Finalmente era agosto.

En fin, hoy trabajé horas extras por lo que volví a casa más tarde de lo usual.

Para cuando llegué a casa, las dos ya habían terminado su comida. Solo mi porción estaba cubierta con un film.  

El plato principal de hoy es caballa asada con sal.

En la cafetería de la compañía estuve indeciso entre el combo de curry o el almuerzo de estilo japonés, me alegro de haber elegido el combo de curry.

Eso es porque el plato principal en el almuerzo de estilo japonés también era caballa…

Al mismo tiempo que comenzaba a calentarlo en el microondas, Kanon pasó diciendo; “Tomare un baño.”  

El día de hoy me tocaba el primer turno, pero parece que Himari ya había entrado. 

Himari ya estaba cambiada a su pijama y relajándose en la sala de estar. 

También se había establecido la regla de; “ser el último en tomar un baño cuando me retraso a causa de las horas extras”.

Me pregunto cuántas veces más se aplicarán estas reglas del baño….

Inconscientemente pensé en tal cosa cuando miraba la caballa iluminada por la luz anaranjada del interior del microondas.

Kanon salió del baño con una toalla en la cabeza y se desplazó al lado de Himari sentada en el sofá.

El olor floral del champú se extendió por toda la sala de estar.

A pesar de que se supone que las dos usan el mismo champú, tengo la extraña impresión de que sus aromas parecen ligeramente diferentes, ¿por qué será?  

En cualquier caso, es un olor que no podría emitir un tipo que roza los treinta como yo.

—Ah, ahora que recuerdo. Kazu-nii, ¿Qué tipo de uniforme usabas en el instituto?

Kanon, quien se llevaba a la boca su té de cebada frío, me pregunto eso cuando me encontraba en la cocina bebiendo mi cerveza post-cena.

—¿Qué pasa? Eso tan de repente. 

Uwah—Ji!? Kanon-chan!?

Por alguna razón Himari intenta bloquear la boca de Kanon.

Pero dado que Kanon estaba a punto de beber su té de cebada, todo terminó con la taza golpeando su rostro. 

—Cielos!? ¡Lo lamento!

—¿Qué rayos haces…?

Kanon presionándose el rostro se desmayaba en agonía.

Esperamos un tiempo hasta que se recuperara….

—La verdad es que antes de que llegaras a casa, imaginábamos con Himari… o mejor dicho, teníamos la idea descabellada? Por así decirlo.

—¿Idea descabellada?

Uhh…. El hecho de que puedas decírselo a la persona en cuestión sin dudarlo es la diferencia en el modus operandi de una persona ordinaria y un otaku…. Qué deslumbrante…. Es imposible para mi….

Mientras se cubría el rostro con la mano, Himari murmuraba algo.

—Hmm. Era, y si Kazu-nii tuviera nuestra misma edad y fuéramos a la misma escuela.

Fugi… Ji!?

Espera, Himari emitiendo sonidos extraños es demasiado interesante, ¿eh? 

—¿Q-Qué te pasa Himari?

—¡No se lo digas directamente, por favor! ¡Es vergonzoso!

—¿T-Te parece?  Aunque no siento que haya dicho algo tan terrible…

Tal vez abrumada por la Himari que apelaba desesperadamente, Kanon estaba algo confundida.

—Mejor dicho, pensar en un “Y si” da pie para el comienzo de una obra derivada…. Además, en lo que respecta al contenido estaría en la “línea de los sueños”, ¿verdad…? ¿Qué clase de batsu game sería comunicarle eso a la persona en cuestión? Incluso dicho de esa manera, no hay forma de que lo comprenda…. Después de todo, ustedes dos y yo tenemos formaciones diferentes…. Que difícil…

Mientras se agarraba la cabeza, Himari dejaba escapar aún más sus pensamientos.

Incluso escuchando esas palabras que se filtraban, no podía comprenderlo por completo….

Por ahora dejaré de lado eso, y repasaré en mi cabeza las palabras de Kanon. 

Si fuera de la misma edad de Kanon y Himari….

Nunca lo había ni considerado, por lo que recibí un ligero shock.

Me pregunto si el estilo de vida sería por completo diferente al de ahora si las hubiera conocido en el instituto.

… Bueno, para ser sincero, no lo sé.

Incluso siendo primos con Kanon, es probable que no habláramos en la escuela.

Es lo mismo con Himari, no parece que tengamos ningún punto de convergencia.

Y supongo que de mi parte no cambiaría lo de dedicarme al judo.

