1

Con la Duquesa Crusch Karsten en cabeza, la nueva expedición para vencer a la Ballena Blanca avanzó.

Era la primera operación de este tipo desde la Gran Expedición de hace catorce años, emprendido con la expectativa de un feroz combate  que pocos verían.

La fuerza de expedición reunida por la campaña estaba bajo las órdenes de Crusch—con Wilhelm Van Astrea, miembro de la familia de Santos de la Espada, nombrado como capitán.

Las tropas al servicio de Wilhelm estaban divididas en quince escuadrones, con cada uno dirigido por uno de los viejos veteranos que habían atendido al llamado de Crusch en el gran hall. Cada escuadrón estaba compuesto por quince hombres, así que las fuerzas combinadas bajo las ordenes de Crusch eran aproximadamente 220.

Sin embargo, la fuerza total de combate no estaba limitado a eso. Un vagón bajo las órdenes de Russel estaba aparentemente corriendo delante de ellos al sitio de la batalla decisiva, el Gran Árbol Flugel, para poder empezar a transportar los suministros necesarios para el despliegue.

Además de eso, trece miembros de los hombres bestia del grupo mercenario Colmillos de Hierro, contratados por Anastasia, se habían unido bajo el mando de Ricardo. Ricardo estaba al mando en general con dos tenientes que le informaban.

Y los “tenientes” de los colmillos de Hierro eran…

“Soy Mimi!”

“Soy Hetaro!”

Con gran energía, los dos hombres bestia parecidos a gatitos saludaron, luego cortésmente hicieron una reverencia.

Tenían un pelaje naranja, y sus cabezas ni siquiera llegaban a las caderas de Subaru. Tenían caras adorables, y realmente, las túnicas blancas como la nieve que les cubrían hasta el cuello les sentaban muy bien, así que si Subaru tuviera que expresar sus pensamientos sin rodeos—

“Son tan lindos que quiero robármelos!”

“La señorita dice eso mucho, también!”

“Ah-ahí vas diciendo so de Nuevo, hermana…”

La niña que se hace llamar Mimi se rio vibrantemente ante el pensamiento de Subaru, con el joven chico llamado Hetaro con una expresión extrañamente agitada cuando la reprendió. Basado en como la llamó, eran hermanos—probablemente mellizos. Se veían como una hermana mayor tomboy con un obediente y dócil hermano menor siguiéndola.

Subaru no tenía objeción de su encanto, pero lo que importaba aquí no era la apariencia sino la habilidad. Ellos realmente no estaban dirigiéndose a un picnic.

“No es como si dudara de ustedes, pero… realmente son tenientes?”

“Mm? Señor, has conocido a Mimi en algún lugar antes? Mmmm, no puedo recordar, pero realmente se siente asi…!”

Mimi cruzó sus brazos e inclino su cabeza, pero Subaru lo paso por alto con una sonrisa forzada.

No podía evitarse que ella no lo recordara. Para Subaru, la primera vez que conoció a Mimi fue durante los eventos de la última vuelta. Además, no era una ocasión que quisiera recordar.

Sin embargo, entonces y ahora, la alegría sin fondo de Mimi se mantuvo igual…

“No te preocupes por ello. Mi nombre es Subaru Natsuki. Entonces ustedes dos son buenos?”

“Okay, no te preocupes! Y Mimi y Hetaro son los mejores! Si TB está con nosotros, somos incluso más fuertes! Súper mejores! Ka-ching!”

Err, si, es correcto. Hermana mayor y yo trabajaremos duro.”

El hermano menor tomo las riendas de su presumida hermana mayor y de alguna manera la puso bajo control. Viendo a esos dos, Subaru tuvo que preguntarse si el mundo tenía otras hermanas mayores además de las que hacen a sus hermanos menores seguir sus pasos.

“—? Cuál es el problema Subaru?”

Cuando Subaru, albergando esa pregunta, miro a Rem, ella inclino su cabeza con una expresión de duda y una adorable sonrisa. A ese punto Subaru había aclarado su garganta, volviéndose para encontrarse con Mimí mientras decía, “Bueno, eso es mucha confianza. Teniente no es algo que puedas ser a menos que seas una persona importante.”

“En lugar del capitán y hermana mayor, yo doy órdenes a todos los demás.”

“Ahh, ya veo… Trabajo duro, huh.”

Subaru Imagino a la hermana mayor corriendo al lado del agresivo gigante, deslizándose por todo el campo de batalla con una risa sincera. Eso significaría, teniente o no, Hetaro era el único verdaderamente realizando las tareas apropiadas. La linda hermana mayor era como una imagen de ingenua imprudencia dibujada por un niño.

“Seguiremos las ordenes de Lady Crusch en la medida posible, pero tenemos nuestra propia manera de luchar. Pensé que sería mejor informarte de esto para minimizar el caos, Señor Natsuki… Er, Señor Natsuki?”

“No, solo estoy sorprendido de que seas tan agudo y serio. Esa atención al detalle es comparable con Rem.”

“Mm-hmm, es increíble!”

“Ahora harás que tu hermana mayor se deje llevar de nuevo… Tan lindo.”

Por alguna razón, Mimi fue la que se hinchó de orgullo cuando vio la franca evaluación de Hetaro por parte de Subaru. Hetaro tenía una expresión de consternación por la cara de Mimi, solo para deslizarse en lo que realmente pensaba al final.

Subaru agregó el inconveniente de las hermanas grandes excesivamente mimadas a la lista de dudas que tenía sobre los gemelos de ese mundo. Hetaro también estaba en la liga de Rem en ese punto. Crecer con Mimi seguramente tuvo una gran influencia sobre Hetaro.

Habiendo terminado de reunirse con los hermanos, Subaru miró su teléfono celular para ver la hora.

—Doce horas restantes antes que la Ballena Blanca apareciera.

Tenían aproximadamente la mitad de la distancia que les quedaba hasta su destino, probablemente dándoles aproximadamente cinco horas después de su llegada hasta la batalla decisiva.

“Una vez que lleguemos al Gran Árbol, tendremos que repasar la operación una última vez… Parece que tenerme corriendo va a crear un poco de caos”.

“Esta vez, me tendrás a tu lado, Subaru, no permitiré que se repita lo que sucedió cuando luchamos contra los Urugarum.”

Rem respondió al comentario de Subaru con una resolución tranquila ardiendo en sus ojos.

“Realmente me opongo a esto. Creo que usar el aroma de la bruja para atraer a la Ballena Blanca es demasiado peligroso… y en primer lugar, el hecho de que el olor provenga de ti es…”

“Usaré todo lo que pueda. Si agrega un décimo de porcentaje a la posibilidad de ganar, esa es una apuesta que tomaré. Me quedo corto en tantos niveles, que si ni siquiera hago esto, nunca lo compensaré.”

“Eres increíble, Subaru.”

Incluso ante la determinación de Subaru, esto fue algo que Rem se negó obstinadamente a dejar ir. La forma en que parecía hacer un puchero cuando apartó la cara era una muestra rara de una oleada de emociones, haciendo que la sonrisa de Subaru muy suave.

Subaru sintió con demasiada agudeza el cambio obvio en el comportamiento de Rem en el último medio día. Desde el incidente de las bestias demoniacas, estaba convencido de que Rem le había abierto el corazón, pero fue solo el día anterior cuando sus corazones se conectaron en un verdadero sentido.

Quizás Rem había percibido que donde el tiempo se había detenido, había comenzado a moverse una vez más. En verdad, fue así.

Es por eso que—

“Quiero ganar eso.”

Silenciosamente, Subaru expreso esa esperanza.

En la actualidad, las cosas se habían acelerado hasta tal punto que ni siquiera se las habría imaginado durante sus intentos anteriores. Donde nadie lo escucharía sin importar cuánto suplicara, esta vez, ellos aceptaron su petición. Las relaciones con la facción Crusch, destinadas a la ruptura, fueron buenas. Dejando a un lado la exposición de todas las cosas vergonzosas dentro de él, no era un alarde decir que su relación con Rem ahora era un vínculo mucho más fuerte.

Pero, por otro lado, era un hecho que las cosas se habían desarrollado de una manera más peligrosa que nunca.

Incluso en ese momento, la amenaza de la Ballena Blanca se grabó en la mente de Subaru, tan clara como el día. Incluso el poder de Rem había resultado completamente desigual en la pelea contra su enorme armazón volador, capaz de enviar un carruaje dragón volando en pedazos sin siquiera un ataque, sino con un golpe de su cola. Sus fauces abiertas se tragaron un dragón terrestre y toda la tierra debajo de él.

El solo pensamiento de que se dirigía a enfrentar esa cosa hacía temblar sus extremidades, pero no podía dejar avanzar

Sin embargo, aun cuando la mente de Subaru retrocedió hacia la debilidad…

“—”

Rem, sentada a su lado, miro a Subaru como su pudiera ver directo a su mente.

Un débil e impotente Subaru Natsuki no se podía permitir ante los ojos de Rem.

“Incluso yo sé que la resolución no soluciona todo, pero…”

Incluso si paraba de ser pesimista, eso no significaba que su suerte había mejorado dramáticamente. La ruta en la que estaba tenía un peligro aun mayor por delante, y todavía no podía decir que las preparaciones eran ideales.

Todo lo que Subaru podía hacer era lo que pensó que era mejor en el tiempo limitado disponible para él, reuniendo a las chicas y sus aliados por ayuda y dejando todo el resto que queda por delante al poder de otros. Dicho esto, Crusch y los otros no buscaron nada más de Subaru, lo cual no era absolutamente porque tachando a Subaru como un alborotador inútil.

Pero cuando el momento llegara, el haría lo que pudiera con todo lo que tenía.

Debido a que las cosas que Subaru podía hacer ocupaban un rango tan estrecho, tenía que al menos llegar al límite de lo posible, pensando en que podría hacer dentro de esos límites.

“En otras palabras, es lo mismo de siempre. Aunque supongo que no es necesario decir eso.”

“Que pasa, chico—? Esa es un cara con una mirada decidida la que tienes ahí.”

Abruptamente, Ricardo, montando al lado de la línea de los carruajes dragón, observó a Subaru, riéndose mientras hablaba.

Mirando atrás hacia el hombre bestia con cabeza de perro, Subaru firmemente doblo las puntas de sus labios.

“Es verdad. Te tomó tu tiempo, pero es roca sólida. Soy realmente impresionante cuando me decido por algo, okay? Sin importar lo que pase, no me rendiré en el futuro, incluso si eso me mata.”

“Esas son las palabras de un hombre! La señorita estará realmente feliz de oír eso! Como supuse, tu eres el amigo que la señorita necesita!”

“No creo que sacudir su mano fuera del gran escenario sea algo malo, tampoco… Ah, pero si me llevo bien con Anastasia, hay un tipo problemático ahí también…”

Recordando a Anastasia le hizo recordad la visión de un hombre guapo a su lado como el paquete completo.

Incluso su paliza en los terrenos del desfile a manos de Julius parecía hace mucho tiempo. El había experimentado el tiempo en el nivel de semanas, a pesar que solo habían sido cinco días o más en tiempo real.

Luego, las palabras de Subaru trajeron una enorme e irreprimible sonrisa en la gran boca de Ricardo.

Por la reacción y la mirada desafiante en sus ojos, parecía que él había escuchado todo acerca de la humillación de Subaru. Naturalmente, Subaru volteo su mirada en un mal humor visible.

“Si vas a reírte, ríete bien y fuerte. Incuso yo puedo apreciar cuan poco leí el ambiente en ese entonces.”

“Hey, espérate! No es que lo encuentre divertido, es algo más. Bueno, te darás cuenta tú mismo, así que echarlo todo aquí solo sería ser grosero!”

Así convencido, Ricardo acarició su propia melena mientras cortaba el tema. El comportamiento sugerente llamó la atención de Subaru, pero incluso si presionaba el punto, las probabilidades de una respuesta eran escasas.

“De paso, he querido preguntarte algo desde que salimos…”

“Que? Pregúntame lo que sea. Somos compañeros, chico! Si no es nada loco, hablare de cualquier cosa! Y si lo es, depende de que tema sea!”

“Esa parte suena como el Kararagi dentro tuyo hablando… solo estaba pensando, esas criaturas gigantes como perros que están montando son algo increíble.”

Subaru señaló debajo de la cadera del entusiasta Ricardo a la criatura que montaba, sin saber cuál era la mejor manera de abordar el tema.

Las bestias que montaban los Colmillos de Hierro de Ricardo eran criaturas completamente diferentes de los dragones terrestres. La comparación más cercana era con un perro enorme, pero los enormes marcos de los carnívoros rivalizaban con los leones y tigres de su mundo original, y su velocidad y resistencia no eran de ninguna manera inferiores a la de los dragones terrestres

El comentario de Subaru trajo una expresión de comprensión de Ricardo cuando le dio una palmada a la bestia en la espalda.

“No los ves mucho en estas partes. Estos bichos se llaman Ligers. Son tan preciados en Kararagi como lo son los dragones terrestres aquí. Son muy territoriales, así que es difícil criarlos, por eso no hay muchos en Lugunica o en otros países.”

“Ligers…”

Cuando parpadeo y vio, Subaru pensó que estaba viendo algún tipo de pariente de los Urugarum con lo que tenía historia. Afortunadamente, no había signos de cuernos en sus cabezas, y comparados con esas bestias demoniacas, sus caras eran claramente más adorables. Si las bestias demoniacas se parecieran mas a lobos, el podría decir que los ligers definitivamente se veían más como perros.

Pero teniendo a Ricardo, un hombre bestia tipo perro, montando encima de un perro súper enorme era un poco—

“De alguna manera, es un sentimiento muy extraño, como si alguien debiera pintar esto… pero no te sientes incomodo?”

“Algunas veces las personas mencionan eso, pero no realmente. Quiero decir, soy un hombre bestia, este es un animal, gran diferencia entre nosotros… Ah, ahora que lo mencionas, algunos tipos pueden enojarse si dices eso. Aunque a mí no me importa.”

“Nah, solo me preguntaba si debía decir algo o no. Disculpa, fue mi culpa.”

“Gah-ha-ha, Bueno eso es honesto de ti!”

Descubriendo sus dientes mientras se reía, Ricardo le dio un buen masaje a la parte posterior del cuello del lagarto. El Liger no reaccionó ante la acción de su amo, pero la forma en que se dejó mimar en silencio por su dueño ciertamente lo hace parecer un perro bueno y leal. Incluso con la diferencia de tamaño, al parecer no había perdido ninguna de sus virtudes caninas.

“Los ligers no tienes los caballos de fuerza que tienen los dragones terrestres, pero su agilidad es mucho mayor. Solo mira, una salvaje batalla para enviar el paquete de ballena es parte de nuestro servicio!”

