Una chica común y corriente se convierte en una princesa en una noche.

Una trama cliché en los cuentos de hadas.

Cuando llegas a los diecisiete y ves esas historias empiezas a pensar en ellas con frialdad, las tratas cómo historias oportunistas para engatusar niños. 

Porque por experiencia sabemos que ese tipo de giros tan convenientes no ocurren en la vida real.

Se suponía que era así.

Sin embargo, yo mismo fui un niño.

“Es solo ruido en la red.” La realidad comenzó a acelerar dejando atrás tal optimismo mío.

El asunto viral levantó chispas desde los usuarios de Instagram hasta los grandes tablones de anuncios.

Además fue colocado en un importante blog difundiéndose en todas las direcciones.

Llegó a ser tendencia en Twitter y otras redes sociales… y finalmente,

—Hiromichi-kun. Decidí salir en televisión!

Incluso salió en un reportaje como la hermosa chica del club de teatro en un programa de entretenimiento de una cadena de televisión local.

Eventos que ocurrieron a la semana de que me enterara del asunto viral.

Justo como la historia de Cenicienta. Me siento como si me estuvieran contando un cuento de hadas.

Pero si lo pienso… recuerdo noticias de ese tipo, es un escenario similar a celebridades que desaparecieron por completo por una metedura de pata en internet.

En ese caso, podría ser algo razonable que pase lo opuesto.

Supongo que ese es el poder de las redes sociales, que han llevado a que la interacción de un gran número de personas se haga literalmente a la velocidad de la luz.

Pero no podía seguir a esta realidad que aceleraba a una velocidad de tal dimensión.

Estaba viendo a través de la televisión, cómo entrevistaban a mi novia, a su lado estaba la presidente del club de teatro, una celebridad local, famosa por ser una escritora premiada siendo una estudiante de preparatoria en activo….  viendo eso, sentí angustia de como Haruka se volvía residente de un mundo distante, un lugar diferente de donde yo vivía.

Personas que no conocían a Haruka hasta ahora, estaban acercando sus manos a ella.

Esas manos saltaron del mundo virtual de Internet y ahora la agarran sin reservas y tiran de ella hacia un lado y otro.

A este paso… la llevaran a un mundo que no estará a mi alcance….

Sin embargo… cada vez que tales ideas se me cruzaban, sacudía mi cabeza, sacudiéndome esas preocupaciones.

Y me decía a mí mismo…

Todo está bien.

No importa cuánto cambien la forma en la que la ven los que la rodean, Haruka no cambiará.

No importa las manos que se acerquen, su influencia en ella no va a hacer que desaparezca de mi lado.

Entonces, ponía una fachada dura, y enviaba mis pensamientos hacia otro lado.

El círculo rojo de la última semana de vacaciones marcado en el calendario. El día de la exhibición de fuegos artificiales, la cita que fue pactada. 

Entonces, cuando vea el rostro sonriente como un sol de la invariable Haruka, estoy seguro de que mis estúpidas preocupaciones se desvanecerán.

Creí en eso, lo esperaba con ganas.

Entonces…, finalmente llegó la mañana del día en que se celebrará la exhibición de fuegos artificiales.

XXX 

—Uuuhhhhhmmmmm….

Día de la cita de la exhibición de fuegos artificiales.

Desde el mediodía miraba el pequeño espejo de la cocina.

Para ser exactos, a la cosa fea que se reflejaba en esta.

No, en serio, ¿qué pasa con esa cara apagada?

Puede que no tenga nada peculiar, pero tampoco ningún encanto, le falta personalidad.

Soy un mob. Ni de coña sería la cara del actor principal de la historia.

Por otro lado, mi novia es una persona de la que se habla con cierta fuerza. La cenicienta que en apenas dos semanas pasó de una foto a ser presentada en un programa de entretenimiento.

Y creo que su popularidad ha aumentado desde que apareció en aquel programa como la bella estudiante de preparatoria que se dedica a la actuación teatral bajo las órdenes de la famosa escritora de preparatoria. 

¿No puedo hacer que las cosas sean un poquito más equilibradas?

