Yo, Shigure Sato, amo a Haruka Saikawa, mi hermana gemela de la cual fui separada. 

Inocente, agradable, gentil y nada calculadora.

Siempre he admirado a mi hermana dotada de muchas cosas buenas que yo no poseo.

Ese sentimiento tampoco cambió cuando me enamoré de Hiromichi Sato, el novio de mi hermana.   

Nunca pasó por mi cabeza algo como el temor de una rival terrible y formidable en el amor, o algún sentimiento de antipatía hacia ella.

Sin embargo…

Creo que incluso sin hacer cosas obscenas surgirá el sentimiento del amor. Hmm. Por el contrario, el amor verdadero crece de esta manera. No se trata del deseo. Únicamente de una relación pura de afecto mutuo. Yo quiero que sea así con Sato-kun.

La voz de mi hermana saliendo del celular de mi hermano.

Mientras mi hermano duerme en mi regazo, agotado de tanto llorar, escucho esas palabras de la contestadora, y un sentimiento terrible y frío recorre mi pecho.

Por la historia de mi hermano y las palabras de mi hermana puedo hacerme una idea aproximada de lo que pasó entre los dos.

Parece que mi hermano cometió un terrible error.

Recientemente él ha estado con una preocupación constante.

Después de haber sido rechazado por mi hermana en la acampada en la playa no ha podido inferir la distancia a mantener con ella.

¿Qué tan cerca puede estar? ¿Al acercarse a tal distancia podría ser rechazado de nuevo?

Preocupado por esa distancia, hacía que el tiempo que pasaba junto a mi hermana se volviera demasiado angustiante para él. 

Supongo que fue por eso que pensó que las cosas no podían continuar de esa manera. 

Parece que él preparó anticonceptivos para demostrarle con hechos a mi hermana, —quien había revelado su animadversión al sexo a causa del embarazo—, que se preocupaba por los sentimientos y cuerpo de ella.  

Sin embargo, eso encendió la ira de mi hermana.

Supongo que… era imposible que no fuera así.

El divorcio de nuestros padres y del que hablo mi hermana justo ahora por la contestadora. Fue traumático para mi hermana, quien fue la detonante de esa situación.

Además, a diferencia de mí, mi hermana fue llevada y criada por mi padre, aquel que había sufrido la infidelidad.

Supongo que eso podría haber influido en el punto de vista que tiene ella del amor.

… Bueno, y aunque no fuera tal el caso, creo que a mi hermano se le había ido bastante la olla al mostrarle eso tan de repente a una mujer, incluso si es su novia.

Creo que una bofetada en la cara está dentro de los límites del sentido común.

Sin embargo, era imposible que no sucediera hasta ese punto. 

El punto de mostrar su rechazo y regañarlo por mostrarle los anticonceptivos.

Hay una que otra cosa que un ser humano no pueda aceptar. No hay nada de malo en mostrar eso con claridad, pelear por eso, y poner en conversación el sistema de valores de cada uno. Más bien es una colisión que no debería evitarse. 

Pero más allá de ese punto, me refiero a este mensaje, ya es otra cosa.

Ella maldijo, regañó y expulsó a mi hermano, quien se había esforzado infructuosamente por ganarse su confianza, y ahora de manera contradictoria ella sale incluso con que quiere que se casen.   

Para eso también toma una razón para hacerse indiscutible, el irreparable trauma surgido a causa del divorcio de nuestros padres.

¿No es eso pasarse?

Después de todo, ¿qué hará mi hermano cuando escuche esta historia?

Será incapaz de decir nada.

No puede reprocharle nada a mi hermana por no entender el amor que él siente por ella, pero tampoco puede distanciarse de ella cuando esta le dice que lo quiere.

No, por el contrario, si es por el carácter de mi hermano es probable que se culpe duramente a sí mismo creyendo ser un hombre frívolo que se quejó niñatamente con su hermanita, a pesar de que su novia estaba pensando tan seriamente en el futuro de ellos.

Así es, al igual que esa noche del campamento.

