Después de separarme de Hiromichi-kun, regresé a mi casa y apresuradamente comencé a alistar mi ropa.

Aún tengo bastante tiempo para reunirme con la presidenta, pero ni por asomo puedo llegar tarde. Tengo que moverme con tiempo de sobra.

Entonces, ¿cómo debería ir vestida?

La otra parte son personas del mundo de la filmación. Dado que mamá era una celebridad, cuando era niña fui invitada varias veces a fiestas con personas como esas, pero todos vestían muy llamativos.

Sí quiero apuntar a ese mundo, probablemente debería vestir ropa llamativa sin sentir vergüenza. Si soy demasiado simple… es probable que se decepcione y pierda el interés en mí.

…. Sin embargo, aunque sea una invitación de la otra parte, yo solo soy el omake de la presidenta.

El propósito de la reunión de hoy es hablar sobre la película que adaptará la novela que ganó el premio de la presidenta. Solo fui invitada incidentalmente.

Siento que si me olvido de eso y me visto de manera festiva, podría de manera contraria dar una mala impresión.

Le di varias vueltas al asunto, pero al final decidí ir con el uniforme.

Para un estudiante el uniforme es una ropa formal, supongo que así al menos no debería romper la etiqueta. 

Me cambié de ropa, me puse maquillaje ligero, y salí de casa.

Entonces espere desde una hora antes de la hora pactada la llegada de la presidenta en la plataforma de la estación que acordamos como sitio de reunión.

Varios minutos pase con la vista enfocada en la multitud de personas que pasaban, y de esa manera no dejar pasar la figura de la presidenta. 

Por los torniquetes de acceso paso una belleza algo sombría con unas llamativas ojeras, vestía un vestido elegante de color azul índigo. 

Es el objetivo. 

—¡Presidenta! ¡Por aquí!

—Oh, lo siento. Me pregunto si te hice esperar…? Jajaja. ¿En uniforme? Estás muy motivada, ¿verdad?

—¿Es extra…ño?

—No, no, estás muy bien. “Vendible”

—¿“Vendible”?

—Un punto a tu favor. Nadie más vestirá de blazer, sin duda. Creo que dejarás una buena impresión.

Ya veo….

Que alivio. No me equivoque.

—Presidenta. Muchas gracias por la invitación de hoy.

—No, no, yo solo soy servir como intermediaria. Más bien, yo misma no estaba muy entusiasmada con la idea de hacerlo.

—¿F-Fue así? 

—Después de todo, fui yo la que descubrí el diamante en bruto que es Haruka-chan. No se siente bien que ahora que otros han descubierto tu valor intenten echarte mano, ¿sabes? 

Que la presidenta me diga eso me hace muy feliz.

Porque esta persona es… una bastante aterradora.

Fiel a su sensibilidad, sin guardar las apariencias.

De hecho, últimamente me ha estado observando, pero cuando era estudiante de primer año, ni siquiera me cruzaba la mirada.

Estoy segura de que no había mala intención allí, creo que simplemente en primer año no era visible para la presidenta.

Así que el hecho de que una persona tan temible me diera su reconocimiento fue, sinceramente, un impulso de confianza para mí.

—Sabes, la verdad es que cazatalentos de la industria del espectáculo tienen reventada mi cuenta.

—Hasta ahora… me entero de eso.

—Fue porque no valía la pena hablarte de ello, prácticamente ninguno de ellos tenía valor. Estoy deteniendo todo eso. Hay cazatalentos de agencias de idols de las que nunca he escuchado, y también han salido con historias que solo me hacen imaginar que están relacionadas con la AV.

—¿E-Ei… Bi?

—Yo misma tengo curiosidad por experimentar en esta una vez, pero nunca se lo recomendaría a mi kouhai.

—Oye, ¿qué es la EiBi?

Cuando le pregunté el significado de esa palabra que nunca había escuchado, la presidenta abrió los ojos de par en par y me miró fijamente a la cara.

—H-Haruka-chan, ¿¡no sabes lo que es AV!?

—Hmm. Lo siento. ¿Qué tipo de abreviatura es?

Hmm hmmm hmm〜〜〜〜〜!!!! 

—P-Presidenta!? ¿¡Qué pasa!? ¿¡Se siente mal!?

De repente la presidenta hace gemidos retorciendo su cuerpo.

Quedé sorprendida y estiré mi mano para atenderla, pero…

—¡Espera! ¡Ahora mismo me estoy debatiendo entre el deseo de proteger la pureza blanca e impoluta y el impulso destructivo de lanzarla en el lodo!

—Eh?

La presidenta decía cosas que yo no podía entender mientras me controlaba con su mano, luego respiró profundamente varias veces.

Fuu… calma….

Parece que se calmó. Me pregunto qué rayos le pasa?

—Bueno… en cuanto al AV deberías preguntárselo a tu novio.

—Así que Hiromichi-kun también lo sabe, ¿eh?

—Si quieres, podría tenerlos.

—¿Es así? Entonces intentaré preguntárselo en la cita de mañana.

Pensé que era algo así como una terminología de la industria, pero parece ser algo de conocimiento común del que Hiromichi-kun también sabe.

