—¿Hasta cuándo vas a estar llorando? De pie, Sasha.

Al escuchar mis palabras, Sasha dirigió sus ojos rojos y llorosos hacía mí.

—Es demasiado pronto para rendirse.

—… Puedes hacer que yo desaparezca en lugar de Misha?-

—Si tengo que decir si puedo o no hacerlo, pues si puedo. ¿Era “Delt”? La razón por la que tuviste que hacer que Misha te odiara, para activar la magia es porque eres inexperta. Si soy yo, me basta con solo “Zeksiz”.

“Delt” influencia la técnica mágica de “Dino Jiksess” que está operando en Sasha y Misha, haciendo que reconozca a Misha como la verdadera. El hacer que “Zeksiz” alineara las raíces de ambas y dejar el resultado en manos de la voluntad de Misha, son nada más que limitaciones a las condiciones de éxito de la magia debido a la falta de poder y habilidad mágica de Sasha.

—Eso no.

Misha me dirigió una mirada acusadora.

—Relájate. No tengo pensado hacer algo como eso.

Esta vez la que habló fue Sasha.

—¡¡Te lo pido!! Anos. ¡Bórrame a mí! ¡Yo ya viví suficiente! ¡Le doy el resto de mi vida a Misha!

—Desde un principio la que no existía era yo. Sería extraño que Sasha se vuelva el sacrificio.

Sasha y Misha me apremiaron. Protegiéndose entre ellas, diciendo cada una que ella tenía que desaparecer.

Sigh, dios mío, pero que valiente son. Pero lamentablemente, ninguno de sus pedidos es de mi estilo.

—Ahora que lo mencionan, había una pregunta así en el test de aptitud.

Dije, recordando el contenido del examen de ingreso.

—Hay una joven con gran poder y poca aptitud para ser Rey Demonio y una joven sin poder, pero gran aptitud para ser Rey Demonio. Un día, ambos recibieron una maldición de los Dioses que les provocaría la muerte. Existe un Santo Grial que puede levantar la maldición. ¿A quién debería salvar? Expresa los pensamientos del fundador en una situación así.

Me dirigí a ambas y pregunté.

—¿Cuál es la correcta?

—El que tiene gran aptitud.

La que respondió fue Misha.

—¿Por qué?

—No importa cuánto poder tenga, el Rey Demonio no reencarnaría en un demonio sin aptitud.

Ya veo. Una forma de pensar típica de esta era. En la actualidad se le da mucha importancia al linaje y a la aptitud por lo que esa sería lo correcto.

—Eso está equivocado.

Misha se me quedó mirando.

—¿Reviviría en el que tiene poder?

Si eliges el anterior y te dicen que está mal, entonces pensarías que el Rey Demonio elegiría al que tiene poder. Pero…

—Eso también es incorrecto.

Misha parpadeó repetidas veces como diciendo que no entendía.

—Que deberían ser salvados porque tienen poder o aptitud, ¿qué rayos quieren decir con eso? Para empezar, ¿quién es el que está preguntando a quién salvar? ¿Cuándo fue que el fundador dijo que no se puede salvar a más de uno? ¿Una maldición de los Dioses? ¿Por qué debería acobardarme frente a los de esa calaña?

Me dirigí hacia Sasha y Misha y les dije con un tono imponente.

—La respuesta correcta es, dividir el Grial en dos y salvar a ambos.

Parecen entender lo que trato de decir. No tenía muchas fuerzas, pero Sasha se levantó de todas maneras.

—Las salvaré a las dos.

—… Pero, ¿cómo lo harás…? No hay necesidad de pensar demasiado el tema, para saber que es imposible. Nuestros cuerpos y raíces eran en un principio uno solo. No se puede hacer que quede separado en dos por siempre. Incluso si preparas un recipiente para Misha, no vivirá por mucho tiempo con la mitad de la raíz. Incluso si la revives será lo mismo.

Sasha dice que es imposible y expone sus argumentos. Pero, a pesar de eso ella se paró. Si sabe que es imposible, ¿por qué se ha parado? Debe tener esperanza. Se arriesgará por esa pequeña expectativa, al igual que sucedió en el examen de batallas entre equipos, ya que yo le doy vuelta su aburrido sentido común.