Mi hermana no tendrá la culpa. Él mismo será el responsable total. Se exigirá ser paciente. Por el bien de la pobre chica herida, suprimirá sus propios sentimientos y lo soportará sin importar que tan solo se sienta. 

Sin importar que tan solitario, que tan amargo y doloroso sea….

Porque él es una persona amable.

Porque es una persona que trata de ser lo más amable posible con las otras personas.

Hablamos de una persona así, ¿cómo es que no puedes entenderlo a pesar de que eres su novia?

¿Cómo es que no puedes imaginar cuanto acorralara a mi hermano esta llamada?

… No, es imposible que no lo entienda.

Mi hermana lo entiende.

Incluso si no es consciente, lo hace subconscientemente.

Debe haber pensado que si le decía esto mi amable hermano no podría escapar de ella.

Estoy segura de que ni debe pasársele por la cabeza la idea de que mi hermano la pueda dejar.

Mírala poner esa sonrisa tan gentil mientras lo hace, es en realidad una gran bruja, ¿no?

Este mensaje es por completo un collar.

Unas palabras que son como cadenas que aprietan su garganta, y le hacen tragarse todas sus quejas y le mantiene en su propio patio, sin permitirle escapar ni siquiera cuando tiene hambre y sed.

Cuando las escuche albergue por primera vez en mi vida “aborrecimiento” hacia mi hermana.

Y al mismo tiempo pensé.

No puedo dejar que mi hermano escuche estas palabras.

Haz que me olvide de Haruka.

Mi hermano estaba tan arrinconado que inadvertidamente dijo eso, al final mi tan sinceramente torpe hermano no me hizo nada, ya no quiero ver como mi incompasiva hermana le hace daño a tal hermano. 

Es por eso… que presione el botón de contestar en el smartphone de mi hermano cuando estaba en medio del grabado del mensaje.  

—No dices más que cosas extremadamente egoístas, ¿verdad? Nee-san.

Y con ese impulso lanzó esas palabras sin considerar ni las consecuencias ni nada.

Con una voz fría que nunca le había dirigido a mi hermana.

Palabras que destruirían inevitablemente todo el equilibrio de nuestra relación de hermanas y el de la relación de hermanos que tengo con mi hermano y que guardamos en secreto. Sin embargo…

En serio… perdón por lo de hoy. Permíteme verte de nuevo y disculparme.

No hubo respuesta por parte de mi hermana.

La razón es simple.

La insignificante razón de que no deslice el botón que presione.

Ah. Papá ya ha vuelto, es hora de que termine la llamada… Me alegraría que pudiéramos hablar luego, incluso si es por LINE. Chao, nos vemos luego.

Mientras tanto la llamada de mi hermana se cortó y el mensaje terminó de grabarse.

Las palabras letales no llegaron a mi hermana.

Solté un suspiro.

No es un alivio por no decirle ni una palabra extra a mi hermana.

Es un alivio por poder detenerme antes de convertirme en el tipo de escoria que incluso yo detesto.

Cielos… Shigure Sato. ¿En qué estabas pensando ahora?

¿Pobre hermano? ¿No quiero ver a mi hermano lastimado por mi hermana?

¿Tu más que nadie hablando de justa indignación?

Tú, que sabiendo que tenía una novia, —mi hermana—, le robaste un beso a tu hermano, y desestabilizaste su primer amor, ¿tú te enojas por el bien de tu hermano? 

—Descaro.

Los sentimientos en mí no toman la forma de justa indignación.

Simplemente lo odio. Mi hermana sacude los sentimientos de mi hermano más que yo. Tengo unos celos imperdonables, esa diferencia entre ella y yo, quien solo puedo ser tocada a través de ella.

Unos celos que queman.

¿Algo como justa indignación? No trates de disimularlo poniéndole una ropa que no se ajusta.

No tengo esos requerimientos, y por sobre todo… es abominable.

Después de todo, es porque es mi primer amor, quería obtenerlo sin importar lo que destruyera, incluso si era la relación con la hermana a la que quiero tanto.

—…. Shigure, lo siento….

Mi hermano durmiendo sobre mi regazo se mueve ligeramente.

¿Me está pidiendo disculpas en un sueño?

—En ese caso, déjame abrazarte.

