en anhelo de ese momento, aunque nunca me dieron ese rol.”

El emperador se detuvo frente a la estatua de la diosa, luego me dio una sonrisa con un tono de pena.

“Sin embargo, nunca esperé que se me diera el honor de invitar a una diosa real aquí durante mi tiempo de vida. Estoy realmente conmovido.”

Me sentía como basura gracias a Seiya, pero no podía seguir enfurruñándome cuando alguien estaba abriendo su corazón de esta forma. Rompí el silencio con una alegre nota.

“¡Esta realmente es una maravillosa catedral! No solo es bella, sino que también está realmente bien hecha. ¡Su elegancia no es como nada que haya visto antes!”

Después de solo decir lo que estaba en mi mente, los labios del emperador se curvaron hacia arriba.

“Estoy muy feliz de que lo notaras. Nos aseguramos de que la capital fuera un edificio resistente para así poder usarla como refugio temporal si los demonios atacaban.”

“¡Oh, wow! ¡Realmente pensabas en las personas cuando lo construiste! ¡Ese héroe de corazón frío realmente podría aprender una cosa o dos de usted!”

“Diosa, después de verlos a ustedes dos juntos… tengo que preguntar. ¿Las cosas no van bien entre usted y el héroe?”

No podía contener mi reprimida frustración.

“¡Ni siquiera serías capaz de imaginarlo! ¡Él siempre me degrada diciendo cosas como, Eres inútil o No te necesito! Y por encima de todo, termina haciendo cosas tan obscenas con otras diosas. Ugh… solo pensar en eso me molesta!”

El emperador permaneció siendo maduro y sonrió en marcado contraste con mi rabia.

“¡Ha-ha-ha! Entre más talentoso eres, más retorcida es tu personalidad, después de todo.”

Pero el anciano en frente de mi tenía una personalidad maravillosa a pesar de ser talentoso. Tal vez era la sabiduría de la edad, pero… sigh. ¡Relamente quisiera tener un héroe como el en su lugar!

“De cualquier forma, eres un ser divino que vivirá una eternidad. Siendo sí, estos momentos frustrantes no son más que momentos para ti. No deberías preocuparte tanto con lo que los humanos que se refugian en la mortalidad tienen que decir.”

“S-si… supongo que tienes un punto.”

El Maestro de la Guerra levantó la vista hacia la estatua de la diosa antes de murmurar:

“Por cierto, diosa, ¿sabes la razón por la que los dioses viven eternamente?”

“¿N-no…? ¿Por qué?”

“Cuando vives tanto como yo, escuchas muchas leyendas y similares. Y bueno, aunque no sé si es cierto, déjame contarte una historia. Solo piensa en ella como un cuento de hadas.”

Con eso, el emperador comenzó a contarme una historia con una voz aspera que se proyectaba por la capital.

“Descendiste a este mundo, Gaeabrande, en forma humana. En adición, el alma que llevas ahora es un espíritu provisional conocido como alma astral. Tu alma real – tu alma divina – está en el mundo espiritual, siendo resguardada en un lugar donde el tiempo se ha detenido. Entonces, incluso si mueres en este mundo, solo perderías tu fragmento temporal – el alma astral. Mientras tu alma divina esté en la Cámara de Éxtasis Eterno, vivirás para siempre. Es por eso.”

¿¡Q-qué!? ¡No tenía idea! ¿¡En serio!?

“Es el mismo principio para el héroe también, por lo cual él simplemente regresaría a su propio mundo incluso si muriera en este. La verdadera alma del héroe aun está en su mundo. Entonces, simplemente regresaría a él tras la muerte.”

“¡O-oh, wow! ¡Eso tiene sentido!”

“Pero, bueno, como mencioné antes, esta historia podría no ser más que un rumor.”

“Creo que es real.”

“Oh, ¿eso crees?”

El emperador sonrió. Sin embargo, Aria me contó una vez acerca de una habitación en el mundo espiritual donde el tiempo estaba congelado y que la Gran Diosa Ishtar se encargaba de dicha habitación. Siempre me pregunté qué estaba haciendo Ishtar ahí, pero todo tenía sentido después de escuchar la historia del emperador.

“¡De todas formas, me sorprende que sepas tanto!”

“¡Ha-ha-ha! Estoy feliz de que la disfrutaras. Entonces déjame contarte una historia más acerca de cierto objeto mágico.”

“Si. En alguna parte del universo existe un aterrador objeto mágico conocido como Destrucción en Cadena. Si se usa para destruir un alma astral, entonces el alma divina sería destruida también debido a una reacción en cadena.”

“E-entonces dices que… ¿¡Seiya y yo podríamos morir si alguien usara eso!?”

“Precisamente. Y hay rumores de que el Señor Demonio de Gaeabrande ya posee este ítem…”

El emperador me miró como si me estuviera contando una historia de fantasmas, mandando escalofríos por mi columna.

“¡P-para! ¡Me estás asustando!”

“Ha-ha-ha. Mis disculpas. Sin embargo, también hay rumores de que la razón por la que el Señor Demonio no deja su castillo y espera que el héroe y la diosa aparezcan… es porque ya usó Destrucción en Cadena, haciendo imposible la resurrección…”

“P-pero eso es solo un rumor, ¿¡Cierto!? ¡En primer lugar, Destrucción en Cadena probablemente ni siquiera exista! ¡No hay manera de que sea real!”

Alcé mi voz, tratando de deshacerme del miedo que se esparcía rápidamente en mi corazón.

“Yo no estaría tan seguro de eso…”

El emperador caminó lentamente tras la estatua de la diosa antes de regresar con una vaina en su mano.

“El Señor Demonio ya ha torturado a miles de clérigos, robando su fuerza vital sin compasión para producir un aura negativa, la cual puede usar para crear Destrucción en Cadena. Entonces después de usarla, extendió sus poderes alrededor de su fortaleza. De ahí en adelante, la magia del Señor Demonio ya no está restringida solo a eso. Incluso puede producir armas que posean la terrible magia de Destrucción en Cadena…”

Antes de darme cuenta, la expresión de naturaleza del emperador se había ido. El maestro de la Guerra Wohlks Guardia de la Rosa desenvainó la espada con una hoja negra como el carbón y la apuntó hacia mí. “Un arma que induce la destrucción en Cadena, que puede destruir el alma del héroe e incluso matar a la diosa – esta es la Devoradioses.”

