1

—Matando a la Ballena Blanca.

Con las negociaciones concluidas, todos los involucrados actuaron rápidamente para hacer de la palabra cacería una realidad.

Justo como los dos comerciantes Anastasia y Russel habían proclamado, armas y equipamiento fueron extraídos de todas partes de la capital real, con Crusch reuniendo la fuerza de ataque que había preparado de antemano. El resto, preparar carruajes dragón para transportar personas adicionales y suministros, fue atendido en poco tiempo.

“Con tantos carruajes dragón siendo contratados por esto, no me sorprende que haya tenido tantos problemas encontrando uno para volver a Roswaal Manor.”

Mientras Subaru veía personas y bienes fluyendo rápidamente dentro y fuera de la mansión, se dio cuenta de cuanto había estado pasando detrás de las escenas durante el bucle, completamente sin su participación personal. Durante sus viajes anteriores, Crusch y Wilhelm ya se habían estado preparando para pelear contra la Ballena Blanca, incluso cuando Subaru estaba encerrado en su pequeño mundo. Subaru tuvo un rudo despertar cuando finalmente se dio cuenta después de todo ese tiempo.

Les había causado problemas en tres diferentes ocasiones. Se preguntó si había algo que pudiera hacer.

“Hey, si hay algo que pueda…”

“Ehh, Subawu, no hay nada que puedas hacer, verdad, meow?”

“Hey, dije si es que hay!”

Subaru agotado por el ajetreado ambiente, estaba en el borde de ofrecer algún tipo de ayuda, pero Ferris, ocultando su bostezo con su mano sobre su cara, frustró el intento a medias de Subaru.

“No asumas que otras personas comparten tu actitud relajada. Incluso yo debo tener algo que puedo…”

“Preparar suministros y organizar tropas están fuera de tu área de conocimiento, no es así, Subawu? Y no podemos tener personas de afuera corriendo por todos lados, así que siéntate y compórtate, okay?”

“Bueno, no puedo hacer eso. Es solo que soy yo el que dijo ‘hagamos esto’ y todos los demás están trabajando en medio de la noche mientras yo…”

“Ahí es donde estás muy equivocado!”

Con Subaru todo preparado, Ferris empujo su dedo contra la punta de su nariz, interrumpiendo con palabras duras. Forzado al silencio, Subaru chilló mientras Ferris sacudió su nariz mientras hablaba.

“A Ferris realmente no le gusta esa manera de pensar de es-mi-culpa. O mejor dicho, lo odio.”

“…Aunque soy verdaderamente la razón porque están trabajando hasta tan tarde.”

Parecía extraño para él sentarse alegremente y tranquilamente esperar por los resultados

“—Estos días todo es acerca de la selección real, pero mucho antes, Crusch era solo una normal, adorable princesa son ningún pensamiento de participar en políticas del reino.”

“Huh?”

“Ah, te despisto la parte de la princesa? Ella siempre se ha visto hermosa, pero Lady Crusch se ha vuelto fuerte y galante desde entonces incluso los hombres no pueden estar a su nivel…”

Subaru, desconcertado por el repentino cambio de tema, se sintió dejado atrás mientras las mejillas de Ferris se sonrojaban. Ferris dejó salir un suspiro nervioso, desmayándose ante la imagen de la joven Crusch en el fondo de su cabeza mientras continuaba.

“Lady Crusch es amable, maravillosa, e invencible, seria y valiente y más directa que nadie…pero la razón porque Lady Crusch se volvió en esta Lady Crusch, lo suficientemente fuerte para apuntar por el trono, es porque ella estuvo al lado de cierta persona.”

“De que estas hablando? Y que quieres decir, cierta persona…?”

“—Su Alteza Fourier Lugunica. El último príncipe de esta nación.”

Subaru, completamente perdido es esta conversación, contuvo el aliento un poco ante las palabras de Ferris. Pero él tenía más razones para no encontrar palabras que para sorprenderse ante el nombre de una persona que nunca conoció.

“—”

La fugaz, mirada triste en la cara de Ferris mientras dijo el nombre atrajo su atención.

Su sonrisa incluía un sentimiento de nostalgia y soledad pero, de alguna manera, una pequeña cantidad de orgullo. Incluso manteniendo su género en mente, fue una hermosa vista que dejo a Subaru sin aliento.

“Verte, Subawu, me hace recordar al Príncipe Fourier solo un poquito.”

“…Era alguien con una cara amenazadora?”

“No, él era apuesto. Ni siquiera estas en su liga, Subawu. Pero la personalidad voluntariosa, la simplicidad, la pureza, el engreimiento descarado… Bueno, no diré nada más, ya que puede terminar insultándolo.”

“Creo que eso ya es bastante insultante—y también una bofetada brusca a mí también?!”

Aparentemente, fueron sus defectos de carácter compartido, en lugar de caras similares, lo que había puesto a Ferris completamente sentimental. Lamentablemente, Subaru no podía negar a ninguno de ellos, pero Ferris negó con la cabeza ante las palabras de Subaru.

“El Príncipe Fourier era un hombre confuso de tratar, pero siempre daba su mejor esfuerzo. Siempre se preocupo acerca de cómo actuar como una figura, y sus aspiraciones causaron todo tipo de problemas para las personas a su alrededor. El príncipe no era talentoso, pero estaba lleno de liderazgo, y siempre escucharía cualquier cosa que quisiera preguntarle, meow.”

“…Suena como un tipo muy difícil de tratar.”

“Es verdad! El diría, ‘Cuando todos están trabajando tan duro, no puedo simplemente soportar ser el único sin moverse!’ Exactamente como tu estas ahora. Subawu. Pero Su Alteza nunca jamás diría algo como, ‘Esto es mi culpa.’ No era alguien que lo consideraba, o incluso pensara en absoluto.”

La tensa sonrisa de Ferris se mostró cuando sus reminiscentes palabras mostraron cuanto se preocupaba por el príncipe. Era realmente una persona tan importante? Se preguntó Subaru, antes de que finalmente se diera cuenta.

El cuarto príncipe del Reino de Lugunica significaba que este Fourier del que estaban hablando había muerto en la plaga que se volvió la razón de esta selección real.

Y si el era la razón porque Crusch estaba apuntando por el trono, eso significaría—

“Así que este Príncipe Fourier y Crusch eran…cercanos?”

“Ellos tenían una edad similar, y el Príncipe Fourier visito la mansión de Lady Crusch un montón de veces. El vendría un dia u otro, haciendo una excusa cada vez, pero él era malo escondiendo cosas, así que su meta real era obvia.”

