Entonces comenzaron las tan esperadas vacaciones de verano.

Decir verano es decir mar.

Y cuando piensas en mar en Kanagawa, Shonan es el lugar que se le viene a la mente a cualquiera.

Es un lugar de ocio estándar del verano que ha sido escenario de varios mangas y tele dramas.

…Bueno, soy básicamente una persona de interior, ¿por qué explícitamente iría bajo el sol abrasador en esta época de mierda del año? Incluso el verano pasado estaba en casa jugando y estudiando y ni siquiera se me cruzó por la cabeza acercarme a la playa, pero este año es diferente.

Después de todo, este año tengo novia.

No puedo imaginarme no ir a la playa en verano mientras se tiene una novia.

Quieres verla en traje de baño, ¿verdad?

No puedes terminar el verano sin verla, ¿verdad?

Así que por ello vine a la zona de acampado junto al mar de Shonan.

El sonido de las olas y el olor de la marea nos dieron la bienvenida tan pronto como salimos del coche.

—Woah! ¡¡El mar es muy azul!!

—¡Uwah! ¡Es el mar el mar! ¡No lo veíamos desde que fuimos a la escuela marítima en segundo año de secundaria, Hiromichi!

—Cierto. Ahora que lo mencionas, el olor del mar es tal y como lo recuerdo. Aunque vivamos en Kanagawa, no se viene aquí de manera inesperada. Es Shonan. ¿Vas con frecuencia al mar, Haruka?

—No. Tampoco lo he visto desde el segundo año de secundaria. En el tercer año sólo estudié para los exámenes durante el verano. Y si voy a nadar con mis amigas, vamos a la piscina.

—Sé que está lleno de gente que viene de otras prefecturas en esta época del año, a menos que alguien tome la iniciativa, no se siente como si fuéramos a venir a Shonan a divertirnos solo con el flujo de una conversación.

—Además, como lo supuse, mi pelo terminó crispado, eh.

Ya veo. Las chicas tienen esos problemas, ¿eh?

Por cierto, no me gusta la arena que siempre está raspando las plantas de los pies cuando llevo sandalias.

Y si los lavas, incluso más arena se pegará por el agua, por lo que es un infierno sin fin.

—Hiromichi-san, hay mucha gente en esta playa, sin embargo, no es para tanto, sabes.

—Es mucho más profundo en las cercanías, y las olas son más altas, por lo que muy pocas familias vienen por aquí.

La que respondió a Shigure fue una chica rubia con una camiseta de rayas que se levantó del asiento del conductor de la minivan en la que viajábamos. Era la novia de Tomoe, Iizawa Torako-san, una estudiante universitaria.

Era una senpai de segundo año desde que estábamos en la escuela media Tomoe, Takeshi y yo.

—¡Senpai! ¡Gracias por ser nuestra chofer hoy!

—No le prestes atención. Fue un pedido de Tomoe. Además, tenía curiosidad por la rumoreaba novia que motivó a este “dedicado” Sato a hacer uso de mis pies.

Con una sonrisa varonil, Torako-senpai puso sus manos sobre mis hombros y los de Haruka, y nos susurró.

—¿Y qué? ¿Hasta dónde han llegado? ¿Hm? ¿Ya lo han hecho?

—¡N-No he hecho nada! ¡Aún nada!

—¡Hey! No se agarra una hermosa chica como esta para no hacerle nada. ¿Cierto, Haruka-chan? ¿Por qué no le dices a Onee-san lo que te ha hecho este tipo?

—Eh, eehh~~~~~!

Haruka se pone perpleja y con la cara roja por una universitaria que se mete en su vida privada sin siquiera dudarlo en su primer encuentro… Esta, es una persona con la que es fácil hablar porque es muy atenta y nada femenina, pero le encanta hablar como loca de historias de amor y sexo.

—Torako. Deberías dejar las cosas así. Ninguno de ellos puede estar de ese humor. Más importante, tenemos que bajar rápido el equipaje y reservar un lugar.

Cuando Haruka se encontraba en problemas, Tomoe salió en su ayuda.

Senpai hizo un puchero con los labios y se apartó de nosotros.