Pensando en ello llevo casi una hora cambiándome de ropa, probando estilos de peinado, intentando a ver si con ello adquiero aunque se un poco el aire de un protagonista de novela, pero…

—Onii-san, nuevamente estás esforzándote inútilmente.

Opino lo mismo. Para ser honesto yo también creo que estoy haciendo un esfuerzo inútil.

¿Esfuerzo? ¿No es esto ya nadar contra corriente? Esto es una resistencia inútil.

Al menos debería haber ido a un salón de belleza. 

Honestamente, estoy terriblemente preocupado. ¿Sera que voy a uno? Pero tengo miedo. Nunca he ido a un salón de belleza. Santo cielos, están esos tipos carismáticos por ahí, y te echan si no haces una reservación con anticipación. No es más que un simple corte de peinado. 

Bueno, en medio de todas esas vacilaciones, el día de la cita llegó.

—De todas formas esos arreglos no marcaran una gran diferencia, por favor ríndete y pasa rápido a comer. 

Shigure, que ya estaba en la mesa, dijo eso en un tono de regaño.

—H-Hmm. Vale.

Obedecí mansamente, aunque no deje de verme en el espejo.

El almuerzo de hoy es fideos chinos fríos.

El rojo del tomate, el amarillo del huevo, y el verde del pepino.

Los colores vivos y brillantes estimulan el apetito. 

Probé un bocado, y la acidez de la sopa entrelazada con los fideos hizo que mi lengua se sacudiera, y luego sentí el agradable aroma de las semillas de sésamo que decoraban el plato llegando a mi nariz. 

—Ahora que recuerdo, por mediación de Nee-san yo también tenía una cita para una entrevista de ese programa.

Cuando estaba en medio de mi dilema acerca del momento idóneo para comerme las tres únicas rodajas de tomate servidas en el plato, Shigure dijo eso mientras veía el programa de entretenimiento del mediodía que estaban repitiendo.

Ese programa de entretenimiento fue el que presentó a Haruka en uno de sus segmentos.

Lo que me contaba Shigure era algo nuevo para mí, así que me sorprendí.

—¿En serio? ¿Por qué?

—Obviamente es porque soy la hermana gemela de Nee-san. La chica de la foto del momento tiene una hermana gemela, ¿no es esa una noticia tremenda?

—¿Tomaste la entrevista?

—Si la tomara, yo también estaría bajo los reflectores. ¿Por qué me gustaría tener que ser consumida como el entretenimiento de otras personas? Es absurdo.

Dijo Shigure mostrando claramente que no le interesaba.

Un tipo del vulgo como yo perdería la cabeza si le dijeran que será entrevistado en la televisión, pero esa actitud intrépida y digna, es de hecho muy propia de Shigure.

Creo incluso que es hasta genial, no deja que las apreciaciones de los demás le afecten de ninguna manera.

—Pero me sorprendió un poco que Nee-san colaborará con todo este alboroto, llegando a mediar para que participara.

—Le daba vergüenza recibir sola la entrevista y por eso te llamo, ¿no crees?

Tratándose de la tímida Haruka es probable que sea así.

Haruka parecía tener la misma opinión y asintió con la cabeza mientras decía; “Ciertamente puede ser.”

Sin embargo, luego continuó,

—Pero eso no es todo, Nee-san ve esto como una oportunidad.

—¿Oportunidad? ¿De qué tipo?

—Una oportunidad de entrar al mundo del espectáculo. A Nee-san le gusta la actuación.

M-Mundo del espectáculo…. El otro día mencionaron algo sobre ser una modelo gravure.

—Hablas muy a la ligera, no creo que sea un mundo sencillo al que puedas entrar con solo ser viral con una foto. No sé mucho acerca de ello… pero ya sabes…

—Es cierto en el sentido de sobrevivir en ese mundo, pero creo que es más que suficiente como para entrar en este. Mi madre… ahora también tu madre… parece que ella fue reclutada cuando trabajaba a tiempo parcial en un café. En comparación con eso, ¿no crees que Nee-san tiene más prestigio? Con eso ha llegado a debutar en televisión. En un programa local.

Ciertamente puede ser el caso… pero… pero… 

—…El otro día ella misma dijo que era imposible que lo hiciera a nivel profesional, ¿recuerdas?

