※※※

El café de maids donde Himari trabaja a tiempo parcial, “Personification Cat Cafe・Mofumofu” 

Todas las maids en la tienda llevan orejas y cola de gato sobre su ropa de maids.

Hoy era sábado y desde temprano la tienda estaba a reventar.

—“Maron”-chan, por favor ocuparte del cliente del mostrador cinco a continuación.

—¡Entendido!

Respondió Himari con vigorosidad.

“Maron” es el nombre laboral que usa Himari en esta tienda.

Se llama así por sus orejas y cola de gato color marrón.

Con sus verdaderos nombres hay una alta probabilidad de que ocurran problemas… esa es una de las razones por las que usan apodos.

Otros apodos que les dan a las otras neko-empleadas son, “Momo”, “Coco”, “Suzu” y “Kinako”.

Siguiendo lo que se le dijo, Himari fue a la mesa y ofreció agua.

(Ah, esa persona—)

Es un hombre de una buena complexión física entre los 25 y 30 años, quien ha estado viniendo con frecuencia recientemente.

Probablemente porque le agrada Himari pregunta con frecuencia por ella a la hora de ser servido.

—Amo. ¿Qué le gustaría ordenar? …. Nyan.

Como el concepto de esta tienda es “personificación de gatos”, todas las maids añaden “nyan” al final de las oraciones, sin embargo, Himari a veces se olvida de ello.

Practicar con Komamura el otro día no ha dado muchos resultados.

Pero por el contrario a los clientes les parece lindo como se apresura a añadirlo, y nada más lo dejan pasar con una sonrisa.

—Bueno. Creo que hoy pediré los “espaguetis con carne Nekojashi” (NT: Nekojashi; “Setaria viridis”, es una hierba verde, no es nada comestible, es una simple hierba de matorral, dato extra importante; neko, es gato en japonés.)  

—“Espaguetis con carne Nekojashi”, sí señor nyan.

Por cierto, naturalmente no es como si le pusieran verdadero nekojashi, es solo una decoración de coliflor colocada en un aspecto de nekojashi.

—¿Y qué va a pedir de beber?… Nyan.

—….

Sin embargo, no hubo respuesta del hombre.

Con una sonrisa persistente, el hombre está mirando fijamente a Himari.

—B-Bueno…? ¿Y de beber…?

—Oh, lo siento. Bueno, hoy será “Ginger ale silver vine” (NT: Silver vine, también conocida como “Actinidia polygama”, o “cat powder” o “matatabi”, es una hierba, tiene muchos usos, uno de ellos y el que incube es que esta mata en particular hace que los gatos se pongan eufóricos, por lo que hacen algunos productos para gatos con esta.) 

Por cierto, este tampoco tiene silver vine de verdad.

Todo en el menú tiene adheridos nombres de algo relacionado con gatos. 

—¡Sí señor nyan! ¡Entonces, por favor espere un momento nyan!

Himari terminó de preguntar por la orden y se dirigió a la cocina.

Luego, después de pedirle al personal a cargo de la comida, “Espaguetis y carne, por favor”, coloca el recibo de compra en la posición preestablecida.

Las maids prepararán las bebidas, así que tal cual Himari abrió el refrigerador de uso comercial.

—Oh, otros espaguetis y carne, ¿eh? Por alguna razón son populares.

El joven a cargo de la cocina murmura para sí mismo.

Takato, es un especialista en cocina trabajando a tiempo parcial.

Siendo un estudiante de segundo año en la universidad recientemente consiguió el trabajo a tiempo parcial.

Había estado trabajando en otro café de maids durante más de un año. Por eso es un empleado nuevo, pero sus movimientos muestran que ya tiene experiencia en el trabajo, por lo que todos tienen una profunda confianza en él. 

—Komamura-san si estás preparando ginger, por favor prepara uno para el cliente de la mesa ocho. Luego toma el pedido para una foto del mostrador tres. Yo me encargo del mostrador cinco.

—¡Entendido!

Otra de las maids que trabajan a tiempo parcial se lo dijo, y Himari respondió vigorosamente.

Es el primer trabajo a tiempo parcial de Himari por lo que al comienzo estaba algo ansiosa, pero se había acostumbrado bastante al flujo de este trabajo.

Tomó el ginger ale de la nevera, y de manera fluida, toma dos vasos de la estantería y sirve el ginger ale.

Puso en el borde del vaso una pegatina de corazón como decoración al silver vine, e insertó una pajita en forma de gato para completarlo.