Ferris hizo una pequeña sonrisa mientras recordaba el pasado, indicando a Subaru cómo se sentía Fourier.

La relación de Ferris y Crusch fue más allá que la de un simple señor y sirviente o un hombre y una mujer. Pero, para esa persona Fourier, ser incluido en esa relación fue sin duda muy importante para Ferris.

La relación entre los tres fue probablemente muy especial y muy preciosa.

“Noventa cinco por ciento de lo que ves ahora es todo debido a Lady Crusch. Pero la parte más importante de esos cinco por ciento restantes es gracias al Príncipe Fourier…Estoy seguro de eso.”

La manera en que Ferris gentilmente cerró sus ojos y puso su mano en su pecho mientras hablaba le dio a Subaru una extraña sensación en lo profundo de él. Hasta entonces, había estado firmemente convencido que Ferris nunca había abierto su corazón para nadie además de Crusch. Pensó que sería la experiencia de un médico relacionado con la vida o muerte lo que deja que Ferris se parezca lo suficientemente cruel para darle escalofríos a las personas.

Pero cuando Ferris hablo de como recordaba a Fourier, no había ni el más mínimo indicio de eso.

“Pero que, sientes amistad de mi parte que es la misma que sentiste de esta persona Fourier?”

“Hah? Porque eso hace a Subawu y Fourier lo mismo? Te mataré.”

“Eso es tan malo que da miedo!”

La afilada y penetrante voz y peligrosa mirada en sus ojos hizo que Subaru retrocediera un paso, acobardado. Viendo esto, Ferris aclaró su garganta.

“Eso no es lo que quise decir…No voy a detenerme para hablarte acerca de esto ahora debido a eso, Subawu…Aw, sheesh! Por qué no lo entiende ya, idiota!

“Hey, eso no es para nada razonable! La conversación salto por todas partes, así que no lo entendí! Que quieres de mí, de cualquier manera?!”

Ferris golpeo su pie en el suelo molesto, con Subaru aun encogiéndose cuando una fuerte voz respondió:

“Subaru, Maestro Felix, los dos están hablando muy alto, hay algo mal?”

Rem, quien debía estar guardando equipaje en la sala de invitados, escucho el bullicio y bajo por las escalera. Viendo la mirada preocupada de Rem, Subaru se rascó la cabeza, sin saber cómo debía explicar las cosas.

“Er, Estaba pensando de que talvez podría ayudar con algo, pero Ferris estaba diciendo que estorbaría, y ahora ni siquiera estoy seguro de lo que está intentando decirme.”

“Subawu, eres horrible explicando las cosas. Sheesh, intente decirte…Todo se debe a que intentaste ponerte en el camino del trabajo de todos…”

“No lo digas ‘ponerse en el camino’! Quiero ayudar. Quiero decir, todo esto empezó debido a mi…”

“Es eso!”

Ferris levanto su rostro, interrumpiendo poderosamente las palabras sinuosas de Subaru. Luego, las orejas de gato en su cabeza se movieron un poco mientras empujaba su dedo al pecho de Subaru.

“Subawu, odio como dices ‘debido a.’ No es ‘debido a,’ es ‘gracias a.’ Esa es la razón porque todos están trabajando hasta tan tarde y por qué el Viejo Wil finalmente tiene la oportunidad de luchar contra la Ballena Blanca

“Gracias a mi…?”

Subaru curiosamente inclino su cabeza ante las palabras que no parecían reales para él. Pero Rem, de pie cerca, sonrió a Subaru, de acuerdo con la satisfacción de Ferris.

“Competir en la selección real, pelear contra la Ballena Blanca…No es realmente por el benéfico propio de Lady Crusch. Es por el de todos.

Con Subaru en silencio, Ferris continúo.

“Cazar a la Ballena Blanca es el deseo más profundo del Viejo Wil. Aparentemente, no fue capaz de estar al lado de su esposa cuando la Ballena Blanca se la llevó, la anterior Santa de la Espada.”

“La anterior Santa de la Espada…”

“Para tomar venganza, el Viejo Wil persiguió a la Ballena Blanca como si fuera su último deseo. Sin nada concreto en lo que basarse, era como intentar agarrar niebla con tu mano. Escribió los lugares donde la Ballena Blanca apareció, el tiempo del día, el clima… Para eso, recorrió todo el lugar, probando diferentes hipótesis, y finalmente, descubrió que hay algo como un orden para hacerlo.”

Subaru se preguntó qué tan profunda era la venganza de Wilhelm.

Todos sabían de, y temían, la Bestia Demoniaca de la Niebla, un poderoso enemigo en gran parte debido a como todo acerca de la criatura estaba envuelto en misterio—y aun así, por sí solo, este viejo hombre continuo peleando contra ese ser.

“Pero cuando finalmente lo descubrió, nadie creería una palabra de lo que dijo.”

Así que el Viejo espadachín paso noche tras noche manteniendo a raya su deseo de venganza mientras estudiaba los tomos con ojos llenos de sangre. Y aun, cunado su fervor finalmente se volvió en una pista tangible, nadie tenía el poder para actuar—

“Las heridas del reino después de la Gran Expedición aun eran profundas. Con el trono vacío, no había nadie que podía ayudar al Viejo Wil. Nadie tenía la voluntad para pelear contra la Ballena Blanca, o los suministros que dar… Creo que el Viejo Wil estaba al borde de la desesperación cuando no pudo encontrar a nadie que cooperara con él.”

Wilhelm había ansiado por venganza, sin embargo ni siquiera podía arrastrarse hasta los pies de su odiado enemigo.

Subaru sabia la desesperación que venía de la aplastante impotencia, porque la debilidad era un pecado del que él mismo no podía escapar.

“Parecía como si pensara en dejar atrás todo y todos los que conocía para luchar contra la Ballena Blanca completamente solo. Creo que su vergüenza por no pelear contra ella era más pesado que el hecho que no podía ganar—los hombres son realmente idiotas. Su esposa no hubiese querido que hiciera eso, estoy seguro de ello.”

“Supongo que no…”

Si, fue Rem, callada hasta ese punto, quien estuvo de acuerdo con Ferris.

Rem puso su mano en su propio pecho mientras miraba suavemente a Subaru con sus ojos azul pálido.

“Quiero que la persona que amo viva feliz por siempre. Incluso si no estoy, quiero ser recordada con una sonrisa.”

“…Es demasiado temprano para hablar acerca de recuerdos, sabes?”

Subaru no evitar  rechazar las palabras sentimentales de Rem. Alargo su mano y le dio un pequeño golpe a la cabeza de Rem, luego suavemente la toco con su palma y la acaricio.