“Caballos de potencia, huh. Supongo que aun miden el poder animal así, incluso con dragones y perros por todos lados… Aunque no es como su haya visto un caballo.”

Había oído directamente de la boca de Emilia que ellos existían, pero él no había visto uno en ese mundo aun. Aparentemente, su tasa de uso era muy baja.

Después de eso, Subaru señalo a la fuerza de expedición en marcha detrás de ellos.

“Así que menos caballos de fuerza es por qué tienen grupos de perros para jalar cada carruaje? Por qué no dejan a los dragones terrestres jalando la carga? No quieres que los perros se cansen antes del evento principal.”

“Hey, debemos mover nuestras cosas por nosotros mismo. Además, no te preocupes, cualquier liger jalando la carga ha sido entrenado apropiadamente para ello. No los mimamos y ningún enemigo los botara a sus pies, Ballena Blanca o no.”

Con un trago, Subaru de alguna manera detuvo su confusión mental interna para que no saliera a su cara. Por otro lado, Ricardo no notó la sorpresa de Subaru mientras hablaba.

“Nunca sabes lo que te encontrarás en la carretera, como bandidos o lo que sea. Si se toma demasiado tiempo, llegará tarde, y ese es el peor resultado de todos. Así que al menos tenemos que ser capaces de llevar cosas por nosotros mismos.”

“…De ninguna manera hay bandidos que tengan las agallas de atacar a un grupo completamente armado como ustedes. Si lo hicieran, no sería valiente—sería un deseo de muerte.”

“Tienes un punto ahí!”

Ricardo se echó a reír y, moviendo su mano hacia Subaru, se alejó del carruaje dragón. Tomó su posición a la cabeza de las monturas bestia mientras las personas alrededor suyo miraban la ruidosa conversación

“Parece ser que el Maestro Ricardo está dando vueltas hablando así para aliviar la tensión de todos antes de la batalla.”

“—”

Observando a Ricardo alejarse en la distancia, Subaru escucho el suave susurro de Rem en su oído. Una sonrisa amarga apareció en la cara de Subaru cuando se dio cuenta, repentinamente, que el hombre bestia estaba preocupándose por él.

“Y yo aquí pensando que había endurecido mi determinación…”

Significaba que el aún se veía muy joven desde la perspectiva de su superior—a pesar que la inminente batalla con la Ballena Blanca no era más que el primer obstáculo, con otros esperando.

“Gezz, puedes decir, ‘avanza, héroe,’ pero es más fácil decirlo que hacerlo.”

Subaru murmuro en vox baja para que Rem no lo oyera, pero sus mejillas formaron una sonrisa.

Las cosas que tenía que hacer y las cosas que quería hacer eran una y la misma, y tenía a alguien a su espalda para empujarlo a hacerlas—supuso que eso hizo que valiera la pena.

Su moral estaba en su máximo punto en la víspera de la batalla que se aproxima.

“—Ahora, hagámoslo, Señor Destino.”

2

Afortunadamente, la fuerza de expedición llegó a salvo a su destino sin ningún problema.

Como fue previsto, llegaron cinco horas temprano—la brillante luna acababa de levantarse en la noche de la batalla decisiva.

La fuerza de expedición se desplegó, unidas con la vanguardia, y procedió a inspeccionar armas y a repasar la operación una última vez. Naturalmente, Subaru participo en la discusión, y mientras los detalles de la operación se resolvían, se incluyó la forma en que se maniobrarían todos, el tiempo restante antes de la pelea era tiempo libre.

Y mientras pasaba su tiempo antes de la operación con varios pensamientos corriendo a través de su cabeza, Subaru—

“Es…seguramente enoooorme.”

“Pareces muy feliz, Subaru”

Mirando arriba hasta el punto que su cuello le dolía, Subaru casi no pudo ver la punta del árbol porque el tronco era muy alto. Con la forma en que sobresalía de la tierra, sus grandes raíces extendiéndose alrededor de su base, Subaru no pudo mantener sus sinceros sentimientos de emoción fuera de sus labios.

“Los hombres son criaturas impresionadas por cosas grandes y fuertes por naturaleza. Estuve muy impresionado la primera vez que vi un dragón terrestre, pero la Madre Naturaleza no lo hace nada mal! Ese tipo Flugel hizo un buen trabajo.”

Mientras tocaba el tronco del árbol, Subaru alabó el trabajo del sabio que se decía haber plantado el árbol. Aparentemente, él fue importante, pero nadie sabía que había hecho además de plantar ese árbol; pero incluso si ese era su gran hazaña guardada en la historia, no era un problema. El nombre Flugel era increíble también.

“Ah, aunque debo tallar el nombre de alguien en el tronco. No somos estudiantes en un viaje de campo, así que solo es, bueno, buenos modales. Rem, préstame un cuchillo.”

“Incluso por ti, Subaru, estará enojada si haces eso, como todos.”

Rem gentil y adecuadamente reprendió a Subaru por su ardiente y rebelde deseo de tener su nombre tallado. Luego, mientras Subaru ponía una mala cara, ella le dio una pequeña sonrisa y miro arriba hacia el Gran Árbol.

“Aquí es donde la Ballena Blanca aparecerá?”

“Si, vendrá. Cuando sea el momento, este teléfono cel…este metia sonará.”

Subaru tomo el teléfono celular de su bolsillo, jugando con el dándole vueltas. La alarma ya había sido puesta para sonar cuando la Ballena Blanca fuera a emerger.

Esas fueron las mismas palabras que había dicho durante su última reunión, y la explicación para Crusch para la cual había exprimido su cerebro para pensar. Se sintió culpable por no divulgar la verdad, sintiendo que tenía que compensarlo consiguiendo resultados.

Por supuesto, no exponer la verdad incluso a Rem tiró de su corazón, pero—

“Así que este metia nos alertara de la presencia de una bestia demoniaca…”

“Mm, eso es correcto. Dicho sin rodeos, si no fuera por esto, mi valor esta vez seria cerca de…”

“—Esa es una mentira, verdad?”

Cuando Rem dijo eso con ojos entrecerrados, Subaru estaba seguro que su corazón se detuvo. Dejando salir una voz que ni siquiera era un jadeo, sus latidos se reiniciaron tardíamente.

“—”

Que le había dicho rem justo ahora?

Debo haberla escuchado mal, Subaru esperó en vano, pero los ojos con los que Rem lo miraba rompieron esa esperanza en pedazos.

Ella lo había dicho, y con convicción.

“Qu-Que estás diciendo? Sabes lo que me harían si estuviera mintiendo acerca de algo como…”

“Recurrir al dialecto de Kararagi no te queda, Subaru.”

“Er, el hecho es, incluso Crusch y los otros lo aceptaron, así que no puede ser una mentira.”

Aclarar las cosas no estaba funcionando con Rem. Incluso así, Subaru esconder la verdad, si esta era revelada, no había duda que esto anunciaría el empeoramiento de la situación. Si la mentira era expuesta, Subaru ya no sería consistente con las circunstancias conocidas como Crusch y los otros, por lo tanto la única manera de cuadrar esas inconsistencias seria explicar su Regreso de la Muerte.

Por supuesto, siempre y cuando obedeciera el taboo impuesto por la Bruja, no podía revelar el Regreso de la Muerte a nadie, tanto más debido a que las bromas jugadas por las manos de la Bruja habían progresado hasta aplazar el corazón de Emilia. Si tuviera que adivinar quién sería la siguiente víctima, está claro que bien podría ser Rem.

—El absolutamente no podía dejar a Rem conocer la verdad.

Y sin embargo, Rem lentamente negó con la cabeza ante las excusas de Subaru.

“Crusch y los otros meramente decidieron que no era necesario para ti mentir. Si arriesgabas eso, no serias solo enemigo de Lady Crusch, sino también de Anastasia y todos mercaderes del gremio, Maestro Russel incluido. Eso no tendría sentido.”

“Eso es…”

Era una verdad innegable.

De vuelta a la mesa de negociación, Crusch pudo seguramente haber ofrecido cualquier cantidad de refutaciones a Subaru. Russel y Anastasia, ambos negociadores experimentados, podrían haber hecho lo mismo. Solo podía concluir que el hecho que hayan cerrado sus ojos a sus incompetencias y aceptado las negociaciones de igual forma no era debido a la confianza en Subaru, sino en un juicio basado en las circunstancias.

Subaru había preparado el lugar y a las personas para la negociación. No había necesidad para Subaru de engañarlos. Por supuesto, el cálculo que ellos pensarían de esa manera era uno de los seguros que Subaru había usado.

Pero eso se basó en nada más que los pros y los contras del éxito de alinearse sobre el hielo más delgado.

El tipo de “mentira” que Subaru estaba viendo era basado en una falsa impresión inicial. Y era el tipo de mentira que necesitaba nunca ser expuesta para traer resultados…nunca.

Pero era diferente en lo que a Rem se refería.

Entonces, como siempre, Rem se mantuvo como el aliado de Subaru. Subaru estaba profundamente consiente que Rem era ahora la persona más cercana a él en el otro mundo.

Continuar mintiéndole a Rem tenía un significado completamente diferente que mantener el engaño con Crusch y los otros. Hacerla aceptarlo después que ella se haya dado cuenta que era falso dejo una impresión enteramente diferente: es decir, él no revelo la mentira a Crusch y a los otros porque los pros y los contras se alineaban de esa manera, pero él no lo revelo a Rem porque no confiaba en ella

El no podía hacer nada si eso la hacía pensar de esa manera, ya sea que lo hiciera o no, el absolutamente no podia revelarle la verdad…

“Rem, yo…”

“Está bien, Subaru.”

“Huh?”

Subaru planeó usar palabras para de alguna manera suavizar las cosas y proteger a Rem. Pero Rem rechazo eso con un movimiento de cabeza y una delgada sonrisa en sus labios.

Con Subaru tan sorprendido para cerrar su boca, Rem le mostró una mirada sincera y habló.

“Te entiendo lo suficiente para saber cuándo estas mintiendo, Subaru. Te he estado observando mucho, mucho tiempo, después de todo.”

“Con una sonrisa tímida y sonrojada, Rem provocadoramente puso un dedo en sus labios. Luego, movió el dedo en dirección de Subaru y continuó.

“También sé que no me dirás la razón de la mentira. Pero el hecho que no me cuentes acerca de ello no me molesta tanto, sabes.”

“—”

“Después de todo, yo creo en ti, Subaru.”

En la base del Gran Árbol Flugel, una brisa pasó entre los dos mientras se veían uno al otro.

Con Subaru aturdido en silencio, Rem gentilmente puso una mano en su pecho y declaro delante suyo, “Subaru, si dices que sabes dónde aparecerá la Ballena Blanca, creo en ti. Si dices que el Culto de la Bruja está detrás de Lady Emilia y los otros, creo en ti. Incluso si dices que la luna caerá y destruirá esta nación, creeré en ti, Subaru.”

“…Bueno, yo no iría tan lejos.”

“Si, supongo que no. Pero eso es lo seria que soy.”

La sonrisa desapareció, y Rem miro a Subaru con ojos serios. Luego, silenciosamente bajo sus cadera, agarro los bordes de su falda con sus dos manos y la levantó levemente.

“Te adoro con todo este cuerpo y todo este corazón, Subaru—por lo tanto, ahora y en el futuro, yo nunca, jamás dudare de ti, Subaru.”

“—”

“Así que no es necesario que te empujes a un rincón para hacerme creer tu mentira.”

Subaru apenas logro contener el calor que brotaba de su garganta.

Presionó las esquinas interiores de sus ojos, volvió su cara hacia arriba, y abrió su boca temblorosa y exclamo, “Ahh! Hombre, ver este árbol gigante realmente aumenta la tensión!”

“Si, supongo.”

“No seré capaz de calmarme a menos que este mirando arriba hacia este árbol! No hay otra razón para nada, pero no seré capaz de mirar abajo por un momento!”

“Si, supongo que no.”

Subaru hizo un show para mantener su cara hacia arriba y que las lágrimas no cayeran. Era un engaño muy frágil, pero Rem, envuelta por gentil benevolencia, no le dijo nada.

En ese momento, Subaru entendió la verdadera extensión de su propia idiotez completamente de nuevo.

Si tan solo pudiera haberle revelado todo a Rem desde el principio. No podía haberle contado todo, pero si al menos le hubiera transmitido la tragedia que aún estaba por venir, sin duda Subaru se habría salvado de que la tragedia se repitiera una segunda y tercera vez.

Subaru no podía explicar las razones del porqué, así que pensó que nadie le creería si decía algo. Además, decidió que tenía que ir solo, encaminándose a varios fracasos una y otra vez.

Pero Rem era diferente.

Ella no preguntaba por una razón. Ella creía en Subaru, incluso si él no lo explicaba. Justo como en ese momento, ella perdonó a Subaru, en su gentil y cariñosa manera, por no decir la verdad.

“Esto es cuando, en vez de disculparte, dices gracias, huh?”

Habiendo desesperadamente contenido sus lágrimas, Subaru de alguna manera logro mirar a Rem una vez más. Rem hizo una sonrisa radiante y asintió a su respuesta.

“Para ser honesto, siento que solo soy capaz de devolver todo lo que me has dado en piezas súper pequeñas, Rem…”

“Eso no es así.”

Rem bajó su cabeza ligeramente y rechazo las palabras de Subaru.

“Realmente entiendo que hablar así solo te traerá sufrimiento, Subaru. Que haya hablado independientemente es mi propio egoísmo.”

“No pienso de eso así para nada. Yo soy el malo escondiendo cosas.”

“Pero es realmente egoísta de mi parte. Lo siento.”

Las palabras fueron modestas, pero cuando Rem levanto su rostro, su expresión era resplandeciente. Viendo a Subaru vacilando felizmente por la inconsciente vista, Rem inclino su cabeza.

“Pensé…que sería bueno si compartieras con los otros un poco de tu carga. Como soy ahora, que no tuvieras a nadie me hace…insoportablemente triste.”

“Yo…”

En ese momento, Rem transmitió su resolución, la firmeza de sus sentimientos.

Subaru se apoyó en el tronco del Gran Árbol y respiro hondo.

“Yo…amo a Emilia.”

“Si.”

Él repitió las palabras que había dicho antes a Rem.

Él sabía que esas palabras la herían profundamente, que eran palabras que la hacían sufrir, y aun así Subaru se las dijo una vez más.

Sin embargo—

“Pero…”

“—”

“Cuando estás conmigo, mi corazón tiembla… Adelante. Probablemente pienses que soy un tipo terrible ahora.”

Se preguntó si la palabra terrible si quiera era suficiente.

Pero eran los sentimientos honestos de Subaru.