Capítulo 44

Considera Cada Posibilidad

El emperador me miró con ojos más punzantes que la punta de su espada e instintivamente me retiré.

“Lo siento terriblemente, diosa, pero necesito que mueras. Voy a perforar tus órganos vitales con esta espada.”

“E-estás bromeando, ¿¡verdad!?”

“Escuché que, mientras estés viva, el héroe puede escapar al mundo espiritual cuando lo desee. Es por eso que debo matarte primero y cortar su ruta de retirada. Es una práctica estándar en batalla.”

¿¡Va tras Seiya!? ¿¡Pero por qué!?

El emperador levantó su arrugada mano ante mí.

“La vejez es cruel. Mi cuerpo como el acero, mi mente clara – todo se ha vuelto así. No fui a la fortaleza del Señor demonio, Alphoreiz, porque tuviera un corazón caballeresco. Fui allí para otorgarle a este viejo cuerpo mío un heroico fin… y fue así como encontré al Señor Demonio.”

¡Rosalie nos dijo que él nunca llegó a Alphoreiz! ¿¡Aun así me está diciendo que ya se había cruzado con el Señor Demonio!?

“Él vio a través de todo. Incluso conocía el deseo que había enterrado en lo profundo de mi corazón. Entonces él me otorgó la Devoradioses. Ahora… pongamos fin a esta vana conversación. Debo apresurarme antes de volver a perder el conocimiento.”

El emperador sostuvo la espada hacia atrás.

“Una vez realmente adoré y respeté a los dioses. Por eso, como acto de compasión, te mataré con un solo golpe.”

“¡¡Para!! ¡Esperaaaaaaa!”

Grité a todo pulmón, desechando mi comportamiento de diosa, pero el Maestro de la Guerra arremetió con su espada sin dudarlo ni un momento.

“¿¡Gwaheeeek!?”

El emperador mostró una ligera sorpresa mientras yo retorcía mi cuerpo, arreglándomelas para evadir el ataque de alguna manera.

“Estoy impresionado de que hayas esquivado eso. Tienes mejores ojos de lo que pensé. Incluso yo tendría problemas acabando con la vida de algo que sigue moviéndose.”

“¿¡Ah!?”

Un dolor sordo se disparó desde mis piernas mientras mi cuerpo simultáneamente comenzaba a volar hacia atrás y caer al suelo.

“…Es por eso que no tengo otra opción más que hacer esto.”

Después de barrerme al suelo, el emperador se sentó sobre mí a horcajadas, luego apuntó la Devoradioses a mi corazón.

¡Espera, espera, espera! ¿¡Qué está pasando!? ¿¡Realmente voy a morir!? ¿¡Mi alma realmente va a desaparecer también!? ¡P-pero…!

“N-no… yo no…”

Después de que una casi imperceptible y temblorosa voz salió de mi boca, el emperador hizo una cara de disgusto

“¿tienes miedo de morir? Pobre cosa. Aunque seas una diosa, parece que realmente no eres diferente de una jovencita.”

Él levantó la espada.

“¡Pero aun así no mostraré piedad!”

Estaba tan asustada y dolida que las lágrimas comenzaron a caer por mis mejillas. Pensé que era inmortal, pero iba a ser asesinada. Nunca antes me sentí así… y, aun así, este sentimiento de desesperación parecía familiar. Sentía que sabía lo que significaba estar indefensa, que mi vida me fuera robada.

“Seiya… ayúdame…”

Inconscientemente murmuré su nombre. Entonces el emperador sacudió su cabeza.

“La realidad no es un cuento de hadas. En el mundo real, los héroes no aparecen y salvan a aquellos que están en peligro justo a tiempo. El héroe no vendrá por ti. Nadie espera que yo ataque a la diosa y nadie cree que una diosa siquiera pueda morir en primer lugar. El héroe sabe eso más que cualquiera. Es por eso que probablemente está cazando a los soldados remanentes de la Espada del Demonio sin preocuparse.”

Tenía razón. Seiya nunca aparecería convenientemente para salvarme. Pero no es acerca de lo que es lógico. Acorralada, mi alma llamaba al héroe para que viniera a salvarme.

“¡Ayuda…! ¡Seiyaaaaaaaa…!”

“Tus forcejeos son fútiles. Diosa, es hora de que regreses a la fuente.”

Mientras el emperador blandía la espada sobre su cabeza, rápidamente cubrí mi pecho con mis brazos. Pero sé que este es un gesto sin sentido. La espada atravesaría mis brazos, perforaría mi corazón y yo moriría.

Sabía que era muy tarde para arrepentirme de algo ahora, pero… al menos… deseaba haber podido reconciliarme con Seiya antes de morir…

El momento de la muerte es muy aterrador de presenciar, así que miré a otra parte. Lagrimas brotaban de mis ojos, mientras miraba la entrada de la catedral. Entonces… ¡se abrió de par en par con un bang! Mientras el sol entraba, una flecha de luz atravesó el aire hacia el emperador, como un rayo de sol.

“¿¡Hmm!?”
Antes de perforar mi corazón, el Maestro de la Guerra levantó su espada a media postura y desvió las tres flechas de luz con la Devoradioses.

¿¡E-esa era Flecha Brillante! ¿¡Seiya!?

Pero el héroe no estaba. En su lugar, pálida como una sábana, Rosalie estaba en la entrada.

“¡E-esto no puede ser…! ¡Seguramente mi padre nunca atacaría a la diosa…!”

Elulu y Mash sacaron sus cabezas a su lado.

“¡¡Ristie!! ¿¡Estás bien!?”

“¡El Maestro Seiya tenía razón!”