Rem entorno sus ojos con cariño ante el estallido de emoción de Subaru.

“Luego, fue Lady Crusch quien se acercó al Maestro Wilhelm?”

Ferris asintió, alejando su cara con una mirada distante en sus ojos.

“Eso es porque Lady Crusch es verdaderamente amable de corazón. Ella ayudara a alguien ahogándose en dolor y desesperación, o hablara con la persona a quien todos le han dado la espalda, y ayudara a cualquiera que quiera cuidar a alguien preciado para ellos—Ella diría, ‘Eso es lo que Su Alteza haría.’”

Por un momento, Ferris cerró sus ojos; luego, levanto su cara con una expresión normal en ella, sacando su lengua.

“Muy bien, charla rara acabada. Fue una larga conversación, pero el punto es, Subawu, no necesitas preocuparte por esto ni un poco! Además, no es como si estuviéramos haciendo nada de esto por tu bien, de todos modos! Nadie esta tan interesado en ti tanto como tú crees que lo están!”

“Quizás estuviste tratando de esconder tu vergüenza o algo, pero eso fue realmente duro!”

“No hay de qué preocuparse, Subaru. Estoy muy interesada en ti. Si esto es lo que otros piensan de ti, mis sentimientos son diez veces más fuertes.”

“Eso es aterrador, también!”

Después que la dura declaración de Ferris vino un seguimiento muy diferente de Rem. Asediado por los dos lados, Subaru intento entender el núcleo de lo que estaban diciéndole.

“Hombre, esa fue una conversación compleja…”

“Esa actitud de ‘oh, ahora entiendo’ realmente me molesta, meow. Hmph.”

“Dicho todo eso…tu lengua es un algo muy simplista, Ferris.”

Meow?!”

A pesar que había adoptado una actitud contundente, Ferris salto de sorpresa ante la voz que repentinamente vino de atrás. Ansiosamente, volteó para ver a un viejo espadachín parándose detrás de él, con los brazos cruzados.

La afilada mirada de Wilhelm parecía hacer a Ferris encogerse.

“No puedo decir que es un buen pasatiempo hablar excesivamente de la vergüenza de un hombre a otros?”

“No es nada de lo que avergonzarse, meow. Es como una deconstrucción literaria del personaje del Viejo Wil al estilo Ferris?”

Ferris junto sus dedos de sus dos manos juntos y sacó la lengua en una pose coqueta. Para todo el mundo, el parecía como una pequeña, adorable chica con orejas de gato, pero tristemente, él era un chico.

Por supuesto, ese encanto era poco probable que funcionara en Wilhelm.

“De todos modos, no parlotees tanto acerca de una persona sin su permiso.”

“Eeeentendido.”

Secamente expuesto, los hombros de Ferris cayeron mientras dócilmente retrocedía. Era típico de Ferris despedirse de ellos, solo para desaparecer en un parpadear al final.

Pero era Subaru cuyo estrado mental estaba en caos. Habiendo escuchado involuntariamente todos los detalles acerca del pasado de Wilhelm, no pudo sino sentirse culpable.

Brevemente pensó en divulgar su propia vergüenza del pasado para compensar por ello, pero pudo imaginar qué tipo de paisaje d tierra chamuscada eso dejaría, así que firmemente rechazó la idea.

Como resultado, el silencio permanecio intacto, con una gota de sudor deslizándose por la frente de Subaru.

“Me disculpo que tuviera que escuchar ese cuento desagradable. No deseo desperdiciar su tiempo con los sueños triviales de un viejo hombre. Por favor, olvídelo.”

Fue Wilhelm quien rompió el silencio, intentando actuar como si la conversación de antes nunca hubiera ocurrido. Viendo ala dolorosa sonrisa en su cara, Subaru decidió silenciosamente respetar sus deseos. No preguntes, dijo el deseo silencioso de Wilhelm. Así que no preguntaría nada.

“Verdaderamente amabas a tu esposa, no es cierto?”

Señorita Rem?!

La sorpresa de Subaru era visible. Rem había caminado directamente hacia un verdadero campo minado.

 Sin prestarle atención al nerviosismo de Subaru, Wilhelm levantó una ceja por un momento antes de responder.

“Si, amo a mi esposa. Más que a cualquier cosa, más que a cualquiera, sin importar” que tanto tiempo pase.”

La misma edad de Wilhelm le dio a su declaracion mucho mas peso.

En muchas ocasiones pasadas Subaru había escuchado a Wilhelm expresar su sentimiento por su amada esposa. En esos pocos momentos, Wilhelm había transmitido que tan preciada era su esposa para él, pero ahora que sabía que estos eran los sentimientos de Wilhelm por alguien que ya no estaba en este mundo, provocó una diferente emoción dentro de Subaru.

“Si me disculpa, las preparaciones para mañana aún esperan. Por favor, descanse pacíficamente esta noche.”

Con el par cayendo en silencio, Wilhlem les dio la espalda y se retiro amablemente.

“Mañana—”

Mientras Wilhelm se disculpaba, Subaru le habló de manera espontánea.

Él se detuvo. Pero no volvió a ver hacia atrás cuando volvió a hablar.

“Mañana, Rem y yo pelearemos a tu lado.”

“Eso es…”

“Como si pudiéramos quedarnos atrás y observar mientras nuestros aliados se enfrentan a un poderoso enemigo. No te preocupes. Rem puede pelear…y yo tengo cosas que hacer también” Subaru apilo sus palabras habladas apresuradamente, cortando cualquier rechazo a su cooperación. Luego añadió, “Juntemos nuestra fuerza juntos y démosle a esa ballena bastarda una buena paliza! Ayudare en todo lo que pueda!”

“—”

Subaru levantó el pulgar de su mano derecha mientras prometía que él y Wilhelm serian compañeros de armas.

Por un tiempo, Wilhelm no dijo nada a su declaración. Entonces—

“—Mi esposa era una mujer que amaba admirar las flores.”

Vacilantemente, respondió al juramento de Subaru en un tono muy diferente.

“Ella no le importaba el camino de la espada, sin embargo la espada la amaba como a ningún otro. No se le fue permitido vivir ninguna vida excepto una con la espada, y mi esposa aceptó ese destino.”

Subaru había personalmente observado el poder de Reinar, el actual Santo de la Espada. La bendición del Santo de la Espada otorgaba al cuerpo humano un absurdo nivel de poder—suficiente poder para definir el futuro de una persona y estrechar las posibilidades de uno sin límite.

