Los sonidos del corazón chocaban contra mis tímpanos y el eco resonaba dentro de mi cabeza.

Mi sangre se estaba hirviendo a fuego lento, en la mano con la que sostengo el lapicero corría sudor.

Desvíe la mirada de los problemas intactos del workbook, como si estuviera examinando la zona, miro a los alrededores.

Lo que proyectaban mi ojos era una pared vagamente descuidada de casa de pasante y una diferente superficie de una pared blanca.

En el pulido suelo de madera estaba una carpeta vidriosa extendida a la mano.

Con una cama singular de madera, y encima un peluche el cual era difícil saber a qué ser vivo pertenecía, tal vez podría ser un magnífico oso consagrado o un conejo.

Un closet, una mesa, estantería, estaban ordenados eran de color blanco y un pálido rosado.

Esa armonía era demolida por un elegante mesa redonda de vidrio.

Y quien le está haciendo cara a esta mesa con una lucha a mano a mano contra un libro es—-Haruka.

Ya entendieron la situación, ¿no?

Hoy yo estoy en el cuarto de Haruka, es decir estoy visitando el cuarto de mi novia.

¿Cómo caí en este evento de los dioses?

La razón es una de los dolores de cabeza de todo estudiante, los exámenes bimestrales.

En el almanaque, ya estamos en junio.

Los exámenes bimestrales ya están a la vista, hoy todos los club de actividades han tomando un descanso, y Haruka me dijo que quería que la ayudara en sus estudios.

Recordemos que yo soy parte de la clase avanzada del colegio particular de renombre Seiun.

Así que esta en mis posibilidades ayudar a Haruka quien pertenece a la clase ordinaria.

Además, ella misma me pidió ayuda. ¿No tengo razones como para negarme, no?

Por supuesto con mi consentimiento.

 Entonces después de clases, nos reunimos en la biblioteca donde podemos estudiar juntos tranquilos.

Pero—

¨—Uwa…Todas las mesas están llenas.¨

¨—Hemos fallado. No sabia que tanta gente se acumularía aqui antes de exámenes.¨

Fui descuidado.

Empece a salir con Haruka desde la primavera de este año. Hasta ese día no hubo necesidad de quedarme en la biblioteca esperando de que terminara su club, asi que en bien terminaba las clases me retiraba para mi casa. Antes no habituaba venir a la biblioteca, asi que no sabia que antes de los exámenes hubiera esta cantidad de  gente, tanta que ni siquiera uno se puede sentar.

Y ahora, ¿cómo  hacemos?

Estaba pensando y se me ocurrió como plan sustituto ¿y qué tal si utilizamos un salón de la clase avanzada vacío?

Y Haruka me respondió con lo siguiente.

¨—Nee, Hiromichi kun………….¿y si estudiamos en mi casa?¨

Y asi es como termine aqui, bien explicado desde mi punto de vista.

Esta la primera vez que entro en un cuarto de una chica. Y encima, primera vez en el cuarto de mi novia.

Sinceramente……siento que mi corazón va a reventar..

Por cierto, este cuarto huele muy bien, de verdad……..¿será porque es de una chica?

Es como a flores. Con un toque a postres. Un ambiente dulce.

Habia escuchado rumores de que el de las mujeres olía muy bien pero al parecer no era mentira.

¿De verdad es un ser humano como yo?

O puede ser que este olor sera el shampoo que usa Haruka.

¿Será que usan el mismo? Cuando confundí a Shigure con Haruka, siento que tenían el mismo olor.

Pero, esa realista historia ahora no me interesa.

Lo importante ahora es el significado que tiene este olor para mi, aparte de ser el dulce olor cuando estoy con Haruka, también es el olor de mi novia que me llena de felicidad.

Y ahora, yo estoy siendo envuelto por este dulce olor.

Sinceramente, esto es demasiado para mi.

Siento que se me va a derretir el cerebro por lo feliz que estoy siendo.

Si ahora inhalo profundo, ¿cuánta felicidad llenará mi corazón?

¿Qué?¿qué soy un pervertido? No no no, denme un segundo.

Esto es inevitable.

Esto es lo mismo que por ejemplo si llegaras a una gran pradera con un fresco césped, inhalar profundamente seria lo más normal. Lo mismo pero en versión llegar a un espacio donde reside la persona que más amas.

