—Itadakimasu. x4

Haruki y las hermanas Kozakura, ya acostumbrados perfectamente a dar las gracias antes de comer, juntos hacen el coro.

—Haruki san, come cuanto gustes porque he preparado mucho arroz.

—Aah, gracias.

Una sonriente Iori me alcanza la taza con té, la recibo.

—Oh, ¿hoy hay shirasudon? Hakua chan, ¿a ti te gusta este tipo de comida, no? Yosh, te daré la mitad. Para que estés llena de calcio, así también crecerás mucho〜

—El comentario sobre mi altura está demás pero……..gracias, Harunii.

La mitad de su expresión era con ira y la otra era una  cálida sonrisa, Hakua coge la mitad de la comida del plato de Haruki. Comparada a su expresión de marco cuando nos conocimos, es un gran avance.

—Eh… Hakua, no puede ser todo para ti. Yo no tengo casi nada.

Hace una mueca con sus labios y Roka le alcanza su plato a Haruki diciéndole”please, please”. 

Ya han pasado algunos días desde el accidente del baño, era de esperarse que el ambiente incómodo con Roka se había despejado, el comportamiento de ella volvió a la normalidad.

—Normal, si quieres te doy pero……….Roka chan, ¿no estabas haciendo dieta?

—…….Haruki kun, ¿posees un poder para saber cuánto pesa con exactitud una chica? Eso es ser grosería..

—Nah, cualquiera se hubiera dado cuenta porque la última vez comiste muy poco.

—ahhh, por eso. No es porque esté gorda ni nada, es para diferenciarme de onee con claridad. Yo soy la delgada, si me pongo a copiar el carácter de otra, será terrible. Todo es para seguir siendo yo misma.

Haruki pregunto como si nada pero Roka se expresó dando detalles a cada acción.

—¿Roka? ¿Con eso no estás diciendo que yo hago de la gorda ?

Gogogo………desde la sonrisa de Iori se transmitía un aura de intimidación.

—solo es que. Jaja.

—¿al menos podrías negarlo?

Roka pone una sonrisa amorosa y Iori le responde protestando.

(Nunca imagine que todos los días tendría unos desayunos tan picantes)

Haruki al ver esta escena sacar chispas, piensa.

—……Harunii, ¿sucede algo? ¿Sus ojos están en la luna?

—No, nada. Solo pensaba que nunca imaginé que todos los días tendrías unos desayunos picantes.

Particularmente no tenía nada que esconder, así que dije lo que pensaba sin cambios.

—Por cierto, Haruki san, ¿cómo eran antes sus desayunos?

Iori volvió a su modo corriente y sin ningún tono, me miró.

—¿Hmm? Maso menos comía postres mientras usaba el celular. A veces si comía vegetales como brócolis, a veces gelatina. Compraba paquetes por internet, comía mientras también revisaba el buzón de correo del trabajo. Cosas ligeras.

—¿no te hostigaban de solo comer eso?

Roka acerca sus cejas.

—Hay muchos sabores y tipos así que comía balanceado.

—Harunii, a eso no se le puede llamar comer balanceado……..

Haruki con confianza da su respuesta pero Hakua le responde lo contrario.

—…..Haruki san.

Por alguna razón nuevamente la expresión de Iori cambia. La voz también se hace ligeramente más débil, se siente como que emana presión.

—¿ahora, cómo hace en la tarde, con los almuerzos? Me pongo a recordar e incluso en la hora de descanso, usted seguía trabajando……

—En la tarde también, maso menos como mientras uso el celular. Así puedo avanzar el trabajo mientras almuerzo.

—¿cómo hace con la cena en los días que dice “hoy no me prepares la cena”?

—Si tengo tiempo un ramen instantáneo, y si no hay me pido algo por medio del celular. De verdad que hay muchos momentos en los que no como por la falta de tiempo……estar ocupado, es difícil….. cuando piensas en el trabajo aunque tengas hambre……a veces, sientes como si comer en sí es una pérdida de tiempo, te da flojera y no comes.

—Ya…….veo……

Respondo como si no fuera nada y Iori en silencio agacha la cabeza. No puedo ver su expresión, da un poco de miedo.

—…….¡tienes un taper! ¿Para un obentou, tienes uno?

Era lo pensaba hasta que Iori de repente levanta la cara y me pregunta levantando la voz.

—Hay uno que usaba cuando era estudiante, creo que todavía sigue en el armario………

—¡Ahora mismo hay que sacarlo! ¡Solo por hoy usare los restos que quedaron en la refrigeradora pero a partir de mañana le haré algo mucho más elaborado!

—No, sería malo de mi parte pedirte también eso……

—No, ¡Justo quería empezar a practicar para el regreso de clases, así que es perfecto! ¡No hay diferencia en preparar para uno que para dos!

