—¡Imposible!

—H-Haruka, cálmate! 

Haruka gritaba y tenía las cejas levantadas como nunca las había visto.

Agarró la mano de Haruka en un intento para hacer que me escuche, pero la sacude con fuerza.

—¡No me voy a calmar! Mantuviste en silencio que Shigure y tú se volvieron hermanos y que han estado viviendo juntos, ¡cielos…! ¿¡Por qué no me lo dijiste!?

—P-Pensé que recibirías un shock si te decía tan de repente que tu hermana, que es exactamente igual a ti, estaba viviendo junto a tu novio, solo los dos…. Eso es realmente todo—

—Te equivocas, Onii-san.

—Shigure!?

De repente, cerca de mi oído escucho la voz de Shigure.

Shigure se inclinó para abrazarme por la espalda.

Tú, antes de que me diera cuenta estabas detrás mío…!

—No mentiste por el bien de Nee-san. La verdad es que se divertía ocultándoselo a Nee-san y coqueteando conmigo, ¿no es así, Onii-san?

Qué está diciendo delante de Haruka…!

—¿Hiromichi-kun, b-besaste a Shigure…?

—¡N-No es así! ¡Se trata de un malentendido!

—No es ningún malentendido. ¿Cuántas veces me besaste, Onii-san? ¿No fue tal vez más veces de las que has besado a Nee-san? Vamos, abrázame como de costumbre y di: “Me gustas, te amo, te amo más que a Haruka”, adelante, hazlo. 

Nunca he dicho tal cosa, ¡¿lo sabes?!

Quisiera quejarme, pero ahora tengo que explicarme ante Haruka!

—¡Escúchame Haruka! ¡C-Ciertamente me bese con Shigure, pero incluso en esos momentos solo pensaba en ti! Y las palabras de amor estaban dirigidas a ti—

—¡En cualquier caso la besaste…!

Ugh…

—¡Que cruel…! ¡Y yo que había llegado a pensar en casarme con Hiromichi-kun…! ¡A pesar de eso Hiromichi-kun me mintió y me fue infiel! ¡Y de todas las personas lo hiciste con mi hermana! ¡¡De lo peor!! ¡¡Inmoral!! ¡¡Te detesto!!

—¡Espera Haruka! ¡¡Haruka!!

—Ja…!

De repente, la escena frente a mi cambia al de un techo que reconozco.

¿U-Un sueño…? Que alivio…. Me preguntaba en lo qué haría si fuera realidad.

—Te amo…. Amo a mi hermanita Shigure….  Te amo más que a Nee-san, te amo más que a mi novia…. 

Eh, a pesar de que me he despertado del sueño, ¿por qué sigo escuchando la voz de Shigure?

Intrigado moví mi cuello y mis ojos se encontraron con los de Shigure, quien susurraba inclinada sobre mí.

—… Oi, Shigure.

—Oh. Buenos días Onii-san. Estabas despierto.

—¿Qué estabas haciendo?

—Hmm. Pensé en despertarte, pero hablabas en sueños y llamabas el nombre de Nee-san, lo que me irrito, así que intente hacer hipnopedia. ¿Qué tan efectiva fue?

—Te pido que no lo hagas de nuevo.

Shigure sonreía mostrando sus caninos.

Incluso poniendo una expresión tan perversa se ve encantadora, en serio es una gran ventaja ser una belleza.

Si esto lo hiciera Takeshi lo golpearía.

—Vamos, por favor apúrate y pon en orden el futon. El desayuno ya está listo.  

Ahora que lo menciona, hay un aroma agradable en la habitación.

A pesar de que estamos en vacaciones de verano el ritmo de vida de Shigure no cambia.

Despertarse temprano en la mañana, prepararse para el desayuno, todo igual que cuando tenemos que ir a la escuela.

Es admirable. Sin embargo, estamos en las preciadas vacaciones de verano. No va a haber ningún tipo de castigo por permitirse ser un poquito autoindulgentes, ¿verdad?… Me siento sin energía por culpa de ese sueño desagradable.

