—Mierda, mierda, mierda.

Haruka vendrá a casa.

Entre en pánico ante el gran evento que se decidió de manera repentina.

Es natural.

Después de todo, aparte de mí, Shigure también está viviendo en esta pequeña casa.

Hay demasiadas cosas que se tienen que ocultar.

O mejor dicho, que descuidado he sido.

Dado que somos novios sería un evento que se dará tarde o temprano, debería haber sido consciente de ello desde mucho antes y haber preparado contramedidas.

Pero ya es tarde para arrepentimientos.

Por supuesto podría haberme negado.

Pero era difícil rechazar la visita de Haruka cuando ya he ido varias veces a su casa.

Aún más después de que tuvimos tal discordia. 

No quiero darle a Haruka la impresión de que la estoy evitando por ese incidente.

Además, creo que esta visita es un compromiso por parte de Haruka.

Estoy seguro de que Haruka hizo esa proposición porque quiere que nos reunamos y nos reconciliemos. No quiero ignorar esos sentimientos.

Es por eso que al final acepte la visita de Haruka.

Sin embargo, para eso, de antemano hay una persona a la que tengo que pedirle cooperación.  

Es Shigure.

El fin de semana viene Haruka, y tengo que hacer que Shigure esté fuera de casa, no importa cómo.

… Me preguntaba si la Shigure actual aceptaría.

Tenía la sensación de que se convertirá en todo un obstáculo.

Sin embargo… por los resultados, esa preocupación fue innecesaria. 

A la mañana siguiente, cuando Shigure se despertó le explique la situación, no fue renuente y rápidamente aceptó colaborar.

Y no solo eso, Shigure colaboró ocultando sus propias pertenencias.

… Al mismo tiempo que dice todas esas cosas, tampoco quiere lastimar a su hermana. Si bien Shigure tiene una mala disposición, también es una chica que no lastimaría innecesariamente a otra persona.

Y así llegó el día en que Haruka vendría.

Después de despedir de casa a Shigure temprano en la mañana, con unos ojos bien abiertos como un plato, frenéticamente hice la limpieza de la habitación.

En cualquier caso la sala de estar es mi espacio de vida. 

Cuando has estado haciendo tu vida en una habitación, cosas que no quieres que sean vistas, inevitablemente terminan cayendo. 

… Algo como cabello rizado. 

De hecho se supone que pase la aspiradora, y a pesar de eso ya he encontrado tres de estos.

Me sorprenden los lugares inesperados donde cae el cabello rizado.

Hace un momento encontré uno sobre la caperuza de un bombillo.

¿Cómo le hizo para caer allí? He escuchado teorías acerca de los actos de fantasmas y la aplicación de la teletransportación cuántica, puede que suenen a tonterías, pero son cosas de las que no se puede hacer broma.  

Pero bueno, incluso en el peor caso de que Haruka llegará a ver estos pelos, a lo mucho será vergonzoso, por lo que sigue estando bien. El problema es el cabello de Shigure.

Lo único que le he dicho a Haruka es que vivo junto a mi padre.

Si en tal casa hay cabello caído de un largor, que sin importar que, solo puede pertenecer a una mujer, eso de si por sí solo ya sería todo un problema. 

Tengo que erradicarlos por completo.

—………

Sin embargo, carajos…

La situación de arrastrarme por el suelo de esta manera, tratando de mantener desesperadamente la mentira hacia Haruka, me hace sentir que soy bastante deplorable. Nunca me imaginé que estaría tan desesperado ocultando secretos a una novia.

Siendo esta la situación, desde el principio no debería haberlo ocultado, ¿verdad? 

Si cuando todo comenzó hubiera hablado con Haruka como tenía planeado hacerlo….

—Dios, basta, basta.

¿Soy idiota?

En caso de lo que hubiera hecho, sería como me lo señaló Tomoe, Haruka soportando la situación de que su propio novio viviera en la misma casa que su propia hermana, la cual es exactamente igual a ella.

Ese sería solo un acto de descargar toda la carga sobre Haruka para eliminar mi culpa. 

No hacer eso fue la única justificación para ocultar esta situación, ¿verdad? 

Así es, la decisión en sí misma no fue errónea. O eso se supone.

Lo malo es que después de eso hice algo lamentable que me hizo tener que ocultar esta relación no solo por el bien de Haruka, sino también por mi propio bien.

Todo fue causado por la debilidad de mi mente. Depender de Shigure porque Haruka me rechazo….

Jii…

Mi mano se detuvo ante el arrepentimiento y la angustia, fue entonces cuando reverbero desde la entrada el sonido de la campana que avisa la llegada de las visitas.

Sorprendido, levantó la vista al reloj, y era la hora pactada, las once. 

Haruka llegó.

—…. No tiene sentido lamentarse, Hiromichi Sato.

De ninguna manera puedo decirle a Haruka acerca de mis cagadas.

Es lo lógico. Haruka aún tiene muy presente el divorcio de sus padres por culpa de la infidelidad.

¿Qué pasaría si a tal Haruka le contara lo que he hecho con Shigure? Estoy seguro de que Haruka no me perdonaría.

No es como si estuviera teniendo una aventura con Haruka. En todo momento estuve viendo a Haruka por medio de Shigure. O mejor dicho, estuve dependiendo de Shigure por el bien de mantener mi amor por Haruka.

Pero esa es una excusa de mierda, sé que de ninguna manera Haruka la aceptaría.

Como dijo Shigure, es un error que no se puede deshacer.

Y por eso mismo es un secreto que no tengo más elección que llevar hasta la tumba. 

Por ahora, ¡a superar el día de hoy!

XXX 

Abrí la puerta, y como supuse, allí estaba Haruka.

—… Hola.

—Buenos días Hiromichi-kun.

—¿Llegaste hasta aquí sin perderte? 

—Hmm, todo fue bien.

Una sonriente Haruka asintió con la cabeza, vestía un atuendo ligero y veraniego que combinaba unos pantalones cortos y una camisa con estampados rosas.

Sus esbeltas piernas son tan hermosas que me hacen perder el aliento.

En su mano llevaba una bolsa del supermercado frente a la estación. Me pregunto si trajo algunos dulces.

—Ha sido desde ese día, ¿no? Y nos vemos la cara de esta manera.

—… Hmm.

—En serio gracias. Dije cosas horribles, perdóname.

—No, fui yo el que la embarro. Fui acelerado. Ignore los sentimientos de Haruka, tratando de forzar solo los míos.

Entiendo la causa de mi impaciencia.

Es mi sentido de inferioridad con respecto a Haruka.

Ver como a Haruka la intentaban seducir en la playa me llenó de inseguridades.

¿Puede un estudiante de secundaria ordinario, como yo, mantener a una belleza que pondría en vergüenza a una modelo?

Esa impaciencia me hizo acelerar la relación con Haruka.

El sentido de inferioridad que surgió en mi interior me hizo sentir una ansiedad arbitraria, impacientarme, y llenarme de dudas, y al final terminó siendo una bomba suicida. 

No tengo dudas que para Haruka fue una verdadera molestia.