Porque aunque sabía que no podía responder a las esperanzas de Rem, solo sus palabras habían calentado su corazón así.

De alguna manera, la respiración que Rem dejo salir parecía caliente mientras decía:

“Verdaderamente, eres una persona terrible, Subaru.”

“…Lo sé.”

“Eso fue una mentira. Te amo.”

“Lo…sé, geez.”

La cara de Subaru se puso roja como un tomate cuando ella declaró claramente cómo se sentía de nuevo.

Si no fuera de noche, ese enrojecimiento seguramente habría sobresalido. Subaru le dio la espalda, como si tratara de esconder la superficie roja de su cara, y comenzó a alejarse del árbol.

“Es tiempo de volver” dijo. “Necesitamos preparar nuestra mente y cuerpo para cuando aparezca la Ballena Blanca.”

Antes de pasar enfrente de Rem, agarró su mano derecha que colgaba.

Cuando su mano fue agarrada, Rem levantó su voz en un pequeño ah, pero inmediatamente se apresuró a seguir el ritmo de Subaru, mirando al costado de la cara del joven, uno que él no quería que viera, con ojos provocadores mientras decía:

“Subaru.”

“…Que?”

“Me conformo con ser tu segunda esposa.”

Esas eran palabras para hacer que un hombre se detuviera sin saberlo.

Cuando Subaru, incapaz de resistir, miro hacia ella, Rem hizo una cara como la de un adorable cachorro, aparentemente meneando su cola mientras esperaba la respuesta de Subaru.

Oh, santo cielo, hasta donde va a llegar esta chica—?

“Si Emilia-tan es una generosa primera esposa…”

“Bueno entonces, cuando volvamos debes convencer a Lady Emilia. Me esforzare mucho también.”

Rem apretó su mano libre en un puño, muy animada mientras hablaba con una sonrisa.

Hablar bromeando así rompió toda la tensión, demostrando cuan débil era Subaru. El verdaderamente no podía seguirle el ritmo a esa chica.

Ningún hombre podría seguirle el ritmo a una mujer, sea Emilia o Rem en este tipo de situación.

No es que realmente le importara aceptar esa debilidad en particular, comparada con las otras que había conocido hasta la fecha…

3

A medida que se acercaba la hora, el área alrededor del Gran Árbol se tensaba con la presión particular del campo de batalla.

Habiendo tomado comidas y dormido por turnos, la condición de la fuerza de expedición reunida en la zona de batalla era la más alta. Los dragones terrestres y los ligers de la caballería respiraban con dificultad por la nariz, esperando ansiosamente la señal.

Todos bajaron la respiración y calmaron sus corazones, esperando que llegara el momento.

En el cielo nocturno de la carretera Liphas, el fuerte viento hizo que las nubes fluyeran rápidamente.

A medida que las nubes obstruían la luz de la luna, no pasó un momento sin que las miraran, al ver que no era el cuerpo gigante de la ballena blanca nadando en el cielo. Así fue como la vigilancia gobernó los corazones de todos los presentes.

“Falta poco para la hora señalada.”

Cuando Crusch hizo ese pequeño murmuro, Ferris, parada a su lado, asintió brevemente, viendo por la esquina de su ojo. En ese momento, ni siquiera Ferris, habiendo servido a Crusch por tantos años sin haber nunca perdido ese ingenioso matiz, podía expresar una sola broma.

No era como si hubiera sido ahogado por la tensión. Era porque Ferris conocía su rol—uno de los médicos de la fuerza de expedición—y había dispuesto completamente su corazón en cumplir ese deber.

Era muy probable que las acciones de Ferris cambiarían el número de vencedores que sobrevivieron a la batalla.

Crusch creía que su fuerza saldría victoriosa. Pero ella no estaba tan engreída para pensar que podrían matar a la Ballena Blanca sin sacrificios. Sin embargo, ella tenía la confianza en sí misma de que ella podría mitigar el número de muertos requeridos.

Esa confianza en sí misma vino de la confianza que tenía en Ferris, su caballero, así que se podría argumentar si se podría llamar confianza en si misma.

“—”

Wilhelm armado con una espada se paró delante de ella, en la primera línea delantera de la fuerza de expedición.

De las seis espadas en el cinturón del viejo espadachín, el empuñaba uno en cada mano, listas para moverse en un instante. El silencioso antagonismo que rodeaba al Demonio de la Espada estaba en un estado pulido, perfeccionado hasta el punto que enfrentó el momento que tanto anhelaba.

Crusch no podía dejar de ser envuelta por una sensación de admiración fuera de lugar por la total pureza del Demonio de la Espada—que una persona pudiera mantener un alma tan pura, tan inquebrantable

Crusch pensó desde su corazón que un día ella, también, llegaría al mismo estado.

“—”

Cada una de las caras de los valientes guerreros de la fuerza de expedición al lado de Wilhelm tenían la expresión de tener una resolución endurecida, y su  moral alta.

Ellos obedecían las orden de Crusch, pero mientras esperaban por la Ballena Blanca, seguramente sus corazones albergaron dudas propias—tanto sobre Subaru, la principal fuente de información sobre el surgimiento de la Ballena Blanca, como sobre el hecho de que tuvieron muy poco tiempo para desarrollar su confianza entre ellos.

Y, sin embargo, obedecieron sin una sola declaración contraria, ya que valoraron profundamente el juicio de Crusch. Crusch era muy consciente de su propio deber de responder a la confianza que depositaban en ella.

“—”

A medida que se acercaba el límite de tiempo, la rebosante voluntad de luchar fue tranquilizadora, pero por dentro, Crusch estaba nerviosa.

Crusch toco la empuñadura de su atesorada espada, asegurándose que la cresta grabada de león estaba verdaderamente ahí. Era un hábito de su juventud, un pequeño hechizo por el cual ella vertía resolución en sí misma.

Tenían que ganar.

Ella sintió la presencia de Ferris a su lado y el legado del Rey León en la punta de sus dedos. Sin importar que tan fuerte era el oponente, era todo lo que Crusch necesitaba para pelear.

Y entonces—

“—!”

Abruptamente, sonó a través de la Carretera Liphas, dentro de la oscuridad de la noche

Ella fue lenta en darse cuenta que esa serie de leves sonidos que hacían sus oídos temblar se parecían a música de algún tipo.

Cuando volvió sus ojos hacia la Fuente del sonido, vio a Subaru poniendo su mano en el metia brillante. Fue a partir del metia en su mano que la música fluía ruidosamente.

Era la señal que Subaru había dicho que anunciaría cuando el momento había llegado.

“Todas las tropas, en alerta—!”

Ante el grito de Crusch, la fuerza de expedición se preparó como una.

Según Subaru, la Ballena Blanca aparecería dentro de los próximos diez segundos después que el metia los alertara. Si se le fuera a creer, no sería extraño que el cuerpo gigante de la Ballena Blanca estuviera nadando en el cielo en ese mismo momento. Con el metia habiéndolos alertado, el lugar tenía que ser correcto también.

Ella tenía mucho espacio para dudas, pero Subaru no le había dado una razón para dudar de él. Crusch puso sus dudas y temores a un lado, afilando sus nervios mientras esperaba a la bestia demoniaca.

“—”

En medio del silencio, no sintió ninguna señal de la enorme bestia demoniaca apareciendo.

La expresión en su cara no era de decepción, propiamente hablando, pero después que un minuto pasara sin ningún cambio en el campo de batalla, Crusch no podía evitar estar, por ejemplo, nerviosa.

Discrepancias en la información. Suposiciones equivocadas. Algún tipo de accidente aleatorio.

No había ningún cambio en el silencio que había descendido en la Carretera Liphas; no había rastro del enemigo en el paisaje a su alrededor.

Como antes, la luz de la luna estaba siendo obstruida por las nubes, causando una larga y oscura sombra cayera sobre la planicie, pero—

“—!”

Viendo arriba, Crusch inmediatamente maldijo su propia superficialidad.

La luz de la luna desapareció mientras una sombra cayó sobre la planicie.

La altitud de la nube interceptando la luz de luna estaba descendiendo lentamente, llegando a sus ojos.

—Pero una nube, no era.

Era una bestia demoniaca, flotando en el cielo en forma de un pez gigantesco.

Cuando Crusch mantuvo su aliento, prácticamente todos en la fuerza de expedición llegaron a la misma conclusión. Luego, como si sus mentes fueran una, voltearon sus miradas hacia Crusch.

—Estaban esperando por la orden de un ataque sorpresa.

Habían tenido éxito en tomar la iniciativa, atrapando a la Ballena Blanca en el momento de su aparición. Todo lo que faltaba era lanzar un ataque sorpresa como estaba previsto, tomando la delantera

“—”

Crusch inhaló, como para preparar su corazón en el primer comando que debía dar.

La Ballena Blanca aún no había notado a los seres insignificantes dispuestos contra ella. La forma en que la Ballena Blanca movía su enorme cabeza era como para comprobar dónde estaba. Y al actuar así, su guardia estaba baja, llena de aberturas—

Eso lo resolvió para Crusch.

“—Todas las tropas…”

Ataque a escala completa, ella iba a comandar eso cuando—

 “—Vamos a darle!!”

“—Al Hyuma!!”

Cuando la señal se adelantó a Crusch, el maná se desplegó simultáneamente a través de un encantamiento mágico.

El mundo hizo un sonido como si se hubiera congelado, trayendo enormes pilares de hielo increíblemente densos. Todos y cada uno de los pilares helados rivalizaban con el pilar central de una mansión, con cuatro en total. Lanzados a una velocidad súper alta, los pilares corrieron por el cielo y obtuvieron un golpe directo en el torso de la ballena blanca; con un ligero retraso, el grito de la bestia demoníaca y la sangre brotando a la tierra.

Cuando Crusch miró apresuradamente, el dragón terrestre que Subaru y Rem montaban estaba galopando, atravesando la vanguardia. Mientras Subaru se aferró a las caderas de Rem, levantó un puño, y Rem, habiendo logrado su propio deber al lanzar el ataque mágico sorpresa, tenía una expresión muy satisfecha.

Como los dos de ellos se adelantaron al fuego—más bien, se adelantaron al resto—sacudió a la fuerza de expedición.

Ante la vista de ellos galopando adelante, Crusch no pudo evitar que su  boca se torciera.

No en furia, sino en alegría.

“Sigan a esos dos idiotas!!”

La orden de Crusch borró la agitación de varios miembros de la fuerza de expedición y empezaron la ofensiva. El polvo se levantó en el proceso, y en el otro lado, los llantos de la Ballena Blanca se incrementaron una vez más, haciendo eco a través del cielo nocturno de la Carretera Liphas

Después de mucho esperar, la Batalla de la Ballena Blanca había comenzado.

4

Sin importar cuantas veces Subaru experimentaba la bendición de repeler viento, no podía evitar pensar que no era natural. Vibración, viento, postura—el fenómeno imposible impidió que todas esas cosas les afectaran.

Mientras Rem se sentó de lleno en el dragón terrestre mientras corría, Subaru puso una mano alrededor de su cintura mientras apretaba sus ojos. Lamio sus labios, que se habían empezado a secar, humedeciéndolos un poco mientras tomaba aliento.

La alarma del teléfono celular había sonado como fue configurado, y la Ballena Blanca había aparecido en el crepúsculo encimas de la planicie.

Solo podía describir la aparición del cuerpo gigante como separar el cielo y arrastrarse fuera de la sombra resultante. Su cuerpo masivo inculco miedo primordial en Subaru, con todas las memorias de eso amenazando su vida volviendo a su corazón.

Cuando miro a su alrededor, la tensión estaba sobre la fuerza de expedición, dándose cuenta al mismo tiempo que Subaru lo hizo. Como se acordó de antemano, deberían lanzar un ataque total a la orden de Crusch.

Por un breve momento, el sentimiento de opresión había dejado incluso Crusch en blanco, con su aliento contenido.

Solo podía ser llamado un error crítico, pero era tal el terror de combate que había provocado una situación extrema.

Entonces, Rem palmeó el hombro de Rem.

“—Vamos a darle!!”

 “—Al Hyuma!!”

Medio segundo antes que Crusch exhale, ese grito cortó la tensión que había entre todos.

Respondiendo a la voz de Subaru, Rem le dio forma a la vasta cantidad de mana que ella había juntado. Esto dio lugar a cuatro viles pilares de hielo, con sus puntas fuertemente afiladas haciendo agujeros en el estómago de la Ballena Blanca sin piedad mientras flotaba en el cielo.

El hielo chocó contra su dura piel, rompiéndola de manera sonora. Sin embargo, justo antes que los pilares dañados se rompieran completamente, la fuerza de su lanzamiento rompió a través de las defensas de gruesa piel de la Ballena Blanca—esparciendo sangre por toda la llanura.

El aullido de la Ballena Blanca resonó a través de la planicie. Incluso cuando el viento vibró lo suficiente para hacer que los oídos se entumezcan, el dragón terrestre negro que Subaru y Rem montaban avanzó sin miedo.

—Subaru y Rem no habían actuado precipitadamente.

En el momento que la Ballena Blanca apareció, una pausa momentánea ocurrió en la fuerza de expedición. Si ellos no hubieran actuado en ese momento, el ataque sorpresa probablemente habría fallado.

Esa pausa era un momento decisivo. Y sabiendo que tal vacilación momentánea era un asunto de vida o muerte, incluso alguien de tan notable carácter como Crusch se había quedado sin aliento ante la amenaza de la Ballena Blanca.

Incluso si ella había estado media convencida que la Ballena Blanca aparecería, viendo lo real causó una onda en el corazón humano. Esa onda podía incluso crear pequeñas distorsiones en el proceso de pensamiento de alguien, y la distorsión causaba estancamiento, y estancamiento daba lugar a la derrota.

Si hubiera sido así, la batalla pudo haber empezado con su lado en desventaja.

—Si había una diferencia entre Subaru y Crusch en ese momento, él tenía que llamarlo…amor.

El retraso de medio segundo de Crusch había nacido de su incapacidad de tener absoluta confianza en Subaru y su metia. Incluso si su mente le creyera, no podría obligar a una mujer de estado de su calibre olvidar sus dudas.

Pero Rem ni siquiera tenía la más mínima duda de que la Ballena Blanca aparecería en el mismo instante en que Subaru dijo que lo haría. Por ello, Rem había preparado magia con la mayor potencia de fuego que ella podía reunir, y lanzo un ataque a la Ballena Blanca en el mismo momento en que apareció.

Si él no podía llamarlo el amor de Rem ganando, como lo llamaría?

“Pero ese análisis es súper embarazoso—!!”

“Subaru, por favor sujétate en mi más fuerte. Serás lanzado!”