Dijiste eso y luego intentaste golpearme con la frustración de ser rechazado por mi hermana, ¿es por eso?  

A pesar de que fui yo la que lo conduje a ese pedido aprovechándome de su debilidad.

Incluso así él solo puede culparse a sí mismo. Ese es el tipo de humano que es él.

Esa debilidad es adorable.

Esa amabilidad es adorable.

Tiene el ceño fruncido, le acaricio su revoltoso pelo con el deseo de que su sueño sea siquiera un poco mejor. 

—Está bien. Onii-san no tiene la culpa. Por favor no hagas esa cara.

… Lo decidí.

Si mi hermana quiere restringirlo con un collar en su jardín y quererlo solo cuando le apetezca, pues fantástico. Yo le daré todo en lugar de tal hermana. 

Satisfaré su hambre.

Humedeceré su sed.

También le daré calor a su frío.

No sustituiré a mi hermana como lo hacía hasta ahora. Como yo. Como Shigure.

Tal como él lo pidió… vamos a hacerte olvidar a mi hermana, ¿vale?

—Me gusta más Haruka que Shigure.

Hasta que no seas capaz de decir esas palabras nunca más.

Estoy segura de que su amabilidad y amor por mi hermana hará que lo rechace, pero me trae sin cuidado. 

No le dejaré responder sí o no.

Porque eso es lo que puedo hacer.

—No eres la única que puede aprovecharse de la amabilidad de esta persona. Nee-san.

XXX 

Cuando me desperté estaba solo en la habitación.

De acuerdo con la nota dejada, parece que Shigure salió a comprar lo de la cena.

Ahora que recuerdo, dijo que no tenía nada preparado para el día de hoy.

Fue porque me peleé con Haruka y volví a casa sin que al final cenáramos juntos….

—… Tsk.

Acostado en medio de una habitación sin nadie más, levantó la mirada hacia las luces y hago una mueca. 

No por lo radiante de las luces.

Es por los crecientes sentimientos de culpa y arrepentimiento que arden en el fondo de mi pecho.

Escuche el mensaje de Haruka.

No sabía que los padres de Haruka y Shigure se habían separado de esa manera.

Tampoco había tocado ese tema con Shigure.

Es natural que Haruka tenga un trauma con el tema del sexo.

Y a pesar de eso yo le hice eso a Haruka, por qué…!?

Si se me permitiera explicar que no es como si hubiera comprado condones porque quisiera hacer tales cosas de inmediato con Haruka. 

Yo solo quería recuperar la confianza que estropeé aquella vez en la playa.

Haruka estaba cautelosa porque no quería cometer un error por un momento de calentura, y yo quería hacerle saber que no soy de los que hago cosas tan impensables y que de verdad me preocupo por ella, quería hacerle saber eso, no solo con palabras sino demostrarlo con “preparativos” adecuados.

Pero… por otro lado, no puedo decir que no sienta deseo sexual hacia Haruka. 

A fin de cuentas tal naturaleza mía hizo que espantara a Haruka, ¿verdad? 

—… Tengo que reformarme.

No hay palabras suficientes para transmitir el sentimiento del amor.

Es por eso que quiero transmitirlo, con besos y caricias. Quiero que lo sepa. Quiero que no tenga miedo.

Eso era lo que pensaba, pero si Haruka tiene tal trauma no puedo permitirme pensar de esa manera.

Ser considerado con los demás y valorarlos más que a uno mismo.

Cultivemos un “amor verdadero” entre nosotros, cómo dice y cómo desea Haruka, simplemente un amor tierno mutuo.

Nunca volveré a forzar mi afecto hacia Haruka.

Incluso si me pasa por la mente querer hacerlo, resistiré. Hasta el día que Haruka lo permita.

Estará bien. Puedo resistir.

Después de todo, una persona tan tímida como Haruka me dijo hasta que quería casarse conmigo.

Puede que rechace el contacto físico, pero me desea con el corazón. Debería ser más que suficiente si estamos unidos solo por el corazón. 

—Tadaima.

Cuando me advertía a mí mismo de esa manera, Shigure volvía de hacer las compras.