Ellos inmediatamente vinieron corriendo a ayudarme. Entonces escuché un violento sonido de espadas chocando a mi lado mientras yo estaba en el suelo. ¡Cuando miré a mi lado, vi la Adamantitor y la Devoradioses chocando! De la nada, Seiya ahora estaba ahora ante mí, cruzando espadas con el emperador.

“Aléjate de ella, anciano.”

El Maestro de la Guerra estaba incluso más sorprendido que yo.

“Ya veo. Usaste las flechas de luz para deslumbrarme, luego entraste. En cualquier caso, no puedo creer que realmente hayas aparecido.”

“Te dije que te alejaras de ella. Sin Rista, yo… yo…”

Nunca había visto a Seiya tan serio. Las lágrimas comenzaron a deslizarse sin fin por mis mejillas mientras mi pecho ardía. Con una mirada seria, Seiya dijo:

“Yo… no sería capaz de regresar a casa sin ella.”

Sip. Eso essip. Me lo imaginé.

Seiya osciló su pierna con toda su fuerza.

“¿¡Gwah!?

Y me pateó como una pelota de fútbol. Cuando golpeé el suelo, seguí rodando hacia los demás hasta que Mash repentinamente pisó mi cara para detenerme.

“¡Oof!”

“¡Oh rayos! ¡L-lo siento, Rista! ¿¡Estás bien!?”

“No diría que estoy bien, pero si… Más importante, ¿¡Qué están haciendo aquí!?”

“Seiya repentinamente dijo, ‘Estoy preocupado por Rista. ¡Si algo le pasa a ella, no seré capaz de regresar a casa’! ¡Así que regresamos aquí a medio camino!”

Miré a Seiya una vez más mientras el enfrentaba al emperador. Ellos recogieron sus espadas y crearon algo de distancia entre ellos.

“Héroe, déjame preguntarte una cosa… ¿Tienes poderes de clarividencia?”

“Desafortunadamente no. Todo lo que puedo hacer es explorar las posibilidades. Tú atacando a Rista era una de esas posibilidades.”

“No lo entiendo. ¿Qué quieres decir?”

“¿Quieres saber por qué? Entonces déjame decírtelo.”

Seiya comenzó a explicar con una voz clara.

“Tal vez el general, Eraser, realmente solo pretendió ser asesinado por el emperador, pero aún estaba vivo y esperará hasta que me vaya para atacar la capital. Tal vez Eraser realmente está muerto, pero se convirtió en un fantasma y será revivido. Tal vez Eraser no ataque la capital, sino el propio Señor Demonio. Además…”

Continuó listando cosas como si estuviera delirando.

“¿Qué…? ¿De qué está hablando?”

El Maestro de la Guerra miró a Seiya en completa confusión. Pero Seiya las posibilidades de Seiya gradualmente se dirigieron a la verdad.

“… Es de conocimiento común que las diosas no pueden morir, pero tal vez incluso entonces, el Señor Demonio de este tan llamado Mundo de rango S usó sus irregulares poderes para crear un arma que pudiera incluso matar a un dios. En adición, cuando el emperador fue al continente norte, Alphoreiz, tal vez encontró al Señor Demonio y recibió dicha arma después de que el Señor Demonio se lo ganara… lo que quiere decir que podría estar tras Rista. En otras palabras…”

Seiya puso sus increíblemente penetrantes ojos sobre el Maestro de la Guerra.

“Tal vez el Maestro de la Guerra, Wohlks Guardia de la Rosa es mi enemigo.”

Una sacudida eléctrica corrió por mi cuerpo.

¿¡”Tal vez, tal vez, quizás”!? ¿¡Qué pasa con este tipo!? ¡Realmente está enfermo! ¡Realmente enfermo! ¡Pero es increíble! ¡Es realmente maravilloso! ¡No sé por qué pero no puedo dejar de llorar!

Seiya me lanzó una mirada afilada por alguna razón mientras yo explotaba emotivamente

“Y quizás… esta diosa es falsa.”

“¡…! ¡Soy de verdad! ¿¡Puedes parar ya con la especulación!?”

Después de que le grité, el emperador repentinamente comenzó a reprenderlo.

“Estoy realmente impresionado. No es una buena y afilada intuición. Es una pasmosa e incomprensible cautela que excede la lógica, el sentido común e incluso los engaños.”

Entonces endureció su cara y miró a Seiya.

“¡Pero todo lo que has cambiado es el orden en que morirán! ¡Me encargaré de la diosa después de enterrarte!”

“¡P-padre! ¡No hagas esto! ¡Esto… esto es…!”

El padre apuntó la punta de la espada negra a su hija mientras ella trataba de aproximarse.

“¡Retrocede Rosalie! ¡Si te acercas más, no te mostrare compasión ni siquiera a ti!”

“¿¡P-pero por qué…!?”

Rosalie estaba aturdida, no por el tremendo poder del emperador, sino por el hecho de que ella había sido traicionada por alguien a quien amaba y respetaba. Ella se marchitó y cayó sobre sus rodillas. El emperador volteó hacia Seiya, divirtiéndose, como si su hija ni siquiera existiera.

“Era un soñador en mis años jóvenes, pero nunca fui capaz de convertirme en el héroe que salvaría el mundo como siempre deseé. Es por eso que luchar contigo me da mucha alegría.”

Se dio confianza a sí mismo, apuntando la Devoradioses hacia Seiya.

“¡Seiya! ¡Cuidado! ¡Esa espada no solo puede matarme a mí, sino también a ti! ¡Puede romper tu alma!”

“La diosa dice la verdad. Si destruyo tu corazón o tu cerebro con esta espada, entonces tu alma dejará de existir, dejándote incapaz de regresar a tu mundo. ¿Entonces? ¿Qué se siente luchar con un enemigo igual a ti por primera vez?”

El Maestro de la Guerra trató de intimidar a Seiya, pero el héroe simplemente gruñó.

“Hmph. Si gano, nada de eso importara.”

En su mano derecha libre, Seiya desenvainó una espada de platino mejorada también.

“¡Modo: Espada Eterna Doble…!”