En contraste con Subaru, evaluando su propio inicio de hostilidades, Rem gritó mientras agarraba las riendas del dragón terrestre. Ella anuncio que estaban pasando de la fase uno de la operación—el ataque sorpresa—a la fase dos.

“Todas las tropas—sigan a ese par de idiotas!!”

Medio segundo después, mientras Subaru y Rem galopaban como el viento, la fuerza de expedición detrás de ellos siguió la orden de Crusch, cargando un cañón después de otro—o mejor dicho, llenando cosas parecidos a cañones con cristales mágicos, con los cañones de cristales mágicos disparándolos como bolas de cañón.

Con un rugido, es descarga aterrizó, con su poder destructivo violando la carne de la Ballena Blanca.

El instante que golpearon de lleno, los cristales mágicos incrustados se transformaron en poder mágico de su mana correspondiente, sea fuego, hielo, luz, agravando la herida que Rem había incrustado, causando que sangre negra cayera en la carretera.

En medio de ese lluvia de sangre, el dragón terrestre de Subaru y Rem empleó movimiento agiles para rodear la parte trasera de la Ballena Blanca. El movimiento fue tal como estaba dispuesto.

“Conseguiré la atención de la Ballena Blanca, hacienda que se voltee de manera que su espalda se muestre a la Fuerza de expedición…!”

“El cielo! Están usando Repeler Noche! Por favor cierre sus ojos!”

Rem se puso en estado de batalla, levantado sus ojos y mirando al cuerno en la frente de la Ballena Blanca mientras gritó. Subaru se apresuró en seguir sus instrucciones, bajando su cara y cerrando sus ojos—en el momento siguiente, el mundo se volvió brillante

Una luz blanca exploto arriba en el cielo, y ese brillo blanco instantáneamente quemó toda la noche. La luz era tan poderosa que impregno los nervios ópticos de Subaru a través de sus ojos cerrados, haciendo que su garganta se enganche en sorpresa.

“Whoaaa! Es tan increíble como dijiste!”

Todo rastro de la noche había desaparecido completamente de la carretera Liphas. Lo que sea que había pasado durante esos segundos había causado que los mundos de la noche y el día cambiaran de lugar, y una luz tan brillante como el mediodía ilumino la llanura.

Encima de sus cabezas, separado de los ataques a la Ballena Blanca, una piedra mágica especial con un efecto llamado Repeler Noche había sido lanzada para iluminar en lugar del sol supuestamente hundido. Normalmente, era simplemente una colección de luces proporcional al mana infundido en él, incapaz de iluminar más que una simple luz, pero…

“Así que cuando abusas bienes para hacer una montaña de ellos juntos, tienes un mini-sol en tus manos?”

“Es difícil seguir a la Ballena Blanca en un cielo oscuro, después de todo— Ahora, solo ha empezado!”

Juntando a dos de los mejores mercaderes, incluso para los estándares de la capital real, y haciéndolo correr recolectando piedras mágicas jugaba a sus puntos fuertes.

El rango de efecto era el área alrededor del Gran Árbol, y el tiempo límite era un poco menos de una hora—más que tiempo suficiente para terminar la batalla decisiva.

Habiendo perdido el crepúsculo sobre la llanura, el cuerpo gigante era distinto cuando flotaba sobre sus cabezas. Eso era—

“Eso es…!”

Hasta ese punto, no había podido distinguir claramente a la Ballena Blanca ni una sola vez, pero ahora, estaba expuesta bajo la luz del día.

“—!!”

La enorme figura de la Ballena Blanca se estremeció, aparentemente enfurecida al haber sido arrastrado fuera del cielo nocturno.

EL rugido que dejo salir sobrepaso el nivel de ruido, más cerca de un acto de cruda destrucción. La atmosfera tembló, asustando incluso a los dragones terrestres entrenados, causando que rugieran violentamente.

Aunque parecía que estaba sangrando desde todo su cuerpo, su nadar no mostro ningún efecto de las heridas. La cabeza de la Ballena Blanca atravesó el cielo sobre las llanuras, viendo calmadamente abajo a los humanos insignificantes que se atrevían a retarla.

“Que…tamaño…?”

La voz de Subaru se sacudió como si fuera exprimida, incapaz de detener la sensación de que sus estremecidas estaban entumecidas, incapaz de moverse

A ese punto, Subaru había visto, enfrentado, y llegado a odiar la amenaza de la Ballena Blanca, pero frente al panorama completo, entendió por primera vez que solo había fisto una fracción del ser.

La Ballena Blanca: justo como su nombre lo sugiere, la figura de la Bestia Demoniaca estaba completamente cubierta en blanco. Incontables pelos brotaron de su piel parecida a roca finamente cincelada. Las aletas pectorales se extendían de la parte inferior como las guadañas de la muerte, con una pequeña dorsal y aletas caudales en forma similar.

Dejando de lado la diferencia en salvajismo, la forma de la Ballena Blanca se parecía mucho a las ballenas que Subaru conocía—pero su tamaño traiciono sus expectativas dos veces más.

Por lo que Subaru sabía, la ballena azul, la ballena más grande del mundo, tenía casi treinta metros de largo, más o menos, haciéndola literalmente el mamífero más grande de la Tierra. Sin embargo, el enorme cuerpo de la ballena que vio en la distancia fácilmente superaba los treinta metros, probablemente lo suficientemente larga para acercarse a los cincuenta metros. Su gigante figura era más parecida a una montaña que a un ser vivo.

Por alguna broma cósmica, una montaña blanca estaba nadando ociosamente en el cielo arriba.

“Subaru.”

Con Subaru temblando incluso entonces, incapaz de alinear sus dientes cuando mordía, una voz lo llamó. Era la voz de Rem, su espalda frente a él mientras Subaru se aferraba a las caderas de su pequeña figura. Ella ya estaba justo delante de él, lo suficientemente cerca para que él la oyera respirar, así que ella no miro a Subaru cuando hizo la pregunta.

“Estas asustado?”

No era una provocación sino un llamado de confianza.

Firmemente, Subaru apretó sus dientes y torció su boca mientras respondía.

“Sí, estoy asustado—de mi brillante futuro, y las alabanzas que conseguiré por derribar esa cosa!”

Subaru respondió a las expectativas de Rem haciendo una broma, palmeando su hombro desde detrás.

“Estoy poniendo mi vida completa en tus manos! Ahora, vamos a correr por ello!”

“Mi vida es tuya también, Subaru—ahora entonces, vamos.”

Cuando Subaru, con su resolución endurecida, declaro que huirían de manera varonil, Rem suavemente hizo una pequeña sonrisa mientras tiraba fuertemente de las riendas. El dragón terrestre negro relinchó, corriendo por el suelo, sin miedo incluso ante la Ballena Blanca de fantasía.

La Ballena Blanca se volvió hacia ellos mientras galopaban abajo y a su derecha, apuntando a girar alrededor de su cola. Ellos se alejaron de la fuerza de expedición, y los ojos de la Ballena Blanca se volvieron hacia Subaru y Rem mientras se acercaban. Las fauces que podían tragar un gran carruaje dragón completo se abrieron, mostrando su boca, forrada con dientes como piedras de molino, para un rugido.

Subaru, sintiendo el peligro por el sonido destructivo se apoyó contra el dragón terrestre que estaba montando.

Y encimas de sus cabezas—

“Para darme la espalda, debes haberme subestimado grandemente—!!”

Un momento después de que sonara la voz de la valiente heroína, la cabeza de la Ballena Blanca fue cortada superficialmente por una sola tajada horizontal. El invisible ataque, cortando la sólida piel como piedra, extrajo sangre de la enorme figura de la Ballena Blanca una vez más.

Cunado Subaru miro atrás hacia el origen del ataque, vio un dragón terrestre blanco corriendo detrás suyo al frente de la vanguardia—y a Crusch, la frente en alto, con su brazo extendido después de seguir la trayectoria del corte. Pero en su mano…

“No está sosteniendo nada…?!”

“Una espada sin forma que ignora el rango—La famosa esgrima de Lady Crusch es capaz de derribar a cien hombres de un solo golpe.”

Rem respondió en voz baja cuando Subaru se quedo boquiabierto.

La anécdota que Rem conto acerca de Crusch era novedad para Subaru, pero la demostración era igual a las palabras. Aunque parecía desarmada, tal declaración era adecuada para la habilidad y la fuerza de combate de Crusch.

El corte invisible detuvo la respuesta inicial de la Ballena Blanca; con su movimiento detenido, más ataques lo siguieron. Los cañones de cristales mágicos volvieron a trabajar una vez más, concentrando su poder de fuego en la Ballena Blanca y aterrizando golpe tras golpe, causando que su altitud en el cielo disminuyera mientras el daño y la agonía de la bestia demoniaca se acumulaba.

La Ballena Blanca estaba a la misma altura que una nube, pero mientras su cabeza no estaba apuntada hacia arriba, estaba—

“Dentro de…la distancia hoja.”

Un único dragón terrestre corrió sobre el suelo y saltó, demostrando agilidad que se comparaba con su larga figura mientras se lanzaba hacia el aire.

Incluso así, en comparación con la Ballena Blanca, tenía poco tamaño para presumir. El dragón terrestre alzándose ante su nariz debió haber parecido poco más que una mosca a la ballena Blanca.

—El destello vertical de la espada cortó de manera recta profundamente la nariz de la Ballena Blanca

La vista del destello del metal rasgando la blanca piel de piedra con tal facilidad hizo que el sonido de los cañones, haciendo eco a través del campo de batalla, desapareciera.

Esto no era un hechizo, ni un canon de cristal mágico, ni siquiera el corte de una espada invisible, sino entrenamiento humano, prueba que el acero blandido por el hombre puede alcanzar incluso a la bestia demoniaca.

Prueba que la fuerza de voluntad humana, dedicada sobre el curso de varios años, había sin duda alcanzado a la Bestia Demoniaca de la Niebla.

“—Catorce años.”

La figura se agachó mientras clavaba una espada en la punta de su nariz.

Él mantuvo su postura, levantando la hoja cortante mientras la otra espada se clavaba profundamente, y sacudió la sangre de la bestia demoniaca de su hoja. Detrás suyo, la hostilidad que dejo salir era suficiente para deformar el aire

“Por todo ese tiempo, solo soñé con este día.”

Cuando la figura enderezó su espada, la Ballena Blanca retorció su cuerpo, tratando de arrojar la figura que se había embarcado en la punta de su cabeza. La Ballena Blanca dejo salir un gemido mientras se enrollaba en el aire.

Pero…

“—!!”

La Ballena Blanca se arqueó mientras gritaba en dolor, con su cola bailando salvajemente en el cielo.

Un único corte horizontal fue añadido al corte vertical de antes, tallando una herida con forma de cruz en la frente de la Ballena Blanca; la figura piso la espalda de la Ballena Blanca con un ligero sonido de su pie.

Una risa malévola vino sobre el Demonio de la Espada mientras la sed de sangre brillaba en sus ojos azules.

“Aquí caerás, y tu cuerpo se pudrirá—monstruo inmundo!”

Escupiendo esas palabras, Wilhelm levanto su espada con sus dos manos y su cuerpo se convirtió en el viento.

Corrió por la espalda de la Ballena Blanca desde su cabeza hasta su cola, cortando la piel de piedra de la bestia demoniaca de derecha a izquierda con espadas en sus dos manos. Mientras rasgaba la supuesta dura y resistente piel con facilidad, corriendo mientras sangre negra como el hollín manchaba el cielo, se veía realmente como un Demonio de la Espada.

Con Wilhelm colgado al cuerpo de la Ballena Blanca, no tenía un buen método para sacudirlo. Incapaz de arrojar al viejo espadachín, incluso mientras se movía para dar un salto mortal en el aire con la fuerza de un torbellino, él proclamo:

“Amable de tu parte ayudarme a cortarte más!”

Un momento antes que la Ballena Blanca volteara su cuerpo, Wilhelm hizo saltó y apuñalo su espada debajo de él. Cuando la Ballena Blanca giro su cuerpo, la espada incrustada creo un vivido corte hacia abajo, usando el propio cuerpo de la Ballena Blanca a servicio de la hoja.

En medio de un grito y una nube de sangre que mancho su torso, el Demonio de la Espada rio. Riendo, sus viejos huesos continuaron moviendo ambas espadas mientras se dirigía hacia el flanco de la figura  gigante. Con un movimiento, sus espadas tallaron una forma de V en su carne, dejando una laceración rojiza negra detrás.

Un bramido desgarro el cielo mientras la Ballena Blanca trató de golpear al Demonio de la Espada mientras caía con su cola. Pero un momento antes que la cola lo golpeara, un dragón terrestre saltando se llevó el cuerpo de Wilhelm. Se había escapado de la amenaza de muerte segura.

Al aterrizar, el dragón terrestre comenzó a correr instantáneamente. La Ballena Blanca se dejó llevar por la ira y persiguió a evasivo Demonio de la Espada.

“Hey, no apartes la mirada, imbécil! Te estas enfrentando a un montón de nosotros también!!”

Un único movimiento de la enorme cuchilla golpeó directamente a la Ballena Blanca en la mandíbula con suficiente fuerza para romper varios de los enormes dientes que tenía, haciendo un sonido sordo cuando los molares amarillos fueron mandados a volar.

Fue Ricardo, montando un liger, que gritaban mientras galopaban hacia la cara de la Ballena Blanca. Justo como había dicho, el feroz perro tenía mayor agilidad que los dragones terrestres, y estaba usando esa movilidad en toda su extensión, con su maestro en su espalda, cruzando la Ballena Blanca mientras su cuerpo se elevó en el cielo.

“Hey, no hemos terminado contigo aún!!”

Encima del liger mientras corría, Ricardo lanzó un grito más bestial que el de una bestia mientras balanceaba la enorme cuchilla, La piel exterior se hizo añicos y la carne fue arrancada, todo en una sola carga. Y después de Ricardo…

“Muy bieeeen, aquí vamos!”

“Hermana mayor, estas demasiado adelante! Todos, ahora!”

Los tenientes gemelos, ambos en las monturas de ligers pequeños, se separaron, emitiendo órdenes a la banda de mercenarios detrás de ellos. Con saltos feroces, un grupo de ligers se enganchó en la Ballena Blanca y comenzaron a correr desenfrenadamente con su cuerpo gigante como punto de apoyo. Agitaban espadas y lanzas, infringiendo daño a la Ballena Blanca como un enjambre de avispas.

Salvo por mover su enorme cuerpo, la Ballena Blanca no tenía ninguna manera de librarse de los intrusos que se aferraban a ella. Su gran tamaño dificultaba pequeños movimientos, una debilidad que fue expuesta. Además, en ese punto—

“Todoas las tropas, aléjense!!”