Himari fue inmediatamente a donde el cliente que pidió el ginger ale.

—Gracias por haber esperado. ¡El “ginger ale silver vine”… nyan! Pero antes de eso, me gustaría hacer un encanto que lo haga aún más delicioso, y espero que el amo humano me ayude en ello.

—Eh? ¿Yo?

—Sí, nyan. Ya que Maron es originalmente un gato, su magia es débil nyan…Ahora, Maron va a cantar un encanto mágico, “Nyan nyan mi mi, sé más y más delicioso ♪”, así que espero que el amo lo siga después de eso nyan.

Cuando Himari reveló eso con ambas manos dobladas como un gato, el cliente respondió con una sonrisa mientras aún estaba algo confundido, y dijo, “Entendido”.

—¡Bien entonces, vamos! “Nyan nyan mi mi, sé más y más delicioso ♪”

— Nya…Nyan nyan mi mi, sé más y más delicioso.

Al parecer hoy es la primera vez que viene a la tienda y se percibe algo de vergüenza en su sonrisa.

Himari estaba comenzando a disfrutar la vista de estas reacciones inocentes de los clientes.

—¡Sí, muchas gracias! ¡Ahora está aún más delicioso… Nyan! ¡Que tenga buen provecho!

Himari se trasladó hacia otro cliente.

Lo siguiente era una foto.

Otra maid con una cámara polaroid también estaba esperando allí.

—Gracias por haber esperado nyan. Muchas gracias por elegir a Maron esta vez nyan.

—Gracias a ti, Maron-chan.

Hay una opción el menú que permite tomarse una foto junto con una maid, y han estado incrementando los clientes que designan a Himari.

Incluso algunos de ellos verifican al principio si Himari se encuentra en servicio.

Himari y el cliente posan con ambas manos dobladas como un gato.

—Entonces tomaré la foto nyan. ¡Nyan!

La cámara hace flash, junto con el saludo específico de esta tienda. 

La foto salió directamente de la cámara. Himari escribe un mensaje en esta con una pluma de color.

El hombre que recibió la foto agradeció y respondió con una sonrisa antes de ponerse con la cuenta. 

—¡Que tenga un buen día nyan!

Himari despide al cliente con una sonrisa y vuelve a la cocina para tratar con el siguiente nuevo cliente.

…. Que divertido.

Honestamente Himari estaba feliz de haber elegido este trabajo a tiempo parcial.

Sería muy raro que sus padres vinieran a buscar por aquí, y el pago por hora no estaba mal.

Le preocupa que sus padres aún no reconocieran su sueño después de que regresara a casa.

Pero suponiendo que así sea estaba adquiriendo la confianza de que después de que se graduara del instituto y se fuera de casa lo haría bien por su cuenta.

Vivir por su cuenta parecía complicado, pero vivir con Komamura y Kanon le hizo sentir que de alguna manera podía hacerlo.

—Ah, ¿puedes preparar un jugo de naranja?

—¡Entendido!

La siguiente instrucción vino de Takato.

De cualquier manera, por ahora estaría esforzándose con su trabajo a tiempo parcial mientras dibujaba en casa, siempre a la espera de una oportunidad…

Después de tomar esa pequeña resolución Himari tomó de nuevo otra bebida de la nevera de uso comercial.

Fue después de esto que ocurrió lo “inusual”.

—¡Termine!

Las horas laborales del día de hoy de su trabajo a tiempo parcial terminaron, y Himari, que había terminado de limpiar el interior de la tienda, estaba en la sala de espera cambiándose 

de ropa.

—Himari-chan, hoy estuviste muy solicitada, ¿verdad?

La part-timer Ezoguchi le dijo eso mientras también se cambiaba de ropa.

Es una joven de 22 años que es miembro de una compañía de teatro y que por ahora está ahorrando dinero para salir de casa de sus padres.

Tal vez por eso, Himari tiene gran empatía por ella.

Al mismo tiempo tiene un pequeño complejo de inferioridad de que ella misma es aún una pequeña en contraste con la atmósfera de adulta que tiene Ezoguchi.

Tee-jee. Afortunadamente.

—Yo también necesito esforzarme más—

Ezoguchi estiró su cuerpo con un “Hm” y luego cerró la puerta de su locker.

—Bien, me voy, gracias por todo.

—Gracias por todo.

Mientras la veía partir Himari pensó que también tenía que volver a casa rápido… y movió con rapidez sus manos en preparación.