O mejor, puede que sea probable que hubiera dejado el judo con anterioridad al escuchar rumores sobre las habilidades y conspicuos logros de Himari. 

Cuando estaba en el segundo año de instituto no podía juzgar con sinceridad mi propia habilidad, estaba en la etapa final de mi lucha vana.

A pesar de que son dos campos diferentes, si escuchara la historia de que Himari ya ha alcanzado conspicuos logros….

… Hmm. Dejemos de pensar más que eso.

No es un asunto para desenterrar indiscriminadamente.  

—Ah, sobre el uniforme del instituto, eh. El uniforme de mi instituto era el gakuran común. No tenía nada interesante. Dicho eso, no es como si quisiera vestir un bléiser. Mejor dicho, no me interesaban los uniformes.

—Oh, ¿es así? Bueno, es muy Kazu-nii. 

—Gakuran… Quisiera haber visto la imagen de Komamura-san en gakuran….

Ah. Himari ha entrado en un modo algo peligroso.

Me gustaría pensar que fue producto de imaginación que haya escuchado sonidos de babear y sorber. 

—Ahora que lo pienso, fue todo un lío hacer el nudo de la corbata cuando buscaba trabajo, eh. Solo en aquel momento sentí algo de envidia de los tipos que estaban acostumbrados por vestir de bléiser en el instituto.  

—Actualmente lo haces sin problemas. En las mañanas, en el instante en el que apartó ligeramente la vista ya lo has hecho.

—He dibujado corbatas, pero ahora que lo pienso, no sé cómo se hace un nudo, eh. Tal vez es porque no lo veo como un elemento que destaque en un personaje masculino….  

—Tampoco he atado una corbata. Ocasionalmente observó en el tren a chicas de otros institutos llevando corbata, creo que se ve bastante cute, ¿sabes?  

Cierto. Tanto en el uniforme de Kanon como el de Himari utilizan cintas. 

—Oye. Solo por curiosidad, ¿puedo practicar el anudado de la corbata?

—Ah. Yo también quiero intentarlo. Entendiendo el patrón podría ponerlo en uso cuando esté dibujando.

—Bueno, no tengo problema.

Las dos vinieron en mi dirección desde la sala de estar.

Tome la corbata, que deje sobre el espaldar de la silla cuando llegue a casa, y se la pase a Kanon.

Mientras miraba fijamente la corbata, Kanon murmuró,

—Es bastante larga, eh. 

—Acerca de eso, Komamura-san, ¿tienes un patrón específico para las corbatas?

—No en especial. Desde que no sean de colores llamativos.

—Ya veo….

En ese momento Himari y Kanon se miraron a los ojos y sonrieron con malicia.

—Eh… ¿qué pasa?

—Bueno. Aquel día cuando fui junto con Kanon a divertirnos, nos encontramos con una corbata que quedaría bien en Komamura-san.

—Así es. Si Kazu-nii se la pusiera pienso que se vería gra… genial, ¿sabes? 

—Creo que estabas a punto de decir “gracioso”? Es así ¿no?

—¿Qué estás diciendo? Más importante que eso, vamos con la práctica para anudar la corbata. 

Ha desviado por completo el tema.

¿Qué clase de diseño tenía esa corbata…? Estaba inmerso pensando en ello, cuando de inmediato Kanon me acercó su rostro. 

No pude evitar quedar en shock ante el dulce aroma del champú que cosquilleo repentinamente en mi nariz. 

Kanon me rodeó con sus brazos y colgó la corbata en mi cuello.

—¿¡Van a practicar conmigo!?

—Eh? Aunque solo es esto.

—Pueden hacerlo en ustedes.

—Pero es confuso cuando cambia la dirección, ¿no lo crees?

—Espera, tienes pensa—

Estaba a punto de decirle; “¿Tienes pensado hacerlo para otra persona?”, pero corte las palabras.  

Fue porque Kanon estaba claramente ruborizada.

—Eso, bueno, ya sabes…. Para el futuro…. ¿vale?

—Vaya, ya veo. Del tipo… para un futuro marido, ¿verdad?

▬▬▬▬▬!

Ante la persecución de Himari, el rostro de Kanon se ruborizó aún más.

—¡C-Como sea! ¡Vamos con la práctica! ¿O vas a hacerlo de primeras Himari?

—Lo haré después de ver a Kanon-chan. Es que soy torpe….

—Hmm….

El hecho de que ni Kanon ni yo tuviéramos el ánimo de negarlo, es el resultado de los días y meses que hemos pasado con ella.

—Entonces, ¿qué debo hacer?

