Un sábado antes del mediodía.

Himari se fue a trabajar después de hacer la colada, y yo acababa de terminar de pasar la aspiradora cuando Kanon de repente me dijo algo,

—Kazu-nii, ¿qué tal si hacemos el almuerzo juntos?

—No tengo ningún problema, pero ¿por qué tan de repente?

Me pregunto si es que hará algo complejo.

¿Qué clase de plato requiere la fuerza de un adulto?… No me digas, ¿es udon? ¿Para el amasado? ¿O será que es soba?

—Instruiré a Kazu-nii sobre mi sazón.

Pero la respuesta de Kanon no fue para nada lo que me imaginaba.

—Eh…?

Cuando dijo tan de repente instruir, como era de esperarse quede sorprendido.

Para comenzar, lo primero que se me viene a la mente cuando escucho la palabra “Instruir” es algo así como una técnica de un arte marcial…

Tal vez producto de los videojuegos que he jugado hasta ahora.

—Lo dijiste antes, ¿no? Que querías que te enseñara a cocinar.

—Ciertamente lo dije, pero…

No es como si lo hubiera olvidado.

Pensaba que había lastimado a Kanon con aquella respuesta, pero a decir verdad parece que no es el caso, ¿cierto?

—Por lo tanto, rápido, manos a la obra. 

Desde la sonrisa que apareció en el rostro de Kanon, me fue imposible leer sus sentimientos en esa área.

Kanon está en la cocina vistiendo su delantal, a su lado me encuentro yo.

En el mesón de la cocina delante de nosotros había un revoltijo de ingredientes que Kanon había preparado.

—¿Pasta?

—Yes. Kazu-nii es del tipo que encuentra las cosas un fastidio, así que un plato sencillo estaría bien para ti.

—Gracias por la consideración…

Ciertamente en lo que concierne a la cocina, creo que una gran variedad de cosas son un fastidio. Por eso es que casi ni cocinaba mi propia comida cuando vivía solo.

—Entonces, haremos una pasta con crema. Ya lo hice una vez antes, ¿recuerdas?

—Claro que recuerdo, era deliciosa. Fue la primera vez que pensé que quería otro plato de pasta. 

—Kazu-nii, incluso tú serás capaz de preparar uno así de delicioso, ¿sabes?

—Ya veo…

Escuchar eso, hizo que me emocionara ligeramente.

—Entonces, primero que nada, vamos a hervir agua en una olla para cocinar la pasta. Ah, por cierto, si tienes un recipiente resistente al calor, puedes simplemente aplicar calor a la pasta en el microondas, ¿vale? Es mucho más fácil de esa manera si es para una persona.

—Hee.

Tome nota de esa información en mi smartphone.

Ahora Kanon es la profesora y yo estoy en el plan de estudiante que escucha la lección.

—En el tiempo en el que hierve el agua, nos ocuparemos de otras labores. Primero, se corta la cebolla y se pone en la sartén, luego se corta el tocino en un tamaño apropiado y también lo ponemos, ¿vale?

Tal y como dijo Kanon se procedió a cortar la cebolla y el tocino.

De nuevo lloré mientras cortaba las cebollas, pero a diferencia de la vez con Himari, Kanon no me dijo nada en particular.

Más bien estaba incómoda al verme con el rostro lloroso, por lo que dijo, “tal vez sea mejor si prendemos el ventilador extractor”, y en un estado algo agitado prendió el ventilador.

—Básicamente, porque estos ingredientes ya de por sí son ricos.

—Hee, sirve mucho que sean pocos ingredientes y que sean ricos.

—El resto queda a tu gusto. Es delicioso también si agregas espinacas y brócoli, probablemente incluso con mentaiko y gambas, creo. Pero hoy vamos a poner hongos shimeji. Ayer estaban a bajo precio.

Kanon abrió el paquete de hongos shimeji y los puso delante de mí.

Mientras las hacia pedazos con la mano las agregue en el sartén, luego agregue mantequilla y las freí hasta que la cebolla alcanzará una textura suave.

Sin olvidar tomar notas rápidas en ese intervalo.

—Lo siguiente es poner la harina de trigo…, Kazu-nii, el agua está hirviendo. 

