Para asistir a mi última clase, me dirijo hacia donde se encuentra el Gran Sabio Marin Enraito.

Siempre hemos entrenado detrás de la montaña más cercana, pero en esta ocasión, la clase se llevará a cabo dos montañas más lejos. En la cercanía de ese lugar no se encuentran ni aldeas ni pequeños grupos de gente.

Posiblemente esto es así en consideración para evitar que haya víctimas en caso de que me salga de control. Esto significa que, con solo rozar el sello, ya es tomar mucho riesgo.

—Parece que ya has hablado con tus padres acerca del sello… … la realidad es que solo tienes dos opciones. Una es aprender a usar el sello, y vivir por siempre con ese poder en tu sangre.

—Eso es lo que se propuso. ¿Cuál es la segunda opción?

—Bloquear por completo el sello, olvidarte de ese poder y seguir tu vida sin tal poder. Actualmente, puedo volver aún más fuerte el sello. Pero, si lo fuera a bloquear aún más, puede que jamás puedas volver a desbloquearlo. También puedo hacer que la sangre con ese poder no sea heredada a tus hijos ni a tus siguientes generaciones. Seguro que esta es la opción más segura para ti y para todos.

No hay tiempo para estar dudando.

—Quiero aprender a desbloquear el sello, y vivir toda mi existencia con ese poder.

—¿Esa decisión proviene de tu deseo de tener más poder?

—No niego que deseo esa fuerza para mí. Pero por encima de eso, no quiero perder todo el esfuerzo recolectado por mis abuelos y mi padre. Porque incluyendo ese poder, me hace ser quien soy actualmente, y no quiero rechazar jamás de donde provengo.

—Buena respuesta. Parece que tienes la determinación. Haremos de esto tu última clase. Te volverás un experto controlando el sello, pero por si acaso te lo vuelvo a decir: este sello no es perfecto, y el hacerlo útil y perfecto es tu trabajo. A partir de ahora, deberás aprender y pensar cuándo y de qué manera usarlo en distintas situaciones, y así podrás dominarlo a tu gusto. Para que puedas lograr mínimo este objetivo, todos nosotros te hemos estado entrenando.

—No le defraudaré, Sensei

He sido salvado en numerosas ocasiones por esta persona.

No puedo imaginar al Gran Sabio Marin Enraito en algún problema el cual no pueda resolver por sí solo, pero si llega ese momento, juro que correré a ayudarlo.

Ahora, empiezo a aprender del Gran Sabio Marin Enraito sobre el contenido del sello que está en mi sangre de orco.

Este tipo de magia tiene en un extremo nivel de dificultad, pero gracias a que esta persona me ha estado enseñando desde el primer paso en el uso de la magia durante estos 4 años, puedo llegar a entenderle términos que, con otro sensei, seguro no le entendería.

… … No, tal vez esté mal con esa forma de pensar.

Solo la persona que haya adquirido el conocimiento para crear esta técnica, es la única que puede entenderla a la perfección como para ser capaz de enseñarla.

Antes del amanecer, ya podía llevar a cabo el hechizo del sello por mi cuenta. Y al final, pude entender la forma de desbloquear el sello.

Acto siguiente, podía en cualquier momento desbloquear el sello de sangre a mi voluntad.

Parte de lo que dijo mi madre era cierto; el sello tiene tres niveles. Pero si desato un nivel del sello, a diferencia de lo que dijo madre, solo podría sacar el 20 % del poder. Al siguiente, si desato dos niveles, tendré un aproximado de 50%. Y el último nivel significa sacar completamente el poder.

Dejando de lado lo difícil que ha sido aprender a desbloquearlo, si alguna vez tengo que volverlo a sellar, al parecer la situación se vuelve mucho más complicada.

—Con esto, ya puedes ser llamado un experto respecto al sello. Lo siguiente es ponerlo a prueba, así que trata de desbloquear ese poder ahora y toma control sobre el poder que te corresponde. Pero antes que lo desbloquees, escúchame. Tengo solo un consejo: no importa que seas rodeado por miles de poderes, no te dejes vencer, y no pierdas el control. Eres el guerrero que todos nosotros, los cinco, hemos estado entrenando. Doy por hecho que sabes lo que significa ser un verdadero guerrero, ya que eres nuestro alumno.

—Sí, Sensei.