“Fui yo quien robó a mi esposa de la espada y la hizo abandonar su título de Santa de la Espada.”

Antes, Wilhelm le había dicho a Subaru que él era un viejo espadachín sin talento—que su estado actual había sido conseguido después de ofrecer la mitad de su vida a la espada. Cuanto contratiempos debió haber sufrido, cuantos clavos fueron clavados en su corazón hasta llegar a ese querido deseo? Y entonces—

“Ella abandonó la espada y se volvió una mujer—y mi esposa. Todo esto lo permitió para que ella pudiera vivir como Theresia en lugar de Santa de la Espada—Sin embargo, la espada no la perdonó.”

Si ella había abandonado la espada, como termino siendo parte de la fuerza de la expedición de la Ballena Blanca?

Sin embargo, los recuerdos de Wilhelm no tocaron ese tema mientras hablaba.

“Señor Subaru, le doy las gracias.” Después de un suspiro, agregó, “En la batalla de mañana, encontrare la respuesta con mi propia espada. Seré capaz de ir donde descansa mi esposa. Finalmente seré capaz de encontrarme con ella.”

Dejando esas palabras detrás, Wilhelm dejo la sala definitivamente.

Subaru no pudo evitar que todo su cuerpo temblara por el torrente de emociones dentro de él.

Como un compañero hombre, la determinación de Wilhelm no podía fallar en inspirar una profunda reverencia dentro suyo. Wilhelm era un hombre seriamente, sinceramente movido por el amor.

“Subaru…”

Repentinamente, la voz de Rem hizo eco en la ahora silenciosa habitación. Sin decir una palabra, Subaru se volvió hacia ella, perfectamente encontrándose con la mirada de Rem.

“…Si yo desaparezco, me recordaras de igual manera?”

“…No quiero responder eso. Es de mala suerte.”

Hablando con una voz de consternación, Subaru le dio a la frente de Rem un pequeño golpe.

Cuando tocó la frente de Rem, ella sonrió con una expresión de felicidad, casi como si hubiera recibido la respuesta que ella estaba esperando.

2

Fue la siguiente mañana—diecisiete horas antes de la hora acordada para subyugar a la Ballena Blanca.

“Ahora entonces, son las ordenes de Lady Crusch, adelántate, escoge cualquiera que gustes.”

“Incluso si lo pones así…”

Con una brisa fresca de mañana soplando, Subaru estaba en la residencia Crusch, completamente perdido frente a una alineación de dragones terrestres.

Ferris, vistiendo el uniforme blanco de los Caballeros de la Guardia Real en lugar de su usual ropa femenina, estaba ayudando a Subaru a examinar los dragones terrestres. Con una capa de nieve blanca encima, y un rostro lleno de celo, las mejillas de Ferris se hincharon ante la respuesta de Subaru.

“Que?! Lady Crusch salió de su camino para ser tan amable, y no te gustan?!”

“No es eso. Estoy muy feliz de poder escoger el dragón terrestre que montare, pero no tengo idea de cómo saber que es bueno o malo acerca de cada uno. Parezco un veterano que ha estado tratando con ellos por décadas?”

“Hmm…ni siquiera un poco. Qué tal si escoges basado en intuición? Considerando que es a quien le confiaras tu vida, y con quien podrías terminar muriendo al lado, Ferri no tendrá ninguna queja contra ti, meow.”

“Detente! No levantes bandera de eventos raras como esa! No planeo en morir aquí!”

Incluso con doce horas y media restantes antes de la batalla decisiva, Ferris no se veía tenso en ninguna forma. Era mucho mejor que estar estresado, pero Subaru pensó que el estado de ánimo era muy relajado.

En ese momento, numerosos dragones terrestres fueron alineados en el patio delantero de la residencia Crusch para la ofensiva contra la Ballena Blanca. Muchos dragones terrestres eran para transportar carga, pero una montura dragón para llevarlo al verdadero combate era una decisión especialmente crucial. Él había odia que la Casa de Karsten tenía una fina selección, incluyendo famosos dragones de excelente líneas de sangre, pero…

“Sin importar cuanto lo mire. No puedo ir más de ‘Ellos se ven realmente geniales.’ Rem, tu qué piensas?”

Al igual que varios caballeros preparándose para la batalla con su caballo favorito, a Subaru  se le había dado el privilegio de escoger su montura. Pero a este paso, tal preciado derecho se desperdiciaría.

Rem, parada al lado de Subaru mientras acaricia el cuello del dragón terrestre frente a ella, respondió a su pregunta.

“Me preguntó. En mi caso, yo solo manejo los dragones de los que estamos a cargo, así que no tengo razón para preocuparme con las diferencias individuales…”

“Tiene sentido. Realmente sabes cómo manejar, Huh, Que debería hacer…?

El dragón terrestre que Rem estaba acariciando se sentó en el suelo, casi como si demostrara su sumisión. Probablemente hizo lo que surgió de forma natural después de sentir que permanecía más bajo en la cadena alimenticia. Subaru no podía realmente hacer lo mismo, ni tampoco quería.

“Si pasas demasiado tiempo escogiendo, lo pagaras después, así que escoge rapidooooo.”

“Lo dices como si no tuviera nada que ver contigo, sheesh.”

“En verdad no lo tiene, pero ese no es el punto. En verdad, todos están bien entrenados, así que no te ira mal con ninguno de estos chicos. Solo escoge por intuición.”

“Bueno, eso tiene algo de sentido, pero…mm?”

Con Ferris urgiéndolo a apurarse, Subaru camino alrededor para examinar a varios dragones terrestres, cuando repentinamente se detuvo. Rem había estado caminando a su lado hasta que se detuvo, lo que le dio una expresión de curiosidad.

“Subaru, algo es mal?”

“Nah…Este solo llamo un poco mi atención¿.”

Cuando Subaru se quedó quito, había un hermoso dragón terrestre de color negro oscuro delante de él.

Tenía rasgos faciales afilados y ojos amarillos. Descansando encima de la montura en su espalda había un casco de cuero para jinetes dragón. La variedad del equipo no se diferenciaba de otros dragones terrestres, pero lo que llamo la atención de Subaru fueron sus ojos

“—”

La silenciosa mirada del dragón terrestre le dio una impresión diferente a Subaru comparada con sus compañeros. No había el más mínimo rastro de orgullo o fidelidad que los dragones terrestres típicamente mostraban. El dragón terrestre negro oscuro simplemente se sentó ahí, tranquilamente esperando ser seleccionado.

“Hey…tu eres el dragón terrestre que conocí en la mansión hace un tiempo, no es así?”