Iori se ve muy motivada parece verdad de que ya tenía decidido empezar a preparar.

—¡Este es el peor error despistado de Kozakura Iori, como no pude darme cuenta de la vida alimenticia que estaba tomando Haruki san. Apresar de que trabajamos juntos……….!

—Estas exagerando…….

—¡No es una exageración! 

“BAM”, Iori golpea la Mesa y Haruki se exclama.

—¡La salud se basa en la comida! ¡No menosprecie la vida alimenticia, si sigue con este tipo de comidas no faltará mucho como para que se desmaye o peor! 

Lo normal es esta chica sea tímida, así que para Haruki que ella esté resaltando su punto con un tono fuerte, es algo extremadamente extraño de ver.

—Desde ahora Haruki san, ¡Básicamente comerás tus tres comidas diarias preparadas por mi! ¡En la noche también por favor coma! ¡No importa si es tarde o no! ¿Entendió? 

—En-Entendí……

Debido a la manera explosiva de presión, a Haruki solo le quedó asentir.

—Haruki kun, la comida es muy importante.

—Deberías de escuchar lo que dice Ione. 

Hakua y Roka me dicen eso con una cara seria.

—Ok, ya comprendo. Ya, Iori chan. Disculpa las molestias pero te encargo mi obentou.

—¡Si! ¡Cuente conmigo!

Después de responder aceptando la propuesta, por fin Iori volvió a sonreír.

***

Luego, Haruki terminó llevando el obentou que le preparó Iori a su trabajo.

Ya era el descanso de la tarde, así que agarro mi almuerzo y me movilizo hacia la sección de descanso.

—¡¿Hitomi trajo obentou……?!

—Últimamente hay días en los que extrañamente te vas temprano y ahora no lo puedo creer……..¿hay una mujer?…….

—Hablando de eso, su camisa también ya no está tan arrugada……..

—Muy encima de eso, el tema es quién se lo preparo, ¿Kozakura san? ¿Momoi san?

Solo por eso, la oficina se volvió un bullicio.

(¿Por qué dicen el nombre de esas dos personas?……..bueno, aunque si le han acertado.)

Dentro de mí pienso en ello, pero por fuera no mostró expresión alguna, desenvuelvo el mantel, y abro mi taper con mi almuerzo adentro.

—……..Senpai, ¿obentou?

Allí fue cuando Kanna me paso la voz con una expresión tensa.

—¡Ha ido……….!

—¿Eso quiere decir que es Momoi?

—Ganbare, yo soy team Momoi…..

La gente alrededor pisa el acelerador.

—¿quién le hizo el favor de prepararle?

Pero, para Haruki, la pregunta de Kanna es más problemática que el bullicioso del costado.

—¿qué dices?, Yo mismo me prepare.

—je….Senpai, ¿usted era bueno en la cocina?

Le respondo relajado pero no hay ningún rastro de polvo de que Kanna me crea.

—Es que he estado viviendo por mucho tiempo solo, así que es normal que sepa un poco de todo.

O eso era pero Haruki siguió presionando sin dar marcha atrás.

—¿”un poco de Todo”? ¿Se ve muy saludable, demasiado no crees? Como si también pensarás en los nutrientes y en encontrar un balance. 

—¿Son….ehm….resultados de mis estudios?

—Jooo, ¿senpai ha estado estudiando?pero si senpai es flojo hasta para las pequeñeces.

Mientras Kanna sigue y sigue aumentando sus comentarios…….me doy un tiempo de pensar.

(Si todos supieran que tengo como hobby ser otaku, diría “me influencie de un anime”……..en estos momentos sería fácil poner esa excusa…..pero lo malo es que no se que animes están dando esta temporada…….)

El anterior Haruki, no pensaría ni por un segundo en la idea que descubran que es un otaku ni aunque sea un ejemplo o una opción. Puede ser que ha sido influenciado por la reacción inesperada que tomaron las hermanas Kozakura, ante su hobby, que ahora puede ponerlo como una opción.)

—La salud se basa en la comida. No menosprecies la vida alimenticia, si sigo con mi antiguo tipo de comidas no faltará mucho como para que me desmaye o peor.

Uso la idea que se me vino para cavar mi vía de escape, la cual era decir lo que exactamente me había dicho Iori.

Eran mentiras consecutivas. Kanna, quien me conoce de hace tiempo, lo habrá notado. Pero, he pisado un escalón el cual ella no puede negar.

—…….Ya veo.

Da como efecto, Kanna asiente de manera algo fastidiada por dentro.

—Ehm, senpai. Si necesitas un obentou pues yo no tendría problema en cocinarle a usted.

O eso era lo que pensaba hasta que me dijo eso.

—¡Lo agarroooooooo……!

—¡Momoi san se lanzó con todo……..!