—Creo que era necesario hacer ese tipo de preparativos, pero ahora no es el momento de pensarlo. Es algo que debimos haber pensado los dos cuando crezcamos… solo luego de que nos casemos.

—Hmm. ¡Tenía la convicción de que si era Hiromichi-kun y de que si lo hablábamos, me entenderías!

Ante mis palabras, Haruka mostró una sonrisa más radiante que el sol de verano.

Está llena de confianza.

Haruka aún confía en mí a pesar de que hice semejante cagada.

… Que felicidad.

Incluso si lo máximo que haremos es besarnos durante los próximos años, si Haruka muestra esa sonrisa al lado mío, solo con eso podré creer que me ama.

—Oh cierto, sólo para confirmar, Hiromichi-kun, aún no has comido, ¿verdad?

—Hmm, pensé en que fuéramos a comer ramen cuando llegaras.

—Que alivio. Bien, préstame la cocina. Hoy cocinaré para Hiromichi-kun.

Haruka dijo eso y exhibió las bolsas que traía.

Parece que vino bien preparada para tratarme.

La primera comida hogareña preparada por mi novia. Por supuesto que le daré una cálida bienvenida.

—Estoy deseoso por la comida preparada por Haruka. ¿Se te da bien la cocina?

—Hmm. La verdad no mucho. Pero estará cargada de mucho afecto.

Haruka hace una pose mostrando los bíceps de su brazo.

… Tengo la sensación de que tiene la bandera de ser una mala cocinera, pero honestamente ya me hace feliz el que intente tratarme con comida preparada por ella misma. 

Siento que al yo actual le parecerá que la mayoría de las cosas tendrán un buen sabor.

—Además, creo que puedes tener expectativas ya que también tendremos a un adecuado maestro de cocina. 

Siendo el caso, siento un mayor alivio. Estoy deseando almorzar.

….

…..?

No, espera.

¿No dijo Haruka algo extraño ahora?

¿Maestro de cocina? ¿Un maestro?

¿Y ese quién es? No éramos solo Haruka y yo…?

—Ehh, así que esta es la casa de Hiromichi-san.

Al momento siguiente escuché una voz a espaldas de Haruka, me sorprendió tanto que sentí como mi corazón se salía por mi boca.

Después de todo, esa voz era exacta a la de Haruka.

Una persona que se refiere a mí con “Hiromichi-san” y con la misma voz de Haruka.

Solo hay una persona así en este mundo. Es la última persona con la que quisiera encontrarme en ese momento.

Y… es exactamente esa persona la que subió por las escaleras y apareció delante mío.

—Una atmósfera retro da una buena vibra, ¿verdad? Aunque, parece que se pueden meter muchas arañas y mapaches.

—S-S-S-Shigureeee!?

—Buenos días. Tiempo si vernos, desde la acampada en la playa. Hiromichi-san.

Ehh, q-q-q-q-qué carajos!?

P-P-P-Por qué carajos Shigure está aquí!?

Es una situación completamente inesperada, me encuentro abriendo y cerrando la boca sin poder hablar, similar a un pez arrastrado a la orilla.

Una intrigada Haruka ladeo la cabeza al verme en ese estado.

—¿Eh? ¿Hiromichi-kun, por casualidad no escuchaste nada por parte de Shigure? Ella misma dijo que se encargaría de contactarte.

—Oh, lo siento. La verdad es que lo mantuve en secreto porque quería ver la cara de sorpresa de Hiromichi-san. Jejeje.

—¡E-Eso no se hace!

Haruka, que escuchó eso, rápidamente me pidió disculpas.

—L-Lo siento Hiromichi-kun. No me tengo mucha confianza cocinando, así que ya que Shigure es buena en ello pensé en llamarla para que me colaborará…. Pero si no te agrada que Shigure esté en tu casa, haré que se vaya…

—Ehh? Ese no es el caso, ¿verdad? Después de todo, Hiromichi-san y yo somos muy buenos compañeros de clase. Sería muy “maleducado” expulsarme ahora, ¿verdad?

Dijo Shigure con un tono de voz insistente y una mirada burlona.

Puedo sentir una gran carga de amenaza allí.

Imposible, ella tenía planeado pegarse a Haruka de esta manera y así meterse en la casa!?

¡E-Esto es malo! ¡Totalmente malo! ¡Es demasiado peligroso! 

… Aún así… 

—Si llegas a rechazarme, le revelaré todo lo que hemos mantenido oculto a Nee-san.

¡Si hago que ella se vaya ahora, no sé lo que sería capaz de hacer!

—H-Hmm, no tengo problemas en que entre en casa… no es ninguna desconocida…

—Uhh. Muchas gracias.

Al final, perdí ante la presión de la mirada de Shigure y la acepté.

Ante eso, Shigure me envió una sonrisa realmente maliciosa. 

Toda la calidez que me hizo sentir la sonrisa de Haruka se desvaneció rápidamente, y sentí un dolor, como si un carámbano perforara mi estómago.

¿Cómo rayos ira a terminar esto?

XXX 

—Perdón la molestia.

—Perdón la molestia.

Haruka y Shigure atravesaron el corto corredor desde la entrada y entraron así a la sala de estar, que es a la vez mi habitación.

—Hmm. Así que esta es la habitación de Hiromichi-kun. Jejeje. Puede que esté un poco nerviosa.

—¿Por qué estarías nerviosa?

—Después de todo, es la primera vez que entro a la habitación de un chico de mí misma edad… Sin embargo, está muy limpia. Tenía la imagen de que la habitación de un chico sería más desordenada. Hiromichi-kun es muy diligente, ¿verdad?

—Te equivocas Nee-san, no hay forma de que la habitación de un chico normalmente luzca así, ¿sabes? Para darle la bienvenida a su novia, seguro la limpió con los ojos bien abiertos y no dejó pasar el más mínimo pelo, ¿no fue así? Por los trapos para limpiar que se están secando me puedo hacer una idea de lo duro que trabajo Hiromichi-san.

¡¿Tú te pones a señalar eso?! ¡Qué descarada!

—¿Fue así? No era necesario que te tomaras tantas molestias. Casi cualquier habitación está limpia si se le compara con nuestro salón del club.

—Veras, no funciona de esa manera. Después de todo, nosotros estamos en cierta edad. Hay una que otra cosa que no querrá que vea su novia. Por ejemplo, detrás de este fusuma antinaturalmente cerrado…

Ugh…!? O-Oi.

E-Espera, sabes que allí está tu habitación! 

Todas las pertenencias de Shigure se removieron de la sala de estar y de la cocina y se acomodaron allí.

Shigure no tiene un gusto muy marcado por las cosas femeninas, pero hay unas cuantas que se puede saber de un solo vistazo que son cosas de uso femenino.

Si le muestra a Haruka algo como eso…!

—Basta Shigure. ¡No se anda como se te dé la gana en la casa de otra persona! Si le causas demasiados problemas a Hiromichi-kun, Onee-chan se enojará contigo, ¡¿vale?!

—Entendido.

Shigure retiró la mano del fusuma al ser reprendida fuertemente por Haruka.

Y como para decir que era una broma sacó la lengua en mi dirección.

—Lo siento Hiromichi-kun. Shigure no hace más que comportarse mal.