—Déjame dormir solo otras cuatro horas…

—¿Sólo otras cuatro horas? No es una hora como para que digas eso, ¿no lo crees?

—Está bien, estamos en vacaciones de verano… 

—Una vez que te acostumbras a relajarte será todo un lío que puedas recuperarte, ¿sabes? ¿Acaso Onii-san no tiene trabajo a tiempo parcial hoy por la mañana? Vamos, a levantarse rápido. 

Hmm, cierto. Sería malo si me cogiera la tarde.

Pisoteo a través del futon mientras me levanto de mala gana.

Doble el futon y me dirigí al lavabo para lavarme la cara.

Me deshice de la somnolencia adherida a mi rostro y cuando regresé al centro de la habitación estaba la mesa lista para el desayuno.

Para hoy es… tostada francesa, ¿eh?

—““Itadakimasu””

Y como es habitual, los dos desayunamos juntos.

Las tostadas francesas, tan suaves que se parten fácilmente con la más ligera presión del tenedor, se disuelven como la crema pastelera al introducirlas en la boca. 

Esa suave dulzura es especialmente deliciosa para el estómago vacío de la mañana.

Fufufu.

Shigure, que me examinaba el rostro, sonreía pareciendo complacida. 

Esa mirada gentil me hace dar un poco de pena.

Para disimularlo estire mi mano para tomar algo de beber.

¿Té con leche? Además tiene un ligero aroma a especies.

—Es té chai helado. Se veía delicioso cuando lo vi en un video de cocina, y por eso intenté prepararlo, ¿qué tal está?

—Hmm, delicioso. Puede que me guste más que el clásico té con leche.

—Es porque a Onii-san le gusta la comida dulce por la mañana, ¿verdad?

—Eh? ¿Es así? Hmm, no era tan consciente de ello, pero puede que sea así. Cuando vivía solo a veces desayunaba chips de chocolate, bastones de melón pan y cosas así…. Has estado observando bien, eh.

—Hemos estado desayunando juntos durante tres meses. Tengo una idea de lo que te gusta.

—….

Tres meses.

Ya veo, hemos estado conviviendo de esta manera por tres meses, ¿eh?

Ha pasado en un abrir y cerrar de ojos, me pregunto si es por lo mucho que lo he disfrutado?

Desde que llegó Shigure cada día se volvió más divertido, no hay punto de comparación a cuando vivía solo. 

De la misma edad, además es del sexo opuesto, y es justo como mi novia.

Convivir con una chica así era algo impensable para mi hace tres meses, un tipo poco popular y al que le costaba relacionarse con el sexo opuesto, pero ahora estoy en una situación en la que se ha vuelto de lo más normal.   

Incluso tengo una sensación de comodidad y seguridad de que si es necesario puedo tratarla con algo de rudeza.

Supongo que esto es a lo que se le llama confianza.

Todo ello es porque Shigure me llevó de la mano con suavidad.

Por supuesto, esa sonrisa desagradable forma parte de su personalidad, pero me la mostro intencionalmente para facilitarme el mostrar mi propio corazón, ya que soy una persona que se pone nervioso con el sexo opuesto.

Después de todo, Shigure nunca se atrevería a mostrar esa expresión desagradable en la escuela.

Si Shigure me hubiera tratado con el rostro de estudiante de honor que usa en la escuela, es probable que un hombre torpe como yo estaría a día de hoy mostrando reservas y midiendo la distancia con Shigure.  

Shigure no sólo me prepara la comida todos los días, realmente es muy buena conmigo.

Se preocupa por mi corazón.

Es por eso que….

— Si en un futuro llegas a rechazarme, le revelaré todo lo que hemos mantenido oculto a Nee-san.

No me espere que realizará una amenaza que desnudara ese tipo de egoísmo.

… Cielos, me pregunto qué tan en serio va.

Mierda, me pregunto si su plan es amenazarme todos los días para que la bese al igual que ayer.  

Espera, aún así no hay sentido en besarse de esa manera si los sentimientos no coinciden. 