—¡y ahora, ¿qué es lo que hará, Hitomi?!

Esta gente es muy pesada.

—No, gracias. Puedo hacerlo por mi mismo.

Apenas en la mañana le prometí a Iori que comería todo los días su comida. ¿Será que ella comprenda de que Kanna quería prepararme comida balanceada?……..dude un rato pero luego sentí que eso era algo malo. Al final la rechazó. Para Haruki, esta la más inteligente respuesta. 

—¡La rechazooo……..!

—Hitomi no da el brazo a torcer….

—Esperen, Momoi san no tiene ojos llorosos ni nada…..

Lo sabía, estos imbeciles no se callan.

—Ya, ya veo. Disculpe, fui algo egoísta al pensar que aceptaría.

—Nah, no te preocupes. Gracias.

Haruki da las gracias, y Kanna se queda en silencio.

Luego de eso, se despide y da media vuelta.

—……¿araaaa?

O eso era lo que pensaba hasta que caminó un poco y se detuvo. 

Su mirada se dirigía hacia la caja de almuerzo de Iori quien estaba sentada muy lejos.

—Kozakura san……ese obentou, ¿no es igualito al de senpai?

—¡¿je?!

Al mismo tiempo que Iori, Haruki también casi se le escapa una exclamación.

—je,jejejeje, je, ¿de verdad? Casua- qué casualidad.

Se mordió, tartamudeó, y su mirada estaba dando vueltas.

(¡Te lo pido, Iori chan….solo tú puedes, engañarla!)

Se podría decir que la actitud de Iori era 100 por ciento rara, pero si ahora voy y digo algo fuera de lugar, solo empeorará las cosas. Ahora lo único que puedo hacer es orar porque todo salga bien.

—Hasta la manera de ordenar los huevos fritos, es muy parecida.

—¡Ah, qué cosas, no! ¡Es por eso! Se dice que en el mundo existe tres personas con tu misma cara, pues lo mismo es con los huevos fritos, seguro hay tres personas que los ordenan de la misma manera.

—Nunca he escuchado sobre eso…..

—¡Pero, solo podemos pensar que es eso! Es imposible que Haru..Hitomi san y yo vivamos juntos, y que en la mañana recién por una discusión hayamos decidido de que yo le prepararía los almuerzos, pero como no teníamos muchas cosas en la refrigeradora, al final solo se pudo usar los huevos, eso es literalmente imposible!

(¡Oeee! ¡Acabas de responder todo!)

Los ojos de Iori no paraban de girar y terminó explotando diciendo la verdad, a Haruki le dieron ganas de ir abrazar su pobre cabeza.

—…….cierto, si pensamos en esa posibilidad entonces puede que si sea una casualidad.

Sin embargo, Kanna mostró una actitud pasó a  debido a la no fiable ni auténtica historia que dijo Iori. 

—……ufff.

Haruki sin querer nadie se de cuenta suspiro aliviado.

(Últimamente, hay muchas cosas que detienen mi corazón…)

Haruki pensó dentro de sí y forzó una sonrisa.

***

Una realidad es que desde que empecé a vivir con las hermanas Kozakura, en muchos sentidos, ha aumentado los eventos donde mi corazón sale herido. 

Pero al mismo tiempo, otra realidad es que siento como si he vuelto a vivir una vida normal de un ser humanos.

Cuidar mi vida alimenticia, mantener limpio la casa, las arrugas de mi camisa desaparecieron……..esa es una cara de una moneda, por otro lado, últimamente las horas extras o días de descanso trabajados se han reducido. Esas cosas, claramente comparándolas con el anterior Haruki se han reducido. Desde que apareció el término “moderación de horas extras”, esa es una de las razones……..por ejemplo, era una mañana ya habían pasado muchos días desde que Haruki llevaba almuerzo hecho por Iori.

—Hitomi, mañana vendrá el comerciante pero……..ah no se preocupes, yo tendré tiempo.

—Hitomi chan, estos documentos…….ah esta semana parece que está ocupado. Yo me encargaré de estos.

—Hitomi san. Un cliente llamó, pero ya le envié los documentos que usted me compartió. 

Así era el ambiente, la forma del trabajo de ahora había cambiado, todos ahora se dividían el trabajo. Este el resultado de ver cómo Haruki ahora regresa temprano, pero no es solo eso.

—Senpai, esto es una manera muy profesional de organizarse.

Kanna a lo que se refiere es un calendario que está puesto encima de la carpeta de Haruki. Allí tenía escrito a detalle los planes y proyectos de Haruki. Sus compañeros al ver este calendario, podían entender lo que tenía entre manos Haruki.

—La idea en sí es muy simple pero es eficiente. Me hubiera gustado haber empezado a usar esto hace mucho.

—Puede ser, ah……..por cierto, esta no ha sido mi idea.