Los latidos de mi corazón empezaron a acelerar. Eran tan fuertes y rápidos, que podía escucharlos.

Mi poder original. El poder que toda mi vida ha sido reprimido en mí.

Desbloquearlo no es algo que no considerara divertido de hacer.

Imagino unas cadenas dentro de mí. Había un candado en la cadena, así que me acerco y pongo la mano encima de la cerradura.

[Desbloquear]

Pronuncio el hechizo.

Se escucha el sonido de un candado abriéndose. En ese momento pude entender que el sello se había desbloqueado.

Al instante, un poder violento empieza a desbordarse de mí.

Se escucha un sonido desagradable, y mi cuerpo se empieza a hinchar y a cambiar la corpulencia. Mi ropa se desgarra y sale volando por todos lados.

—¡¡¡AGAGAGA, AGAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

Grito como si quisiera vomitar algo caliente, me estaba enfureciendo. Si no gritaba, sentía que me volvería loco al tener que seguir aguantando ese calor.

Mi cuerpo está cambiando a la última forma que está grabada en la sangre.

Tanto el ki dentro de mi cuerpo, la magia, la fuerza, todo ellos incrementaron en proporciones gigantescas.

Mi visión se amplió. Veo desde arriba al Gran Sabio Marin Enraito.

Todo enfrente de mí se había teñido de rojo.

Sino golpeo algo con este abrumador poder, siento que me volveré loco.

Golpeo el suelo con mi puño, que se había inflado y parecía tener la dureza de un tronco.

Gradualmente el suelo se agrieta, y termina explotando. Empieza a salpicar desde piedras pequeñas hasta grandes. He creado un cráter.

Eso fue divertido, se sintió bien.

Que absoluto y abrumador poder. Con que esta es mi verdadera forma.

Más, más, más.

No importa lo que sea, solo quiero seguir destrozando más.

Justo había algo para golpear enfrente de mí, así que sacudí mi puño. Eso para mí lo era todo, me había vuelto una existencia que solo quería ver el mundo arder.

Cuando mi puño chocaba contra algo, salía otra barrera de defensa, y había muchas. Entonces me emocioné, y decidí aplastar todas las barreras de defensa apiladas por capas.

Concentraba mi fuerza en mi puño y destrozaba una tras otra, aparecían de nuevo y una vez más volvía a aplastarlas.

Cuando destrocé por fin todas las barreras que me impedían avanzar, mi puño rozó al tipo que tenía enfrente, pero mi cuerpo salió volando, y luego caí al suelo, golpeándome la espalda.

No entiendo, ¿qué fue lo que hizo?

—… … Ufumm, ¿con que esté es el poder al 20%? Es un poder de lucha terrorífico, y parece que ha aumentado con tu crecimiento. Me sorprende que haya aumentado hasta estos niveles. Pero, esto es vergonzoso; que pierdas tu ser ante este nivel de poder. ¿Y todavía te haces llamar unos de nuestros discípulos?

Esa voz sonaba en mi cabeza y se repetía una y otra vez, esa horrenda voz que rasgaba mi corazón. ¿Por qué? ¿¡Por qué!? … … Pero solo sentí miedo al principio, porque desde que me di cuenta que entre sus palabras se ocultaba amabilidad, empezó a agradarme esa voz.

Que nostálgico. Escuchar esa voz me da aliento, me vuelve fuerte.

Mi visión, que estaba teñida de rojo, empezaba a recuperar su color.

Los días de entrenamiento durante los cuatros años pasaron como recuerdos por mi cabeza.

Sufrí, pasé por mucho dolor, pero fueron unos días divertidos llenos con buenos recuerdos.

… … Recuerda, maldición. Recuerda la meta que te propusiste. No he estado acumulando este violento poder, yo no soy este caos. Entrené mis habilidades. He tenido entrenamientos para fortalecer la mente.

Mi corazón arde, mi cabeza está fría, sé lo que debo hacer.

Respiro profundamente, profundo y más profundo.

Yo soy Ork. Soy el guerrero que ha sido entrenado por los senseis más fuertes del mundo. Los 5 mejores.

—Ya era tiempo que volvieras, discípulo idiota.

—Discúlpeme. Le mostré una actitud vergonzosa.

Agacho mi cabeza en busca de perdón.