—Me pregunto que habrá de cena hoy.

Pensar en la imagen de Kanon con un delantal sobre su uniforme dándole el recibimiento con un, “Bienvenida a casa”, le provocó hambre. 

Himari era alimentada por completo por la comida de Kanon.

Sin embargo, mientras salía, pensó vagamente que tenía que aprender cocinar adecuadamente si iba a vivir sola de ahora en adelante.

Afuera estaba completamente oscuro.

Se presentaba a turnos de tres a cuatro días a la semana con la hora libre para el almuerzo, pero recientemente ha tenido muchos días con turnos que van desde la tarde hasta al anochecer.

Hay más clientes por la noche, y la paga por hora es un poco más alta que la del medio día por lo que tampoco hay quejas por parte de Himari.

Si tuviera que decir alguna, tal vez sería el hecho de no poder cenar junto a Kazuki y Kanon.

Por eso se siente más y más satisfecha durante la hora del desayuno. 

—Maron-chan.

De repente Himari sacude los hombros con un salto cuando es llamada por el apodo que usa en la tienda.

Al levantar la cara, estaba allí de pie el hombre corpulento al que le sirvió hace unas horas.

(¿Eh…?)

—Errr….

La cabeza de Himari era un caos.

¿Por qué estaba este hombre aquí?

Preguntándose si había olvidado algo…Himari lo interpretó por un lado demasiado favorable, pero de repente recordó. 

¿Por qué razón está aquí a pesar de que salió hace horas de la tienda?

¿Será que estaba esperando a que terminará de trabajar?

¿Frente a la entrada para los empleados? ¿Todo el tiempo?

En el momento en que pensó eso un escalofrío recorrió todo su cuerpo.

—Maron-chan, terminaste tu trabajo, ¿verdad? Gracias por todo.

Ahora Himari no es ‘Maron’

No se sentía cómoda con que le llamaran por su apodo una vez que estaba fuera de la tienda.

Hablando de eso, “Himari” tampoco es su nombre real, pero la forma en que se siente es diferente entre un nombre al que tiene cierto sentimiento y un apodo para un trabajo a tiempo parcial.

—¿Vives cerca? Es de noche, puedo acompañarte a casa.

Himari se sintió aterrada ante el hombre que le dijo eso animadamente.

Imposible, ¿tiene la intención de llegar hasta la casa?

No hay forma.

Pero si se negaba, ¿no cambiaría de actitud de repente?

Si fuera atacada por un hombre de esta constitución física, que probablemente sea más pesada que la de Komamura…

—Errr…

¿Qué hacer? ¿Cómo debería negarse sin causar un incidente?

Se preguntaba si debería huir corriendo, ¿pero y si la perseguía?

En primer lugar, sería capaz de pasar por delante de él.

¿Qué hacer?

¿Qué hago? ¿Qué hago?—

En el miedo y la confusión, gotas de agua comenzaron a salir por los rincones de los ojos de Himari, y entonces,

—¿Oh? ¿Tienes algún negocio con mi maid?

Irrumpió una voz de carácter masculino.

Al girar la cabeza, había allí de pie una mujer hermosa con una falda roja ajustada con los brazos cruzados recostada de espaldas a la puerta.

—Ah, gerente…

Murmuró Himari por reflejo.

En efecto, ella es la gerente de “Personification Cat Cafe・Mofumofu”, se llama Nakaomi. 

La apariencia es por completo de una mujer, también por dentro es una damisela, pero su género en el registro es masculino. Tiene la voz de un Ikemen… es lo que llaman un “Ikebo” (NT: Un hombre con voz sexy)

—Ah, no, algo como un negocio…

El hombre estaba descompuesto ante la repentina irrupción de Nakaomi, y rápidamente se hizo bola.

Esta violenta disparidad entre su apariencia y su voz desconcertaría a cualquiera que se la encontrara por primera vez.

Cuando Himari fue a la entrevista para el trabajo a tiempo parcial, también se sorprendió mucho.

—¿Podría por favor abstenerse de hablar con las maids fuera del horario laboral?

Los ojos que miran fija y directamente a los ojos del hombre que se ha quedado sin palabras, son tan agudos como los ojos de un halcón sobre su presa.

—Si haces lo mismo más adelante… tomaré las medidas necesarias.

En adición, lo reveló con un tono de voz amenazante, por lo que el hombre se echó para atrás.

—Lo-Lo siento.

Murmuró débilmente y escapó como alma que lleva el diablo.