Subaru, repentinamente reconociendo al dragón, se acercó a él. A su lado, Rem se sobresaltó un poco y se sintió tentada al instante a retirar la mano de Subaru. Pero más rápido de lo que Rem podía detenerlo, el dragón de tierra frotó su nariz contra la mano de Subaru.

“…Parece que este es el número uno.”

“Estoy sorprendida. Creo que este dragón terrestre es de una línea de sangre especialmente orgullosa…estaba preocupada que pudiera morder tu mano Subaru.”

“Okay, quizás fui algo descuidado justo ahora!”

Pero él pensó que no había necesidad de tal preocupación. Tal vez el dragón terrestre y él se entendían bien.

Subaru decidió que apostaría su vida en el dragón terrestre negro que lo había frotado la punta de su nariz.

“Ferris, escojo a este. Fue amor a primera vista.”

“Sí, sí. Ohhh, buena elección. Subawu, realmente eres descarado… También, no digas ‘amor a primera vista’; harás enojar a Rem.

“No estoy enojada. Me llevare bien con él. Puedo hacerlo.”

Subaru estaba algo preocupado por como ella añadió palabras extra para enfatizar, pero con el permiso de Rem, la elección de montura de Subaru fue decidida. Ferris, quien tenía otras cosas de las cuales ocuparse, se quedó detrás mientras Subaru y Rem regresaron a la mansión uno al lado del otro.

Quedaba poco tiempo antes de lo previsto.

La residencia Crusch había estado reuniendo soldados poco a poco, formando una fuerza de expedición con el fin de pelear contra la Ballena Blanca. Entre ellos, había algo en el hall que atrajo especialmente la atención d Subaru…

“Qu-que están ellos haciendo aquí…?”

Subaru estaba fuera de sí, sin saberlo, mirándolos fijamente. Un miembro del grupo notó su mirada y se acercó a él con un golpeteo audible.

“Supongo que eres parte de la fuerza de expedición también! Un placer conocerte, chico!”

La voz que Subaru escuchó tenía la fuerza suficiente para llevarse el aire fresco de la mañana. El sonido llegó a los rincones más alejados de la espaciosa mansión. Subaru no pudo evitar ser golpeado por el fuerte bramido.

Subaru puso sus mano en sus orejas e hizo una gran mueca, mirando de vuelta al otro grupo, pero…

“Escuche todo acerca de ti de la señorita! Tu eres el que hizo que la casa de la ballena pasara. No es eso verdad?! De ahora en adelante, soy parte de la cacería también! Me alegro que el clima coopere!”

“Eres demasiado ruidoso! No pueden esos ojos redondos tuyos leer mi reacción?!”

Como una respuesta natural a esas palabras explosivas, Subaru termino gritando también.

Su enojada voz mando al hombre bestia con cara de perro a una risa que era aún más estúpidamente fuerte.

Su cuerpo completo estaba cubierto por pelaje marrón, con una melena oblonga de color marrón oscura adornando su cabeza como un estilo Mohicano. Sin embargo, tenía casi dos metros de altura, y la vista de su extremadamente muscular cuerpo vestido en un traje de cuero se sentía mucho como una combinación de lo que viene después de lo salvaje y la cultura llegando a los golpes. Los ojos de Subaru se detuvieron en la hombrera de acero que protegía su cuerpo superior y el logotipo de la Compañía Hoshin grabado en él.

“Ese logo en un hombre bestia de Kararagi… eso significa que eros unos de los Colmillos de Acero de Anastasia!”

“Que—! Tu voz es demasiada baja, chico! No puedo oír lo que dices!”

“Oh, cállate por un segundo! Qué demonios comiste para crecer tan grande?! De que raza eres?!”

“Soy un kobold, no lo ves?! Como si pudiera haber una raza de perros además de kobolds?!”

“Huh, kobold… Espera, no hay manera?!”

El hombre bestia se llamó a si mismo un kobold, pero la imagen de Subaru de un kobold era una persona pequeña con cara de perro. La cara de perro y el cuerpo humanoide estaban en línea con lo que espera, pero que tamaño del cuerpo estaba muy, muy por encima.

“Me llaman Ricardo. Un placer conocerte tambien, señorita!”

“Si, Maestro Ricardo. Gracias por tus amables palabras. My nombre es Rem.”

Emocionalmente preparada para el cordial saludo de Ricardo, Rem amablemente se presentó a sí misma en respuesta.

Cuando Subaru echo un vistazo, observando el intercambio, vio a Anastasia con una sonrisa hacia la cabeza del grupo de Ricardo—un grupo de hombres bestia.

Cuando su sonrisa traviesa se encontró con la mirada amarga de Subaru, ella provocadoramente inclinó su cabeza.

“Oh o, Natsuki. Parece que Ricardo no es muy aceptado por tus oídos. La mejor manera de llevarse bien con él es no acercarse demasiado, como ves.”

“Hubiera sido útil saber eso antes de conocerlo. Realmente eres dura con la gente.”

“Lo siento, no pude evitar preguntarme como reaccionarias, veras…”

“No solo dura con las personas, una mala personalidad también. Err, ow!”

Mientras Anastasia se reía, La enorme mano de hombre bestia de Ricardo le dio a la cabeza de Subaru un pequeño empuje. Abrió su gran boca para hablar, que mostraba sus colmillos.

“Hey, chico! Cuida tu boca cuando hables con la señorita! Se mas gentil con tu empleadora, okay! Ella casi nunca habla con nadie si no es acerca de ganancias o pérdidas, así que no tiene amigos! A este punto, puedes probablemente llevarte bien con ella con un poco de amabilidad!”

“Ricardo. Si vas a soltar algunas cosas, es mejor que no insulten por el camino, si?”

“No es un insulto! Estoy preocupado por usted, señorita! Desde hace tiempo, nunca te llevas bien con las personas, así que venir aquí desde Kararagi sin nadie que conozcas debe habete afectado, verdad? Pero mira aquí! Aquiiiii va, amigo número uno!”

“Hey, no te metas y balbucees mientras las personas eran hablando! Y no vayas por ahí agarrando la cabeza de alguien y moviéndola de esa manera! Esa fuerza ridícula tuya podría sacarme la cabeza!”

Asaltado por literalmente fuerza sobrehumana, Subaru intentó de alguna manera escapar de su atacante antes que su cuello se rompiera primero. A toda prisa, escapó de Ricardo e inmediatamente empezó ejercicios de estiramiento de cuello, rotando su cabeza.