—¿Hmmm?¿ Es decir que a Senpai no se le había ocurrido esto?

—Exacto. Esto se le ocurrió a Kozakura san.

Antes que Kanna inclina el cuello, Haruki empezó a recordar la conversación que tuvo hace días atrás.

—Okaerinasai, Haruki san. Hoy ha venido muy tarde.

—Aah, si. Se me acumuló el trabajo.

—Este……disculpe por lo que voy a decirle, Haruki san pero mejor ¿debería tomarse de manera más ligera el trabajo?, yo creo que usted, siempre accede con facilidad así que todos se han acostumbrado a darle sus trabajos. Yo pienso que solo lo cargan de trabajo.

—Aunque digas eso…..yo como que no puedo rechazarlos, me cuesta…….

—……entonces ¿qué piensa sobre qué ellos mismos se den cuenta? Además, en el fondo se que todos no lo hacen intencionalmente. Y hay muchas formas de hacerles saber de que usted ya tiene trabajos como por ejemplo—

Así fluyó, hasta que llegamos a la opción de una calendario. Haruki pensaba en serio de que no daria efecto en nada pero sorprendentemente la situación cambió para bien.

—jaa, con que así pasó.

La expresión de Kanna por un segundo se vuelve dura……pero al instante volvió a la normalidad.

—Bueno, a mi también se me cerraba el pecho al ver como le pasaban todos los trabajos a senpai. 

—¿de…..verdad?

Palabras que nunca pensó que pronunciaría, hicieron que Haruki inclina el cuello en señal de duda. 

—pero es que senpai, luego aceptaba como si nada así que pensé bueno todo irá bien. Pero luego uno tras otro venían y le dejaban más trabajo. Al visualizarlo, nuevamente pensé “wow este tipo si que le gusta mucho el trabajo” pero luego como que era demasiado así que usted me dio pena. Pero no le dije porque pensé que estaba de más.

—Entiendo…..

Haruki ni se había dado cuenta de que ella se fijara en él, pero ahora que lo explica, se comprende. En el presente, se ha reducido los favores del trabajo, pero al contrario aún no paran de seguirle hablando o pasarle la voz. Por eso que uno que otro al final, termina aceptando. Al principio esos favores eran más pedido de explicaciones, pero ahora los pedidos se han reducido en total.

—……por cierto, senpai.

En el tono de Kanna se extinguió la suavidad de sus palabras, al mismo tiempo que sus lentes empezaron a brillar.

—¿Cómo hizo Kozakura san en aconsejarle a usted? Porque yo no veo que ustedes conversen en la oficina…….no me diga que está saliendo juntos fuera de la empresa.

—¡¿Eh?! No , digo si. ¡De vez en cuando nos topamos afuera y hablamos!

Mientras contestaba, Haruki se dio cuenta que su cara se había puesto tensa.

(Habíamos quedado en no hablar mucho en el trabajo debido que no queríamos llamar la atención o se propagara un rumor molesto……..no pensé de qué se podría ver con otros ojos……)

Aunque por fuera trata de mostrar una cara normal, por dentro Haruki está nervioso y sudando.

—Es verdad. Últimamente, Hitomi está raro.

—Es como si día tras día la distancia entre él y Kozakura san se reducirá.

—¿podrá ser que Hitomi, nos sorprenda con otro giro de guión?

Al mismo tiempo, los Kouhais llenan de bullicio la sala.

—¿qué les sucede ustedes? ¿Hay algo malo en mí como para que ella me hable o que?

Trate de desviar la conversación pero también sin querer dije lo que pensaba.

—Es como si al contrario del anterior tú, ahora tiene un aura más habladora.

—Antes se veía muy ocupado y todo.

—¿Su expresión ahora no es más suave? 

—¿de…..verdad?

Muchas opinión de repentes hacen que Haruki se acaricia la cabeza.

(La verdad es que se ha vuelto más fácil los días desde que reducir las horas extras de trabajo. Y la otra es que haya gente esperándote en casa es increíble. Antes, solo en el trabajo abría la boca y regresaba a casa y paraba callado…..)

Si me pongo a pensar así, me vida se ha sacudido.

(Ese día…..me salvaron, yo fui el que fui salvado por ellas)

Mientras recuerdo el día que recogí a Iori y compañía, de la nada miro a Iori.

—…..¿?

Ella estaba confundida pero igual me devolvió la mirada sonriendo.

—¡salió, la miradas coquetas con doble sentido!

—¡Una extraña bomba ha estallado!

—¿parece ser que solo con verse pueden hablar, no?

—¡qué hablan, si la ponen de tema es obvio que al final la termino viendo!

Mis mejillas se sonrojan y doy una excusa. A lo que el público responde “jonnn” sonriendo.