—No… no hay problema. No es como para que te disculpes. Es solo que allí está la habitación de mi padre y está todo desordenado, es por eso que no quiero que se abra. 

—Hmm. Entiendo.

—Olvidémoslo.

¡Esta mocosa…!

En serio, ¡¿a qué ha regresado?!

Shigure, Haruka y yo, reunidos en esta casa. No hay una situación peor que esta…

Desde un principio no tenía la actitud de cooperar conmigo…?

Bien, entonces qué es lo que va a hacer ahora? ¿Tiene planeado exponer todo a Haruka aquí? O, ¿simplemente disfrutar atormentándome?   

Realmente no sé en lo que está pensando Shigure.

En cualquier caso, sería un peligro apartar la vista de Shigure.

Tengo que estar alerta a sus movimientos.

Les mostré la sala de estar y mi habitación a las dos, y serví coca cola para tres en una mesita que había preparado de antemano.

Entonces, por un rato charlamos amigablemente.

Los temas eran acerca de cómo pasábamos las vacaciones de verano, o si ya habíamos progresado con las tareas…  

Todo el tiempo estuve alerta a los movimientos de Shigure.

Estaba altamente tenso para así poder reaccionar de inmediato ante cualquier movimiento sospechoso de Shigure.

Sin embargo, parece que fue un poco excesivo…

—Hmm, Hiromichi-kun.

—¿Q-Qué?

—Después de todo, estás ansioso por la presencia de Shigure, ¿no? Desde hace un tiempo no le quitas la vista de encima.

Ugh.

—¿No es eso malo? Hiromichi-san. Increíble, envías una mirada apasionada a la hermana menor, mientras tienes a Nee-san como novia. 

Sabes la razón por la que no puedo quitar la vista de ti… 

Lo sabes y te atreves a burlarte. Este demonio…  

—E-Estoy bien. Es solo que no estoy acostumbrado a la presencia de dos chicas en mi habitación.

—No parece que Hiromichi-san sea muy popular con las mujeres, ¿verdad? 

—No me fastidies.

—No es como dices. Yo amo a Hiromichi-kun.

¡Es un ángel…!

—Ahora que lo dices, hay algo que quería preguntar desde antes, los dos se conocieron cuando estaban en primaria, ¿verdad?

—H-Hmm. En la guardería no había más niños de cuarto año a excepción de nosotros.

Respondí, manteniendo la guardia ante los movimientos del demonio que cambió de tema tan de repente.

—Escuché que Nee-san gustaba de Hiromichi-san desde esas épocas, pero, ¿Hiromichi-san también estaba interesado en Nee-san desde entonces?

—Eso…

—No es el caso. Después de todo, por culpa del shock del asunto de papá y mamá, lucía bastante sombría y no era nada linda…

Haruka agacho la cabeza pareciendo apenada.

Probablemente sienta vergüenza de sí misma en aquella época.

Bueno, ciertamente la impresión actual de Haruka difiere bastante con la de aquellos días.

La Haruka de la guardería solo con verla era una niña con un aura deprimente.

En fin…

—Puede ser dudoso si hubo algún sentimiento de amor. Sin embargo, nunca fue el caso de que no fuera bonita.

—Eh?

—Tengo la sensación de que su rostro sonriente no ha cambiado mucho con aquel entonces. Recuerdo bien de que me gustaba eso. Quería ver el rostro sonriente de Haruka, y por eso me acercaba a ella. …Si lo pienso ahora, es solo que no entendía el sentimiento del amor, es probable que desde entonces estuviera enamorado de Haruka.  

Me pregunto, ¿si hubiera sido en una época un poco más tardía hubiera visto a Haruka favorablemente como alguien del sexo opuesto? Bueno, si hubiera sido consciente de ello, es probable que hubiera estado avergonzado y fuera incapaz de dirigirle la palabra.

Cuando respondí eso, Haruka lucio apenada con las mejillas ruborizadas. Es tan linda…

Por otro lado, Shigure murmuró; “Es bueno, eh”, pareciendo nostálgica. 

—Yo también estuve deprimida por esas épocas, pero no hubo nadie que fuera amable conmigo. Tengo envidia de que Nee-san haya conocido a Hiromichi-san.

—Shigure…

Ya veo. Ciertamente no fue solo Haruka la que estuvo en shock por el divorcio de sus padres, Shigure también debió haber vivido un momento de depresión similar al de Haruka, ¿verdad? 

Conociendo a la Shigure de ahora, en absoluto puedo imaginármelo.

Cuando pensaba en ello, Shigure se me acercó, haciendo que nos tocamos ligeramente las rodillas, y me pregunto,

—Dime, Hiromichi-san. Si fuese yo la que te hubieras encontrado en la guardería, ¿te hubieras llevado bien conmigo? 

—Por supuesto…

Por supuesto que sí.”, Iba a responder de inmediato eso, pero un pensamiento reflejo me atrapó justo en el acto.

Me pregunto si en serio me hubiera llevado bien con Shigure? El yo de primaria con esta problemática chica?

…. Hmmm…

—No, eso es imposible. No puedo llevarme bien contigo.

—¡Eh! ¿¡Por qué!?

—Hablamos de ti, eres malvada.

Así es. Que pudiera llevarme bien con Haruka se debió a que era una niña pura.

Me encantaba la sonrisa inocente de Haruka, porque quería verla era la razón por la que me esforzaba.

Es bastante dudoso decir que pudiera hacer eso por la sonrisa maliciosa de Shigure.

—Uhm. Aunque es mi propia forma de expresar amor.  

—Eso es horrible. Un afecto tan distorsionado es inadmisible para un estudiante de primaria. 

Rechace tajantemente a Shigure, quien protestaba agarrándome el hombro.

Entonces Shigure hizo un puchero inflando sus mejillas.

—Hmm. Vale, vale, como quieras. Estaba bien incluso sin que Hiromichi-san me confortará, porque yo tenía el karate.

—Ya que lo mencionas, practicaste karate, ¿eh?

—Comencé a hacerlo porque me irritó mucho el asunto de mis padres.

—Ya veo. Bueno, cuando alguien se dedica a un deporte puede olvidarse de las cosas que le molestan.

—No. Cuando golpeo a alguien me siento un poco mejor.

Ese es un motivo horrible. Demasiado horrible.

—Sin embargo, me gusta golpear, pero no que me golpeen, es por eso que siempre me comportaba adorablemente para hacer que los senpais no se pusieran serios conmigo.

—No uses debuffs en el karate.

—Pero cuando los lastimaba los trataba adecuadamente. Les ponía compresas y consentía la cabeza y mejillas mientras les cantaba “sana, sana colita de rana…” Entonces todos parecían felices de ser golpeados de nuevo por mí.

—Una niña de primaria así me da escalofríos. No hay duda de que todos esos tipos deben haber adquirido fetiches retorcidos por tu culpa.

—Bueno, fue así que gracias al karate me recuperé. Es por eso que no necesito de Hiromichi-san. Beeh

—Una forma de depresión nada encantadora.

¿Por qué no puede tener una depresión más normal y dócil, así como la de Haruka? 