A mi me gusta Haruka. Es decir, que yo quiera oler a Haruka es lo más normal del mundo. Vez que te dije, era inevitable. Bueno dejando de lado lo descortés—

—Nee, Hiromichi kun.

—Gefuu! Gojooo!

—¿qué pasa?¿te agarro la gripe?

—No, sino que me atore con mi saliva. Estoy bien. Tranqui. Uhm……entonces, si, dime.

—Si, es esta traducción al inglés, ¿por qué no puede ser Take?

—Ah, en este la dirección del movimiento es diferente. En este caso es bring—-

Ah, eso estuvo cerca!

Fluye por mi espalda sudor helado.

¿Habrá notado mi fosas nasales inflarse?

¿Mi novio infla sus fosas nasales sera que algo huele mal en mi habitación?, seguro habrá pensando eso.

Esta no es una digna imagen de mi persona.

……..ojalá que no vaya a pensar que invitar a su novio fue movimiento muy apresurado.

Me detengo de hacer el tonto y me concentro en el estudio.

Pero, igual no puedo concentrarme.

Es natural.

Porque yo estoy por primera vez en mi vida en el cuarto del sexo opuesto, en el cuarto de mi novia.

Aquí Haruka hace su vida, este es el espacio más personal de ella.

Y nada menos que la misma Haruka me ha invitado.

Yo estoy pensando en otras cosas más de pareja, etc.

Y no creo que este errado.

Es por eso que tal vez esta bien que no pueda concentrarme.

Lo que ahora debo de hacer no es el estudio, lo que ahora debo de hacer es.—

Debo de distinguir…..si Haruka me ha mandado una señal con esta invitación o no!

-En el internet, se dice que cuando una chica deseas afianzar lazos, acerca su cuerpo a una distancia más de lo normal, te trata tiernamente, es decir, te manda señales.

Nuestras relación hasta ahora, ha progresado a un gran escalón, el de tomarnos de las manos cuando salimos del colegio.

Y ahora hemos llegado al de invitar al otro a la casa.

Esto puede que sea, no, tiene que ser una señal de parte de Haruka deseando que me acerca más a ella.

Por supuesto, también está la posibilidad que solo me ha pedido ayuda por ser de la clase avanzada, tal vez para ella soy solo una persona cercana que puede traer a su cuarto sin problema, puede ser que este evento no sea tan grande como lo imagino.

Si yo llegara a pisar fuertemente con esa intención de afianzar la relación y Haruka en verdad no tenía ninguna intención de eso…….

—……….

Oh, que miedo.

Eso absolutamente seria terrible. Ahí yo me muero si llegara a pasar.

Es por eso que definir esa señal es muy importante.

Tengo que analizar si me están mandando o no la señal.

Debo de encontrar la respuesta! Puede ser el más  mínimo contacto o roce, la mano de Haruka, el choque de piernas, todo, debo de estar atento.

***

—Gracias Hiromichi kun! Puede ser esta la primera vez que termino tan velozmente mis tareas!

—Ya, ya veo. Me alegro haber sido de ayuda.

—Fufu. Soy tan feliz de poder contar con mi novio de clase avanzada. Ah, el jugo se acabó. Traeré más, si. Un momentito.

—Oh, ooh. Thanks.

Haruka levanta el vaso vacío y sale del cuarto con él.

Yo la miro por detrás, y cuando me quedo solo, abrazo mi cabeza.

—Ni puta idea.

Después de eso, estuve atento mientras le enseñaba a Haruka pero no pude descifrar si había señal o no.

Lo que sí pude entender es.

Las pestañas de Haruka son largas, y muy bonitas.

Cuando se topa con un problema difícil, exhala un suspiro desde su boca el cual refleja su cansancio mental, pero desde mi ojos se ve erótico.

Cuando de casualidad alineamos nuestras vistas, voltea tímidamente y sonrie. Es muy bonita cuando hace eso.

A lo que quiero llegar es que mi novia es demasiado kawaiiiiiii.

Bueno eso ya lo sabía.

………además, ¿como si yo tuviera una percepción del cielo como para darme cuenta de la señales?

Es obvio que no tengo eso, tengo 17 años y sigo siendo virgen.

Para vencer al Monstruo A se necesita del ítem B. Como voy a vencer al monstruo A si no suelta el item.

Sinceramente…..creo que ya fue suficiente de esto.

