Parte 1

Mi nombre es Kisaragi Amatsuyu (如月雨露). Apodo: Jouro (如雨露).1

Al quitar el kanji (月/tsuki) de mi nombre, se convierte en “Jouro” (如雨露). Por esa razón, mi apodo es Jouro. Una historia simple, ¿o no?

Apariencia… fácilmente por encima del promedio. Notas… fácilmente por encima del promedio. Estado físico… relativamente por encima del promedio.

No importa lo que haga, sobresalgo un poco, soy un chico de segundo año de preparatoria.

Aunque me iba bastante bien, ya fuese con hombres o mujeres, en la escuela secundaria, no me cantaba alabanzas a mí mismo…, o se supone que era así.

Aunque no hago actividades extracurriculares, desde octubre del año pasado trabajo como secretario del Consejo Estudiantil.

Particularmente, no es como si me hubiera postulado para la candidatura o algo así, pero ya que la Presidente de este año era bella, le intercambié unas cuantas palabras al tipo que se volvió Vicepresidente del Consejo y le pedí que me recomendara.

De algún modo, lo logré después de que me gritara: “¡No hay nadie que pueda ganarme haciendo trabajos simples!”, sin que se lo preguntase.

En este mundo, cualquier cosa puede resultar ser inesperada.

… ¿Qué? ¿Que es diferente a mi primera autopresentación?

Eso era mentira, M-E-N-T-I-R-A. Hasta yo tengo mis razones para no querer presentarme de esa forma.

Porque si hago eso, tal vez sería odiado, ¿o no? Principalmente… por alguien como los lectores.

Ya que eso da miedo… ¿no?

Debido a eso, revelaré el verdadero ser de mi voz interior, aunque realmente no tengo intención de sacar este personaje al exterior.

Pues la impresión que tienen de mí en la escuela está establecida como la de un personaje 僕僕 (Boku Boku)2, que está envuelto en ser un tipo cabeza hueca & un BOY puro de corazón.

Llegado a este punto, si sacara a este personaje (mi verdadero ser), todo se vendría abajo.

Por lo tanto, planeo llevar mi vida en la preparatoria con el personaje tal y como está ahora.

— ¡Bueenoos díaas, Jouro!

—Buenos días, Himawari.    

Sí que duele. No golpees mi espalda. No la golpees.

Cuando soy golpeado por ti, queda una clara marca roja en mi espalda, ¿sabes? 

Al momento de cambiarme antes de educación física, me llaman Sigurd3, o cosas así. Piensa un poco en cómo me siento, boba.

—Gracias por lo ayer, ¿sí?

—Ah, claro.

Francamente, el fuego de la ira ardía en mi interior, pero no sacaré eso afuera.

Pues aún tengo chance. Además, por el bien de la operación tiburón rémora4, no me puedo permitir perder este grado de buena impresión.

—O-Oye, ¿sabes?… Así que, sobre lo de ayer… —dijo Himawari titubeante, actuando como si se le dificultara el hablar.

No se puede evitar. Supongo que para ganarme unos puntos aquí por un tiempo, comenzaré diciéndoselo yo, ¿eh?

—Déjamelo a mí. Porque haré de ayudante de Himawari adecuadamente, ¿sabes?

— ¡¿De verdad?! Menos mal. ¡Yo no sabía que hacer, ¿sabes?!

Sí, sí. Lo entiendo. Aceptaré el que me dejes serte de ayuda adecuadamente.

Bueno, no es como si yo no saliera ganando de esto, ¿no?

Si coopero apropiadamente y se da el caso que esta es rechazada, con una sensación agradable… kukukku…

Pero antes de cooperar, déjame le doy preferencia a mi verdadero yo.

—Ah, pero antes de eso…

— ¿Mmm?

—Esto lo diré porque pienso que debes saberlo. ¿Sabes? Yo… pues, la presidente Cosmos me pidió que hiciera lo mismo por ella…

— ¡¿Ehhhh?! ¡¿Pero qué significa eso?!

Quisiera devolverte exactamente esas mismas palabras, así como están.

Una persona en mi situación está aún más lejos que: “¡Ehhhh! ¡¿Pero qué significa eso?!”.

Bueno, para ser honesto, estaba bastante preocupado de si debía o no decir esto, pero preferí decirlo de manera honesta.

También planeo decirle lo mismo a la Cosmos más tarde.

Sería insoportable que me muestre amable con ambas y, luego de que me descubran, las dos me culparan al mismo tiempo, diciéndome que de qué lado estoy.   

Yo no cometeré semejante locura.

La victoria es para el que realiza el primer movimiento. En ese caso, por mi parte, revelaré información antes.

—Bueno, el sábado me consultó y me pidió hacer lo mismo.

—Uhh… La presidente Cosmos…. ¡Por supuesto que fue así!

¡Así que tú, ¿eras consciente?! No lo seas.

Yo estaba inflando mi pecho esperanzado, seguro de que la Cosmos me quería.

Y, de tanto inflarlo, terminó por explotar.

— ¡Ya el otro día, cuando vino a inspeccionar, dijo que después iría al club de béisbol, ¿no?! ¡A pesar de que, no importa como lo pienses, ir a ver al club de béisbol desde nuestras canchas de tenis es ineficiente! ¡Además, desde hace tiempo que esa mujer está muy consciente de Sun-chan, por lo que pensaba que era sospechoso!

—Y-Ya veo…

Y entonces, viniste y me tiraste una pelota, ¿eh? No apuntes tu descarga de ira contra las personas.

Házselo al implicado, al implicado en cuestión. Ahora, siendo yo, te perdono. Ve y házselo.

De paso su voz da mieeedo. Da la sensación de que se trata de la introducción de la Black Himawari-san.

El que llames naturalmente a la Cosmos como “esa mujer” provoca que el ánimo de mi corazón quede arruinado, ¿sabes? 

—Y bueno, es cosa mía, pero planeo cooperar con las dos.

— ¡Ehh! ¡¿Que Jouro no está de mí lado?!

—Por supuesto que estoy de tu lado. Pero también estoy del lado de la presidente Cosmos. Es por eso que las apoyaré a ambas por igual. Incluso yo tengo una posición, y pues, la primera que me lo pidió fue la presidente Cosmos. Además, sin importar quién logre salir con Sun-chan, no deben de quedar resentimientos. Si no te gusta, yo no cooperaré.

— ¡Uh!

Y, además, también planeo tener esta conversación cuando vayamos hoy a la escuela. Ya que no es justo que únicamente Himawari sepa de estas circunstancias, ¿no?

— ¡Ehh, no quiero!

—Ayer no dije una sola palabra sobre lo de mantenerlo en secreto, ¿verdad? Aun así, es injusto que te quejes llegado a este punto.

— ¡Buu!

Himawari inflaba sus mejillas, hinchándolas como si fuera un hámster, insinuando: “Tengo quejas”. Pero, aunque trates de llamar la atención, eso ya no funciona conmigo. No te pongas engreída.

En primer lugar, el pedirme que te coopere es suficientemente injusto.

Así como estás, vete a un lugar inexplorado o algo. Ahí ve y hazte amigo de un nativo Unba Unba.

—Y entonces, a partir de este momento, la conversación será sobre la estrategia a seguir de aquí en adelante.

— ¡Eh! ¡¿Ya la estabas pensando?!

Si esta tipa tuviera una cola pegada, sin dudas se habría levantado hacia arriba luego de estar colgando, sin vida.

Ahh, linda, linda (leerlo monótonamente).

Apropiadamente, como el Mob que soy, lo pensé por tu bien~

—Por supuesto que sí.

— ¡Waa! ¡Jouro, gracias!

Como si Himawari estuviese feliz por mis palabras, vino a abrazarme.

Una dulce y ligera fragancia a jabón alcanzó mis fosas nasales y, con mi corazón palpitando cálida y suavemente… ¡No hay forma de que sea así, ¿o no?!

¡Esta perra del tipo cabeza hueca! ¡¿Qué tanto crees que fui engañado por tu maldito comportamiento?!

¡No me engañaras una segunda vez!

¡Así que quédate así como estás por un rato! ¡De ser posible, aumenta más la proporción en que estamos pegados, ¿sí?!

¡Más firme y seguro, tan fuerte como para que nunca me dejes ir, ¿sí?!

—Ups… ¿Entonces, qué voy a hacer?

¡Esta tipa me dejo apartado enseguida! Maldita… Así que este fue el límite de un Mob, ¿eh?