Fue entonces cuando me quedé exasperado.

Y entonces Haruka hablo, como para hacer sentir su presencia,

Jeeh. Ambos son bastante cercanos, ¿verdad?

—Eh?… ¿Cercanos? ¿Shigure y yo?

—Hmm. Después de todo, la forma en que hablan uno al lado del otro se siente bastante natural. Y su distancia también es cercana.

Me di cuenta cuando me lo dijo.

Discutimos persistentemente a una distancia en la que nuestros hombros se podían tocar. 

Esa es la sensación de distancia que manejamos cuando “estamos en nuestra propia casa”. No es la sensación de distancia que se maneja en la escuela, y de la cual es la que conoce Haruka. 

M-Mierda. La he cagado…

El hecho de que llevemos un tiempo en vacaciones de verano y sin asistir a la escuela, y de que en sí mismo este lugar sea nuestra casa, hicieron que sin querer termináramos discutiendo de la manera habitual.  

¿¡Le parecerá extraño a Haruka!? Como sea, tengo que seguirle la conversación…

—L-Lo siento, a pesar de que has venido a mi casa te he estado dejando de lado.

—No. No está mal. Más bien me alegra mucho. Hiromichi-kun escuchó mi petición de que te llevaras bien con Shigure. Gracias. 

—O-Oh, claro…! Por supuesto.

Haruka, en lugar de hacer mala cara por el sentido de distancia que yo manejaba con Shigure, estaba encantada haciendo una sonrisa libre de preocupaciones.

La subestimé considerándola un ángel. Es una deidad.

Que puedo decir, no hay duda de que Haruka es completamente ajena con despreciar o engañar a las personas.

Estoy seguro de que ideas como esas nunca han pasado por su cabeza.

—… Nee-san tiene mucha confianza en Hiromichi-san, ¿verdad?

Por otro lado, Shigure, la hermana menor, frunció los labios pareciendo aburrida ante la actitud imperturbable de Haruka.

¿Cómo carajos es qué teniendo una relación de sangre tan fuerte con esta deidad, hayas terminado de esta manera? 

—Nee-san, ¿no te preocupa que Hiromichi-san y yo nos llevemos bien?

—Hmm? ¿Por qué?

—Después de todo somos gemelas, ¿sabes? Somos iguales en todo, la cara, el corte de cabello, la voz. Te sentirías muy nerviosa si tal hermana se llevará bien con tu novio, ¿verdad? ¿Qué tal si te engañan?

¡E-Esta tipa está pisando donde no debe!

Entre en pánico. Sin embargo, Haruka…

Ajajajaja!

Como si hubiera escuchado una broma graciosa, pasó rápidamente del penetrante golpe de Shigure.

—No hay forma de que piense tal cosa. No hay manera de que Shigure y Hiromichi-kun terminen así. Shigure, tienes preocupaciones extrañas, ¿sabes?

—En efecto.

—Después de todo, Hiromichi-kun es mi príncipe.

Buh.

—Prin…ci…pe…?

Tosí por reflejo.

Incluso las mejillas de Shigure se estremecieron.

Sin embargo, Haruka lo dice con total seriedad.

—Así es. Cuando estaba en primaria me rescato de un profundo abismo, acepto mi confesión cuando nos volvimos a encontrar en la secundaria, nunca ha dejado de cuidarme, y acepta todas mis terribles debilidades, es mi muy fuerte y amable príncipe. No me puedo imaginar a Hiromichi-kun teniendo algo con mi hermana. 

Al instante, casi sentí que daba una voltereta. Hay tanta diferencia entre lo que Haruka cree que soy y lo que realmente soy, que me siento destruido por los sentimientos de culpa.

Hmm, puede ser algo problemático que mi novia sea demasiado deidad.

—Más importante que mis asuntos, ¿cómo vas tú, Shigure? Ya han pasado unos meses desde que te mudaste, ¿verdad? ¿Tienes novio?

—…No. Desafortunadamente.

—Ya veo. Dime qué tipo de chico te gusta. Cuando éramos niñas nunca tuvimos ese tipo de charlas, me gustaría escuchar.

—No tengo ningún tipo de gusto especial, solo lo típico. Solo uno que le guste el desayuno que preparo y que me de la mano cuando tengo miedo, es lo único que deseo.

Jeeh. Inesperadamente no eres codiciosa, ¿sabes?

—… ¿Te parece? Sin embargo, tengo la conciencia de que lo que estoy diciendo es más que codicioso. ¿Qué opinas al respecto, Hiromichi-san?

No mires en mi dirección…!

Deja de pellizcarme el muslo debajo de la mesita …!

O debería decir, charlar sobre amor con estos miembros es como correr en un campo minado, ¿verdad? 

¡Tengo que cambiar el tema de inmediato!

—A-Ahora que lo pienso, Haruka, estuviste en un campo de entrenamiento con el club el otro día, ¿verdad? ¿Cómo estuvo? ¿Te divertiste?

—Fue divertido… pero difícil. Fue una práctica que fue desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche. La presidente subió fotos de aquella vez, ¿quieres verlas?

—¡Cielos, quiero verlas! 

—Espera un momento, vale. No manejo mucho Instagram…. 

Haruka abrió la publicación con mucha dificultad, —tal vez porque no está acostumbrada a manejarla—, y nos la mostró…

En la pantalla de Instagram, —la aplicación para compartir fotos, muy popular entre las personas joviales, (está instalada en mi smartphone desde que lo compré, pero por supuesto nunca la he tocado) —, hay innumerables fotos de los miembros del club de teatro en el campamento de entrenamiento.

Mientras me sentía aliviado por haber cambiado el tema de manera efectiva, me desplacé por el álbum de fotos. No tenía interés en las fotos, excepto en las que aparece Haruka, por lo que busco las fotos en donde sale.

Dedicada a su práctica mientras suda.

Derrumbada en el suelo después del agotador entrenamiento.

Posando con los demás miembros.

Había varias fotos de Haruka.

Dentro de todas estas, me sentí fuertemente atraído por una foto de Haruka en la que llevaba un jersey y se ataba el pelo hacia atrás, tal vez fue tomada antes de la práctica, supongo.  

No mira a la cámara, ni posa con una sonrisa. 

Pero la expresión seria de su rostro, con una atmósfera de tensión, el reflejo de la fuente de luz, y sus ojos brillando como si estuvieran en llamas… es muy bonita. Casi caigo enamorado. No, ya sabes, ya estoy enamorado. Me refiero a caer doblemente enamorado ante la hermosa y genial Haruka.

Jeeh. Esta foto está tan bien tomada. Nee-san es muy hermosa.

Shigure también mostró admiración al ver la misma foto.

Parece que el que me sintiera encantado con esta foto no era porque la viera con mi sesgo de enamorado.

Imagen que contiene Texto

Descripción generada automáticamente

Ajajaja. Ciertamente la fotografía está bien tomada. Pero después de eso me la pase estropeando mis diálogos y el profesor se enojó conmigo. La presidenta me mostró esa foto y se burló terriblemente de mí diciendo que de estrella solo tengo la fotogenia.

