“Nhh… nhh…”

De pronto desperté en una habitación oscura.

Al mirar mi teléfono, descubrí que ya pasaba la medianoche.

Siento que no he dormido nada. Incluso soñé con que tres chicas me atacaban en el baño al aire libre.

“… haa… quiero agua…”

Sintiendo sed, me levanté del futón. Salí silenciosamente de la habitación y me dirigí al primer piso para no despertar a nadie.

“¿Uh…?”

Cuando me acerqué a la sala, noté que la luz se filtraba por el hueco de la puerta… ¿alguien está despierta?

Me acerqué silenciosamente y abrí la puerta.

Cuando miré,

“Nhhh~~Ahhhh, ¡estoy muy emocionada…!”

Vi a Karin desnuda dibujando sus ya conocidos dibujos eróticos.

“……………………………………………”

Estoy impactado, pero no tanto. Ya no me sorprende que ande desnuda por todos lados. Al contrario, me sorprende cuando está vestida.

“¡Ah, Senpai! ¿Te desperté?”

Karin volteó a verme sin intentar ocultar su desnudez.

Agarré una manta que encontré en el sofá y cubrí su cuerpo desde la espalda.

“Oye, Karin. ¿Qué estás haciendo…?”

“Ehehehe. Como conseguí que Senpai me viera un poco desnuda, me levanté algo caliente y decidí dibujar algo erótico para aliviar esa sensación.”

No importa por dónde lo veas, no son palabras que una chica de su edad deba y pueda decir.

“Pero… ¿por qué dibujas desnuda? ¿Es necesario que te quites la ropa?”

“¡Más o menos! ¡Estar así me motiva mucho más!”

Para ser honesto, no lo entiendo.

“Como sea… deberías irte a dormir o mañana no podrás levantarte.”

“¡Por favor espera un poco! ¡Solo quiero dibujar esta escena! ¡Una gran escena de exhibicionismo…!”

Diciendo eso, Karin estaba dibujando a una chica desnuda.

“Gracias a que Senpai me vio desnuda, ¡creo que puedo dibujar una increíble escena! ¡Estoy increíblemente emocionadaaa…! ¡Ahahaha!”

Karin comenzó a mover el bolígrafo a una increíble velocidad con una enorme sonrisa.

“Bueno…… sé que es tu hobby, y realmente respeto ese increíble entusiasmo que tienes.”

“¡Es que estoy muy feliz! ¡Mucha gente está feliz con mis trabajos…!”

Karin dejó el bolígrafo y me miró con una cara seria que rara vez puedo presenciar.

“Después de todo no soy nada en comparación a mis hermanas. No sé cocinar, no soy popular. Y encima de eso, tengo este raro fetiche… no soy buena en nada. Así que hubo un momento en el que me preocupé demasiado por ello…”

Ya lo he escuchado. Parece que tiene un complejo de inferioridad.

“Pero—de pura casualidad publiqué ese manga erótico para liberar mis deseos en internet… ¡y mucha gente me lo agradeció! Creo que Karin finalmente es increíble en algo al igual que mis hermanas. Desde ese momento me puse muy, muy feliz.”

Aparentemente fue la primera vez que alguien reconoció a Karin por algo. Siempre ha sido comparada con sus hermanas—es por eso que le hace tan feliz…

“Esa fue la primera vez que pensé que mi fetiche no era tan malo después de todo, ya que podía crear contenido que a la gente le gustase. Una de mis metas es dibujar un manga tan increíble que cautive a todo mundo. ¡Ese es el sueño de Karin!”

En serio… no solo dibuja mangas eróticos por su deseo sexual…

Sino que se lo toma mucho más en serio de lo que creí. Incluso tiene un sueño en base a este hobby, creo que se está esforzando bastante.

Esto me hizo cambiar un poco de perspectiva. Pensé que solo era una chica con ganas de exhibirse sin importar qué. Pero ahora la veo diferente.

“¡Así que quiero terminar este manga para antes de que terminen las vacaciones! Pero…”

“¿Pero…?”

“Estoy un poco estancada… no sé me ocurre algo emocionante qué dibujar…”

Cruzó los brazos y gimió dulcemente. Verla así, me parece una gran dibujante o escritora.

“¡Tenma-senpai! Creo que puedes hacer algo para ayudarme…”

“Eh, ¿qué…?”