Cuando ya no se veía la figura del hombre, Nakaomi dejó salir un gran suspiro.

—Himari-chan, ¿estás bien?

Fue llamada por su nombre, y finalmente Himari volvió a sus sentidos rápidamente.

—Sí, estoy bien…. Muchas gracias gerente.

Himari inclinó la cabeza en agradecimiento.

—Es natural que cuide de los empleados, así que no es necesario.

—Sin embargo, ¿cómo es que se dio cuenta?

—Solo salí con la intención de fumar. Fue un buen timing. Por cierto, ese hombre de ahora, ¿ha venido recientemente con frecuencia?  

Parece que Nakaomi también dirige otras tiendas y no está con frecuencia. Por lo que no tiene muchas oportunidades de ver a los clientes. 

—Sí, hoy también vino. Ahora que lo pienso mejor, siento que recientemente me ha estado observando en especial… No puede ser, no pensé que esto terminaría de esta manera…

—En efecto. Tengo experiencia con clientes que ofrecen su información de contacto a las maids durante el servicio, pero esta es la primera experiencia que tengo con clientes tendiendo una emboscada. Hm~~, tendré que hacer algo al respecto, eh….

—Lo lamento…

—Himari no es tu culpa, ¿sabes? No te disculpes por eso, ¿vale?

—Pero… ese cliente, ya no va a volver a la tienda ¿verdad?… 

—Bueno, ese tipo de hombre no volvería, ¿sabes? Hasta donde vi me pareció tímido.

—……

Himari estaba algo preocupada. 

Era un hecho que ese cliente había estado viniendo con frecuencia últimamente, y definitivamente estaba contribuyendo a las ventas de la tienda.

—¿No me digas que estás preocupada por las ventas de la tienda? Mal, no te preocupes por esas cosas. ¡Esto es demasiado serio! No me importa lo bien que pague un cliente, si va a traer problemas, está bien que ya no venga. Incluso esto podría hacer que las otras maids no vayan a sufrir algún daño. Más importante aún, es conseguir más fans de Himari-chan de ahora en adelante.

Al final, Himari se rio con un “fu” ante una Nakaomi que lo dijo con un tono de voz enérgico guiñando un ojo. 

Así es. De ahora en adelante, solo había que conseguir más buenos clientes que no causarán problemas y que se convirtieran en fans.

Había que dejar de pensar en eso, y esforzarse de nuevo.

Himari reparó su resolución.

En ese momento Takato salió por la puerta de empleados.

—¿Eh? La gerente y Komamura-san…? ¿Es que paso algo aquí?

—Oh, Takato-kun, llegas justo a tiempo.

—Eh?

Takato no pudo más que quedar sorprendido.

Sin embargo, sin prestarle atención a tal Takato, Nakaomi le pregunto a Himari,

—¿Tomas el tren Himari-chan?

—S-Sí.

—Bien. Aquí el joven Takato. Deberá acompañar a Himari-chan hasta la estación.

—Hee!? Pero quiera o no quiera, está prohibido que un empleado masculino acompañe a casa a una maid…

—¡Por hoy son órdenes del gerente, vale! Himari-chan, por favor explícale a Takato-kun. Tengo que cuadrar los turnos ahora.

Nakaomi entró por la puerta mientras ondeaba la mano despidiéndose.

Dijo que había salido para fumar, pero al final no lo hizo.

Himari se preguntó si estaba bien, pero ahora, aparte de eso, tenía que explicarle a Takato, quien había sido arrastrado a la situación abruptamente, por lo que lo miro a la cara. 

—Err… no lo entiendo muy bien, sin embargo, vamos, ¿vale? Komamura-san.

—Sí, por favor. Te explicaré mientras caminamos, ¿vale?…

Himari y Takato caminaron uno al lado del otro, con un Takato que estaba claramente desconcertado

※※※

Esa noche, Kanon tenía sus libros de texto, libros de problemas y cuadernos, extendidos sobre la mesa de la sala de estar.

Ahora que lo pienso, hasta ahora no había visto la figura de Kanon estudiando en casa.

—Es inusual que estés estudiando, eh.

—Es que ya casi van a llegar la temporada de exámenes…

Respondió con una voz débil.

—Exámenes por esta época son como exámenes finales, ¿no? ¿Eh? ¡Pero no hiciste nada el mes pasado!

—Porque no hicieron pruebas el mes pasado. Es que nuestra escuela tiene un sistema

 bimestral y no trimestral. Así que estos son los primeros del año.