—Puede que la forma de pensar cambie según vayan pasando las cosas, ¿sabes? En efecto, Nee-san es una persona tímida, pero aún así se expone a hacer teatro, algo que está abierto a la vista del público, significa que ella realmente ama la actuación, ¿no lo crees?

… Es tal y como dice Shigure, siento que si todo este alboroto sigue tomando fuerza, es probable que lleguemos a algo como eso.

Sin embargo, mierda, odio admitir esa posibilidad.

Es una forma abstracta de decirlo, pero siento… que Haruka se volverá una existencia lejana…

—¿Qué vas a hacer, Onii-san? Cuando Nee-san termine debutando como idol, y le dijeran que tiene que romper por las reglas que prohíben estar en una relación. No tardaran en venir a esta casa tipos intimidantes en traje a presionarte para que rompas con Nee-san… ¿Y si desde ahora me tomas en cambio? Por Dios, mira, tenemos la misma cara.

—¡No digas estupideces…!

No pude evitar gritar seriamente a Shigure, que atizaba la situación con tales suposiciones desagradables. 

—Incluso si Haruka llegará a volverse una celebridad, ¿crees que rompería conmigo así? Haruka nunca estaría de acuerdo con eso, ¡idiota!

—Me asustas. Por favor no grites así. Siempre estoy tomándome del pelo, ¿verdad? Conozco a Nee-san desde siempre. Sé que Nee-san no es el tipo de persona que haría eso. 

Shigure inflo sus mejillas pareciendo disgustada y dijo; “A pesar de que solo estaba bromeando.”

Culpa de ella por provocarme diciendo cosas irreflexivas, pero también mía por reaccionar de una manera que no me podía permitir. 

Tengo que recordar toda la confianza que Haruka me tiene.

Es imposible que Haruka me deje y se vaya lejos.

Incluso si no puedo hacer más que besarla, mientras esa sonrisa esté dirigida a mí, seguiré confiando en Haruka. “Confiar”, se supone que ya me había determinado en eso. Estoy seguro de que todos estos ridículos temores desaparecerán cuando salgamos hoy.

Cuando me decía a mí mismo eso, el smartphone sobre la mesa empezó a sonar.

Es la alarma que notifica de una llamada. El nombre de la persona que se muestra es…

—Es de Haruka.

—Bajaré el volumen de la televisión.

Le di las gracias a Shigure y luego tomé el smartphone.

Me pregunto si es para confirmar el lugar donde nos vamos a encontrar.

Mientras pensaba en eso, presione el botón.

—Hola. ¿Qué pasa?

—Oh, Hiromichi-kun, ¿aún estás en casa?

—Ya sabes, quedamos de reunirnos en el atardecer. ¿Por qué la pregunta?

—… La verdad es que ahora estoy cerca de la casa de Hiromichi-kun.

Eh?

—Eeehhhhhhh!? ¿¡V-Viniste cercaaaa!?

Fueron palabras que no me esperaba, y levanté una voz que estuvo cerca de ser un grito.

Shigure, que escucho eso, también quedó sorprendida. 

—P-Por qué!? Eh!? Quedamos de vernos a las cinco en la estación, ¿¡no fue así!?

—Hmm. Así es, pero hay algo importante que quiero hablar con Hiromichi-kun de inmediato. Pensé que no era algo para decírtelo por teléfono…. ¿Puedo ir a tu casa?

¡Imposible!

¡Absolutamente imposible!

Después de todo, Shigure está en casa.

Tampoco puedo hacer preparativos previos como los hice la vez que vino.

En absoluto tengo tiempo para esconder las pertenencias de Shigure.

Controlé desesperadamente mi voz a punto de gritar, y respondí a Haruka,

—N-No! ¡Espérame! Ahora no es un buen momento! ¡Es un completo desorden, carajos, no es algo que pueda mostrarle a mi novia!

—Ajajaja. Fue tal y como dijo Shigure. Estaba especialmente limpio para cuando yo fui. Pero a mí eso no me molesta en absoluto, ¿sabes?  El salón del club es un completo cochinero.

—¡No, qué cosas dices! O mejor, a mi si me preocupa! ¿¡Ahora dónde estás!? ¿¡Estás al frente de la casa!?