“Quiero decir, la vez pasada me ayudaste con ese espejo mágico. ¿No tienes alguna brillante idea similar a esa?”

“No, aunque me lo digas…”

Bueno—ahora que sé cuánta pasión tiene por estos dibujos, quisiera corresponderle un poco.

“No puede evitarse, dame un minuto para pensar…”

Puse mi mano sobre el libro que había preparado para este viaje. En la guía de viaje pasé a cierta página.

De hecho, ya tenía algo preparado para ella.

“He estado pensando en esto, veamos que tal…”

Venimos al baño al aire libre. Aquí no hay preocupación alguna de que puedan vernos, así que no debería haber problema si está desnuda.

Karin inmediatamente se quitó la ropa y se mostró desnuda a mi lado.

Sin embargo—no es solo eso.

“Haaaaa… increíble… el cuerpo de Karin está brillando… qué vergüenza, pero qué increíble…”

El cuerpo desnudo de Karin está brillando.

Todo su cuerpo desde el cuello, su abdomen, cintura, brazos, piernas y trasero desprendían una luz amarilla brillante.

Lo que hice fue darle una pintura fosforescente que brilla con la oscuridad para que pintase su cuerpo.

Así que el cuerpo de Karin brillante, era mucho más vistoso que en condiciones normales.

¿Cómo conseguí esa pintura? Bueno, anteriormente trabajé de tiempo parcial con unos maquillistas profesionales, de ahí obtuve esta pintura.

Guardé ese bote de pintura porque creí que algún día sería útil—¿quién diría que sería útil para esto?

Como sea.

“Haaa… el cuerpo de Karin está brillando por completo… mi trasero parece una luciérnaga.”

Al ver su propio cuerpo en ese estado, se estremeció.

“¡Siento que mis pechos van a disparar un rayo brillante!”

Karin gritó vergonzosamente mientras pellizcaba sus pezones.

“¡Si alguien está en las montañas de aquél lado…! ¿¡Pueden ver los pechos brillantes de Karin!? ¡Ahhh, incluso un satélite podría tomarme una fotooooo!”

Gritaba llena de emoción.

“¡Ahhh—haaaa…! ¡Senpai! ¡Quiero que me veas correctamente! ¡Por favor quiero que te sientas igual de bien que Karin!”

“Sí…… está bien…”

No importa si es por el bien de sus dibujos, siento que esto no es del todo correcto.

“¡Por favor devora a Karin con tus ojos, Senpai! ¡Quiero que mi figura quede bien grabada en tu mente!”

Karin estaba completamente emocionada por estar desnuda frente a mí.

“¿O-Oh…?”

De pronto, la expresión de éxtasis desapareció y apareció una un tanto preocupada.

“Siento que… pica un poco…”

“¿…eh?”

“¡P-Picaaaa! ¡Mis pechos y mi trasero pican!”

Karin gritó y sacudió su cuerpo.

¿Eh, por qué? ¿Acaso la pintura irritó su piel?

Karin se retorció con una expresión llena de preocupación. En particular, estaba rascando su trasero y sus pechos.

“¡Senpai! ¡Por favor! ¡Quítame esta pintura!”

“¡S-Sí! ¡Espera!”

Regresé de inmediato a los vestidores y agarré una toalla. La mojé con agua caliente y comencé a limpiar el cuerpo de Karin. Primero su pequeño trasero.

“Lo siento Karin, ¡pero voy a tocarte!”

“¡Hyanhh!”

Así que comencé a tocar su trasero con la toalla para quitarle la pintura. Sin embargo, no podía quitarla correctamente.

“Kuhhh… ¡frotaré con más fuerza!”

No hay más remedio que hacerlo con fuerza. Comencé a sentir la suavidad de su trasero en mis manos que se deslizaban de arriba hacia abajo en sus nalgas.

“¡Anhhh—anhhh! ¿¡Por qué tan fuerte…!? Hyaaaaa…”

La piel de Karin se veía rojiza.

“¡Anhhhh! ¡No toques mi trasero… no tanto…!”

“¡No podré de otra forma! ¡Ya casi…!”

“¡Hyaaaaaah!”

Con la toalla, retiré toda la pintura de sus nalgas. Ahora siguen sus pechos.

“¡Ahora sigue aquí!”

“¡Hyanhhh!”

Me puse frente a ella y coloqué la toalla en sus pequeños pechos.