Cuando la orden de Crusch se abrió paso en el campo de batalla, los Colmillos de Hierro colgando de la Ballena Blanca saltaron fuera de su cuerpo como uno. Todos los ligers aterrizaron ágilmente, y la Ballena Blanca, ahora libre de ellos, dio un gran giro, pensando que era finalmente el momento de contraatacar—pero estaba equivocada en ese pensamiento.

 “Así que has expuesto tu flanco—!”

El segundo ataque de Crusch golpeó muy por encima de su cabeza, su corte diagonal corría a lo largo del lado de la Ballena Blanca en Angulo, y ese golpe de la espada fue el preludio de un tercer ataque—esta vez, del escudron mágico, el cual no había atacado hasta el momento, dedicándose únicamente en el canto.

“—Al Goa!!”

Del canto compuesto de varios miembros del escuadrón salió una aurora roja caliente. En ese mundo, con ambos el sol y la luna flotando en el cielo, un nuevo segundo sol fue creado, bajo en el cielo y hecho de llamas incandescentes.

Incluso sabiendo que era poder de magia de fuego concentrada, Subaru no pudo alejar sus ojos, boquiabierto ante la conflagración quemando el mundo delante de él. Las olas de calor desprendidas por la bola gigante de fuego, con más de diez metros de diámetro, podía quemar la piel incluso a una gran distancia alejado, quemando con suficiente calor para secar la humedad de sus ojos, incluso con sus parpados protegiéndolos.

Esa gran bola de fuego oscilo, luego gano velocidad.

“Uoooo!”

La velocidad dio lugar a aceleración, y aceleración, a gran velocidad. La bola de fuego se dirigió al costado de la Ballena Blanca, luego la golpeo directo en el estómago. A través de sus heridas acumuladas, el fuego ardió dentro de su cuerpo, y la Ballena Blanca gritó mientras sus órganos internos se cocían.

Los mercenarios evacuaron apresuradamente para no ser atrapados en los fragmentos de llamas cayendo sobre la planicie. Subaru y Rem fueron parte de la evacuación, incluso cuando sus ojos continuaron siguiendo a la Ballena Blanca quemándose.

Esa abrumadora, incluso unilateral, circunstancia significaba nada menos que el ataque sorpresa había dado frutos. A ese paso, no sería la bestia demoniaca subyugada sin que sea capaz de hacer algo?

“Parece que eso golpeó muy duro! Quizás todo ira de la misma manera?!”

A una distancia fuera de las llamas, Subaru vio a la Ballena Blanca desde la parte posterior del dragon terrestre, agitando un puño cerrado.

Hasta ese punto, habían abrumado completamente a la Ballena Blanca, seguramente no infringiendo poco daño. Con el fallo de la Gran Expendición catorce años antes como precedente, había mantenido su guardia, pero esto lo había puesto de un buen ánimo de fácil victoria. Había mordido el anzuelo muy fácilmente, esto lo hizo sentir eufórico de que una victoria rápida estaba justo delante de sus ojos.

Sin embargo, con lamento, Rem sacudió su cabeza ante el optimista punto de vista de Subaru, mirando a la bestia demoniaca engullida en llamas.

“No—si fuera el caso, el ataque sorpresa habría hecho que cayera al suelo.”

Sus palabras hicieron que los ojos de Subaru se abrieran. Volteó sus ojos hacia la Ballena Blanca, preguntándose a que se refería.

Incluso entonces, la mitad del cuerpo de la bestia demoniaca estaba siendo quemado por gran magia, sin rastro que las llama, extendiéndose por los pelos de su cuerpo, estuvieran extinguiéndose. Los ataque directos de los cañones de cristales mágicos habían dejado varia heridas, y la vista de sangre gotenado de ellas era francamanete doloroso.

Pero—

“Su altitud…no está bajando.”

Viendo hacia arriba, vio a la Ballena Blanca quedándose tranquilamente en el cielo.

No era tan alto para que la caballería no pudiera saltar encima, pero sería muy difícil para los hombres desafiarla a pie. Más importante, sin la bestia demoniaca cayendo en el suelo, no podían pasar a la siguiente fase de la operación.

Ricardo se detuvo al lado, llevando con su cuchilla mientras la sangre salpicaba la piel de su cara.

“Jugamos nuestras mejores cartas desde el inicio. Que esa no haya caído significa que esa cosa era más resistente, huh” Él resopló con su hocico canino, sus orejas puntiagudas se movían dijo, “Parece que anotamos un punto, pero no será fácil romper a través de esa gruesa piel por debajo, excepto por una arma como la mía con fuerza bruta o las habilidades del Señor Wil, será una gota más en el cubo.”

“Tal vez eso va para ataques físicos, pero parecía que los ataques mágicos funcionaron, verdad?”

“Dudo que ese sea el caso. A primera vista, parecían ser ataques espectaculares, pero ese pelo blanco dispersa el mana, opacando la fuerza. Mi magia no hizo tanto daño como parece tampoco.”

Rem dijo eso con remordimiento que la magia que representaba su mayor potencia de fuego haya sido ineficaz.

Cuando sus palabras llamaron la atención de Subaru, vio que ciertamente había numerosas heridas superficiales en la carne de la Ballena Blanca, pero ninguna llegaba a heridas profundas que disminuían su habilidad de pelea. Pero al menos…

“Aunque parece que los hechizos de fuego de antes están quemando su pelo bastante bien,”

“Es simple—quemamos ese pelo dispersor de magia y podemos tener esa piel de ballena frita para la cena.

Ricardo mostró ferozmente sus colmillos mientras estaba de acuerdo con la         suposición de Subaru. Con la masiva cuchilla en mano, le dio una palmada al liger en la espalda, saltando hacia la línea de batalla otra vez.

“Muuy bieeeen, saquemos lo que queda del saco justo como antes! Crusch, dale a ese chico grande un golpe más en el estómago, puedes?”

Preparando su propio plan, se deslizo bajo la Ballena Blanca y salto a su cuerpo una vez más.

Cuando Subaru vio, Wilhelm, quien estaba seguro que se había distanciado, también estaba apuntando en volver encima de la Ballena Blanca, esta vez desde la punta de su cola. La fuerza de Expedición parecía llegar a la misma conclusión que Subaru y Ricardo y estaba pasando a su siguiente movimiento—en otras palabras, un segundo ataque total.

“En este caso, estarán vertiendo poder de fuego en la Ballena Blanca, así que estaríamos en el camino si nos acercamos. Rem, puedes pegarle con magia como lo hiciste antes?”

“Tomaría tiempo para un encantamiento de fuerza idéntica, y mana de elemento agua no puede hacer daño cuando es dispersada. Cualquier cosa de menor fuerza no tendría suficiente poder de fuego para empezar, así que…”

Si seguía la conclusión de Ricardo de antes, lo que tenía que hacer era que Rem se uniera a las líneas delanteras y se sumara a los ataque de fuerza contundente contra la Ballena Blanca. Sin embargo, si Subaru la hacía hacer eso, él se convertiría en su bola y cadena. Era patético, pero usar su condición física para implementar una operación de señuelo significaba que Subaru no podía enviar a Rem sola.

“Es molesto, pero debo observar hasta que haya algo que pueda hacer…”

Cuando Subaru habló, su dragón terrestre se alejó del campo de batalla a paso lento, y un dragón terrestre diferente se puso al lado.

“Ese molesto sentimiento es el mismo para mí que para ti, meow.”

Era Ferris, montando un dragón terrestre vestido en placas fuertemente blindadas.

“Ferri no tiene ninguna forma de atacar, así que observar es todo lo que puedo hacer. Estoy de alguna manera acostumbrado a ello, pero siempre me desanima, meow.”

“Tal vez, pero tu curación es muy importante para la fuerza de expedición. No te pueden tener en el fuera en el frente. Te suplico, concéntrate en ese trabajo, okay?”

Subaru enfatizo sin rodeos eso a Ferris, aprovechando ese momento para acercarse en su comportamiento normal. La respuesta hizo que Ferris cerrara un ojo con un hmm.

“Realmente has cambiado en un dúa, meow. Que te pasó?”

“Si tuviera que ponerlo en palabras, me hice un poco más hombre.”

Mientras sus ojos observaban el cambiante campo de batalla, Subaru respondió con una expresión reflectaba, mordiendo pensamientos amargos.

El comportamiento de Subaru provoco que Ferris pusiera un dedo en una mejilla sugestivamente mientras decía, “Subawu, no me digas que Rem te hizo un hombre, meow?”

La respuesta era ambos un sí y un definitivo no.

Subaru estaba a punto de lanzar un grito furioso para callar a Ferris por la vulgaridad fuera de lugar.

“El Maestro Wilhelm esta—!”

Pero fue interrumpido por el urgente grito de Rem.

Cuando se apresuró a enviar su mirada en la dirección que Rem estaba mirando, vio al viejo espadachín corriendo en la espalda de la Ballena Blanca.

Con una espada, apuñaló el lado trasero de la Ballena Blanca, rasgando el cuerpo de la ballena blanca a lo largo mientras corría. Mientras Wilhelm corría de la cola hacia atrás, el retraso en el chorro de sangre de ballena hacía parecer que unos géiseres lo estaban persiguiendo.

 En ese momento, las obras de Wilhelm eran verdaderamente las de un dios enojado.

La Fuerza Expedicionaria levantó sus rostros, con la moral explotando más alto por la habilidad anormal del Demonio de la Espada con la hoja. El ritmo de disparo de los cañones de cristal mágico, el vigor de los mercenarios y los ataques organizados de la unidad de caballería crecieron aún más.

Incapaz de soportar la agonía, la Ballena Blanca se retorció en el aire, completamente incapaz de responder al ataque de la Fuerza Expedicionaria.

Al ver a la Bestia Demoníaca de la Niebla, la calamidad que había causado sufrimiento continuo durante cuatro siglos, en un estado tan patético, Subaru creía firmemente que la marea iba por completo en su camino.

 “Cheeeeeiiiiii!”

Con un arrebato energético, Wilhelm sacó su espada en una línea hasta la cabeza de la Ballena Blanca, manteniendo su impulso mientras sus viejos huesos saltaban de la punta del enorme cuerpo. Mientras el viejo hombre se doblaba e invertía en el aire—

“Aqui tienes!”

La cuchilla de Ricardo coincidió con el tiempo de Wilhelm, levantándose para saludarlo desde abajo. Wilhelm descendió, apuntando a la cuchilla mientras se elevaba hacia su cenit, y las plantas de los pies del Demonio de la Espada se encontraron con el golpe contundente e inminente de la cuchilla.

“Shii—!”

La fuerza de Ricardo se sumó a la capacidad de salto de Wilhelm, enviando al Demonio de la Espada a volar como una bala.

Disparadas, las dos espadas de Wilhelm giraron, cortando salvajemente el rostro de la Ballena Blanca. Fue cruelmente rallado desde la punta de su nariz hasta su mejilla, con Wilhelm desatando una puñalada hacia su ojo gigantesco.

“—!”

Las espadas gemelas hundieron sus empuñaduras en el ojo izquierdo de la Ballena Blanca, y un líquido claro fluyó fuera del globo ocular devastado.

Wilhelm abandonó instantáneamente las dos espadas clavadas, desenvainando dos nuevas espadas en un instante—de derecha a izquierda, sus cortes cortaron por encima y por debajo del ojo; volteando las cuchillas, agregó cortes verticales a su izquierda y derecha.

Como resultado, el globo ocular izquierdo de la ballena blanca se cortó en cuatro direcciones cuando—

“El ojo está cayendo!”

Sacado por cuatro rebanadas, el ojo izquierdo de la Ballena Blanca cayó libremente, y Wilhelm junto con él—

El grito, de cualquier fuente, se convirtió en verdad, y el globo ocular, echando sangre y fluidos, chocó contra el suelo, aplastandose y salpicando.

Wilhelm aterrizó justo al lado, el Demonio de la Espada clavó una espada en el globo ocular, amenazando con perder toda coherencia, y levantándola para que el ojo derecho de la Ballena Blanca pudiera verla.

“—Patético.”

Entonces, las esquinas de sus labios se levantaron en una horrible y triunfante sonrisa.

La Ballena Blanca se había quedado impotente, mientras las sublimes técnicas de combate del Diablo de la Espada lo convertían en deporte.

Estaba claro para todos que su fuerza de combate no estaba determinada por la abrumadora diferencia en el tamaño de sus cuerpos. Quizás fue necesaria la pérdida de su ojo izquierdo para que la Ballena Blanca finalmente aceptara ese hecho…

“El color del ojos de la Ballena Blanca esta…!”

“Está viniendo!!”

“Subaru, por favor mantén tu cabeza abajo—!!”

El instante que Subaru se dio cuenta del cambio, Ferris gritó, y Rem aceleró el dragón terrestre.

Debido a que se detuvieron, la bendición de repeler viento no estaba funcionando. Subaru, agarrándose de Rem mientras soportaba el feroz viento y temblando, de alguna manera logro volver sus ojos hacia la Ballena Blanca encima de sus cabezas.

Dentro del campo de visión de Subaru, el estado de la Ballena Blanca cambió.

“—!!”

La Ballena Blanca, enojada por tener un ojo arrancado, dejó escapar un rugido cuando su ojo intacto se tiñó de un rojo intenso.

El globo ocular, ahora del color de la sangre, pasó como una daga a través de la Fuerza de Expedición, la cual retrocedía para poner distancia entre ellos y la bestia. Inmediatamente después, el cuerpo de la Ballena Blanca tembló de odio e ira cuando un cambio se produjo en su carne.

…en el instante en que comenzó el cambio, Subaru no pudo reprimir una sensación de disgusto que desafiaba las palabras.

La Ballena Blanca abrió su boca.

No, esas palabras eran ambas correctas e incorrectas. Para expresar con más precisión la verdad…

—Las bocas de innumerables cavidades sobre el cuerpo entero de la Ballena Blanca se abrieron y comenzaron a elevar sus voces

“—!!”

Reverberaciones como voces chillonas brotaban de las innumerables bocas creadas sobre la carne de la bestia demoníaca.

El sonido discordante que uno no creía que existía en ese mundo parecía arrebatar directamente el espíritu de los oyentes, evitando que escucharan para violar sus nervios craneales.

El daño no se detuvo solo en los seres humanos. Los dragones terrestres y los ligers empleados como monturas se detuvieron en seco, atrapados por el miedo instintivo y primordial.

La Fuerza de Expedición fue superada en el peor momento en el que no tenía defensas desde el inicio de la batalla para derribar a la Ballena Blanca.

Y entonces…

“…Ah…”

Levantando un coro, las innumerables bocas arrojaron una inmensa cantidad de niebla.