—… Hmm. Pero ser fotogénica también es un espléndido talento, ¿verdad? Vamos, puedes hacerlo igual que lo hizo mamá, debutar como actriz partiendo como modelo gravure, ¿no?

—¡N-No, no! ¡Absolutamente no! Ciertamente comencé a actuar porque admiraba a mamá, y puede que me encante mucho hacerlo, pero soy una actriz terrible. Es imposible pensar en ser profesional…. Además, me moriría de vergüenza como modelo g-gravure! ¡Es absolutamente imposible!

Me sentí aliviado interiormente viendo a Haruka negándose con todas sus fuerzas. 

Después de todo, como su novio, es un tema delicado.

Quiero ver a Haruka como una modelo gravure, pero no quiero que otros la vean. La quiero para mi solito.

Me pregunto si es por culpa de tal alivio? En fin, la cuestión es que en el momento en el que me estaba distrayendo mi estómago gruñó.

Fufufu. Parece que al señor novio no se le llenara el estómago con anécdotas.

—Ah, lo siento Hiromichi-kun. La charla se ha hecho larga. Voy a ponerme con el almuerzo de inmediato.

—Te ayudaré.

Siguiendo a Haruka, Shigure también se levantó.

Por supuesto también intenté ayudar, pero fui rechazado con un; “Hoy voy a cocinar para Hiromichi-kun”. 

Bueno, siendo el caso, voy a intentar esperar con la mentalidad de un chiquillo que no entra a la cocina.

Me senté y observé la idéntica figura posterior de las dos.

Fue en ese momento,

—Aahhhhhhhh!

Haruka, quien sacaba los ingredientes de la bolsa que trajo, grito.

—¿Qué pasó, Nee-san?

—Olvide comprar queso parmesano rallado…. Hiromichi-kun, ¿tienes queso parmesano en casa?

—D-Déjame pienso…

Q-Queso parmesano rallado?

A ver… No parece como si hubiera.

No tengo idea ya que Shigure es la que tiene el control de todo en esa área.

Pregunte con la mirada a Shigure, pero ella negó con un leve movimiento de cabeza.

—Lo siento. No cuento con queso parmesano.

—Ya veo. …. Hmm, está decidido. Hay una tienda de conveniencia pasando la calle, iré corriendo a comprar!

—Vas a cocinar para mí, yo iré a hacer la compra. 

—No. Permíteme ir a mí. Esto… es una disculpa por aquel día. ¡Creo que voy a depender mucho de Shigure para cocinar, así que al menos quiero hacer esto! ¡Volveré de inmediato, espérame!

Haruka dejó esas últimas palabras y se fue corriendo como el viento.

Dejando en esta habitación únicamente a Shigure y a mí.

XXX 

Haruka se fue, y en casa solo estábamos Shigure y yo.

Esta es la única oportunidad que tengo para preguntarle a Shigure el motivo por el que regreso.

Inmediatamente interrogue a Shigure,

—¿Qué es lo que tramas, Shigure?

—¿De qué hablas?

Me devolvió la pregunta haciendo una linda expresión de confusión.

Es una cara que parece decir: “¿Qué he hecho yo?

No finjas inocencia. Sabes bien lo que quiero decir. 

—¿Por qué rayos volviste? Te dije que te quería fuera de casa ya que hoy venía Haruka, ¿no fue así? Y a pesar de eso te atreviste a volver, y junto a Haruka. ¡¿No disque ibas a cooperar?!

—Y así es. Por eso regrese, a cooperar.

—¿Cuál es la lógica de eso?

—No lo estás pensando bien, ¿sabes? Yo ya llevo varios meses viviendo aquí. No importa cuánto escondas mis pertenencias, ni cuanto limpies, no podrás ocultar el aroma.

—… Esparcí desodorante ayer, ¿lo sabes?

—Lo sé. Pero nosotros no podemos juzgar si se ocultó adecuadamente con eso, ¿sabes? Después de todo, nosotros ya estamos acostumbrados al olor de esta casa.

—Uh.

—El olor que deja un hombre y una mujer difiere completamente. ¿Qué pensaría Nee-san si oliera el aroma de una mujer en la casa de Onii-san, el cual se supone vive solo ya que su padre no está en casa debido a que trabaja lejos de esta? 

… Eso ciertamente es terrible.

Ya veo, estando junto a Shigure en este lugar, Haruka no se haría a sospechas.

Entonces, Shigure lo ha hecho para ayudarme…

—Bueno, ese es solo el pretexto, la verdad, solo vine porque me enojaba que Onii-san y Nee-san estuvieran pasándosela bien y me dejaran a un lado.

—Muestras tu verdadero carácter, eh.

—Después de todo, ¿por qué no podría estar interesada? Me intrigaba ver a la persona que me dijo algo como “déjame abrazarte”, actuando descaradamente como el novio de Nee-san.

Ugh

Gemí cuando me dieron donde más me duele.

… Hmm, bueno, supongo que en serio fueron palabras imprudentes.

Esta sensación de deuda hacia Shigure me atormenta por completo. Incluso si me quejo de la actitud amenazante de Shigure, no sería nada justo, yo mismo fui el desencadenante de ello.

¿Qué rayos debería hacer?

Cuando yo estaba sintiéndome de mierda… Shigure puso una expresión extrañamente seria y dijo,

—… Sin embargo, pienso que lo mejor es que “esa persona” se detenga.

Lo dijo en un tono de voz frío, uno que jamás había escuchado.

Fue tan frío que mis pensamientos se congelaron.

—Después de todo, Nee-san no ama a Onii-san.

Estaba bastante perplejo por las palabras de Shigure.

No es que creyera en las palabras de Shigure. Es natural.

La razón de que estuviera perplejo fue por el cambio de Shigure. 

Hasta ahora Shigure me ha mostrado su amor de varias maneras, pero nunca ha calumniado a Haruka para su propio beneficio. Claramente hay una carga de hostilidad hacia Haruka en el tono de voz de Shigure.

¿Por qué rayos?

Aunque aún estoy perplejo, obviamente responderé negando la difamación de Shigure. Como novio no puedo ignorarlo.

—¡N-No tiene sentido! Haruka me ama. ¡A pesar de todo lo que la he cagado ella confía en mí sin mostrar ninguna duda!

—Así es. Confía bastante. Un príncipe fuerte y confiable que acepta todos los aspectos malos de Nee-san…  Es una persona completamente diferente al Onii-san que conozco.

—Eso… solo estoy fallando en responder a las expectativas de Haruka!

—Te equivocas.

Con un tono de voz cargado de una fuerte convicción, Shigure interrumpió mis palabras.

—Nee-san no está viendo a Onii-san. Lo que está viendo mi hermana es al Onii-san de la primaria. Continúa enamorada de esa persona, del Onii-san de aquella época, el que era puro y que no tenía barreras emocionales.

Ji…!?

—Así que para esa persona… Onii-san, no sabes cuánto esfuerzo es necesario cuando excusas a Nee-san. Como es algo natural, no te das cuenta de lo precioso que es.

¿Eso es verdad?

Tengo demasiadas cosas en la cabeza como para asegurarlo, no se me ocurre nada que decir.