La misma Shigure lo dijo cuando nos besamos la primera vez. En consecuencia…

—… Fufufu. Cuando intentas pensarlo es una historia curiosa.

—Eh? ¿Qué?

—Nee-san es tu novia, pero nunca ha visto el lindo rostro de recién despertado de Onii-san, y ni siquiera sabe tus gustos de comida, pero yo, su hermanita menor, lo he visto todo y lo sé. Con las cosas en ese estado, no se puede saber quién es tu novia, ¿verdad?

Ugh.

—Si quieres puedo enseñárselo a Nee-san. Siendo tu novia lo mejor es que ella sepa lo que te gusta de comer, ¿no crees? Fufufufu.

E-Ella me está intimidando! ¡Ostentando el filo del cuchillo!

Dice; tengo tu vida y muerte en mis manos.

Ahora lo entiendo.

Lo de ayer no será cosa de una sola vez. Shigure en serio planea continuar con su amenaza hacia mí.

Esto es bastante malo.

Como el novio de Haruka tengo que amarla pura y correctamente, por el bien de ella y el trauma que alberga, y a pesar de eso está fuera de discusión lo de seguir acumulando besos con Shigure a sus espaldas. 

No hay forma de que se pueda cultivar un “amor verdadero” estando bajo esas circunstancias. Tengo que detenerlo de alguna manera.

—S-Shigure. 

—¿Qué, Onii-san?

—Ciertamente he sido egoísta, y digo cosas que son muy crueles contigo. Es natural que te molestes…. Pero Haruka por teléfono llegó al punto de decirme que quería casarse conmigo.

—¿Y?

—Si alguien tan tímida como Haruka llegó al punto de decir algo como eso… yo también quiero esforzarme. No quiero lastimar a Haruka. Así que, ¿podrías mantener en secreto ese vergonzoso asunto mío? 

—No te preocupes. Guardaré en mi corazón las cosas que hacía con Onii-san en esta casa. Siempre y cuando Onii-san sea amable conmigo, ¿vale?

—… Te aprecio mucho como hermana.

—Comprendes que no hablo de esa manera, ¿verdad? 

Shigure hace una mirada afilada.

Son los mismos ojos con los que me amenazó ayer, estoy seguro de que he pisado una mina.  

—Onii-san, por favor di “te amo”.

……!

—¿Qué rayos dices tan de repente…?

—Eh? Bueno, ¿no es acaso algo que siempre quieres escuchar de parte de la persona que amas? Además, parece que Onii-san aún no comprende dónde está parado. 

—N-No lo diré.

—Eh. ¿No lo harás? En ese caso me pregunto si debería dejar de escuchar las peticiones de Onii-san? Supongo que le expondré todo a Nee-san.

Una sonriente Shigure descansaba su barbilla en sus manos sobre la mesa, mientras hacía burla de mí. 

Dibujo en blanco y negro de una persona

Descripción generada automáticamente con confianza media

—N-No tiene ningún significado hacerlo. Puedo decir cualquier cosa solo de palabra.

—Sí así lo dices no debería ser un problema, ¿verdad? Vamos~♪

Habla en un tono ligero como si estuviera bromeando, pero su mirada no se está riendo. 

Es bastante aterrador llevarle la contraria a la actual Shigure.

Lo único que podía hacer era obedecer.

—… T-Te… amo.

—No desvíes la mirada. Mírame. Vamos, una vez más.

La mínima resistencia que ofrecí fue en vano y tengo que repetirlo. 

—TE AMO.

—… No toleraré que te lo tomes en broma de nuevo.

No hay forma de que pueda escapar.

Vamos, puedes decirlo, dilo!

Son solo palabras. Es superficial. No hay nada allí. Son palabras dichas a la fuerza. Todo esto no cambia la determinación de querer confrontar nuevamente a Haruka.

Esto no hará que el deseo de Shigure se haga realidad. Solo hará que se abra una brecha entre el corazón mío y el de Shigure. Es lógico. Me está obligando a hacer algo que odio.

