La mañana siguiente. Yo estaba arrodillado con la cabeza en el suelo.

Tita y Kururu me miraban semidesnudas.

-¡Pensé que moriría!

-Sin importar que ¡Fuiste demasiado profundo!

Después de comerme a las dos como se debe, me las comí del otro significado… Más intensamente que nunca.

Después de todo, la barra de indicador de mi libido llego hasta los cielos. Ya que, disfrute de los mejores postres, lamiendo en todos los lugares mientras aguantaba mi libido.

Y encima de eso, antes de terminar de comer, ellas dijeron que ellas también querían comer dulces, y me mostraron. El dulce juego Yuri de dos hermosas mujeres lamiéndose mutuamente.

Y entonces, pusieron crema en mi señor Orco, y en mis pezones, y luego de eso…*Gohon* *Gohon*.

So: Ehhh…creo que ya saben que pasó luego de lo que está escrito. Por cierto, el *Gohon* es una onomatopeya japonesa que representa toser disimuladamente.

En otras palabras, mi conciencia voló.

Normalmente, voy mirando como ellas se van desarrollando y voy “Guardando”. Pero, está vez, perdí el control por completo.

-Lo siento mucho. Estoy arrepentido. Pero, Tita y Kururu son las malas..?… Yo…esto… lo siento mucho.

En este momento, la broma de orcos fue como aceite a las llamas.

Bueno, en primer lugar, ellas de seguro no entenderían de qué se trataba.

-Fuu. Desde ahora en adelante ten cuidado…Esto… quiero esforzarme por Ork, además, quiero aceptar todos tus deseos. Pero… Normalmente, parecía que iba a morir.

-…Con eso, odio demasiado eso de ahorcarme y así.

En momentos como este, pienso que soy un orco.

La resistencia, la cantidad, la habilidad de recuperación, todo está alejado de los humanos.

-Está bien. tendre cuidado de ahora en adelante. Por eso, esto… Déjenme amarlas de nuevo. 

-Mm. Está bien. Yo tambien me esforzare un poco, para hacer que Ork no se tenga que aguantar.

-Pero, ese tipo de cosas ¿Cómo deberíamos entrenar para eso?

-Ah, en cuanto a eso. Si crece la cantidad de personas, la carga de una persona va a ser…

-…Es que no me gusta eso, y solo hice eso porque te gusta.

-Es solo dándote prioridad. Pero, que Ork-san tenga que aguantarse siempre me da pena.

Me duele la bondad de las dos.

Pero, no se puede hacer nada. Esto no se puede evitar.

Es algo casi imposible que entre una o dos personas acepten el libido de un Orco.

No. Con que hay excepciones.

-Mi madre sola, recibió el libido de mi padre. Sus técnicas son increíbles al parecer, y su resistencia…

La resistencia de un héroe, que no es estándar. Y controlar la energía. Y por encima de todo, según mi padre, es increíble.

Bueno, cuando mi padre me conto eso, me sentí asqueado. Yo no quería saber algo como la información de la noche de mis padres.

-En otras palabras, si tu madre nos aceptara como discípulas, seremos capaces de satisfacer a Ork-san solas. ¿Verdad?

-Eso suena bien. Si le escribimos una carta a la madre de Ork, quizás ella vendría.  Al contrario, somos sus esposas. Así que, deberíamos ir a saludar.

-Ah, eso es verdad. No podemos ser irrespetuosas con eso.

-Por favor paren. Se los pido.

Me arrodillo con la cabeza en el suelo de nuevo.

-¿¡Tanto así no quieres!?

-¡Claro que no quiero!

¿Qué es tan triste como que tengo que hacer que mi madre entrene las habilidades de mis esposas?

Es de esa madre que estamos hablando. De seguro les hará hablar a esas dos de todo. Como mis hábitos, o mis debilidades. No aguantaría la vergüenza si mis padres supieran eso.

Mi madre sonriendo y diciendo “Oh, Ork-chan. Con que te gustan ese tipo de cosas” o algo así. Si me hicieran eso, me colgaría.

-Si estas tan disgustado por eso, no dire que lo hagamos por obligación. Pero, algún día llévanos a saludarla.

-Si. Cuando sea la ocasión.

Con “ocasión”, me refiero a que cuando complete mi harem, iré con todas.

No tengo intención de volver a ese lugar hasta que cumpla mi sueño.

-En fin. Con esto terminemos la conversación. Tomemos una ducha juntos. Nuestros cuerpos ya están pegajosos.

-Yo tambien estaba preocupada por eso. Los zorros somos sensibles al olor.

-Está bien. Vayamos.

