Tener novia y a pesar de eso enamorarse de otra chica.

Es lo que una escoria de lo peor haría. 

Estoy seguro de que el yo de comienzos de primavera hubiera afirmado eso.

… No, en la actualidad no cambia mi pensamiento de que es una escoria. 

Sin embargo, no me imagine que yo mismo me terminaría convirtiendo en esa escoria.

Honestamente no me lo esperaba.

En cualquier caso, no puedo dejar que Haruka sepa de estos sentimientos.

Tengo que absorberlos mientras los mantengo ocultos en mi corazón.

Se supone que mientras no salgan a la superficie no se considera una infidelidad. 

Si los contengo en mi corazón y los machaco….

Después de todo, no es que ahora me desagrade Haruka.

Sin embargo… no fue tan fácil como esperaba…

Me di cuenta de eso luego de que atardeció y Haruka se fue a su casa.

En el momento en que Shigure terminó su cena y dijo esto; Tomaré un baño de primeras, ¿vale?

Ji….

Y ahora me encuentro escuchando con claridad los sonidos provenientes del baño, con Shigure dentro de este.

El sonido de la bañera llenándose con agua caliente, el sonido del agua recogiéndose en una taza, el sonido del agua caliente rebosando de la bañera.

Todo eso me comunica el hecho de que en este instante, al otro lado de una puerta sin llave, está Shigure desnuda, y ese hecho hace que mi corazón palpite con furia.

… E-En efecto.

Vivimos los dos solos en la misma casa.

Es diez veces más, no, es cien veces más el tiempo que estoy con Shigure que con Haruka, mi novia.

¿Acaso no es demasiado difícil matar en mi corazón los sentimientos que tengo hacia Shigure estando bajo estas circunstancias?

Me estoy explicando, sin embargo intento esforzarme. 

Mírame ahora. No es que esté escuchando porque lo disfrute.

Por citar un ejemplo, todo el mundo ha tenido esa experiencia en la que una frase de una canción empieza a sonar de repente en su cerebro y no puede detenerla por cuenta propia, simplemente sigue en bucle. Es algo cercano a eso. Mi sentido del oído se apoderó de mi conciencia y no hay nada que yo pueda hacer.

Me maldije a mis mismo con un “No hagas esa mierda repugnante”, e intenté ponerme con mis estudios, sin embargo, el libro de ejercicios quedó abierto sobre la mesa sin que le hiciera un rayón. No podía concentrarme.

—….!

Entonces, mi tensión mental y excitación llegaron a su clímax con el sonido de la puerta abriéndose. 

Hay unas cortinas colgando delante de la puerta del baño que funcionan como cuarto de cambio. Por el hueco debajo de estas cortinas se puede tener una ligera vista de los pies blancos de Shigure. 

Ya no hay ni siquiera una puerta entre nosotros.

Solo hay una tela ligeramente gruesa.

Ignoro por completo la voz de la razón que me dice; “no mires, no mires”, y mi línea de visión es atraída por los pies blancos de Shigure que se asoman desde la brecha de cinco centímetros que hay debajo de la cortina.

Dedos lindos. Uñas hermosas. Talón ligeramente rojizo.

Cada vez que se mueve, mi cuerpo se calienta, suda a borbotones, y mi garganta se seca.

—Me disculpo por entrar de primeras. Onii-san.

No mucho después se abrió la cortina y Shigure salió cambiada a un pijama de aspecto refrescante, era una camisola de color azul claro y unos pantaloncitos cortos blancos.

Una combinación clásica de Shigure. 

La he visto en repetidas ocasiones, no es una apariencia novedosa.

Y a pesar de eso mi conciencia es atraída hacia esta.  

Un rostro caluroso después de haber tomado un baño caliente.

Cabello desordenado y húmedo adherido a su frente.

Ropa delgada para soportar el bochorno de la noche en una casa que no tiene aire acondicionado.

Las personas que solo conocen a la Shigure de la escuela, no se pueden hacer una imagen de la Shigure que solo yo conozco.

Es demasiado atractiva…

—Hm? ¿Tengo algo en la cara? Aunque acabo de bañarme.

En los grandes y redondos ojos de Shigure se puede ver un reflejo mío, completamente absorto y viéndola fijamente a ella después de que salió del baño.  

Me asusté y por reflejo desvié la mirada.

—N-No! No es nada…!