Lo único que siento es una sensación de desagrado.

Así es. Odio a esta maliciosa Shigure.

La odio, la odio, la odio, la odio, la odio, la odio, la odio, la odio….

—~~~~~

A pesar de que en mi mente digo lo mucho que la odio, ¿¡por qué rayos mi corazón late tanto con solo ver a Shigure a los ojos!? ¡Idiota…!

Mi corazón brincaba al mirar fijamente los grandes ojos de Shigure sentada al otro lado de la mesa. 

Siento como no solo mis mejillas se calientan, lo hace todo mi cuerpo desde su centro.

Temo que si digo “Te amo” no sabré si es verdad o mentira. 

Pero no es una situación de la que pueda salir sin decirlo.

Las amenazas han cortado las rutas de escape.

Me determiné y abrí la boca.

—… T-Te…a-a…mo….~

Mientras apartaba la mirada de Shigure finalmente logré expresar las palabras, pero salieron de forma desastrosa.

Mi corazón late con rapidez, realmente me he apenado diciendo esas palabras insignificantes, que patético. 

Y como era de esperarse Shigure ríe maliciosamente al verme en ese estado tan vergonzoso.

Fufufufu. Estás muy sonrojado para ser alguien a quien no le importa decir cualquier cosa, ¿sabes? 

—C-Cállate.

—Pero, la sensación de forzarte a decirlo, inesperadamente no se siente mal. Puede que lo tome como hábito. Aunque bueno, a lo último desviaste la mirada, eso le resta puntos. Te perdonare ya que se vio lindo♪

Ugh

—Hoy trabajas hasta la tarde, ¿verdad? Te preparare un bento, llévalo contigo, ¿vale?

Dijo eso y se levantó de su asiento.

Mientras la veía partir solté un gran suspiro.

… Si me siento así es porque Shigure es la hermana gemela de Haruka. Es normal que me emocione si tengo delante un rostro similar al de mi novia. No es que me haya emocionado porque la otra persona fuera Shigure.

Mientras me daba esa excusa a mí mismo pensaba en lo que debería hacer de ahora en adelante.

Después de todo, tengo que terminar con lo de la amenaza.

Pero, ¿cómo puedo hacer que Shigure retire su amenaza?

Pedirlo de manera sincera no funcionó.

… Y si por el contrario lo hago a la fuerza? 

Es riesgoso. No sabría cómo reaccionaría la actual Shigure.

Estoy en un punto en donde mi relación con Haruka no se puede mantener sin la cooperación de Shigure.

No es una buena idea provocar demasiado a Shigure.

Si al menos pudiera conseguir una debilidad de ella del mismo calibre que la mía podríamos negociar, pero….

Kyaaahh…!!!!

En ese momento… escuché un grito procedente de la cocina que nunca le había escuchado a Shigure.

XXX 

En el momento en que escuche el grito corte con todos mis pensamientos y me levante. Como resultado me golpeé las rodillas contra la mesa, pero apreté los dientes, aguanté el dolor y me dirigí a la cocina.

—¡¿Qué paso?!

—¡Onii-san! ¡E-e-e-e-eso!

Pálida como nunca antes la había visto, una descuidada Shigure se acurrucaba.

No es un asunto menor que Shigure esté tan descompuesta.

Qué rayos….

Miré hacia donde Shigure señalaba con su tembloroso dedo.

Allí… solo había una araña en la pared de la cocina.

—… ¿No es una simple araña?

Con ese tremendo grito pensé que había pasado algo grave, pero resultó ser una falsa alarma. 

Shigure protesto viendo como le bajaba la caña,

—¿¡D-Dónde carajos es una simple araña!? E-Es más grande que mi palma, ¿¡no la ves!? 

—Es una araña cangrejo gigante. De vez en cuando aparecen en verano. Vivimos en unos apartamentos de madera desgastada, es por eso que hay bastantes huecos por los que entran cucarachas, avispas y cosas así, incluso mapaches. 

—M-Mientes, ¿no…?

Carajo, lamento decirte que es en serio.