—Oh? Entonces supongo que podría ponerle la pasta.

—Antes de eso, agrega una pizca de sal, ¿vale? No es en una olla profunda, pero puedes romper la pasta por la mitad y no habrá problema.

Añadí la sal y la pasta como me dijo Kanon, y ajusté un cronómetro.

—Sabes Kazu-nii, la verdad es que recibí un mensaje de mamá después de que terminó el festival cultural.

—Hee…….. eso, eeeeeeeeeeeeeeehhhhh!?

¿¡Cómo es que dices algo tan esencial de manera tan campante como si fuera un simple paso en el proceso de preparación!? 

—Ah, presta atención al sartén. Se quemará. Cuando añadas la harina, mézclala hasta que todos los grumos desaparezcan, ¿vale?

Aunque me moví tal y como me lo explicó Kanon, mi atención no estaba para nada en el sartén.

O debería decir, ¿por qué es que Kanon tiene tal actitud como si no fuera la gran cosa?

—Entonces… Qué rollo con mi tía.

—Dijo, “estoy algo cansada”.

—….

Tal vez es la primera vez que siento este nivel de no se me ocurre absolutamente nada que decir.

En serio, no tengo ni puta idea cómo debería responder.

—Ah, ves esa textura, se siente bien y es pegajosa. En este punto le agregas la leche poco a poco.

En contraste, estaba Kanon con su tono de voz y actitud de siempre.

Un poco forzado desde mi punto de vista—

—Kanon… eso—

—No hay problema. No me estoy haciendo la dura.

Se me adelantó, y no pude evitar quedarme sorprendido.

Aquel día cuando Kanon lloró, no le dije esas palabras directamente a ella.

Pero ella había comprendido mis verdaderas intenciones.

—Hablando francamente, no es como si estuviera completamente calmada… pero no me estoy conteniendo.

Por la pequeña sonrisa en el rostro de Kanon, no parecía como si estuviera diciendo una mentira.

—… Ya veo.

Vertí la leche en el sartén mientras revolvía con una espátula de madera.

—Agrega el consomé en este punto.

Dijo Kanon extendiendo su mano desde el costado.

—Sí, es por eso que estoy cocinando junto a Kazu-nii de esta manera.

Las mejillas de Kanon estaban ligeramente ruborizadas mientras sonreía modestamente.

Parecía que yo también iba ser arrastrado al mismo estado, por lo que fijé mi atención al contenido del sartén.

Apenas agregar la leche quedó aguado, pero cuando revolví ganó espesor poco a poco.

—Entonces, ¿le respondiste a mi tía?

—No, aun no sé qué debería responder… Pero, me siento algo aliviada.

—¿Aliviada?

—Cuando lo repensé, mamá siempre me decía con mucha frecuencia; “gracias por todo, como siempre”, pero nunca la había escuchado una palabra negativa como “agotada”… Sin embargo, esta vez, que la escuchó por primera vez… Esto va a sonar extraño, pero me sentí aliviada de que mamá también fuera humana.

La expresión de Kanon no transmitía resentimiento, sino gratitud.

No sé cómo sería el estilo de vida que llevaban las dos, pero pude entender, que al menos para Kanon no era una vida infeliz.

—Sin embargo, aun sigo algo enojada por haberse ido de manera tan arbitraria.

Añadió Kanon.

—Entonces, los toques finales. Un ligero toque de sal y pimienta.

—Un toque, cierto.

—Como ingrediente secreto, agrega una pequeña cantidad de salsa de soja.

—¿Salsa de soja? ¿A pesar de que es pasta con crema se le agrega salsa de soja?

—Sí, solo un poco, ¿vale? Le dará más potencia, y quedará delicioso.

—Oh….

En palabras simples, es como ponerle chocolate y yogurt al curry, ¿no? No tengo el margen de tomar notas ahora, pero la escribiré debidamente más tarde.

Pipipipipi*

En ese momento sonó el timbre del temporizador de la cocina. Al parecer la pasta ya estuvo.

—Oh, justo a tiempo, Kazu-nii, mézclalo tal cual.