La única indiferente era Kanna……si mirada por alguna razón era filuda. De hecho pareciera como si solo fuera dirigida hacia Haruki. Eso hizo que fluyera un asqueroso sudor por mi espalda.

—¡Hitomi, llego tu cliente!

—¡Si, allí voy!

Justo desde la entrada me llamaron así que me paro alegre.

—Se escapó…. x2

—Se me escapó…

Las voces de mis compañeros y la de Kanna, Haruki las deja atrás y a paso acelerado se va a la entrada. 

—……..Hitomi, tú no estarás haciendo nada ilegal, ¿no?

—¿ha…..? No, particularmente nada.

—Ya veo, entonces bien.

Haruki recibe preguntas extrañas de su senpai……pero al frente de él está la razón de esas.

—Yahoo, Haruki kun.

—Aquí es donde trabaja Harunii y Ionee….

Allí estaban dos chicas vestidas al uniforme. Roka saluda sacudiendo la mano mientras sonríe, Hakua se queda observando cada detalle de las oficinas, sus interiores y pasadizos.

—¡¿qué hacen aquí ustedes dos?!

Las mejillas de Haruki se ponen rojizas.

—yaaa, es que en la mañana estabas todo somnoliento, y te olvidaste algo.

—Te olvidaste tu obentou.

Hakua y Roka me dan dos obentou que estaban envueltos en manteles.

—¿qué me olvidé? Muchas gracias, pero…..

Haruki voltea hacia atrás, al costado….las oficinas.

Muchos ojos, en especial la mirada de Kanna era muy filuda.

—…..Senpai. ¿Qué relación tiene con estas dos personas?

Kanna como si estuviera confirmando de que vivo con ellas, me consulta.

—Ehh, estas chicas son….

La mirada de Haruki estaba lagrimeando, y trataba de buscar alguna salida o algo. Desesperadamente.

—¡Yo soy la novia de Haruki kun!

—¡¿Espe….!?

Roka sonriendo traviesa abraza el brazo de Haruki, y sin querer su cuerpo se queda paralizado.

—¡¿no-novio…….?!

Al mismo tiempo, la expresión de Kanna se queda en shock.

—¿el pandemonium…..?

—El pandemónium…….

—El pandemonium has iniciado…..

Desde el campo abierto escucho las voces.

—jaja…..! ¡Qué bromistas son Kozakura Roka san y Kozakura Hakua san…..!

Mientras pone una refrescante sonrisa, Haruki vuelve ha hacer contacto visual con Iori.

Y entonces, Iori igual se sonroja y asiente.

—¡A-Así es, ustedes dos si que se pasan! ¡Ah, les presento a mi familia! ¡Mi hermana Roka y Hakua!

En efecto, la señal que le mandó esta vez Haruki a Iori, funciono parece que si se entendió esta vez.

—¿jo…..? ¿Es decir que senpai, usted tiene relación con la familia de Kozakura san………?.

La mirada de Kanna es fría, como si estuviera más frío que un hielo.

—Es como una familia porque vivimos ju….mugu.

A Hakua se le resbalaba la boca cuando de pronto Iori se la tapa.

—¡No, es eso! ¡Es que vivimos Muy Feliz cuando pasamos tiempo jugando! 

—se escuchó como si tuvieran una relación muy apegada.

—¡me equivoqué!

Iori pierde la calma y entra en modo “los ojos le dan vueltas”

—jaa…..entiendo, con que de esa forma, ah.

Roka murmura para si misma.

—iyaaa¡lo siento! ¡Estaba molestando un poco!

Sonriente, agacha la cabeza. Y su sonrisa no era la traviesa de siempre, era una madura…..como una persona de mayor edad lo haría.

—¡Hoy en la mañana me subí al tren con onee chan y por casualidad me encontré con Haruki kun! ¡Con onee chan hablaba mucho sobre lo que haría hoy en el trabajo! Yo no soy tanto de escuchar esa clase de conversación así que me distraje en mi celular. Jajaja.

Está actuando, haciéndose pasar por un ángel………

—Luego de eso, cuando nos separamos nos dimos cuenta de que se habían olvidado sus cajas de almuerzos! ¡Así que preguntamos sobre el lugar de la empresa, y lo trajimos. Hakua está de testigo!

Roka le lanza la agua a Hakua y ella asiente varias veces. No digo ninguna palabra porque aún Iori le tapa la boca.

—¿de casualidad se olvidaron……justo los dos sus almuerzos? Me parece muy raro que se te olvide tu almuerzo dentro del tren. 

—¡De verdad!¡Los dos son unos despistados!

La dudosa cara de Kanna la enfrenta la sonrisa de Roka.

(Se ha esforzado por explicar todo, pero no muestra ningún hoyo……¡igual ya lo creo Roka, debo de entrar y seguir con el hilo!)