-Te lo digo antes, pero, que sepas que no vamos a hacer nada indecente. Todavía siento un cosquilleo.

-Me siento cansada.

-…No, como es de esperar, no es que vaya a tirarme encima de ustedes después de hacer algo tan cruel.

-Es verdad. A pesar de todo, eres amable.

-Mientras no te pierdas a ti mismo, confiare en ti.

Me alegro. Al parecer confiaron en mí en esa parte.

Vamos a ducharnos los tres felizmente.

¡Esfuérzate, razón mía! ¡Mi señor orco hace rato que está recuperado!

El que mujeres hermosas se duchen, desde el punto de vista de los orcos, los puntos eróticos son altos, y me hace querer tirarme encima de ellas. Pero, mostrare que puedo controlarme por el amor que les tengo.

X

Despues de ducharnos, cada uno estaba haciendo lo que quería, Pero, apareció una visita, y estamos en la sala de estar.

A pesar de que visita de la otra parte fue un poco repentina, no podía pedir que se devuelvan.

Hay un anciano vestido con ropa de mayordomo, y dos caballeros con una fina armadura ligera.

Sin importar donde se vea, por lo que tienen en su cuerpo, se nota que son nobles.

El anciano toma asiento. Los soldados se colocan detrás de él.

Por delante de la habilidad de los caballeros de primera clase, se puede poner “súper”. En esta ciudad, solamente alguien como yo puede vencerlos.

Tita y Kururu están tomando asiento.

Ya que, la otra parte quiere que sea así.

-Son unas hermosas esposas.

-Esto… ¿Usted no se sorprende al vernos?

Tita está sorprendida porque, en esta ciudad, tiene la regla de que el humano es el ser superior. Aun así, no se le puede sentir nada de eso al anciano.

-Sin importar de que raza sea esa persona, las personas hermosas son hermosas. Solo eso.

El anciano dice eso como si fuera normal.

En realidad, las personas que tienen esa perspectiva no son muchas. Eso, en vez de ser algo más personal, cambia dependiendo de la ciudad o del reino.

Por ejemplo, en la tierra santa, donde vivia Kururu, la sacerdotisa de la espada, no hay prejuicios contra las diferentes razas. Ya que, ellos vinieron adorando a la raza de orejas de zorro.

Y, el reino al que pertenece el anciano, es el primero en el continente. El gran reino Forland.

En ese reino, la regla era que el humano era superior, pero, decenas de años antes, al final de la batalla con el rey demonio, eligieron la paz y la convivencia. Y se comenzó a educar que los monstruos y los humanos son iguales.

Decidieron que la ganancia del reino es mayor que estar peleando con los monstruos, además, una razón grande fue que, una princesa de Forland se casó con una raza diferente que puede ser llamado monstruo.

Solo que, todavia hay algunas personas mayores que discriminan. Pero, él no es así.

-Eso es algo que me pone feliz. Desearía que los humanos, todos, fueran como está persona. Esto… Yo me llamo Tita. La esposa de Ork. Un placer.

-Yo también me presento. Soy Kururu. Yo también soy la esposa de Ork-san.

-Pero que educadas son. Yo soy Muran・Dager. Soy el gran ministro en el Reino Forland.

-Eh, esto… Con el gran ministro, se refiere al representante del rey, ese gran ministro…

-Así es. Ese gran ministro.

-¿¡ Por qué ese tipo de persona tan importante visita a Ork!?

Los ojos de Tita están en blanco y negro.

Muran no rompe las buenas sonrisas de la gente.

-¿No les ha dicho su verdadera identidad a sus esposas?

-Les comunique, pero, no me creyeron… Ha pasado mucho tiempo, Muran.

El gran ministro Muran en realidad es en realidad un viejo amigo.

En la prueba del Rey sabio Valeo, el me acompaño a gobernar un pequeño reino en donde estaba pasando un golpe de estado.

Ya que era mi examen, él no se movió. A menos que le diera instrucciones, solo espero.

Sin embargo, cuando pedía un consejo, de su extenso conocimiento en muchos aspectos, me daba una respuesta adecuada. Y cumplía mis órdenes perfectamente.

No habría podido salvar ese reino sin su ayuda. Yo confió en su personalidad y en sus habilidades.

Lo supe después, pero, él también fue un héroe. La mano derecha del Rey sabio Valeo. Uno de los encargados de hacer que Forland, que era un pequeño reino, se volviera un gran reino, junto con el Rey sabio. Para formar la paz con el ejército del rey demonio también fue grande su influencia.

Aun después de que el Rey sabio Valeo se retiró, él está al lado de la familia real, apoyando al país.