Evadimos el peligro.

Luego sacamos cada una de nuestras maletas y equipo de camping de la cabina y las llevamos al sitio libre para zona de acampado, y las movilizamos (principalmente Takeshi) para construirlas. 

Construiremos dos tiendas.

La antigua y enorme tienda de papá y una pequeña para tres personas propiedad de Torako-senpai.

Se meterán las maletas de todos y a los chicos en la más grande, y las chicas usarán la más pequeña.

Ayude a Tomoe y a Takeshi supervisando la construcción de la tienda más grande.

Esta es una tienda profesional, no para uso de ocio sino como para una “base a campo abierto”, por lo que es un poco más complicado de montar, pero recuerdo el proceso ya que solía montarla en los campamentos para las vacaciones de verano en la época cuando mi madre estaba viva.

Terminamos de montarla como a los diez minutos sin ninguna complicación.

—Bueno, por ahora tiene forma.

—Cuando Takeshi está cerca, clavar estacas es pan comido ¿sabes?

—Más que clavarlas las entierra por completo, todo un fuerza bruta.

Originalmente es una carpa para uso laboral diseñada para albergar a seis o siete personas, así que el interior era del tamaño de una habitación pequeña y lo suficientemente alta para que tres hombres hablaran mientras estaban de pie.

Es bastante cómoda, pero quizás demasiado grande para que la usen tres personas.

—Entonces, supongo que nos cambiamos también ¿eh? Aunque la llevo por debajo. 

—Igual.

—Yo también.

“Bueno, así son los chicos”, mientras lo decíamos no sacamos la ropa.

Justo después de eso.

Tomoe y yo nos quedamos con los ojos abiertos viendo a Takeshi.

—Takeshi, es un bikini ¿¡verdad!?

—Vaya. Además, ese es un ángulo desagradable.

—¡Es un esmoquin de músculos! ¡No había nada mejor para mostrar mi bien entrenado y bello físico!

—Para que planees llevar eso delante de una chica… Increíble…

—Fufufu, el mar en donde se viste en traje de baño es el dominio de los músculos. Los ojos de las chicas de la playa estarán puestos en mí. Ahh, relájense ustedes dos. Aunque Saikawa y Torako-senpai se enamoren de mí, las rechazaré.

—Es lo más descarado que ha dicho esta albóndiga.

—¿De dónde viene esta confianza excesiva en tus músculos?

Es cierto que los músculos desarrollados de Takeshi son un espectáculo para la vista, pero creo que hay un límite para lo lejos que pueden llegar las cosas.

—Oh, esta tienda es espaciosa.

Mientras charlábamos, en traje de baño Torako-senpai abrió la entrada de la tienda y entró.

Un bikini negro con una pequeña área de tela.

Como era de esperarse de una universitaria. Una adulta. Incluso yo, que conozco bastante bien la tosquedad de esta persona, termine ligeramente impactado. 

—No es justo que estos chicos sean los únicos que usen este cómodo espacio. ¡Intercambio de tienda!

—No digas ridiculeces por favor. El volumen de Takeshi es proporcional al de dos adultos.

La tienda de Torako-senpai es para tres personas. Pero el estándar para una tienda de tres personas es de una dimensión que a duras penas puede “almacenar” tres adultos muy pegaditos. Incluso si hace fresco en la playa, estamos en verano. Hacer eso sería como el infierno en la tierra.

—Tomaré cuidado de todo el equipaje aquí, así que por favor ten piedad.

—Torako, y las otras dos?

—Ahh. Ya se arreglaron. Hey, entra tú también Haruka.

Diciendo eso, Torako-senpai movió su cuerpo a un lado.

Detrás de Torako-senpai estaba Haruka, con una camiseta estampada puesta encima de su traje de baño y un par de gafas de sol tan grandes que le cubrían la mitad de la cara.

—Perdóname Hiromichi-kun… Después de todo, no puedo evitar sentirme avergonzada en bikini…

—Eh….

Qué…

Recibí un shock, tanto que me hallé sorprendido a mí mismo ante las palabras de Haruka.

No, quiero decir… por supuesto quería ver… el traje de baño de mi novia.