Sostuvo la espada en alto con su mano izquierda mientras tomaba una posición media con la espada en su mano derecha. Mientras el héroe se preparaba para atacar, el emperador sonrió maliciosamente. Sin embargo…

“Mn… ¿¡Gwah!? ¡Ahh!”

El emperador repentinamente comenzó a gemir en agonía, usando la Devoradioses para apoyarse a modo de bastón.

¿¡E-esta es una de sus pérdidas de consciencia!? ¡Lo tenemos! ¡Una vez que pase, literalmente será como robarle un caramelo a un bebé!

Sin embargo, incluso mientras sufría un terrible dolor, el Maestro de la Guerra mantuvo su auto despreciativa sonrisa.

“Heh-heh… este viejo cuerpo patético está a punto de podrirse. Sin embargo, todo eso termina hoy. Si puedo revivir mis días de gloria, entonces estaré más que feliz de ofrecer mi alma al Señor Demonio…”

El emperador sacó algo de su bolsillo y lo lanzó a su boca. Inmediatamente, un aura negra comenzó a rezumar de su cuerpo.

“El Señor Demonio me entregó este Orbe Espiritual Demoniaco junto con la Devoradioses. A cambio de convertir a humanos en demonios, puede revertir la edad del cuerpo y restaurar su juventud…”

El cuerpo del emperador se transformó mientras hablaba. Su cabello blanco cambió a un color azul oscuro, similar al de Rosalie, y las arrugas de su cara desaparecieron gradualmente. Musculo comenzó a crecer en sus delgados y débiles brazos y piernas… y el una vez ochentero emperador se transformó en un hombre joven de alrededor de veinte.

“Heh… ¡Hah-ha-ha! ¡Puedo sentir el poder corriendo por mis venas! ¡He regresado a mi estado original – no, me he hecho más fuerte que nunca!”

Mientras él rugía con una risa cruda y resonante, noté que ahora tenía colmillos y sus ojos brillaban en rojo.

Usé Escaner en el demonio Maestro de la Guerra y revisé sus estadísticas.

MAESTRO DE LA GUERRA WOHLKS GUARDIA DE LA ROSA

LV: 90

HP: 359 985

MP: 0

ATK: 302 225

DEF: 293 664

SPD: 257 511

MAG: 0

GRW: 789

Resistencia: Fuego, Agua, Rayo, Hielo, Tierra, Sagrado, Oscuridad, Veneno, Parálisis, Muerte Instantánea, Sueño, Problemas de Estado

Habilidades especiales: Bendición de la Oscuridad (LV: MÁX), Evolucionar Ataque (LV: MÁX)

Habilidades: Luz Malvada, Luz Malvada Aplastante, Luz Malvada Masiva

Personalidad: Valeroso

… ¿¡Su ataque está por encima de los trescientos mil!? ¡Eso es incluso más que el ultimo general, Eraser – por mucho! La oscura aura irradiada por el cuerpo del cuerpo del emperador se tragó la Devoradioses, transformándola en auténtica oscuridad.

Por haberse tragado el Orbe Espiritual Demoniaco, el emperador obtuvo los poderes de la oscuridad. Levantó su espada en el aire.

“S-Seiya… ¿¡Huh!?”

¡A diferencia de mí, Seiya no se estaba cubriendo, sino que estaba cargando hacia él!

“Ahora es mi oportunidad.”

Inmediatamente usó la Espada Eterna Doble, pero el Maestro de la Guerra se las arregló para defenderse con la Devoradioses. Sin embargo…

“¡Mn…! Qué extraño movimiento. ¿Qué forma de esgrima es esta?”

Espada eterna desafía lo que es posible para el brazo humano – y Seiya la estaba usando doble. Aunque el emperador podía tener impactantes estadísticas, parecía que estaba luchando desesperadamente por defenderse contra imágenes residuales de ataques de tal alta velocidad.

“¡No presiones tu suerte, chico!”

Oscilando con dificultad su espada ampliamente usando toda su fuerza, el emperador desvió los ataques de Espada Eterna. Aun así, el increíble poder de su propio golpe causó que el emperador se tambaleara torpemente.

Viendo lo abrumado que estaba el emperador me hizo darme cuenta de lo que Seiya quiso decir con “Ahora es mi oportunidad.”

¡O-ohhh! ¡El emperador aún no estaba acostumbrado a su cuerpo después de restaurar repentinamente su juventud!

Después de que el Maestro de la Guerra perdiera su balance, Seiya comenzó a atacar con Espada Eterna Doble una vez más. El emperador era gradualmente arrinconado por el movimiento especial de Adenela. Incluso como espectador, la ventaja de Seiya era evidente. Solo un empujón más y la guardia del emperador se rompería – o eso pensé. Repentinamente rompió el silencio.

“Espada Eterna Doble – una inspiradora técnica que rivaliza o incluso supera los ataques de seis brazos de Eraser. Sin embargo…”

Los ojos del emperador continuaron oscureciéndose hasta que eran de un color rojo cardenal.4

“He visto todo lo que tienes que ofrecer.”

 Inmediatamente, un rastro de luz negra se hizo visible, derribando la espada de platino mejorada de la mano de Seiya.

“¡Toma esto! ¡Estilo: Luz Malvada!”

Figuras geométricas eran dibujadas en el aire. Seiya, con solo una espada, enfrentó el increíble ataque del emperador que incluso Eraser no pudo soportar usando seis brazos.

“¡Seiya…!”

En el momento en que grité, escuché los huesos de Seiya crujir violentamente.

“… Espada Eterna EX.”

La Adamantitor en la mano izquierda de Seiya se movió como si persiguiera la luz negra de la espada del emperador. Todo lo que podía escuchar con mis oídos eran los sonidos continuos de Adamantitor desviando los ataques de la Devoradioses.

¿¡E-esa es la Espada Eterna Definitiva!? ¡Ese es el movimiento que Adenela usó contra Thanatos! ¿¡Desde cuando Seiya sabe eso!?

El emperador se maravilló con la vista, como yo.