Dentro de si, Haruki asiente.

—Así es, Momoi.

Mientras dijo eso pongo una cara seria.

—Es una historia difícil de creer.

Los ojos de Kanna muestran un malestar, me miran fijamente.

—Pero si es la verdad.

—Eso dicen pero……

La mirada de Kanna un poco llorosa buscaba atrapar mi mentira.

(¡gu……! Vamos, eres un prota que se dirige a hablarle a  la heroína, imagina el escenario….)

Sinceramente, Haruki no se le da bien mirar a los ojos a las personas, y por momentos se le desviaba la mirada…….pero se puso firme y siguió buscando el momento en el que Kanna lo viera a los ojos, hasta que llegó.

—Créeme Momoi.

Sin fallar en nada, le digo con un tono serio.

—jajajajaja! ¡Si lo dices así entonces no hay de otra jaja! Ya entendí jaja!

Kanna sonrojada por la risa asiente, y habló rápido y la hizo corta.

—Ya veo, gracias

Y allí, al fin, la expresión de Haruki se ablandó.

(Uff….desde la época en la que era estudiante no había hecho eso con momoi…….por alguna razon….parece que es muy importante mirar a los ojos)

Por dentro suspiré aliviado.

—¡lo dijo….! Hitomi lo dijo mirando a los ojos seriamente!!

—sugoi, está poniendo su cara de “cómo pudo haber funcionado eso”

—todaa las veces me sorprende como momoi san puede caer en estas cosas….

Todos los compañeros seguían sus palabreos pero Haruki no entendía ni un pico lo que decían.

En ese momento.

—Haruki kun…..

—Harunii….

—Ogufuuu….

Roka se le quedó viendo y Hakua se agarró el pecho, las dos suspiraron.

—¿qué pasa….?

—Haru….Hitomi san..

Estaba protestando cuando me llaman y volteo.

Allí estaba la sonrisa de Iori……pero emanaba un aura de intimidación.

—Lo siento aunque no sé porque.

Cuando se dio cuenta, Haruki por reflejo se disculpó.

(¿Pero qué acabo de hacer?…)

Dentro de si las dudas se almacenaron.

***

Ese mismo día en la noche, Haruki entra a la sala.

—Iya, jajaja. Lo de hoy no me esperaba para nada.

—Lo siento, les cause molestias.

Al mismo tiempo que Roka se burla en un tono ligero, Hakua se disculpa agachando la cabeza.

—Ya no se preocupen. Al final, pudimos engañarla……y gracias por traernos el almuerzo.

Haruki aunque le moleste, debe de aceptarlo.

—Pensé que onee le engañaría. Pero resultó que estaba templada. Se quedó en blanco.

—Esa chica, es así normalmente…..

—¿De verdad? Jee, con que así es, onee en la empresa.

—¿de hecho la pregunta es de verdad tiene alguna diferencia a cómo es en casa?

—Bueno eso es cierto, con todo lo relación con Haruki kun, Ella se vuelve así en casa. Pero lo normal es que ella siempre se esté esforzando en todo, hasta Haruki ya debió de darse cuenta, ¿verdad? 

—Ahora que lo mencionas. Puede…….ser.

Haruki inclina el cuello mientras que se pone a recordar los días desde que iniciaron a vivir juntos.

Ella ha dejado una impresión de ser alguien templada pero hablando sobre los quehaceres de la casa, ella lo hace muy bien todo. Y si tuviéramos que agregar algo es que ella es muy organizada en el trabajo.

—Eso es porque Onee al frente de nosotras se vuelve “onee”

Roka dice y fuerza una sonrisa.

—Eso significa que hay algo en la empresa que ayuda a onee a sentirse segura y cómoda. Algo que le ayuda a ser ella misma.

Su sonrisa cambia a la traviesa de siempre.

—¿hmm, Haruki también está, no?

—Yo no tengo nada que ver…..

Responde sin entender lo que le decía, y ahora Roka cambia su expresión a una aburrida.

—Haruki kun, ¿a ti no te han dicho alguna vez que eres “lento para algunas cosas”?

—Me lo han dicho mucho de mala gana. Pero lo yo creo es que soy de hecho alguien muy agudo…….por ejemplo, señalar los puntos de una review, resolver un error, en todo eso. Yo soy el mejor en mi grupo.

—Si dices eso justo ahora. Expresa lo lento que eres………..

Nuevamente, en la cara de Roka, hay una forzada sonrisa.

—Ya me perdí. ¿A qué te refieres?

—Sate¿a qué me refiero? Añade eso, y que sea tu tarea. La de entender el corazón de las mujeres. ¿Ok?

La pregunta de Haruki es succionada por la encantadora sonrisa de Roka.

—Bueno ahí nos vemos. Voy a entrar primero al Ofuro.