Me sentí un poco avergonzada por mi ignorancia.

—Bueno… volviendo al tema, ignoré toda aquello que no tenía valor y aquellos que no tenían una identidad clara, pero esta vez fue una petición de las personas que hacen mi película, y me pareció que si era este productor no explotaría el diamante en bruto que es Haruka-chan. Si te interesa el mundo de la actuación, pensé que no haría ningún daño que se conocieran, así que por eso te invite. Aunque me sorprendió un poco ver lo entusiasmada que se puso Haruka-chan.

—… Así es. Ahora mismo puede que tenga mucha ambición.

Sé que se me da mal, solo lo hago porque me encanta la actuación. No era más que eso. Siempre lo pensé de esa manera.

Pero ahora, que he recibido un empujón a causa de un suceso que parece increíble, y que fui entrevistada en televisión, y que me dijeron que había una persona que hacía películas y quería reunirse conmigo, me he dado cuenta… de que cuando digo que; “sé que se me da mal, lo hago solo porque me encanta hacerlo”, no es más que un salvo que uso para repeler los desafío y protegerme a mí misma. Lo que realmente pienso es que quiero actuar más que eso, quiero ir más allá de ese salvo.

Como lo hacía mamá, a la que solía admirar delante de la televisión.

Así que pensé en intentarlo tanto como fuera posible.

—Pero yo misma creo… que el suceso de la foto hábilmente tomada que se volvió viral me ha carreado hasta aquí.

—No, no, estás equivocada. Es cuestión de suerte que la oportunidad se presente, pero extender la mano para agarrarla requiere de valentía. Haruka-chan mostró su valentía. No tienes que avergonzarte de ti misma.

—Presidenta…

—Aunque es un hecho que solo una foto hizo todo este alboroto. Hacerse uno mismo con la oportunidad que se ha agarrado gracias al valor, depende de la fuerza de agarre, allí recae la verdadera fuerza. Bueno, deberías intentarlo. No es que seas una cobarde, ¿verdad?

—Hmm. Me esforzaré.

Fue en ese momento que se anunció la llegada del tren que teníamos planeado abordar.

La presidenta escuchó eso y se levantó del banquillo mientras decía; “¡Ahí vamos!”

Sin embargo, frunció el ceño al ver lo repleto que se encontraba el tren

Uhyah…. No solo es en la plataforma de la estación, también hay muchas personas dentro del tren. Hay muchas personas vestidas con yukatas, me pregunto si hoy hay algún festival? 

—Hmm. Hoy es el día de la exhibición de fuegos artificiales del río Tsurumi.

Jee. Así que había algo así.

—Presidenta, ¿nunca ha ido? Su escala no es muy grande, pero hay varios puestos de comida y entretenimiento, y todos los años asisten muchas personas. 

—Sabes, es que a mí no me agradan las multitudes. ¿Pero está bien? Si había tal evento, no le hubiera visto problema a que me rechazaras y fueras a divertirte con tu novio. 

—Hmm…. Más o menos, había un plan… pero… 

Me sentía culpable por haber cancelado a último momento, y por un momento dudé en decirlo.

—Hm? Hmm? Tal vez era un plan… con tu novio?

—Sí. Pero no hay problema. Hablé con él en la tarde y lo reagendamos.

—Ehh… pero… ¿es en serio?

Justo en el acto la presidente puso una expresión problemática y se tapó la boca con la mano.

—¿Presidenta? ¿Qué pasa?

—No, bueno, solo pensaba que por haber seducido a Haruka-chan, lo primero que debo hacer cuando empiece la escuela es ir a donde tu novio y hacer un dogeza completamente desnuda como disculpa.

—¡N-No te preocupes! Le di prioridad a esto, fue por eso que elegí venir contigo. ¡Cuando hablé con Hiromichi-kun, dijo que me apoyaría!

Así es. Hiromichi-kun me comprende.

Lo hablamos apropiadamente entre los dos, así que no hay necesidad de que la presidenta se disculpe.

Sin embargo, la presidenta puso una expresión pareciendo… triste y me miró…

—Hmm…Esto no es algo que una persona ajena como yo deba decir, pero solo por esta vez lo haré…. ¿Cuánta paciencia había en ese “apoyo”? Si Haruka-chan no puede entender eso, ustedes no durarán mucho.

—Eh…?

¿Qué es lo que quiere decir?

“No durar” ….  ¿Significa que nuestra relación no continuará? 

¿Por qué?

Lo discutimos entre los dos y Hiromichi-kun estuvo de acuerdo.

E incluso la cita la movimos solo un día.

Fue solo eso.

Me pregunto qué es lo que exagera la presidenta?

Después de todo, estamos hablando de una persona que escribe historias, quizá sean las cosas insignificantes y triviales como estas las que hacen volar su imaginación. 

Sin embargo, se sentía algo desagradable que esa imaginación menospreciara al amable Hiromichi-kun.

No hay forma de que Hiromichi-kun se pueda enojar tanto.

—Llegó el tren. Bien, vamos.

Pero antes de que pudiera refutar a la presidenta, ésta comenzó a caminar.

Luego de eso, la presidenta no volvió a mencionar nada de aquel tema.