Pero dentro de toda esta pandilla de inútiles esta araña era un caso super raro.

—Ha venido este año. Que genial.

—¿¡Q-Qué carajos es lo que te alegra!? ¡No entiendo…!

—¿La listilla de la clase no lo sabe? La araña cangrejo gigante extermina a las cucarachas. Con uno de estos tenemos a un experimentado sargento que extermina todas las cucarachas de la casa.

—Toda una vida prefiero vivir con cucarachas que junto a e-e-este monstruo!!

… Bueno, es imposible no decir que tiene algo de monstruo.

Hablamos de un bicho que come cucarachas, de alguna forma tiene que ser una araña enorme.

Para los que no les gustan las arañas, su visual es probablemente más inaceptable que la de las cucarachas. 

Y viendo cómo reaccionó, parece que Shigure es de ese tipo de personas.

—O-Onii-san, por favor sácala, sácala rápido!

—Eh, no hay manera. El sargento es un ejemplo de lo que es un verdadero insecto beneficioso, no deja rastros de hilo y se dedica a comerse una plaga.  

—¡No, es horrible! ¡Solo a la vista es una plaga! ¡Vamos, sácala rápido!

No sé si fue por los gritos de Shigure, pero antes de que yo hiciera algo, el sargento comenzó a moverse a una velocidad aterradora, escapando por la ventana.  

Al ver eso Shigure soltó un gran respiro de alivio.

Jaaaaaaah~….

—No me lo esperaba. No eres muy buena con las arañas, ¿eh?

—… No le veo problema si es una araña de tamaño normal. Pero hay un límite para todo, ¿verdad? Cielos, se echó a perder lo divertido que fue atormentar a Onii-san.

—Es un castigo divino. Tenlo por seguro.

Has estado divirtiéndote y amenazando a una persona.

Viendo a Shigure aún acurrucada en el suelo, pensé que algo de ello se lo tenía merecido.

Sin embargo, Shigure normalmente no deja ver ninguna brecha.

…Eh.

Tal vez si hago buen uso de esto podría hacer que deje de amenazarme, ¿no?

XXX 

Una idea de usar el desagrado por las arañas que siente Shigure.

Ese día en medio de mi trabajo a tiempo parcial estuve pensando en varias, pero llegué a la conclusión de que fue un desperdicio de tiempo.  

Dado que no puedo poner a la propia araña bajo mi control no puede ser usada como material para devolver la amenaza.  

Se pueden encontrar arañas mascota a la venta, pero ahora que sé el desagrado a las arañas que siente Shigure, el comprar una, haría demasiado obvio su propósito, y lo que es más importante, no quiero una araña de mascota.

No es como si me encantaran las arañas.

Al final, el día se terminó, y cuando ya había apagado las luces de la habitación y me acosté en el futon, solo estaba como al principio.

—… A dormir.

Descanse mi desgastada cabeza en la almohada.

El fusuma que dividía la habitación de Shigure con la mía se abrió ligeramente.

—Hmm. Onii-san, ¿estás despierto?

—Hm? ¿Qué pasó?

Logotipo

Descripción generada automáticamente

Cuando enfoqué la mirada vi a Shigure en pijama parada en la línea que divide la habitación con una almohada en sus brazos. 

Es raro que Shigure esté despierta a estas horas. Shigure siempre se levanta más temprano que yo para preparar el desayuno, por lo que se acuesta temprano. 

Cuando me preguntaba qué rayos había pasado, Shigure dijo,

—Verás, ¿hoy puedo dormir en esta habitación?  

—Ehhhhh!?

Mierda, a pesar de que es tarde en la noche he levantado bastante la voz. Sin duda mañana recibiré una queja del vecino.

Pero era inevitable. Después de todo, Shigure ha dicho algo bastante absurdo.

… Eh, no me digas, ¿esto también es bajo amenaza? 