En un abrir y cerrar de ojos, la niebla se derramó sobre las llanuras, y el mundo iluminado por el efecto de Repeler Noche se borró en blanco.

Con su visión obstruida y todo su cuerpo encogido, Subaru comprendió que la Ballena Blanca los había reconocido como sus enemigos.

Era la Bestia Demoniaca de la Niebla levantando un grito de guerra que anunciaba el verdadero comienzo de las hostilidades.

5

Una fuerte risa resonó a través de la Carretera.

Sonidos discordantes salieron de las pequeñas bocas abiertas en el cuerpo gigante de la Ballena Blanca mientras nadaba tranquilamente en el cielo.

Cuando rugió con su propia boca, vino con tal destrucción que hizo que la tierra se estremeciera. Pero el sonido dado por varias bocas fuera de sincronización era retorcido y repulsivo, como ser arañado por el mismo viento.

El sentimiento desagradable no fue como un golpe a los tímpanos sino, como si pincharan el cerebro de uno con delgadas agujas.

Con ese cambio macabro en la Ballena Blanca, Subaru sintió que la marea había cambiado.

Habían golpeado con ese inmenso ataque sorpresa con la fuerza de expedición. Con Wilhelm desde abajo, añadiendo sus propios ataques concentrados. El daño infringido a la Ballena Blanca no era de ninguna manera mínimo. Después de todo, el poder de fuego combinado era suficiente para matar a Subaru cien veces; si se comparaba con otras bestias demoniacas, era suficiente poder de ataque para acabar con un grupo de Urugarum completo diez veces.

La bestia, bañada en todo eso, había tomado suficiente daño para perder un ojo. Si no era suficiente para terminar con la batalla, Subaru había esperado que al menos resultara en traer a la bestia a la tierra, pero—

“Maldición, la niebla…!”

Continuando levantando un estridente grito, la Ballena Blanca esparció niebla de sus incontables bocas.

La niebla se extendió una gran distancia a través de la carretera, su invasión avanzaba a medida que caía pesadamente desde el cielo. El campo de visión de Subaru se volvió progresivamente más blanco, y el efecto del cristal mágico Repeler Noche decreció.

—La Bestia Demoniaca de la Niebla había entrado a su territorio.

Con la visibilidad empeorando, la fuerza de expedición era incapaz de mantener una cohesión ajustada sobre las llanuras envueltas en niebla. Además, no parecía que incluso la Ballena Blanca se estaba camuflando en la niebla, desapareciendo de vista…?

“Estas bromeando…?!”

“—Subaru, por favor confíame tu vida!!”

Rem se inclinó hacia adelante y gritó a Subaru, sacudida por la desaparición de la Ballena Blanca. Subaru respondió a su grito profundizando su abrazo del cuerpo de Rem en sus brazos.

Obedeciendo el chasquido de las riendas de Rem, el dragón terrestre se giró, partiendo el suelo cuando empezó a correr.

Ferris, a su lado hace poco, volvió similarmente la cabeza de su dragón terrestre hacia el interior de la niebla. Con la Ballena Blanca entrando a un estado de combate, el contraataque empezaría. Naturalmente, las bajas no podían ser evitadas. Siendo ese el caso, aquí era donde su deber estaba, siendo llamado El Caballero Azul, el mejor de los médicos.

Y sin embargo, a pesar de eso…

“Todas las tropas, retirada—!!”

…un bramido desde dentro de la niebla resonó, deteniéndolos antes que saltaran al mar de blanco.

Era la voz de Crusch la que escucharon.

Que está haciendo? era la mirada en la cara que Subaru levantó, pero en el momento siguiente—

“Whoa?!”

El cuerpo de Subaru fue sacudido por la fuerza centrífuga cuando el dragón terrestre viró a la izquierda en una decisión espontanea. Al frente, el dragon terrestre se Ferris estaba haciendo su propia vuelta a la derecha de emergencia, resultando en ellos yendo por diferentes caminos.

Y el blanco apareció violentamente en las esquinas de la visión empobrecida de Subaru.

“—Hey, espera?!”

El centro del camino que habían abierto al separarse fue arrasado por una sola ráfaga de niebla muy densa.

La fuerza de la ola de niebla disparada a través seguramente hubiera tragado los dragones terrestres si lo hubieran evadido un segundo después.

Sin haber visto lo real en acción, uno podría reírse como si tratara de hacer una gran cosa de simple niebla. Pero nadie viendo la naturaleza de esa niebla desde cerca con sus propios ojos nunca lo descartaría tan a la ligera.

La superficie de las llanuras rozadas por la niebla fue arrancada como si se derritiera, con la superficie de la carretera desapareciendo todo el camino desde su inicio.

Un cuerpo humano completamente bañado en esa niebla sin duda compartiría el mismo destino.

“Si hubiéramos sido golpeados por eso…!”

Subaru pensó que se había tomado muy enserio la información de antemano sobre la amenaza de la niebla de la Ballena Blanca. Pero la real estaba más allá de sus expectativas.

“Así que esta es la misteriosa niebla…!”

La Ballena Blanca, llama la Bestia Demoniaca de la Niebla, tenía niebla que caía ampliamente en dos categorías.

La primera era la niebla de amplia área que había dispersado para expandir su propia área de nadado, como la que había usado para cubrir la carretera. Y la segunda era la niebla aniquiladora,  la cual había borrado un buen pedazo de tierra frente sus ojos justo ahora.

No había visto los medios de ataque hasta entonces, pero fue la última, la niebla aniquiladora, la que causó la destrucción. Y aunque una sola mirada era suficiente para comprender su poder destructivo, había incluso más que eso.

Es decir—

“Yaaa!!”

En un vigoroso destello, una valiente voz atravesó la niebla mientras algo de repente abrió la escena blanca frente a los ojos de Subaru.

Era el dragón terrestre blanco con Crusch en su espalda el que se mostró en la niebla. Ella probablemente había usado el corte invisible de gran alcance para dispersar la niebla y asegurar su visión.

Crusch bruscamente seco el sudor de su frente, jadeando encima del dragón terrestre. Usándola como una señal al centro de la niebla despejada, los separados elementos de la fuerza de expedición empezaron a reunirse rápidamente.

Crusch miro a través de sus subordinados de cada uno de los escuadrones reunidos y pregunto, “—Cuantas personas fueron golpeadas?”

“Nuestro escuadrón tiene doce personas—nos faltan tres.”

“…Quienes faltan?”

“No lo sabemos…!”}

Frente a la impaciencia de Crusch, un hombre en su juventud parecía escurrir su respuesta mientras sacudía su cabeza.

Bajo circunstancias normales, tal intercambio sería incomprensible. El líder de escuadrón, consiente del número de personas en su escuadrón, estaba reportando que no podía recordar los nombres de los miembros perdidos. Seguramente tal loca situación no era posible, y aun…

“Tenemos catorce y hemos perdido uno.”

“Dos hombres en mi escuadrón. Incierto de igual manera.”

“Seis hombro…Lo siento mucho! Nuestra posición era avanzada, y fuimos incapaces de evadir la niebla…!

Reportes similares vinieron uno tras otro, con ninguno capaz de recordar los nombres de sus camaradas desaparecidos.

Era esa circunstancia bizarra la verdadera amenaza de la niebla de la Ballena Blanca.

“La niebla…aniquiladora…!!”

E shock, los molares de Subaru castañearon mientras el murmuro vino corriendo de su garganta.

Aquellos literalmente aniquilados por la niebla tuvieron incluso las memorias de su existencia borradas de este mundo. Incluso si quedaba prueba de su existencia, ninguna memoria de su existencia permanecía.

Ese era el verdadero significado detrás de Crusch organizando la fuerza de expedición en escuadrones de quince hombres cada uno. Si los escuadrones perdieron hombres debido a la niebla, seria incapaces de incluso discernir quien habían sido golpeado. Incluso así, teniendo un número fijo en cada escuadrón, podían al menos entender el hecho que habían perdido personas.

—Subaru conocía ese miedo misterios por si mismo, puesto que lo había experimentado en la vuelta anterior.

Para Otto, el comerciante ambulante acompañándolo en la carretera, la existencia de un compañero comerciante siendo presa de la Ballena Blanca, y la existencia de Rem, quien se quedó atrás para retrasar a la Ballena Blanca, habían sido completamente consignadas al olvido.

En ese momento, Subaru pensó que Otto había olvidado esas inconvenientes memorias por miedo, pero tenía más sentido que estaba bajo el efecto de la niebla de la Ballena Blanca. Todas las memorias de su compañero comerciante, y Rem, fueron borradas de ese mundo—al igual que cuando, de vuelta en la mansión, incluso la hermana gemela mayor de Rem, Ram, la había olvidado.

Ahora, que lo mismo habia sucedido de nuevo. Sin embaro, a pesar de eso—

“Soy el único…que recuerda…”

Aturdido, Subaru expreso ese innegable hecho.

Al igual que en la última vuelta, cuando Subaru nunca olvido el comerciante borrado o Rem, sacrificándose a sí misma para que Subaru pudiera escapar, solo él recordaba.

Dos de los líderes de escuadrón reunidos bajo Crusch…se habían vuelto diferentes personas.

Bañados por la niebla aniquiladora, los líderes de escuadrón originales habían sido borrados. Todos aceptaron al siguiente en línea como líder de escuadrón en su lugar, sin nadie dándose cuenta del cambio repentino en rango.

Frente a esa anormalidad, Subaru supo que la Bruja y la Ballena Blanca fueron cortadas de la misma tela.

Subaru Natsuki continuaba recordando las cosas que todos los demás habían olvidado—ciertamente esto no estaba relacionado con Regreso de la Muerte, un rasgo que solo Subaru poseía.

Crusch observo las caras de la fuerza de expedición y cortó la conversación.

“Ahora que se ha sumergido en la niebla, no podemos saber de dónde ataca. Juntarnos es un mal plan—nos dispersaremos, y usaremos cristales de repulsión de maná.

Al ver que todos asintieron a la orden en su visión periférica, los ojos de Subaru se agrandaron cuando se dio cuenta de que no veía a Wilhelm ni a Ricardo entre ellos. Seguramente incluso esos dos no fueron borrados por la niebla…?

—Así que has vuelto, Wilhelm.

Pero el nerviosismo de Subaru fue desmentido por el oportuno regreso de una figura de la niebla.

Habiendo atravesado la densa niebla, el Demonio de la Espada se veía aterrador, su cuerpo entero estaba bañado en sangre. Wilhelm limpió las espadas manchadas de sangre, frotando tersamente la sangre de sus mejillas después de pensarlo.

“Me adelante demasiado—nuestras perdidas?” preguntó Wilhelm

“Un total de veintiuno… Esencialmente un escuadrón fue aniquilado. Ya ni siquiera podemos esperar honrar adecuadamente la memoria de los caídos.”

Ser borrado por la niebla literalmente significaba que la existencia de uno era borrada. Sin ningún rastro suyo detrás, incluso en las memorias de las personas, había un completo blanco donde ellos habían existido alguna vez en el mundo.

Subaru se preguntó si los lazos y sentimientos, incluso amor, que habían estado ahí hasta ahora, desaparecieron en algún lugar.

Cuando vio más de cerca, Subaru vio un grupo de ligers detrás de Wilhelm, y entre ellos estaban Ricardo, montando a horcajadas su liger extra largo, y los dos tenientes. Aparentemente, como Wilhelm, aquellos peleando directamente contra la Ballena Blanca habían sufrido un daño mínimo.

“La niebla saliendo hace esto difícil. Los cristales de repulsión de mana son escasos, y tenemos menos de los que quisiera… Si los usamos en el lugar equivocado, estamos acabados.”

“Si golpeamos con un ataque concentrado más, seguramente caerá en el suelo. Habiéndola perdido de vista, este es el momento correcto de usarlos, evitando un ataque sorpresa entre otras cosas. Objeciones?”

Cuando todos respaldaron la decisión de Crusch, su mirada se volvió hacia la unidad de apoyo bajo las ordenes de Ferris.

“Ferris, lanza cristales anti-magia con los cañones. Solo dos veces. Debemos usarlos con cuidado.”

“Los preparativos están listos~. En cualquier momento, a tus órdenes.”

Cuando Ferris golpeó su pecho, Crusch bajo su barbilla, mirando a todos antes que la batalla sea reanudada.

“Desde ahora la batalla real comienza! La respuesta que queda en sus manos probara que nuestros ataque son efectivos contra la Ballena Blanca! Ciertamente, nuestro oponente es poderoso e incomprensible. En el peor de los casos, no habrá nadie que recuerde nuestras muertes. Sin embargo!”

Crusch, capaz de lanzar golpes cortantes con su sola mano, saco de su cintura la atesorada espada de la Casa de Karsten—una espada sin duda desprovista de uso—y la levantó hacia el cielo, declarando con una fuerte voz:

“Por el bien de los muertos sin nombre en sus lapidas, por el bien de los débiles quien serian amenazados por la niebla en un mundo por delante, la derrotaremos, sin importar lo que tome— Síganme!!”

Todo tipo de arma fue levantado hacia el cielo, todos gritando en exaltación como uno.

La niebla se estremeció del increíble surgimiento de moral, encendiendo ferozmente su espíritu de lucha humedecido.

“Lancen los cristales anti-magia!!”

A la orden de Crusch, las personas bajo las órdenes de Ferris dispararon los cañones al mismo tiempo—en el siguiente momento, con un gran rugido, los cristales mágicos se elevaron alto en el brumoso cielo cuando…

“La niebla…se está aclarando—!”

…el brillo de los cristales mágicos rompiéndose en los cielos borró la niebla blanca obstruyendo su vista de repente.

Propiamente dicho, toda la niebla cubriendo las cuatro esquinas de las llanuras no había sido barrida. Al final, todo lo que cambio fue la densidad de la niebla, que había reducido de modo que ya no era difícil mantener una visión clara.

Pero incluso se podría llamar suficiente a ese resultado.

—La niebla de la Ballena Blanca era aparentemente una calamidad forjada por la vasta cantidad de mana que poseía. En otras palabras, la Ballena Blanca dispersaba si mana en la dirección que escogía, y esta se volvía la niebla visible para otros.

Los cristales anti-magia—por derecho, cristales con el efecto de forzar el mana de un área volver a su estado sin color, además de neutralizarla—había usado su poder para anular el mana de la niebla, alejándola.

Era una apuesta peligrosa, si es que los cristales anti-magia funcionaban demasiado bien, también disminuiría la fuerza du sus propias ataques mágicos, pero parecer que no había necesidad de preocupación siempre que pudieran ver los restos de la niebla.

“No suficiente para limpiar toda la niebla, huh?”

“Por ellos, no hay efecto en nuestra propia magia. Yo, también, estoy en óptimas condiciones.”