—No. Acabo de llegar a la estación.

¡B-Bien! Si ese es el caso…

—¡Entonces espérame allí! ¡Voy para allá!

—Eh, que malo. A pesar de que vine de repente.

—¡Está bien! Ah, cierto! ¡Ahora tenía planeado ir almorzar al Saize cerca de la estación! ¡Así que espérame allí! 

—…Hmm. Entiendo…. Discúlpame. Me siento como si te estuviera ordenando a venir.

—No te preocupes, solo entra primero y espérame. ¡No te muevas de ahí!

Le repetí eso último de nuevo, y terminé la llamada.

—¡Mierda, Shigure…! ¡Haruka vino hasta la estación…!

—Vale, vale. No se pudo esperar hasta el atardecer, eh. Es una romántica apasionada. Yo me encargo de limpiar esta comida a medio comer, así que vete.

—¡Lo siento! ¡Te debo una!

Shigure había deducido toda la situación, puse mis manos en forma de oración y le agradecí, entonces salí apresurado de la casa.

Mientras corría, mi cabello, el cual me había matado pensando en cómo peinarlo, se hizo un desastre.

XXX 

Cuando entre al Saize, Haruka estaba sentada en un asiento visible desde la entrada. 

Tan pronto como me vio, hizo un aleteo con sus manos.

—Hiromichi-kun, por aquí.

—Perdón por la espera.

—No. Fui yo la que vino de forma arbitraria.

Dijo, pareciendo apenada. El rostro de Haruka está medio oculto por una mascarilla.

—Haruka… ¿acaso pillaste un resfriado?

—Ah. No es eso…. Cielos, ¿no recuerdas que salí en televisión el otro día? Desde entonces me preocupa un poco la mirada de las personas.

He estado esperando mucho esta cita, no sería nada gracioso que la que probablemente sea la cita para hacer un último recuerdo de este verano fuese cancelada por un resfriado.

—Aunque bueno, solo puedo ser reconocida por personas de la misma escuela.

—Pareces una completa celebridad…

—No bromees.

No sé si fue por lo que me dijo Shigure, pero me pareció que cuando Haruka decía eso no parecía del todo molesta. 

… No, basta, basta. Tengo la valiosa oportunidad de estar con Haruka, así que no quiero hablar de algo que me ponga nervioso. No tocaré más el asunto del alboroto viral.

—Pero me sorprendiste cuando dijiste que estabas cerca de mi casa.

—En serio lo siento. Al final es como si te hubiera ordenado venir.

—No te preocupes. Ya ordenaste.

Aún no había ordenado, y luego de que Haruka dijo que cualquier cosa estaba bien, ordene bebidas y papas fritas que se podían compartir para dos personas. 

Luego de eso y con el objetivo de cambiar del tema que me causa ansiedad hacia el maravilloso día de hoy, me encargue de dirigir la conversación, 

—Estoy deseando que empiece ya la exhibición de fuegos artificiales. Al parecer también habrá muchos puestos de comida y entretenimiento allí. Quiero probar varias cosas, así que tengo que ser moderado con el almuerzo. Haruka, ¿qué tipo de puestos de comida te gustan?

—Eh, bueno, veras… supongo que los de manzana de caramelo…

—Puedes ser un poco más de festival, ¿sabes? A mi definitivamente me gustaría el ikayaki. Después de todo, no se puede ver un calamar entero de esa manera a menos que sea en un festival. Pero no solo quiero comer, también me gustaría jugar algún juego de puntería. Haruka, ¿has jugado alguno así? De hecho, yo nunca lo he hecho.

—…..

…. Eh? ¿Por qué no reacciona bien Haruka? Está en silencio.

Me preguntaba que pasaba y examine su expresión, hacia una cara que parecía de incomodidad.

¿Será que de verdad está enferma?

…Pero antes de que pudiera preguntarle, Haruka levantó la cara como si se hubiera determinado,

—Hiromichi-kun. Lo siento.

De nuevo se disculpó conmigo.

¿Le preocupa tanto lo de haberme visitado de manera repentina y haberme llamado?

—Te dije que no me molesta, ¿verdad? Por el contrario, teníamos planeado que la cita empezara por la tarde, pero podemos adelantarla para que podamos estar juntos más tiempo. Me siento afortunado.

