Se ha revelado el secreto de mi nacimiento. Me siento feliz de haber heredado el poder de mi padre. Es un poder peligroso, pero este está sellado, así que es seguro. Y me acabo de enterar que, si saco solo un poco de poder, entonces podré usarlo sin problema alguno. Aunque tenga todas esas ventajas, seguro no tendré oportunidad de usar la totalidad del poder.

Los cinco senseis me han entrenado personalmente para hacerme fuerte a su manera. El yo de ahora hasta puede dar pelea en un enfrentamiento de espadas contra madre… pero, la verdad es que a pesar que le doy pelea, no le he podido ganar ni una sola vez.

Dejando eso de lado, en este lugar ha aparecido una existencia irregular.

—Entonces, ¿quién eres? Habla.

Teniendo una figura humana, pero en miniatura, era una hermosa chica con alas transparentes como las de un insecto. A ella le hice mi pregunta.

—Orco asqueroso, más te vale no hacerme nada. No pongas esa cara de bestia frente a mí. Solo porque soy pequeña, me dices que no entrará, y seguro que luego me pegarás a la pared con un alfiler para que no pueda escapar, y luego me lamerás y pincharás con tu cosa. Y seguro luego meterás tu semilla en un gotero para poder embarazarme. ¡Sí, sí, creíste que no me daba cuenta de lo que planeabas, pero solo con ver esa cara de bestia en celo, puedo leer tus pensamientos!

—Tienes una imaginación muy creativa. ¿De dónde demonios viene esa idea? Cuán pervertida serás para haber imaginado todo esto. Y también dime, ¿qué significa que tengo cara de que voy a meter mi semilla en el gotero para poder embarazarte? En serio, eso me parece demasiado exagerado. Ahora como voy a vivir pensando si estoy o no haciendo ese tipo de cara.

Pensaba que las Hadas eran más resguardas en estos temas. Pensé que eran inocentes. Veo que me equivoqué.

—¿De verdad no me harás nada cruel?

—Soy un orco. Un verdadero orco no tiene sexo con una chica que no lo desea.

Entre los intervalos del entrenamiento, mi madre me enseñaba acerca del amor. Solo por ser fuerte, no tengo el derecho de cometer violación contra una chica que no desee hacerlo conmigo; esa fue unas de las enseñanzas. Cuando uno debe llevar a la cama a una mujer, es cuando ella desee ser llevada a la cama. Solo cuando ella de su aprobación es correcto hacerlo. Cuando no deseen ser llevadas a la cama, significa que no pude convencerlas de tener mis genes, por lo débil que soy.

Desviar la mirada de mi debilidad, y pisar el derecho de la mujer y violarla, es ser demasiado malo. Pero estoy tranquilo, he entrenado durante cuatro años; entrenamientos donde me he jugado la vida, y todas las dificultades las he superado. Definitivamente estaré bien.

De parte de mi madre aprendí cuándo llevar a la cama a una chica. Me enseñó a diferenciar si de verdad quiere o no, pero que no me lo diría con su boca, sino que sería honesta haciéndomelo saber con su cuerpo. Todo esto me enseñó madre.

Hablando de eso, esta hada de verdad que no desea tener sexo conmigo, así que obviamente no la obligaré.

Igual, no entraría en su pequeño cuerpo… … Sin embargo, existe el gotero. Esa idea no se me había ocurrido. Suena interesante.

 —Como que lo estás pensando mucho, ¿no crees?

—No, eso es lo que te parece.

—Fuu, que bien. Pensé que los orcos eran bestias sin cerebro que se dejaban llevar por sus impulsos.

—Esa imagen que tienes es un poco estereotipada, ¿no crees? Mi gente desde la infancia son herbívoros, son inteligentes, y con mano firme. Todos ellos dicen que harán cosas pervertidas solo después del matrimonio.