—Bueno. Para ser sincero, hay varias maneras para anudar. La que yo suelo usar es una de las maneras fáciles.

—Vamos con ese entonces.

—Vale. Lo primero, es hacer ésta un poco más larga y la cruzas…

—Sí.

—De esa manera le das la vuelta y lo llevas hacia adelante.

—Lo hice.

… Mierda. Dado que la cabeza de Kanon está cerca, no puedo evitar sentirme atraído desde hace un rato por el agradable olor del champú.

Puede que sea la primera vez que está tan cerca poco después de haber salido del baño.

Sin tener la intención, los latidos de mi corazón se aceleraron.

En fin, tengo que dejar de pensar en el olor.

—Entonces, pasa por este agujero de abajo hacia arriba y luego pásalo por este círculo…

—Pude, pero…. Como que el nudo no quedó bonito. 

Kanon está algo insatisfecha.

—Supongo que hay que tener cuidado al ajustarlo cuando se pasa por el agujero. Al apretarlo demasiado el nudo se hará pequeño y no lucirá bien. Bueno, si prácticas, no te tomara mucho acostumbrarte.

—Sí. Intentaré practicar. Gracias.

—Eh, Kanon-chan? ¿Acaso has memorizado todo lo de ahora?

—Bueno, supongo que comprendí los puntos sustanciales. Aunque puede que sea difícil comprenderlo del todo.

—Increíble…. Yo no pude entender nada con solo mirarlo….

—Entonces, ¿qué tal si eres la siguiente en intentar?

—S-Sí.

Cambiando de lugar con Kanon, Himari se para delante mío mostrándose ligeramente tensa. 

Lo supuse, Himari también emite el agradable aroma del champú.

…. Mierda, se supone que no pensaría en ello.

Quito el nudo de la corbata y la dejó colgando sobre mi cuello una vez más.

Cuando lo pienso con calma, me pregunto ¿qué rayos estoy haciendo…?

Intencionalmente hago oídos sordos a ese pensamiento, siento que no debo volver a mis sentidos en este momento.

—Bueno, entonces, luego de hacer el cruce como lo hizo Kanon hace un momento, dale una vuelta… 

—… Una vuelta.

—Entonces de abajo hacia arriba… qué haces, detente.

—Eh!? Es de abajo hacia arriba, ¿verdad?

—Así es, pero algo no cuadra.

—Ah, ciertamente la posición es extraña…. Entonces, devuelvo el giro… Eh? N-No se gira.

—Espera, ¿cómo le haces para presionarlo? Mejor dicho, me duele. 

Uwah!? ¡Lo siento! ¡Voy a desatarlo de inmediato!

—Te digo que no lo estás desatando, por el contrario lo estás atando más, ¿¡eh!? 

Uwawawaahh.

—Ajajajajajaja!

—Kanon, que te rías no es de ayuda, ¿¡sabes!?

Fui atrapado en la más que imaginable torpeza de Himari.

—Últimamente no ha venido Yuuri-san, eh.

Dijo Himari mientras tendía el futon en la sala de estar.

Yo me cepillaba los dientes mientras miraba la televisión y me tomó por sorpresa cuando el nombre de Yuuri salió a colación, por reflejo mi mano se detuvo.

El porqué Yuuri no ha venido a mi casa como solía hacerlo.

Es porque ha encontrado trabajo.

Y hay otra razón más.

Porque se me confeso y aún no le he dado una respuesta…

Recordé que aparte de lo de la confesión, no les he dicho a las dos sobre lo del nuevo trabajo de Yuuri.

La vez pasada cuando fui a celebrar lo del nuevo trabajo de Yuuri, solo les dije que iría a tomarme unos tragos….

—Yuuri—

—Supongo que le es difícil venir, ¿no?

—Eehh…?

No pude evitar quedarme tieso ante las palabras que murmuró Kanon.

Por la forma en que lo dijo Kanon, es como si supiera lo que pasó entre Yuuri y yo…

Pero Kanon no debería saberlo.

No creo que Yuuri le haya contado a Kanon.

Siempre te he amado… Kazuki-kun. Mucho antes que “ellas dos”.

No hay razón para que Yuuri — que es consciente de los sentimientos de ellas — les diga lo ocurrido.

Conozco su personalidad, y sé que Yuuri no sería capaz de hablar de ello cara a cara.

—Ah, no…. Ya sabes, Yuuri-san parece estar buscando trabajo. Así que no debe tener nada de tiempo.

Kanon respondió agitando las manos.

Aparentemente, estaba pensándolo demasiado.

—En efecto, parece que ha encontrado sin problemas un nuevo trabajo.