—No es eso.

—Hm?

—Vine hoy… para decirte que quería que pasáramos la cita de esta noche para otro día.

Eh.

—¿P-Por qué? Por qué tan de repente…?

—…. Ayer, la presidente del club me dijo que el productor de su película estaba interesado en mí por el incidente de la foto, y me pidió que le acompañara a la próxima reunión. Es esta noche…

—Productor…?

—Hmm, un productor es el que se encarga de conseguir las locaciones para las películas y telenovelas, la presidenta me dijo que si estaba interesada en el mundo de la actuación debería conocerlo. Es por eso que… yo quiero ir hoy.

¿Ha dicho que quiere ir…?

No, no, entonces qué pasa con nuestra cita?

Ah, es por eso que dijo que quería reagendar?

Pero… todo es tan a último momento….

—H-Haruka, lo dijiste, ¿no? Que no pensabas hacerlo a nivel profesional. Que te gustaba, pero que eras muy mala haciéndolo.

—… Hmm. Lo dije. Así lo pensaba. Pero también es algo que realmente anhelaba…. Creo que ya te lo había dicho antes, es por mamá, ella era actriz, y cuando ella era pequeña salía en telenovelas. Era un papel secundario, y no era popular, pero cuando mamá estaba en la televisión, se veía super genial y hermosa.

Ciertamente fue algo que escuché cuando comenzamos a salir.

—Anhelaba a esa mamá brillante, quería acercarme a ella, fue por ello que comencé a actuar.  Es por eso que he practicado muchísimo… y me he ganado la atención de la presidenta del club, me ha seleccionado para el papel principal de la obra para el festival cultural, y un productor dijo que quería reunirse conmigo. ¡Es como un sueño! 

En proporción a eso, la expresión de su rostro cambia de la cara de disculpa que tenía hace un momento a una de seriedad, la que siempre tiene cuando se dedica de lleno a las actividades del club… así es, la misma expresión de la foto que causó todo este alboroto.

—Estoy segura de que estoy usando la suerte de toda mi vida en este instante. Es por eso que quiero hacer todo lo que pueda ahora. De lo contrario, estoy segura de que estaré muy arrepentida. Creo que lo lamentará para siempre. Una cita se puede tener otro día, pero los adultos son personas ocupadas, así que si pierdo esta oportunidad, es posible que ya no pueda reunirse conmigo, ya sabes, yo no soy más que una simple kouhai de la directora del club. Es por eso… que te pido perdón por lo repentino, pero déjame reagendar la cita de esta noche. Por favor.

Haruka juntó las palmas de sus manos y se inclinó hacia mí.

…. Entiendo bien los sentimientos de Haruka.

Ciertamente cuando me mostraron esa foto, nunca esperé que se armaría todo este alboroto.

Seguro que para la persona que fue el centro de todo eso debió haber sido algo mucho más impactante.

Fue una oportunidad que ha aparecido de manera totalmente inesperada para que pueda acercarse a un mundo que anhela.

Una oportunidad tan increíble, que podría no repetirse jamás.

Quiere esforzarse al máximo y aprovechar esa oportunidad. Es natural que piense así.

Y sé cuán duro trabaja Haruka en las actividades del club. 

Si se tratase de un estudiante de segundo año de preparatoria normal, este verano dedicaría su tiempo a salir por ahí a divertirse y a enamorarse, pero Haruka en cambio ha dedicado la mayor parte de su tiempo a las actividades del club.

Incluso nuestras citas prácticamente han sido hacer la tarea juntos después de comer.

Muchas personas han empezado a interesarse en esa imagen de Haruka, la chica que se esfuerza con todo su corazón en algo que ha anhelado desde que era pequeña.

El esfuerzo de Haruka está empezando a dar frutos.

¿Cómo podría no estar feliz por ello?

Ciertamente es una mierda que la cita que hemos estado esperando tanto se cancele a último minuto, pero es un asunto que se solucionara si me lo aguanto. Yo, nadie más tiene que hacerlo, pero….

Después de todo, es tal y como dice Haruka, podemos tener una cita cualquier otro día.