“H-hombre, eso estuvo cerca. No sería divertido ser herido y puesto de lado durante una conversación justo antes de la gran batalla. Estoy muy motivado, así que no hay manera que acepte este tipo de errores…”

“Que pasa con ese gran alboroto! Solo les estoy diciendo que se lleven bien!”

“Quizás diferente culturas tienen diferentes definiciones de llevarse bien. Son todas las personas de Kararagi así?”

“Bueno, por supuesto que no. Ricardo es especial. Ves una gran diferencia en elegancia y gracia entre él y yo, no es verdad?”

Anastasia se paró al lado de Ricardo y expuso su reclamo. Subaru exhalo profundamente, empujando a Rem hacia delante mientras respondía.

“Miren. Si quieres hablar acerca de gracia verdadera, habla acerca de alguien como Rem. Ves esta elegancia?”

“Oh no… Decirme linda así… Me estoy sonrojando.”

“Hmm, una chica extraña, pero parece buena y tiene excelentes perspectivas del futuro. Tienes un gran captura ahí, Natsuki.”

Subaru casi quería decir que era más como que los dos se capturaron entre sí, pero la reacción de Rem ya era un poco diferente de lo que Subaru esperaba, así que fue difícil para el decirlo.

Entonces, Crusch emergió desde debajo de Subaru y los demás a la cabeza de el extraño grupo

“Por como se ven las cosas, han terminado de conocerse entre ustedes.”

Crusch no estaña en su elegante uniforme habitual, sino en una ligera armadura no decorada. La creación claramente se concentró en la facilidad de movimiento; quizás priorizar movilidad era por sí mismo una elección femenina. Para los ojos de Subaru, parecía cuestionable cuanta protección sería capaz de proveer al que lo usa.

“Es mejor vestir equipo en el que es fácil moverse. No te preocupes demasiado. Un herrero de tierra encanto esto con la bendición de durabilidad. Mientras mi mana no se agote, es mucho más fuerte de lo que parece,” explico Crusch, viendo las dudas detrás de la mirada de Subaru, y se llevó una mano a su pectoral.

“Hay una cosa como eso? Como siempre, magia y bendiciones son básicamente hacer trampa… Quizás tengo una bendición conveniente durmiendo dentro de mí y solo no lo sé aun?”

“Sin importar que tanto duerma una persona, no es como si cualquiera alguna vez se olvidara de respirar? Así es como son las bendiciones para quienes las poseen. Si no estás al tanto de una, es mejor abandonar la noción.”

Habiendo experimentado un rechazo similar antes, Subaru puso una mala cara y descarto su tenue esperanza.

Rem confortó a Subaru como si estuviera consolando a un niño malhumorado. Mientras tanto, Crusch se dio cuenta de Ricardo viéndola desde arriba, así que ella miro su enorme cuerpo y hablo de nuevo.

“Ya veo. He escuchado las historias, pero eres un guerrero aun mayor del que se rumorea. Así que tú eres el capitán de los Colmillos de Acero, la espada que está al lado de Anastasia Hoshin?”

“Al final, estamos siendo pagados por hacer un trabajo. Tu eres Crusch Karsten, verdad? Además de los rumores usuales, he escuchado acerca de ti por la señorita, pero viéndote en carne es…”

Con Crusch cruzando sus brazos y viéndolo, Ricardo olfateo fuertemente, usando sus sentidos caninos de olor. Luego, los pliegues de su nariz se arrugaron y su garganta retumbo en risa.

“Que persona! Esta selección real va a ser bastante difícil, señorita!”

“Bueno, eso es porque tenemos que vender favores como este. La etiqueta de precio que puedo ponerle depende en que tan duro trabajas, así que mejor trabajas bien, Ricardo.”

“Gah-ha-ha-ha! Esa es nuestra señorita! Ya sean personas o perros, los hace trabajar hasta los huesos!”

Anastasia parecía estar de acuerdo con la evaluación de Ricardo sobre Crusch. Tal vez ella y Ricardo habían estado trabajando por un largo tiempo junto, Anastasia parecía una niña normal cuando hablaba con él. Ella debe haber tenido una debilidad por él

Dejando su fuerte voz de lado, Subaru no sentía problemas tratando con Ricardo tampoco. Quizás era su personalidad como hombre, o tal vez debería decir cómo perro? Sin embargo, Subaru sintió que era un poco demasiado abierto…

“Descansaste bien anoche?”

Crusch cambio su mirada de Ricardo para mostrar un poco de consideración hacia Subaru. Subaru estaba aun masajeando el cuello que Ricardo había doblado hace poco mientras respondió.

“Si, gracias. Aunque no parecía una buena cosa dormir rtan fácilmente mientras el resto de ustedes estaban ocupados.”

“Hay un tiempo y un lugar para todo. Tu trabajo era reunirnos a mí, a Russel Fellow, y a Anastasia Hoshin la noche anterior y lograr la formación de la fuerza de expedición de la Ballena Blanca. En efecto, desde mi perspectiva, tu oferta de asistir en la batalla contra la Ballena Blanca fue inesperada.”

Después de una breve sonrisa, los labios de Crusch se tensaron mientras miraba directamente a Subaru. Viendo las complejas emociones detrás de sus ojos ámbar, Subaru se preparó para lo que podría seguir.

“Estoy agradecida por la ayuda en la batalla contra la Ballena Blanca…pero puedes luchar?”

“No realmente? Si cuentas conmigo, soy como las garras de gato que tomas prestada, porque estas raspando el fondo del barril. Aunque las garras de un perro pueden ser bastante grandes.”

“Hey, estabas hablando acerca de mi justo ahora?!”

“Estaba, pero no necesitas entrometerte! Hombre, tienes una audición muy conveniente!”

Subaru le gritó a Ricardo por interrumpir la conversación, pero los ojos de Crusch se habían abierto cuando él abiertamente declaro que era inútil en combate. Subaru aplastó su cerebro sobre cómo explicárselo a ella.

“Así que en lucha, es así…pero pienso que seré de ayuda contra la Ballena Blanca.”

“Escuchémoslo, entonces. A que te refieres?”

“No estoy tan feliz acerca de esto, por cierto…pero parece ser que tengo un olor peculiar que atrae a las bestias demoniacas.”

El extraño matiz de la declaración de Subaru una vez más presionó a Crusch en silencio. Sin embargo, cuando Rem dijo: “No hay error”, en un extraño acuerdo mientras estaba parado a su lado, Crusch solo mostró un breve indicio de preocupación antes de pedirle que continuara.

“Debo tentativamente declarar que lo entiendo. Por favor danos los detalles.”