—Primero, empecemos por cambiar la impresión que da Himawari.

— ¿La impresión que doy?

—Exactamente. Para empezar, pienso que lo más importante es “hacer que la otra persona te conozca”, pero esto no es un problema para Himawari. Ya que, al conocerlo desde la secundaria, es un largo rato desde que has cumplido con este punto, ¿no es así? Sin embargo, eso también está relacionado con un demérito, ya que la impresión que le das a Sun-chan hasta ahora vendría a ser, no la de Himawari como: “una chica”,  sino la de: “una buena amiga”. ¿Entiendes lo que quiero decir?

—Sí… Sun-chan siempre juega conmigo, pero pues, es exactamente igual a cuando está con Jouro, ¿verdad?

—Es justo a lo que me refiero. Por eso, primero cambiaremos esa impresión. Haremos que Sun-chan reconozca a Himawari como  “Una chica”. De esto se trata.

—Jouro… Eso es asombroso…

—Esa es la estrategia inicial. Además, desde hoy dejaremos eso de que entres al aula conmigo.

—Eh, ¿por qué?

—Sun-chan tiende a bromear mucho con que Himawari y yo estamos en una relación, ¿no es así?

—… Sí.

Himawari se sintió abatida con mis palabras. Bueno, es decir, le preocupa esa situación, ¿no?    

Es duro que la persona que te gusta piense que estás interesado en alguien más, ¿no?

—Pienso que una de las razones es porque Himawari y yo asistimos juntos a la escuela. Por esa razón, dejaremos de hacerlo. No obstante, debemos de ir juntos por el camino hasta llegar. Pues ahí es donde te enseñaré lo que llegue a pensar, ¿sabes?

— ¡Ya veo! ¡Jouro, como era de esperarse de ti, ¿no?!

—Tal vez al principio, si repentinamente dejamos de llegar juntos, Sun-chan tenga sus dudas, pero estoy bien con eso. Ya que le enseñaremos que Himawari y yo no somos conscientes el uno del otro como alguien del sexo opuesto, y que nosotros no estamos saliendo. Sin embargo, en el aula, como de costumbre, hablaremos de buena manera. Ya que es posible que se termine malentendiendo la situación a como si nos hubiésemos peleado, ¿no? Por eso, desde hoy, no mostraremos un aspecto de llevarnos demasiado bien. Y, además, no entraremos al aula juntos. Nos separaremos un poco antes de llegar a la escuela. ¿Lo entendiste? 

— ¡Sí! ¡Perfectamente!

Ya veo, ya veo. Que tengas una alta capacidad de comprensión me ayuda mucho.

Aun así, ¿me pregunto por qué será que no entiendes para nada mis sentimientos?

¿Eh? ¿Porque te dan igual? ¡Me estas cabreando mucho, ¿sabes?!  ¡Aunque me estoy autodestruyendo!

—Bueno, entonces, vayamos con eso a partir de hoy.

— ¡Okay! ¡Bien, entonces, hasta la escuela… Let’s Dash!

Tras haber escuchado todo lo que tenía que decir, una Himawari extrañamente entusiasta tomó mi mano y corrió salvajemente.

Ya te enseñé la estrategia, así que seguir conmigo no tiene ningún sentido, ¿no crees?

No me involucres en cada una de tus cosas. Aunque bueno…, está bien si no llego tarde, ¿no?

Parte 2

… Qué cansancio. Me separé de Himawari antes de llegar a la escuela, pero estoy cansado de todos modos.

Ya que, de todas formas, hasta yo estoy obligado a seguir su paso corriendo.

Bueno da igual. De todos modos, entremos al aula de una vez.

¿Oh? Himawari inmediatamente está hablando con Sun-chan, ¿eh?

Siendo ese el caso, ¿debería dejarles disfrutar de su mundo de dos personas? Un personaje Mob lee el ambiente, ¿sabes?

Por lo que yo, sin levantar la voz hacia los dos, tranquilamente me senté en mi asiento.

Aprovechando la ocasión, ¿me pongo a pensar en la estrategia de aquí en adelante o algo así?

— ¡Oyee! ¡Jouro!

O eso pensaba, pero Sun-chan vino hacia acá. Parece que no es el momento de pensar en la estrategia.

— ¿Qué pasa, Sun-chan?

—Bueno, ¿sabes? Tú y Himawari. Pues… ¿les pasó algo? Hoy vinieron por su cuenta ¿verdad?

—No, no pasó nada, ¿por?

Por supuesto, aquí directamente me hice el tonto.

La razón es obvia. Debo evitar que Sun-chan descubra el asunto a toda costa.

Sin embargo, es un poco molesto que me lo mencione de esta manera.

Le hice una seña a Himawari con los ojos y la invité a venir hacia aquí.

Himawari, viendo eso, asintió de un momento a otro.

… ¿Mm? Viene con sus brazos extendidos hacia aquí y, encima de eso, planea abrazar a Sun-chan por detrás.

Ya veo. ¿Qué no es la estrategia característica de una perra de tipo cabeza hueca?  

¡Bien, ve! ¡Ve y muéstrale el poder destructivo de tu copa B! 

— ¡Jouro, Sun-chan! ¡No es… justo! ¡Hablando los dos tan felizmente!

¡Qué, ¿acaso no lo vas a hacer?! ¡¿Por qué tan solo faltando un paso te echas atrás?!

Y encima te quedas posando así como estabas. ¡¿En dónde planeas juntar esos brazos extendidos?!

— ¡Oh! Entonces hablamos también junto a Himawari, ¿o qué?

—Sí. ¡Hablemos, hablemos!

¡No saltes dando brincos como si estuvieses feliz! ¡Primero reflexiona sobre tu propio fracaso!

¡Ahora mismo, acabas de perder una oportunidad, ¿sabes?!

… En serio, no es bueno, ¿sabes? La próxima vez, para que no fracases, ¿debería dejar que practiques conmigo?

Muy lamentablemente, por más que no quiera, no tengo de otra, pero de manera especial dejaré que practiques abrazando mi espalda.

¡Incondicionalmente, ¿sí?!

— ¡Es cierto! ¿Sabes, Sun-chan? Ayer vi una película.

—Hee. ¿En serio?

Ohh. ¿No es un tema bien elegido incluso para alguien como tú?

Siendo así, puedes invitarlo con una frase como: “La próxima vez vayamos juntos, Sun-chan”, siguiendo el flujo natural de la conversación.

— ¡Sí! ¡Ayer, Jou…!

¡Mira que eres tontaaaa!

¡¿Que mierda estás pensando, revelando que estabas conmigo?! ¡Es obvio que no es nada bueno, ¿o no?!

¡Si terminas diciendo eso, será como el patrón de siempre, piensa antes de actuar!

En serio, enseguida abrí mis ojos de par en par y detuve el comentario bomba de Himawari, pero ¿qué hago con esto?

Ya que paró de comentar repentinamente, ¿no va Sun-chan a fruncir el ceño, como si sospechara algo?

— ¿Jou? ¿Qué pasó con eso, Himawari?

Yo diré que ni idea.

— ¡Jou, Jou…Joe Joan Skywalker, pues su actuación fue muy buena! 

¡¿Qué hay con el nombre de ese actor, como si una tienda de barbacoa y la fuerza se hubieran combinado?!

Si después de “Jou/Geo/Joh” hay varios como: “-rge Clooney”, “-nny Deep” o “-nny Raiden”, ¿verdad? ¿Por qué motivo perseguiste tu propia originalidad?    

—Je~. Joe Joann Skywalker, ¿eh?  Es un actor del que nunca he oído hablar.

Es decir, es un personaje ficticio después de todo. Es un personaje “Made by Himawari-san” a fin de cuentas.

… ¿Um? Por alguna razón, Himawari me está mirando con ojos llorosos. Esto es conversación a través de la vista, ¿verdad?

A ver… ¿Qué cosa, qué cosa?

“HAZ ALGO”.

Pretendes demasiado. Dame una instrucción un poco más específica.

Un tema que supere a Joe Joann Skywalker aún puede salir casualmente pero, por si acaso, tendré que cooperarle, ¿no? Si aquí baja la impresión que Himawari tiene de mí, cuando esta pierda su oportunidad, terminaré por no poder ser un tiburón rémora.

Si es así, ¿por qué no le mostramos? Lo que se conoce como el poder de los personajes Mob.

—Oye, Himawari. Fuiste a verla sola, ¿verdad?

— ¡S-Sí! ¡A-Así es!