Y comencé a limpiar, ¡primero su pecho derecho!

“¡S-Senpai! ¡S-Si los frotas tan fuerte…! ¡Nhhaaaa…!”

De arriba abajo. De izquierda a derecha. Limpié su pecho con fuerza. Es pequeño, pero es mucho más suave de lo que esperé. Al presionarlo podía sentir la grasa en él, era bastante esponjoso.

“¡Senpai…! Nhhhh… N-No, ¡mis pechos…! ¡Mis pechos se sienten extraño…!”

Muy bien. ¡Sigue el izquierdo!”

“¿¡Hyanhhhhh!? Anhh, ahhh, ahhhhh…”

Comencé a frotar su pecho izquierdo para quitarle la pintura.

Entre esa suavidad y esponjosidad, pude sentir algo duro, se sentía como del tamaño de un frijol.

¡Tal vez es parte de la pintura que se hizo grumos! ¡Tengo que quitarla!

Pensando así, comencé a frotar esa zona con firmeza.

“¡Nhhhhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! ¡Anhhh! ¡Nooooooooooo!”

“L-Lo siento, ¿te dolió?”

“N-No duele, p-pero… ¡nhuuu…! No… ¡anhhhh!”

Tal vez le duele un poco porque lo estoy haciendo con fuerza, ¡pero ya casi termino de limpiar!

¡Así que por último froté con fuerza!

“¿¡Nhhhhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh!?”

En el momento en que terminé de limpiar, Karin gritó. Su voz resonó en la oscura noche. Al mismo tiempo, Karin se estremeció y cayó al suelo.

La expresión en su rostro parece llena de éxtasis.

“¡Increíble! ¡Esta inspiración es asombrosaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!”

Levantando una alegre voz, Karin estaba dibujando una chica desnuda. Después de lo sucedido en las aguas termales, Karin y yo regresamos y ella continuó dibujando. Pero ahora, parecía mucho más motivada. Por cierto, de nuevo la cubrí con una manta.

“¡Fuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah! Después de todo, ¡eres increíble Tenma-senpai! ¡Hiciste que Karin se emocionara un montón! ¡Te quiero!”

“Haha… me alegra escuchar eso.”

Sonreí con amargura involuntariamente. Bueno, estoy feliz de poder ayudar…

“¿Segura que quieres seguir dibujando? Ya es tarde…”

“¡Sí! ¡Creo que puedo dibujar de mejor manera sintiendo esta energía erótica en mi ser!”

Me respondió con una sonrisa sin dejar de mover su bolígrafo.

Qué gran entusiasmo.

“Ah, ya deberías irte a dormir, Senpai. Si no, no podrás despertarte mañana.”

“Ah no… me gustaría acompañarte.”

“¿En serio…?”

Después de ver su entusiasmo, no puedo dejarla así.

“Claro…”

El rostro de Karin brilló.

“¡Muchas gracias! ¡Me haces muy feliz, Tenma-senpai!”

“Bueno, espero no quedarme dormido aquí…”

“Uwah, ¡lo siento!”

Disculpándose, Karin me entregó la hoja de dibujo.

“Entonces, ¿puedes ayudarme a pintar el cabello del personaje? Creo que es algo sencillo.”

“Muy bien, no hay problema.”

Diciendo eso, comencé a hacerlo.

Apliqué color al cabello tal y como me lo dijo, e hice lo mismo con la siguiente página.

“Oye… este manga está basado en este sitio.”

Frente a mis ojos apareció el baño al aire libre, las montañas… claramente esto está basado en la experiencia real de Karin.

“Sí, es un trabajo basado en mis propias vivencias.”

Karin dijo con emoción.

“A decir verdad, aquí es donde me di cuenta de mi fetiche.”

“¿Eh…?”

“Todos los años veníamos aquí. Entonces hace un par… fue cuando descubrí mi fetiche y estaba realmente preocupada… y el primer sitio donde comencé a exhibirme fue en las aguas termales. Ahí comenzó el exhibicionismo de Karin.”

En otras palabras, el fetiche de Karin floreció en este sitio… tal vez por eso la excitación en el baño fue mucho mayor, debido a sus recuerdos.

“Desde ese entonces me he ocultado de mis hermanas para exhibirme… en el baño, en las montañas, y otros sitios bastante relevantes. Por eso me pareció una idea increíble redactar el manga en un lugar tan emblemático para mí como lo es este sitio.”