Con una mano experta Kanon sacó la pasta de la olla y la introdujo en la salsa de crema que yo estaba mezclando.

—Lo enmarañas brevemente con la salsa ¡y listo! ¿Memorizaste cómo hacerlas? 

—Creo… Déjame tomar notas luego.

Saqué platos para dos personas y serví la pasta con crema.

Aunque recibí ayuda de Kanon, hombre, pensar que yo sería capaz de hacer un plato tan sofisticado como este. Me sentí algo conmovido.

Por supuesto, tomaré una foto conmemorativa.

Siento que por primera vez entiendo a las personas que publican las fotos de la comida que preparan.

Cuando dirigí la cámara de mi smartphone a la pasta, el rostro de Kanon se interpuso de repente.

—Oi, no te entrometas.

—Con esto te acordarás de mí cada vez que hagas pasta con crema, ¿verdad?

▬▬▬▬▬ Ji!?

Kanon sonrió de manera pícara.

El rostro que vi a través de la pantalla del smartphone parecía un poco más maduro, y no pude evitar sorprenderme.

—¿Qué será lo siguiente que voy a enseñarte? Algo del gusto de Kazu-nii, supongo que un bol de ternera y un cuenco de cerdo estaría bien ¿no?

Ya está ideando el siguiente menú.

—Enséñame a cocinar—

No sé si es mi imaginación, pero a pesar de que lo dije para mantener distancia con Kanon, parece que por el contrario nos estamos acercando, ¿no? 

El aspecto de la pasta de crema que yo mismo hice no me traicionó, estaba deliciosa.

También añadí sopa instantánea de maíz a mi comida, para que mi estómago estuviera razonablemente lleno y satisfecho.

Después de terminar de comer realice la limpieza.

Prácticamente la he estado haciendo yo desde que llegaron las dos, así que creo que he llegado a lavarla de una manera mucho más eficiente de lo que solía hacerlo. Probablemente estoy que rozó el título de “maestro del lavado”.

En el momento en que aplique el agua que salía del grifo para enjuagar la espuma de detergente adherida a las cucharas.

Uwoh!?

El agua se deslizó por la superficie de la cuchara, dispersándose en un semicírculo.

Maldición, aún tengo un largo camino por recorrer para llegar a ser un “maestro del lavado”.

“El problema del salpicado de agua cuando intentas lavar las cucharas” ocurre cuando se es descuidado.

Cada vez que sucede, pienso; “tendré más cuidado la próxima vez…”, sin embargo, en el momento que lo olvido, termina ocurriendo de nuevo. ¿Por qué es que los humanos somos criaturas que no progresamos en algo como esto?

—¿Pasa algo Kazu-nii? ¿Estás bien?

—Lo siento, es una simple salpicadura de agua.

—¿Te reemplazó?

—No. La limpieza es parte de la cocinada… ¿verdad?

—Ya veo… Kazu-nii, seguro que llegarás a ser un buen esposo, ¿sabes?

—Qué!?

—Jejeje, Kazu-nii está apenado. Es mi revancha por lo del otro día.

Kanon dejó esas palabras y se dirigió a la sala de estar donde prendió el televisor.

Ciertamente le dije a Kanon anteriormente, “serás una buena esposa, ¿sabes?”, sin embargo… no pensé que se la cobraría.

Cuando se le dicen esas palabras a alguien, ciertamente la avergüenzan, eh…

Comprendí muy bien cómo se sintió Kanon en ese momento. Desde ahora tendré más cuidado al decirlo a las personas.

… Aunque no parece que tenga la chance de decirlo de nuevo.

※※※

Cuando la campana suena señalando el final de la clase, el aula se cubre inmediatamente de ruido.

En medio de esto, Kanon miraba distraídamente por la ventana.

Aún no se había declarado el fin de la temporada de lluvias, pero no se sentía como que fuera a ver mucha más lluvia por este año.

El cielo de hoy estaba lleno de nubes que parecía un algodón de azúcar hecho pedazos.

—Se ven deliciosas, eh…

—¿Qué?

Owah!?

Al haber una respuesta a su soliloquio, Kanon levantó la voz por reflejo.