La camiseta es linda, pero es diferente, no es el punto aquí.

…Si iba a ser así, supongo que no debería haber dicho que quería ver el ombligo…

No puedo evitar arrepentirme.

Si la persona en cuestión dice que le da vergüenza, no hay nada más que hacer.

—N-No te preocupes.

—No tienes por qué obligarte a usar algo si te avergüenza, estoy totalmente de acuerdo, más bien, no es como si viniera a la playa con ese objetivo. Mientras nos divirtamos juntos…

—Pu, kuku…

Eh? ¿Se está riendo?

Espera, tal vez la persona, 

—Jajaja. Hiromichi-san, claramente estas muy decepcionado, ¿verdad?

—¡¿Qué, Shigure?!

De un vistazo, movió las enormes gafas de sol para mostrar sus ojos.

Una mirada odiosa que exuda malicia.

Es una expresión que no sería posible en Haruka.

—Respuesta correcta. ¿Oye? ¿No te dije que no te dejarás atrapar?

—Hey, Hiromichi, como para confundir a tu novia, tal vez no la ames lo suficiente.

—N-No digas ridiculeces por favor. ¿Cómo podría saberlo si ni siquiera puedo verle la cara?

Después de todo, estas dos tienen la misma figura, pelo y voz.

—Lamento burlarme de ti, Hiromichi-san. Pero si traes la catarsis después de dejarla caer una vez, el entretenimiento será más emocionante, ¿no lo crees?

—¿De qué estás hablando?

—Hey, Nee-san. Entra de inmediato por favor.

Cuando Shigure dijo eso, la entrada de la tienda se enrolló una vez más.

Ji….!

En ese momento, mi corazón dio un brinco como si me hubieran golpeado de lleno el pecho.

Allí estaba Haruka parada mientras se retorcía por la vergüenza vistiendo un traje de baño.

Llevaba un traje de baño de dos piezas que mostraba el ombligo, como yo lo había querido.

—Ji….! 

—N-No mires demasiado… Hiromichi-kun.

 —D-Discúlpame.

Me reprendieron y aparte la mirada.

No, traté de desviarla, pero no pude.

Mi mirada es atraída hacia Haruka, tanto que no escucha la razón.

El traje de baño que lleva Haruka está cuidadosamente diseñado, decorado con cintas azules sobre un fondo blanco, el área de tela es más amplia, pero aún así está más cerca de la desnudez que la ropa que normalmente lleva.

Por eso puedo ver claramente la forma del cuerpo de mi amada Haruka, la forma de sus pechos, su cintura y el adorable hoyuelo en su ombligo.

El cuerpo de una novia por el que siempre estuve interesado.

Ya está hecho… Es tan emocionante que se siente como si mi cerebro fuera a explotar.

—Ya Hiromichi-san. Puesto que mi avergonzada Nee-san se esforzó de esta manera, ¿por qué no le das al menos una crítica en vez de quedarte mirándola fijamente?

N-No puedo. El estímulo era tan fuerte que terminaba mirándola por reflejo.

En efecto, ya que Haruka ha cumplido mi deseo sin ningún problema, debo decir algo de buen gusto…

—¡Shi-Shigure! ¡No lo necesito! ¡No necesito una crítica ni nada de eso! Hiromichi-kun, no tienes que decir una palabra, ¡vale! ¿¡Vale!?

—O-Oh

Ante la cara avergonzada de una Haruka que agitaba sus manos, volví a mis sentidos y caí en cuenta de que ciertamente era raro dar las impresiones sobre esto y aquello de los trajes de baño de otra persona.

Peligroso. El estímulo que recibía era demasiado fuerte y mi cerebro estaba confundido.

No sé qué es lo que habría dicho si hubiera abierto mi boca, así como estaba.

Pero… había una solo cosa que quería decir,

—Haruka. Estás demasiado linda.

Ts-tsu~~~~~~~!!

Haruka se puso roja como una manzana y apretó su cuerpo en un fuerte abrazo.

Los dos pechos de Haruka fueron aplastados, generando un escote.

Ku, ha…

Puedo notar mi ritmo cardíaco saltando de nuevo.

…Lo máximo, el mar es lo máximo.