El día de hoy es un día importante para Haruka. ¿En qué estaría si como novio no respaldo el arduo trabajo de mi novia? Mi respuesta está decidida.

—Me niego.

Aunque se suponía que estaba decidida, lo que salió de mi boca fueron las palabras exactamente opuestas.

XXX 

—Eh….

Haruka quedó sorprendida por mi negativa.

Por otro lado, yo mismo estaba sorprendido por mis palabras.

¿Qué fue lo que dije? ¿¡Soy idiota!? Corrígete de inmediato.

—Me niego. Después de todo, lo habías pactado primero conmigo, ¿no?

Sin embargo, las palabras de la razón no tenían sonido.

Solo los sentimientos similares a los de un niño quejicas predominaban.

—He estado esperando con muchas ganas ir a ver la exhibición de fuegos artificiales junto a ti, solo los dos. Es cierto que una cita se puede tener otro día, pero los fuegos artificiales son solo el día de hoy…. Tendrás que posponer esa reunión.

Grandísimo idiota. Detente. ¿¡Que mierdas egoístas estas diciendo!?

Me asalta un tremendo odio hacia mí mismo por la exigencia egoísta que no considera los sentimientos de Haruka.

Sin embargo, no podía detenerme.

A pesar de que entiendo que diciendo todo esto molestare a Haruka…

—Así son las cosas, eh…. Lo has estado esperando con muchas ganas…. Hmm, pero yo también lo estaba esperando con ganas…. Sin embargo….

Ante mi negativa, Haruka mostró una expresión de bastante malestar.

Mi egoísmo molesto a Haruka.

Ese hecho me hizo sentir un intenso dolor en mi pecho.

Por Dios, mira lo que has hecho.

Todo es culpa tuya, Hiromichi. Que novio tan intolerante eres. ¿Cómo así que no puedes apoyar los deseos de esforzarse de tu novia? Eres lo peor, ¿sabes?

Rápido, corrígelo de inmediato.

….. Pero no importaba cuanto me reprochara a mí mismo, no podía hacer la voz para las palabras de corrección.

Mire fijamente la imagen de una Haruka preocupada.

Esperaba que Haruka me dijera con su siempre alegre voz; “Tienes razón. La cita es más importante”.

Pero,

—¡Oh! Entonces, ¿qué tal si hacemos esto? Vayamos a Disneyland mañana.

—Eh? … ¿El de Tokyo?

—Hmm. Nos levantamos temprano, cogemos el tren, y nos divertimos hasta que el parque cierre. Ya sabes, allá hay fuegos artificiales todas las noches, si es allí, podremos ver los fuegos artificiales juntos. 

No es el punto.

—N-No…. y los gastos del viaje…? Es tan repentino…

—¡No hay problema! Tomaré la responsabilidad de los gastos del viaje de mañana como disculpa por lo de hoy. Me pagaron por la entrevista del otro día, así que puedo permitirme eso. Tengo actividades del club mañana… pero voy a pedirle a la presidenta un descanso. Y entonces la cita podrá ser de todo un día y no de solo la noche como la de hoy. ¿Qué tal?

Te equivocas. Haruka, ese no es el punto.

…. A mí me tenía sin cuidado lo de los fuegos artificiales. Me interesan una mierda.

Es una cita, si es hoy, o mañana, es irrelevante.

Yo solo, solo… quería que tú me eligieras a mí.

Siento que últimamente Haruka se está yendo lejos, y eso me entristece.

Me preocupa que a este paso en realidad se vuelva una existencia lejana.

…. ¿Si descargo todos estos pensamientos, Haruka lo reconsideraría?

¿Me elegiría a mí, sacrificándolo todo, la oportunidad que le puede cambiar la vida y se le ha presentado por delante, todo lo que ha construido hasta ahora, sacrificara todo eso por mí?

…. No lo sé. Mi fe en Haruka no llega hasta ese punto.

Y si, si…

Cuando descargue todo esto… y Haruka no me elija….

—V-Vale. … ¡Vayamos! ¡Será una cita Disney!

—Hmm! Jejeje, estaré super esperando por ella! Ir a Disney con la persona que me gusta, era mi sueño. Será una fantástica cita para cerrar las vacaciones de verano.