—Hee… Ya veo.

Había sistemas trimestrales en la secundaria e instituto a los que asistí, así que eso era el conocimiento común que tenía, es la primera vez que sé de escuelas con sistemas bimestrales.

—… ¿Significa eso que hay exámenes cuatro veces al año?

—¡Sí! Es un poco más fácil que en una escuela trimestral, ¿sabes? Pero dicho eso, después de todo, no me gustan los exámenes…

—Bueno, ¡ánimo!

—Uhm…

Después de responder con poca energía, Kanon volvió a prestar atención al libro de preguntas.

Himari, quien estaba delante de la computadora, miraba en silencio esa situación.

Parecía estar un poco inquieta, ¿será que es porque le recuerda su escuela?

Ahora que lo pienso, me pregunto si a Himari le va bien en la escuela.

Tenía curiosidad y estaba tentado de preguntarle, pero desistí al considerar que no sería muy bueno inquirir mucho sobre algo que la persona en cuestión no hablara. 

—Uhh… después de todo, es imposible… No lo sé… me va a explotar la cabeza….

Refunfuño Kanon mientras se dejaba caer sobre la mesa.

Con su barbilla aun sobre el libro de problemas, Kanon me envió una mirada.

—Oye, Kazu-nii, ¿cuál era la materia en la que mejor te iba en el instituto?

—Matemáticas.

—Wah. Justo como parece.

—Que mala con ese “tal y como parece” 

Me pregunto si tanto parece que me gustan las matemáticas.

Yo mismo no lo entiendo.

Ciertamente no me han dicho algo como, “pareces bueno en gramática japonesa” …

—No, no lo dije en el mal sentido. Es que justo ahora estoy con las matemáticas, me gustaría que me enseñaras, ¿podrías?

—Hasta donde yo entienda.

Me brotó la pequeña duda de si en los institutos de hoy ven el mismo contenido que yo vi en mis épocas de estudio, sin embargo, decidí mirar por ahora.

—Si usas esta fórmula aquí—

—¡Ah, ya veo, lo entendí! ¡Thank you Kazu-nii!

Cuando señalo el libro de texto, la cara de Kanon se iluminó y resuelve el problema.

Estaba un poco preocupado de si podía o no enseñarle, pero una lectura ligera al libro de texto me ayudó a entenderlo.

Pero aún así, ha pasado mucho tiempo desde que miré un libro de texto. Que nostálgico.

…El instituto, ¿eh?

De repente, viejos recuerdos fluían por mi cabeza, una escena casual de clase.

En esos días de tedio e interés en apenas el pasar de las manecillas del reloj, no tenía la menor idea de que era un tiempo precioso que nunca volvería. 

Después de renunciar a mi sueño, realmente sentí que solo estaba haciendo mis clases diarias.

Si hubiera encontrado algo más a que entregarme de corazón, me pregunto si habría sido ese “algo especial”.

Tal vez fue el sonido del segundero del reloj haciendo eco en la tranquila habitación lo que me hizo tener tales pensamientos sentimentales.

La noche siguiente, Kanon seguía dedicándose a estudiar para los exámenes.

Pero cuando salí de la bañó (hoy era el día en que me tocaba de últimas), Kanon estaba postrada sobre el escritorio, respirando mientras dormía.

—Se quedó dormida, ¿eh?

Al murmurar eso, Himari puso su propio índice en la boca e hizo “shi”.

Entonces Himari colocó suavemente sobre los hombros de Kanon una delgada manta.

Normalmente es Kanon la que es como una madre, pero ahora mismo da la impresión de que es todo lo contrario.

—En la escuela de Kanon-chan se están preparando para el festival cultural, así que parece que tienen mucho trabajo. Por lo tanto, Kanon-chan, ha estado un poco cansada últimamente.

Ahora que lo menciona, ella dijo que a finales de este mes sería el festival cultural, eh.

De seguro parece mucho trabajo prepararse para ello y estudiar cuando coincide con el período de exámenes.

Me da un poco de pena.

Himari miró fijamente el rostro dormido de Kanon durante un rato.

Su rostro luce extremadamente agotado.

—Himari—

Dije, pero entonces terminé dudando. Me pregunto si está bien que le pregunte.

—¿Sí?

Himari ladea ligeramente la cabeza en interrogación.

Si me detengo aquí, por el contrario, la preocupare, eh…

Decidido, abrirla boca,

—¿La escuela era divertida?