Roka se retira sacudiendo la mano, pareciera que no dará respuesta.

—Haruki kun, más te vale no espiar.

O era lo que pensaba hasta que se volteó y me sonrió.

—No tengo nada que espiar, aunque tú me espiaste………

—¡ah, jaja! ¡Fue irrespetuoso de mi parte haber espiado! ¡Pero fue safe que no haya visto tus partes privadas!

Haruki al responder, Hace que la cara de Roka se ponga un poco roja. Parece que el accidente de esa vez le sigue afectando.

—Otra vez enserio no puedo creer cómo se pudo mojar así, Haruki kun.

—pero tú eres la que vino toda mojada.

—Yada, Haruki kun…….”mojada”, que asco como puedes decir eso…..

—Oh, ¿qué le pasa a esta chica de preparatoria, no capta el japonés o qué?

—¿la….captó…captar? Yada…que mosca te pico….

—¿cómo que hoy estás algo fastidiada, no?

—Mou, es que Haruki kun habla así pues….

Al final, Roka sonrojada sale de la sala como si estuviera escapando.

—Pero tú has sido la que puse ese tema……

Después de ver cómo ella sale de la escena, Haruki puso una sonrisa a medias.

—……La verdad es que Harunii debería de aprender más sobre el corazón de las chicas.

Hakua que hasta el momento estaba en silencio mirando la escena de los dos, al final murmuró.

—Cierto, lo de ahora ha sido una autodestrucción de Roka nee, pero Harunii debería de no abrir viejas heridas, de verdad.

—Uh…..perdón.

Su resolución era correcta, a Haruki solo le quedo asentir y disculparse.

—……muy bien, escucha. Yo quien soy una mujer hecha y derecha, le enseñaré alguna que otra cosa sobre el corazón de las chicas a Harunii.

Con confianza en su expresión, Hakua infla su plano pecho.

—Sensei, por favor.

Pareciera que lo está diciendo en broma pero Haruki está siendo honesto y agacha la cabeza.

—Bien. Harunii, lo primero. Siéntese en ese sofá.

—Si.

Aquí también siguió obediente las indicaciones, dobla la cintura en el sofá.

—Estira las piernas, si. Ahora ábrelas……claro, así.

Acto siguiente, Hakua se sienta en el medio de sus piernas de Haruki.

—Esto es lo básico de cómo hacer contacto físico con una mujer.

Hakua tenía una expresión satisfecha.

—Ou, ou…..

Era de esperarse que Haruki se diera cuenta que esto estaba erróneo.

(Esto es mejor dicho, cómo hacer contacto con una niña……)

Solo viendo de un costado la diferencia de altura y de cuerpos, se pensaría que fueran padre e hija.

—Y ahora Harunii, soba mi cabeza.

—Oh, Ou….

Por ahora, le haré caso. La cabeza que está debajo de mis ojos, la acaricio.

“Mufuu”. La respiración por la nariz de Hakua mostraba que estaba satisfecha.

—Y lo siguiente, abrázame fuerte.

—oh, Ou…..

Ahora, paso a rodear con mis manos a Hakua desde sus hombros. Si fuera con Iori o con Roka, no podría estar tan tranquilo pero a Hakua si, que aunque ella misma se considere una “mujer” su cuerpo no es de una, así que sin resistencia pude abrazarla. Es como si tuviera en brazos a mi hija….esa es la curiosa sensación que me dejó esto.

“Mufun”, la respiración por sus fosas nasales de Hakua ha cambiado a otro tipo. Ahora parecía que sobrepasaba a la satisfacción misma.

—Es el momento, así como estás tira tu peso hacia mi. 

—Oh, Ou…..

Poco a poco le pongo el peso de mi cuerpo a su espalda.

—….fufu. Harunii, está pesado…

—Aah, lo siento.

Al son de la palabra de Hakua, regreso mi cuerpo hacia atrás, Hakua haciendo un gesto con sus cachetes se voltea.

—Mu…Harunii, lo sabía, no sabe nada acerca del corazón de las mujeres. Lo de ahora era una señal para que usted lo siga haciendo. Las mujeres cuando decimos algo a veces es lo opuesto a lo que pensamos o queremos.

—Oh, Ou….

Es verdad, lo de ahora si ha parecido una lección para entender al corazón de las mujeres.

—Es decir , que tenía que seguir haciéndolo.

—Oh,Ou…..

Nuevamente, pongo mi peso sobre Haku. Prestó atención si es que no la estoy aplastando de más.

—…..Harunii.

Ahora ya no escuchaba su respiración por la nariz.

—Es cálido.

En cambio………fue otra cosa que no esperaba. Hakua mostró intención de sonreír.

—Hakua…¿hoy no te tocaba a ti la limpieza? Por favor, rápido…..