En ambas manos llevaba las bolsas de las compras de las que se asomaban cebolla, rábanos y otras cosas… 

—Ah. Ya te levantaste, Onii-san.

—…. Shigure.

—Dame un momento por favor. Terminaré con esto rápidamente.

…Hmm, cierto. No es solo Haruka con la que tengo que disculparme.

Hace un momento le dije cosas absurdas a Shigure.

Cosas como que si le gustaba me dejara abrazarla….

Solo por ser su gemela descargue hacia Shigure la frustración que sentía ante el rechazo de Haruka. 

Tengo que disculparme adecuadamente.

Me levanté y me dirigí hacia la cocina.

—Veras, Shigure… por lo de hace un momento, lo siento.

—¿Hace un momento?… ¿De qué hablas?

—… Eso, dije cosas extrañas, como que me dejaras abrazarte y eso…

Entonces una suave sonrisa se formó en los labios de Shigure.

—No te preocupes. Al fin de cuentas Onii-san no me hizo nada.

…. Que amable. Shigure.

Ella siempre me respalda.

Me da lo que quiero en el momento que yo quiera.

Pero si lo pienso, he dependido demasiado de ella hasta ahora.

Se ha vuelto un mal hábito, como un adulto alcohólico que sabe que está mal pero aún así sigue bebiendo.

El resultado de eso son esas palabras descuidadas que le dije hace un momento, por eso es que tengo que terminar con este tipo de cosas.

Porque de ahora en adelante creeré en las palabras de Haruka, quiero reformarme y casarme con ella, cultivare un “amor verdadero”

Así es, es por eso que con Shigure—

—O debo decir, que por el contrario estaba muy feliz.

—… ¿Feliz?

—Es natural, ¿no lo crees? Después de todo, Onii-san deseaba por primera vez a “Shigure”. Onii-san veía a Nee-san dentro de mí al ser su gemela, por lo que me deseabas para no olvidar el amor que sentías por ella, pero es la primera vez que me deseas para olvidarte de ella. 

—…. Uehh!?

E-Espera, ¿¡así terminaron las cosas!?

No, ciertamente pedí eso.

Lo pedí, pero fue porque no sabía sobre las circunstancias de Haruka.

Fue porque arbitrariamente estaba desencantado de Haruka sin saber sobre las circunstancias demoledoras de Haruka.

Ahora que sé sobre ello no me pasa por la cabeza la idea de querer olvidarme de Haruka.

M-Mierda. Tengo que desenredar este malentendido de inmediato.

—N-No, te equivocas.

—¿Equivocada?

—En ese momento estaba desesperado o mejor dicho, mis sentimientos eran un caos y dije cosas sin pensar…

—¿Es decir que fue mentira?

—No, no significa que sea mentira, sin embargo, eso…

—Onii-san, ¿acaso dijiste todas esas cosas de manera insincera a pesar de que sabes que me gustas? 

—N-No, no es como si me estuviera burlando de ti. 

—Claro, como no es el corazón de Nee-san sino el mío, ¿qué tan trizas deseas hacerlo? ¿Tan poco valgo para Onii-san?

U-uh

Ahora que lo dices así, soy de lo peor, ¿¡verdad!?

¿¡Qué pasa conmigo!? Estoy diciendo todas esas cosas a Shigure sabiendo que ella me quiere, que dizque de repente cambie de opinión y pretendamos que nada pasó, que me reformare y tratare de no depender más de ella, ¿¡qué tan egoísta soy!?

No estoy siendo nada considerado con Shigure.

Me aprovecho del amor que Shigure me tiene para aferrarme a ella y cuando ya no me es de utilidad la desecho, no hablo ya como hermano u hombre, soy de lo más bajo como humano.

… Pero, pero…

Honestamente me sabe a mierda, pero nada bueno saldrá posponiendo este problema. 

Decidí confrontar a Haruka una vez más. Voy a esforzarme nuevamente por la herida Haruka. Es por eso que no tengo que evadirme aquí.

—… Lo siento!!

—….