Rem dio un pequeño asentimiento, pero era el brillo del cuerno en su frente lo que ofreció la verdadera respuesta. El hecho que sintió mana girando alrededor del área y haya empezado a construir la energía mágica de Rem una vez mas era la prueba.

“—Muy bien! No puedo quedarme quieto. No he llegado tan lejos para ser inútil ahora. Es hora que subamos al escenario!”

“Si! Vayamos!”

Rem tomo las riendas del dragón terrestre, y su relincho emparejo el rebote del trasero de Subaru. Se agarró de las cadera de Rem encima del dragón terrestre corriendo, buscando una señal de la Ballena Blanca en la delgada niebla encima de sus cabezas.

Con Crusch en cabeza, la fuerza de expedición partió también, dispersando sus varias partes para buscar a la Ballena Blanca. Con la batalla continuando en posiblemente cualquier momento, Subaru sintió la tensión secando su garganta por la prisa.

Nadie vio a la Ballena Blanca salir aun. Se sentía como antes que empezara la batalla, cuando esperaron para que la Ballena Blanca apareciera en el cielo nocturno, cuando…

“—Niebla.”

Repentinamente, una mala premonición apareció en el fondo de la cabeza de Subaru.

No había una manera especial de probarlo.

Ellos aún era capaces de usar magia dentro del efecto de los cristales anti-magia. Cuando el recordó las varias cosas que hablaron antes de la operación, y su experiencia encontrándose con la Ballena Blanca en su anterior vuelta, esa ansiedad repentinamente salió a la superficie.

Estos eran restos de la ampliamente dispersada niebla en la atmosfera.

La Ballena Blanca había expandido su propio terreno y obstruido sus campo de visión, el truco más viejo en el Libro de la Bestia Demoniaca de la Niebla. Esa era toda la información previa que tenía, pero podía realmente decir que era la única razón por la cual estaba asustado?

Pero antes que a duda en su cabeza tomara forma…

“—!!”

…el chillante coro que hizo eco a través de la ligeramente brumosa Carretera Liphas llegó más rápido

“Qué demonios fue eso?!”

El agudo eco era como el chillido de una mujer, inculcando un sentimiento de disgusto que hizo que Subaru quisiera cubrir sus orejas. Era ambos un rugido y una risa, y aun asi repulsiva en otro nivel completo, atravesando la niebla para burlarse de ellos sobre las llanuras.

“Justo ahora…!”

Subaru intento poner la pregunta en palabras cuando se dio cuenta de ello—que la niebla se enrollaba alrededor de su cuerpo entero pareciendo fundirse con él, como si tratara de impregnar su carne.

Y entonces—

“Aaa, aaa, aaa—?!”

El primer cambio vino en la unidad dragón montando corriendo a su lado.

Los hombros de Subaru saltaron ante las extrañas voces, sonando como ninguna que provenía de seres humanos cuerdos. Suponiendo que algo había cambiado, volteó para ver caballería corriendo a su lado, cayendo de sus dragones terrestres uno tras otro.

“Hey! Que pasa?!”

Siguiendo las intenciones del grito de Subaru, su propio dragón terrestre hizo un giro de U y se dirigió hacia ellos. Paso por en medio de los dragones terrestre, confundidos por la pérdida de sus jinetes, y llamo a los hombres caídos.

“Estas bien?! Caerte de un caballo puede terminar hiriéndote muy m…”

Subaru, preocupado por tales heridas, sin querer dejo que su voz se extinga a medio camino. Habiendo caído de sus dragones terrestres, los caballeros estaban retorciéndose alrededor—pero su estado era mucho más preocupante que simples heridas físicas.

“Uu, uu, uu, aa—”

Las extrañas voces que levantaron no era nada como aquellas de seres humanos; era más parecidas a ruidos de bestias.

 Un hombre estaba echando espuma por la boca, convulsionando en el suelo con sus ojos volteados. Otro hombre dejo salir un gemido mientras rascaba desesperadamente sus propios brazos. Otro más apretó sus molares hasta que se rompieron, golpeando su cabeza contra el suelo.

No había un conjunto único de síntomas, pero incluso así, él sabía; Era locura, usando la niebla como medio para transmitirse.

“Esto es…”

“La voz de ahora directamente afecto sus mentes a través de la niebla…. Es como envenenamiento de mana, pero esto es terrible…!

Con Subaru apenas hablando, Rem puso una mano en su frente, hacienda un cara angustiada cuando respondio.

“Envenenamiento de mana…? Asi que realmente no es niebla normal después de todo?!”

Juzgando por el estado de Rem y el sentimiento de niebla enroscándose alrededor de su cuerpo, Subaru se dio cuenta que esa era la función real de la niebla.

La niebla de largo rango era una trampa inevitable infligiendo un estado anormal en los seres dentro de su ancho alcance. La inmensidad del efecto, y el daño que infligió, estaban frente suyo.

Subaru no pensó que los efectos de la niebla estaban limitados a los escuadrones alrededor suyo y de Rem. De hecho, incluso por lo que sus ojos podían ver, vio múltiples escuadrones detenidos en sus caminos, intentando hacer algo con el estado anormal de sus aliados.

“Así que algunas personas son resistentes a la niebla, y otras no…? No siento nada…!”

“Yo solo siento un poco desde…mi cabeza… Estoy calmada…ahora.”

Respirando profundamente muchas veces, Rem toco el cuerno en su frente mientras se calmaba a sí misma.

Mientras tanto, Subaru bajo del dragón terrestre, corriendo a detener aquellos intentando herirse a sí mismo.

¡Hey, deja de hacer eso! Tus heridas… Whoa!”

“Si, si, si! Quédate ahí!”

Uno de los confundidos hombres aparto su brazo, arañando su brazo sin piedad. Cuando el agudo dolor hizo retroceder a Subaru, el hombre continuo su comportamiento auto-dañino, rascando su cara lo suficiente para que empezara a sangrar.

“Eso dolió, pero no es esto muy malo? Puede que no se detengan hasta que estén muertos!”

“Subaru! Estas herido?!”

“Duele y quiero llorar un poco, pero no es nadad! Más importante, todos se destrozaran si no hacemos algo! No hay algo que podamos hacer?”

Cuando Rem se apresuró en venir, tenía una mirada sombría en su cara mientras negaba con la cabeza a su respuesta

“Desafortunadamente, no sé qué tanto efecto tendría mi magia curativa. Esto no está simplemente interfiriendo con el cuerpo sino con el Odo directamente a través de sus puertas. Solo el Maestro Ferris puede tratar con tan poderosa contaminación de mana…”

“En primer lugar, cuánto tiempo puede resistir la contaminación mental? Además de nosotros dos, estamos prácticamente acabados aquí!”

El escuadrón corriendo al lado de Subaru y Rem fue prácticamente vencido—y unas pocas almas ilesas estaban intentando detener a sus camaradas de herirse a sí mismos como Subaru había hecho.

Esto fue solo hasta donde Subaru pudo ver. Solo podía desesperarse de que fuera así también en todas partes.

Junto con Crusch y Wilhelm, si Ferris, su pilar de apoyo, fuera a caer, sería el fin para ellos. Sería difícil incluso mantener la batalla en absoluto.

“Todos los que puedan moverse, lleven a los heridos al Gran Árbol! Usen la fuerza que deban!”

Pero escucho la voz de Crusch del otro lado de la niebla. Una seria de voces respondió, y aparentemente, Crusch había escapado del efecto de la niebla. Estaba comunicando como lidiarían con la misma amenaza.

Inmediatamente después de ordenar a la fuerza entera a atacar, estaba instantáneamente cambiando las órdenes. La voz de Crusch estaba disgustada, y Subaru, también, sintió rabia mientras descargaba maldiciones en la Ballena Blanca.

“En lo que respecta a la fuerza, luchar con personas heridas es más difícil que luchar con los muertos, pero los monstruos incluso piensan hacer eso…?!”

“Parece ser que el Maestro Félix está a salvo. Con el curando, los efectos de la contaminación deber al menos disminuir, pero…”

Rem vaciló, pero Subaru sabía que estaba intentando decir.

Con todo este daño sufrido, Ferris tendría sus manos completamente llenas. Con la fuerza dividida para juntar a los heridos, eso hacia su fuerza de pelea mucho menor. Y más importante—

“No hay suficiente tiempo. No podemos solo estar expuestos así hasta que Ferris cure a todos.”

“En el peor de los casos, con la fuerza de expedición agrupada así, la niebla de la Ballena Blanca podría tragarla entera. No quiero pensar que eso cosa es tan inteligente, pero…dado que ha creado esta situación, eso es optimista.”

“Es posible que esté haciendo todo esto por instinto, pero…no, no podemos subestimarla de cualquier forma.”

Resignándose al peligro, Crusch quería confiar a los miembros heridos de la fuerza de expedición a Ferris. Naturalmente, era necesario hacer algo para comprar tiempo para que la Ballena Blanca no se acercara a los heridos.

Necesitaban tender una atractiva pieza de carnada para distraerla de golpear a su enemigo a fondo.

“—Whew.”

Exhalando profundamente, Subaru vacío sus pulmones.

Sacando oxigeno de su cuerpo hasta su límite, naturalmente se sintió ahogado dentro de su pecho—sus latidos se ralentizaron, y supo que su ritmo fue cada vez más seguro.

Subaru espontáneamente hizo una sonrisa tensa por lo inesperadamente tranquilo que estaba.

Él siempre había sido movido por las circunstancias, jugado por los eventos frente a sus ojos, y el corazón de Subaru había reflejado sus emociones, dejándose llevar una y otra vez.

Así que porque estaba tan calmado entonces, en el precipicio de su decisión?

“…Prestado o no, coraje es coraje, supongo?”

Subaru golpeó su pecho y inhalo profundamente. Se detuvo, cerró sus ojos, y luego exhalo y abrió sus ojos. Se dio la vuelta. Frente a Subaru, Rem, montando el dragón terrestre, lo estaba observando.

Que iba a decir Subaru? Que deseaba? Eso era lo que ella estaba esperando escuchar.

“Rem, quédate conmigo durante la parte más peligrosa.”

“Si—sin importar a donde nos lleve.”

Sin dudarlo, Rem acepto la petición de Subaru, con una sonrisa apareciendo en su cara.

Con eso aceptado, Subaru corrió hacia el dragón terrestre. Rem ofreció su mano, y el prácticamente voló hasta la espalda del dragón terrestre, dirigiéndose hacia los caballeros restringiendo a sus camaradas retorciéndose en el suelo.

“Rem y yo alejaremos a la Ballena Blanca! Mientras tanto, que reciban el tratamiento de Ferris. Después de dejárselos a Ferris, cualquiera que se vea bien, júntense con Crusch!”

“Alejarla?! Como demonios piensas…?”

“Así.”

Subaru sonrió al viejo soldado levantando una voz de duda, retirando su aliento y limpiando su garganta, luego anuncio, “—Todos los que puedan oír esto, cúbranse los oídos!! Y si no pueden, quédense justo ahí!!”

El grito a todo pulmón de Subaru hizo eco sobre la brumosa llanura.

Rem escucho cómodamente la alta voz de Subaru, y luego puso sus manos en sus oídos. Los caballeros cercano tambien se apresuraron en cubrir sus oídos; otros miembros de la fuerza de expedición al alcance de oído habían seguramente hecho lo mismo—justo como Subaru había pedido en las instrucciones antes de la operación.

Y entonces, Subaru voluntariamente invoco el taboo—

“Yo he Vuelto de la Muerte—”

En el instante en el que lo dijo, el corazón de Subaru fue atacado por un miedo creciente—que, a pesar de sus intenciones, aquellas manos negras se estirarían hacia sus compañeros, hacia Rem.

Pero obligo a bajar ese miedo, levantando su voz para que la Bruja pudiera oírlo.

Puedes tener mi corazón, así que dame una mano aquí!!

Subaru abrió grande sus ojos, suprimió su debilidad, y gritó en su corazón—y un momento después, eso vino de visita.

“Te amo.”

Era una frágil y delicada voz que parecía haber susurrado a sus oídos.

Sin embargo, que infundio el ardor que le hizo temblar el pecho?

Inconscientemente, lagrimas salieron de las esquinas de sus ojos, y La respiración de Subaru se detuvo cuando fue golpeado por el impulso de perseguir a la voz que retrocedía para abrazar la persona en ese mismo momento.

Su cuerpo entero estaba gobernado por el calor del amor, ardiendo al rojo vivo en su mente—

“…Estoy de vuelta.”

Después de una breve estadía, la mente de Subaru despertó a la realidad.

El fervor que había gobernado a Subaru hasta hace un momento se volvió distante, y se volvió incapaz de recordar los profundos sentimientos que había tenido hasta ahora. Pero sintió incomodo por el dolor feroz que supuestamente se había resignado a no haber llegado milagrosamente. Sin embargo, incluso así…

“Rem, como está? El aroma de la Bruja en mi…”

“Apestas!”

“Esa era la idea, pero no es eso un poco duro?!”

Aunque no estaba encantado de recibir una mala nota de Rem, había cumplido con su objetivo.

Su cuerpo se envolvió en el miasma de la Bruja, Subaru miró atrás y levanto su voz hacia los caballeros esparcidos.

“Aléjense de nosotros ahora mismo! Acérquense al Gran Árbol tanto como puedan y júntense con Crusch lo mejor que puedan!”

“En-entendido! Buen trabajo!”

“Tu también!”

Expulsando a los caballeros, la palmada de Subaru en el hombro de Rem era la señal para que el dragón terrestre comenzara a correr.

Al momento, el cuerpo de Subaru estaba desprendiendo el aroma fresco y persistente de la Bruja—dejando de lado la contradicción en esas palabras, el olor tenía que estar flotando a su alrededor. El problema era cuanto efecto tendría en la Ballena Blanca.

“Con los Urugarums, el efecto fue suficiente para cubrir el bosque completo, pero que tal esta vez…? Para ser honesto, no hay manera de medirlo, pero…?

Cuando se encontró con la Ballena Blanca en el anterior mundo, la Ballena Blanca había perseguido tenazmente el carruaje dragón de Otto después que Subaru se subiera a él. En ese momento, no había nada con relación a la Bruja. Así que si Subaru desprendiera un aroma más fuerte que antes, debería ser la carnada principal para la Ballena Blanca—

Justo después de pensar en eso—

“—?!”

El dragón terrestre, cargando hacia adelante, sintió algo y se volvió abruptamente según su propio criterio—con la fuerza centrífuga sacando un “Ugeh!!” de Subaru mientras abrazaba apresuradamente a Rem, justo delante de sus ojos, aparentemente aferrándose a su vida.

“Que es…?!”

“La Ballena Blanca!!”