Himari puso una sonrisa problemática.

Casi abrió su pequeña boca, entonces la cerró de nuevo y luego repitió el proceso, pero no salió ninguna palabra.

Yo no dije nada, sólo esperé.

Durante un tiempo, el único sonido en la habitación era la pequeña respiración somnolienta de Kanon.

—Honestamente no lo sé. No la odio, pero…

Murmuró unas cuantas palabras con una voz que parecía desvanecerse.

—Hablaba con mis compañeros de clase, pero no es como si tuviera amigos con los que tuviera una relación especialmente cercana. Además, mis padres me decían que regresara a casa tan pronto como terminara la escuela. Por lo que no tenía algo así como un club después de la escuela o salidas para divertirme con amigos…

De alguna manera, tenía la conjetura de que sería así.

Si tuviera un amigo especialmente cercano, habría hablado con este antes de huir de casa.

Pero Himari no tenía ningún amigo en quien confiar eso.

Probablemente los momentos en el que la mente de Himari se sentía mejor era cuando estaba en casa pintando.

Sin embargo, le fue quitado por sus padres…

Reflexivamente mire al techo.

Recientemente, Himari dijo que iría a casa y confrontaría a sus padres una vez que hubiera ahorrado el dinero.

Aunque sería genial que todo le fuera bien—

*Guuuuuu

Sin querer, Himari y yo quedamos sorprendidos ante la repentina irrupción de un extraño sonido.

La fuente del sonido provenía de Kanon.

Los ojos que se veían entre la brecha de sus brazos se abrieron repentinamente. Entonces, parecía estar muy avergonzada.

—Lo-Lo siento…

—Kanon, te despertaste, ¿eh?

—Hmm…

—Kanon-chan te hemos despertado, ¿eh? Lo lamento….

—No, no es tu culpa Himari… Solo tengo hambre…

Comprendo muy bien que da algo de hambre entre el tiempo en el que terminas la cena y estás a punto de acostarte a dormir.

—Bien entonces, prepararé una merienda nocturna para que Kanon-chan pueda esforzarse en sus estudios.

Himari apretaba sus puños como si la hubiera poseído alguna especie motivación.

—Espera, ¿estarás bien?

—Está la base del ochazuke, así que todo lo que hay que hacer es hervir el agua. Así que espera un momento Kanon-chan. (NT: Ochazuke; es un sencillo plato japonés que consiste en un cuenco de arroz, con algún acompañamiento puesto por encima, y que finalmente es cubierto con un chorro de té verde.)

Dijo Himari y de inmediato se dirigió a la cocina.

—¿Estará bien…?

—Incluso Himari puede hervir un agua. Te preocupas demasiado Kazu-nii.

—No, quería decir que ¿si estaría bien que comieras a estas horas?  Ya sabes—

Omití el concepto del “peso”, pero al parecer la intención fue transmitida.

Los ojos de Kanon divagaban un poco. 

—Veamos… el ochazuke es algo así como agua caliente. Agua caliente, es decir cero calorías. Así que no es ningún problema.

—…..

Repentinamente, Kanon reveló una extravagante teoría.

Uno de estos días comenzará a decir algo como, “todas las sopas son agua caliente”.

Bueno, supongo que estará bien si comer le ayuda a esforzarse en sus estudios.

—Fuah!? ¿¡Quema!? ¡El vapor quema!

En ese exacto momento, se escucharon los gritos de torpeza de Himari desde la cocina.

Kanon y yo no pudimos evitar mirarnos y poner una sonrisa amarga.

Entonces, varios días después—

—Kazu-nii, llegaron los resultados de los exámenes! ¡Esta vez no falle en ninguno! ¡Y en matemáticas, fue el mejor resultado que haya obtenido en toda mi vida, por mucho!

Mientras sonreía Kanon reportó que los resultados de sus estudios habían valido la pena.

Me alegro saber que había dado resultado lo que le había enseñado. 

Nunca había tenido un trabajo a tiempo parcial como tutor, pero sólo ahora me entraba un gusto.

En la mañana—

Tan pronto como me despierto, tengo la rutina de inmediatamente encender la TV y sintonizar el programa de información matutina.

Es un hábito que tengo incluso desde antes de que ellas dos vinieran a vivir a esta casa.

El propósito principal es ver el reporte del tiempo, pero la hora actual, que siempre se muestra en la esquina de la pantalla, también me ayuda a mantener el ritmo de mi estilo de vida matutino.

