Han pasado algunos días desde que conseguí una hermana menor igualita a mi novia.

Shigure con su excelente nivel de comunicación en muy poco tiempo se adaptó a la clase avanzada. 

Con solo verla desde lejos, se comprende. Shigure es muy buena tratando con gente.

Sin importar cuál hora de descanso sea o en qué grupo esté nunca se la ve sin amigos.

Por otro lado, se está moviendo sin ser el centro de atención, tomando una posición neutral definida, una en la que la expresión de sus gustos no es extrema, para no ser tomado como una antipática recién llegada. 

Es exacto como dijo Tomoe.

Su habilidad es analizar correctamente la situación, para poder controlar a la gente a su alrededor.

Ese debe de ser el secreto del éxito de Shigure en su vida.

Muy competente.

Por otro lado, nuestra relación de hermanos también ha dado un progreso satisfactorio.

Sobre lo de la existencia de una hermana menor, quien veo enfrente de mi cada mañana y que es la doble de mi novia, al principio era como ¨¿cómo  podré hacerle frente a esto?¨ Pero después de un tiempo, gracias a Shigure poco a poco nació en mí la aceptación de este evento del destino. 

Ahora cuando hablamos ya ha desaparecido mis nervios y timidez.

Esto es un logro grande porque antes de salir con Haruka, yo no podía entablar una conversación decente con una chica.

Esto me hizo conocer que es verdad que cuando el ser humanos está arrinconado, aprende lo necesario para sobrevivir.

Es lo que quisiera decir………….pero no puedo acostumbrarme aún a los coqueteos que me lanza.

Para empeorar esta el hecho de que es la doble de mi novia, se parecen en cara y cuerpo.

Aún sabiendo que está mal, por momentos veo la figura de Haruka en Shigure.

Es por eso que yo le digo a Shigure, ¨Basta de una vez¨ pero me responde ¨¿no qué podía hacer lo que quisiera?¨. No me escucha. Hace lo que ella se le venga en gana, todo porque le dije que iba ser tolerante.

Cada vez que puedo maldigo mi imprudencia de ese momento.

Puede que maldiga pero al ver la cara de estar pasándola bien de Shigure, se me pasa, creo que soy un hermano mayor muy benévolo.

De verdad.

Y entonces al fin llegó el primer fin de semana con Shigure.

Ese día, Shigure y yo fuimos en la tarde a una tienda de electrodomésticos y compramos uno que es la combinación de un microondas y horno (en casa solo había un microondas corriente). Shigure decía que lo quería con todas sus fuerzas asi que no pude negarme.

Luego de llenar el formulario de envío por correo a casa, a ese mismo paso nos fuimos a comprar ingredientes en gran cantidad para la comida en el supermercado. Volvimos a casa cuando ya estaba anocheciendo.

—Esta pesadooo. oniisan. ¿Acaso usted es un demonio como para hacer que su débil hermana menor cargue estas bolsas de gran tamaño? Ayúdeme por favor con un poquito al menos.

—Yo ya estoy cargando el agua, pescado, carnes, hasta el arroz, no molestes y al menos carga las verduras.

—Al menos la calabaza.

—¿Por lo menos podrías dejar de seguir enviándome todo lo pesado a mí? Además  tú fuiste la que dijo hagamos las compras, por la culpa de tus 4 botellas de Coca Cola se me va a dislocar un brazo.

—Hin-Hin.

Mientras ignoro una mal actuada débil voz de un lloriqueo, voy subiendo las escaleras de fierro del apartamento.

La parte de la placa de hierro que se oxido por la lluvia y abrió un agujero, hoy cruje más de lo normal.

Ojalá que no se vaya a caer…….

Dejando de lado el susto, los dos llegamos sanos a casa.

—Tadaima.

—Tadaima. Awww, estoy hecha polvo.

Ahora que lo pienso, de un momento a otro, me acostumbre a decir Tadaima cuando regreso a casa.

Sin importar de que nadie esté en casa como ahora.

Qué raro, cuando vivía solo nunca ocurrió algo así.

Mientras trato de encontrarle un significado a este sentimiento de cambio, dejó botada en el suelo a Shigure, quién se había tirado en medio de la entrada, en bien entro a casa dejó a un lado de la cocina todas las bolsas que cargaba.

—Bueno va siendo hora, primero la comida cruda al refri.

—Iya iya iya, oniisan espere por favor un segundo, alto ahí, ¿qué está tramando?

En un parpadeo, Shigure, quien estaba hace unos momentos recostada en medio de la entrada, se levanta saltando, desesperada se acerca corriendo.

—¿A qué te refieres? Solo trato de poner las compras dentro de la refrigeradora.

—Lo primordial al regresar a casa es lavarse las manos! Por favor esto es algo fundamental hasta un niño de 5 años conoce esta regla!

—Aah, ¿qué pasa? ¿Era eso? Shigure, que delicada eres.

—………¿ja?

Eh, ¿qué sucede con esa voz baja?, qué miedo.

¿También puedes dar esos tipos de voces?