-Con que era por eso. Si no le está escondiendo su identidad a sus esposas, eso significa que puedo llamarlo como siempre ¿Verdad?

-Sí, no me importa.

-Principe Ork. Tengo algo que pedirle. ¿No puede volver a Forland?

Principe Ork. Así me llama Muran a mí.

Ya que yo soy hijo de la princesa y héroe, Miley ・Forland.

= ¿¡EEEEEEEHHHHHHH!?

Tita y Kururu suben la voz sorprendidas.

-¿Qué andan sorprendiéndose? A pesar de que les dije antes que yo soy un príncipe del reino Forland.

-No, ¿¡Eso era verdad!?

-¡Pensaba que era una de tus bromas de orco como siempre!

Mm. Las entiendo.

Hasta yo, si me encuentro con alguien y dice “En realidad, ¡Soy un príncipe!” o algo así, no lo creería.

-En fin. Yo soy un príncipe de verdad.

-Me gustaría agregar que, él es más superior a cualquier príncipe, y el rey retirado, y yo también, le pedimos que queríamos que se volviera el próximo rey…Lamentablemente, el principe Ork, no quiere dar el visto bueno. ¿Puedo pedirles a ustedes las esposas, que cooperen para convencerlo? Si el principe Ork vuelve, y se vuelve el rey, entonces ustedes serían las reinas.

-Muran, te lo dije desde antes. Estoy haciendo todo lo que puedo solo por las mujeres que amo. No tengo la intención de cargar encima la responsabilidad de Millones de personas. Además, sabes que aunque tenga el carácter para ser un rey, no tengo las cualidades. Encima de eso, Forland que se ha convertido en un gran reino, es la paz en sí. Aunque no sea yo, pueden hacerlo bastante bien.

No niego que yo soy superior en la lista para volverme rey.

Los maestros me entrenaron para que sea así, y estoy orgulloso de responder a eso.

Lo mejor es que una persona excelente gobierne Forland. Ya que, conduce a la felicidad a la gente.

Pero aun así, si es Forland en paz, a menos que no hagan algo raro, mientras repitan el círculo de rutina, entonces, podrán mantener la paz.

Despues de todo, si es una situación en la que miles de ciudadanos viven o mueren, hasta yo ayudaría. El verlos morir, afectaría en mi sueño y al despertar. 

Pero, no tengo la intención de salir y mostrarme en una situación en la que no necesitan mi fuerza.

-Bueno, es verdad. Una persona normal puede gobernar el Forland de ahora. Pero, ¿y si reinara un gobernante tonto?

-Para que no pase eso, estás tú. ¿No? Es el consejo de sabios los que eligen el rey. No se pueden volver reyes a menos que tengan más votos de la mitad. Si es el Rey sabio Valeo y tú, Muran, pueden suprimir más de la mitad. Es imposible que gobierne un incompetente.

-Si, así debería ser. Pero, por alguna razón, los sabios que teníamos bajo control en el consejo de sabios, nos traicionaron. Y, el Rey sabio Valeo, fue encerrado en una pequeña isla lejana, y a mí, me dieron un descanso y me sacaron. Y excluyéndote, todos los príncipes menos ese gobernante tonto, han abandonado el derecho a suceder el trono… Ahora, el único que puede salvar a Forland, eres solo tú.

Respiro.

Si esa es la verdad, entonces es algo ridículamente grande.

No preguntare algo como si eso es verdad.

Muran de seguro no diría este tipo de bromas aburridas.

-Con que un gobernante tonto. ¿Quién es ese?

-El primer príncipe, Farta・Fonland. El piensa en serio en cosas como conquistar el mundo. Como primer paso, quiere romper la paz que se había plasmado con su padre, príncipe Ork. Dice que los monstruos son recursos. El vende las bellas razas como prostitutas. Y si son razas con excelentes habilidades físicas, son usados para el trabajo forzado, o se les lava el cerebro y son usados como soldados.

Hay reinos donde los monstruos y semi humanos son usados como recursos.

Por ejemplo, las elfas son hermosos y no envejecen. Se dice que el hombre que tome su virginidad tendrá suerte y felicidad. Se venden a un precio extremadamente alto.

Es algo obvio que aparecerá alguien que quiera explotar el encanto y la fuerza que los humanos no tienen. Ademas, los monstruos y semi humanos se reúnen entre sus mismas razas y lo normal es vivir en pequeñas aldeas. Pero, sin importar cuan fuertes sean, no pueden resistir un gran ejercito de humanos.