¡¿Eres idiota?! ¡¿Qué haces fascinado mirándola…?!

—B-Bien, también tomaré un baño. El calor de hoy me hizo sudar, jajajaja….

—Cierto. Tomate tu tiempo.

Cierro la cortina para escapar de la línea de visión de Shigure.

Me quito rápidamente la ropa, me meto al baño y cierro la puerta.

Y reclinado en esa puerta solté un gran suspiro.

—… Me estoy comportando demasiado extraño…

Todo este tiempo Shigure tomaba el mismo baño, y ya había visto su apariencia justo después de salir del baño, y nunca había sido consciente de ello.

Pero ahora mi corazón se acelera con solo ver la punta de sus pies.   

¿A dónde se fue la experiencia como “hermano” que cultive en todos estos meses?   

… Por un lado me arrepiento, pero por otro, siento que en cierto sentido es lo más natural.

Después de todo, hablamos de mí, un tipo que hasta hace poco no tenía novia, y que ni siquiera se había cogido de las manos con una chica desde que empezó la secundaria.

Un tipo que se pone en alerta por solo hablar con una chica, y que tiene demasiado en mente el hecho de que es del sexo opuesto, manteniendo así una distancia social bastante antinatural, la persona en cuestión parecería estar intentando ser un caballero, pero a la vista de un tercero se vería como una persona que es demasiado consciente y que resulta desagradable.

Ahora, ese yo, estuvo con Shigure, —una chica que es una belleza por donde se le mire—, bajo el mismo techo intercambiando bromas, disfrutando las comidas, y durmiendo con los futones alineados, estoy seguro de que el que yo pudiera hacer todo eso fue porque detuve mis pensamientos con la justificación de; “Que mi corazón se acelere es porque Shigure es idéntica a Haruka”.  

Sin embargo, el yo de ahora ya no puede ver a Haruka dentro de Shigure.

Shigure solo parece Shigure.

Únicamente Shigure, una chica que físicamente es exacta a Haruka, pero que desprende encantos completamente diferentes.  

Siendo ese el caso, ya no soy capaz de siquiera cruzar miradas.

El sello se ha liberado.

Ahora que he perdido mi excusa, y que se pone a prueba mi naturaleza humana desnuda, esto es lo que tenemos, ¿verdad?

Pero….

—… No puedo dejar que salga a la superficie…

Lo de hace un momento no fue para nada bueno.

Como me quedé encantado mirando a Shigure recién salida del baño, y la reacción posterior, todo estuvo mal.

Fue demasiado sospechoso.

Por ningún motivo Haruka debe saber de los sentimientos que han brotado en mí.

Pero no es solo Haruka la que no puede enterarse de estos sentimientos. Shigure tampoco puede saberlo.

Después de todo, el amor que Shigure siente por mí es bastante, me ama terriblemente…. Puede parecer muy engreído eso que digo, pero es un hecho por la forma en que Shigure ha mostrado sus sentimientos. 

Es por eso que si Shigure se da cuenta de que yo también soy consciente de ella, estoy seguro de que ella ya no se detendrá. Reproducirá ese beso bestial, el beso que cubrió por completo mi primer beso. Esta casa se volverá una sabana tropical. 

Tengo que evitar que eso pase.

Para eso tengo que dejar comportamientos sospechosos como los de hace un momento.    

Tengo que ocultar que el sello de mi corazón se ha roto.

En la medida de lo posible actuar como de costumbre.

Vamos, voy a lavarme la cara y a cambiar de emociones.

Recojo agua caliente de la bañera con la taza.

Ji….

Fue entonces que recordé… que hasta hace unos minutos Shigure estuvo sumergida en esta bañera.

—… No, no, no. Se supone que no iba a pensar en eso.

¿Por agua en la que ha estado sumergida Shigure? ¡¿qué pasa contigo?! 

¿Eres un pervertido? No tengo esos fetiches.

No le prestes atención y zambúllete como siempre.

¡Ya has vivido varios meses junto a ella!

Me regaño a mí mismo de esa manera. Sin embargo… 

—Bueno, hmm, ¿está como para tomar una ducha hoy? Hmm. Hace calor…

Era solo un pequeño alevín de mierda. 

Solo mira esto, me pregunto si en realidad puedo ocultar mis sentimientos a Shigure? 

XXX 

Al final solo tomé una ducha y salí del baño.