No está satisfecha con solo hacer que diga que la amo y que la bese, ¿¡quiere que durmamos juntos!? Llegados a este punto puedo imaginar cuál será su próxima amenaza. Imposible, en serio Shigure va a llegar tan lejos amenazándome e ignorando a Haruka y a mis sentimientos!? ¡No, espera, claramente está mal! Incluso bajo amenaza hay un límite… 

—Pensé que esa araña podría entrar de nuevo y no podía dormir en absoluto….

A-Así que esa es la razón…. 

Me sorprende. Me preguntaba qué tan despreocupada llegaba a ser.

Bueno, originalmente solo nos separaba un fusuma. No veo el problema si es dormir con los futones alineados….  Eh?

Espera. ¿No es esta una oportunidad para mí?

Tal vez la idea de las arañas no es inútil como material de negociación.

Le devolveré la amenaza diciéndole que si así lo quiere tiene que dejar de amenazarme.

Seguro que funciona.

Viendo su cara puedo saberlo.

Abrazando su almohada y poniendo esa expresión de debilidad se parece por completo a un cachorro abandonado. 

Es una cara que no puedes llegar a imaginar en la siempre intrépida Shigure.

Parece que en realidad no tolera para nada las arañas.

Es una expresión que en serio no encaja. Si presiono con fuerza ahora, es altamente probable que haga lo que yo le digo. Esta es una oportunidad única. Así es. Sin embargo… carajo…

—… No compartiremos futon. Trae el tuyo.

—Muchas gracias.

Una animada Shigure volvió con su futon, su sonrisa se veía incluso en medio de una habitación iluminada solo por la luna.  

Observando eso solté un suspiro de resignación.

Realmente eres un hombre a medias.

Mientras me maldecía por desperdiciar la valiosa oportunidad, Shigure arrastró su propio futon a un lado del mío y se acostó.

Jaaa…. Hay muchos insectos, goteras, corrientes de aire, el techo arde durante el día y hace mucho calor…, un segundo piso de madera no es nada bueno, ¿verdad?

—Dices eso, pero no vivías en una casa que tenía un calentador? En ese caso no es que fuera una casa tan genial, ¿no?

—Era una urbanización reforzada en concreto. Y ya que estaba en un quinto piso no entraban tantos insectos.

—Ya veo. En fin, la araña cangrejo no se acerca a los humanos por su propia cuenta, estando los dos no tienes de qué preocuparte.

—¿Te parece? No me puedo fiar de una araña. Onii-san, tomaste lecciones en la playa cuando estabas en la secundaria, ¿verdad?

—Hmm, lo hice.

Pasamos la noche en un hotel cerca al mar e hicimos canotaje.

—En una de esas pasamos la noche en una vieja posada rural, pero cuando me desperté en la mañana… tenía una enorme araña arrastrándose en mi cara…

Uwah

—Aún recuerdo la sensación de los pelos de sus patas sobre mis mejillas. Es por eso que no me agradan las arañas.

—Bueno, con esa experiencia tan aterradora no es de extrañar que las odies, pero no podrás dormir si no haces más que pensar en eso. Olvídalo y duérmete. Hoy estás durmiendo a mi lado.

Para ser honesto no me siento cómodo durmiendo junto a una chica, incluso si estamos en futones diferentes, pero tratándose de Shigure no debería tener problemas para dormir. Todas las noches dormimos así, lo único que nos separa es un muy delgado fusuma que no tiene llave. Y si cierro los ojos no veré su rostro.

Con esos pensamientos me acosté de espaldas a ella.

Sin embargo, me pinchó con sus dedos por la espalda.

—… ¿Ahora qué pasa?

—Oye, por favor muéstrame tu mano.

—?

¿Qué es lo pretende con eso?

Ladee la cabeza confundido y esta vez me gire en dirección de Shigure y saque mi mano derecha del futon.

Entonces Shigure la agarró, entrelazando sus dedos con los míos.

—Q-Qué rayos…?

—… Espera. Creo que Nee-san nunca soñaría que tú y yo estaríamos tomados de la mano en la misma habitación tan tarde en la noche.

—T-Tu, lo estás haciendo de nuevo…. Si sigues siendo tan insistente no dormiré junto a ti.