“Estoy impresionado de que fueras capaz de bloquear mis ataques con un solo brazo. Ya veo. Todo tiene sentido. Poco sorprende que no hayas sido derrotado hasta este punto. Estoy seguro de que nunca has estado en problemas en ninguna e tus peleas.”

¡Yep! ¡Seiya es el héroe más talentoso en el mundo, después de todo! ¡Y está por rebanarte en trozos también! ¿Cierto, Seiya?

Pensando para mí misma, miré el perfil de Seiya y jadeé. En su mejilla había una herida fresca goteando.

 ¿¡E-eso es sangre!? ¿¡No fue capaz de defenderse completamente de los Ataques Malvados!?

Noté sudor mezclado en la sangre goteando de la cara de Seiya.

“El Señor Demonio una vez me dijo que el héroe había sido convocado desde un mundo sin guerras o conflicto.”

El emperador miró fijamente entonces a Seiya con sus ojos carmesíes. “Eres un niño de un mundo pacífico. Aunque tienes talento, no conoces el dolor. Así que permíteme mostrarte una pelea real sonde tu carne será desgarrada y tu sangre derramada.”

Capítulo 45

Los Riesgos y Recompensas de la Cautela

Con la Devoradioses descansando sobre su hombro, el emperador esperó el próximo ataque de Seiya, con su cara llena de confianza. Afortunadamente, ya que no había ningún ataque a continuación, Seiya fue capaz de sacar la Medicina Especial del bolsillo de su bolsillo, la frotó contra la mejilla donde tenía el corte y curó su HP.

El emperador tenía la mano más alta en el último intercambio. Estaba golpeada por el sentimiento de estar luchando contra los pronósticos, a diferencia de cualquier cosa que enfrentáramos hasta el momento – y estaba segura de que Seiya se sentía de la misma manera.

“¡Seiya! ¡Usa las técnicas de destrucción! ¡Estoy segura de que serás capaz de ganar si usas los movimientos que Valquiria te enseñó!”

“No, esos movimientos no funcionarán con otro espadachín de alta velocidad.”

“¡Pero…!”

“En cualquier caso, las estadísticas del emperador se elevan entre más pelea. Necesito. Tengo que terminar esto rápidamente.”

Seiya suspiró profundamente.

“Iba a guardar esto para el Señor Demonio, pero…”

Después de colocar a Adamantitor abajo donde podía agarrarla fácilmente, Seiya removió sus brazales de malla de platino.

“¿Huh…? ¿Seiya…? ¿Qué estás haciendo?”

Bajo su armadura había algunos brazaletes alrededor de sus antebrazos. Seiya se quitó una y la tiró al suelo. ¡Clang! Se abrió una grieta en el suelo de la catedral.

¿¡C-cuanto pesan esos brazaletes!? ¿¡Ha estado luchando con esos todo el tiempo!?

Seiya continuó removiendo los brazaletes uno por uno.

Espera. ¡Creo que he leído una historia acerca de algo como esto antes! ¡El personaje restringió su cuerpo para contener su verdadero poder y velocidad!5

Después de remover alrededor de diez brazaletes en su brazo derecho, Seiya comenzó a quitar las de su brazo izquierdo también. Después de eliminar la carga de ese brazo también, se quitó los de su tobillo derecho. Luego removió las del tobillo izquierdo. Sentí una sensación de alivio después de que finalmente se quitó los cuarenta pesos… hasta que reveló que había más en la parte superior de sus brazos, también. Viendo el interminable bucle de él removiendo los brazaletes, finalmente me cansé.

“¿¡Cuántos de esos tienes encima!? ¿¡La frase Okay, es suficiente siquiera existe en tu vocabulario!?”

Para cuando removió el ultimo, una montaña de brazaletes y pesos se levantaba en el suelo de mármol.

“¡Esto es demencial! ¡No hay manera de que equiparse tantos sea posible! ¿¡Qué es esto, alguna clase de truco de magia!?”

Pero Seiya continuó ignorándome. Luego sacó la mano hacia Mash.

“Dame mi espada de platino mejorada de repuesto.”

“¡D-de inmediato!”

Mash le entregó la espada. Sosteniendo el reemplazo en su mano derecha y el Adamantitor en su izquierda, Seiya hizo que las puntas se tocaran a medias.

“Pondrá una gran carga sobre mis brazos, pero… parece que no tengo opción.”

Un aura de luz comenzó a elevarse desde el cuerpo de Seiya y las espadas.

“¡Modo: Espada Eterna EX Doble…!”

¡Va a usar la Espada Eterna Definitiva con dos espadas! ¡Además, debería ser más fuerte y rápido ahora que se quitó todo ese peso! ¡Definitivamente seremos capaces de derrotar los Golpes Malvados del Emperador ahora!

Claramente divertido, el emperador preguntó:

“¿Estás listo?”

Pero Seiya sacudió la cabeza.

“Espera. Tengo un pequeño extra para ti ya que esperaste tanto.”

¡En un instante, llamas rugientes envolvieron las dos espadas en las manos de Seiya!

“Es una combinación entre la Espada Eterna Definitiva y Arremetida de Fénix. En otras palabras…”

Después de agitar las espadas llameantes alrededor como si estuviera haciendo una demostración, Seiya las apuntó hacia el emperador.

¡N-no puede ser! ¿¡Combinó Espada Eterna Definitiva con otro de sus mejores movimientos!? ¡E-este va a ser indudablemente el movimiento más fuerte del héroe!

Mientras miraba conteniendo el aliento, Seiya dijo:

“¡Modo: Espada Eterna Doble EX Feni – Hagamoslo!”

¿¡Pero qué…!? ¡No solo el nombre es demasiado largo, sino que ni siquiera dejó de decirlo! ¡P-pero está bien! ¡Lo que sea! ¡En cualquier caso, ve por él, Seiya! ¡¡Demuéstrale quien es el jefe!!

Entonces, Seiya se acercó al emperador a la velocidad del rayo, gracias a quitarse las pesas. ¡Incluso entonces, el Maestro de la Guerra bloqueó reflexivamente una de las espadas de Seiya con la Devoradioses! Sin embargo… ¡La otra espada llameante se dirigía justo hacia la garganta del emperador!