“Ya veo…”

Bueno… dejando de lado sus actos, puedo comprender la nostalgia que siente.

“Bueno, si es así… tienes que esforzarte por recrearlo lo mejor posible.”

“¡Sí! ¡Me esforzaré mucho!”

Cuando veo cuanto se esfuerza… cuando veo esa sonrisa—me dan ganas de apoyarla. Sé que es extraño, pero verla tan motivada alegra mi alma. Quiero que dibuje mangas eróticos a toda costa. Y sobre todo quiero que tenga éxito.

Y me gustaría serle de ayuda en algo.

“Muy bien, ¡casi termino con esto! ¿Hay algo más en lo que pueda ayudarte?”

“Eres demasiado rápido, Senpai. Creo que eres más rápido que Karin.”

“Bueno, trabajé a tiempo parcial como dibujante. Así que al menos soy más rápido que un amateur…”

“Parece que tienes muy buenas habilidades, Senpai…”

“¿Hay algo más en lo que pueda ayudarte?”

“Veamos… ¡ah—sí!”

Karin puso una gran sonrisa y habló.

“¡Muéstrame tu p*ne!”

“¿¡Qué!?”

“¡No sé cómo se ve uno de verdad! ¡Solo he dibujado chicas hasta ahora!”

“¡Pero……!”

“Y la escena que Karin está dibujando es una de un baño mixto con hombres y mujeres.”

“¿¡Y por qué me pides eso!?”

“¡Porque quiero tenerte de referencia para los modelos masculinos! ¡Así que por favor desnúdate!”

“¡Dame una tarea más decente!”

No puedo desnudarme así como si nada frente a ella. Así que lo rechacé.

Simplemente continué ayudándole al coloreo y demás.

Y trabajamos hasta el amanecer.

Por cierto, después de eso le envié la colección de fotos semidesnudas que le mostré a Tsukino. Pero ella dijo, “no se ve tu p*ne”. Vaya pervertida que es.

El sol que entraba por la ventana hizo que mis pesados párpados se levantaran.

“Ah… tengo sueño…”

Cuando desperté, estaba en el dormitorio. Me la pasé ayudándole en su manga hasta que amaneció.

Cuando miré alrededor, vi que los futones de mi lado estaban vacíos. Supongo que ya se despertaron.

Cuando vi el reloj—me di cuenta que faltaba poco para mediodía.

¿Me quedé tanto tiempo dormido?

¿¡Cómo pasó esto!?

Rápidamente me cambié de ropa y salí de la habitación para encontrarme con todas. Seguramente estarán en la sala.

Pensando así, bajé corriendo por las escaleras.

Después de todo, mis suposiciones fueron correctas. Cuando entré a la sala, las tres hermanas estaban ahí. Me di prisa para hablar con ellas.

“¡H-Hola, buenos días—”

Pero—antes de terminar de hablar, me di cuenta que lucían extrañas.

Por alguna razón, las tres estaban alrededor del escritorio. Y particularmente, Karin tenía un rostro pálido.

“O-Oigan… ¿qué sucede?”

Dije involuntariamente. Karin me miró con unos ojos humedecidos…

¿Qué sucedió? Es la primera vez que veo el rostro de Karin de esta forma… y de pronto, Tsukino me preguntó.

“Oye, Tenma… ¿sabes qué es esto?”

Señaló una hoja de papel en el escritorio. Es el boceto del manga de Karin. Estaban dibujados hombres y mujeres desnudas.

“Cuando despertamos, vimos esto en el escritorio…”

“¿¡Ehhhhhhhhhhhh!?”

¡O-Oye……! ¿¡Por qué Tsukino tiene eso!? Ayer trabajé con Karin aquí, se supone que limpié—

No—espera… Karin fue la que limpió. Y como estaba cansada y somnolienta tal vez olvidó guardarlo.

“Wah… son dibujos eróticos… qué contenido tan realista…”

De pronto, Yukine-san tomó el boceto y hojeó el contenido. Aún no está completo el manga, pero se puede entender con claridad.

“¿¡Q-Qué es esto…!? Eso es muy riesgoso…”

Tsukino también comenzó a mirar el contenido.

