En lo personal considero un mal hábito las notificaciones de transferencias de trabajo y reestructuraciones de personal.

Consigues un trabajo con el deseo de trabajar en ese lugar, y abruptamente te mandan volando a otro.

Además, el empleado no puede solicitar una revisión o una cancelación.

No importa si le dicen que es una promoción, sigue siendo una carga psicológica.

Hubo seis personas que cayeron víctimas de esa notificación de cambio de personal esta vez. Se seleccionó una persona del departamento de contabilidad y otra del departamento de ventas.

Entonces decidieron hacer una fiesta de despedida con los departamentos de contabilidad y ventas juntos.

Aparentemente los jefes de los departamentos tienen buenas relaciones por lo que acordaron eso en un instante.

Fue a la hora del almuerzo en la cafetería cuando escuché eso de parte de Sachihara-san.

Unos días más tarde, en la mañana—

—No estaré en casa para la cena de hoy.

Cuando estábamos desayunando le comenté eso a Kanon.

Por cierto, inusualmente hoy, era pescado asado y sopa de miso para esta mañana.

—Me lo dijiste ayer antes de irte a dormir. No lo he olvidado. Es una fiesta de despedida, ¿verdad?

—¿Así es? Sólo quería decírtelo de nuevo, por si acaso.

Después de todo, es la primera vez que voy a una reunión de bebida desde que las dos llegaron a casa.

Por esa razón estaba un poco nervioso.

No es como si pensara que la conversación de ahora era como la de una pareja de casados. Así es, jamás.

—¿A qué hora planeas volver?

La pregunta de Himari me puso en un aprieto.

De cualquier manera, no se fijó una hora final concreta.

Esta vez es una fiesta de despedida, así que estoy seguro de que habrá una fiesta posterior.

—No lo sé… Pero volveré en el último tren. Pueden irse a la cama primero.

… Esta conversación también parece como si fuéramos una pareja casados… Hey hey, ya deja de pensar en ello cada vez.

—Ya veo… Entendido. Por favor, ten cuidado cuando regreses, ¿vale?

—E-Entendido.

¿Qué es esta sensación de culpa?

No puedo creer que tenga estos sentimientos de culpa por dejarlas a las dos para irme a una reunión de bebida.

Relájate. Es socialización laboral. No tiene nada que ver con ellas dos ¿verdad?

… Bueno, intentemos no llegar demasiado tarde.

Pude terminar el trabajo hoy sin tener ningún problema.

Sin embargo, la atmósfera en el departamento se sentía más tensa que de costumbre.

No es como si fuéramos muy cercanos, pero después de todo, es un poco triste que se vaya a alguien con quien has trabajado.

Con esa atmósfera ligeramente melancólica sobre nosotros, nos trasladamos a un izakaya cerca de la estación.

Hay un gran número de personas ya que es una reunión conjunta de los departamentos de contabilidad y ventas.

La sala de tipo horigotatsu que se reservó es bastante amplia, pero cuando todos se sentaron se sentía terriblemente estrecho. (NT: Horigotatsu o sunken kotatsu, sabrán del kotatsu, esas mesas bajitas para calentarse, bueno esta es del mismo estilo, pero está sobre un piso empotrado. Aquí imagen)

Bueno, hay más hombres que mujeres.

Este establecimiento parece contar con el sistema de dos horas, por lo que no hay necesidad de preocuparse por quedarse un largo tiempo. Esa parte me rescata. Estaré en casa antes del último tren. (NT: En Japón hay establecimientos que cuando haces una reservación es solo por dos horas) 

—Komamura-san, Isobe-san. Otsukaresama. (NT: Una de esas palabras de cortesía japonesa que son un grano en el culo traducir, en este contexto sería “bien hecho por partirte el lomo en el trabajo”) 

Sachihara-san está sentada a mi lado. Baje ligeramente la cabeza en cortesía.

Me miró fijamente a la cara durante unos segundos.

… ¿Qué pasa? ¿Es que he estado actuando de forma extraña?

Cuando estaba confundido sobre el motivo, Isobe avalancha su cuerpo por delante de mí.

—Sachihara-san, otsukare.

Isobe también intercambió saludos, y luego pasaron la lista de menús.

Parece que hay que elegir una bebida.

Es un fastidio ponerse a elegir, así que creo que iré con la segura cerveza de barril.

Después de todo, en casa siempre bebo mi cerveza baja en malta.

Todos nos decidimos rápidamente por la primera bebida para el brindis y esperamos unos minutos.

Cuando los camareros aparecieron con una gran cantidad de bebidas sobre unas bandejas, la atmósfera que había sido ligera con las charlas se transformó rápidamente en una “atmósfera de reunión para beber”.

—Eh, en esta ocasión me gustaría hacer un brindis por Ichihashi-kun del Departamento de Ventas y Senjiyo-kun del Departamento de Contabilidad, que han sido transferidos esta vez—

El jefe del departamento de ventas empezó a hablar y comenzó la fiesta de despedida.

Bebí y comí de acuerdo a la ocasión, estuve en la fiesta posterior sin retraso, y me fui.

Tal vez apuntando en secreto por la oportunidad para escaquearse, Isobe y Sachihara-san me siguieron posteriormente. 

Me sorprendí ante el hecho de que hubiese numerosas personas interesadas en ir a una tercera fiesta.

Aunque mañana no es un día festivo todos están animados, eh.

—Isobe, Sachihara-san, ¿estaban interesados en ir a la tercera fiesta?

—No, me basta con beber y socializar con los del trabajo hasta la segunda. Están los jefes, así que no creo que vaya a ver más diversión.

—Pienso lo mismo que Isobe-san.