Porque una chica voluntariamente se mostraría en una apariencia que es prácticamente estar en ropa interior.

¡¡Lo máximo, larga vida al Mar!!

Por primera vez en mi vida, comprendí el amor al mar por parte de todos los normies del mundo.

xxx

Después de terminar el armado de la tienda, y de almorzar un costoso yakisoba que no tenía casi nada de ingredientes en la casa club de la playa, partimos de inmediato a la playa.

Después de mucho tiempo, el mar resultó sorprendentemente divertido.

El solo sumergirse ya fue increíblemente emocionante, y es muy divertido competir apuntando a los arrecifes del mar abierto.

También fue emocionante reunirse solo con los hombres y buscar el traje de baño más bárbaro entre los visitantes a la playa.

Y ahora, estábamos reunidos en la orilla jugando con una pelota de plástico.

Imagen que contiene Calendario

Descripción generada automáticamente

Las reglas son simples.

Seis personas en un círculo lanzan la pelota mientras gritan el nombre, y si la deja caer pierde.

Es un juego simple, pero cuando tienes que comprar raspado para todos si pierdes, es inevitable no estar motivado.

Yo en especial estoy desesperado, ya que para solicitarle a Torako-senpai que fuera la conductora gasté mi propio dinero en carne para la barbacoa de la noche.

—Err, toma Torako-san!

—Hey- ¡Aquí, Hiromichi!

Ku, Takeshi!

—Hiromichi!

—Shi-Shigure!

—Sí. Por favor, Hiromichi-sa~n.

—Noooooo!

Pero la realidad era despiadada.

—¡Sí, Hiro pierde! ¡Vas a tener que gastar hielo raspado para todos nosotros!

—¡No, no fue justo, ustedes, cobardes! ¡Solo apuntaron mí!

—Ya sabes, apuntar a la persona más débil es una práctica habitual de guerra. Gracias por la comida.

—Blue Hawaii para mí.

—El mío de fresa.

Gnnnn. Maldita sea. (NT: Un dato que no sirve pa ni mierda, pero, el autor hace una clara referencia con “ぐぬぬ” que es un sonido que se usa para expresar frustración y es bastante popular por el anime Ichigo Mashimaro, y es usado por el personaje de Ana, tanto que existe un collage de su expresión.)

Pero no hay nada que hacer ya que perdí.

Salgo del círculo y voy como recadero a la casa club de la playa.

—Iré contigo. Hiromichi-kun. No será fácil para ti traerlos solo.

Haruka me acompañó.

Es tan amable.

Haruka era la única que no había participado en el bombardeo concentrado de hace un momento.

—Gracias, me has salvado.

—Oye Hiromichi-kun ¿Por qué no comemos raspado solos nosotros dos antes de comprar los de todos los demás?

—…Eh?

—Todos fueron malos con Hiromichi-kun. ¿No crees que estaría bien dejarlos esperar un rato?

Haruka me susurró secretamente en la oreja y sonrió con picardía.

Por supuesto, no había razón para que le dijera que no.

Una cita en la playa a solas con Haruka, todo va de maravilla.

Cuando llegamos a la casa club de la playa, lo primero que hacemos es comprar raspado para dos personas y sentarnos en una mesa cercana.

—Aaaaaaa….  brain freezeee….

—Pero, no hay punto en comer raspado sin que te de uno.

—Lo sé.

Tal vez a Haruka se le paso la vergüenza mientras jugaba, esta tan natural como siempre mientras come su raspado arrugando las cejas.

Me alegro de que lo esté disfrutando sin contenerse.

La Haruka avergonzada es linda, pero, después de todo, la Haruka animada de siempre sigue siendo la mejor.

Mientras yo estaba pensando eso y picoteaba mi raspado, Haruka me miraba fijamente la mano.

—Geeee.

—Hm? ¿Qué sucede?

—Pensaba que el sabor matcha de Hiromichi-kun se veía delicioso.

—Ah, es solo eso. Toma un sorbo, entonces. Dale.

—Eh.

Cuando saque una cucharada del raspado y se la ofrecí, Haruka abrió los ojos como si estuviera sorprendida.