No pienso defraudarla.

—Dijeron que la causa de todo esto es que en un principio eran una sola.

—… Por eso, debería ser imposible…

—No. Es una lógica bastante sencilla. En ese caso, solo hay que hacer que ustedes sean dos desde el principio.

Sasha abrió grande los ojos mostrando por completo su asombro.

—Pero algo como eso, ¿cómo se hace?

—Cambiando el pasado.

Sasha se quedó sin palabras. No me digas, que no pensaba que el pasado era algo que podía ser cambiado. En realidad, la verdadera magia, por decirlo de una manera, era ligeramente más trascendental que incluso el tiempo.

Cuando entramos en este nivel de magia, incluso yo no iría tan lejos como para decir que es algo sencillo de hacer.

—Con “Lebaide” retrocederé el tiempo unos 15 años.

Esta vez la que me respondió fue Misha

—Si cambias el pasado yo no habré nacido.

—… Así es. Misha nació en un principio por la magia “Dino Jiksess”. Si por ejemplo haces que nosotras hayamos sido gemelas originalmente, la Misha que está aquí ahora desaparecería. Tendría una hermana menor, pero no sería Misha…

Por más que cambie el pasado, la Misha de ahora no nacería. Dicen que literalmente todas las puertas están cerradas y es imposible. Sin embargo, el que aplasta lo imposible es el Rey Demonio.

—El destino de las raíces divididas en dos, es algún día sin falta volver a ser una. Entonces, ¿no creen que si hubiera otra raíz todo estaría bien?

—¿Qué quieres decir?

—Basta con que haya dos de cada una de ustedes.

Tal vez no entendieron el significado de mis palabras, ambas estaban medio aturdidas.

—Supongamos que, en este momento, aquí hubiera otra Sasha con nada más que la mitad de la raíz. Esa otra Sasha está destinada a volver a ser una algún día. En ese caso, cuando llegue el momento, entre ustedes dos, ¿con quién se fusionaría?

Sasha pensó y dijo:

—No lo sé. Como tenemos la misma raíz puede ser conmigo o con Misha.

—Exacto. Es decir, se podría fusionar la Sasha de ahora con la otra Sasha. Si eso pasara, Sasha Necrón volvería a tener una sola raíz.

Continuando, dije:

—Además, supongamos que hay una cuarta persona, otra Misha. Si se fusiona con la Misha que está aquí ahora, efectivamente Misha Necrón volvería a estar completa.

Si vuelven a estar completas, ya no habría necesidad de preocuparse por quién va a desaparecer de las dos.

—… No entiendo lo que quieres decir… Eso es en el caso de que hubiera otra de nosotras, pero, ¿dónde habría alguien así? ¿O estás diciendo que existe una magia capaz de crear un ser vivo completamente igual?

—Es una lástima, pero, no importa que magia uses, no puedes crear un ser vivo igual a ti. En este mundo, no hay otra raíz como la nuestra.

—Entonces, ¿después de todo es imposible?

—No. No puedes producir la misma persona, pero se puede ir al encuentro con uno mismo.

—… ¿Cómo…?

—Creí haber dicho que puedo retroceder el tiempo. Haremos que se fusionen ustedes con sus homólogas del pasado.

Tanto Sasha como Misha tenían expresiones que decían que aún no lo entendían. No sabían los conceptos de tiempo que surgen cuando se usa la magia de origen “Lebaide”. Incluso en la era mitológica, cuántos demonios había, que fueran capaces de cambiar el pasado por más de unos segundos.

—En otras palabras, enviaremos las raíces de ambas 15 años atrás. Allí estarán las raíces de ustedes dos que acaban de nacer. Tanto ustedes de ahora, como las del pasado, sus raíces eran una originalmente. Misha y Sasha son la misma persona. Es obvio, pero la Misha del pasado y la de ahora también son la misma persona. Entonces, haremos que ambas raíces vuelvan a ser una. Así es como es posible fusionar la raíz de Misha del pasado con la de la actualidad. Sucede igual con Sasha.

—… ¿Qué sucederá…?

—Siendo honesto, será como si ustedes hubieran nacido gemelas hace 15 años.