“¡Estilo: Luz Malvada!”

Una luz negra se disparó de la espada del Maestro de la Guerra, desviando la primera espada de Seiya antes de que el emperador usara inmediatamente la Devoradioses como escudo para proteger su cuello del ataque inminente. Entonces, el Maestro de la Guerra tomó la ofensiva una vez más, creando un patrón geométrico en el aire. Sin embargo, ¡las dos espadas llameantes de Seiya ya estaban dibujando el mismo patrón! El escarlata de la magia de fuego y el negro de la magia oscura se mezclaron y chocaron en el aire múltiples veces. Con cada golpe, la velocidad de sus espadas incrementaba, hasta que mi visión ya no podía seguirlos. Sus ataques estaban más allá del lente del intelecto humano… hasta que las llamas escarlata de Seiya eventualmente comenzaron a esparcirse como devorando la oscuridad del emperador. El Maestro de la Guerra lentamente retrocedió.

¡S-si! ¡Seiya lo estaba haciendo retroceder! ¡El Modo: Espada Eterna Doble (omitido) de Seiya estaba ligeramente abrumando la Luz Malvada del emperador! Pero cuando miré hacia la cara de Seiya, sudor caía como una cascada.

¡Estaba sudando mucho! ¡Seiya debe estar más serio que nunca!

Por primera vez, era evidente que esta batalla no iba a ser fácil. Es más, Seiya dijo antes que no tenía opción más que usar este movimiento. En otras palabras, si por casualidad este movimiento no funcionara, entonces…

A pesar de mis miedos, ¡la guardia del hombro del emperador calló! ¡Entonces las llamas de Arremetida Fénix ahora quemaban el brazo izquierdo desnudo del emperador!

Él… ¡puede hacerlo! ¡Seiya puede ganar!

Un rayo de esperanza brilló en mi corazón, cuando…

“Maravilloso. Eres más fuerte que cualquier guerrero o monstruo que haya enfrentado antes. Sin embargo…”

La oscura luz instantáneamente trazó un patrón geométrico incluso más complicado en el aire, el cual lentamente comenzó a erosionar las llamas de Seiya.

“He visto todo lo que tienes que ofrecer.”

¡A continuación, Seiya era el que retrocedía ante la admirable esgrima del emperador!

“¿Oh? ¿Qué es esto? Parece que tus movimientos se hacen más lentos. ¿Te quedaste sin trucos?”

Los labios del Maestro de la Guerra se curvaron hacia arriba como anzuelos.

“Un hombre tan increíblemente talentoso como tú aparece una vez cada cien, no, doscientos años. Sin embargo, no eres rival para mi ahora que soy un demonio; por lo tanto, tampoco eres rival para el Señor Demonio.”

Pero Seiya respiraba demasiado pesadamente para responder. Esta era la primera vez que veía a Seiya sufriendo tanto.

Ya no era capaz de quedarme detrás y mirar. Me aproximé a Elulu sacudí sus pequeños hombros.

“¡Elulu! ¡Usa Rapidez! ¡Usa tu magia de apoyo y ayuda a Seiya!”

Pero Elulu sacudió la cabeza como si le doliera.

“¡No puedo…!”

“¿¡P-por qué!? ¡Ahora es el momento para hacer uso de tu magia de apoyo!”

“¡Ya usé Rapidez! ¡Seiya es realmente precavido, así que me hizo lanzarla sobre él antes de entrar!”

“¡Espera! ¿¡Entonces todo esto es incluso con Rapidez ya lanzada!?”

Elulu me miró, con lágrimas cayendo de sus ojos.

“¡Ristie! Todo va a estar bien, ¿¡verdad!? Seiya va a estar bien, ¿¡verdad!?”

“¡P-por supuesto! Quiero decir, Seiya –”

¡Seiya dijo que estaba perfectamente preparado!

De detuve a medias y jadeé.

¡E-espera! ¡Él no dijo que estaba perfectamente preparado esta vez!

En el instante en que me di cuenta de eso, sentí como si me hubieran apuñalado por la espalda con una estaca.

E-entonces espera. Seiya, ¿¡eso significa que no sabes si puedes ganar o no!?

El mal presentimiento que persistía en mi corazón empeoraba cada vez que Seiya retrocedía ante el emperador.

“¡R-Rista, voy a ayudarlo! ¡Tenemos que salvar al Maestro Seiya!”

Cuando Mash gritó repentinamente, miré hacia él para encontrar vapor elevándose de su cuerpo. Poco después, escamas comenzaron a cubrir sus brazos y piernas, transformándolo en un dragonewt… pero su transformación no acabó ahí. El cuerpo de Mash continuó expandiéndose, alcanzando lentamente el techo de la catedral. Aunque más pequeño que la Gran Madre, Reina de los Dragones, aun tenía cinco metros de largo en total. Después de que despertara como dragón, usé Escáner.

MASH

LV: 21

HP: 139 544

MP: 0

ATK: 91 578

DEF: 83 333

SPD: 61 496

MAG: 0

GRW: 67

Resistencia: Fuego, Agua, Rayo, Hielo, Veneno, Parálisis, Muerte Instantánea

Habilidades especiales: Potenciador de ATK (LV: 8), Metamorfosis de Dragonewt (LV:9), Metamorfosis del Dios Dragón (LV: 1)

Habilidades: Garra Dragón

Personalidad: Valiente

¡W-wow! ¡No tendrá problemas respaldando a Seiya con estadísticas como esas!

Como si ver a Mash dirigirse a la pelea encendiera una chispa en ella…

“Permíteme unirme a ti.”

Rosalie sacó su espada.

“¡Es mi deber detener a ese demonio!”

Justo cuando se dirigían a la batalla…

“No. Quédense atrás”, ordenó Seiya, a pesar de defenderse desesperadamente de la combinación de ataques del emperador. Mash dudó por un momento, pero Rosalie continuó avanzando. Fue entonces que…

“¡Quédate atrás! ¡Serás asesinada!”

