※※※

En la mañana…. Kanon se dirigía a la escuela en tren, cuya tasa de pasajeros es altísima. 

Aparentemente Himari estaba siendo manoseada cuando conoció a Kazuki, pero afortunadamente Kanon no había experimentado eso.

Por alguna razón tenía la sensación de que tal vez era por su color de pelo claro.

(Bueno, Himari tiene un aspecto dócil…)

En ese aspecto pensaba que por su parte ella parecía una chica de instituto “que armaría camorra si se viera envuelta” con un manoseador.

Kanon pensaba que Himari es una persona de una fuerte voluntad, pero…. tener ese carácter y ser un objetivo fácil para los manoseadores es un asunto diferente. 

(Me pregunto si a Kazu-nii le gustan las chicas de aspecto dócil… ¿Debería oscurecerme el pelo un poco más…?)  

Su amiga de la infancia Yuuri también tenía un aspecto amable… Al pensar en eso, Kanon se sintió triste mientras miraba el paisaje exterior que fluía a través de la ventana.

—Kanon, buenos días.

—Buenos días.

Tan pronto como entró al salón de clase los compañeros la saludaron.

Delante del escritorio de Kanon, dos chicas con un color de pelo aún más claro que el de Kanon conversaban entretenidamente.

Eran Yuiko y Urara.

Las dos y Kanon se conocieron después de segundo año, sin embargo, como Kanon, son amigas con las que es fácil llevarse bien.

Yuiko se peina mostrando la frente, y Urara tiene una coleta atada de lado.

—Ah, es Kanon, buenos días.

—Hm, buenos días.

Kanon pone su bolso en su escritorio y se sienta encima del escritorio en lugar de sentarse en la silla y se pone en actitud para escuchar la charla de las chicas.

—Por cierto, ¿viste el show anoche?

—Claro que lo vi. Por el canal 6 ¿no? En serio la sonrisa de Icchan era demasiado linda, de verdad increíble.

—¿Verdad? Icchan estaba un poco descoordinado.

Emocionadas, las chicas hablan de un joven grupo masculino de idols que recientemente debutó.

Las dos pertenecen a las llamadas “Johnny Otakus” (NT: ジャニオタ es una palabra para referirse a las entusiastas de los grupos de idols de la oficina Johnny & Associates

Al parecer, Yuiko era la fanática al principio, y más tarde arrastró a Urara a ello.

Kanon también vio la televisión ayer y también tiene cierto agrado hacia los idols, pero no es una fanática tan entusiasta como ellas.

Por lo que miraba fijamente con una risilla a las chicas que hablaban entusiasmadas. 

—¿Qué pasa Kanon? Algo te causó gracia, ¿estás de buen humor?

—Sí, me pareció entretenido.

—Fue tan entretenido. A Kanon también le encantó, entonces deberíamos ir juntas a un concierto. 

—No, me basta con verlos en la televisión, además, no tengo dinero, ¿sabes?  

—¿Es así? Si ahorras dinero y cambias de opinión me avisas, estoy lista para arrastrarte al pantano.

—Jajaja, me siento tentada, ¿sabes?

Kanon las engaña con una risa.

De hecho, Kanon no le había dicho a nadie que su madre había desaparecido.

No solo a sus dos amigas sino también a los profesores.

Así que para sus compañeros de clase, Kanon todavía tiene la reputación de ser una animada y amigable chica de instituto.

Sólo la familia de Kazuki, Yuuri, y Himari saben que su madre ha desaparecido.

No se lo dijo a nadie porque tenía el fuerte pensamiento de no querer causar ninguna preocupación innecesaria.

Para empezar, tenía la idea de que su madre no tardaría mucho en regresar.

Eventualmente no volvió, y ya ha pasado cerca de un mes de eso.

(¿En serio en dónde se ha metido?… Tampoco me dijo nada. Me pregunto si en serio ya no le importo, no, mal, mal, muy mal)

Pensar en ello le provocaba llanto.

Kanon expulsó de su mente la imagen de su madre y decidió concentrarse en la conversación con las dos.

Como de costumbre, las dos están emocionadas diciendo cosas como, “Esa sonrisa es tan linda” y “El instante en que sus ojos están ocultos por su cabello es lo más sexi.”

Kanon pensó que las dos cada vez parecían muy felices al día siguiente de ver el idol que seguían en la televisión. Tenía algo de envidia de esa forma de pensar tan simple.

—Ya sabes, su sola presencia es preciosa.

—Lo sé, el solo estar ahí de pie incluso sin hacer nada, estoy como, “Te amo”.

Por reflejo los ojos de Kanon se abrieron de par en par ante la conversación de ellas.

Eso es porque pensó que era similar a los pensamientos que ella misma estaba teniendo en ese momento.

Ciertamente se pone muy feliz cuando Kazuki cuida de ella. Pero incluso si él no hiciera nada por ella, su presencia en sí misma hacia feliz a Kanon.

En efecto era feliz solo con que estuviera a su lado.

Un dolor suave se extendió por el pecho de Kanon cuando fue consciente de su propio corazón.

Era el recreo, después de la clase del tercer período. Los chicos de la clase se reunieron en un rincón del aula.

Varios chicos están mirando el smartphone de una persona. Probablemente estén viendo un video.

El número de chicos en la escuela de Kanon es solo una quinta parte de las chicas, por lo que es inevitable que haya brotado un sentido de unidad entre los chicos.