Por alguna razón, tengo la sensación de que es más fácil notar el reloj en la pantalla de la TV que mirar el reloj en la habitación.

Cuando terminé mi desayuno como de costumbre, estaba viendo la televisión mientras me vestía y cambié los temas de entretenimiento por las noticias.

La estación de policía 〇〇 comunicó que el día trece fue arrestado un hombre de 57 años que vivía en el distrito, es acusado de perturbar el orden público, al ser sospechoso por hacer actos de manoseo dentro de un tren” 

—Hm?

Involuntariamente reaccione a la palabra “manoseo”

Entonces, lo que se proyectó fue las instalaciones de aquella estación en la que conocí a Himari.

Himari parece haberlo notado también, y sus ojos se encuentran con los míos.

“Se alega que el acusado el día 10 de marzo a las 16 horas, tocó las partes bajas de una estudiante de instituto con la que estaba espalda con espalda dentro de un tren en movimiento. De acuerdo con las autoridades, un miembro de la policía ferroviaria, que estaba de vigilancia vestido de civil, detectó a un hombre que actuaba de manera sospechosa al mirar frecuentemente los alrededores de la estación 〇〇. Múltiples miembros del equipo estaban parados alrededor para monitorearlo, cuando lo observaron abusando de una estudiante de secundaria y lo arrestaron infraganti. El hombre ha admitido los cargos.”

Ahí el video corta a la siguiente noticia.

Me pregunto si tal vez el arrestado es ese viejo que manoseo a Himari. 

Es esa estación, y siento que está cerca de la edad en términos de apariencia.

Si es así, son buenas noticias.

—Algo como un anciano manoseador ¿eh? ¿En serio en que pensaba? De verdad es horrible, espero que sean erradicados de la sociedad.

Se quejó Kanon mientras bebía un jugo 100% de naranja. 

—Sí, supongo que sí. Pero me alegra que lo hayan atrapado….

Murmuró Himari en una voz baja.

No sé si es ese viejo o no, pero es un hecho que esto ha reducido el número de mujeres que se sienten incómodas con eso.

Que ese viejo huyera de mí en ese momento permanece constantemente en un rincón de mi mente.

Cuando de nuevo le di una mirada fugaz al rostro de Himari, parecía como si su expresión se iluminará.

Cuando llegué a casa del trabajo, estaba Himari de pie en la cocina con el delantal de Kanon y llena de motivación.

—Ah, bienvenido a casa Komamura-san

—¿Qué pasa con esa apariencia?

Cuando señala el delantal, Himari puso las manos en sus caderas y sacó pecho de manera orgullosa.

—Hoy prepare la cena.

Declaro Himari con toda la confianza del mundo.

—¿Himari?

Al mirar a Kanon, un aura de ansiedad que no podía ocultar la recubría, estando a su lado me pregunté si eso significaba que Kanon la ayudaría.

—Himari dijo que ella cocinaría sola.

Ante esas palabras de Kanon no pude evitar quedarme sorprendido.

—Eh, ¿estarás bien?

—¡Está bien! ¡En mi trabajo de medio tiempo también estudió observando muchísimo!

“Estudia viendo”, quede atrapado por esa parte.

Eso quiere decir que prácticamente no ha preparado aún….

—Hasta ahora he causado muchos problemas a Komamura-san y Kanon…. Me gustaría agradecerle por eso de cualquier manera posible. Además…

—¿Además?

—Ah, nada… No sé, creo que sentía algo de alivio personal, como una ruptura…

Las últimas palabras las dijo en un tono bajo casi inaudible.

A Kanon nada más le flotaban preguntas sobre la cabeza, pero de una manera u otra yo tenía una suposición.

Puede que sea sobre el asunto de la noticia del arresto del manoseador de esta mañana.

Aunque no tengo una prueba definitiva de que el anciano que manoseo a Himari fue el tipo que arrestaron, por alguna razón siento que es así. 

Sin embargo, no es más que una simple corazonada.

Tengo la sensación de que cuando haces algo malo en este mundo, ello se te devuelve de manera acorde…. Terminé preguntándome si lo que yo estoy haciendo también es una “cosa mala”

Ciertamente en lo legal es una “cosa mala”, incluso yo mismo soy consciente de ello…

Para comenzar, la razón por la que conocí a Himari fue ese viejo manoseador—

… No, dejaré de pensar en ello ahora.

—C-Como sea, ¡estaré bien! ¡Memorice adecuadamente la forma de prepararlo, de veras!