Y mi cuerpo, que había sido deformado, empieza a tener conciencia. Trato de controlar el poder abrumador usando solo mi voluntad. Mis nervios corren desde la parte superior de mi cabeza hasta la punta de mi dedo. Y por fin, logro tener el control.

Aún dentro de mi cuerpo se desborda con frenesí esa violente energía. Pero por fin logré montar a este violento rodeo.

Es por las enseñanzas de todos mis senseis que puedo tomar el control.

—Parece que tuviste un ligero problema, pero has demostrado que te es seguro desbloquear el primer nivel del sello. Seguro te irás adaptando y se volverá cada vez más seguro.

—Sí, pero no puedo usarlo por mucho tiempo… si solo me descuido un poco, siento que no podré volver a mi ser. Tal vez 3 minutos es mi límite, si paso esa barrera de tiempo, no tengo la confianza de poder vencer a mi desenfrenado.

De los tres niveles, con que solo esta es la locura del primer nivel. Este poder y su riesgo son más de lo que había imaginado.

—El solo saber cuánto tiempo y el grado del poder del primer nivel, ya es de por sí un buen resultado. Siguiente paso, cerrar el sello. Puedes hacerlo, ¿verdad?

—Lo intentaré.

Ahora me aventuraré a hacer el hechizo, el cual me han estado enseñando por horas.

… … Aunque, ahora seguro que podré controlar más fácilmente la magia que antes de haberme transformado.

Más que seguro que dentro de la sangre ha habido una raza que tiene como destreza la magia, así que lo más seguro es que también la he heredado.

Completoé a la perfección el hechizo de bloqueo. Innumerables cadenas invisibles ataron y sellaron la sangre de Evol orco, colocando una llave al candado.

Mi cuerpo se encoge lentamente, y mientras mi cuerpo vuelve a su forma original, corría sudor frío por mi frente.

—Parece que lograste sellarlo.

—Sí, si solo es el primer nivel del sello, no lo sentí tan difícil el volver a bloquearlo. Pero, no creo que pueda cerrar los demás niveles.

Con solo intentarlo una vez, ya me hago una idea de lo imposible que sería intentar los demás. No solo es un mal presentimiento, de hecho, estoy completamente seguro que así sería.

—Ya veo, entonces prohibiremos el que liberes los dos niveles restantes. Con todo lo que te he enseñado hasta ahora, más el poder que me acabas de mostrar hace unos momentos, no creo que exista un enemigo al cual no puedas vencer. Además, parece que mientras no te tenía en mi vista, adquiriste un poder extra.

Como era de esperarse del Gran Sabio. Ya se enteró de que he sido elegido como héroe.

—Sí, me he vuelto uno de los héroes de esta generación.

—Si usas ese poder correctamente, te podrá ser útil para afrontar ese poder abrumador que tienes dentro de ti… De verdad que te has hecho fuerte. Sin embargo, no importa cuán fuerte seas, siempre te encontrarás con una pared la cual no podrás atravesar. Tu poder no es bajo, pero si llegas a encontrarte en una situación donde tienes que proteger algo con tu vida, entonces te será permitido abrir todo el sello con sus tres niveles.

Asiento a sus palabras.

—Cuando llegue ese momento, graba en tu alma qué es lo quieres proteger, y libera tu poder. Al final, lo único que te permitirá estar conectado a ti mismo, será tu fuerza de voluntad. Con solo poder de voluntad no se puede hacer nada, sin embargo, solo la persona que pueda seguir esforzándose a perseguir su meta, es la que más necesita la fuerza de voluntad para ayudarlo a seguir adelante.

—Entiendo. Cuando llegue ese momento, recordaré sus palabras. ¡Sensei, gracias por ayudarme a llegar hasta aquí!

Agaché mi cabeza.

Le debo tanto a esta persona, que seguro ni con toda mi vida le podría pagar.

—Ork, has crecido muy bien. Hombre como tú no hay. Eres un orgullo de discípulo. La próxima vez, te presentaré a mis hijas… … mejor olvida lo que te acabo de decir. Si te presento a mis hijas, te enamorarás al instante. Si es que algún día te acercas a mi hija, inmediatamente tendría que matarte personalmente. Por favor no me obligues, no quisiera tener que matar a mi discípulo.

—Para que usted diga que me quedaré enamorado al segundo de verlas, ¿tan bellas son sus hijas?