“Quizás olor no es la palabra indicada, pero es una condición física que tengo. De hecho, cuando tuvimos ese incidente de las bestias demoniacas en la mansión que mencionamos anoche, lo usé para atraer a las bestias demoniacas.”

“Es así…? Entonces el hecho que posees un metia para advertirte del peligro de bestias demoniacas esta conectado con esto?”

“Ah, ese es una deducción inesperada la que— Er, solo estoy hablando conmigo mismo.”

Con miradas sospechosas apuntando a Subaru, cerró su boca antes de decir demasiado.

“De cualquier forma, creo que este característica mía probablemente también funcionara en la Ballena Blanca. Si estoy ahí, podemos predecir hasta cierto grado a dónde va la Ballena Blanca. Pero cuando lo hagamos, el nivel de peligro de la bestia demoniaca saltará por los cielos, así que esperar que realmente luche es demasiado.”

Un Urugarum era tan peligroso como un perro grande. Incluso así, casi lo habían matado. No es como si las amenazas era proporcional al tamaño del cuerpo, pero la Ballena Blanca era cientos de veces más grande que un Urugarum. Por sí solo, Subaru no podía correr de la Ballena Blanca, y mucho menos contra atacar.

“Es por eso que tomare el dragón terrestre que me diste y correré justo debajo de la nariz de la Ballena Blanca para atraer su atención. Mientras hago eso, podrás atacar con todo lo que tengas…o al menos el al táctica que yo recomiendo.”       

Para ser honestos, era un plan que no estaba seguro de poder decir con su propia boca. Estaba diciendo que no podrán contar en él para fuerza de combate pero sería útil corriendo alrededor del campo de batalla como carnada. Era un rol que incluso dejaría a aquellos con ganas de morir pálidos.

“—No siento ningún engaño tuyo, lo que sorprende enormemente.”

Crusch puso una mano en su barbilla, apenas capaz de creer en sus ojos mientras dejaba escapar un suspiro de resignación. Ella sin duda entendió el peso de la declaración de Subaru con su bendición de lectura de viento, considerando como la verdad o falsedad afectaba su efectividad para la operación.

“Muchas veces en el medio día desde anoche, he querido dudar de mi propia bendición. No proclamo que es infalible, pero…”

“Has perdido un poco de confianza en ella?”

“No. Simplemente me pongo tensa cuando el mundo excede mis expectativas de varias manera.”

Mientras decía esas palabras, una sonrisa apareció en Crusch que no parecía dolorosa o amarga. Era la expresión de una hermosa leona, la cual ella inmediatamente escondió bajo una galante expresión mientras continuó hablando.

“Escuche de Ferris que seleccionaste un fino dragón terrestre incluso para los estándares de mi casa. Si ese es el rol que deseas, no tengo objeciones. Sin embargo, requiero que obedezcas mis órdenes.”

“Además, no creo que haga falta decirlo con ese atuendo, pero planeas en luchar también, Crusch?”

“Piensas que puedo simplemente sentarme en una silla en mi mansión y esperar por las buenas noticias?”

Crusch sacó su dedo de un espacio de su armadura, inflando su pecho como si la respuesta fuera obvia. Subaru, viéndola tan valiente, bajo su cabeza educadamente por haber preguntado algo tan evidente.

“—Parece ser que todos se han reunido.”

Aceptando la disculpa de Subaru, Subaru cerró un ojo mientras murmuraba. Como si tomaran esas palabras como una señal, las personas entraron en el gran hall de la mansión una tras otra. Todos estaban vestido con ropa de combate y poseían severos aspectos. Sus varias piezas de equipamiento parecían bien hechas, dando la impresión de veteranos experimentados. Pero Subaru estaba más sorprendido por seis edades.

“De alguna manera, algunos de esos miembros… no se ven tan jóvenes.”

Subaru dio voz a lo que inmediatamente vino a su mente.

Las personas pasando frente a los ojos de Subaru estaban probablemente participando en la fuerza de expedición. En una línea, había cerca de diez hombres con una edad media bastante alta; era probablemente que ninguno de ellos tenía menos de cincuenta años.

Era improbable que alguien hubiera escuchado el comentario de Subaru, pero repentinamente, uno de los hombres se volvió para mirar a su dirección. Antes que lo supiera, Subaru se congelo mientras el hombre se acercó a él.

“Lady Crusch, hemos llegado— Es este él?”

“Si, lo es.”

El que planteo la pregunta a Crusch en una voz tranquila era un hombre de mediana edad con tanto el cabello como la barba canas. EL hombre asistió hacia Crusch y se dirigió a Subaru una vez más, estirando una mano hacia su hombro. Luego, habló.

“Gracias, muchacho.”

“Eh?”

“Gracias a ti, nuestro deseo más preciado ha sido concedido. Nunca hemos estado más felices.”

Subaru, sin darse cuenta, perdió su rumbo cuando la mano que lo sujetaba del hombro transmitía los fuertes sentimientos del hombre.

“Gracias,” dijo el hombre, dándole palmadas al aturdido Subaru en el hombro antes de alejarse.”

Desde atrás, Rem vio al hombre retirarse mientras susurraba en la oreja de Subaru, “Todos ellos tienes probablemente alguna conexión con la Ballena Blanca.”

“Conexión con la Ballena Blanca… Quieres decir, relacionados con la antigua fuerza de expedición o algo?”

“Aunque hay muchos que ya se han retirado de pelear en las líneas delanteras, estos son los soldados que respondieron al llamado de Wilhelm para participar en la fuerza de expedición actual. Su moral y nivel de entrenamiento no son de ninguna manera inferiores a los que se desempañan actualmente como caballeros reales.”

“Así que son algunos viejos los que se están muriendo por una oportunidad de venganza, eh…? Me estoy emocionando.”

Subaru sintió que algo se agitaba dentro de él mientras miraba a Crusch examinar a los soldados. Fue Crusch quien se había decidido en exterminar a la Ballena Blanca para que cumpliera con su venganza. Los ancianos que se unieron a la batalla debieron sentir la misma gratitud hacia ella por darles la oportunidad de cumplir su mayor deseo.

Probablemente fue en parte la “bondad” de Crusch de la que Ferris había hablado la noche anterior, y la voluntad de “Su Alteza”, que tanto había influido en su forma de vida.

“No me estás diciendo que esos tipos son todas las fuerzas que tenemos para esta pelea, verdad?”

“Aquellos que llegaron aquí son los miembros principales. El resto ya debió haber partido hacia el Gran Árbol Flugel para facilitar el despliegue de la fuerza a lo largo de la Carretera Liphas.”