Todas las caras de los niños de mi infancia del pueblo aparecen en mi cabeza. Anteriormente, ellos me intimidaban, pero después de volverme fuerte, y ganar la competencia de sumo en el pueblo, además de ganar la competencia de caza, fui coronado como el campeón número 342 de la historia de lo orcos. Y ahora todos ellos, son mis amigos.

Con ellos hablo sobre cómo vestir bien para que le gustes a las chicas, también discutimos acerca de la agricultura del mes para aumentar el rendimiento del campo. Investigué los precios de productos en pueblos cercanos y busqué productos ideales que serían útiles para la aldea. Además, llegamos al acuerdo de establecer restricciones de caza, para no capturar innecesariamente a los animales y no abusar de la generosidad de la madre naturaleza. Al final resultaron no ser cabezas huecas, sino seres inteligentes y firmes ante las situaciones.

Cuando le contaba todas esas experiencias, el hada negaba con la cabeza diciendo “¿de verdad son orcos?”

… … … Lo único que se vería malo, es que cuando están borrachos, se dejan llevar por sus instintos al hablar. Una vez dijeron “hemos estados equivocados, las hembras del exterior son más atractivas que las cerdas que tenemos en este pueblo”, “disculpen, tengo algo que admitir, te estado ocultando algo oscuro a ti, Ork. La verdad es que me he masturbado pensando en tu madre en muchas ocasiones” y otro respondía “yo también, yo también, de verdad que es bonita y se ve tan joven. Te tengo envidia, Ork” y seguían “De hecho, debo confesar que te hacíamos bullying porque te teníamos envidia porque tú madre estaba rica”. “Yo quisiera tener la oportunidad de embarazar a la mujer caballero, pero, da miedo. Seguro que es igual de fuerte que Ork, por algo la llaman caballero, No, no, primero mi vida”.

Y así eran las conversaciones en los bares. Como hijo, lo único que podía hacer era escuchar, y si alguien se pasaba de listo, romperle la cara. Aunque admito que los entiendo, por una parte.

Pobre el orco que se haya masturbado pensando en mi madre, seguro no podrá volver a verla a la cara sin tener vergüenza de su pecado.

—Pero las miradas de los orcos son pervertidas y con lujuria. Siempre decían que ellos rompen todo a su paso.

—Ya no, la mayoría ahora son herbívoros. En cambio, yo saldré de viaje en busca de crear un harem donde embarazaré a muchas bellas chicas de todo el mundo. Soy el único orco carnívoro de este pueblo.

—Viste, tenía razón. Es ridículo que hayas sido elegido como héroe por el Rey de los Espíritus. Si eres el único orco carnívoro; eres peligroso.

El hada empezó a quejarse.

—Por ahora, explícame cuál es tu objetivo y para qué has venido aquí. Hace rato también lo dije, pero no te voy forzar a nada que tú no desees. Y si te soy sincero, aunque seas bonita, no podemos hacerlo, así que ahora solo eres una molestia. Ya quiero que te marches de una vez.

—¡Eres un idiota!  Ahhh, ya estoy harta. ¡Ok, voy hablar! Este… por donde empiezo. Hay una existencia muy importante, esta se llama el Rey de los Espíritus. Esa persona es la deidad que protege el mundo. Pero como no puede ayudar directamente, envía una parte de su poder, y elige a alguien a quien entregar dicho poder. Y este, a cambio, debe proteger el mundo. ¡Eso es lo que significa ser un héroe!  ¡Y parece que ahora tú eres el héroe! ¿No es genial?

¿Qué demonios? Esto solo se ve como si simplemente estuviera pasándome su trabajo.

Trabaja por ti mismo, maldición.

—Suena algo problemático. ¿Puedo devolver el poder de héroe? Parece ser un poder útil, pero envolverme en ese tipo de problemas no es lo mío.

Lo siento por el Rey de los Espíritus, pero no me comprometeré con esto. Cierto, madre también había sido elegida como héroe hace mucho. Después le preguntaré de qué trata esto, en qué asuntos me estaría metiendo y todo eso.