Me encontraba con las palabras bloqueadas, y Shigure continuó. Con una voz cálida diferente al tono de voz helado que habías usado hasta ahora. 

—Pobre Onii-san. Onii-san no es el príncipe fuerte que dice Nee-san. Tu eres una persona muy frágil, delicada y débil. Pero es precisamente por esa debilidad que eres una persona que se esfuerza para ser fuerte. Una persona amable que en la medida de lo posible intenta con desespero ser honesta con las demás personas. Es el Onii-san que amo. Yo… más que mi hermana— 

“Te amo mucho más”…. Shigure confesó eso mirándome fijamente.

Con unos ojos llenos de afecto a punto de derramar lágrimas, los ojos que me dirige siempre que nos besamos.

… Siempre que miro esos ojos, me siento abrumado por la dimensión del afecto que hay en estos.

Solo con mirarlos fijamente siento que me voy a ahogar en la profundidad del amor insondable que hay en estos.

Y lo que siempre pienso es,

Que Haruka nunca me ha dirigido un amor tan profundo.

Es probable que las emociones que Shigure me dirige sean más grandes que las de Haruka.

Sin embargo….

—Detente.

Son grandes, profundos y serios, precisamente por eso es que no soy capaz de responder.

No debo responder.

Es lo lógico. Porque yo… soy el novio de Haruka. 

—Entiendo… los sentimientos de Haruka. No importa cuán estúpido y tonto sea, los entiendo demasiado bien. Pero… no me agrada escuchar algo que es para denigrar a Haruka.

—….

—Ciertamente Haruka me está sobreestimando. También pienso eso. Pero… cualquiera que sea la razón, Haruka me ama. Ciertamente tenía mis dudas al respecto, pero ahora es diferente.

Mientras esa sonrisa esté a mi lado, nunca lo dudaré.

—Luego de que te dije todas esas cosas, siento que estoy siendo un completo caradura, pero….  quiero responder a los sentimientos de Haruka. Es por eso que para ya de amenazarme y estropear nuestra relación, te lo pido.

Una vez más agache la cabeza.

Pienso que es egoísta y que también es cobarde.

Le miento repetidamente a Haruka, y pisoteo los sentimientos de Shigure. 

No era mi intención hacer esto. ¿Cuándo fue qué la cague tanto? No cesan mis remordimientos.

Sin embargo, eso no significa que no pueda ser honesto ahora.

Es por eso que se lo estoy pidiendo… no, se lo estoy suplicando a Shigure.

Ignora tu razón y emociones y ayuda con los secretos de este patético hermano.

—Onii-san, realmente amas a Nee-san.

Murmuró Shigure al verme así.

Como si estuviera disgustada… pero aún así en un tono de voz que parecía haber decidido algo,

—Entiendo. Bien, escucharé la petición de Onii-san. 

—¿¡E-En serio!?

—Sí. Sin embargo, tengo condiciones.

Por un momento me sentí aliviado de que finalmente entendiera mis sentimientos.

Shigure me abraza poniendo sus manos sobre mi espalda.

—Qué!? Oi, tonta! ¡Shigure, apártate! ¡Si Haruka regresara…!

Fufufu. Eso sería terrible. No importa cuán tonta sea Nee-san, no podrá permanecer inocente viendo como su novio y su hermana se abrazan en su ausencia, ¿verdad? Esto es un lío.

—Si lo sabes, apártate…!

¡Mierda, acaso no me escuchaste!

Puse mis manos sobre los hombros de Haruka intentando quitarla.

Fue entonces…

—Si me apartas ahora, tomaré eso como la respuesta final de Onii-san.

—… Eh?

—Aceptare el hecho de que la única persona que ama Onii-san en el mundo es Nee-san, nunca más volveré a amenazarte. Dejare de forzarte a que me ames más que como a una hermana. Es decir, apartarme de ti con todas las fuerzas de tus manos, esa es la condición para escuchar tu petición.

No es particularmente difícil, ¿verdad? Shigure levantó su vista, me miró y sonrío. 

Por un momento me quedé sin palabras.

No es porque la condición sea difícil.

No importa cuánta experiencia tenga Shigure con las artes marciales, hay una diferencia entre la fuerza física de un hombre y una mujer.

Será fácil arrancarla si empujo las manos con fuerza.

… Como lo dice la propia Shigure, es una condición sorprendentemente fácil. 

Sin embargo, ¿por qué Shigure pone una condición como esa?

No lo entiendo.

Al final de cuentas, no puedo dejar que Haruka nos vea así, no tengo más elección que arrancarme a Shigure antes de que Haruka regrese. Es una elección inevitable. Incluso Shigure debería saberlo.

No hay ningún mérito para Shigure en descartar su propio amor con una elección inevitable, ¿verdad?

—… No entiendo, ¿qué significa esto tan repentino? A pesar de que dijiste que no me permitirías regresar…

Conozco bien la seriedad de los sentimientos de Shigure, es precisamente por eso que no lo entiendo.

Shigure asintió como si afirmara mi confusión.

—Ehh, bueno, yo misma soy una idiota. Realmente. Sin embargo… es porque Onii-san estuvo sosteniendo mi mano todo el tiempo.

—…!

—Pudiste haberme devuelto la amenaza, pero no lo hiciste, y te quedaste a mi lado hasta la mañana… eso me hizo muy feliz. Lamento decir cosas egoístas y causarte problemas.

Shigure sonríe mostrando una ligera señal de fastidio, en sus ojos no hay ni una pizca de que esté bromeando.  

Somos una familia que nos vemos las caras todos los días.

Se nota viéndola a la cara.

Shigure está siendo seria.

Si la apartó de mí ahora, ella mantendrá su palabra. 

—… Si te rechazo, ¿renunciaras a mí?

—¿No sé? Tengo la intención de trabajar duro en ello, pero puede que aún me resista un poco. Aunque bueno, no es que eso le importe a Onii-san, ¿verdad?

—¿Qué no me importa…?

—No te importa. De la misma forma que a mí no me importa Nee-san. 

Shigure ignora mi torpe preocupación.

—La primera vez que te robé un beso lo que pensé fue…. que no me importa lo que vaya a pasar con la relación que tengo con Nee-san, si puedo transmitir este sentimiento a Onii-san. No me importa Nee-san, a la que aprecio tanto…. Un fuerte apego que parte el mundo en el que vivimos en dos, en el de “una sola persona” y los “otros”. Eso es el amor, ¿no? Así que Onii-san, si en realidad amas a Nee-san, por favor enséñame… que no importa lo que haga, no soy más que la sustituta de Nee-san… que para Onii-san nunca seré más que “otra” … 

Por favor” … Shigure dijo esto último con una voz muy baja, y apoyó su frente en mi pecho. No dijo nada más.

XXX 

¿Qué hago?

Ante la sugerencia de Shigure me quede congelado con mis manos en sus hombros.

La fuerza con la que se apoya Shigure es débil, y el brazo con el que me rodea no tiene más que la fuerza necesaria para acariciar.

Solo con un ligero empujón a estos delgados hombros me quitaré fácilmente el cuerpo de Shigure.  

