Mientras Ork ondeaba su espada, chasquea la lengua.

Ha pasado una hora desde que la batalla empezó.

El “Sello de las hadas” que brilla en mis manos se ha vuelto más pálido.

Aunque este poder se pueda usar para adquirir poder explosivamente, no es algo que este hecho para usarse un largo tiempo.

Y, el enemigo al que me enfrento

-¡Cortarrrrrrrrrrrrrrrr!

Poco a poco se va volviendo más rápido y más fuerte.

El poder del dios maligno ya se acostumbró al Orihalcon.

Y la variación de ataques también ha aumentado.

Hago un paso hacia atrás que ve y corta el intervalo del oponente. Se suponía que en el último momento la perforación no iba a llegar a mi cuerpo.

Pero, desde el brazo que se había convertido una espada, empezaron crecer y estirarse más espadas. Muevo mi cuello para esquivar las espadas mientras voy irrumpiendo en su espacio y lo golpeo con mi palma…Pero, en el momento del impacto, no salieron espadas de su cuerpo, sino que, desde el cuerpo completo del títere espada salieron agujas.

Mi mano izquierda está apuñalada y por encima de eso, no puedo crear un intervalo, y eso hace que mis pies se detengan.

Y ahí, el títere espada, trato de atravesarme la cabeza. Para decirlo cortésmente, hasta en la cabeza le creció una espada.

-*Ataque explosivo*

Mientras aguanto el dolor, uso magia explosiva en la mano izquierda que había sido apuñalada.

Hago volar al títere espada, y por la onda explosiva, yo también salgo volando. Gracias a eso, la aguja que estaba clavada salió, pero, mi brazo izquierdo está hecho un desastre.

No puedo usarlo correctamente.

…Estoy concentrando mi magia y recuperándolo. Pero, en medio de esta batalla, no puedo usarlo para más que auxiliarme.

-Maldición, si sigue así, pronto será malo para mí.

Faltan solo dos minutos y un poco para que desaparezca de mis manos el “Sello de los espíritus”. Si ese poder se agota, no podre ni siquiera escapar.

-Girar, girar, girar.

En está ocasión, el hace que crezcan filos de espada por todo su cuerpo, y empieza a girar como si fuera un trompo o una peonza mientras viene hacia mí.

-*Muro de hierro*

Tomo prestado el poder del mana de tierra en mi frente, y uso los minerales en la tierra, para hacer un muro con un grosor de cinco metros.

El títere espada cortó el muro como si fuera chocolate, empezó a cavar mientras avanzaba hacia mí, y cuando apareció frente a mí, cayó.  

Este muro era una trampa para ocultar un foso.

Con los trozos del muero de hierro que fue destrozado, entierro el hoyo.

Si por lo menos puedo ganar un poco de tiempo, podré descansar un poco.

-Girar, girar, girar, girar.

Ese efímero tiempo fue destruido en solo un momento.

El suelo se empezó a mover, Y un círculo gigante salió volando del suelo mientras giraba.

-Con que un taladro. Todo es posible para ti al parecer.

Me rio y borro el sello de los espíritus.

Todavía puedo durar un poco más, pero para vencer eso, necesito dejar al menos la energía para un ataque.

-Se volvió más débil, se rindió, se rindió, entonces, déjate cortar.

Es verdad que ahora que desapareció el sello, mi poder de batalla decreció dramáticamente.

Pero, aunque sea así, todavía tengo las habilidades que aprendí de mis maestros.   

Y exactamente porque perdí mi gran poder, puedo concentrarme en mis habilidades.

Respiro muy, muy profundo.

Ingreso mi espada a la vaina.

Mantengo mi mano izquierda herida en la vaina. Solo voy a usar mi mano derecha para ondear mi espada.

Lo que voy a mostrar ahora es el polo extremo de la espada, con una velocidad de dios, la técnica más afilada… Y su nombre es “Iai”.

Choco espadas con el títere espada que vino hacia mí.