Rosalie se congeló como si su cuerpo se hubiera vuelto completamente entumecido al escuchar el grito de Seiya. Mash y yo lo miramos también. Entonces, como para aprovecharse del breve momento en que Seiya dirigió su atención a nosotros…

“¡Luz Malvada Aplastante!”

Sosteniendo la Devoradioses en alto, el emperador la osciló hacia abajo. Seiya rápidamente retorció su cuerpo, logrando evadir la espada mientras golpeaba el suelo, reduciéndolo a polvo. Pero la onda de choque causada por el impacto envió volando a Seiya. Después de rodar por el suelo, Seiya trató de volver a ponerse de pie, pero sus asombrosas piernas no le dejaban. Mi corazón golpeaba audiblemente mi pecho mientras el Maestro de la Guerra se aproximaba lentamente a Seiya, quien luchaba por levantarse.

¡Seiya! Esto no está pasando, ¿¡verdad!? Tienes un arma secreta que estás guardando, ¿¡verdad!? ¿¡Verdad!?

Pero la expresión desalentada y los jadeos de Seiya no parecían una actuación. El emperador se fijó en Seiya con una mirada fría y penetrante.

“Estoy seguro de que te las arreglaste todo este tiempo sin dificultades, acunado por el confort de tu prudente jaula de precaución. Pero ahora es el momento de desenmascarar tu verdadera naturaleza.”

Seiya coronó la espada de platino en su mano derecha con llamas como si reuniera sus últimas fuerzas.

“¡Estocada de Fénix…!”

Trató de usar el mismo movimiento especial que usó para derrotar al invencible Dark Firus, pero el Maestro de la Guerra se burló.

“¡Patético!”

Balanceó su siniestra espada con un rugido y pasó justo a través del brazo derecho de Seiya antes de que la Estocada de Fénix pudiera siquiera alcanzar al emperador. ¡No podía creer mis ojos!

Aun sosteniendo la espada de platino mejorada, el brazo derecho de Seiya salió volando, derramando sangre fresca.

“¡Noooooo!”

Mientras Elulu dejó salir un grito estridente, el Maestro de la Guerra se rio.

“¡La sensación del dolor y el miedo a la muerte serán tu perdición! ¿Cómo se siente estar en una batalla real?”

¡S-se acabó! El emperador tenía razón. Seiya solo había estado en batallas para las cuales se había preparado duramente y no podía perder! ¡No había manera de que pudiera soportar el terrible dolor de perder su brazo!

Como para efectuar el golpe final, el emperador balanceó la Devoradioses hacia el cráneo de Seiya… La situación era tan desesperada que solo la oscuridad yacía adelante. Todos los demás estaban seguros de la victoria del emperador y del fallecimiento de Seiya.

… Pero había un destello de luz. Un poderoso corte de Adamantitor rozó el puente de la nariz del Maestro de la Guerra.

“… ¿Qué?”

El emperador dio un paso atrás en asombro. Ni siquiera yo podía creer lo que veía. Seiya había perdido uno de sus brazos. Sangra fresca brotaba de su herida… y aun así, su vista se fijó en su oponente, indiferente como siempre.

“Es como si… nada hubiera cambiado…”

El emperador no podía comprender por qué no obtuvo la reacción que buscaba… pero eventualmente, sonrió.

“¡Solo tienes un brazo! ¡No tienes oportunidad de ganar!”

“… No soy el único con un brazo”, murmuró Seiya. “La Técnica de Destrucción está por activarse.”

¡De la nada, como si alguien simplemente soltara sus pertenencias al suelo, el brazo derecho del Maestro de la Guerra cayó al suelo desde el codo!

“¡M-mi brazo…! ¿¡Cuando fui golpeado!?”

“La Novena Valquiria: Contra Ataque – una parte específica del cuerpo actúa como catalizador y regresa el daño recibido al oponente.”

“Eso signifique que… dejaste que te cortara el brazo derecho…”

“Aunque tuve que esperar hasta que finalmente se activara.”

“Heh-heh-heh… parece que te subestimé.”

Era algo bizarro de ver. No parecía importarles el gran volumen de sangre que salía de sus heridas. Era como si hubieran abandonado completamente el sentido del dolor.

Aunque ambos solo tenían un brazo, había una diferencia crucial entre ellos. El brazo derecho del Maestro de la Guerra yacía en el suelo, con la Devoradioses en la mano y el brazo derecho de Seiya con la espada de platino mejorada no era diferente. Pero Seiya tenía dos espadas. Apuntó la Adamantitor en su mano izquierda al desarmado emperador.

… La Devoradioses era vital si quería matar a Seiya. El Maestro de la Guerra bajó su postura, alcanzando la espada caída con su brazo izquierdo. Seiya usó esa apertura para acercarse al emperador, cuando…

“¡Idiota! ¡Puede que no tenga la espada, pero aún tengo mi puño!”

De la nada, el Maestro de la Guerra contraatacó con su puño inesperadamente. Esta era la diferencia en experiencia entre ellos – una brecha que no podía ser llenada – o eso pensé al principio.

No tenía idea como podía permanecer tan calmado después de haber perdido un brazo. Seiya evadió por poco el puño rugiente como si lo viera venir mientras perforaba la armadura de oro del Maestro de la Guerra usando la Adamantitor con Estocada de Fénix.

“¡Gwa… ha…!”

Incluso mientras la espada llameante perforaba su pecho, el emperador murmuró:

“Yo – no puedo creerlo… pero ¿cómo…? Luchas como un guerrero… que ha enfrentado la muerte incontables veces…”

El emperador cayó entonces sobre sus rodillas, sin vida, antes de colapsar sobre el suelo. Después de exhalar profundamente, Seiya intentó dirigirse hacia nosotros, pero cayó de cara después de unos pasos.

“¡S-Seiya…!”

“¡Maestro Seiya!”

“¡Seiya!”

Cuando corrí hacia él, Seiya miró hacia mi viéndose completamente exhausto.

“Rista, cura mi brazo. La Medicina Especial no funcionará ya que ha sido completamente cortado.”