Pero si lo hago, significa que Shigure se resignará conmigo, que aunque no pueda estar de acuerdo, sin importar que tan doloroso sea, lo guardará en su corazón y actuará solo como mi hermana… 

…. ¿Eso está realmente bien?

Conozco la fuerza de los sentimientos de Shigure, y es precisamente por eso que siento tantas dudas.

Sin embargo…

—Un fuerte apego que parte el mundo en el que vivimos en dos, en el de “una sola persona” y los “otros”.  Eso es el amor, ¿no?

Las palabras que dijo Shigure hace un momento. Pienso que es verdad. 

Amar a alguien significa elegir a una sola persona.

Está decidido quién es esa “única persona”. 

Desde el momento en que acepte la confesión de Haruka.

Solo tengo que hacer una ligera fuerza en este momento y terminaré con varios de mis problemas.

Shigure dejara de amenazarme y podré comenzar de nuevo con Haruka.

Además es algo necesario para que podamos comenzar de nuevo nuestra relación como hermano mayor y hermana menor.

En lugar de seguir siendo influenciado por siempre con un amor que no se hará realidad, le responderé adecuadamente y volveremos a ser hermanos. Eso también es algo bueno para Shigure, ¿verdad? 

Por supuesto que es probable que no pueda aclarar sus sentimientos de inmediato.

Sin embargo, no voy a ignorar el sufrimiento de Shigure.  

Shigure me ha ayudado mucho hasta ahora. Si no fuera por la existencia de Shigure, es probable que mi amor hacia Haruka hubiera desaparecido. Sin duda pagaré ese favor. Nunca dejaré que Shigure se sienta sola. Cuidare de Shigure como mi pequeña hermana, la cuidare como lo he estado haciendo hasta ahora, no, la cuidare incluso más. Lo juro.

Es por eso que…. imprimí una ligera fuerza en la punta de los dedos de mis manos.

Agarrando los hombros de Shigure… fue en ese momento…

Dibujo en blanco y negro de una persona

Descripción generada automáticamente con confianza media

Ji…!

El cuerpo de Shigure tembló ligeramente.

Fue cosa de un instante.

Shigure inmediatamente oculta su temblor.

Sin embargo… fue suficiente para mandar a volar mis embustes.

“Es por el bien de Shigure”, ¿cómo?

Pienso para mi propia conveniencia.

¿Qué es lo que estuve viendo en los ojos de Shigure hasta ahora?

No hay forma de que ella sea feliz abandonando un sentimiento como ese.

Lo odia tanto que tiembla.

Y aún así, me está dando la oportunidad de ser el único que la tenga fácil.

Shigure… siempre ha sido así.

Cuando nos conocimos, fue ella la que tomó la delantera para hacer que mi convivencia con alguien del sexo opuesto fuera más fácil.

Fue ella la que me abrazó cuando estaba a punto de derrumbarme en la noche del campamento.

Y… aquella vez cuando le clame para que me hiciera olvidar a Haruka…

—Onii-san, no importa lo que yo haga, no podrás olvidar a Nee-san. No es porque seamos gemelas. Es porque eres una persona que no puede ser deshonesta con los demás. Es culpa de Nee-san. No la tuya. Eres una persona que no puedes ver eso con claridad… Lo lamentarás, seguro. Más tarde, te culparas a ti mismo y será mucho más doloroso de lo que es ahora.

En ese momento, Shigure podría haber cumplido mi petición sin tener que decir nada de eso.

Sin embargo, no lo hizo.

Shigure sabe que soy frágil, por eso me trata con cuidado para que no me lastime ni me duela. 

Me ama tanto que llegó a decir que no le importa el lazo que tiene con su única hermana, y a pesar de tener un sentimiento tan profundo, antepone mis sentimientos a los suyos propios.

Pretende ser inteligente y astuta, pero en el fondo, Shigure es más amable que nadie.

Cuando pensé en ese hecho, sentí una fuerte y dolorosa presión en mi pecho.

… ¿Por qué?

¿Por qué Shigure me ama tanto?

¿Por qué en lugar de abrazar a Shigure con estos brazos tengo que arrancarla?

… Y si… esto realmente es toda una suposición…

Si no hubiera conocido a Haruka…. ¿podría haber respondido a este amor tan infinitamente puro?

Por culpa de encontrarme con Haruka, yo…

Ji…!

Oioi, basta! ¡¿En qué estás pensando?!

¿Qué sentido tiene pensar en suposiciones absurdas?

No es eso lo que debería hacer ahora.

Lo que debería hacer ahora es rechazar a Shigure, “la otra”, por el bien de Haruka, “la única”.

No hay otra. No puede haber.

Si aplico una ligera fuerza, lo haré realidad.

No más amenazas de Shigure, no más de su amor, no más de sus tentaciones, y así poder empezar de nuevo con Haruka sin dudarlo.

Poder comenzar un “amor verdadero”. Eso es lo que estaba deseando, ¡¿verdad?!

¡Vamos! ¡Quítatela! ¡Hazlo, elige! Elige a la que es “única” para ti! 

Eso es lo mejor. Liquidar esto es la elección que debo hacer como novio de Haruka y como hermano de Shigure. Entiendo eso. ¡Cielos, lo entiendo! Aún así…… ¡¿Por qué rayos?!

—〜〜〜〜〜!

No puedo hacerlo.

No puedo poner fuerza en las manos que agarran los hombros de Shigure.

Algo en mi interior se niega a hacerlo.

—Tadaima.

¿¡Cuánto tiempo llevamos en esto!?

La puerta de la entrada principal se abrió y se escuchó la voz de Haruka.

Haruka regresó.

Mierda.

Si ve una escena como esta, todo habrá terminado.

Sin embargo, a pesar de que entendía eso, seguía sin poder moverme.

La que se movió fue Shigure.

Mientras Haruka se quitaba los zapatos en la entrada, Shigure desató lentamente sus manos de alrededor de mi espalda y se separó de mí. 

Entonces levantó su rostro, el cual estuvo todo el tiempo agachado.

—Ok. Se acabó el tiempo♡.

Esa expresión, su maliciosa sonrisa de siempre. 

Es como si dijera; “¡Caíste!

Sin embargo… no puede ocultar el rojo en las esquinas de sus ojos.

Viendo esa expresión lo entendí todo.

No hay un por qué o un qué.

Solo hay una razón por la que no pude moverme.

Yo… era renuente… a que ese amor no se fuera a dirigir más a mí. 

A pesar de que solo tenía que imprimir una ligera fuerza, una mucho menor que la necesaria para abrir una puerta, y yo podría haber empezado de nuevo con Haruka…

A pesar de que se suponía que eso era lo que deseaba…

Ya no puedo elegir a una “única persona” ….

Me he enamorado de Shigure.

XXX 

Mierda.

Mierda mierda mierda mierda.

No lo sabía… 

Que dentro de mí hubiera tal apego hacia Shigure…. 

El sudor frío que rezuma de la espalda no se detiene.

¿Desde cuándo?

Al menos aún podía elegir el día que Shigure reescribió mi primer beso. 

Dije; amo a Haruka más que a Shigure.

Pero no podría decir eso hoy.