—Uuuuhhmm… por eso es que odio a los orcos. Si fueras un humano, te habrían llenado el

cerebro de puras historias de leyendas de los héroes, y estarías ilusionado porque este sería tu sueño, sería tu deseo, este sería tu más grande sueño hecho realidad, ser un héroe para ti sería tu mayor logro. Además, hasta ahora han sido elegidos puros héroes dignos de este poder, e incluso se arrodillaban y decían “yo seré el héroe de la humanidad”.

—Tal vez es porque soy orco. Para mí, el enemigo es el héroe. Bueno, volviendo a lo de antes, ¿puedo regresar el poder?

Para los demonios, el héroe es un criminal de guerra que aplasta todo a su paso y mata a nuestros aliados. Tal poder sería de mala suerte, además, por qué yo tendría que enfrentar los problemas que le corresponde solucionar al Rey de los Espíritus. Suena muy problemático, y no tengo tiempo para eso.

Le muestro el escudo con la señal de los héroes que estaba grabado en mi mano, mientras hablo con el hada.

—Imposible. Si te eligen una vez, te acompañará hasta que mueras. Además, creo que no estás entendiendo la información que te estoy dando, ya que no hay un deber o trabajo que tenga que ser realizado por el héroe. Simplemente tienes el derecho de poder usar esa fuerza. El héroe era muy fuerte, así que los humanos pensaron “si tiene ese poder, debería ayudar a protegernos”. Los legendarios héroes de la historia solo son personas que les lavaron el cerebro y los usaron convenientemente. No es que, por el hecho de ser el héroe, debe obligatoriamente proteger a la humanidad. La realidad es que es solo un mecanismo de defensa para proteger el mundo.

—No, pero si me entrega el poder, y no hago nada con dicho poder, el Rey de los Espíritus se molestaría, ¿no?

—Al contrario; esto es lo que el Rey de los Espíritus quiere. Él elige a aquellos que tienen un destino por enfrentar en el futuro. Por favor, tranquilízate. Incluso, da igual si no quieres ser un héroe, nunca podrás evitar tu destino y lo que te espera en adelante. Igual, hay casos donde un idiota usa su poder como le plazca y causa problemas. Pero esos casos que no pueden ser evitados, están fuera de nuestra jurisdicción. Haz lo que desees, es lo que quiero decir.

Al final resultó ser que el sistema era uno donde te dejaban al libre albedrío. Ahora lo entiendo todo. Eso de la misión de héroe y la responsabilidad en sus hombros de salvar la humanidad era todo pura conveniencia para los humanos.

—¿Y tienes alguna evidencia acerca de eso?

—Claramente. Deberías de preguntarle mejor a Mireiyu, después de todo, es tu predecesora.

Madre reía mientras asentía con la cabeza.

—Lo que dice el hada es correcto. Todo lo que he hecho como heroína, como pelear contra el Rey Demonio para salvar el mundo, solo ha sido para la conveniencia del país. Por culpa de eso, se piensa que los héroes deben embarcarse en guerras humanas. Aunque la realidad es totalmente diferente.

—¿Entiendes? Es tal y como dice tu mamá. Nada más debes mirarla para entender; se casó con el enemigo que según las leyendas debía de derrotar, y así los dos retaron al mundo. En ese momento, llamaron al escuadrón de héroes, y a los cuatro reyes celestiales que trabajan para el Rey Demonio, e hicieron un bonito reencuentro. La segunda fiesta también fue divertida.

—Queríamos hacer de nuevo un reencuentro, pero fue una pena que un continente se hundiera.

Acaba de ser revelado la verdad acerca de ese ataque, aparte de eso, no sabía que la Heroína, el Rey Demonio, y todos sus compañeros se llevaran tan bien. ¿Es buena idea que se lleven así de bien?

Pero al menos ya entendí que lo que decía el hada es cierto.

