Me regreso al lugar de mercado luego de quedarme satisfecho por pescar uno gordo.

Tita esta viendo los alrededores dando vueltas.

—Que extraño. ¿Por qué si todos tienen su propio carruaje alquilan tienda?

Exactamente como dice Tita en la zona de mercado están instaladas mas tiendas alquiladas que propias.

—Hay dos casos. Los tipos que creyeron que les saldría más baratos los asientos de tercera clase. Se chocan contra la realidad que es muy incomodo y dolorosa al cuerpo. Así que alquilan una tienda para poder estirar sus cuerpos almenos en la noche. Si van a ser eso más baratos les hubiera salido en comprar los asientos de clase segunda pero como son principiantes de los errores aprenden.

Igual en esta estación es muy sufrido ir apretados en un carruaje.

—Jee, ¿de verdad? Y la otra.

—Solo viendo te darás cuenta. Si se escucha los gemidos de a gente dentro de las tiendas.

—…..uh, bueno si, ya entendí. Estar todos juntos en un carruaje es difícil.

Ya que el viaje es largo, para desestresarse hay muchas parejas que hacen esto.

—¿Por qué  serán que no se esperan a tener una habitación más personal? Puede que este carruaje sea de buen material, pero igual se escucha desde fuera. Suena la voz.

—Pensé que Ork no le importarían esas cosas.

—El único que puede escuchar esas voces de Tita soy yo.

—…..todavia que tienes intención de tener otras mujeres, vienes a monopolizar.

—¿No te gusta?

—No es eso. ¡Me siento feliz de que me quieras para ti solo! Bueno regresemos.

Volvimos los dos al cuarto.

—¿Al final vas a ser negocios con el señor de antes?habia muchos papeles con letras muy difíciles.

—Muy pronto lo sabras. Igual los negocios tienen su propios palabras a una cierta escala.

La técnica para descubrir al mundo.

No he logrado todo en los negocios por mis conocimientos de mi vida pasada sino que el dios de los comerciantes Randoru me entreno, y con esos conocimientos, puede mejorar de poco a poco, para innovar en el mercado.

—Ya veo. Entonces me esforzare para que muy pronto pueda ayudarte.

Tita es estudiosa.

En la aldea de los elfos no existen una moneda como tal, hay pocos elfos que saben lo que significa el dinero.

Pero aun asi solo escuchándome, ella poco a poco esta pudiendo entender. 

Inesperadamente, puede ser que se convierta en un comerciante de elite.

Ella tiene la arma más importante…..que necesita todo comerciante, su apariencia. Es triste pero los humanos nos dejamos llevar por el exterior. Y no nos centramos en el interior.

Es decir que tendemos a creer a gente bonita. Es por eso que si va a ser un comerciante de elite necesita pulir su sentidos, mostrar ser limpia, ademas de vestir bien.

X

Ha pasado una semana desde que salimos de la ciudad.

Hoy tambien el carruaje tiembla.

—Uuuu, ya me canse de comer este pan.

Tita miraba mal al pan con mermelada.

Hoy parece que el apetito no le va bien.

—te entiendo. En la noche hay diversidad pero en la mañana del siguiente día tienes que sobrevivir con lo que tienes a la mano.

En la zona de mercado, cada noche podemos probar nuevas comidas de cada puesto, pero en el almuerzo es diferente.

—Los puestos también deberían ser abiertos en la tarde.

—Si hicieran eso, tomaría mucho más días.

Detener la caravana, y abrir las tiendas, todo eso toma tiempo.

—…No hay de otra. Solo por esta vez.

Corto a la mitad el pan como si se tratara de una hamburguesa.

Allí pongo un queso, con un huevo, y llamo al espíritu de fuego.

Empieza sonar que se esta cocinando, el queso se derrite, y con la yema del huevo se vuelve uno.

Cuando siento que esta bien frito la yema al punto, apago el fuego, le hecho sal y completado.

—Mira, tostada de queso recién frito. Castillo celestial.

—Uwa, se ve delicioso. ¿Puedo comerlo?

—Para eso lo cocine.

—Esta delicioso. El queso combinado con la yema es lo mejor.

El queso se estira, entre la tostada y labios de Tita se formo un puente.

Se vio demasiado apetitoso.

No use un queso fino original pero igual salio bien.

—Pero, ¿por qué se le llama castillo celestial?

—Ah, porque esa es la sensación.

Es mentira.

Yo cuando vi esa receta y nombre siempre quise cocinarlo.

Para ello, es que metí dentro de mi maleta, el cuchillo y materiales para cocinarlo.