¡Expliquémoslo aquí! ¡Para mí, esta frase tiene dos intenciones!

La primera intención es saber si “Himawari va sola a ver las películas”.

La segunda intención es saber si “Esa información era conocida antes por mí que por Sun-chan”.

Con esto, Sun-chan podrá estimar si Himawari tiene un hombre en especial…, en otras palabras, si tiene una existencia del tipo que sería un novio y, además, de poder comprender si yo no soy una existencia que adquiere información antes que él mismo. ¡Probablemente!

Es un follow perfecto5, pero el que la vista de Himawari vaya de un lado a otro es algo inquietante.

—Ya veo… Oye, Sun-chan, ¿recientemente has estado yendo a ver películas o algo?

—No, es que últimamente no hago nada más que actividades del club, y no he ido mucho.

—Pues, ¿y si vas la próxima vez con Himawari? Al parecer, ayer ella fue sola, pero parece que le gustaría ir al cine con alguien. Ya sabes, para poder decir sus impresiones y eso después de verla, ¿no?

 — ¡Bueno, ciertamente es así, ¿no?! Pues entonces, ¿no estaría bien que vaya junto a Jouro?

— Por desgracia, Himawari y yo diferimos en cuanto nuestros gustos en películas… Sin embargo, creo que Sun-chan y Himawari comparten los mismos intereses, y que sus gustos en películas son parecidos. Por eso se me ocurrió que sería una buena idea que fuerais juntos.

¿Qué tal esto? ¿Qué no soy un genio? Más que mandar a volar a Joe Joann Skywalker, le lancé un pase a fondo a Himawari.

Venga, ¡termina de decidirlo, Himawari!

— ¡Io tanbvien, kieyo ill com Sun-jhan!

¡Bien! Mi soporte se acaba de romper en pedaaazooos.

¡Qué demonios, ¿de qué región es ese dialecto?! ¿Eh?!

 — ¿E-Es así? Jeje… de algún modo estoy feliz.

Oye. ¿Es en serio? Sucedió un milagro. La cara de Sun-chan se ha sonrojado.

Lo que quiere decir que Sun-chan, inesperadamente, no es como que está del todo inconsciente acerca de Himawari, ¿no?

—Ke Sun-jhan eshte fellis, tanbvien mne hashi fellis amí.

Sí. Dejando de lado el dialecto Himawari de la región Himawari, esa es una buena devolución.

Es bueno. Usando esa inocencia, ataca rápido a Sun-chan, sin cesar.

Déjame el resto a mí. Yo la pasaré feliz con la Cosmos.

… Pero tras eso, lastimosamente, sin progresar más allá, nosotros tres nos la pasamos conversando despreocupadamente.

Bueno, da igual. De esta manera, si Himawari y yo mostramos que hablamos normalmente, le enseñaremos apropiadamente a Sun-chan que no es que nosotros nos hayamos peleado, ¿verdad?

El objetivo original se está cumpliendo adecuadamente.

Y gané buena información. Sun-chan se sonrojó con las palabras de Himawari.

En pocas palabras, eso significa que está consciente de ella… como mujer.

Parte 3

… Tch, ya es después de clases, ¿eh?

No quiero ir, pero no tengo otra opción más que hacerlo… ¿no?

Una vez que HR terminó sin problemas, me dirigí con paso rápido hacia el aula del Consejo Estudiantil.

Ya que el profesor encargado de mi clase es vago (en el buen sentido, ¿sí?), HR terminó temprano. 

Terminando mucho más temprano que las otras clases, y usando este tiempo, antes de que empiece el consejo estudiantil puedo enseñarle la estrategia a la Cosmos.

Por cierto, la Cosmos absolutamente siempre es la primera en estar en el aula del Consejo Estudiantil.

No sé qué clase de trucos usa, pero es algo absoluto.

Llamé a la puerta con un *knock, knock* y, después de escuchar una de voz diciendo: “Adelante”, abrí la puerta.

¿Lo ven? Como era de esperarse, está aquí.

Mira que cerrando su libreta de golpe, y sonriendo con una sonrisa encantadora…

¡Es porque me apuntas con esos ojos que yo soy engañado! ¡Que tu ignorancia conozca sus pecados!

—Que tal, Jouro-kun.

—Buenas tardes, presidente Cosmos.

—Es cierto. Gracias por lo del sábado. Me hizo muy feliz.

—Para nada, eso es lo que yo debería decir.

Esta la sonrisa de una diosa, ¿no es así? La entiendo increíblemente muy bien.

Sin embargo, eso también fue hasta el sábado. Para mi yo de ahora, es como si no tuviese efecto. Son 100.000 voltios a un tipo roca6.

— ¿Presidente Cosmos, tiene algo de tiempo ahora?

Bien. Si es así, empecemos a hablar de una vez.

—Bueno, pues, es acerca de lo del sábado.

En el momento en que dije eso, el cuerpo de la presidente Cosmos se endureció de repente.

Increíble, ¿no? Aunque pensé que, como es habitual, absolutamente no perdería su compostura, con unas pocas palabras mías… ¿ya está así?

Ciertamente es una doncella enamorada. Sin lugar a duda, yo también quería que me dirija esa mirada.

— ¿Q-Qué ocurre? ¿Está bien si lo hablamos aquí?

La Cosmos, preparada, abrió rápidamente su libreta. Está tremendamente motivada.

Es una buena motivación. En respuesta ello, te haré el favor y yo también te apoyaré con todas mis fuerzas.

Y, en el caso de que seas rechazada, conmigo… kukkukku…

Ups, no debo, no debo. Antes que nada, debo darle prioridad a la protección personal7.

—Bueeeno, ya que nadie está viniendo, está bien, ¿no crees?

— ¡Sí, ¿verdad?! De cualquier modo, los demás no vendrán hasta la hora de inicio, ¿no?

Efectivamente.

Quería ver a la Cosmos aunque sea por un segundo más, y ya que deseaba aumentar mi grado de buena impresión aunque sea un poco, vine más temprano que de costumbre, pero los demás miembros no se están esforzando a ese punto.

Aunque lleguen temprano, solo lo hacen unos cinco minutos antes de la hora de inicio. En pocas palabras, aún hay tiempo de sobra.

Bueno, los personajes Mob son tipos que leen el ambiente apropiadamente, como corresponde.

… Ya, aunque yo también terminé por establecerme en la misma posición, ¿no?

—Sin embargo, antes de eso, hay algo que tengo que enseñarte.

— ¿Um?

—En realidad, Himawari me pidió lo mismo que usted, presidente Cosmos.

— ¿Qué dices?

En el momento en que le dije eso, los ojos de la Cosmos se pusieron notablemente afilados.

¡Joder, qué miedo! ¡Pero en seeerio da miedo!

De alguna manera, un aura negra está desbordándose desde su espalda. Bien, a esto lo nombraré “Dark Cosmos”. 

Aunque casi doy un paso atrás sin pensarlo, no debo terminar asustándome aquí. Soy yo quien está en una posición más ventajosa.

La Cosmos, a diferencia de Himawari, sin mi fuerza, casi no puede progresar.

—El domingo salí con Himawari, y entonces me lo pidió.

—Esa jovencita… ¡Por supuesto que fue así, ¿eh?!

Wow, esta también está perfectamente consciente.

Las mujeres sí que dan miedo, ¿no? Y encima la llama “jovencita”, ¿eh?… Mi impresión va a cambiar.

—Porque el otro día, cuando fui de inspección, claramente me tenía hostilidad, ¿no? En especial su actitud cuando dije que iba a ver al club de béisbol. Abiertamente de mal humor, vino y te golpeó con una pelota, ¿verdad? Debido a que estaba así, actuando completamente poco seria, es que después de eso terminé recortándole el presupuesto.

—Y-Ya veo…

¿Qué ocurre con esta persona? ¿Era alguien tan aterradora? Diooos, no quisiera volverme su enemigo.

—Entonces es así… de todas formas, planeo cooperar con ambas.

— ¿Q-Qué hay con eso? ¡Sin dudas pensaba que tú estarías de mi lado!

No me subestimes. Solo porque hayas puesto esa expresión de estar en apuros, no creas que te trataré amablemente.

—Por supuesto que estoy de tu lado. Sin embargo, también estoy del lado de Himawari. Es por eso que apoyaré a ambas por igual. Incluso yo poseo una posición, siendo Himawari mi preciada amiga de la infancia. Sin importar quién logre salir con Sun-chan, no debe de haber resentimientos. Si no le gusta, yo no cooperaré.

