“Haa—haa. Tenma-kun… Tenma-kun…”

Era de mañana.

Desperté repentinamente y una chica en ropa interior yacía a mi lado.

“… ¿Eh?”

Era una situación extraña y repentina, vi a la chica y me quedé pensando unos segundos. Era una hermosa chica de cabello largo con la expresión un poco madura.

Protegiendo su cuerpo, solo un pequeño sujetador y unas bragas pequeñas. Ambas manos estaban atadas por grilletes y un letrero que colgaba de su cuello diciendo: “Lista para el entrenamiento”

Mi somnolencia se desvaneció inmediatamente.

“E-Ehm… ¿¡Yukine-san…!?”

Con voz temblorosa, la llamé por su nombre. De hecho, he estado viviendo con ella.

“Ah… buenos días, Tenma-kun… no—Goshujin-sama…”

Sonrojada, dijo esas palabras con una linda sonrisa.

“No, no soy tu amo ni nada. ¿Qué estás haciendo…?”

“Como puedes ver, soy tu compañera en la cama. Quiero servir a mi amo por la mañana.”

Diciendo eso, se apoyó cada vez más en mí.

Esta chica, ¡realmente es peligrosa durante la mañana…!

Esto es malo. No puedo quedarme así.

“E-Ehm… no puedo quedarme acostado. Debo levantarme ahora mismo.”

Antes de que me quisiera enredar, traté de levantarme del futón.

Pero,

“¡No tienes por qué dudar! Le daré a mi amo cualquier tipo de servicio.”

Cuando dijo eso, puso sus manos en su espalda y desabotonó su bra.

“¿¡Q-Qué…!?”

Su pecho no era nada pequeño. Cuando el bra cayó, frente a mí, sus pechos quedaron expuestos mientras se balanceaban de un lado a otro.

Inmediatamente aparté la mirada.

Pero, Yukine-san se acurrucó contra mi cuerpo, entrando en contacto sus grandes pechos.

“Amo. Por favor entréname…”

Esta chica… ¡en serio quiere cruzar la línea!

“¡Me niego! ¡No puedo hacer eso!”

“¡Ah—espera! ¡Goshujin-sama!”

Aparté a Yukine-san y salí corriendo de la habitación.

Llegué al largo corredor cruzando la puerta. Hui antes de ser atacado de nuevo.

En ese momento, me encontré con otra chica en el pasillo.

“Fuwaah. B-Buenos días, Tenma-senpai.”

Una chica me sonrió. También vivo con ella. Es la hermana menor de Yukine-san, Karin.

Parece ser que apenas se había despertado.

Solo llevaba sus bragas puestas.

“¿¡!?”

Detuve mis piernas de inmediato. Su cuerpo es bastante lindo, y estaba completamente expuesto a excepción de su entrepierna.

Inmediatamente usé mis manos para cubrirme los ojos.

“¡H-Hey! ¿¡Por qué no llevas ropa!? ¿¡Además, por qué no intentas taparte!?”

“No necesito hacerlo. Porque… Karin quiere que senpai la miré más y más.”

“¿¡Guh!?”

Esta chica no le importa que la vea así.

“Hey, Senpai. Si quieres mírame más. Puedes ver todo lo que quieras de mi cuerpo.”

“¡D-Detente! ¡No te acerques!”

Karin se me acercó estando semidesnuda.

“¿Qué pasa si me quito las bragas?”

Además, estaba intentando quitarse la última prenda que le quedaba.

Escuché como Karin deslizaba sus manos hacia sus bragas.

“¡Uwaaaaaaaaah! ¡No te las quiteeeeeees!”

No podía verla desnuda.

“¡Ah—Senpai! ¡No huyas!”

Haciendo caso omiso a sus palabras, corrí hacia las escaleras.

En el camino, giré mi cabeza para ver si me había seguido.

Pero, eso fue una mala decisión.

“¿Eh? ¿¡Kyah!?”

Cuando miré hacia el otro lado, otra chica más salió de la otra habitación.

La otra hermana mayor de Karin y hermana menor de Yukine-san. La última chica que vive conmigo, Tsukino.

Cuando pude verla, era demasiado tarde.

“¿¡Uwah!?”

Como resultado, no pude detenerme y choqué contra ella. Así caímos al suelo.

“¡E-Eso dolió…! ¿¡Kh!?”

Cuando me recuperé, me di cuenta que caí encima de ella. El hermoso rostro con un leve toque de maquillaje de Tsukino estaba justo frente a mí.

Además, mi mano derecha estaba tocando algo suave. Era su pecho.

“¡L-Lo siento mucho Tsukino! ¡No era mi intención!”

Esto es malo. Aunque haya sido un accidente, esto es malo.

Me disculpé con ella y me levanté.

Mientras trataba de hacerlo, me agarró de la mano.

“¿Eh?”

“Estás bastante animado desde temprano. Tenma…”

Tsukino dijo eso y tiró de mi mano.

Perdí el equilibrio de nuevo y volví a caer.

Pero esta vez, era ella quien estaba encima de mí.

Eh… ¿ehh? ¿Qué está haciendo esta chica?

“Pero… si es con Tenma… ¿puedo hacerlo?”

¡Noooooo! ¡Nooooooo! ¡Absolutamente noooooo!

Tsukino me agarró fuertemente y me impidió levantarme, pero con mi mano libre, tomé el listón de su uniforme. Sus ojos parecían llenos de cierto calor, estaba excitada hasta cierto punto.

Si esto persiste, terminará mal.

—¿Por qué demonios está sucediendo esto?

Vivo con estas tres hermanas por alguna razón. Estas tres hermanas locas.

La casa estaba llena de chicas, una vida alejada de la castidad es lo que me espera. Nunca he vivido con nadie aparte de mi hermana.

Pero, pensándolo bien, comenzó en aquel momento.

El día en que su padre me pidió que hiciera este trabajo.

Desde ese día fue cuando comencé a vivir con Tsukino, Karin y Yukine-san en esta casa—.