—No lo sabía. La forma terrible en que se separaron los padres de ambas, el desencadenante del trauma de Haruka. ¡Si lo hubiera sabido nunca hubiera pasado por mi cabeza la idea de que Haruka realmente no me quería! Pero hace un momento recibí una llamada de Haruka contándome acerca de eso. No creo que vaya a dudar más de Haruka. ¡Es por eso que quiero que olvides las cosas extrañas que dije hace un rato! Sé que te estoy lastimando cuando te digo nada más que cosas egoístas mientras me aprovecho terriblemente de ti, pero quiero comenzar nuevamente con Haruka…. ¡Es por eso que en serio lo siento!

De manera honesta y sincera exprese mis sentimientos y agache la cabeza.

Pienso que esta torpe excusa es una descortesía para con Shigure…

Es por eso que lo que puedo hacer es transmitir mi seriedad.

Estará bien. Shigure es una chica gentil. Estoy seguro de que hablando se llega a un entendimiento…

—No. No voy a olvidarlo.

Contrario a lo que pensé, lo que recibí fue un rechazo algo fuerte.

¿Q-Qué hago? Incluso si me lo dice de esa manera….

—Onii-san ha caído en un absurdo malentendido, ¿verdad?

—Eh?

—No te consolaba ni por amabilidad, ni porque sintiera lastima y te compadeciera. Solo quería dirigirme hacia ti. Solo quería tocarte con la más mínima excusa. Porque te amo. ¿Crees que tal mujer permitiría una broma como eso de que te esforzaras de nuevo por Nee-san? No hay forma de que lo permita, ¿sabes? Estoy segura de que hará todo lo posible para arruinarlo.

—S-Shigure…?

“A-Arruinar”, qué rayos con ese sonido peligroso? Mierda….

—Es por eso que esta es mi respuesta. Si en un futuro llegas a rechazarme, le revelaré todo lo que hemos mantenido oculto a Nee-san… todo.

Eeehh!?!?!?

—Ciertamente lo de que nos volvimos hermanos, y de que vivimos juntos, y que me estuviste besando en secreto, y cuán dulce eres conmigo, y las palabras que me dijiste hace un momento, todo, absolutamente todo se lo diré…. Bueno, será un problema. Cuando Nee-san escuche eso podrá “comenzar” de nuevo contigo, ¿no lo crees, Onii-san? 

Me quedé sin habla ante una Shigure que reía mientras decía todos esos sinsentidos.

Después de todo, su mirada no se estaba riendo en absoluto.

Los ojos de Shigure arden en amor y obsesión.

Y veo mi reflejo quemándose dentro de ellos.

Es en serio. Shigure. Si intento despreciar a Shigure ella realmente va a dejar que sus emociones corten el hilo que mantiene el equilibrio entre nosotros, lo va a cortar todo.

Si eso pasara, si se llegara a revelar de que por culpa de mis dudas hacia el amor de Haruka tuve el vergonzoso comportamiento de depender de Shigure, como un adulto que ahoga sus inseguridades en alcohol… no hay forma de que podamos comenzar de nuevo.

No tengo dudas de que todo se quebraría.

—¿Te quedó claro? Onii-san, parece que tienes la idea de que a partir de ahora puedes comenzar de nuevo, pero eso es absurdo. Has llegado a un punto del que ya no puedes regresar. 

Entonces me rodea el cuello con sus brazos extendidos.

Como una serpiente enrollando a su presa, Shigure se lame los labios con su lengua roja.

—Así es. No permitiré que regreses. Dalo por hecho. Haré que la olvides.

Los labios húmedos se comen mis labios.

Acepto su beso depredador mientras soy incapaz de moverme, como una rana que es observada por una serpiente.

El calor que transmite con sus labios es como un veneno que corroe poco a poco todo el cuerpo haciendo que sienta una sensación que se asemeja al mareo.

Los sonidos de la saliva mezclándose y el de la respiración de Shigure se hacen más fuertes en mi cerebro.

La determinación de “reformarme” que albergaba hace unos momentos se hace distante.

Mi corazón late a una velocidad dolorosa.

BUM BUM BUM BUM*.

Y en ese instante no podía distinguir si era por el temor ante la amenaza de Shigure o si era por la excitación.