Mientras el hada decía “Aay, ya estoy cansada”, dirigió su mirada hacia mí. De repente, como si se hubiera dado cuenta acerca de algo, me miró más profundamente. Además, dobló el cuello en señal de tener dudas y parecía que empezaría a lanzarme preguntas, pero antes se acercó más para verme. Acto siguiente, empezó a sudar frío.

Se le veía en la cara escrito “¿qué ha pasado aquí?”

—Mireiyu, ¿qué clase brujería hiciste aquí? Este tipejo tiene algo raro. Se supone que el poder del héroe no se hereda por generación. ¿Pero por qué tu hijo posee el tuyo? Y gracias al que recién le he pasado, en total ahora tiene dos poderes de héroe.

… … Hablando de eso, padre dijo que heredaría el poder de héroe de mi madre. Con el que acabo de recibir, ahora tengo dos.

—Porque es un poder muy útil. Además, la sangre de su padre es muy fuerte, y para albergar también mi sangre, estaba preocupada si mi bebé nacería a salvo. Por eso, le pedí un favor a un conocido. Hacer que el poder del héroe se pueda heredar, y así ampliar la capacidad para que mi niño pueda nacer sano. Jajaja.

—Nada de “jajaja”. ¿¡Qué es eso de estar pasando así nada más el poder legendario del Rey de los Espíritus!? ¿Qué es eso de que ahora se pasará así simplemente de generación en generación? Solo pasarán algunas décadas antes de que el mundo se llene de puros héroes. ¿Acaso estás demente?

—Tranquila, todo estará bien. Si no es un Evol orco, parece que no podrá heredarlo, ya que solo un Evol orco puede hacer algo así en el mundo. Tranquila, confía en mí. Los héroes no van a aumentar de la noche a la mañana.

… … Es más que obvio que ese todopoderoso del Gran Sabio Marin Enraito lo hizo. ¿Otra vez ese sujeto? No le bastó con sellar mi sangre de orco, sino que también me enseñó magia. ¿Cuánto es exactamente lo que le debo a ese tipo?

Mientras escuchaba la explicación, de repente recordé un manga antiguo. Espera, ¿cuál era su nombre? Ah, ese, ese. Es igual a esta situación. Se parece al manga del caballero dragón. En el caso del protagonista, su padre, desde que nació, portaba un escudo de armas* de dragón como señal de ser el caballero dragón. En la mitad de la historia, el papá muere, y el protagonista hereda la señal del dragón. Al igual que yo, ya él poseía uno, y cómo recibió otro, en total ahora tenía 2 escudos de armas.

(NT: Escudo de armas: es como una señal o bandera)

¿Tal vez yo también puedo hacerlo? La energía que siento que proviene de mi mano derecha viene de esta nueva señal de héroe recibida, pero siento otra en lo más profundo de mi cuerpo. Ya veo, este poder siempre estuvo dormido. Ahora, trataré de sacar este poder al exterior. Oh, está saliendo, está saliendo. Juntaré todo en la mano izquierda.

Oh, está completo.

—Miren, tengo en ambas manos escudos de armas. ¿No se ven genial?

—Sip, combinan con Ork, ya que Ork es bello.

—La llamaré la cresta gemela del espíritu, porque me lo dio el Rey de los Espíritus y pues porque son dos.

Aparte de brillar el recién recibido emblema en mi mano derecha, el emblema en la mano izquierda también comenzaba a brillar una nueva señal. Esta es la herencia de mi madre.

Oh, siento que me surgen nuevas energías.

He acumulado una gran cantidad de ki en mi interior, y a parte, ahora puedo sentir el poder los espíritus a mi alrededor. Hay de esos espíritus que no siempre ayudarán a menos que haga uno de esos rituales problemáticos, pero también hay algunos que son extremadamente amigables, y me piden de favor que use sus poderes.

Un momento, no es solo en esta habitación. A varios cientos de kilómetros de mi distancia, hay espíritus que se están reuniendo. Fuego, aire, agua y tierra, los cuatro atributos de la naturaleza.