Ambas tenían las mejillas completamente sonrojadas. Pero—

~~~~~uuuhhhhhh—uhhhhhh~~~~~~

¡Por qué actúas tan tímida! Se supone que te gusta exhibirte, ¡por qué te sientes tan avergonzada ahora mismo!

Bueno, Karin es la autora de esto. Así que, si de alguna manera logran entender bien la historia, se darán cuenta de que trata de ella.

“¿Qué sucede? ¿Por qué tanto ruido?”

Llegó la persona más problemática.

“Ah, Aika-san… esto…”

“¿Eh…?”

Tsukino le entregó a Aika los dibujos de Karin. Cuando vio la portada…

“¿Qué demonios es esto?”

Mostró su malestar y preguntó.

Desde el momento en que lo vez, sabes que se trata de un libro erótico. Así que es algo impresionante para cualquier chica.

Cuando ella lo vio, Karin parecía más asustada que nunca y solo bajó la mirada.

“Entonces… ¿quién fue el que dibujó esto?”

Aika caminó hacia el centro.

Nadie puede descubrir que Karin lo hizo. Si eso sucede, sus fetiches serán revelados y Karin sufrirá de un trauma de por vida.

Además, ¡es mi pareja temporal! ¡Tengo que ingeniármelas para protegerla!

“No hay nadie más aparte de nosotros en este sitio. Por lo que eso significa que uno de los aquí presentes lo hizo. ¿Quién lo dibujó?”

Aika preguntó mientras volteaba a vernos.

Ah, mierda…… parece que tiene la intención de encontrar al criminal. Si no hago algo, esto terminará mal.

“¡L-Lo siento! Eso es mío…”

Lo dije por impulso mientras levantaba la mano.

Los ojos de todas se centraron en mí. Era una mirada de sorpresa en lugar de desprecio.

“En realidad… un amigo mío dibuja ese tipo de mangas, me pidió que le diera algunos consejos. Así que decidí traerlo a estas vacaciones para echarle un vistazo. Anoche bajé a leerlo aquí para estar solo y olvidé guardarlo. ¡Discúlpenme todas! Ahaha…”

¡¡Qué excusa tan patética!! Pero no se me ocurrió nada más……

“¿En serio…? ¿O será que tus gustos sexuales los liberas y plasmas en mangas?”

“No… para nada es así.”

“Muy bien… entiendo la situación.”

Aika golpeó las hojas contra mi pecho.

“Sin embargo, como esposo temporal eso es algo inapropiado. Puede influir negativamente en las Señoritas. ¿Cómo pretendes asumir la responsabilidad?”

¿Me estás diciendo que este contenido es inapropiado para las pervertidas hermanas Jinguuji?

“E-Es cierto… ¡es como dice Aika~! J-Jamás leería algo como ese manga… ahaha…”

“¡C-Cierto! N-Ni siquiera podría leerlo, sería extraño…”

Las dos dijeron con un tono que parecía más falso que nada.

“¡…nh!”

Karin solo sacudió sus hombros ante las palabras de Tsukino y Yukine-san. Fue una reacción tan pequeña que nade aparte de mí lo notó.

“Solo soy una observadora, no me interesa esto… pero por favor, no traigas este tipo de cosas obscenas contigo.”

“Entiendo. Lo siento…”

Lo dijo con un tono duro y solo me disculpé.

Sin embargo… pude mantener a salvo el secreto de Karin. Esto debería bastar.

“……………”

Aun así, la expresión de Karin no cambió mucho.

“¡Oye—Karin! ¡Espera!”

Una vez terminamos ese encuentro, Karin salió de la habitación a paso lento. Le llamé, se detuvo al final del pasillo y volteó lentamente.

“…… ¿eh?”

“Ten, toma esto.”

Mientras nadie nos veía, le regresé su manga.

“Ah, lo siento. Lo olvidé……”

¿Lo olvidó?

¿Olvidó el manga que con tanta pasión estuvo dibujando ayer…?

“Oye, Karin. ¿Estás bien? No tienes por qué preocuparte, logré engañar a Aika.”

Ahora que le dije esa excusa, su secreto está a salvo. No tiene nada de qué preocuparse. Así que no debería estar deprimida…

“Sí… gracias. Gracias por proteger a Karin…”

Su mirada luce desanimada. Y luego, habló de nuevo.

“… después de todo es raro. Es raro que dibuje cosas eróticas…”

“¿Karin…?”