Se agrieta la espada del títere espada, y mi imitación de la espada del oráculo se rompe. Y mi hombro, que fue cortado en el mismo ataque, empieza a sangrar.

-KuKuKu, la más fuerte, mi espada, la más fuerte, como pensaba, más que Kururu, soy digno, KuKuKu.

-Bueno, tu filo de tu espada está por encima de esta espada. Pero, si es Kururu, actualmente, ella puede forjar una mejor espada. ¿No es así?… ¡Kururu!  

Yo grito.

Es la llegada de mi tan esperada carta bajo la manga.

Si, Kururu vino aquí en el viento que controla Tita.

-¡Si! Por fin la complete. Esta es mi…No, La espada de Ork-san y mía.

Tomo la espada que Kururu me lanzo.

-¡KURURUUUUuuuuuu!

El títere espada la intenta atacar.

Yo entro en el espacio que hay entre los dos y ondeo mi espada.

Las dos espadas chocan.

…… La nueva espada no se rompe. Así que, le pongo poder sin restringirme y sacudo mi espada.

Mando a volar al títere espada.

-… Oye, tú. Eres la espada más fuerte del mundo ¿No? Entonces, tienes que cortar la espada que creo Kururu, no a Kururu, Claro que, eso es si te queda por lo menos un poco de orgullo como alguien de la tribu del dios del hierro. ¿Qué tal si concluimos directamente nuestra pelea?

Me pongo en la postura del “Iai” que mostré hace un rato.  

Con solo hacer esto, se transmite lo que quiero decir.

Lo que yo estoy diciendo es esto. Los dos, usemos nuestros ataques más fuertes y resolvamos esto.

-Interesante, interesante, interesante, voy a cortar la espada de, Kururu, y luego, Kururu.

Se puede escuchar de nuevo ese horripilante sonido de su risa y un sonido metálico superponiéndose.

Cuando pasa eso, el títere espada desaparece, y su cuerpo se vuelve delgado completamente, y solo su brazo derecho se ha vuelto largo e gigante hasta el punto de ser llamado anormal.

Luego de eso, su brazo derecho que se había vuelto largo e gigante, empieza a volver a su tamaño normal. No, no fue que volvió a su tamaño, sino que, lo súper comprimió.

Ese nivel de fuerza, no puede ser comparado con lo que el usaba hasta ahora.

-Kururu, hagámoslo juntos.   

-Sí, lo entiendo.

Kururu pone su mano en mi mano que estaba en la vaina, conecta con sus dedos con los míos e inyecta su poder.

La combinación de mana de fuego y su propia magia que solo Kururu puede hacer.

Las llamas de Kururu.

Pero, solo para usarla como una armadura de la espada, no para infiltrarlo en la espada.

Al hacer esto, el filo de la espada se volvió un filo asesina mineral de los dioses.

-Esto… ¿Puedo preguntar algo? ¿Por qué hiciste todo esto? Y terminaste tan… destrozado.

Kururu, que está viendo mi hombro sangrando, mi mano izquierda llena de hoyos, y mi cuerpo que tiene heridas en todos lados, me pregunta eso.

-Porque quería protegerte.

-Como pensaba, era así. Tita dijo que de seguro era eso.

-Yo soy el tipo de hombre que se esfuerza por la mujer que le gusta. Y además, para proteger tu sueño, no podía permitirme simplemente huir contigo y con Tita.

-¿Eh? No a mí, ¿A mi sueño?  

Kururu pone una mirada vacía.

-Si es solo para protegerte, entonces lo mejor sería simplemente llevarte a cuestas y huir.

-Bueno, entonces, ¿Por qué?

-Tu querías hacer el sello de nuevo en cambio de tu madre, ¿No?…… Dentro del cuerpo de él, está el dios maligno. Si lo cortamos con la espada que creaste, entonces podrás sellarlo completamente… No, podrás eliminarlo. No vas a alcanzar a tu madre. Vas a superar a tu madre. Ya que el dios maligno se ha vuelto de esa forma, ahora, hay que hacer lo que debemos. Y se podrá cumplir tu sueño de por vida.