—Va siendo hora de que estudie tranquilo.

—Uh uh.

—¿uhm?

……¿qué voz tan extraña era esa de ahora?

Dejándome llevar por donde escuche la voz extraña, fijo mi mirada por la puerta que Haruka dejó media abierta.

Allí estaba la mitad del cuerpo de un gato que habia venido a revisar la zona.

Ahora que lo recuerdo, creo que cuando conversábamos dijo que habia adoptado a un gato.

—Haruka, ¿cómo se  llama el gato de tu casa?

—¿uhm?¿Maro, vino para allá ?

—Desde la puerta me mira. Ya veo. Se llama Maro. ¿No?

—Es ese Maro.

—¿Te refieres al Maro que se le pone a los jóvenes de manera cariñosa?

Que increíble nombre.

Tiene razón, ese nombre le queda perfecto. Por su pequeña frente.

A mi me gusta los gatos.

Lo perros también pero soy más de gatos.

Los perros son muy enérgicos, estan para aqui y para allá y no te dejan tranquilo.

Pero en el caso de los gatos, ellos se echan y paran durmiendo.

—chi chi chi chi…..

—nya.

Con la lengua hago sonidos para que venga y Maro entra por la puerta al cuarto.

Tiene un cuerpo grande este gato.

Tiene el doble de masa que los gatos callejeros.

Maro de frente se acerco debajo de mi, y lo subí arriba de mis rodillas.

Ooh, que pesado…..!

—Tú si que eres grueso.

Le hago caricia en su frente y ronronea.

Seguro que en esta casa es el engreído.

Le tiene mucha confianza a los humanos.

—¿UHM?

Cuando estaba acariciando a Maro, me doy cuenta que venía arrastrando algo en su pata trasera.

Cuando se acerco por lo grande que es no me di cuenta, ¿pero esto que es?¿un pañuelo?

Pobrecito, mejor lo ayudo a quitárselo.

Le quito el disque pañuelo. Es muy suave para ser un pañuelo común. Lo sobo y sobo. De este tipo nunca he tocado, me doy cuenta. Es de color blanco reluciente, tiene un nudo y todo, aparte de tener forma triangular, espera un seguro, ¿este no es una braga de una chica?!!

—…………….!!

Sin querer casi dejo escapar un gemido por el susto.

Por el susto dentro mis oídos resuena un tinnnnnnn.

Por cierto, esto de verdad son unas bragas. Lo se porque anteriormente Shigure me enseño las suyas!

Además, la casa de Shigure es de padre soltero.

Es decir si encontramos unas bragas en esta casa la posibilidad de que sea de Haruka es de 100 por ciento.

Maro, ¿qué haces trayendo esto?!

—Maro es muy grande, ¿no? Cuando lo recogimos de la calle, estaba flaco y se le notaba las costillas. Papá lo engrío bastante y lo hizo engordar. Pero los gatos gorditos con más bonitos.

—A, aah, tienes razón. A mi también me gusta más los gatos gruesos.

Redondos y bonitos. Este tambien es tierno pero..

Mierda, esto va mal. La voz de Haruka poco a poco la escuche más cerca.

Por todo mi cuerpo fluye sudor helado.

¿Y ahora qué hago?

Si me ve agarrando esto, confundirá las cosas.

Pero si yo lo recogí del suelo, ¿como le explico eso a Haruka?

Lo trajo el gato.

La veo difícil. Es la verdad pero la veo difícil, Hiromichi!

Entro en una confusión terrible.

Sin embargo, la situación no me da un respiro para pensar una salida.

Mientras yo trago mi saliva, Haruka regresa al cuarto.

—¿No te hice esperar, no? Ajaja. Maro, alli no es para sentarse. No fastidies a Hiromichi kun, por fa.

—Nya.

—Ah. Acaba de responderme feo. Parece que le agradas Hiromichi kun. Si te fastidia puedes hacerlo un lado, no te preocupes.

—No, no, tranqui. A mi me gusta los gatos.

—¿De verdad? Que suertudo eres Maro.

Haruka sonrió alegremente, y acaricio la cabeza de Maro que estaba en mis piernas.

……..no vio la existencia x.

Y eso es porque, lo escondí dentro de mi bolsillo de mi pantalón.

Sin embargo, me arrepiento de haber hecho eso.