—¿No te alegras? ¿No lo usarás como herramienta de negociación?

—….!

Me mira fijamente y me pregunta pareciendo curiosa.

Parece que vio a través de mi idea para devolver la amenaza.

Como era de esperarse es sagaz.

Bueno… ciertamente tengo una especie de lamentación, pero…

No tenía de otra, después de todo, Shigure…en realidad tenía miedo. 

Y termine pensando…

¿Qué pasaría si cuando le devuelvo la amenaza, Shigure pretende hacerse la dura y se retira?

Me vino a la mente la imagen de Shigure al otro lado del fusuma asustada y encogida en su futon.

Eso realmente no me gustó para nada.

Y al fin de cuentas, si bien es cierto que Shigure fue la que me instó, nadie más que yo, fue quien dependió de esa manera de Shigure, y también, bajo mis propios intereses, fui el que quería ocultar las cosas de Haruka. Creo que la parte que utiliza eso como herramienta de chantaje es bastante horrible, sin embargo, la raíz de todo mal soy yo.

Amenazar a mi hermana aprovechándome de su debilidad para forzar las cosas a mi propia conveniencia y que al final no le pueda dirigir ni una palabra a mi asustada hermana al otro lado del delgado fusuma, ¿no es ese panorama bastante patético? Es por eso que…

—No se me había ocurrido. Es una lástima.

—…. Y es precisamente por eso.

En ese momento una sensación húmeda tocó las yemas de mis dedos. 

Son los labios de Shigure.

Trague saliva ante lo inesperado, y sonriendo apenada Shigure dijo,

—Que te ame, que quiera besarte, que te amenace, todo, absolutamente todo es por tu culpa. Es malo que en ni en lo más mínimo me hagas odiarte. Por favor se consciente, ¿vale?

—….

Entonces me mira fijamente como si estuviera observando un tesoro.

Unos ojos húmedos que no intentan ocultar su amor hacia mí.

Desvié la mirada y cerré mis ojos con fuerza.

Porque si dejo que esos ojos me sigan observando siento que me ahogare en el amor que se desborda de ellos.

No mucho después se hizo audible la respiración de una persona que dormía.

Cuando miré a un lado, Shigure dormía de costado mientras mantenía el agarre de mi mano.

Es una cara de sueño llena de calma. No sé qué tipo de cara hace cuando duerme normalmente, pero no parece que esté teniendo un mal sueño.

Si es así, es un alivio. De no ser el caso, hubiera sido inútil que durmiéramos en la misma habitación. 

…. Como sea…

—… Una mano pequeña, eh…

De nuevo estrechó suavemente su mano, y pienso en sus palabras amonestándome por no permitirle odiarme.

¿Si sacudiera con violencia esta pequeña mano podría solucionar todo?

Pero… es esta mano la que prepara deliciosas comidas para mis todos los días.

La mano que me abrazó suavemente cuando la pasaba mal y no podía hacer nada por mí mismo. 

No parece probable que pueda hacer un mal trato de esta.

… Aún así…

Si realmente amo a Haruka estoy obligado a hacerlo, ¿verdad? 

—…..

Es tal y como dice Shigure, Haruka, quien tal vez ya esté durmiendo a esta hora, no lo soñaría… a Shigure y a mi durmiendo uno al lado del otro con las manos unidas. 

Cada noche que pasa, aumentan los secretos que no se le pueden decir a Haruka.

Para poder decírselo a Haruka… lo más próximo posible sería para el año que viene, que es cuando vuelven nuestros padres…

¿Pero cuántos secretos se acumularán hasta entonces? 

Ante tal preocupación, solté un suspiro, fue entonces,

Sonó en el smartphone, que estaba cargando cerca a la cama, era una notificación de LINE.

Me pregunto quién será a esta hora?

Extendí mi mano libre hacia el smartphone y miré la notificación.

Haruka, “Oye, puedo ir a la casa de Hiromichi-kun el fin de semana?”

Por un instante olvide como respirar.