—¿¡En serio!? 

—Así que es por eso que no ha venido últimamente, eh. Bueno, me alegro por ella.

Himari asintió con la cabeza en comprensión, y entonces allí se dejó de tocar ese asunto. 

Presionándome el pecho acelerado a causa del tema repentino, me dirigí al lavabo para enjuagarme la boca.

La noche del día siguiente.

Ya había cenado, tomado un baño, y cuando saque mi cerveza baja en malta del refrigerador, una sonriente Kanon se me acercó.

—Kazu-nii~.

—¿Qué pasó? Nada de meriendas nocturnas, ¿vale?

—¡Es otra cosa! Como sea, ven.

Sin tiempo para negarme, Kanon me jalo del brazo y me llevó hasta mi habitación.

Allí estaba Himari sentada delante del computador.

Una escena que he visto muchas veces…

—La verdad es que Himari hizo un dibujo de nosotros, ¿sabes?

—¿Un dibujo?

Una apenada Himari asintió con la cabeza. 

—Así es. Por curiosidad le pregunté; “Himari, puedes dibujar retratos de caricatura?”, y entonces lo dibujo. 

—Es una deformación…

Heeh

Inmediatamente mire la pantalla del computador.

—Ese… soy yo?

—S-Sí…

Había un dibujo de un personaje cabezón.

Los ojos dentro de las gafas son unos puntos, y es muy cute.  

Ese soy yo, decirlo así es vergonzoso….

—Hey, el pelo, la atmósfera, lo ha clavado, ¿verdad?

—Esta de al lado es Kanon, ¿no? Ciertamente has capturado las particularidades, eh.

—¿Cierto? La verdad es que soy muy bonita.

—No lo digas tú misma.

Bueno, aunque no es que se pueda negar que es bonita…

—Y estas son Yuuri-san y Himari. Esa esponjosidad se siente como Yuuri-san, ¿verdad?  

—Cierto, si alguien que conoce a Yuuri-san lo viera la reconocería enseguida.

Lo mismo para el dibujo de Himari. Eres muy hábil. 

Pensar que Himari también puede hacer este tipo de dibujos, eh.

Estaba honestamente sorprendido ante los muchos dibujos hermosamente coloreados que le he visto en todo este tiempo.

Y también puede dibujar manga, la habilidad de Himari no deja de sorprenderme.

Y como si fuera inversamente proporcional, es torpe en todo menos para el dibujo, eh…

—Incluso con las deformaciones, me resistí bastante a dibujar de manera cute mis dibujos…. Pero cuando pienso que algún día puedo dibujar mangas de ensayo con esto, puede que sea divertido.

—Ensayo…? Te agradecería que te abstengas de hacer manga con mi imagen, ¿vale? 

—¡Obvio no haría eso! Incluso si fuera a hacerlo, serías como un residente de otro mundo o de un mundo en futuro lejano…. No hay forma de que deje saber que el modelo es Komamura-san.

—¿El Kazu-nii de un mundo de fantasía? Tengo curiosidad por saber cómo será. 

—Oioi. Que te quede claro lo de abstenerse a hacer un modelo mío.

Fufufu. Tomaré las medidas adecuadas.

Espera, hay una gran actitud emanando de esa respuesta, ¿no?

… Bueno, si va a ponerlo donde se ignore que soy yo, está bien, supongo?

—Hey, Himari. ¿Puedo imprimir este dibujo?

—Hmm, está bien.

—Genial.

Himari enciende la impresora de inmediato.

Dado que prácticamente no uso la impresora blanca, está cubierta de polvo.

Eso me recuerda que la compré cuando me uní a la compañía.

En aquel entonces tenía un jefe que no podía usar el correo, entonces hacíamos uso del fax….

El sonido de la impresora que hace tiempo no escuchaba, evoco mis recuerdos de esa época complicada.

Con practicidad, Himari configuro la impresión y no tardó mucho en salir el dibujo de la impresora.

—Gracias. Lo guardaré junto al purikura que me tome con Himari….

Murmuró Kanon mirando con profunda emoción la hoja de tamaño A4.

—Puedes presumir de ella cuando Himari se vuelva famosa.

—Es cierto. Tengo que cuidarla. Pero no puedes mostrárselo a otra persona, Kazu-nii. Porque se terminará revelando tu conexión con Himari.

—… Cierto.

Para comenzar, al único que podría presumírselo seria a Kouki.

Aunque también se volverá un recuerdo de Himari, eh….

Viendo fijamente mi dibujo salir de la impresora, sentí de nuevo una señal de la separación.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!