Hm? ¿Qué le pasa?

…Oh, ya veo. ¡Es por la cuchara que uso!

Beso indirecto….

Cuando me di cuenta de eso, por un instante casi retiró la cuchara, pero— rápidamente lo reconsideré.

Quiero decir… Somos una pareja que ya se ha dado un beso de verdad ¿¡no!? 

¿Qué pasaría si retrocedo por algo como esto? 

—Dale.  “ahhh”, hazlo.

—….!

Haruka no ocultó su sorpresa cuando yo insistí con más fuerza, pero al final cedió ante mi presión.

Abre sus labios ligeramente y lo recibe como si lo estuviera picoteando.

—Ahmm…

—¿E-Esta rico?

—…Estaba muy nerviosa así que no le preste atención… Pero.

—¿Pero?

—…Es algo emocionante♥ 

Haruka afloja sus mejillas con una sonrisa tímida.

Mientras miraba encantado a tal Haruka, ella cogió una cucharada de su raspado y me la puso delante de la cara.

—Te la devuelvo♪.

Imagen que contiene dibujo

Descripción generada automáticamente

Me puse algo nervioso porque nunca se me cruzó la idea de que Haruka tratará de replicarlo, pero no había manera de que me negara cuando fui yo el que empezó.

—¿Qué tal?

—…Emocionante.

—¡Yes!

Si se piensa en ese beso que fundió mis labios con los de Shigure, este intercambio es como jugar a la casita.

Pero por alguna razón esto fue muy divertido.

xxx

Después de nuestra cita de raspado, me excusé con Haruka y fui al baño antes de comprar raspado para todos.

Cuando estoy solo, siento que cada minuto y cada segundo es un terrible desperdicio.

Así de divertido era.

Me alegro de poder disfrutar tanto como Haruka del tiempo que comparto junto a ella.

Solo por eso me alegra haber venido a la playa.

Me lavo las manos con impaciencia y vuelvo al lado de Haruka tan rápido como puedo.

Quiero quedarme cerca de ella el mayor tiempo posible.

Pero,

—Hm?…. Ji!

Cuando volví, vi algo muy desagradable.

Aunque era pleno verano con el sol abrasador, siento un escalofrío.

Haruka, que me estaba esperando en la mesa, estaba rodeada de hombres mayores que parecía que se estaban divirtiendo, eran de piel oscura y tenían perforaciones no solo en las orejas sino también en la nariz.

—Oye, eres linda, ¿sabes? ¿Estás en el instituto?

—¿Estás de vacaciones de verano? ¿Vives cerca? Somos de un club de surf de una universidad local, ¿te interesa el surf? Te enseñaré.  

—No… estoy bien… vine junto con mi hermana y mi…novio (Kare).

Haruka se negó mientras desviaba la mirada, pero los hombres siguieron presionando sin que les importara.

—¿Él (Kare)? ¿Novio (Kareshi)? Sí, ¿pero este chico es de tu mismo instituto ¿verdad? Definitivamente te divertirás más con nosotros que con ese tipo. Conocemos juegos de adultos, ¿sabes? (NT: Kare, en japonés significa tanto el pronombre de “él” como “novio”, por eso le pregunta)

—Y si tu hermanita es tan linda como tú, es más que bienvenida a venir con nosotros.

—Nos enamoramos de ti a primera vista. Así que todo irá bien, no haremos nada sospechoso. Somos puros e inocentes.

Uno de los hombres extendió la mano hacia el hombro de Haruka.

En ese momento un calor ardiente mando a volar el escalofrío que tenía dentro.

Ese hijo de perra.

Salí corriendo. 

Exactamente con un vigor para golpear desde un lado al hombre que está tratando de poner su mano sobre el hombro de Haruka.

Sin embargo—

—Les dije que no, no les quedo claro!!! 

No sucedió.

Ni siquiera necesité darle un puñetazo, porque Haruka levantó un grito de ira que yo nunca le había escuchado antes y golpeo sobre la mano que casi la toca en el hombro.

—Uwa

—Hey, que pasa con ese grito…

—¡Estoy esperando a mi novio! ¡Así que no iré con ustedes! ¡Váyanse por favor!