—Dejando de lado la subjetividad, mis cinco hijas entran en el ranking mundial de chicas hermosas, llenando desde el primer puesto hasta el quinto. Si lo miramos más objetivamente, están al mismo nivel que en la que se encontraba tu madre en su juventud.

¿¡Qué!? Eso es increíble.

Mi madre, dejando de lado su personalidad que es un poco rara, no hay nadie que no admitiría que es una belleza como pocas. Ya que retiene el ki de manera perfecta, su apariencia es la de una chica de 17 años, y siempre que vamos de compras a la ciudad, la tratan de enamorar con piropos.

… … Algún día iré a verlas. Pero como no quiero morir, iré cuando esta persona no esté.

—Bueno, en lugar de un título de graduación, recibe este regalo. Es una varita corta de mano con una cuchilla incorporada. Te será útil en cualquier momento si lo guardas en tu bolsillo.

—Lo recibiré con honor, gracias.

El mango era grueso, y la pequeña cuchilla está bien afilada.

Si uno mira desde lejos, parecería un palo corriente.

Sin embargo, si un especialista la ve, podrá darse cuenta de la convergencia y afinidad mágica con la que ha sido creada; es un arma de primera. Cuando la cuchilla se voltea, se refleja mi rostro demostrando que esta cuchilla es comparable a los mejores trabajos realizados.

Artes marciales y hechizos mágicos, para alguien como yo que usa ambos, no hay mejor arma que esta.

—Ya va siendo hora que me retire. Mis hijas están haciendo un rico almuerzo y me están esperando.

El Gran Sabio Marin Enraito sonreía de oreja a oreja, mientras su figura se transformaba en la de un slime, le salían alas, y con ellas se fue volando.

Ese Gran Sabio seguro que en su casa es un padre normal.

El hecho de que sea así, es algo bonito. Yo también embarazaré a muchas chicas, y crearé un cálido hogar para todas.

Después de separarme del Gran Sabio Marin Enraito, mientras regresaba a mi casa, recordaba las palabras que me dijeron todos mis senseis.

El Dios de los Comerciantes dijo que para hacer que su empresa se mude a nuevos países emergentes, quiere que yo vaya al área de los negocios y me haga cargo. Me dijo que lo quiere dejar todo en mis manos.

Para que una empresa tenga éxito en un país en pocos años, es importante que el equilibrio de ventas de una empresa se determine en diferentes ubicaciones del país. Es por eso que me quiere dejar a cargo.

Cuando me dijo que quería que yo me hiciera cargo, sentí que de verdad estaba reconociendo mi valor en los negocios, y casi me pongo a llorar.

El Rey Luchador me informó que peleará en el Torneo Mundial que se avecina de aquí en dos años. Y me dijo: “Yo también pelearé, y es más que confirmado que seremos rivales. Deberías venir a este mundo de luchadores”.

Cuando me reconoció como un rival, mi pecho ardió en emoción.

El Sabio me dijo que al ser mil veces mejor que el primer heredero al trono, ¿por qué no convertirme en el verdadero rey del país? Y que él me apoyaría para conseguir la corona.

Y si decían que no se podía porque yo era mitad orco y mitad humano, entonces él pisaría esa ley, diciendo que él es a quien le corresponde elegir su heredero para el país de Fourland. La demostración de apreciación hacia a mí de parte de mi abuelo, sabiendo que mi abuelo se arrepiente de haber tomado distancia de mi por ser un orco, me hizo sentir feliz al escuchar todas esas palabras.

Estuve días pensando en si aceptar o no su propuesta. Estuve preocupado, pensando y pensando, y al final, ni el camino de comerciante, ni el de maestro de artes marciales, ni el de rey. No elegí ninguna de esas.

Todos realmente me entrenaron para que sea fuerte. Me dieron tanto cariño. Quiero cumplir con sus expectativas, y cada una de los caminos me parecen muy interesantes.

Pero, yo tengo un sueño.

Ahora no puedo tomar un desvío de mi verdadero camino.

Levanto la vista y miro al cielo. Una estrella fugaz brilló.

Mientras miraba la estrella fugaz, juré para mí mismo.

—Senseis, por favor mírenme.

Mi pecho se encogió al recordar a los senseis que en estos cuatro años me llenaron con cariño.

Voy a embarazar a muchas chicas hermosas, y crearé el mejor harem del mundo.

Ese es mi deseo.