—Cuando era niño fui una vez, así que también estaré esperando por ella. No es un lugar al que puedas ir así como así si no tienes una novia.

Soy un completo cobarde.

Quería descargar todos mis sentimientos, quería que Haruka se definiera, pero pise el freno a mitad de camino.

Que ilógico soy.

Si iba a echarme para atrás de esa manera, debería haber aceptado con una sonrisa desde el principio lo de reagendar la cita para otro día.

Por qué… por qué rayos… no puedo… ni uno solo de mis sentimientos….

Por otro lado, Haruka, que había escuchado mi aprobación, cambió por completo su expresión de apenada, por una sonrisa pareciendo complacida.

Haa…. Que alivio…. Hiromichi-kun me entendió. Cuando la presidente me invitó, me dijo que era un asunto repentino, por lo que si tenía otro compromiso, entendía que le diera prioridad, así que pensé en negarme. Pero… confiaba que si era Hiromichi-kun apoyaría mi sueño.

—… Bueno, sé lo duro que trabajas en las actividades del club.

Jejeje. Gracias. Soy afortunada al tener un novio comprensivo.   

…. Ya veo. Parezco… un tipo permisivo, ¿eh?

Joder, mira cómo te ríes de bien. Me sorprende.

Recuerdo que Shigure me ha dicho; “Se te nota en el rostro lo que estás pensando”, riéndose de mí, pero…

¿Y a ti te parezco el tipo de hombre que puede reírse de que le cancelen a último momento la cita que lleva esperando con muchas ganas?

—Nee-san no está viendo a Onii-san. Lo que está viendo mi hermana es al Onii-san de la primaria. Continúa enamorada de esa persona, del Onii-san de aquella época, el que era puro y que no tenía barreras emocionales. Así que para esa persona… Onii-san, no sabes cuánto esfuerzo es necesario cuando excusas a Nee-san. Como es algo natural, no te das cuenta de lo precioso que es.

Quiera o no quiera termine recordando las palabras de Shigure el otro día.

Aquellas palabras que había rechazado como imposibles, están pesando mucho en mí. 

A Haruka, quien se suponía estaba cerca, la sentía como una existencia muy distante.

Hey, Haruka,

¿En tus ojos, me estoy reflejando yo, el de aquí, el de ahora?

… Pero puede que estemos sintiendo lo mismo.

Nos reencontramos en la preparatoria, e inmediatamente Haruka se me confesó, empezamos a salir. 

No nos mostramos que tanto habíamos cambiado desde la primaria.

Puede que solo estemos teniendo un sueño conveniente para nosotros.

Solo dos personas separadas en lugares muy lejanos.

XXX 

Después de pagar la cuenta, Haruka dijo que se iba a casa porque tenía que arreglarse.

No me quedaba energía para intentar retenerla.

Nos separamos y me dirigí directo a mi casa.

—Eh!? Onii-san!?

—Oh. Tadaima.

—Alto, ¿qué pasa con ese tadaima? ¿Por qué regresaste a casa? Estaba segura de que seguirías tu cita hasta la noche.

—Hmm, veras…

¿Ahora cómo le explico?

No es que quiera engañarla, pero me gustaría esconder lo hundido que me siento ahora.

Porque… honestamente es vergonzoso.

Es algo así como; pobre bebe, tu novia no lanzó sus propios sueños y deseos y no te eligió.

Si fuera el caso de que hubiera cortado conmigo porque quería ser una celebridad, pues entonces sería entendible que estuviera tan deprimido.

No fue más que reagendar la cita un día.

Haruka está teniendo la mayor consideración. Entiendo eso. 

Aún así, yo quiero todo de Haruka.

Tal vez siento hasta ira porque no me lo haya dado.

En serio, soy patético. Una nenita. un intolerante. Quisiera morirme si otra persona se diera cuenta.

Así que en un tono forzado de alegría dije,

—Sabes, resulta que va a reunirse con una persona que hace películas junto a la presidenta del club y pues es esta noche, así que reagendamos la cita. 

—…Eh?

—Ya sabes, todo el asunto viral ha llamado mucho la atención. Fue una sorpresa. Las cosas avanzan muy rápido…. Inesperadamente es como dijiste, parece que es muy probable que Haruka termine debutando.