Por el amor de Shigure, un amor que no soy digno de aceptar y al que no puedo ser recíproco, eche a perder la oportunidad de comenzar de nuevo con Haruka, la que se suponía era “la única” para mí.

¿Cómo es que las cosas terminaron así?

¡Mierda! ¡¿Desde cuándo?!

Preguntas sin respuesta circulaban por mi cabeza.

—¿Hiromichi-kun?

Ueh!?

Deje salir tal voz.

De repente levanté la cabeza, y me encontré con el rostro de Haruka pareciendo preocupada.

—¿Q-Qué pasa, Haruka?

—… Has estado con una expresión sombría…. ¿No estuvo… rica?

Recordé cuando me lo dijo…. que ahora por primera vez en mi vida mi novia me trataba con comida casera. 

Y a pesar de eso, me encuentro aquí consumiendo la comida casera como si fuera una máquina sin sentido del gusto, todo porque tengo la cabeza en otro lado. ¡Por Dios!

—¡N-Nada de eso! ¡Está super deliciosa! ¡Ves!

Expulsé las preguntas y molestias que rondaban en mi cabeza a un rincón, y me puse a saborear la comida casera servida delante mío.

Haruka preparó una napolitana con un intenso sabor a tomate, acentuada con el amargor del pimentón, estaba sazonada como a mí me gusta.

—¡La textura del pimentón se siente genial, su amargor es lo mejor! 

—Q-Qué alivio. Me preocupaba pensar si se ajustaba o no a tu gusto.

—No, estaba absorto por lo delicioso que estaba.

No me puedo creer que estuviera comiendo comida tan deliciosa en silencio.

Me embota mi propia distracción.

Me pregunto si Haruka se lo creyó.

Cuando la mire,

—Es gracias a Shigure. Gracias.

Haruka agradeció a Shigure, quien estaba enredando la pasta en un tenedor.

—Eh? ¿A Shigure?

—Hmm. Shigure me dijo que a Hiromichi-kun le encantaría si dejaba el pimentón cortado en trozos para que se sintiera el sabor amargo. 

—En la escuela dijiste que te gustaba el pimentón. ¿No lo recuerdas, Hiromichi-san?

Dijo Shigure poniendo su dedo índice en su boca.

Un gesto de secreto.

—C-Cierto… lo dije, supongo.

—Qué bueno. Ambos son compañeros de clase. Es algo frustrante pensar que Shigure sabe cosas de Hiromichi-kun que yo no conozco.

Fufufu. Es probable que uno de estos días yo terminé más familiarizada con Hiromichi-san que Nee-san.

Te equivocas. No he hablado de eso en la escuela.

No fue en la escuela, lo supo al observarme cuando comíamos.

Lo hace por mí, para servirme comida deliciosa…

—………

¿Por qué?”, “¿Desde cuándo?” Soy un caradura saliendo con estas preguntas en este punto.

Momentos que se me vienen a la mente… hay demasiados de ellos….

Me gusta la chica que me quiere.

Una chica que dice que me ama y hace varias cosas para hacérmelo saber. Además es muy hermosa. Es imposible no caer enamorado, ¿verdad?

De hecho, en lo que llevamos viviendo, son muchos los momentos en que mi corazón se ha acelerado por Shigure.

Me he excusado diciendo que la razón de que mi corazón se acelere es que Shigure es la hermana gemela de Haruka, y me justifique en eso para absorber demasiadas veces el afecto de Shigure, y lo hice de manera descarada y desconsiderada. 

El resultado de eso es que mi corazón ha sido invadido sin que me diera cuenta.

Ese veneno, que es su amor, Shigure lo continuó vertiendo en mí.

Y al final eso explica el porqué ahora tengo ese pensamiento de mierda de no querer perder el afecto de Shigure, a pesar de que ya tengo una novia como Haruka. 

Que horrible historia. 

Y aún más… el hecho de que no pudiera elegir a Haruka desentierra la peor de todas las dudas encadenadas….

Esa es—

—Ah. Hiromichi-kun, Hiromichi-kun.

—¿Q-Qué?

—Tienes salsa en la mejilla. La limpiaré.

—N-No, ¡no es necesario!

En ese momento, me escapé de la mano extendida de Haruka moviéndome hacia atrás, como si la estuviera rechazando.

—E-Eso es algo que puedo hacer yo mismo.

Ajajaja. Cierto. No eres un niño. Lo siento.

—No, más bien gracias por decírmelo…

Le agradecí mientras me limpié la salsa de la mejilla… Estoy horrorizado.

Por mis propios sentimientos realizando esa acción.

Yo… no quería mostrárselo…. no quería que Shigure, que está al lado de Haruka, viera a Haruka y a mi actuar íntimamente como una pareja.

En resumen, la peor de las dudas es esta… ¿A quién amo más ahora, a Haruka o a Shigure?

Aahhhhhhh! Basta! ¡Basta, basta, basta idiota!

Me sacudo desesperadamente los pensamientos que han brotado en mi mente.

¡En sí mismo ya es imposible pensarlo!

Ciertamente siento afecto por Shigure, no como la gemela de Haruka, sino como Shigure. 

Lo admito. No tengo otra que admitirlo.

Pero con todo y eso, no cambia el hecho de que soy el novio de Haruka.

Y confía tanto en mí que me llama su príncipe.

¡Traicionarla no sería de humanos!

—O-Oye, Haruka.

—Hm? ¿Qué?

—¿Sabes que hay un espectáculo de fuegos artificiales al final del mes terminando las vacaciones de verano en el río Tsurumi?

—Claro que lo sé. Voy con mis amigos todos los años. Ahora que lo pienso también fui con Shigure. Fuimos con toda la familia. ¿Te acuerdas?

—Fue cuando estábamos en el jardín de infantes. Qué nostálgico. Recuerdo a las dos haciendo katanuki.

—… Ese mismo. Haruka, ¿qué tal si vamos los dos a verlo? Por supuesto si ya tienes planes no es necesario que—

—Voy!!!!

—Oh, ¿s-segura? 

—¡Sí! ¡Una cita de festival, eso es súper divertido! ¡Estoy deseando que llegue!

Rápidamente Haruka estuvo de acuerdo con el plan.

Respire aliviado.

Así es. Si tengo el margen para pensar en estupideces, lo que debo hacer es pensar en Haruka. En cosas que hagan feliz a Haruka.

Porque soy el novio de Haruka.

Porque antes de conocer a Shigure yo ya era novio de Haruka.

No tengo que preocuparme por los ojos de Shigure.

Delante de Haruka, no pienses en Shigure.

—Que buena idea. También quiero ir con ust—

—No. Después de todo, esto es una cita. Shigure, consigue tu propio novio y ve con esa persona.

Tsk.

—…..

Tan pronto como dije eso brotó en el abdomen una horrible sensación de culpa por dejar a una persona excluida.

Debajo de la mesa puse las uñas en mi vientre para suprimirla.

Olvídalo. Olvídalo. Olvídalo.

No puedo dejar que Haruka se entere de esto.

No quiero lastimar a Haruka.

Es por eso que, por favor, que esto se marchite, por favor.

Que nunca salga a la superficie, que sea aniquilado allí.

Suplicaba eso.