Su tono de voz era oscuro. No suena como la Karin que conozco.

“Mis hermanas dijeron que ellas no leerían ese tipo de mangas y que sería extraño leerlo… así que, después de todo estoy haciendo cosas raras…”

Karin no está deprimida por su fetiche. Está deprimida porque su mayor pasión fue ofendida…

“Posiblemente solo lo dijeron para no revelar que tal vez también les gustan ese tipo de dibujos.”

“¡N-No…! ¡Sé que lo dijeron de verdad!”

Lo dije porque sé que son unas pervertidas. Pero Karin no sabe de eso…

“Aunque fuera cierto… sería natural que una chica que dibuje ese tipo de contenido sea rara…”

Karin… Karin… de pronto comenzaste a pensar demasiado negativo sobre ti misma.

Hasta ahora ha estado dibujando mangas eróticos aun sabiéndolo. Sin embargo, los comentarios de las hermanas que tanto idolatra, la hicieron sentirse mal.

“Karin es extraña… después de todo, nunca podría llegar a ser como mis hermanas, menos dibujando estas cosas… ahahaa”

Karin sonrió… pero era una sonrisa apagada.

“Después de todo, Karin no es buena en nada. Creí que con esto podría ser buena en algo—pero me equivoqué. Jamás seré como mis hermanas…”

Dijo eso y miró hacia abajo.

Es la primera vez que la veo en este estado. Por eso, no tengo ni la más mínima idea de cómo animarla.

Aun así, tengo que hacer algo.

“¡Muy bien! ¡Ya lo decidí!”

Levantó el rostro y sonrió como siempre.

“¡Karin no va a volver a exhibirse nunca! ¡Y dejaré de dibujar mangas eróticos!”

“¿Qué…?”

Por un momento me sorprendió lo que decía.

“¿Hablas en serio… Karin…?”

“Por supuesto. Además, algún día debería deshacerme de este fetiche extraño. Y sobre mis dibujos—bueno, solo Senpai y unas cuantas personas en internet lo saben. Mientras mis hermanas no lo sepan, no se defraudarán de mí~”

Karin sonrió. Con esto—tal vez se corrija su fetiche. Aunque me parece una decisión forzada, es un buen desarrollo.

“Senpai. Lamento haberte causado molestias. Por favor, seguirás llevándote bien con Karin, ¿verdad?”

“P-Por supuesto Karin…”

Eso no influye en mi relación con ella.

Así que solo asentí.

Como desperté tarde, terminamos saliendo después del mediodía.

Mientras me cambié de ropa y arreglé la habitación, pensaba en Karin.

“Ella… ¿realmente dejará de exhibirse?”

Es bueno que Karin haya decidido dejar de exhibirse. Pero, por alguna razón…

No me alegra mucho la idea.

No lo sé, me parece demasiado apresurada y forzada su decisión. Si hasta el día de ayer ella estaba demasiado feliz y entusiasmada dibujando su manga erótico. Por eso mismo me parece extraña su decisión.

“Además… ¿por qué dejó sus dibujos en la sala?”

Me parece difícil pensar que Karin se olvidó de limpiar.

…… ¿nh?

Pensando en eso, noté una pequeña sensación de incomodidad.

“…………”

De alguna manera, algo me preocupa. Terminé de limpiar la habitación, caminé por la sala y volví a subir al segundo piso.

Llegué a la habitación de Aika y toqué la puerta.

“Ah, lo siento, ¿Aika-san?”

“…… ¡! ¿¡Tenma-sama…!?”

La voz que escuché del otro lado de la puerta era la de Aika. ¿Se sorprendió porque la llamé de repente?

“Sí. Tengo algo de qué hablar. ¿Está bien si hablamos antes de salir?”

“¡Qué……! Ah, espera un momento. Estaré lista en seguida.”

Escuché los pasos de Aika apresurados. Tal vez estaba cambiándose de ropa.

Si es así, no puedo entrar.

Así que me quedé parado frente a la puerta y esperé a que Aika saliera.

Después escuché un *¡Kachan!* del otro lado de la puerta.

“¿… eh?”

¿Qué fue ese sonido? ¿Qué pasó ahí dentro…?

“U-Uhm… ¿Aika-san?”

Llamé a la puerta. Entonces…

“¡N-No es nada! ¡Estoy bien…!”

Y de nuevo—un segundo sonido violento. ¡Oye! ¿Realmente estás bien?