— ¡Uh!

—Por supuesto, también tuve esta conversación con Himawari. Himawari aceptó, pero… ¿qué hará usted, presidente Cosmos?

—Si me dices eso…

A primera vista, parece que le estoy haciendo decidir a la Cosmos, pero esta no tiene opción.

Ya que si rechaza mi cooperación aquí, yo estaré completamente del lado de Himawari.

La Cosmos no haría tal locura, ¿verdad? Aunque particularmente, estaría bien aún si la rechaza, ¿no?

—Mm… Entiendo. Entonces, te lo ruego.

¿Ven? Terminó así.

—Bueno, entonces, de aquí en adelante, discutiremos acerca de la estrategia que seguiremos de aquí en adelante.

— ¡¿Me hiciste el favor de pensarla?!

—Por supuesto.

— ¡Gracias! ¡Eso me tranquiliza!

No me tomes de la mano por cada pequeña cosa. Te digo que no siento nada aún si me tomas de la mano.

¡Te mostraré pruebas, así que no me sueltes en los 30 minutos que quedan!

¡Más firme y seguro, tan fuerte como para que nunca me dejes ir!

—Fuu…Y entonces, ¿Qué debería hacer?

¡Esta tipa me dejó apartado deprisa! Maldita… Como pensé, soy un Mob después de todo, ¿eh?…

—Antes que nada, comencemos por cambiar la impresión que da usted, presidente Cosmos.

— ¿La impresión que doy?

—Sí. En este caso, lo más importante sería: “hacer que la otra persona te conozca a ti”. Esto es casi imposible para la presidente Cosmos. Debido a que está en el nivel en el que lo conoce ocasionalmente cuando pasa por el Consejo Estudiantil o por el club, ¿no es así? Hablando francamente, para Sun-chan, la presidente Cosmos no sería “Una mujer”, sino más bien: “La presidente”. ¿Entiende lo que le quiero decir?

—Sí. Es difícil el decirlo específicamente, pero el punto es que doy la impresión de una senpai seria, ¿no es así?

—Es justamente a lo que me refiero. Por eso, primero cambiaremos esa impresión. Haremos que reconozca a la presidente Cosmos como “Una chica”. Esto es de lo que se trata.

—A-Ah.  Eres increíble…

—Por lo tanto, después de clases, volvamos junto a Sun-chan. Para la presidente Cosmos puede que sea odioso, pero yo también estaré junto a usted. Hoy hay un lugar que quiero visitar, así que quiero que me acompañe, pues ya se lo dije a él.

— ¡¿M-Me hiciste el favor de hacerlo hasta ese punto?! ¡No, mejor dicho, el que me hagas el favor de estar ahí me salva! ¡Si de repente termino estando a solas con él, seguramente me pondría nerviosa y no podría hablar para nada! ¡Ahh! Comenzando desde ahora debo pensar en qué debería de hablar…

Ey. Mi charla aún no ha terminado. No comiences a escribir varias cosas en tu libreta de repente.

—Por si acaso, hay un punto al que prestarle atención, y es que aún si terminan las tareas del Consejo Estudiantil, no se aleje del aula por favor.

—Emm, primero sus pasatiempos… ¿…Mm? ¿Existe algún punto inconveniente si es que yo salgo?  

—Sí. El Consejo Estudiantil siempre termina alrededor de las 18 horas. Por otro lado, el club de béisbol finaliza su práctica a las 19 horas. Sin embargo, durante ese tiempo, las actividades del club de tenis también terminan.

Con solo decir eso, las cejas de la Cosmos se movieron con una sacudida. Tiene buen criterio.

—Así es. Si notara que la presidente Cosmos se quedó en la escuela, a pesar de haber terminado las tareas del Consejo Estudiantil, Himawari se daría cuenta enseguida, ¿no es así? Además, también está decidido que iré a decirle a Sun-chan que espere. Pues de lo contrario, Himawari generalmente regresa junto con los miembros de los clubes.

—Pero, ¿está eso bien? Si estabas diciendo que también estarías de su lado.

—Pues estoy con ambas hasta el final. Debido a que Himawari, a diferencia de la presidente Cosmos, siempre está conmigo en las clases diarias y demás, después de clases le cooperaré a usted. En otros momentos a excepción de ese, le cooperaré a Himawari. En lo que respecta al receso del mediodía, no ayudaré a ninguna. En caso de que quiera tomar alguna acción, consúlteme por adelantado, por favor. Cuando lo haga, le cooperaré.  En caso de que no haya nada, ya que también tengo cosas que quiero hacer por mi cuenta, no haré nada.

— ¡Entendido!

Bueno, aunque no tengo cosas que hacer o algo así.

Simplemente no me gustaba la idea de matar mi tiempo en las mañanas, mediodía o después de clases por los asuntos amorosos de otras personas.

Por lo menos, el receso del mediodía quiero pasarlo tranquilamente solo. Solo pido eso.

… Aun así, estoy cansado. Repetir dos veces lo mismo es fastidioso, ¿no? 

Por cierto, la Cosmos reaccionó demasiado igual a Himawari. ¿Será que los circuitos en su cerebro son inesperadamente parecidos?

Si es así, solo puedo ver ansiedad después de esto, y tengo miedo…

Parte 4

Bueno, en este momento, son las 19 horas. En el aula del Consejo Estudiantil no queda nadie además de la Cosmos y yo.

Hasta hace poco era una situación placentera, pero ahora es como si no hubiese sido así.

Más bien, frente a mis ojos, con una expresión alegre, la Cosmos estaba parada apasionadamente mientras escribía en su libreta.

— ¡Aah, qué nervios, ¿no?! ¡El poder regresar junto a Oogata-kun, mi corazón palpita rápido! Emm, primero es el saludo, ¿verdad? “Gracias por tu arduo trabajo”, “Buenas tardes”, “La luz de primavera se encuentra radiante este día, estaré encantada de escuchar más y más sobre vuestro buen estado de salud”… ¿Cuál estaría bien? 

—… Pues pienso que será mejor que se rinda con la última.

— ¿E-Es así? Si respetase la cortesía, pensé que al menos eso estaría bien…

La respetas demasiado. Me pregunto, ¿por qué un saludo de temporada8?

— ¿Mm?

En ese momento, mi Smartphone vibró. El que me contactó es, por supuesto, Sun-chan.

— ¿Ah, la practica terminó ahora? … Ajá… Ajá… Bien, entonces en la puerta.

Terminé la conversación sin divagaciones, me levanté enseguida y llamé a la Cosmos.

—Bueno, entonces, ¿nos vamos?

— ¡S-Sí! Entiendo. Emm, Jouro-kun, ¿será que yo tengo algo extraño en algún lugar o algo así?

La Cosmos se Arregló el cabello con ambas manos, y expresaba una sonrisa rígida. Podía entender muy bien lo nerviosa que estaba.

Maldita doncella enamorada.  Expresando una sonrisa completamente diferente de cuando salió conmigo…

—No, está hermosa como siempre.

— ¡Y-Ya veo! ¡Gracias!

A pesar que hice el esfuerzo de agregarle la palabra hermosa, fue atravesada sin importancia.

Si esto se tratara de Sun-chan, seguramente se pondría roja como un pulpo hervido, ¿no?

De todos modos, yo soy un personaje Mob. ¡Kke!

Parte 5

Una vez los dos fuimos hasta la puerta de la escuela, Sun-chan ya había venido.

Dándose cuenta que yo venía caminando, agitaba sus manos, sacudiéndolas con una sonrisa.

— ¡Buenas, Jouro! ¿Qué es eso de un asunto? 

—No es algo importante. Ah, antes de eso…

Debido a que doblé un poco mi cuerpo hacia un lado, saqué al frente de Sun-chan a la Cosmos acurrucada y temblando.

—La presidente Cosmos también irá con nosotros hoy.

Anda, saludá de una vez. Y cerrá la libreta.

— ¡La primavera se encuentra en pleno apogeo, estaré encantada de escuchar más y más sobre vuestro desarrollo!

¡Una vez más, ¿por qué que haces un saludo de temporada?! ¡Te dije que te rindieras, ¿o no?!

¡Está bien aun si no te inclinas tan profundamente, así que hazme el favor de hacerlo normalmente! 

— ¡Ah!

Un sonido seco resonó en la puerta de la escuela.

A causa de que la Cosmos se inclinó con fuerza, dejó caer su libreta al suelo.