Luego de cambiarme, me dirigí al refrigerador y saque un té de cebada, y apacigüe la sed que me dejo la excesiva tensión.

Mientras lo hacía, Shigure, que estaba viendo la televisión en la sala de estar, me llamó.

—Onii-san, Onii-san.

Además… lo hacía con su clásica sonrisa maliciosa.

… Hmm. No es para nada bueno.

Mientras sentía una certeza desagradable, respondí manteniendo en mente; “actuar como de costumbre”.

—Hm? ¿Qué?

Entonces Shigure se dio unas palmaditas en sus propios muslos y dijo,

—Por favor ponte aquí. Te limpiaré los odios.

—E-Eh!? ¿¡Q-Qué!?

¡¿Qué rayos ha dicho tan de repente?!

O debería decir, ¡¿se puede hacer algo tan vergonzoso?!

—N-No es necesario. Eso es algo que hace una pareja de novios.

—Ehh, no es así. Mamá me lo hacía. Y a Nee-san también.

—Entre mujeres es diferente.

—“Entre mujeres” … ¿pero qué cosa dices? No es más que una simple limpieza de oído. Entre familia es de lo más normal, ¿no crees? 

Shigure sonríe significativamente.

Ugh, exagere un poco, ¿no?

Entre dos hermanos que se llevan bien es probable que lo hagan. 

Dibujo en blanco y negro de una persona

Descripción generada automáticamente con confianza media

Pero, pero… Shigure viste ropa ligera para refrescarse aunque sea un poco del bochorno de las noches. Cuando ella se viste así, sus muslos blancos y hermosos están descubiertos. Y algo como poner mis mejillas allí… eso definitivamente es ecchi!

Si hago esto, me enamoraré más y más de Shigure.

¡No puedo hacer tal cosa ecchi!

—Ciertamente mi madre me lo hizo, pero hablamos de cuando era niño. Ya estoy grandecito para limpiarme los oídos por mi cuenta.

—Bien, procedamos con la amenaza. Si no quieres que se envíe a Nee-san esta foto en donde se ve la cara durmiente de Onii-san, compórtate obedientemente y ponte en mis muslos, por favor.

—…!?

Shigure sonríe mientras me muestra mi desagradable cara de dormido que capturó con su smartphone.

¡¿Cuándo lo hizo…?!

—Quiero limpiarle los oídos a Onii-san. Así que no importa lo que desee Onii-san. Decídete. O voy a hacer que Nee-san se lleve una gran sorpresa. 

—¡Tu, lo estás haciendo de nuevo…!

—Dije que detendría la amenaza, pero Onii-san desperdicio la oportunidad, ¿no fue así? Siendo el caso, no es necesario que me restrinja, ¿no lo crees? Hmm, ésta en dónde estás babeando es más bonita, creo que a Nee-san también le gustará.   

—¡Vale! ¡Entiendo! ¡Pero elimina de inmediato esas fotos!

El efecto dañino de no haber podido rechazar a Shigure se mostró de inmediato.

Shigure comenzó a usar ese hecho como una justificación para sus acciones.

La realidad es que si saca a relucir esa debilidad, no debería poder mostrar oposición.

Así es, es tal y como dice Shigure, no tengo más opción que acostarme en sus muslos. 

Sobre unos muslos suaves y blancos, similares a un huevo duro pelado.

〜〜〜〜〜

¡Idiota! ¡No te emociones!

No es que lo haga porque yo lo desee.

Estoy bajo amenaza, contra mi voluntad me hacen una almohada de regazo.

Lo hago para proteger mi relación con Haruka. Para no lastimar a Haruka.

Así es, es una almohada de regazo por el bien de Haruka.

De ninguna manera es algo que quiero que me hagan.

Por lo tanto, esto me molesta, no me hace feliz. Definitivamente.

De ninguna manera me agrada.

Me digo eso a mí mismo, construyendo una barricada que proteja mi corazón con excusas, pretextos y todo el raciocinio que se me viene a la mente.

Entonces, con el mayor de los esfuerzos para mantener la calma, bromee con ella diciendo; “Ya que los vas a hacer, que queden bien limpios”, mostrando ostentosamente que me lo podía permitir, y entonces use los muslos de Shigure como una almohada.

Al instante, la barricada que construí con múltiples capas fue volada de un solo golpe.

Ah, ah, ah, ah〜〜〜〜….

Esto… es malo. Demasiado malo.