Porque, ahora parece como si fuera un ladron de bragas……..la evidencia me delata!

Esta la peor escena que pude imaginar.

Por ahora, prioridad es mantener este peligroso objeto de la vista de Haruka, sino me relación con ella se romperá.

Un plan de emergencia seria encontrar un lugar donde no lo encuentre.

Pero dónde seria eso.

¿Lo escondo en esta habitación? Puede ser, no suena tan mal.

De verdad no suena tan mal esconderlo. Pero  por ejemplo si Haruka revisa su ropa lavada y no la encuentra, y llega a buscar en su cuarto y lo encuentra lo más probable es que conecte todos los puntos y piense que yo lo robe. Mejor no.

Entonces un lugar donde no lo encuentre……….dentro del water, no eso seria cruel. Y llevármelo también seria peor.

Estoy pensando desesperadamente.

¿Que es lo mejor para mi y para Haruka?

Debo de encontrar una solución.

—¿Hiromichi kun? ¿Hace calor?

—¿no?¿por qué?

—Porque estas sudando.

—no, claro que no. Esto no es porque hace calor…….

—Entonces puede que estes con fiebre. ¿Es que antes tosías?

Haruka me mira preocupada.

Se nota que me presta mucha atención.

Que amable. Me gusta. Pero no puedo decirte que la razón de mi sudor es por la tensión de tratar de que no notes que tengo tus bragas en mi bolsillo. No puedo decir eso. Me llene de un sentimiento culposo.

Sin embargo, por otro lado, la expresión me ha dado una salida.

La fiebre—Puedo usar ese recurso!

—No me siento con fiebre pero la verdad es que desde hace rato he estado aguantando la ganas de ir al baño.

—Eh, ¿por qué?

—Es que pensaba que pedir prestado el baño de mi novia. Seria algo de mala educación…..

—¿Qué era eso? No seas tímido. Entonces sera mejor que te muestre el camino lo más pronto posible, ¿no? Vamos.

—Gracias. Que amable eres.

Yes. Ahora solo debo de dejarlo en el algún lugar fuera de su cuarto cuando vuelva del baño. De por si, en un principio fue maro quien trajo esto, asi que si lo encuentra fuera del cuarto, no tendrá dudas de que fue el gato.

Además esta casa tiene instalado su propia fuente de agua. Es normal de que su baño y ducha están al lado.

Si lo dejo encima de la lavadora, no sera nada extraño.

…………todo por la culpa de este gato, estoy sudando hasta donde no me da el sol.

Mientras que por dentro me quejo, para tratar de pararme agarro a maro para bajarlo de mis rodillas.

Pero esta aferrado a mi.

Como no hay de otra, estiro la mano e intento agarrarlo desde su barriga.

Pero maro muestra resistencia clavando sus uñas en mi pantalón.

Que gato tan terco.

Como no hay de otra, con más  fuerza jalo para sacarlo.

En ese momento.

Supon—al mismo tiempo que oblique a Marlon soltar mi pantalón, por la culpa de sus uñas que mostraban resistencia, se termina saliendo de mi bolsillo, las bragas.

—Gyaaaaaaaaaaaaa!?!?

—Eh…….

Grito del susto.

Haruka tambien mira la mitad de sus bragas salir de mi bolsillo, y abre los ojos en sentido de asombro.

—Hiromichi kun, ese……son míos……eee!?

Lo peor de lo peor! Lo peor que podia pasarme!

Antes de todo, debo de rapido de explicárselo…….!

—Esto es un malentendido! Yo no fui, fue maro! Cuando entro al cuarto llevaba arrastrando en su pata esto! Pero si lo dejaba ahi tirado, se podria haber ocasionado un mal entendido asi que! No es que quería robarlo! Ahora que iba al baño, iba a provechar para dejarlo encima de la lavadora, por fa, créeme!

Nervioso le cuento todo pero se escucha como excusas, trato de decirle todo lo que se me sale de la cabeza.

Hace unos días, vi en las noticias, que hubo un un intento de acoso infantil en un guardería en el extranjero.

La persona acusada puso de excusa que solo estaba cuidando al gato, pero al fin ¿le habrán creído? Al menos yo no le creería.

Es cierto, esa excusas. Normalmente nadie las cree.

No hay forma ……….que me crea.

Aah, se termino……mi primer amor……ahora se……..