—Entonces lo voy a interrogar, ¿si? ¿Hoy ninguna sola vez se ha tocado su cosa entre las piernas?

—Chin, Oe, ¿otra vez estamos con estas?

—Oniisan. Ahora yo estoy siendo muy seria, por favor conteste.

—No lo he to-tocado.

Una cara seria con un tono serio.

Fui dominado por ella en su juego mental y termine respondiendo.

—¿De verdad? ¿Inconscientemente tampoco? Aún estamos a finales de mayo pero hoy fue un día muy caluroso. Y justo este día oniisan ha vestido unos jeans. ¿Hubo mucho bochorno, hoy si o no? Y seguro tal vez le había sudado, se sentía pegajoso, y entonces sin querer mientras yo no lo tenia en mi línea de visión—¿ni una sola vez, lo jura?

—Uh, este yo.

No lo sé.

Al menos en lo que yo recuerdo no lo hice no hay duda, pero ¿puede ser que lo ha hecho sin darme cuenta?

Porque tocarse o arreglarse su cosa cuando les molesta, es como respirar para los hombres. 

—Si igual fuera una vez, con esa mano que lo hizo esta aqui en la cocina, va a meter la comida cruda en la refrigeradora, eso lo convertiría en un bioterrorista hecho y derecho. Voy a tener que tomar la respectiva seguridad contra su terrorismo, oniisan. Para ello un martillo de hierro será necesario.

Sabiendo esto de antemano, le vuelvo a preguntar una vez más. Júralo por Dios que está en el cielo, por su abuelito también y por sus globos oculares, ¿de verdad ni una sola vez se ha tocado hoy su cosa?

—Ok! Basta! Solo debo de lavarme y problema resuelto, ¿no?!

Qué intenciones tenía con mis globos oculares.

Escapando de lo abrumadora que es Shigure, me paro enfrente del lavadero, abro el caño y me remojo las manos.

—Desde el principio debió de ser honesto. No se olvide entre los dedos también.

—¿Tú acaso eres mi madre?

—¿Sintió la ternura de la maternidad?

—Pues sí pero más cerca está de ser mi abuela.

—Hey.

Mientras me masajeo las manos con jabón para manos, me empujan el trasero.

—Por favor arrímese. El espacio es chico.

—Jei jei.

A esta casa le falta un vestidor que incluya un lavadero, no tiene muchos bienes de lujo.

El lavadero tampoco es que sea tan grande.

Yo me hago un lado, y Shigure ocupa el espacio vacío.

Ella se remoja las manos con agua primero, y presiona la botella con Jabón para manos….

Cuando de repente Shigure dice ¨¿Hmm?¨ y inclina el cuello a un lado.

Luego de innumerables veces seguir  presionando la botella para que salga jabón.

Solo cae en sus manos una cantidad mínima de jabón.

—¿Ya no hay?

—Así es. Parece que se agotó. ¿Había una botella más de repuesto?

—Ehm, nop. Que yo sepa ya usamos todos.

—gununu, que falla tan bochornosa he dado. 

—Encima decías que eras la encargada de la seguridad de la cocina.

—Mou. Bueno si no hay que se puede hacer. Oniisan, haber deme un poco del suyo.

—¿Hmm?¿qué te de?¿qué cosa?

Una voz sorprendida salió disparada desde mi garganta.

Pero cualquiera hubiera reaccionado así, ¿verdad?

Es normal que te exaltes cuando una chica toma tu mano de repente, incluso siendo tu hermana menor. A cualquiera le pasaría. 

—¿Qué haces?

—¿Cómo qué hago? Ya que el jabón de manos que tiene oniisan es el último solo me ha quedado lavarme las manos contigo—

—Están sucias……

—Nop, claro que no. Porque ahora ya han sido desinfectadas. Ahre, ¿no será que oniisan se pone tímido por tocar mis manos? Muy mal. Incluso teniendo a una hermosa novia, quien es onee san.

Shigure suaviza sus labios.

Es la cara maliciosa cuando quiere molestarme.

Esa y con una pizca de estar pasando la bien.

Se divierte cuando me avergüenzo.

No me subestimes…….

—Antes ya lo he dicho. Yo no tengo ojos puestos en ti. Haz lo que quieras con tus manos.

—¿Ya veo? Entonces con permiso *corazón*

—………

De repente, empieza a sobar mis manos con sus delicados dedos color blanco hueso.

Tiemblo por la estimulación en los músculos pero estoy bien puedo aguantar.

No se compara a cuando me tome de las manos con Haruka ese día.

—¿Jee? ¿Se le ve muy tranquilo o me parece?

—Ya va siendo hora que pares de subestimarme. Este grado de tocamientos no inmoviliza a un hombre con novia. Nosotros como pareja hace una semana que nos tomamos de la mano!

—Es una historia reciente pero la cuenta con orgullo……ay que pena. Pensé que podría ver a oniisan desesperado y sonrojado.

Uff, creo que gane.

Ya era hora, todas las veces caí en sus bromas.

De vez en cuando no está mal ganar.