Lo único que me pude imaginar es que se tropezó y se golpeó. ¡Tengo que entrar y comprobarlo!

“¡Lo siento, Aika-san! ¡Voy a entrar!”

Tomé la decisión y abrí la puerta. Finalmente, vi lo que sucedía ahí dentro.

Era una habitación donde había ropa, libros y bolsas esparcidas por todos lados. Aika estaba sentada con su ropa de sirvienta.

“………” “………”

Mirándonos el uno al otro, nos quedamos unos segundos.

A juzgar por el sonido y la situación en la que está la habitación. Aika pisó algo mientras se cambiaba de ropa y se resbaló. Por lo que cayó sobre su trasero.

Su cabeza está cubierta por unas bragas y sus hombros por un sostén. Deduzco que cayó sobre la ropa e hizo un desastre.

“U-Uhm… esto…”

En respuesta a mi consternada y confusa mirada, Aika inmediatamente escondió las bragas y el sostén. Su cara estaba bastante roja.

“Está un poco desordenado, disculpa…”

“¡Yo diría que demasiado!”

¡Esto es un tremendo desastre! ¿¡Cómo diablos puede tener la habitación así si apenas llegamos ayer!? ¿¡De dónde demonios salió tanto equipaje!?

“Estaba intentando guardar cosas, pero cuando me di cuenta, todo estaba por si ningún lado…”

Aika puso una excusa. Me pregunto cómo es que ha sobrevivido hasta ahora esta chica…

“Bueno, ya lo sabes, Tenma-sama. Soy muy mala para las actividades domésticas. Por favor no te burles de mí, Tenma-sama.”

Se puso de pie y se acomodó la ropa de sirvienta. Y volvió a actuar como de costumbre.

Pensé que iba a actuar extraña después de lo que sucedió con el manga erótico. Pero parece que no…

De todos modos, quiero preguntarle algo.

“Ah, Aika-san… ¿te puedo preguntar algo?”

“Claro, ¿qué sucede?”

“Es sobre el manga de hace rato. Quisiera saber tus impresiones.”

Cuando dije eso, Aika puso una mueca de disgusto.

“¿Por qué me preguntas? ¿Acaso es acoso sexual? ¿Me estás acosando sexualmente porque tienes otras intenciones conmigo?”

“¡No es eso! Verás… quería saber qué opina una chica al respecto. ¡Especialmente donde la chica y el héroe se encuentran!”

“No lo sé. En primer lugar, la situación es demasiado anormal. ¿No consideras una locura que hombres y mujeres se conozcan estando desnudos?”

Ah ya veo… eso es lo que ella cree.

“Ah sí, gracias. Lamento el disgusto.”

“Por cierto. Si algo similar sucede a futuro, se lo informaré a Hajime-sama.”

“Ahaha, muy bien, Aika-san. Por cierto…”

Me atreví a preguntar.

“Tú lo sabes todo, ¿verdad? Incluso el secreto de Karin…”

“¡…!”

Aika solo vio la portada de ese manga. Nunca lo que hay dentro.

Por lo tanto, desconoce la situación del héroe topándose con la chica.

Sin embargo—sabe que existe ese encuentro.

Además, parece que ella ya había visto los dibujos.

Su forma de reaccionar fue distinta a las demás.

“Fufu… Tenma-sama…”

Después de un breve silencio, Aika sonrió.

“Tal y como dices, Tenma-sama. Conozco los secretos de esas tres.”

¡Después de todo lo sabías…!

“¿Por qué te quedaste en silencio hasta ahora? Bueno, primero… ¿cuándo lo descubriste?”

“Oh, vamos. Yo siempre he estado a cargo de las Señoritas. Tuve muchísimas oportunidades para descubrirlo.”

Claro, eso es cierto. Siempre ha estado con ellas, además tiene una increíble intuición que te hace temblar. No es de extrañarse que lo sepa.

“Así que, no me cabe la duda de que tú dejaste esos dibujos ahí… ¿por qué querías que se revelaran los dibujos de Karin?”

“Era para curar los malos hábitos de la Señorita Karin.”

¿Para curar sus malos hábitos…?

“Si mira las reacciones de las personas que la rodean, se dará cuenta de lo estúpido que es eso. Puede que en internet sean bien aceptados estos dibujos, pero la realidad es distinta…”

“Es estúpido dices…”

Ciertamente su hobby es pervertido y poco elogiado.