La gran voz de Haruka vibró en el aire, atrayendo inevitablemente la atención del ojo público.

La playa pasada la tarde. Naturalmente, hay mucha gente en los alrededores.

—Hey, vámonos…

—¿Qué rayos? Creyéndote mucho porque tienes una cara algo bonita. Eres solo una mocosa

Al tener los ojos puestos sobre ellos, como era de esperarse, los hombres no podían soportar quedarse.

Cuando vieron el fuerte temperamento de Haruka, dejaron el lugar como si escaparan mientras lanzaban quejas con una boca que no hace mucho decían cosas como amor a primera vista y toda esa mierda.

—¡Haruka!

—Ah, Hiromichi-kun. Bienvenido de vuelta.

—Esos tipos estaban metiéndose contigo, ¿estás bien?

—Sí. Estoy bien.

Haruka estaba como si nada hubiera pasado.

—Lo siento, si no hubiera ido al baño…

—Exageras Hiromichi-kun. Realmente no fue nada. Da miedo que tipos como esos se metan con una en un lugar donde no hay nadie cerca, pero aquí está lleno de gente. No hay problema con tipos como esos ya que los puedes ahuyentar si hablas fuerte. Y estoy en el club de teatro, así que tengo confianza en el volumen de mi voz.  

Con un “Ejem” Haruka infló el pecho de manera orgullosa.

Realmente parece estar bien.

O más bien…. se siente como si estuviera algo acostumbrada.

—Oye por casualidad, ¿esto ocurre con frecuencia?

—No es algo como para decir que es con frecuencia. Quizás un par de veces al mes.

¿No debería decir que eso es demasiado frecuente? 

Algo como ser cortejado por alguien a parte de Haruka, solo me ha sucedido una vez, la de Shigure.

—Eso fue grosero. No saben mi nombre ni qué clase de persona soy, y aun así, invitarme de esa manera. No me “gustan” esas cosas. Odio a las personas así.

Haruka mostró su insatisfacción en su rostro humeante.

Después de todo no estaba asustada.

Parecía genuinamente y de todo corazón estar harta de esa frivolidad.

…Pero, si lo pienso, debería ser natural.

Porque Haruka es increíblemente hermosa.

Grandes y redondos ojos, y un hermoso y elegantemente bien peinado cabello negro. El contorno de la cara no es ni demasiado redondo ni demasiado cuadrado. Unos pechos bien formados y sus caderas ubicadas con altura, desde donde se extienden unas piernas, que mientras están en una constitución al grado de una joven chica, son largas, delgadas y bien proporcionadas.

No lo pienso solo porque sea mi novia.

Hace un rato, cuando estábamos jugando con los chicos buscando al visitante con el traje de baño más bárbaro, pensé que no vi a ninguna chica tan linda como Haruka, para nada.

Estoy seguro de que ha habido muchas confesiones e intentos de seducción sobre ella que no conozco.

Pensar esas escenas hace que nazca una impaciencia dentro de mí.

Haruka no es una chica que siga a tipos sin importancia como esos.  

Pero no creo que esté en el ojo de solo tipos como esos.

Para cualquier persona que la vea, Haruka solo refleja encanto.

Alguien que sea más inteligente que yo, con mejor rostro y habilidades para comunicarse. ¿Tengo algo con que competir cuando un hombre así dirija su afecto hacia Haruka? 

No hay nada excepto el tiempo que pase con Haruka.

…No tengo que complacerme con solo un emocionante beso indirecto. 

Así es. No hay que sentir que he cumplido con algo de ese grado.

Debo besarla.

Entonces le haré saber lo mucho que la amo.

Eso debería construir el vínculo entre nosotros.

—Oye, Haruka.

—¿Hm? ¿Qué?

—Esta noche va a ser despejada. Aquí en el mar, seguro que se verán las estrellas con claridad. Por eso, los dos… ¿Por qué no nos escabullimos de la tienda, sólo nosotros dos, y vamos a ver las estrellas?  

—¡Sí! ¡Seguro, vayamos! ¡¡Será muy divertido!!

Haruka aceptó sonriendo radiantemente.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!