Bueno, es porque estaba nerviosa e incluso le temblaban bastante las manos, ¿no? Tenía esa sensación.

De alguna forma, todo está mal en varios sentidos… pero mi trabajo es convertir esos aprietos en oportunidades.

—Perdón, Sun-chan. ¿Será que puedes recoger la libreta de la presidente Cosmos?

— ¡Algo como eso es una captura muy fácil9! ¡Yotto! ¡Presidente Akino, aquí tiene!

— ¡L-Lo siento! Gracias…

¡Expliquémoslo aquí también! ¡Mi declaración tiene dos intenciones!

La primera intención, “un desencadenante para Cosmos y Sun-chan”. 

La segunda intención, “no recogerla por mí mismo”.

Con esto creo un ambiente bueno y cálido entre Sun-chan y la Cosmos, además de que tomando la iniciativa y no moviéndome le hago pensar a Sun-chan que yo no albergo sentimientos especiales por la Cosmos… ¡Probablemente!

Es un follow10 perfecto, pero el que la Cosmos esté poniéndose roja y acurrucándose es un problema.

—Uhhh… Terminé causándole molestias a Ooga-kun….

Mientras abraza su libreta con ambos brazos, con una voz que solo yo puedo llegar a escuchar, la Cosmos soltó esas palabras.

Umm… Bueno, es como lo esperaba, pero actualmente Himawari está abrumadoramente en ventaja, ¿no?

Aun así, aunque tenga la impresión de que no sea fácil involucrarse con la presidente como una senpai, además de eso parece ser impaciente. Si el grado de impresión favorable hacia Himawari es de diez, para la Cosmos sería de alrededor de tres.

En serio… Al menos hazme el favor de pensar en cosas encantadoras y actuar, mejor que como eres siempre.

— Entonces, Sun-chan, ¿nos harías un favor y vendrías un rato con nosotros?

— ¡Claro! ¡Déjenmelo a mí!

Bueno, dependerá de ti cuántos puntos podrás ganar hoy tras esa actuación.

Da tu mejor esfuerzo, ¿sí? Porque de esa misma forma te voy a apoyar.

Parte 6

El lugar al que los llevé a los dos era un local de comida rápida.

Es una tienda de hamburguesas con una marca de “M” cerca de la estación, a unos pasos de la escuela. Una que comienza con katakana desde la MA11.

Siendo un poco considerado, recibí las ordenes de los dos, mientras que ellos tienen la tarea de asegurar los asientos.

Sí. La realización de su tiempo a solas. Puedes hacerlo bien. Así yo me regreso.

—Dos colas y un té helado. En tamaño M por favor.

— ¡Entendido! ¡Dos colas y un té helado, tamaño M ¿verdad?!

Recibiendo la sonrisa de ventas del empleado y las bebidas en una bandeja, me dirigí a donde los dos.

Al mismo tiempo, mientras reducía el paso a propósito e intentaba echar un vistazo…

¡Uwa! ¡No están diciéndose ni una palabra!

Como si Sun-chan se hubiera puesto nervioso de estar a solas con la Cosmos, está viendo a otro lado, mientras que la Cosmos, con la cara completamente roja, está escribiendo algo en su libreta, como ella misma.

… Esto no es bueno.

—Perdonen por la espera. 

Al mismo tiempo que les hablé, ambos me vienen a mirar con ojos brillantes.

¿Qué? ¿Yo soy un mensajero divino? No, soy humano.

Me atreví a sentarme al lado de Sun-chan para que relación entre la Cosmos y yo no se malentienda de manera rara.

Considerado de mi parte, ¿no? Esto es lo que se llama un personaje Mob. Decírmelo a mí mismo hizo que me sintiera algo triste. 

—Con respecto al asunto ¿sí?, en realidad se trata de la presidente Cosmos.

— ¿Eh?

— ¿Eh?

Esos dos dejaron escapar una voz tonta a la vez. Desde hace un rato que ustedes trabajan juntos sin problemas, ¿no?

Si salen juntos, puede que les vaya inesperadamente bien. Bien, salgan juntos. Yo me encargo de hacer feliz a Himawari.

—Sabes, Sun-chan. La presidente Cosmos, ¿no tiene la imagen de ser una persona dura?

—A-Ahhh… Ummm… —Sun-chan está pensando con los brazos cruzados.

Seguramente estará pensando eso, pero está dudando si estará bien decirle eso a la persona en cuestión. 

Oh, Cosmos. Es inútil tomar tanto el aliento y mirar a Sun-chan. Acepta los hechos.

—Si es difícil que lo digas, está bien si no te obligas a decirlo.

— ¡No, eso hace inservible al hombre! ¡Lo diré! Veamos, ¡la presidente Akino da esa clase de imagen!  

La Cosmos, como le dijeron eso directamente, hizo un gesto de como si le hubieran cortado directamente el corazón.

Ese gesto era bastante divertido de este lado, pero para la persona involucrada sería un gran daño, ¿no es así?

De esa forma, con gran energía empezó a anotar algo en su libreta. 

Sí. Esta chica… es una chica bastante penosa. Es de la clase de chica que es débil en los momentos cruciales.

—Sí, ¿verdad? Y no es solo Sun-chan, los otros estudiantes… especialmente los Kouhai de la presidente Cosmos, primer y segundo año, en especial piensan eso. 

—Bueno, también entre los senpai.

—Y entonces, ¿sabes? Ya que quiere barrer esa imagen de alguna forma, quiere pedir prestada tu ayuda.

— ¿Eh? ¿Y de alguna manera está relacionado conmigo?

Eso es porque le gustas, ¿sabes?

Sin decir eso…

—Vamos, Sun-chan se lleva bien con cualquiera, ¿no? Además, justo también con sus kouhai, ¿verdad? Es por eso que si ven que la presidente Cosmos y Sun-chan se llevan bien, me preguntaba si esa impresión desaparecería también en todos. Además, la presidente Cosmos en realidad tiene un lado estricto, ¿sabes? Quiere arreglar eso pasando tiempo junto a Sun-chan.

— ¿Es así? Aunque parece que hay mejores tipos que yo, ¿no crees?

—Eso no es cierto. Ya que Sun-chan es bueno haciendo reír a la gente ¿no? Creo que seguramente también harás reír y divertirse a la presidente Cosmos. Por eso creo que Sun-chan es el más apropiado para esto.

—Oh, el ser elogiado por Jouro con una mirada seria hace que me avergüence.

Estoy desesperado porque sé que, no importa qué tanto te elogie, nada va progresar.

Es inútil. Tranquilízate. No te dejes atrapar por las emociones negativas.

Soy un personaje Mob… Soy un personaje Mob… Okay. Limpieza mental completada.

—Por eso, ¿sabes? Si a Sun-chan no le disgusta, quiero que estés con la presidenta Cosmos, aunque sea después del club, ¿será que no puedes?

¡¿Qué tal este killer pass12?!Maravilloso, ¿no creen?

Estoy mandando tan maravilloso pase… ¡Solo te queda decidirlo, Cosmos13

—Para mí esta bien, pero ¿sabes? ¿A la presidente Akino no le disgusta? El estar junto a un tipo que apesta a sudor como yo.

— ¡E-Eso nyo es así!

Ohh. Esta chica, terminó convirtiéndose de chica a una gata.

Y encima parece que la persona en cuestión no se ha dado cuenta y terminó por seguir hablando tal como estaba.

—Y-Yo quieyo hacyer algo con mii pro,pia, iiiiimm-magen. ¡Yia qiue en verdad quieyo llievarme mejyor con miás es,tudian,tes, y quieyo lliievarme mejyor tiambien con Ooga, kun!

— ¡Ah…Ossu! Entendido. Presidente Akino.

La posición de las comas es EXTRAÑA. La posición de las comas.  Hay un límite hasta en los lenguajes rotos.

De paso, hasta en una parte se estaba convirtiendo en cabra.

Sin embargo, lo del final estuvo bien. Diciendo su nombre, mientras enrojecía su cara y viendo fuertemente a los ojos de la otra persona.

Es perfecto, ¿no? ¿Por qué será que no hiciste lo mismo conmigo?

¡Because she doesn´t love me! ¡Oh my goddness!  

—Jajaja. Sun-chan, presidente Cosmos, ¿saben? Ya que a partir de ahora van a llevarse mejor, es mejor si dejan esa forma de llamarse tan formal. Para Sun-chan será Cosmos. ¿Qué tal si la presidente Cosmos te llama como Sun-chan?