Cielos, esta sensación es demasiada buena.

En efecto, son suaves, no es que sean totalmente suaves, poseen una elasticidad que me sostiene con firmeza.

Y son tan lisas que me hace dudar que posea poros, es una textura cómoda sobre la mejilla.

Y lo más peligroso de todo es… su temperatura.

Esto es demasiado.

Una temperatura que brinda una tranquilidad infinita, temperatura que solo puede tener la piel y la carne humana. Y además, tal vez porque se acababa de bañar, desde su piel cálida se desprendía la perfecta mezcla del olor a jabón y el tenue aroma del sudor…

—Voy a comenzar, así que permanece quieto, por favor.

Ji….!

Aún peor, se viene el letal ataque enemigo.

Shigure insertó en mi oído un bastoncillo limpiador de oídos.

Una voluntad que no es la mía está entrando en mi oído y en mi cuerpo.

Un estímulo inesperado e impredecible acaricia una parte que es mucho más sensible que la piel.

Por reflejo me estremezco ante la estimulación que se siente completamente diferente a cuando me limpio los oídos por mi cuenta. 

Ahhh…. Esto es malo. Es malo, entiendo eso perfectamente.

Después de todo, se siente muy bien. Demasiado bien.

Yo… en este instante me enamoro más y más de Shigure. 

Es peligroso. Si esto continúa, yo….

—Sí. Con esto Onii-san… ya no podrá escapar.

—… Ugh

Espera un momento.

Mi cabeza estaba tan ida que por poco y no capto lo que dijo, pero, ¿qué fue lo que dijo ahora?

¿Que no podré escapar?

Esas son palabras perturbadoras.

—O-Oi, ahora.

—Eh. No te muevas. ¿Vale?

Uah…!

La parte curvada del bastoncillo para oídos rasca la membrana mucosa del oído, generando una sensación de cosquilleo.

Esa sensación me hizo darme cuenta… de que en este instante estoy terriblemente indefenso. 

Después de todo, en este instante soy incapaz de siquiera mover el cuello.

Es decir, que sin importar lo que me haga Shigure, no podré escapar…

—Es peligroso, así que permanece quieto. Permanece quieto… y acompáñame en un interrogatorio, por favor.

—I-Interrogatorio!?

Además una palabra peligrosa emerge, y la sensación agradable que sentía hasta hace un momento se convirtió en un aire frío. 

Que no pueda mover el cuello siquiera para mirar el rostro de Shigure, hace que un terrible miedo se desborde.

Fufufu. No tienes que estar tan asustado. Solo quiero preguntarle a Onii-san. Si te hubiera preguntado normalmente, hubieras escapado, es por eso que me tomé todo este trabajo extra.

—Q-Qué rayos dices …! ¡¿Qué es lo que tanto quieres preguntar…?!

—Hoy al mediodía, ¿por qué no me mandaste a volar?

Quedé pálido de golpe.

Después de todo, esa era la última pregunta que quería que me hicieran, tanto que si no fuera por el bastoncillo para limpiar oídos que penetraba mi oído, me hubiera escapado sin mirar atrás.

—Pensé en hacer una propuesta muy atractiva para Onii-san, el amado de Nee-san. Sin condiciones muy difíciles. Con un ligero movimiento del codo, Onii-san pudo haber comenzado de nuevo con Nee-san. Tú mismo dijiste; “quiero comenzar de nuevo”, ¿no fue así? Y a pesar de eso, ¿por qué?

………..!!!!

C-C-C-C-Cálmate!

Que no se vea el pánico en tu cara. Compórtate.

En pánico me advierto a mí mismo.

Después de todo, si Shigure se da cuenta… de que me he enamorado de ella y que no la veo como la sustituta de Haruka, ese será el fin.  

Si eso sucede, seré atacado… como la noche del primer beso. 

De alguna manera tengo que pensar en una excusa que pueda dejar satisfecha a Shigure…

—… Acaso te has enamorado de mí?

—〜〜〜〜!!!!

Esto… es un jaque mate?

Después de todo lo dice en un tono que no es el de una pregunta.

Exuda una sensación de convicción. Me he quedado sin seguros.

No, no, no, ¿ya te vas a dar por vencido?

Ciertamente Shigure tiene cierto grado de certeza.

Sin embargo, el hecho de que esté intentando sacarme las palabras haciendo todo esto significa que aún no está del todo convencida. 