—Entonces Nee-san te canceló a último minuto para ir a reunirse con esa persona, ¿es así?

—Más que cancelar, es reagendar. Y es solo un día. Iremos juntos a Disney el día de mañana. Estaremos allí desde que abra hasta que cierre. Parece mucho más interesante que ver fuegos artificiales por el vecindario.

Pretendo ser fuerte, y oculto lo hundido que me siento por estos celos cobardes.

Entonces Shigure

—Hmm…. Nee-san, así que eso es lo que harás.

—Eh?

Con la cabeza gacha, murmuró algo.

Pero lo hizo en una voz muy baja, y tampoco podía ver su expresión oculta por su flequillo.

Me pregunto qué es lo que habrá dicho?

Iba a intentar preguntarle, pero Shigure inmediatamente levantó su rostro y tenía una sonrisa maliciosa en su rostro, ver eso me hizo tragar las palabras.

…. Un presentimiento desagradable. Cuando pone esa sonrisa, nada bueno ocurre.

—Es decir que Onii-san quedó libre hoy, ¿verdad? Es altamente improbable que Onii-san haga otros planes el día que tiene una cita con Nee-san, ¿verdad?

Shigure rápidamente estaba entusiasmada, eso me hizo poner en guardia.

—H-Hmm… así es.

—En ese caso ven a ver la exhibición de fuegos artificiales conmigo.

Ya veo, no lo vi venir. Pero no quiero.

—… Imposible. ¿Cómo? ¿Porque no puedo ir con mi novia tengo que ir contigo? 

—¿Por qué no? Después de todo, soy la muy linda hermanita de Onii-san. Quiero ver los fuegos artificiales junto a mi adorado Onii-chan. ¿Escucharás la petición de tal hermanita?

Suplico Shigure mirándome con sus ojos girados hacia arriba mientras decía; “Por favor.

Sin embargo, odiaba por completo la idea.

Después de todo, … me sentiría de mierda si fuera con Shigure al festival al que no pude ir con Haruka.

Tener a Shigure a mi lado, quien es igual a Haruka, definitivamente me haría pensar en Haruka y deprimirme.

Me preguntaría; “¿Por qué no está Haruka aquí?

Mis sentimientos de odio hacia Haruka se incrementarían, y sería descortés hacia Shigure, llegar a pensar todo eso me haría sentir como una absoluta mierda. 

Lo tengo más que claro.

No hay forma de que quiera ir a un evento que me haga sentir así. 

—No se puede. Piénsalo. El lugar de esa exhibición de fuegos artificiales es habitual para los estudiantes del Seiun. Además es un evento que marca el clímax del verano, no hay duda de que las personas de la escuela vendrán. Y a los únicos que le hemos hablado sobre que somos hermanos son los profesores, así que sería un problema si alguien nos viera juntos. ¿Quieres correr ese riesgo?

Que nos encontraran caminando por ahí juntos en un día o momento corriente, pues podrías decir que nos encontramos por casualidad, pero otra historia sería si nos vieran juntos en una exhibición de fuegos artificiales. Además después de que el compromiso con Haruka se echó a perder, si algo como eso llegara a sus oídos, no tendría como excusarme. 

Mis razones para negarme son muy razonables. Shigure mostró comprensión diciendo,

—Ya veo… ciertamente es probable.

—¿Verdad? Es por eso qu—

—Pero si te niegas, expondré nuestra relación con Nee-san de inmediato, ¿te queda claro?

Fuah!?

—Onii-san a veces no conoce su lugar, ¿verdad? Te tengo agarrado de los huevos. Y si me apetece puedo destruir fácilmente la relación de Onii-san con Nee-san. Desde un comienzo Onii-san no tenía libertad para elegir. Hoy voy a hacer que lo recuerdes, así que por favor resígnate y prepárate. Onii-san ♪

Ante una Shigure que reía con malicia… no tuve más opción que rendirme.

Al fin de cuentas, todo el poder sobre mi vida y muerte estaba sostenido por esta encantadora y terrorífica diablilla.

Así fue como se decidió que iría con la hermana de mi novia a la exhibición de fuegos artificiales a los que se suponía iba a ir con mi novia.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!