¿Acaso no soy un genio? ¿Saben?, ya soy un Dios, ¿no? No, soy humano.

— ¡Oh! ¡Sí, ¿verdad?! ¡Bien, entonces, te pido que cuides de mí, Cosmos-san!

—Sí. Hazlo por favor… Sun-chan.

Al fin se calmó ¿eh?, la Cosmos mostró una suave sonrisa.

Sí, buena sonrisa. Por fin me hiciste un favor y te volviste normal, ¿no?

—E-Es algo… vergonzoso, ¿verdad? …

Viendo a Cosmos, Sun-chan tímidamente se rascó la cabeza con su mano derecha.

Hmph. Hice que esté consciente de la misma forma tanto de la Cosmos como de Himawari como mujeres, ¿no? Bueno, era obvio, ¿eh?

Ya que la Cosmos es una belleza.

Después de esto, los tres discutimos sobre qué hacer a partir de ahora y otras cosas, pero esa es una historia aparte.

De esta manera, el First Contact14 entre los dos fue un éxito y el primer día de mi oleada de furia llegó a su fin.

Ahh, cuando pienso en que esto continuará todos los días, es sinceramente agotador…
[

Parte 7

… Al día siguiente.

Ah. Qué cansancio Al fin es el receso de mediodía

¿Cuánto habrá pasado desde la última vez que esperé con tantas ganas el receso de mediodía?

Puede que desde que tenían mi menú favorito en el almuerzo escolar, cuando era estudiante de primaria.

Ayer por la noche, tuve que lidiar con un muy cortés agradecimiento de la Cosmos, y hoy en la mañana hablé con Himawari sobre las contramedidas de ahora en adelante.

Por ahora, ustedes dos, ambas, su comprensión está OK, ¿no es así? …La comprensión, ¿sí?

Himawari… Lo que has hecho en la mañana, lo dejaré de momento.

Ya que en el receso de medio día, me gustaría librarme de los problemas que me das.

Por cierto, a las dos les enseñé sus sentimientos mutuamente, pero no hasta el punto de enseñarles qué estoy haciendo.

Porque eso es ser un doble espía, ¿no es así? No voy a llegar hasta eso, ¿saben?

Bueno, de cualquier modo, es el receso de mediodía.

Si no me voy rápidamente a algún lugar, Sun-chan vendrá.

El que venga Sun-chan significa que Himawari también lo hará.

El que venga Himawari significa que la Cosmos se enojará.

Con el fin de no provocar esta cadena negativa, debo retirarme del aula.

Sin embrago, ¿a dónde vamos?  

¿Qué tal la cafetería? Es inútil. Allí es demasiado ruidoso.

Es duro estar solo. Hasta el punto en que las voces a tu alrededor hacen que te dé un estruendoso dolor de cabeza, ¿sabes? Por lo tanto, rechazado.

¿Qué tal la azotea? Es inútil. Allí es la tierra sagrada de las parejas.

Incluso ahora, muchas las parejas deben estar disfrutando su almuerzo entre risitas y chillidos.

Si llego a presenciar ese espectáculo, no tengo confianza en poder contenerme a mí mismo.

Tengo confianza en que, después de que las emociones negativas se salgan de control, arme un alboroto con un *Ahhhnn*, gritando a mi alrededor como un arma de combate definitiva humanoide multipropósito color morado15.

Por lo tanto, rechazado.

Entonces lo que nos queda… Bueno, lo hay ¿sabes? Hay uno solo. Tengo idea de uno…

En serio, tampoco quiero ir ahí, pero comparado con los otros dos, es considerablemente mejor, y más que nada, es tranquilo.

Excepto por la desventaja de que hay un demonio…

Sin embargo, al no contar con otras ideas, me dirigí hacia allí, caminando pesadamente.

Mientras le rezaba al cielo: “¡Que esa tipa no esté ahí!” con todas mis fuerzas. 

Parte 8

—Ara, qué inusual, ¿verdad?

Una vez que abrí la puerta, su voz vino volando desde detrás.

Después de verme aliviado al ver que no estaba en la recepción, ella ordenaba los libros con disgusto.

Es el rey demonio de trenzas, Panjii. Tal parece que mis oraciones no tuvieron efecto por completo.

— ¿Qué pasó con tu receso de mediodía?

No quiero verme envuelto y que me haga hacer cosas innecesarias otra vez. Escapemos al espacio de lectura de una vez.

¿…Mmm? ¿Qué es aquello? Hay una caja de cartón muy grande con la marca de una selva16.

… Además, está abierta, y su interior vacío.

… Bueno, está bien. Sinceramente, me da igual.

Me di vuelta ignorando a Panjii, que venía a hablarme, y caminé pesadamente con el espacio de lectura como objetivo.

Desde detrás de mí, con ritmo constante, Panjii me seguía, pero además, intencionalmente no entró en contacto conmigo.

A la vez que llegué a mi objetivo, apoyé mi cuerpo en el escritorio, cansado.

—En verdad, ¿qué pasó, Jouro-kun? Tú usualmente tienes una cara de cáscara de mandarina dañada, aun así, el tú de hoy se convirtió en una cara de cáscara de mandarina podrida. 

Se dio cuenta que mi apariencia es extraña, ¿eh? A la vez que me insulta, Panjii observa mi cara.

—Perdón, ¿podrías dejarme solo por un rato?

No vengas y te involucres en cada pequeña cosa. El tiempo para conversar contigo es algo que no tengo.

—Ara, ¿me pregunto si te refieres a tratarte como algo que no existiera?

—Incluso con eso estoy bien.

—Entendido.

Con solo escuchar eso, Panjii suavemente se fue y dejo el lugar.

No está mal que hoy esté comprensiva, ¿eh? Entonces, solo un poco, ¿puedo tomar una siesta?

Si es que tú…*PON* me haces el favor…*PON* de guardar silencio…*¡ZUN!*.

—Esp—, ¡pesado!  ¡¿Qué me estás haciendo?!

¡Esta tipa, así que volvió durante este tiempo! ¡Si no había sentido presencia alguna17

Aún más, la identidad de los *punpunzun* era el sonido de poner libros.

Esta tipa, Panjii, ponía con disgusto libros uno sobre otro encima de mí, que estaba tratando de tomar una siesta.

—Estaba clasificando libros en el escritorio. Es difícil porque hay muchos libros, ¿no? Esto se explica por sí mismo.

En este corto tiempo, ¿de qué forma esta tipa habrá traído tanta cantidad de libros?

—Ya… No hagas cosas tan extrañas ¿sí? …  Esp—, ¡pesado!  ¡Te digo que es pesado!

Cuando estaba sentado una vez más en la silla, tratando de tomar una siesta, una vez más vino hacia mí trayendo una prensa de libros. No hay piedad.

—Qué curioso, ¿no? Aunque se supone que no hay nadie aquí, solo puede escucharse una voz. ¿Me pregunto si será una alucinación auditiva?

—Um… Disculpa. ¿Podría ser que me dejes solo mientras piensas que existo?

—No quiero. 

— ¿Por qué será que no me dejas tanto?

—Dijiste que estaba bien que te tratase como algo que no existe, ¿verdad? Usted, señor, es estúpido, ¿no?

¡Panjiiiiii!

—Umm~, Sanshokuin-san.

—Con Sumireko está bien

No vengas y mires fijamente en esta dirección mientras te acomodas tus gafas.

Intenta recordar qué es lo que dijiste antes, cuando accediste a mi petición.

—No, Sanshokuin-san.

—… Eres malo, ¿verdad? 

—Um, ¿sabes? Ahora mismo estoy increíblemente cansado, ¿sí? Por eso quiero que me dejes estar a gusto solo…

—En la mañana tu amiga de la infancia, y después de clases estás ayudando con el amor de la presidente del Consejo Estudiantil, ¿verdad? Ciertamente pienso que es cansador.

—… ¿Eh?

Esta tipa, ¿qué es lo que acaba de decir?

—Lo entiendo. No puedo hacer más que enseñarle tu secreto a Ooga-kun, pero me esforzaré.

Diciendo eso, Panjii se levantó y, dándose la vuelta, me dio la espalda y comenzó a caminar.

— ¡¡Espera un segundo!!

Gritando con fuerzas, perseguí la espalda de Panjii, en pánico, y sostuve su hombro firmemente, con todas mis fuerzas.

Pensé que era un verdadero alivio que no hubiera nadie en esta biblioteca. Hasta ese punto fue una gran voz.