Probablemente…. Seguro….

Así que no te rindas. Piensa en una razón que me permita explicarle que el hecho de que la haya rechazado no es porque me haya enamorado de ella. ¡Vamos! Es el momento de hacer uso de esa cabeza que ha estudiado más que la de cualquiera! 

—Hmm? ¿Por qué el silencio? Me pregunto si tal vez la cera de los oídos no te deja escuchar? Entonces, tengo que limpiarlos bien a fondo.

Ugh, ah, ah!

Esto es malo. No puedo concentrarme en pensar cuando mis oídos están siendo tocados en el momento adecuado y con la cantidad correcta de fuerza…!

—Estás temblando y con los ojos bien cerrados. Parece que Onii-san se lo está pasando bien.

Ji〜〜〜〜

La dulce y dolorosa estimulación que me provoca el toqueteo en la parte interior de mi oído, junto con el calor y dulce aroma de los muslos de Shigure hacen que mi mente se embote.

—Onii-san, sabes. Hace un momento dije que te estaba limpiando las orejas porque quería preguntarte algo, pero la verdad es que quería hacer esto por ti así no tuviera ningún motivo.

Mi conciencia estaba distraída por la cómoda sensación, era como si estuviera en medio de una siesta, y no quería pensar en nada…

—Sabes, hay muchas cosas que quiero hacer por Onii-san. Porque quiero que sepas lo mucho que te amo. Porque quiero ser más íntima con Onii-san. Si Onii-san también piensa de la misma manera, y si es por eso que no me rechazaste, me gustaría escucharlo de tu boca. Entonces podría hacerme más íntima con Onii-san.

Un néctar venenoso se fue vertiendo desde mi oído hacia mis pensamientos brumosos. 

El muy dulce veneno permea en mi tejido cerebral.

—Onii-san, ¿no quieres ser “íntimo amigo” mío?

¿Cómo…?

Íntimo amigo, íntimo amigo de Shigure. Eso sonó extremadamente erótico.

Suena tan atractivo que es casi imposible negarse.

Obvio, no es que quiera ser íntimo amigo de cualquiera…

Pero si es con Shigure… Hablamos de Shigure….

—….

Y si, y si… ¿Sí asiento ahora, realmente nos haremos íntimos amigos?

Si me vuelvo dócil al afecto que esta chica me dirige, con solo los dos en esta estrecha casa… 

En este lugar donde lo único que se interpone entre nosotros es un fusuma y una puerta que no tiene llave.

Solo imaginarlo es demasiado atractivo— sin embargo… 

—… No… es el… caso… 

Dije, como si exprimiera las palabras.

Que lo hiciera fue por el rostro sonriente de Haruka que vi al medio día.

No traicionaré esa sonrisa. No la lastimaré.

No importa cuánto me atraiga Shigure, yo soy el novio de Haruka.

—Que no te mandara a volar… fue solo porque me preocupaba excederme con la fuerza y lastimarte, no le busques un significado profundo. Es un malentendido tuyo.

—… ¿Qué? ¿Entonces fue así? Es una lástima.

Dijo Shigure como si estuviera desanimada por mi respuesta, y suavemente sacó el bastoncillo de limpiar los oídos.

Fue una razón que sonó forzada, pero parece que sirvió para engañarla.

Me sentí aliviado,

—Aún así, yo amo a Onii-san.

Casi levante la voz ante el suspiro que llegó junto con un susurro a mi oído.

En pánico levante la cabeza, entonces una sonriente Shigure dijo,

—Bien. Por favor cambia de dirección para limpiarte el otro oído.

… Me pregunto si Shigure realmente no se dio cuenta de mis verdaderos sentimientos.

De ese rostro sonriente que me lo permite todo, no hay nada que pueda inferir.

La única cosa que sé es que ella me ama.

Solo eso… me lo hace saber, tanto que me siento culpable.

No importa cuán deshonesto y mentiroso sea con ella, no importa cuantas cosas egoístas le diga, es un afecto que continúa a mi lado de manera inalterable.

Esa devoción, destroza mi determinación de marchitar mis sentimientos en el fondo de mi corazón. 

Estaba pensándolo de nuevo.

Preguntándome si de verdad podría marchitar el amor que había germinado en mi corazón, cuando me encontraba recibiendo este afecto de manera tan directa.  

Para ser honesto, no me sentía capaz de hacerlo, ni siquiera un poco.