Yo soy un orco muy preparado para todo asi que puse los ingredientes suficientes para dos.

Ahora cocinaré el mio.

Uhm, delicioso.

¿Por qué  será que esto es tan rico?

¿Próximamente un pai sería bueno cocinarlo? Ah pero un spaghetti no suena mal.

Unos fideos alacena, macarrones, con imaginarlo, babeo.

—Otra vez, ¿pensando cosas raras?

Me estaba mirando fijamente. ¿Se dio cuenta? Yo soy el tipo de orco que expresa sus emociones.

—Nada extraño. Solo estaba pensando que platillo prepararle a Tita.

—Inesperadamente, eres atento. Me siento feliz que pienses en mi. Perdón por decir eso. Lo esperare con ansias.

—Si, espéralo con ganas. Aún queda muchos platos para probar.

—No preguntare, seguro no me responderás.

—Tranquila todo a su tiempo.

Cuando tenga todos los ingredientes suficientes para hacer realidad ese sueño loco, haré que todo el mundo conozca mis platillos.

Haré público que yo fui quien creó ese producto legendario de hace años. No para aumentar mi ego, sino para que la gente conozca esta hermosa historia.

Luego cuando les cuente mis historias a mis queridas mujeres nos entretendremos mucho.

Puede ser que a veces por intentar conversar cosas divertidas se vuelve una pelea pero al menos será divertido jugar con ellas.

Esta es otra razón por la cual eligi a Zakarik para ser mi compañero de negocios.

Es imposible en este continente crear una novela y que se expanda, creerá un película.

Es por eso que estuve pensando si manga o libro de imágenes, la gente de este mundo les cuenta entender la forma de escribir de los mangas asi que crearon los libros con imágenes.

Crear un libro de imágenes tambien tiene sus dificultades como llevarlo por bote a otros paises.

Sin embargo, si lo logramos tendré un colchón de dinero que me respaldara, repartir en la ciudad gratis, hacer que la gente lea, le guste y poco a poco ir evolucionando en el interior de las ciudades.

—Si a ti te parece entretenido. Entonces seguro que yo tambien la pasare bien.

—Así sera. Lo prometo.

Definitivamente le gustará a Tita.

Terminamos de comer, y mientras guardábamos nuestras cosas, la velocidad del carruaje se empezó detener.

Saca la cara de la ventana.

—Al final llegamos. La zona sagrada donde se encuentra la espada del oráculo. La ciudad donde esta el pilar de los Shintetsu. ¨Surabaru.¨

El centro de la ciudad hay una montaña, como si estaban redondeando la montaña, era espaciosa la ciudad.

*Tita mira el paisaje*

Esa montaña no es una montaña normal, se puede encontrar orichalcum, lo mejor del mundo.

y la raza Shinsetsu es la única raza que puede trabajar con orichalcum.

…..Exceptuando al gran sabio Marin Enraito.

En respecto a la raza Shinsetsu que es la única que puede trabajar con orichalcum no es por un tema de habilidad sino de sangre. Eso es lo que me dijo mi maestro.

Tengo mucho interés en ello.

—Esta muy bonita la ciudad. Las casas estan hechas de piedras blancas todas.

—Esa montaña es donde se extrae esa especial piedra de color blanco. La elasticidad es alta, como material para casa, lo mejor de lo mejor. Ante todo es lo más bello para la vista. Ya ha tenido significado venir hasta aquí para ver esto.

—Uhm, es muy bello. Algún día quisiera vivir en esas casas.

—Ya veo. Entonces compremos algunas. Juntamos muchas piedras. Y la construimos desde cero.

—Eso no suena como una broma. ¿Vas en serio?

—Pues por supuesto. Si puedo conseguir algo bueno y Tita le gusta. Entonces soy feliz.

Igual por cualquier camino, por ahora estoy con la renta de mi mansion pero cuando acabe el contrato. Tengo como intención construir una mansion propia.

Conseguir la piedra blanca, y construir una casa, una buena idea.

—Ork de verdad que lo puedes todo. 

—Para ello me entrenaron……..ya que no tenemos el dinero para comprar las piedras blancas para poder construir casa entonces será en el futuro. Bueno bajémonos del carruaje. Si caminamos desde aquí  será  más  rápido.

En la entrada hay una fila larga de carruajes.

No tengo las ganas de formar allí.

—Uhm, vamos. Por fin la espada del oráculo. Si se trata de ti seguro que podrás sacarla.

—Ya veremos. Al menos hay que intentarlo.

El problema no esta en sacar la espada, sino en que pasara después de ello.

Hagamos lo que se pueda cuando llegue el momento.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!