Cuando Panjii volteó en esta dirección, me estaba mirando fijamente con la forma inexpresiva de siempre.

— ¿Por qué es que sabes eso?

— ¿Qué cosa?

—Por eso, um… lo que dijiste hace un rato…

—Detesto a las personas que no son claras.

Una expresión ligeramente relajada… Soy yo quien quiere enojarse más.

—Particularmente, no tengo problema en absoluto aun si soy odiado por ti.

—Eres terrible. Ya no podré casarme.

— ¡¿Tanto así?!  

—Me pregunto de qué se trata entonces…

Una vez más, se acomodó las gafas. Mi miedo se elevó fuerte y repentinamente.

—No, me preguntaba por qué es que tú sabes sobre lo antes dicho de Himawari y la presidente Cosmos…

—Ahh. Eso, ¿verdad? Pues, ciertamente, fuiste consultado por Akino-senpai el sábado y por Hinata-san el domingo, ¿no es así?

— ¡¿Hasta ese punto sabes los detalles?!

—Es una historia simple.

—S-Sí…

Sintiendo miedo hacia la voz indiferente de Panjii, en seguida desvié la mirada.

En eso, pude confirmar que Panjii, reflejada en la ventana, bajó su mirada y apretó fuertemente el dobladillo de su falda. Esta tipa… ¿está poniéndose nerviosa?

—Es que yo… te estoy stalkeando.

… ¿Perdón?

En el momento en que oí eso, dentro de mi cabeza el: “Es que yo… te estoy stalkeando” se convirtió en eco y resonó.

Esa ciertamente es una frase que dirías mientras estás nervioso, pero… ¡No se trata de eso, ¿no?!

¿Por qué es que Panjii me está stalkeando? Aunque no entiendo el sentido…      

No, sin embargo, yo solo entiendo que es algo peligroso. Este es un pantano. Y encima de eso, un pantano sin fondo.

Una vez entras, sin poder salir, todo tu cuerpo se entierra por completo, y mueres asfixiado, es un pantano peligroso.

Bien. Huyamos. Huyamos lo más antes posible. Escuchar más allá de esto es peligroso.

— ¡Y-Ya veo! ¡Así que Sanshokuin-san me estaba stalkeando, ¿eh?! ¡Bien, entonces, no puede evitarse, ¿no?! ¡Bueno, ya que eso es todo…!

Levanté las manos y giré mi cuerpo, dando la vuelta. Inmediatamente, la carrera dio comienzo.

Está bien que huyas. Está bien que huyas. Está bien que huyas.

—Si huyes, me pregunto si debería terminar por decirlo todo.

No debes huir. No debes huir. No debes huir.

Echando un vistazo a lo que estaba detrás de mí, pude notar a una apóstol haciéndome señas, inexpresivamente.

Que alguien… me tenga devoción a mí18.

—Perrito, ven hacia aquí.

Entendí muy bien los sentimientos de los criminales condenados a muerte siendo llevamos a la horca.

La desesperación que no se puede resistir, qué tan dura será….

Dejando caer mis hombros dócilmente, regresé hacia el sitio donde estaba Panjii.

¿Por qué esta tipa, solo a mi… siempre… siempre…?

—Jouro-kun.

Cuando el shinigami19 me llamó por mi nombre, tranquilamente tomó distancia y se sentó en cierta cosa.  

—… ¿Eh?

Al instante en que llegué a ver eso, me congelé.

Esta es la biblioteca. No es un lugar al aire libre donde todos pueden leer y pedir prestados libros. No es nada más ni nada menos que eso.

¿En un lugar así, por qué… hay una banca20?

—Estaba a la venta en una tienda en internet. En la review estaba escrito que la sensación al sentarse era buena, y tenía una reputación favorable muy grande. También porque estaba a 6480 yenes.

Esas cosas… no es como si te las hubiera preguntado.

—Emm… En primer lugar, ¿me pregunto si podrías sentarte a mí lado?

Mejor dicho, esta situación… ¡N-No me digas que…!

Esto es malo. Entonces, definitivamente no puedo permitirme escuchar lo que ella me di—

—Si no te sientas, puede que termine diciendo varias cosas…

—Sí. Entendido.

Es inútil discutir, se refiere exactamente a eso. Siguiendo las indicaciones de Panjii, me senté, con un sentimiento repleto de tragedia.

Cuando mínimamente intenté sentarme al lado izquierdo de Panjii, por resistirme, me hizo sentar a su lado derecho, sin piedad21.  

Sin embargo, aunque seguí sus indicaciones, las palabras de Panjii no continuaban.

¡No tengo dudaaaas! ¡Se trata de ESOOO! ¡Regresé al cicloooo!

Panjii, dejando nadar su mirada sospechosamente y disfrutando ligeramente, está tocando su pelo, dándole vueltas.    

Incluso llega a ser tremendamente… NO linda.

— ¡Verás…! ¡Fuu…!

No sueltes un dulce suspiro. Es repugnante.

—En realidad… verás, yo… tengo alguien que me gusta.

Sí, sí.  Entiendo, entiendo. Es Sun-chan ¿no? Sun-chan.

Lo sabía. Acosándome sabes mucho sobre mí, pero es Sun-chan, ¿no es así? Lo entiendo, así que quédate tranquila, cerraré la boca.

—Cuando pienso en esa persona, me empieza a doler el pecho, y solo con verlo todos los días soy realmente feliz. Por eso, aunque pienso que es egoísta, me he estado obligando a crear excusas e ir a verlo, pero…

Hee. Ya veo. Jouro está sorprendido.

Ahora que lo dices, desde hace mucho tiempo, de vez en cuando venías a echar un vistazo a mi aula, ¿no? Estabas viendo a Sun-chan en secreto, ¿no? Cuando salía al pasillo y absolutamente venías a hablarme era porque te gusta Sun-chan, ¿no?

Venga, mira esta chica… sí que es audaz. En verdad, sí que es audaz, esta chica. 

—Yo… ¿sabes?…

Y entonces, el rostro de la presidente Cosmos comenzó a acercarse. Lentamente y, a pesar de eso, con confianza.

Ciertamente, es la mirada de una doncella enamorada. Qué cara tan terrible, ¿no es verdad? Da más miedo que Fudō Myō-ō22.

Y, cuando estuvimos a una distancia en la que podíamos sentir la respiración del otro Panjii cerró abruptamente sus párpados.

¡Sun-chan! ¡Come hereeee!

—Jouro-kun me gusta.

… ¡Por favor, ve con Sun-chan en esa parte! ¿Por qué es que solo traicionas esa parte? ¿Por qué? ¿Por qué incluso terminas provocando espléndidamente un evento de rutina como este? ¡Himawari fue diferente, ¿o no?! ¡Tenía la sensación que no era Sun-chan y era Sun-chan, ¿o no?!

— ¡Comenzó el—

— ¡Okay! ¡Está bien aun si no me dices todoo!

No quería escuchar más de esto, así que de todos modos detuve las palabras de Panjii con un grito.

¡Te digo que ya está bien! ¡Te digo que estoy lleno! ¡En verdad, dame un respiro por favor!

—Esa manera de hablar… me disgusta.

¿Jaa? ¿Qué está diciendo esta tipa?

—El verdadero tú es el que me gusta.

Sacudiendo sus trenzas, echando un vistazo, Panjii asomaba una sonrisa.

¿Mi verdadero yo? ¿Si habla de mi verdadero yo, se refiere a eso?

No mi personaje Boku Boku, sino la impresión de cabrón de mierda que estoy sacando ahora, este yo, ¿eh?

—Así es.

Hey, oye. No leas mi mente con naturalidad.

—O-Oye, ¿sabes? Sanshokuin-san.

—Si vas a hablarme de esa forma, ¿me pregunto si debería terminar diciéndolo todo?

— ¡Ugh!

Panjii, con ojos de apariencia traviesa, hizo el gesto de levantar ligeramente el borde de su labio.

Muy lamentable, ¿no? Aunque, si fuese una belleza, sería adorable.23 No, en verdad no es como si se hubiese dado—

—De lo que quiero hablar, es de Hyde.

Diciendo eso, el libro que vino a mostrarme era “El Dr. Jekyll y el Sr. Hyde24”.

Esta tipa… En serio, dándose cuenta…

O, mejor dicho, entonces lo de que yo te gusto, pues lo siento mucho, pero creo que estoy loco.

Esto es malo… Estoy completamente en jaque.

Conociendo tanto de mi situación actual como de mi verdadero ser, no importa lo que me exija, no puedo oponerme.