—¿Con que eso pasó? Aya.

……..¿eh?

—Mou Hiromichi kun, me asustaste.

—Haruka, ¿crees mi historia?

—Por supuesto, te creo. Hiromichi kun no es esa clase de persona. Y yo soy la novia de Hiromichi kun. Pero lo que me sorprendería sería que Hiromichi no me creería a mi, si hubiera un malentendido. Eso no más ha pasado por mi cabeza.

Eso dice Haruka y infla sus cachetes.

Esa no es su cara cuando esta molesta de verdad.

Solo esta bromeando.

Es decir que Haruka…….de verdad cree lo que yo dije.

Ella cree de corazón en la persona que soy yo.

Que haya una persona que me mire tan positivamente en este gran mundo.

¿Hay algo más lindo que sentir que esto?

Brota mucho amor desde mi pecho hacia la chica que tengo enfrente de mis ojos.

Brotó tanto que me costaba respirar, y sin darme cuente estiro mi mano hacia Haruka.

—ah…….

La punta de mis dedos tocaban el fino cabello de Haruka.

Haruka con esto se sorprende por un momento.

—………….

Ella cierra sus ojos, recibe la caricia que le doy con la palma de mi mano.

…….Este es.

Ella está dándome una señal, ahora.

De parte de Haruka y de parte también mía.

Ambos hemos notado la señal.

Si ahora bajará mano, y me acercara a abrazarla, sería recibido.

Cuando confirme eso, siguiendo mi corazón me acer—

Ping pong.

……………!!

Cuando escuchamos el timbre de la puerta, los dos juntos saltamos.

……como si nos hubieran lanzado un balde con agua fría, quito nuestra ardiente momento.

Como se fue nuestra calentura y estamos a una distancia muy cerca, por vergüenza, desviamos ambos las mirada al mismo tiempo.

—Ah, jaja. Lo acaba de pasar es igualito a un capítulo del último manga que me han prestado. Wow. Justo en este momento, que coincidencia. ¿No?

—Oh, ooh. Si esas cosas pasan. Suelen pasar….también en la vida real.

—Saldré a ver, si. Ahora vuelvo.

—Que, que te vaya bien.

Haruka sonrojada hasta las orejas sale del cuarto como si se estuviera escapando.

Siento como que acabo de dejar ir un momento crucial y definitivo………

*HARUKA recibiendo la caricia*

Si hubiera tenido un poco más de tiempo, tal vez con esta mano hubiera terminado abrazando a Haruka.

No, puede que tal vez hubieras podido llegar por el ambiente, a un……beso…..

……..al pensar en ello, me empezó a doler muchisimo la barriga.

¿Quién  será el tipo que ha tocado el timbre?

Si es de esos NHK que te ofrecen préstamos, no lo perdonare.

Ojalá que se muera pronto con una patada de caballo  casual.

—Ah, papá. Okaerinasai (bienvenido de vuelta)

¿Su papá?!!

—Tadaima (Ya regrese), Haruka.

—¿Qué pasó? Qué raro que hayas tocado el timbre.

—Me salvaste Haruka. Hoy paso dos cosas. La buena es que salimos temprano, hace mucho que no salí a estas horas. Y la mala es que me olvide la llave de la casa en mi carpeta de trabajo.

Una voz de un hombre fugaz se escuchaba.

No hay duda alguna.

El papá de Haruka ha vuelto a casa…..!

—……¿uhm? Estos zapatos antes no los he visto, ¿estás con compañía?¿algún amigo?

—¿Amigo? Pues no. Es…..ya sabes….el chico del que siempre te hablo….

—AAh, estas con tu boyfriend. Cierto, creo que era Hiromichi kun, ¿no?

—Exacto. Ya que estamos en temporada de exámenes, Hiromichi kun me esta enseñando.

—Ya veo. Creo que los he interrumpido. ¿No?

—Si.

—………Que me lo digas tan directo, pone muy triste a papá. Pero si esta el joven que siempre cuida a mi hija, será mejor que al menos crucemos saludos.

Jiiiiiiiiijiiiii, jiiiiiii?!?!?

Por dentro estaba gritando, con cada sonido de pasos acercándose.

Es que es demasiado repentino! Ni siquiera me he preparado, mentalmente!

Cuando uno conoce al padre de su novia, ¿qué le debe decir, qué es correcto decir?