De esa forma, los monstruos y semi humanos han sido usados como comida por los humanos. Para prevenir eso, mi padre se nombró a sí mismo como el Rey demonio, unió a varias razas minoritarias, y copiando al ejército humano, formaron el ejército del rey demonio. Lucharon por la libertad de todos los monstruos, y al final, ganaron la paz con los humanos.

-…No creo que este en sus cabales. Si hace eso, mi padre… tendrá al rey demonio más fuerte como enemigo. Y a mi madre también, que deseo la convivencia entre humanos y monstruos. Y, ese Gran sabio, Merlín・Enlight, también se pondrá del lado de mi padre. Esa persona valora la rectitud, y la mayoría de sus hijas no son humanas. Emocionalmente también, se pondrá del lado de mi padre.

No solo el rey demonio, sino que, la mayor fuerza que peleo en contra del rey demonio, la héroe del relámpago azul, y el gran sabio le quitaran sus colmillos. Por eso, no tienen forma de ganar. 

-Y si quieren aprovecharse unilateralmente de los monstruos, yo también soy enemigo de Forland. También, los que comenzaron el ejercito del rey demonio, los cuatro gobernante celestiales del rey demonio, se unirán de nuevo. El reino Forland, como reino humano es el más fuerte. Pero, después de todo, solo son los más fuertes como un reino de humanos. ¿Son tan idiota como para no entender eso?

Si tienen a esas personas anormales como enemigos, no importa la escala, o los soldados del país.

Solamente de las personas que conozco, hay 6 personas que con solo un caballo, y sin gastar media hora, pueden destruir una ciudad.

Solo lo veo lo que él está haciendo como un suicidio.

-Al parecer tiene alguna medida para eso. Puede ser que, el control sobre el consejo de los sabios venga de eso. Sin importar que tan fuerte, si tiene un poder del tipo de lavado de cerebro…

Es verdad que si le lavan el cerebro, no importa que tan fuerte sea el oponente.

Pero…

-Eso no es algo realista.

Las personas de primera clase, tienen descofianza de la magia espiritual y las habilidades especiales. Tienen barreras para proteger el alma que se despliegan constantemente y tienen preparados contramedidas. Ademas, yo tambien puedo usar algunas magias para controlar el espíritu, pero, esa es una técnica que invade el alma en la zona que no quieres que se contamine por instinto.

Por lo tanto, la reacción de defensa del objetivo será fuerte, e incluso si golpea inesperadamente, recibirá una fuerte repulsión. Encima de que hay una diferencia de poderes, si no se gasta un gran tiempo, no funcionara.

Y eso, ¿A un anormal como mi padre? Pero que broma es esta.

Además, eso de que encarcelaron al Rey sabio me da mala espina. Aunque digamos que él se retiró hace mucho, la influencia del Rey sabio Valeo, es extrema. Si ellos pueden hacer algo como el lavado de cerebro, lo mejor sería ponerlo de tu lado, no encarcelarlo.

-Así es, las probabilidades son bajas. Pero, debemos tener esa posibilidad en nuestra cabeza. 

-¿Contactaron a mi madre y a mi padre? Son más confiables que yo.

-Intentamos hacer eso, Pero…La casa del príncipe Ork, es solo una cascara vacía.

-Puede ser que, ellos están en sus manos desde antes…

-No, había una carta que dejaron. “Nuestro hijo que nos ha dado muchos problemas, ha dejado el nido, así que, alrededor de un año, nosotros dos, viajaremos amorosamente. Esperen un souvenir. P.D. Para Ork. Un hermano o una hermana ¿Cuál de los dos quieres?” así decía la carta. 

-¡Esa pareja amorosa durante todo el año!

Bueno, sin importar de qué forma, me alegro de que estén bien.

Las acciones de esos dos son demasiadas extensas. Es dudoso que estén en el continente. Es casi imposible el encontrarlos.

Me rendiré en pedirles ayuda a mis padres.

-¿Puede prestarnos su fuerza?

-Si esa es la situación…Pero…

Parece ser muy problemático.

No, dentro de mí, lo entiendo. Si sigue así, traerá infelicidad a millones de ciudadanos, y si no va mejora, puede destruir la convivencia entre humanos y monstruos que mi padre construyo.

Un futuro así es inaceptable.

Pero, no me dan ganas de hacerlo.

Solo es problemático, pero no hay nada que yo pueda ganar. Y aunque el problema se resuelva, se ve como que me volverán el rey.

Y será difícil encontrar mi harem.

-El príncipe Ork dijo que quería hacer un harem.

-Sí, así es.

-Hay alguien. En nuestro país, una hermosura extrema. Y también, es extremadamente rara.