Esto me será muy útil. Normalmente, según mi naturaleza innata, solo puedo usar un atributo. Pero con esto cambian las cosas.

El hada se empezó a estremecer de la nada.

—Esto era lo que tramabas verdad, desde el principio. Solo se puede recibir un emblema de parte del Rey de los Espíritus. Ese es el límite. ¡Ahora si tienes otro, lo peor es que no se sabe que planeas hacer con ambos! Oh Rey de los Espíritus, escucha mis plegarias, este es un caso especial, de verdad especial! Por favor cancele el poder que le ha dado a este orco. ¡Rápido, cancélelo, se lo ruego!

El hada desesperadamente mira hacia cielo y empieza a orar, pero parece que el Rey de los Espíritus sigue con la decisión de ignorarla.

Ante el silencio, el hada respira hondo y se calma.

—Mou, si llega a extinguir la vida en el mundo, no es mi responsabilidad. Ya lo advertí.

—Hada-san, ¿qué tal si nos sentamos un rato, nos calmamos y tomamos unas dulces bebidas.

—¡Es tu culpa, Mireiyu! Antes eras alguien valiente y con pasión que aceptaba con honor la oportunidad de ser una heroína, y ahora, desde que conociste a ese orco, te has ido por otro camino, ¿no es así? Cambiaste.

A pesar de las palabras del hada, mi madre mantenía su sonrisa.

—Bueno, si así son las cosas, ¿qué se puede hacer? Volviendo al tema, ya estoy satisfecho de escuchar que no seré arrastrado a nada problemático. Si se llega a aparecer alguien que le esté dando problemas al Rey de los Espíritus, estaría bien si solo acabo con la raíz del problema, ¿verdad? Ya puedes irte, ya sé lo que quería saber.

Puede ser un poco estresante, pero ella es bonita. Sin embargo, no tengo interés en mujeres que no quieran ser embarazadas por mí. Si en mi viaje me persigue un hada tan bulliciosa como ella, se volvería un viaje muy ruidoso. Sería una tragedia si me odiara alguna mujer hermosa por esa razón.

Si igual el destino me llevará hacia un enemigo del Rey de los Espíritus, entonces es innecesario una guía para mí. Por ahora solo deseo que se vaya de una vez.

—Aunque me hubieras dicho que me quedara, igual me hubiera marchado. Pero, tengo la obligación de informar tus movimientos de vez en cuando. Volveré, y si me place, te daré uno que otro consejo. Cuando llegue ese momento, prepárame otra bebida dulce para llevar.

El hada se empezó a desvanecer. Hablando de bebidas, en algún momento, mi mamá le dio su bebida, y el hada se la estaba llevando con todo y vaso.

Realmente fue un personaje muy agradable. No me desagrada que tenga mala lengua para decir algunas cosas.

—Ork tu madre; es decir, yo, se siente orgullosa que hayas sido elegido como héroe de esta generación. Sin perder ni un segundo, iré a presumir con la gente del pueblo.

Basta de alardear mucho acerca de ser un héroe. Que haya obtenido un poder tan útil, es buena suerte, para mí con eso basta.

Antes de cualquier cosa, le preguntaré a mi madre sobre su era siendo la Heroína. Y luego de eso, le preguntaré sobre el Rey Demonio a mi padre, el por qué les declaró la guerra a los humanos. Realmente no tengo ni idea sobre la razón. Y, por último, hablar de cómo mi padre y madre terminaron juntos.

Tomarme mi tiempo para conversar de esto antes de mi viaje, me parece bastante agradable.

Inmediatamente me iré directo hacia donde se encuentra Marin Enraito. Debo aprender acerca del sello, ya que tanto para mi futuro como para el de mis hijos, tengo que asegurarme de volverme experto en ello.

Además, ya no puedo esperar para probar mis nuevos poderes que se habían mantenido ocultos. Ya empieza la aventura.