—Uwah, enormes, eh…

—Me gustan de este color.

—En serio.

Al principio, los chicos miraban en silencio, pero pronto comenzaron a entusiasmarse con temas indecentes de los que ella no quería oír hablar demasiado.

(En serio son unos mocosos)

Kanon estaba molesta interiormente y desvió la mirada. Son muy diferentes a Kazuki que siempre está calmado. 

Kazuki no dice cosas descaradamente vulgares como esas, y tampoco demuestra tal actitud.

Al recordar de repente la vez que tuvo un resfriado, Kanon sacudió la cabeza mientras su rostro se enrojeció.

En ese momento estuvo bastante inapropiada por la fiebre.

En serio no sabía cómo es que le expuso la espalda a Kazuki.

Sin embargo, eso también es una evidencia de que se siente segura ante Kazuki.

De hecho, Kazuki ni hizo nada ni cambió su actitud.

Entonces recordó la sensación de su mano acariciándole la cabeza la vez que fueron a la casa de Kanon.

Esa mano grande, cálida, y gentil—

Después de todo, los hombres se restringen siendo adultos… pensaba Kanon de nuevo.

A la hora del almuerzo, Kanon cambió de dirección su escritorio y extendió su bento.

—Eh, Kanon, siempre hace el suyo, ¿verdad?

Urara murmuró eso mientras miraba fijamente el bento de Kanon.

—Hm, así es, ¿hay algo mal?

—No, solo pensé que tienes un alto nivel de feminidad.

—¿Te parece?

El bento es algo que simplemente se rellena.

Aunque no es un bento hermoso como el de los animes, me pregunto qué parte de esto es altamente femenino… Se preguntaba Kanon.

—Yuo tambua pamso.

Como si estuviera de acuerdo, Yuiko asintió mientras se rellenaba los cachetes con un sándwich de jamón y lechuga de la tienda de conveniencia.

—No deberías hablar mientras comes. No se entiende lo que estás diciendo.

Dijo Kanon mientras se reía, Yuiko lo trago y luego sorbió un jugo de fruta en caja, tomo un largo respiro, y finalmente abrió la boca,  

—Yo también lo creo. Quiero decir, estas mini chuletas son caseras, ¿verdad? No parecen congeladas.

—Así es, pero… solo puse lo que sobró de la cena de anoche, ¿sabes?

—Eso solo ya es sorprendente.

—¡Cierto, cierto!

—Err… Gracias.

Cocinar era algo natural para ella desde que era niña.

Se avergonzó ligeramente cuando sus amigas la elogiaron nuevamente por eso.

Hablando de eso, qué haría para la cena de esa noche.

Kazuki y Himari también están encantados, así que valía la pena hacerla, pero era algo difícil idear un menú para cada día.

(Hmm, no me he decidido. Tal vez vaya al supermercado y vea cuánto cuestan los ingredientes antes de decidirme.)

Mientras comía su bento, Kanon ya pensaba de inmediato en la cena.

La hora de asesoramiento es el momento para los preparativos del festival cultural.

El festival cultural es poco después de la temporada de exámenes, por lo que si no se afronta con seriedad no se lograra hacerlo con éxito.

En primer año fue sólo una exposición, pero este año la clase de Kanon hará un café cosplay.

No solo los trajes, si no también ofrecerán comida, por lo que es necesario una cuidadosa preparación anticipada a diferencia de la exposición.

Hoy se discutió sobre cómo conseguir los alimentos, las bebidas que se proporcionarán y cuánto preparar.

Por cierto, parece que todo el mundo hará cosplay, independiente de si hace un trabajo detrás de escena o no.

Debido a la sensación de que cada quien iría como quisiera vestir, era claro antes del evento de que habría una atmósfera similar a la del halloween.

Dentro de un salón de diversas opiniones, con sus mejillas descansando en las manos, Kanon miro hacia el exterior de la ventana de manera indiferente.

No es como si no estuviera interesada, sin embargo, no se le daba muy bien participar en estas discusiones.

Sin embargo, eso no significa que no vaya a cooperar.

Cuando se le asignará cualquier deber tenía la intención de obedecer mansamente.

Bueno, si le imponen una asignación que no le agrade podría poner algo de resistencia.

(Sin embargo, un café cosplay, ¿eh? Me pregunto si debería invitar a Kazu-nii en otra ocasión, eh)

A pesar de que le había dicho a Kazuki que no pensara en ello porque sería problemático para Himari, si iban a la tienda donde trabajaba, Kanon también tenía curiosidad. 

Mientras Kanon se preguntaba cómo lo hacía Himari en su trabajo, sonó la campana. 

—Estoy de vuelta.

Kanon llevaba una bolsa de supermercado cuando regresó a casa.

No había nadie dentro de casa que respondiera al llamado de Kanon.

—Cierto, hoy Himari está en su trabajo a tiempo parcial.

Encendió la luz de la cocina y luego puso la bolsa del supermercado en la mesa.

—Bien, manos a la obra, haré algo increíble para hoy.

Kanon murmuró para sí misma y luego sacó los ingredientes que había comprado.

La casa está ahora vacía. Es un espacio tranquilo con nada más que los sonidos que ella misma hacía.

Sin embargo, no se sintió solitaria, porque sabía que ellos volverían a casa.

※※※

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!