—Pero, ahora que me fijo bien oniisan es todo un hombre.

—¿A qué te refieres?

—A la mano, por supuesto. Mire pongámosle así, para que se vea mejor. La de usted es gruesa y grande, muy diferente a la mía. Mire.

—Bueno, eso es natural.—

—Hey

—¿Hya!?

En bien baje la guardia en solo un momento hizo su trabajo velozmente.

Estábamos con las manos juntas comparándolas con shigure cuando de pronto, ella mueve sus dedos y los entrelaza con los míos. 

Los 5 dedos se embarran más con el jabón, por lo cual se sienten más sensibles sus movimientos.

Por la culpa de esta estimulación se me salió un grito extraño.

—Aja. ¿Qué clase de voz es esa oniisan? Que patética voz. Oniisan kawaii. Y un poco……….erótico, ¿no cree?

—…………!

Por mi deplorable reacción, a Shigure se le sube los humos.

Sus pálidos dedos me tienen atrapado como si de una anaconda se tratara.

En ese momento, Nupu. Nyupu. Guchu.

Tronaban el sonido del jabón, en plena tarde a punto de anochecer. En silencio, el cielo se tiñó de rojo. Igual que mi cara.

—Parece que perdió la calma, lo veo por su cara. Fufu, ¿será que acaba de recordar el momento hermoso en el que se tomó de manos con onee san? ¿Y el recordar lo puso sensible? Muy mal, como novio muy mal. Como puede estar pensando en su queridísima novia mientras se toma de manos con su idéntica hermana menor.

—Uh……

Esto ya se salió de control……!

Solo estamos lavándonos las manos, y pareciera que se haya convertido es una escena erotica!

Esta sensación, de verdad que no me deja otra más que recordar esa vez con Haruka. Pero eso está mal!

Pero, si abro la boca y digo ¨Basta¨, siento que se escapara otro gemido raros de esos.

Si se me sale, solo se burlara de mi.

Mierda, ¿cómo hace Shigure para estar tan tranquila?

Si se supone que Haruka está en contacto directo con mi mano. Se supone que debería sentir las mismas estimulaciones.

………..espera, no creo que esté del todo tranquila.

Es imposible que haya diferencia en la sensibilidad de la piel de los seres humanos.

Si te lo hacen entonces tú también puedes devolver. Es la regla general, ¿no?

Ya basta no puedo ser el que recibe todo siempre.

Contraataque.

Nuevamente aprieto la mano.

Haré que conozcas lo deplorable.

Con esa finalidad, le devuelvo el apretón de manos a Shigure.

—Ah.

Ahora! ¿Qué clase de patética cara pondrá?! De verdad que quiero verlo…..!

Dirigí mi vista hacia la expresión de Shigure—

Hizo que mi corazón, saltara.

—…………….., mou, es suficiente!!

—Oniisan?! Aún falta los costados de las uñas!

—Yo mismo me lavo! Ya pasó mucho tiempo, es suficiente!

*ilustración de Shigure con su cara sonrojada lol*

—AAAAA, la espuma cayó al suelo.

—Luego lo limpio!

Como si estuviera escapando corrí hacia al costado de la cocina, al lado del baño.

No, como si estuviera, no.

Yo escape.

Es que la cara de Shigure cuando tomaba mi mano…..

Se parecía mucho a la cara de felicidad  de Haruka cuando esta conmigo.

……..Los sonidos de mi corazón, ya paren! No escucho mis pensamientos!

Como si me estuviera quemando, mi cuerpo arde.

Cuando vi a esa Shigure, dentro de mí la existencia de Shigure con la de Haruka por un momento casi terminan mezclándose. Se supone que ya las diferenciaba.

Y sentí que si se mezclaban solo una vez, no habría forma de volver atrás. Tuve ese presentimiento.

Eran las pupilas de Haruka cuando me mira con pasión, era la misma mirada cuando pasamos tiempo juntos.

Esa expresión de antes era idéntica, Shigure.

……..No puede ser.

Una ilusión extremista estupida flota dentro de mi cabeza.

Sin embargo, al mismo tiempo, como la espuma estaba cayendo al piso estire mis manos al grifo y en mi línea de visión entró un jabón de manos clásico…….había uno más.

—Oe, ahora que lo pienso ¿por qué no usaste el jabón de aquí del baño?

—Ah, ¿había uno allí? Ni revise. Perdón—

—……..

Shigure se disculpa ligeramente.

Su cara reflejaba la fastidiosa Shigure de siempre.

Esta tipa si sabia que habia uno más.

………otra vez caí en sus bromas, fue peligroso muy peligroso.

Casi termino creyendo esa idea salvaje de virgen.

Debe de haber límites en mi imaginación.

Además es imposible que esta diablilla pueda poner una expresión parecida a la de Haruka.

Porque está más que confirmado que la expresión de Haruka es..

La expresión de un ser humano que ama a otro.

Es más que seguro que ese color rojo solo fue porque el sol cayó, y venía la noche. Solo una ilusión.

Si no hay dudo de ello.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!