-Puft, Ahahahahaha, eres un tonto. Con que habías pensado hasta ese punto por mi… Esto… Ork-san, me gustas mucho.

Kururu me besa en la mejilla.

Y luego, se aleja.

-Si de verdad me cumples mi sueño, podemos tener la continuación a eso.

-… Con que así es…Entonces, terminemos esto.

Tengo suficiente motivación.

Y, la otra parte al parecer, también. Ya termino la configuración de su brazo derecho.

-Yo más que nadie, yo más que nadie, la más fuerte…

-Lamentablemente, estas equivocado. Ven, hagámoslo.

El títere espada desaparece. Es hasta ahora su velocidad más rápida.

Eso significa que usara todo su poder.

Y, yo también usare todo mi poder.

Libero la primera etapa del sello de tres fases que me mantiene atado. Solo libere la primera etapa, no porque tenga miedo de no poder volver, o porque este calificando al títere espada de manera negativa.  

Para poder vencer al “Insecto demoniaco come mundos” necesitaba una cantidad de fuerza abrumadora.

Pero, contra este enemigo, lo que se necesita es, un ataque con la mayor densidad en la cuchilla. Por eso, si es con la liberación de la primera fase, puedo controlarlo justo en el límite.

Aunque con la cantidad de fuerza soy más débil, si es para introducir poder solamente en la espada, entonces, la liberación de la primera fase es mejor.

Desde ese día que hice llorar a Tita, investigue en secreto mi sello, y me fui acostumbrando a mi verdadero poder.

El resultado fue, que mientras sean solo ocho segundos, puedo controlar el cien por ciento de mi poder estando solo en la primera fase del sello.

Con el sello liberado, inserto abrumadoramente magia y energía vital en el filo de la espada.

También le pongo el poder del sello de los espíritus que había dejado para este ataque.

Pero, todavía falta.

Mi sexto sentido me susurra eso.

Por eso, le pongo hasta el amor que siento por Kururu.

Un paso delante del intervalo.

Hasta ahora estaba en guardia mientras esperaba, pero, está vez, yo también atacaré.

Doy un paso.

Y esa aceleración también se la impongo a mi arma, el desvainar la espada, la torcedura de mi cintura, el movimiento de mi brazo, la flexibilidad de mi codo, todo eso, lo pongo en mi espada.

Al extremo de mis habilidades, por encima de lo razonable, el mejor ataque que mi cuerpo puede crear.

No pensaba que en este mundo, existiría una espada que pudiera aguantar ese tipo de ataque con mi primera fase liberada.

En realidad, sentía que la imitación de la espada que tenía antes se rompería, controlé mi poder hasta lo que la espada podía aguantar.

Pero, está espada, a pesar de que ha aceptado todo mi poder, todavía está bien.

Y es por eso que, podré hacer mi mejor ataque.

Yo y el títere espada chocamos espadas.

-La más fuerte, yo, yo, la mejor, espada.

El títere espada mueve se da la vuelta, y fue cortado en dos.

No se recupera, ni cambia.

Su existencia en sí, fue cortada en dos.

Y, hasta el dios maligno que estaba dentro de él fue cortado.

Y exactamente porque puede hacer eso, es la espada del oráculo.

Ahora, de seguro él no va a volver a apareceré de nuevo.

Guardo mi espada en la vaina.

-Un placer, mi nuevo compañero.

La espada me responde con un latido.

Al parecer va a ser una larga relación.

Bueno, déjame disfrutar esa continuación de la que Kururu estaba hablando.

…El problema va a ser, hasta donde está bien que llegue.

Esa advertencia tendré que limpiarla meticulosamente. Ya que, aunque Kururu venga con la intención de solo darme un beso, dependiendo de cómo lo haga, ¡Es posible que caiga gradualmente!

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!