Sin embargo—ella ha estado intentando encontrar la manera de utilizar ese fetiche para el bien y brindar felicidad a un puñado de humanos. Me niego a creer que eso es algo estúpido.

“¡Es una pena que pienses así de Karin! Ella realmente está deprimida. ¡Ella realmente se estaba esforzando! Era algo que le encantaba hacer…”

“………”

Aika me miró sin decir nada.

“Creo que su fetiche—no, el de las tres, deberá superarse en un futuro. No se pueden forzar las cosas. ¡Además eso dañó emocionalmente a Karin!”

Si Aika también se preocupa por las tres hermanas, ¡debería de pensar de esa forma!

“Ya veo… ¿no te gustan mis métodos? ¿Crees que puedes lograr que se deshagan de esos malos hábitos?”

“¡Así es! ¡Curaré esos malos hábitos que dices, pero lo haré a mi manera! ¡Así que no hagas cosas que dañen sus ánimos!”

Miré directamente los ojos de Aika. Y mostré mis sentimientos verdaderos.

Pero—sus ojos se entrecerraron más.

“¿En verdad piensas tanto en las Señoritas?”

“¿Eh…?”

“Haz estado conviviendo con ellas hace aproximadamente un mes, ¿cierto? Comparado con eso, yo las conozco desde hace muchos años. ¿Quién crees que se preocupa más por ellas?”

Sus ojos tienen un poder indescriptible. Y tiene cierto grado de razón en sus palabras…

“Adopté estas medidas porque quiero que sean felices y tengan un buen futuro. Por eso deben deshacerse de esos fetiches que tienen. Aunque tenga que usar la fuerza bruta.”

“Eso…”

“Si lo pospongo, puede ser mucho más doloroso. ¿Asumirás la responsabilidad en ese momento? Espero que estés dispuesto a afrontar las consecuencias de lo que sucederá si alargas este proceso.”

“Kuh…”

Entiendo el punto de Aika.

Si sus fetiches no se corrigen lo antes posible, puede que sus vidas sean un tanto infelices.

Por ahora solo soy yo quien observa sus actos, pero nadie quita la posibilidad de que en un futuro capaz y cometen algún delito sexual o contra la moral.

Es mejor curar los fetiches de las tres hermanas pervertidas cuanto antes.

Pero… no me gusta la idea de lastimar los sentimientos de Karin.

“Te quedaste muy serio, ¿ya no tienes nada qué decir? ¿Qué tal esto…?”

“¿Eh…?”

Aika sacó algo del bolsillo en su pecho. Son fotos…

“¿Qué…?”

Al verlas de cerca… eran fotos mías y de las tres chicas.

¡Qué!

Y todas las fotos tenían algo en común—son en situaciones obscenas.

Cuando fui atacado por Tsukino, cuando Yukine-san se acercó a mi futón en la noche y cuando Karin y yo fuimos a las aguas termales. Además—una foto mía con ellas tres en las aguas termales.

“Todas las fotos se las enviaré a Hajime-san en un futuro. ¿Cómo crees que se sentirá al respecto? Yo no tomo decisiones ni nada, pero imagino que sabes cómo reaccionará, ¿verdad?”

“¡…!”

No hace falta decirlo. Si Hajime-san ve esas fotos, me colgará vivo. Son pruebas irrefutables. Pruebas de actos pecaminosos con sus preciadas hijas. Es imposible justificarme.

Sin embargo… eso significa, ¿Qué se la pasa supervisándonos en secreto también?

Vaya técnica shinobi. Me avergüenzo de mí mismo por no detectar su presencia. Pensé que podría bajar la guardia con ella.

Parece ser que está trabajando mucho más duro de lo que creí.

Bueno, después de todo es la secretaria de Hajime-san. No importa lo inútil que sea como sirvienta, mientras sea buena en otras cosas, ella estará ahí.

“Por lo menos deberías mantenerte al margen para no hacer enojar a Hajime-sama y que despiertes ahogándote en el mar.”

Pero—sigo sin tolerar esas acciones hacia Karin.

“Eventualmente eliminaré los fetiches de la Señorita Tsukino y la Señorita Yukine. Solo ten paciencia y observa.”

Aika sonrió. Y yo, no pude responderle nada.