Con lo que respecta a cambios en el pasado hay varías reglas, es problemático. Si alguien se da cuenta de que nacieron como gemelas, se generaran inconsistencias en el tiempo y el cambio en el pasado no saldrá bien. Es por eso que tenemos que hacerlo de tal manera que nadie, ni siquiera el mundo, se dé cuenta de ello.

—Cambiaremos el pasado, pero tanto ustedes, como Ivis estarán bajo la impresión de que Misha nació con “Dino Jiksess”. No habrá ningún cambio en sus vidas hasta ahora y tampoco en la historia del mundo. Lo único que cambiará, es que mañana a la medianoche Misha seguirá aquí.

Mientras ponía una cara que decía que no lo podía creer Sasha dijo:

—… ¿Realmente puedes hacer algo como eso…?

Asentí sin dudar.

—¿Al ser de la nobleza puedes usar magia de origen?

—Puedo usarla, pero…

Mire a Misha y ella también asintió.

—Las que van usar “Lebaide” son ustedes. No sirve de nada que sea yo el que regrese al pasado. Enviaremos sus raíces al pasado y harán que Misha y Sasha hayan nacido separadas desde un principio.

—… Espera, entiendo los fundamentos de la magia de origen, pero… una Gran magia como esa, es demasiado…

—Por esa razón es que usé “Gaize”.

Las raíces de nosotros tres están conectadas por una línea mágica creada con “Gaize”. De esta manera es posible que yo les pase mi poder mágico y también asistirlas con el uso de la magia.

—Yo me encargo del poder mágico y la activación de la magia. Ustedes lo único que tienen que hacer es localizar el origen. Hay dos orígenes de interés.

Levanté dos dedos.

—Primero su origen propio. Deben enfocarse en el momento en el que estaban en el vientre de su madre. Con eso en mente “Lebaide” determinará el tiempo a retroceder.

Si pueden visualizar con exactitud ese momento, podremos retroceder 15 años.

—Y el otro punto. Este es de vital importancia, para hacer que la magia funcione, el origen del cual tomaremos prestado el poder será el fundador Rey Demonio.

La magia de origen usa la ley donde el poder mágico habita en seres antiguos. ¿Debería darles mi poder de hace dos mil años o prestarles de mi poder actual? No es algo simple.

Al usar la magia de origen, si toman prestado mi poder de hace dos mil años sería por mucho más fuerte. La brecha de dos mil años incrementa y fortalece la magia.

Bueno es un concepto de magia bastante molesto de explicar así que no tiene sentido que lo expliqué.

Para hacerla corta, lo que quiero decir es una sola cosa.

—¿Lo entienden? El fundador soy yo. El Rey Demonio de la Tiranía en el cual ustedes creen es un impostor fabricado. Usen la magia de origen creyendo que yo soy el fundador. De lo contrario “Lebaide” no tendrá éxito.

Misha y Sasha se miraron una a la otra. Y ambas asintieron como si hubieran tomado una decisión.

—Creo —dijo Misha.

—De todas maneras, ya no hay a quién más acudir. Si por casualidad, existiera la más mínima posibilidad, creería hasta en el diablo —eso dijo Sasha.

—No olvides esas palabras.

Levanté mi mano y dibujé el círculo tridimensional de “Lebaide”. Con Sasha y Misha en el medio, en un parpadeo, la técnica mágica que trascendía el tiempo había sido creada.

Para que se produzca la activación de la magia, uno tenía que concentrar su voluntad.

En ese momento.

Se escuchó un penetrante sonido y el techo se derrumbó. Siguiendo la gravedad, la pila de escombros que se había derrumbado caía sobre el lugar. Y había una sombra que se movió en línea recta hacia donde estábamos, más rápido que el resto de los escombros.

En el instante en el que mis ojos captaron un rostro esquelético, rápidamente cerró la distancia hasta estar a solo unos pocos centímetros de distancia. En sus manos sostenía una espada demoníaca negra azabache, era como si condensara en ella la noche.

Debía ser joya de la era mitológica. La ominosa espada rompió mis defensas anti-magia con facilidad, cortó a través de la piel y la carne y con certeza atravesó mi corazón.