No, si es algo que involucra mi vida, como es de esperarse, me opondré.

Bien. Ya está bien. Afiancé mi determinación.

—… ¿Cuál es tu objetivo?

Cambiando mi forma de hablar a la plana, repentinamente, con una sensación de triunfo desbordante, Panjii mostró una sonrisa llena de brillo.

— ¡Asquero—! ¡Auch!

A la vez que lo dije, mi pie fue pisoteado a una increíble velocidad.

— ¿Qué piensas de ser demasiado honesto?

¿Qué piensas de ejercer la violencia?

—Mi objetivo, ¿verdad?

—Au, au… Así es. Para tu información, no tengo ninguna intención de salir contigo.

—También yo.

— ¿Jaa? ¿Qué acaso no te gustaba?

—Así es —afirmó Panjii con un tono muy claro.

—Entonces, salir conmigo, besarme, también otras… ya sabes… ¿no quieres hacer varias cosas?

—Evaluaré el punto de que no dijiste: “sexo”.

—Oye, ¿conoces la palabra, oblaat25? Aunque yo difícilmente pronuncie oblatt, no tiene sentido si tu pronuncias obla.

—No se trata de eso. Solo quería que lo sepas, eso es todo.

— ¿Y qué voy a hacer sabiéndolo?

—… ¡Ah!

— ¡No lo pensaste!

Así que mi observación dio en el clavo, ¿eh? Panjii me dio la espalda abruptamente.

¡¿Pero qué hay con esta tipa desde hace rato?! ¡¿Acaso era una tipa que no pensaba para nada las cosas?!

—Pensé en las cosas posteriores.

— ¡Que rápida, ¿no?!

Panjii dirigió su dedo índice erguido hacia el techo. Pude ver como si sus mejillas se estuvieran tiñendo ligeramente de rojo.

—Se trata de algo muy encantador.

— ¿Está bien si digo que no quiero, si no me gusta?

—No tengo problema.

—Hee…

—Jouro-kun en la mañana está junto a Hinata-san, y después de clases estás junto a Akino-senpai, ¿verdad? … En ese caso, ven aquí en el receso de mediodía y conversemos juntos.

Panjii inclinó muy ligeramente su cuerpo y dirigió su mano hacia el espacio de lectura.

—No quiero.

—No puedes negarte.

—Dijiste que estaba bien si te decía que no quiero, ¿no?

—No dije ni una solo palabra sobre darte permiso.

— ¡T-Tú…!

—Pienso que tiene muchas ventajas para ti. En este lugar puedes quedarte tranquilo, no vas a ser escuchado por nadie. Con solo eso, ¿no es muy encantador?

Ciertamente, en lo que respecta a esto, es tal y como dice Panjii. Durante el receso de mediodía, francamente casi no viene gente a la Biblioteca. Y pues una cosa más es que hay una ventaja secreta. 

—Además es útil para esconderse ¿no es verdad?

Efectivamente. En esta biblioteca hay muchos lugares donde poder esconderse. Como debajo de los largos escritorios, hasta entre las estanterías, aun si es que viene un personaje problemático para mí, puedo esconderme inmediatamente y dejarlo atrás.

—Eso… es así… pero, por los instantes que estoy contigo, los puntos negativos se vuelven más grandes, ¿no?

—Jouro-kun no me quiere, ¿verdad?

—Sí. E incluso bastante.

—Las personas que no mienten me gustan.

—Yo también concuerdo con eso.

—Es un sentimiento mutuo, ¿verdad? 

— ¡Estás siendo demasiado positiva!

— ¿Me equivoco? —Panjii, perpleja, inclinó su cuello, lo que hizo que mi irritación creciera violentamente.

— ¡Estás totalmente equivocada! ¡Para tu información, querer besarte o esa clase de emociones, no tengo ni una pizca de ellas, ¿sabes?!

—Yo también… Es un sentimiento mutuo, ¿verdad?

— ¡No regreses la conversación!

—En cualquier momento, el receso de mediodía va a terminar. Hasta mañana.

— ¡O-Oye!

Panjii se levantó de la banca, y cargó sus cosas.

Y con ritmo constante, mientras se dirigía a la salida de la biblioteca, repentinamente se detuvo a medio camino.

—… Aun con esto, pues estaba muy avergonzada.

Diciendo eso al final, Panjii apresuradamente terminó dejando la biblioteca.

Haa… ¿Por qué resultó así? ¿Por qué… más que nadie, tenías que ser tú?

Con Cosmos no sirvió. Con Himawari tampoco.

Llegué a hacer varios esfuerzos a mi manera. Llegué a esforzarme para ser querido por todos.

Y aun así…

¿Acaso la que me quiere eres solamente tú…?26   


  1. Producto de lo ocurrido en el capítulo anterior, Jouro cambia su forma de hablar, empezando a refiere a sí mismo con ORE (俺/Yo, dicho de forma más casual) y no con BOKU (僕/Yo, dicho de forma un poco más recatada y educada).
  2. Se refiere a que actúa con recato, mesura o cautela, aparenta ser todo un caballero.
  3. Héroe de la mitología y literatura germánica, el cual comparte un paralelismo con el héroe Aquiles, ya que, luego de enfrentarse a un dragón y bañarse en su sangre, Sigurd obtuvo invulnerabilidad en todo su cuerpo, a excepción de una pequeña zona de su espalda, donde podía ser dañado.
  4. Las rémoras, en lugar de buscar su propio alimento, prefieren adherirse a estos animales grandes, y alimentarse de los restos de comida que a ellos se le escapan de la boca. Esto quiere decir que Jouro seguirá a su amigo Sun-chan, quedándose con la chica que a este se le escape.
  5. Seguimiento perfecto.
  6. Referencia a Pokemon.
  7. Se refiere a mantener la imagen de “caballero” que tiene en la escuela.
  8. Forma convencional de comenzar una carta.
  9. Referencia al béisbol, deporte que practica. Se refiere a que es algo muy sencillo de hacer.
  10. Seguimiento.
  11. Recordemos que, en el idioma japonés, se utiliza el katakana para escribir palabras extranjeras, como McDonald’s.
  12. Pase en profundidad, pasar el balón a través de los defensores.
  13. Es una metáfora conectada con lo anterior… Luego de tan maravillosa jugada y asistencia por parte de Jouro, a Cosmos solo le queda el marcar el tanto.
  14. Primer contacto.
  15. Referencia a Evangelion https://www.youtube.com/watch?v=A89blUjT7z8 (min 1:06).
  16. En el idioma original utiliza una palabra que puede utilizarse tanto como para “selva” (Amazonas), como para “Amazon” (Amazon.com). El autor debe de haberlo censurado, pero para que sepáis que es una caja con la marca de Amazon, y no de una selva en sí.
  17. Referencia a los shounen, como Dragon Ball, donde pueden sentir la presencia de los que los rodean.
  18. Es un chiste que se arrastra desde el párrafo anterior, ya que cree que morirá una vez se acerque a Panjii, y ruega que alguien le tenga devoción una vez esté muerto. Algo así como convertirse en un mártir.
  19. Shinigami (死神 Dios de la muerte) son los dioses que invitan a los seres humanos hacia la muerte, o inducen sentimientos de querer morir en los seres humanos.
  20. Para quienes no puedan captar el chiste, Jouro tiene un trauma con las bancas debido a las dos confesiones anteriores, las cuales ocurrieron, precisamente, en bancas.
  21. Nuevamente, trauma de las confesiones anteriores.
  22. Fudō Myō-ō (不動明王 «El inamovible») es una de las fieras deidades guardianas del culto budista Vajrayāna -o budismo esotérico- particularmente reverenciada por los practicantes del budismo en Japón. Es una deidad protectora en el budismo shingon, por la cual es venerada en China, Tibet y Nepal. Se le representa rodeado de llamas porque lucha contra el mal en el mismo infierno.
  23. Juego de palabras entre “Ito oshii いと惜しい”  (muy lamentable) e “Itooshii 愛おしい” (adorable).
  24. El libro es conocido por ser una representación vívida de un trastorno psiquiátrico que hace que una misma persona tenga dos o más identidades o personalidades con características opuestas entre sí. En psiquiatría, esto hace referencia al trastorno disociativo de la identidad (anteriormente conocido como trastorno de personalidad múltiple). NC: Mientras que no termine por convertirse en Split (Fragmentado), todo estará bien…
  25. Oblaat: expresión que denota una indirecta.
  26. Título de la novela.