“¡Por supuesto! ¡Estarás mejor antes de darte cuenta! ¡Mash, ve a recoger el brazo de Seiya!”

“¡O-okay!”

Inmediatamente comencé a lanzar un hechizo de curación. Primero, me concentré en detener el sangrado. Aunque curaba a Seiya con todas mis fuerzas, eché un vistazo a su cara. Estaba cansado, pero estaba tan calmado como siempre.

“H-hey, uh.. ¿Seiya? ¿Eso duele?”

“Por supuesto que duele. Pero los humanos supuestamente se desmayan cuando realmente duele y viendo que aún estoy consciente, supongo que eso significa que no duele tanto.”

“Uh-huh… B-bueno, yo solo – no puedo creer que lo estés soportando tan bien. Quiero decir, cuando recibiste un pequeño rasguño de Thanatos, estabas rogándome que me apresurara en curarte. Todo este tiempo pensé que mentalmente eras tan fuerte como un bloque de tofu húmedo.”

“Absurdo. La razón por la cual siempre quiero rellenar inmediatamente mi HP y MP es porque disminuye la posibilidad de que el enemigo me derrote.”

“¡O-oh! ¡Eso tiene sentido! ¡De cualquier forma, me alegro de que estés bien! ¡Realmente estaba empezando a pensar que estabas muerto!”

En el momento en que dejé salir un suspiro de alivio…

“¡Wahhhhhhh! ¡Duele! ¡Duele!”

Una voz áspera y llorosa resonó. El emperador se volvió a transformar en un anciano de cabello blanco mientras regresaba mentalmente a ser un infante también. Sostuvo su pecho y lloró. Incluso aunque solo había detenido el sangrado, Seiya se levantó, apoyándose en su único brazo, y luego se aproximó a Rosalie.

“Has algo. Tu papá está llorando.”

“¡E-ese no es mi problema! ¡Ese hombre ya no es mi p-padre!”

Seiya respondió a su terca respuesta con un “hmph” antes de regresar conmigo.

“Rista, cura las heridas de ese viejo senil.”

“¿E-estás seguro?”

“No se callará y me está molestando. No se convertirá en un demonio e incluso si se cura de alguna manera, él no es una amenaza para mí.”

“Bueno, Seiya… si tú lo dices.”

Realicé algunos tratamientos de emergencia en el pecho perforado del emperador y su brazo con magia curativa.

Sniffle… Gracias, agradable señorita… Sniffle…”

Después de aliviar el dolor del emperador, el limpió las lágrimas de sus ojos y sonrió. Le susurré a Seiya:

“Hey, Seiya, curé sus heridas, pero…”

Las lamas de la vida se desvanecían dentro de él. Es más, usó el Orbe Espiritual Demoniaco para revertir forzosamente el flujo del tiempo de su ya marchito cuerpo, empeorando su condición. Seiya se aproximó a Rosalie una vez más mientras ella miraba a otro lado.

“Al viejo senil no le queda mucho tiempo. Ve a su lado.”

“¡No me hagas repetirme! ¡Ese hombre no es mi padre! ¡Eso no es más que un monstruo que vendió su alma al Señor Demonio!”

Inmediatamente…

¡Slap!

“¿¡Qu–!?”

La palma de Seiya hizo eco a través de la capital mientras conectaba con la mejilla de Rosalie. Agarrando su cara, ella gritó:

“¡E-él trató de matar no solo a la diosa sino también a ti! ¡Para ponerlo simple, trató de destruir el mundo! ¡Ha avergonzado a nuestra nación!”

¡Smack!

“No – ¡no me importa cuántas veces me abofetees! ¡No estaré ahí en sus momentos finales!”

Seiya abofeteó repetidamente las mejillas de la terca Rosalie.

¡Slap! ¡Smack! ¡Slap!

Era como si estuviera tratando de recrear el incidente de las bofetadas en la Fortaleza Olga.

“¡Grrr…!”

Mientras los crueles golpes convertían a Rosalie nuevamente en un “perro”, Seiya le dijo:

“No será capaz de escuchar tus gruñidos cuando esté muerto. Dile lo que tengas que decirle mientras aún está vivo.”

La forma en que lo puso fue terrible, pero esa era la forma de Seiya de expresar simpatía… al menos, eso es lo que creo. Un abuelo, una abuela, un padre, una madre – no sé lo que le pasó a Seiya, pero quizás el perdió a un ser querido también en el pasado.

“¡Grrr…! ¡Mm…!”

Cubriendo sus hinchadas mejillas de lágrimas que corrían por su cara, ella miró a Seiya con disgusto antes de caminar de mala gana hacia su padre. Con ojos distantes, ella miro hacia su padre, pero…

“Wosalie… te amo mucho…”

Viendo la inocente sonrisa de su padre, Rosalie ya no pudo resistirlo y cayó de rodillas y tomó su mano arrugada.

“Padre… eres un tonto… eres un gran tonto…”

“Lo siento, Wosalie.. lo siento.”

Las lágrimas fluían por sus mejillas.

“¡Está bien…! ¡Eso ya no importa…!”

Limpiando sus lágrimas, Rosalie dirigió la mano del emperador hacia su cabeza.

“¿Podrías acariciar mi cabeza, por favor…? ¿Solo una vez más…?”

“Okay, Wosalie… Te quiedo… te quiedo mucho…”

Pero la mano simplemene cayó antes de alcanzar a su hija. El emperador dio su último aliento antes de poder acariciar la cabeza de su hija.

“Padre…” Rosalie se limpió las lágrimas hasta que ya no pudo limpiarlas más.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!
  1. Tal vez lo sepan, pero este claymore al que se refieren no es el explosivo, sino un tipo de espada de dos manos.
  2. Supongo que al ser un niño pequeño habla de forma graciosa. Aquí quería decir mariposa.
  3. Rosalie
  4. El color que usan los cardenales de la iglesia católica. Más información en San Google.
  5. Referencia a Naruto, específicamente al enfrentamiento entre Gaara y Rock Lee.