-Forland es un reino lleno de humanos, ¿No? Los humanos no son interesantes, y envejecen rápidamente.

Quizas es porque me volvi un orco. Pero pienso que estaría bien que mis miembros del harem sean o monstruos o semi humanos.

-No se preocupe. El nombre de esa hermosa chica es Ruline・Forland. Es una humana, pero, tiene el título de princesa, y es una belleza que es llamada como el tesoro de Forland. Su encanto no es inferior para enfrentar al encanto de esas dos chicas.

-Eh ¿Se puede comer eso?

Ruline・Forland.

Es mi prima, y una princesa famosa por ser una belleza.

La había visto, pero, pensé que después de todo, una princesa era imposible y me rendí.

-Si, por supuesto. Ya que es una situación de emergencia. Hay algo que quiero que vea.

Muran saca de la parte de su pecho algo que se ve como una cuenca purpura.

Eso es si recuerdo, una herramienta mágica que cree hace mucho tiempo. Es el repuesto del que cree al momento de salvar el pequeño reino.

Su habilidad es ser un proyector.

Se proyectó una imagen tridimensional, y allí, había una chica llena de elegancia.

Tenía el pelo castaño como mi madre, y tiene un vestido fino en su cuerpo.

-Es mi primera vez viéndolo. Yo soy la segunda princesa del Reino Forland, Rurine・Forland. Ahora, Forland está en peligro de desaparecer… ¡Si sigue así! Por favor, por favor, salvanos, ¡Ork-nii-sama!

So: Lo deje como “Ork-nii-sama” para que se vea un poco mejor.

Nii-sama. Nii-sama. Nii-sama. Ah, que dulce y hermoso sonido.

Ya que es mi prima, no es raro que ella me llame así.

Ah, lo recordé. En mi vida pasada, en los juegos eróticos, a la primera que conquistaba era el personaje de la hermana.

-Si nos salva, yo, Ruline, le haré lo que sea que usted quiera. Para mí, Ruline, es la primera vez, pero, quiero hacerle muchos servicios voluntariamente a Ork-nii-sama.

En conjunto a la vergüenza, saca un encanto fascinante que no coincide con su apariencia.

*Gokuri*

-Bueno, ¡Vamos al Reino Forland!

Hermosa, princesa, y mi hermana pequeña. Pero que hermosos atributos.

Tanto princesa como mi hermana pequeña ¡Quiero hacerlo con ella!

Es adecuada para ser una miembro de mi harem.

-Oye, Ork. Cuando fue conmigo, dijiste muchísimas veces que no te gustaba tomar como razón el que me hayas salvado, ¿No?

-Cuando fue conmigo también fue así. Que si nos uníamos por el favor, no sería feliz. Que si nuestros sentimientos no son los mismos, entonces está mal. Siento que también dijiste que los que usan un favor como escudo para hacer eso, son basura.

-¡Ugh!

Esa es mi creencia.

Si es con mi poder, salvar a la chica hermosa de un apuro, o darle lo que ella quiere, y a cambio de, tomar su cuerpo y corazón. Ese tipo de cosas es posible.

Pero, eso es algo hueco. El sentimiento de agradecimiento no durara para siempre. Llegará el momento que solo estaría conmigo por responsabilidad. Se volverá ese tipo de relación asfixiante.

Por eso, no puedo hacer el amor de esa forma. No necesito un harem que no me ame.

-Esos sentimientos no van a cambiar. Yo la salvaré. Pero, mientras ella no me ame, no le hare nada. Solo, trabajare con ella para salvar el país, y si nos gustamos mutuamente, en ese momento ¡Quiero hacer el amor con ella mientras me llama Onii-chan!

Las primas. No es un crimen el tener algo con ella. Pero, están conectados a través de la sangre. Ellas toman las mejores partes de las hermanastras y de las hermanas verdaderas.

Yo la llamo hermana genérica.

Fufufu, indecencias entre hermanos ¡Eso me enciende!

-Uwa, estoy tan sorprendida que me hace querer alejarme.

-Pero, nosotras, al final, terminamos en está relación con una persona que piensa este tipo de cosas. Puede ser que el harem crezca…

Todo dependerá de mí y de Ruline.

Se ve de mi gusto, pero al verla y hablar con ella, quizás no me enamoraría de ella.

Sin importar que tanto me esfuerce, quizás no voy a hacer que Ruline se enamore de mí.

Pero, no puedo no moverme solo por tener miedo a eso.

Entonces, vamos al reino Forland. Al mismo tiempo que aumento mi harem, salvemos un país.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!