Iori apareció entró a la sala y se quedó parpadeando. Desde los ojos de ella, se quedó en shock como si estuviera viendo algo traumático, al ver la posiciones en la que estaban Haruki y Hakua. Su reacción fue muy rara. 

—Otra vez,¿ Haruki san Te enfríe?

Iori sonrió como si estuviera confundida.

—nop, esta es una lección para que aprenda sobre mujeres. Definitivamente, yo no estoy siendo engreído por Harunii.

Hakua protesta pero se podría decir que la diferencia de distancia que la separaba de la entrepierna de Haruki era muy poca como para que pueda explicarlo. 

—yaya entendí. Rápido a limpiar.

—…….comprendo.

Hakua triste asiente.

—Harunii.

Luego de eso, Hakua mira por alguna razón a los ojos a Haruki.

—¿otra vez, podemos hacer esto?

—Aah. Por supuesto. Yo también quiero aprender sobre el corazón de las mujeres.

Haruki asiente bromeando y Hakua sonríe como una flor floreciendo.

—Uhm!

Asiente de nuevo fuerte y se paró.

—Bueno me voy a limpiar.

Su manera de caminar al salir de la sala, parecía como si estuviera contenta.

—Discúlpame, Haruki san. Hacer que cuide a Hakua.

—jaja, no pasa nada.

Iori triste avergonzada se disculpa y Haruki sacude negando con las manos.

Al frente de Haruki, Iori estaba algo pérdida.

—Esa Niña seguro desea sentir el calor de tener un padre.

Lo que salieron de su boca fueron esas palabras.

—Nuestra madre murió cuando Hakua era muy pequeña.

—…..ya veo.

Haruki arregla su postura al escuchar por primera vez la historia de su familia de ellas.

—Nuestro padre era una persona muy ocupada……..no llevo una buena vida, solo se centro en el trabajo, y su cuerpo no aguanto. pero al final siguió así. Los humanos, son unos seres que no entienden de límites, ¿no?

Mientras escucha la forma en la que Iori contaba su historia como si esta fuera la de otra persona, Haruki recuerda cuando le obligó a llevar el obentou. No solo Iori sino también Hakua y Roka pusieron cara seria alguna vez antes. Puede ser que veían a Haruki como una figura materna.

—Roka y yo pudimos vivir de pequeñas de nuestros padres, con amor y todo eso………….pero desde que mamá  murió, papá se centró aún  más en el trabajo…..No nos decía nada……así que nosotras mismas pensamos, hay que ser adultas pronto……….pero si es con Haruki san……

Siento que Hakua también anteriormente, actuó diferente.

—……..Discúlpeme. Escuchando esta historia, seguro pensara que no es su problema.

Iori quería decir algo más pero en medio de su palabreo, forzó una sonrisa ¨jajaj¨

—Yo no estoy diciendo que quisiera que  Haruki san hiciera esto o el otro……

—Iori chan.

Detiene las palabras de Iori, Haruki se sienta en el sofa y estira las piernas.

—¿Si te sientas aqui?

Y le doy unas palmadas a mis piernas para señalar que se siente.

—¿eh…?¿eeh…..?

La expresión que pone Iori es la de una sorprendida, y sonrojada.

—No, este, Haruki san, eso, es que, ¿por qué…?

—No preguntes, y siéntate.

Haruki la invita de nuevo sin explicarle nada.

—Ha-Haruki san, esta bien si usted dice así……..

Iori se acerca caminando.

—Con permiso…

Y entonces con mucho cuidado se sienta al frente de la cintura de Haruki.

(Era de esperarse que esto fuera totalmente diferente a la vez con Hakua……)

Me pongo nervioso al sentir un cuerpo femenino real y suave, mis instintos están al borde.

—Solo un rato. No, creo que mejor no.

Me rechaza pero yo la hago de nuevo sentarse con una mano encima de su hombro.

Con la otra empiezo a acariciar su cabeza.

El cuerpo de Iori tiembla.

—Este, esto es….?

Iori pregunta tímidamente.

—Esto lo aprendí de Hakua chan, lo básico para tratar con mujeres .

—eso es…..

Haruki dijo seriamente, por un momento Iori quiso decir algo, paro y volvió a continuar.

—….Hakua, ya esta en edad para entender el corazón de las mujeres.

La fuerza de resistencia de su cuerpo desapareció.

(Lo que dijo Hakua chan sobre que se siente cálido, como si te comiera, era verdad…………y ahora ¿tú lo sientes verdad? Tú tambien de vez en cuando deseas que alguien te haga estas cosas, ¿no?)

Haruki pensó eso egoístamente pero tal vez no este tan alejado de la realidad.

Los dos no dijeron nada.

Solo Haruki acariciaba la cabeza de Iori.

Así los dos pasaron un cálido tiempo juntos.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!