Al girarse, ahí estaban Yuiko y Urara sosteniendo sus respectivas cajas de almuerzo.

—Kanon, ¿será que aun estás medio dormida? Ya es la hora del almuerzo, ¿sabes?

—Ahh… Ya veo.

El profesor de matemáticas habla de manera muy monótona, a lo cual Kanon le asalta un ataque de sueño cada vez que lo hace. Tal y como señaló Yuiko, Kanon todavía estaba bajo los efectos del sueño.

—No comeremos en el mundo de la fantasía, vamos a comer en el mundo real.

—De una.

Después de responder, Kanon también sacó su lonchera de su maleta.

A la hora del almuerzo, las dos vienen al sitio de Kanon y almuerzan juntas… con esa tendencia, hoy también se sentaron en los lugares en frente de Kanon, como lo han estado haciendo desde la primavera

Por cierto, los chicos que están en los lugares al frente Kanon, salen del salón apenas termina de sonar la campana.

No es un hecho verificado por Kanon, pero probablemente vayan a comprar a la cafetería.

—Ya casi son las vacaciones de verano, ¿verdad?  

—Sí, estoy esperándolas con muchas ganas.

Mientras abren sus bentos Yuiko y Urara estaban más animadas de lo usual.

Podía ver no solo en ellas dos, sino a toda la clase estar cubiertos por una atmósfera creciente de moral recientemente.

Esta atmósfera peculiar de previo a las vacaciones de verano no era muy del agrado de Kanon hasta el presente. Las vacaciones de verano no fueron muy divertidas para Kanon.

Le gustaba mucho más reunirse con alguien en la escuela, a estar sola en casa.

Incluso cuando Kanon está de vacaciones de la escuela, su madre está trabajando, como es natural.

El año pasado tenía incluso la idea de conseguir un trabajo a tiempo parcial… Pero mientras buscaba vacantes de trabajo, la idea de que tal vez estaría muy agotada para continuar con las labores del hogar pasó constantemente por su mente, por lo que al final terminó sin hacer nada.

Pasar vacaciones de verano sola en la casa, es lo normal para Kanon.

Pero este año… No va a estar sola.

—Ustedes parecen estar muy felices, ¿acaso es que tienen algún plan?

A la pregunta de Kanon, las dos se miran entre sí, y luego sonríen.

—Sabes, la verdad es que, ¡recibí tickets para la gira de verano!

—Así es. Yo solo estoy tomando ventaja de la fortuna de Yuiko, ¿sabes?

—He!? ¡Me alegro!

Las dos son unas fervientes “Johnny Otakus”, y parece que han ido a conciertos antes, pero no habían tenido la fortuna de ganar tickets en cada una de las oportunidades. 

Kanon había visto numerosas veces sus figuras sombrías mientras decían; “Fallamos…”

Por eso estaba especialmente encantada.

Kanon no está interesada en los conciertos, pero aun así se alegra cuando sus amigas son felices.

—¿Y tú tienes planes, Kanon?

—Yo… Iré a casa de unos parientes.

Era renuente a responder “nada”, por lo que terminó respondiendo eso de inmediato.

(Ya estoy viviendo en casa de Kazu-nii… no es una mentira, hm)

—¿Será por casualidad la prima que conocimos el otro día?

—¿Creo que era Himari-chan?

—Ah? Sí.

Eso le recordó que cuando estuvieron divirtiéndose juntas anteriormente, les presentó a Himari como una prima.

—Cuadremos un plan de nuevo para divertirnos, ¿vale?

—Sí, pero Himari está trabajando a tiempo parcial, así que no se si ella pueda…

—Hee, bueno, si Himari-chan está trabajando a tiempo parcial.

—Ah, yo también planeo conseguir un trabajo de vacaciones de verano… Quiero reunir dinero para unos productos.

Urara levantó levemente la mano en señal de acompañamiento, y Yuiko reaccionó de manera exagerada con un; “Así es”.

En ese punto las dos hablaron animadamente sobre los productos que querían.

(Planes para un trabajo de vacaciones de verano, eh…)

Mientras miraba fijamente a aquellas dos, Kanon pensaba acerca de las vacaciones de verano que se aproximaban.

※※※

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!