—Así es como debe ser. Tiene que ser con un grupo de gente con la que esté bien desinhibirse… dicho eso, ¿por qué no vamos los tres a algún sitio? 

—No, tengo sueño. (Kazuki)

—Yo también… (Sachihara)

Me alegra un poco estar entre la gente con la que “está bien desinhibirse” de Isobe, 

pero todavía tengo a Kanon y Himari esperándome en casa.

—Ya veo…

—I-Iremos en otra ocasión. ¡Sin falta!

Sachihara-san está disculpándose con Isobe, que está abiertamente descorazonado.

Isobe levantó la mano y respondió sin fuerza, “Está bien, lo dije por decir, nada más…”

No, es por eso por lo que dijo que lo siente.

—No…en serio, estoy muy impactado… No me puedo creer que transfirieron a Ichihashi…

De camino a la estación, Isobe suelta un profundo suspiro.

Para ser honesto, esta es la cuarta vez que escucho la misma línea.

Isobe parecía haber bebido bastante, tal vez estaba borracho.

—Ustedes eran muy cercanos ¿verdad?

Nunca he tenido una conversación con la persona en cuestión porque estamos en diferentes departamentos.

Y no cuento con el espíritu para ponerme a hablar con alguien a quien no conozco por mi cuenta.

La vez de Himari… exprimí lo máximo de mi valentía. Las circunstancias lo ameritaban.

—Él era el alma de las fiestas y el que las organizaba…. Ahora a quien le voy a pedir que las organice… (NT: La verdad aquí se usa una palabra para fiesta, reunión y derivados…  (合コン) que cuenta con un concepto amplio, pero en resumidas la intencionalidad de la palabra es la integración y asociación de diferentes grupos, se usa mucho entre los jóvenes para las fiestas de integración)  

—¿Eso es lo que te preocupa? ¡Eh!

—Oye Komamura. Preséntame a alguien… ¿Puedes pedirle a tu novia que te ayude?

—¡Que te he dicho que no tengo novia!

¿Isobe todavía cree que tengo novia?

Al parecer la influencia de Kanon y Himari en mi se nota demasiado.

No puedo evitar ser consciente de ello.

Que problemático… Lo único que puedo hacer es falsear la existencia de las dos.

Siendo Isobe, tal vez dirá que no le ve problema a que sea una chica de instituto.

Me siento mal por cuestionar la moral de mi colega del trabajo, pero nunca se sabe qué tipo de preferencias tienen los demás.

Entonces de repente siento una mirada.

Sachihara-san estaba mirándome fijamente otra vez.

—Err… ¿Tengo algo pegado a la cara?

Me estaba observando incluso antes de que empezara la fiesta de despedida, lo que me inquietaba.

—Ah, lo siento. No es tal cosa. Komamura-san, pensé que tienes una cara que pareciera que querías irte a casa rápido.

—…Eh?

Eran palabras inesperadas.

—¿Volver a casa?… ¿Te parece?

—Sí. Incluso antes de que la fiesta de despedida empezará, se notaba esa vibra.

—….

Ciertamente, pensé que ayudaría llegar a casa temprano hoy, pero… No me di cuenta de que se me notaba en la cara.

—Ah, no es como si Komamura-san tuviera una cara fácil de leer, ¿¡vale!? De alguna manera entiendo ese tipo de cosas desde la atmósfera.

¿Acaso el departamento de ventas es un departamento que entrena gente con superpoderes?

Temblé un poco ante la confesión de Sachihara-san.

—No, pero en realidad no tengo novia. Por favor no te tomes en serio lo que dice Isobe. 

—Fufufufu. Dejemos eso así. 

Entonces Isobe me mira con los ojos entrecerrados. Deja de sospechar.

Llegamos a la estación mientras pensaba eso.

Las plataformas de Isobe y la mía son opuestas, pero,

—¿Sachihara-san?

—La mía es la 1.

—Ah, es la misma que la mía, ¿sabes?

Isobe sonríe con la cara enrojecida. Al ver esa sonrisa inocente como la de un niño Sachihara-san hizo un ligero “Uh….

…Bueno, ciertamente me pareció “cute”, incluso también me conmovió un poco. O debería decir, ¿cómo es que puedo pensar que un hombre es “cute”?

Sin embargo, ¿Isobe está realmente bien?

Hasta ahora se me dio por preocuparme de si podía regresar a casa a salvo.

—Lo siento Sachihara-san. Por favor, tome cuidado de este sujeto.

—Sí. Me asegurare de que no se caiga de la plataforma de la estación.

—Si este tipo hace algún comentario de acoso sexual puedes pegarle. 

—Tú…. ¿¡Con qué clase de ojos me miras!? ¡Es lógico que no diría algo como eso!

—Fufufufu, estaré bien Komamura-san. Sé muy bien que Isobe-san no es ese tipo de persona.

—…. Bueno pues se dice.

—¡Que te digo que no lo diré!

Viendo el intercambio entre Isobe y yo, Sachihara-san se rio por un momento y luego…

—Entonces, hasta luego.

—Hasta mañana.

Ondeando ligeramente las manos ambos subieron por las escaleras.

Empiezo a caminar en la dirección opuesta a ellos.

Cuando miré el reloj, eran poco más de las 11 de la noche.

Kanon y Himari, supongo que están preparándose para ir a la cama. O será que Kanon estará viendo un tele-drama.

…Me di cuenta de que pensaba en ellas dos cada vez que había una oportunidad, no pude evitar reírme amargamente en el interior.

Me puse nervioso cuando Sachihara-san me lo señaló, pero tal vez en realidad soy muy fácil de leer…

Sintiendo calor sobre mis mejillas, esperaba a que llegara el tren.

Se supone que no debería haber bebido hasta ese punto hoy.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!