Sangre fresca caía.

—¡¡¡… Anos…!!!

Sasha pegó un grito.

—Hasta nunca fuerte demonio cuyo nombre permanecerá perdido.

Uno de los 7 Ancianos Señores Demonios, Ivis Necrón habló en voz baja y como queriendo dar el golpe final, insertó aún más la espada en mi pecho.

—… Sasha…

—… ¡¡Ya lo sé!!

Misha usó “Iris” para encerrar el cuerpo de Ivis con una jaula de acero. En ese instante, Sasha puso todo su poder mágico en sus “Ojos Demoníacos de la Ruina”.

—¡¡Muere!!

El resto de los escombros que caían del techo y los objetos de los alrededores crujieron y se hicieron añicos todos a la vez.

—Será mejor que hagan silencio.

Ivis sacudió una de sus manos y los “Ojos demoníacos de la ruina” fueron suprimidos a la vez que la jaula destrozada. Activó la magia “Gijell” y cadenas mágicas ataron a Sasha y Misha.

—Ustedes son un preciado recipiente. Será mejor que se porten bien y se queden quieras. El tiempo se acerca. “Dino Jiksess” estará completo y el fundador renacerá aquí.

Ivis miró hacia el cielo y se quedó observando la luz de la Luna que descendía sobre el lugar.

—Hm, ya entiendo. Entonces, ¿“Dino Jiksess” es una magia para construir un contenedor, para hacer que el fundador renazca?

Ivis me miró con asombro, mientras aún tenía la espada clavada en mi corazón.

—… Imposible… las heridas causadas por la espada demoníaca Gadol no se pueden curar…

Ciertamente, desde hace un rato que la magia de sanación no está funcionando. Pero solo es eso.

—¿Creíste que moriría solo porque me atravesaste el corazón?

Agarré a Ivis del rostro.

Con el objetivo de atraerlo a esta corta distancia, dejé que me golpeara a propósito.

—Pensaba que ya era hora de que aparecieras, Ivis Necrón. No creo que seas un tonto que dejaría pasar el hecho de que alguien se está metiendo con tus descendientes, a las cuales aplicaste la magia de fusión en la que pasaste mil años estudiando.

Dibujé un círculo mágico en el interior de su cuerpo. En los demonios de la era mitológica no funciona la magia superficial.

—Perdón, pero no tengo tiempo para andar jugando. Te mostraré la salida de inmediato.

Golpee su interior con la energía mágica condensada.

“Jio Graze”[1].

En ese instante, un Sol negro azabache apareció en el interior de Ivis y atravesó sus múltiples capas de defensa anti-magia, haciendo que su cuerpo fuera colapsando desde dentro.

Luz negra comenzó a derramarse desde el cuerpo de Ivis mientras daba grandes vueltas.

—Gu… Aghhh… qué, es… este poder mágico… no puede ser… Además de conocimiento de la magia, también es más fuerte que… ¿alguien como yo…?

Ivis que salió volando, trató de resistir “Jio Graze” que se estaba poniendo más violento en su interior.

—Hm. Como era de esperarse de un demonio de la era mitológica, eres bastante duro.

Extraje la espada Gadol de mi pecho.

—¿Así que las heridas causadas por esta espada no cierran eh?

Apunté a Ivis y le arrojé la espada Gadol. Esta atravesó el cráneo de Ivis como si hubiera sido absorbida. La inercia de la espada no se detuvo e hizo que su cuerpo volara por los aires, incrustándolo en la pared.

—Ug… agh… a…

¿Eso es todo? No ha muerto, pero, al menos no opondrá resistencia por un rato.

Usé anti-magia y corté las cadenas de “Gijell” que ataban a Sasha y a Misha.

—¿Están bien?

Ambas asintieron.

Hm. ¿Quedan 15 segundos para la medianoche? Tiempo de sobra. Además, para lograr cambiar el pasado, el momento crucial es a partir de ahora.

—Entonces, el paso final. Crean en mí.

Puse mi energía en el circulo mágico que había creado y activé la magia de origen “Lebaide”.


[1] NT: Antes usé otro nombre para esta magia, giga glaze o algo así… pero lo cambio a este…

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!