Cuando Rem, presionada contra él, gritó, unas fauces gigantescas emergieron repentinamente del lado, atravesando la niebla.

Por un pelo, Subaru y Rem se salieron del camino y escaparon, con la grande boca de la Ballena Blanca que parece deslizarse un poco a la izquierda, mordiendo el suelo, tragando pasto y tierra por completo.

Su piel externa pedregosa parecía ser rozada mientras la bestia demoniaca pasaba corriendo, y desde cercar, escucharon el sonido de sus fauces arrancando el suelo.

Entonces, con un rugido, persiguió a la pareja.

“Whoaaaaa—?!”

Había un abrumadora cantidad de presión mientras los perseguía desde atrás.

Con el sentido abrumador

There was an overwhelming amount of pressure as it chased them from the rear.

Con la abrumadora sensación de persiguiendo su espalda de que serían aplastados, el dragón terrestre en el que Subaru gritaba cabalgó pesadamente la tierra. Sin embargo, la velocidad de nado de la Ballena Blanca era extraordinaria. Con un cuerpo enorme como una montaña, nadó con tal fuerza que superó el viento, cerrando la distancia rápidamente.

Firmemente, las fauces acercaron, cubriendo el mundo que lo rodeaba.

Cuando la punta de su nariz estaba justo en sus espaldas, lo suficientemente cerca para bañarlos en el crudo hedor de su aliento…

“Rem!”

“Ul Hyuma!!”

…Rem respondió con un hechizo, enviando tres pilares de hielo que salieron del suelo como uno solo.

Su puntería era verdadera, golpeando a la Ballena Blanca que perseguía al par justo desde abajo, empalando su estómago en un intento de detener sus movimientos. Y aun—

“No se detendrá—!”

Las lanzas heladas, cada una tan gruesa como cientos de lanzas agrupadas, fueron arrancadas desde su base, emitiendo un agudo sonido cuando el hielo se rompió. Las destrozadas lanzas de hielo instantáneamente volvieron al mana de donde vinieron, y a pesar que la Ballena Blanca, habiendo perdido lo que sellaba sus heridas, sangro de ellas, no había efecto en su movimiento.

El hecho que haya sido herida y sangrado tanto parecía solo aumentar su resistencia. Subaru estaba horrorizado de nuevo por lo alto que era el obstáculo para derribar a la Ballena Blanca.

“Esto no es como con los Urugarum cuando era uno contra uno!”

“—!!”

Mientras Subaru se alejaba de la Ballena Blanca, levanto sus dedo medio, provocándola. Enfurecida por el gesto, el rugido de la Ballena Blanca tronó a través de las llanuras. Pero desde el lado de su torso…

“Ryaaaaa—!”

…Wilhelm intervino, entrando con un corte vertical.

Atravesando con su espada, Wilhelm subió corriendo sobre el flanco de la Ballena Blanca. Mientras Wilhelm cortaba la sangrienta niebla, los hermanos gatito aparecieron a un lado, montando sus liger y mirando la cara del otro.

“Hermana mayor, juntos!” “Hagamoslo, Hetaro!!”

Cuando los ligers se cruzaron, Mimi y Hetaro saltaron y unieron sus manos. Los dos estaban de pie ante la herida abierta que Wilhelm había dejado mientras gritaban:

“Wa—!” “Ha—!”

Las voces del par se sobrepusieron; las ondas sonoras se ampliaron con un poder increíblemente destructivo.

La onda de choque viaje a través de la herida abierta, haciendo que cada herida en el cuerpo de la Ballena Blanca sangrara una vez más. El enorme cuerpo se estremeció, y la altitud de la Ballena Blanca descendió precipitadamente en contra de su voluntad. La Ballena Blanca gimió en agonía, levantando su voz mientras resistía el dolor, y apenas logro evitar chocar  mientras los gemelos, montando sus ligers, saltaron fuera de su espalda.

“Carta de triunfo completadaaaa!” “Capitán, por favor!”

“Oh si, déjenmelo a mí! Si los enanos están trabajando duro, entonces yo también debo hacerlo!!”

En lugar de los gemelos que aterrizaron, un gran liger trepo encima de la Ballena Blanca desde el final de la cola.

Moviendo su cuchilla hacia arriba, Ricardo fue alrededor golpeando las incontables bocas que botaron niebla. Wilhelm hizo lo mismo, dando corte a las molestas bocas, silenciándolas una a una.

Pero la Ballena Blanco no les dejo golpear sus medios de ataque sin ninguna respuesta. Desde las bocas, aparentemente infinitas sin importar cuantas aplastaran, una literal bombardeo de niebla aniquiladora fue escupida.

Ricardo, confiando en la movilidad de su liger, y Wilhelm, empujando su cuerpo más allá de los limites humanos, continuaron evadiendo, evadiendo, y evadiendo la niebla un poco más.

La fuerza de expedición y los Colmillos de Hierro se habían ambos reorganizado, y empezaron a disparar cañones de cristales mágicos una vez más para apoyar a Wilhelm y Ricardo en su peligrosa posición. Con los propios ataques de la Ballena Blanca no golpeando, y aparentemente perdiendo paciencia por el daño creciente de sus molestos atacantes, dobló su masivo cuerpo, abriendo su boca completamente para propagar niebla por todas partes.

“Rem—!!”

Más rápido de lo que Subaru pudo gritar, Rem hizo que su dragón terrestre saltara hacia la nariz de la Ballena Blanca. El acercamiento de Subaru, con el aroma de la Bruja flotando alrededor suyo, hizo que la Ballena Blanca los mirara reflexivamente, despojando su concentración; estaba buscando enviarlos a volar cuando un corte interrumpió ese plan.

“—!!”

“Eso es muy grosero de tu parte. Estoy aquí, buscando nada más que tu cabeza por catorce años, y apartas la mirada.”

Con una puñalada, Wilhelm se hundió profundamente en la frente de la Ballena Blanca, deteniendo su movimiento cuando su hoja se hundió en el cráneo. Pero el viejo espadachín instantáneamente abandono su tercera espada, saltando y pateando con toda su fuerza la empuñadura de la espada que dejo ir, y desenvaino su cuarta y quinta espada, ambas hojas bailando salvajemente en la espalda de la Ballena Blanca.

También encima de la espalda de la Ballena Blanca, Ricardo se unió a Wilhelm, abriendo su larga boca y riendo.

“Esto se está volviendo divertido! Es más resistente de lo que pensé, pero no es tan fuerte ahora, verdad?!”

“No…la respuesta es un demasiado débil.”

Con Ricardo exaltado, Wilhelm frunció el ceño y murmuro. Mordiendo sus labios, Wilhelm corto la aleta de la cola de la Ballena Blanca mientras dijo, “No puedo creer fácilmente que mi esposa…la Santa de la Espada…pudiera ser derrotada por este nivel de bestia demoniaca. Incluso considerando que no tuvo la iniciática y nos separó con niebla al inicio…”

Mientras Wilhelm blandía sus hojas, su proceso de pensamiento fue interrumpido por la Ballena Blanca girando su cuerpo.

“Do—? Waaaah?!”

La acción de la bestia demoniaca, a diferencia de todas las anteriores, hizo que la cabeza de la Ballena Blanca se levantara repentinamente, con la fuerza suficiente para enviar a Ricardo y a su liger a volar.

“Entonces Wilhelm, aun encima de la Ballena Blanca, dijo, “Tomare una más antes de retirarme!”

Con la Bestia Demoniaca retorciendo su cuerpo como si nadara en el aire, Wilhelm lo recorrió con movimientos agiles. El cuerpo de la Ballena Blanca estaba subiendo, con Wilhelm saltando abajo en la dirección opuesta. Ajustando finamente su centro de gravedad y usando las puñaladas de sus espadas para controlar su postura a la fuerza, el altamente experimentado viejo espadachín ejercito su cuerpo al máximo, cortando la base de una de las aletas dorsales en el borde extremo de su enorme cuerpo.

“—!!”

Escuchando el grito de la Ballena Blanca, Wilhelm monto la aleta que había mandado a volar al suelo debajo. Normalmente, se pensaría que una caída de tal gran altitud resultaría en muerte instantánea, pero las plantas de los pies de Wilhelm patearon la aleta justo antes del impacto, y su dragón terrestre lo atrapo, suavizando el impacto.

“Wilhelm!”

“—”

Subaru intentó asegurarse que estaba bien, pero Wilhelm no respondió, ya que sus ojos estaban en la Ballena Blanca, ascendiendo rápidamente.

Siguiéndolo, Subaru miro arriba, y su visión fue atrapada por la cola de la Ballena Blanca mientras nadaba arriba en el cielo nocturno.

Sangre goteaba de la aleta que había sido arrancada, chorreando abajo con una fuerza violenta. La planicie verde fue pintada escarlata, y Wilhelm fue bañado en lluvia roja, con su voluntad de pelear intacta.

Subaru no pensó que la Ballena Blanca solo iba a voltear la cola e irse tampoco, pero el objetivo de la bestia demoniaca dirigiéndose hacia el cielo no estaba claro. Los Colmillos de Hierro y la fuerza de expedición inquietamente miraron hacia el cielo, y Subaru se preocupó por los heridos reunidos en las raíces del Gran Árbol.

“Está viniendo.”

Wilhelm hizo un pequeño murmuro mientras volvía su mirada hacia arriba.

Viendo al viejo espadachín entrecerrar sus ojos y poner sus dos manos en las empuñaduras de sus espadas puso a todos en guardia.

Y entonces, mientras sostenían su aliento—lo lamentaron. Demasiado tarde supieron que debieron desplegarse instantáneamente sin esperar que la Ballena Blanca encima de sus cabezas, actuara.

“—La niebla viene!!”

Subaru gritó tan fuerte como pudo. Rem hizo que el dragón terrestre girara y se alejara del frente.

Todos los dragones terrestres y ligers a su alrededor empezaron a correr al mismo tiempo, pero no ya no había margen para que Subaru levantara su cabeza y vea si los otros estaban a salvo.

—Ondeando, la niebla aniquiladora vino cayendo a la tierra con tal fuerza que pareció borrar el cielo.

La niebla era como si las mismas nubes estuvieran cayendo. No había manera de evitarlo, salvo escapar de la zona. Esconderse detrás de piedras o arboles era resistencia sin sentido antes la destrucción que tragaría completamente a todos los obstáculos.

No había nada que podían hacer excepto empezar a correr y rezar de que estuvieran a tiempo.

Demasiado asustado para mirar arriba, Subaru simplemente sintió la opresión del insonoro apocalipsis cayendo desde el cielo. Seriamente se pegó contra la espalda del dragón terrestre, bajando su postura tanto como podía mientras corrían—

“Lo logramos?!”

Habiendo aparentemente escapado de debajo de la gruesa niebla y entrado a un área más clara, Subaru volteo su cabeza y miró atrás.

Había varias figuras en el suelo detrás de ellos que no lo habían logrado a tiempo, tragados mientras la niebla presionaba sobre ellos. Con expresiones de miedo y furia talladas en las caras de los seres humanos, huyeron fervientemente, pero fueron engullidos por la niebla de la cabeza hacia abajo y desaparecieron.

Los dragones terrestres fueron borrados con ellos. Con la niebla cayendo y esparciéndose en el suelo, no quedaba rastro de su destrucción. Ni siquiera sus nombres permanecerían en los recuerdos de nadie. Nadie excepto Subaru, el único que recordaría sus muertes.

“U…aa…”

Había pequeños gemidos frente a Subaru de figuras distantes dispersas por la niebla. Estaba claro que sus números habían sido reducidos en gran cantidad desde que se reagruparon. Eso por supuesto iba para los caballeros de la fuerza de expedición, pero los Colmillos de Hierro tampoco habían escapado ilesos.

Al menos tenemos nuestras mejores armas, pensó Subaru, cambiando su mirada.

“Wil…”

Encontró a Wilhelm, apenas manteniendo una mano en la espalda de su dragón terrestre mientras escapaba del área de efecto de la niebla. Fue cuando Subaru lo llamo desde atrás que se dio cuenta.

—Que desde el otro lado de la densa niebla, la bestia demoniaca estaba persiguiendo a Wilhelm, abriendo su gran boca.

“—Corre!”

“Nn—?!”

Wilhelm se dio cuenta de la amenaza inminente a su espalda casi al mismo tiempo que Subaru gritó. Pero fue demasiado tarde para que él pudiera reaccionar a tiempo.

Acercándose sin hacer ningún sonido, las fauces de la Ballena Blanca se tragaron el suelo, el dragón terrestre, y a Wilhelm enteros.

Raspando el suelo, todo en la superficie alrededor de Wilhelm fue arrancado, entrando a la boca de la Ballena Blanca.

“Aaah…!”

Ante el choque de ese espectáculo, no solo fue Subaru quien grito, sino Rem también.

Sabiendo el rencor que el viejo guardaba, el sentido de perdida fue mucho mayor. Más importante, perder su principal fuerza de combate haría su situación más grave, pero…

“Oh no, no lo harás!!”

Esta vez, alguien más levanto su voz justo a su lado.

Antes que pudieran reaccionar, un liger vino desde el lado, empujando su dragón terrestre y mandando a Subaru y a Rem a volar.

“Whoaa?!”

Cayendo del dragón terrestre, Subaru hizo una mueca por el dolor de ser golpeado por todas partes. Por la voz, el sabía que fue Ricardo quien había cometido el repentino acto de violencia, pero antes que pudiera la razon…

“—Gaa!”

…Subaru jadeó cuando vio flores carmesí florecer frente a sus ojos.

“Huh?”

El liger fue partido en dos, piezas de su carne fueron mandadas a volar mientras su cadáver cruelmente rodo sobre la pradera. El hombre-bestia de gran estatura que debería estar montándolo había desaparecido, con un gran charco de sangre fresca en su lugar.

La Ballena Blanca nado a baja altitud, balanceando su enorme cuerpo y moviendo la coa que estaba cubierta en la sangre de Ricardo.

Él…nos protegió?

Entonces que…paso con Ricardo?

Había varias preguntan viniendo a su cabeza, pero Subaru las puso a un lado cuando se dio cuenta de algo que no podía ignorar.

Frente a él estaba la Ballena Blanca, la cual había atacado a Ricardo con su cola.

Y…

“De ninguna…manera…”

Cuando miró hacia atrás, vio a la Ballena Blanca que se había tragado a Wilhelm y el suelo a su alrededor empezando a masticar.

En frente, detrás y arriba, vio otra figura alto en el cielo, dispersando niebla por todos lados.

—Las infinitas bocas de las tres Ballenas Blancas rieron juntas, sacando la desesperación de los hombres. Poco a poco, Subaru sintió otra vez la esperanza siendo borrada por una pesadilla.