Para estos momentos, siempre recurro a google sensei pero en esta ocasión no se me ha dado tiempo.

Desde la puerta que se habia dejado media abierta, se muestra un hombre de características gruesas, alto y con edad. Me miraba con una lentes de bordes negros.

—Buenas noches. Tú eres el novio de mi hija, Hiromichi kun. ¿No? Soy el papá de Haruka. Mucho gusto.

—S,Si! Buenas noches! Soy Satou Hiromichi!

De inmediato me levanto, y le devuelvo el saludo.

Estaría mal responderle al papá de mi novia, sentado.

Pero mi cabeza está en blanco.

Dentro de mi casa solo resuena los sonidos de las palpitaciones de mi corazón.

¿Qué, qué  debería de decir? Había una frase que se debía de usar cuando uno conoce al padre de su pareja, era uno importante.

Es un saludo, clásico, uno básico, esencial—

—Haré  feliz a su hija!

….No, ¿creo que me equivoqué?

Cierto es un clásico! Pero solo lo he visto en mangas!

Pero creo que no era una frase para estos momentos?!.!.,?

—Jajajaja. Creo que te has adelantado mucho. Espero escucharlo una vez más  formalmente cuando seas mayor.

—…………!

Con la frase que lance de la nada, el papá de Haruka carcajea.

Ya lo arruine todo. Ahora seguro piensa que soy un bicho raro……

—Aunque visualizar una responsabilidad, es un punto a tu favor.

—¿eh?……

—Uhm, cuando escuche que mi hija ahora tiene novio, cualquier padre como yo estaría preocupado de que tipo de persona le ha tocado, pero si es contigo me tranquiliza. No tienes teñido el pelo, no tienes marcas de piercing. En vez de eso te ves como alguien honesto y serio.

Que inesperado parece que le he agradado al papá.

Ahora que lo pienso cuando Haruka me mencio en la entrada, no se molesto ni nada. De hecho parecia que ha escuchado buenas cosas de mi.

Los dos como padre e hija. Puede ser que tengan  gustos parecidos.

—No, enserio me has alegrado el día. Estaba algo preocupado de que sea uno de esos chicos que se pinta de rubio o rojo el pelo. A esa edad abundan los chicos con piercing, teñidos y esas modas, ya no hay chicos decentes.

—……….

—¿Qué te parece esta idea, Hiromichi kun? Como he salido temprano hoy, pensaba llevar a mi hija a comer en la calle, pero ahora que te encontre. ¿Y si vamos juntos? Ya va siendo hora, ¿no crees?

Ahora que lo menciona, miro el reloj, y ya ha girado dando las 6 y media de la tarde.

En un parpadeo el tiempo se ha ido volando.

Solo que,

—Usted es muy generoso pero en casa me están esperando……

Yo me negué.

Yo no informe a Shigure de que comería con Haruka la cena.

A estas horas, Shigure seguro ya debe de estar empezando a cocinar.

Más que como culpa, hacer que Shigure cocine para los dos, pero que llegue y le diga que no comeré porque ya comí aqui. Suena muy cruel.

Además……parece un buen sujeto pero no creo que podria saborear la comida en una mesa con el papá de mi novia.

—Así que disculpe pero regresare a casa.

—Oh, ya veo. Entonces no se puede hacer nada. Es importante comer en familia. Muy importante. Entonces quedamos en otra ocasión  para comer juntos. Haruka, por favor acompaña a Hiromichi kun.

—Sii.

Entonces Haruka me acompañó hacia fuera.

Se despidió de mi sacudiendo su mano, yo tambien levante la mano, y cuando deje de verla relaje los hombros.

…..Sinceramente, eso fue muy agotador.

La primera vez que visito la casa de mi novia, de ver sus bragas y de conocer a su padre.

En este día han pasado muchas cosas, que cansado estoy.

Pero lo bueno es que le haya agradado al papá mi persona.

Que bueno que sea parecido a Haruka en lo amable.

Pero también  vendría  a ser el papá de Shigure, me aterra pensar que tenga un parecido a Shigure. Ojalá que no tengan nada de parecido.

Aunque……parecía una muy buena persona…

¨A esa edad abundan los chicos con piercing, teñidos y esas modas, ya no hay chicos decentes.¨ Esas palabras precisas, esa muestra de desagrado me dejó marcado fuertemente.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!