—Si tú lo dices, entonces seremos tratados con la comida que Himari prepare hoy.

—¡Sí! ¡Daré lo mejor!

Himari responde alegremente, como si dijera que tiene el suficiente espíritu

Sin embargo, Kanon aún parece preocupada. 

—¿En verdad vas a estar bien? No te quemes, ¿vale? Estaré detrás de ti si me necesitas, ¿vale?

Aparentemente le preocupa más que Himari se lastime que si puede cocinar bien.

Que sobreprotectora, ¿eh?

—Por eso, por favor toma el baño de primeras Komamura-san, ¿vale?

—Entendido…

No quedaba más que obedecer cuando me lo decía con una sonrisa en toda la cara.

Tal y como me dijo Himari, me dirigí mansamente al baño.

Inmediatamente al lado del baño está la cocina.

Tal vez por ello al estar sumergido en la bañera, escucho los intermitentes y cortos gritos de Himari como, “Wah!?” y “Quema!?”

…Me pregunto si en serio estará bien.

Ya es demasiado tarde para preocuparse.

Si surge algo, será confiar en Kanon…

Cuando salí del baño, donde no estaba para nada tranquilo, había espaguetis con carne en la mesa para tres personas.

También había queso rallado. Tenía un buen aroma.  

Tal vez fuera descortés, pero me alivie de que tuviera un aspecto impecable, ya que me imagine una comida en un estado lamentable.

—¡Ohh! Se ve apetitoso ¿sabes?

Revele una franca admiración, pero no hubo respuesta de Himari. 

Al mirar en su dirección, por alguna razón estaba temblando. 

—¿Himari…?

—P-Pude…. Incluso yo pude… Valió la pena el esfuerzo de mirar a escondidas…

Murmuró en voz baja en un estado de profunda emoción.

¿Ella está profundamente emocionada consigo misma?  Eh…

Tee-jee. ¡Komamura-san, di lo mejor de mí! ¡Pude hacerlo por mi cuenta!

—E-En efecto.

—Aunque fue bastante peligroso, ¿sabes?… 

El fregadero detrás de Kanon, quien sonríe amargamente, es un desorden de ollas y platos apilados.

Se infiere que luchó bastante.

Es por esto por lo que considero tedioso cocinar.

No termina con sólo hacerla. Viene en combo con poner todo en orden…

Así que estoy muy agradecido de que Kanon esté ahora asumiendo la mitad de esa tarea.

—Por cierto, ¿ayudaste Kanon?

—Hmhm, no escuchaste que Himari lo hizo sola.

Como escuché los gritos de Himari en el baño pensé en la posibilidad, pero al parecer Himari lo hizo hasta el final.

Esto hace que uno se quiera conmover.

Bien. Ya que finalmente lo hizo, vamos a comer rápido.

Llegamos a la mesa y rápidamente juntamos las palmas de las manos y tomamos nuestros tenedores.

—¡Itadakimasu!

Himari observa conteniendo la respiración a Kanon y mi llevándonos el espagueti a la boca.

Nerviosamente probé un bocado.

Hmm, esto…

La salsa bolognesa bien sazonada está deliciosa.

Puede que la pasta esté un poco demasiado cocida, pero el perfecto espesor de la salsa bolognesa neutraliza ese menos, por lo que en serio no es un problema.

Y el queso rallado esparcido le da suavidad, lo que le da un plus al sabor.

Considerando que es la primera vez que lo prepara, creo que tiene un puntaje bastante alto.

—Delicioso.

—Hm, ¡está delicioso, Himari!

Haa, que alivio…

Kanon y yo transmitimos nuestras honestas impresiones y al final Himari soltó un suspiro de alivio, y mostró una cara sonriente.

—Me alegra haber podido estar a la altura del sabor de la tienda.

Si soy franco, es probablemente un sabor que podría repetir incluso sin que haya una maid.

Este tipo de “sabor del que puedes comer mucho pero nunca te cansarías”, es un factor importantísimo.

—Estaba nerviosa por lo del agua hirviendo, pero fuiste capaz de prepararlo bien… Himari, has tenido un gran avance, ¿sabes?…

Por alguna razón, Kanon estaba extremadamente conmovida.

¿Eres su madre?

De esta manera, la primera vez de Himari haciendo la comida por su cuenta, terminó siendo un éxito, sin embargo—

Debo añadir que será algo complejo poner en orden el fregadero hecho un desastre.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!