En otras palabras, con la hora señalada inminente, aquellos reunidos eran los VIP de la fuerza de expedición. La participación de viejos veteranos realmente impartió el sentimiento que la batalla decisiva estaba acercándose. Como esperaba, la tensión en el corazón de Subaru se elevó, junto con el sentimiento que era una batalle que debía ganarse.

“El tiempo es corto. Los quiero a los dos en el hall también.”

Crusch miro hacia arriba hacia el cristal de tiempo encima de la entrada, hablando bruscamente. Seguramente iba a dirigirse a las tropas antes de la partida, una especie de discurso motivador para aumentar la moral.

Justo mientras Crusch se preparaba, Subaru vio a Wilhelm y a Ferris entrando desde el hall. Ferris estaba vestido en el mismo atuendo que Subaru ya había visto cuando se encontró con él en el patio antes, pero Wilhelm no.

Se había ido el habitual uniforme negro; en cambio, llevaba una armadura ligera y minimalista que protegía solo los órganos más vitales. A ambos lados de sus caderas, llevaba un total de seis espadas delgadas, y parecía casi demasiado listo para pelear.

“Oh, entonces tú también estás aquí, Russel. Tal vez podamos charlar un poco?

Siguiendo a Wilhelm y Ferris estaba Russel de pelo rubio oscuro. Parecía que había estado trabajando toda la noche, pero con la gran batalla ante ellos, sus ojos estaban llenos de vitalidad.

“Si estás poniendo esa cara, entonces es probable que soportaste hasta el final. Que hay de ti, Anastasia?

“Realmente pensaste que me quedaría atrás?”

“En realidad no, pero pensé que debía preguntar.”

Cuando se trataba de quién parecía el más meticuloso de todos los candidatos de la selección real, Anastasia era insuperable.

Con los preparativos terminados y la hora señalada acercándose rápidamente, el salón estaba tenso con un espíritu de lucha. En momentos, todo se pondría en marcha hacia la batalla decisiva.

“Pero antes de eso…”

Subaru tenía una cosa que tenía que hacer.

Rem, de pie junto a él, inclinó la cabeza y miró de reojo a Subaru mientras llamaba a Anastasia cuando se giraba para alejarse también.

“Anastasia. Te importaría dejar a Russel unírsenos para una pequeña charla?”

“Heh…”

Cuando Anastasia se detuvo y volteo, su cara era todo negocio. Ella era extremadamente sensible al hecho que Subaru tenía algo que ofrecer. La actitud femenina desapareció de sus ojos, remplazada por el brillo de un comerciante usando un ábaco en su cabeza.

En ese momento, la transformación fue tranquilizadora.

Subaru buscó a Russel, con una traviesa Anastasia a cuestas. Viendo al par acercarse, la vida volvió a la cara cansada de Russel.

Realmente, los comerciantes eran un grupo confiable.

“Tengo algo que discutir con ustedes, como dos comerciantes que son exitosos y poseen una aguda visión del futuro. Quizás se rían de esto como contar mis pollos antes que eclosiones, pero esto es acerca de lo que viene después que la ballena sea vencida.”

Con ese preámbulo, él procedió a “preparar el campo de batalla” en la víspera de la exterminación de la Ballena Blanca.

3

“—Cuatrocientos años.”

La hora prevista llego, y con esas palabras, ella empezó a dirigirse hacia las tropas reunidas.

Su voz era grave; la atmosphera, tensa.

En medio de sensaciones agudas similares al dolor que se extendía por una columna vertebral estirada, Crusch se mantuvo perfectamente erguida, con el pecho hacia delante, mientras todos los ojos se posaban sobre ella.

Crusch estaba de pie en el suelo con una espada atesorada con la marca de la Casa de Karsten, el Rampante León, y apoyó las manos en su empuñadura mientras observaba lentamente los rostros de todos los presentes y dijo:

“Cuatro siglos han pasado desde que la Bruja de los Celos, la peor calamidad en toda la historia, amenazo al mundo. Durante este tiempo, la Ballena Blanca nacida de las manos de la Bruja ha hecho de este mundo su propio campo de caza, dominando y destrozando aquellos más débiles.”

La Bruja de los Celos fue la que aparentemente se había tragado la mitad del mundo en épocas pasadas. Su mismo nombre había sido sinónimo de miedo durante todo el tiempo que alguien podía recordar. Habiendo perdido a su maestro, la bestia demoníaca de la niebla bailaba a su propio ritmo.

Desde la Gran Expedición, lanzada catorce años antes, el monstruo había dado lugar a muchas bajas en todas las naciones, tragando la voluntad de luchar de cada uno.

“Las vidas que la Ballena Blanca ha tomado están más allá de toda medida. Quizás es mejor decir, la naturaleza vil de la niebla misma asegura que nunca sabremos el verdadero número de víctimas. A lo largo de cuatrocientos años, el número de nombres en lapidas, y las tumbas que ni siquiera tienen nombres, solo se han incrementado.”

Las palabras de Crusch hicieron que algunos viejos hombres miraran al suelo, apretando sus dientes mientras contenían sollozos. Había otros cuyos pechos contenían ferocidad, emoción inagotable, furia silenciosa que habían cargado con ellos, esperando por la oportunidad de dejarla explotar.

Sus remordimientos, su odio apilado con cada cadáver, empezaron a cubrir la atmosfera del hall en una oscuridad estancada.

Sin embargo—

“Pero hoy, ese tiempo se acaba.”

“—”

“Nosotros le pondremos fin. Cuando derrotemos a la Ballena Blanca, mucha tristeza se disipará. Aquellos a quien no se les ha permitido un momento finalmente se les dará una oportunidad adecuada para llorar.”

“—!”

“Terminaremos con esta patética bestia demoníaca, obedeciendo incesantemente el mandato de su maestra muerta.”

El pecho de Subaru estaba ardiendo.   

Sin decir una palabra, todos transportaban el mismo calor que ardía dentro de él.

Los viejos veteranos estaban con la mirada en el suelo; los guerreros apretando sus puños. El viejo espadachín había cerrado sus ojos—pero ahora, todos ellos miraban a Crusch, parada ante ellos.

Acepando sus miradas, Crusch sacó una mano, hablando en una fuerte voz.

“Marchamos! A la Carretera Liphas! Al Gran Árbol Flugel!”

“—Si!!”

El pisoteo del suelo acompañado con la respuesta rugiente parecía hacer la misma tierra temblar. Subaru se dio cuenta que el ardiente espíritu de lucha surgiendo dentro de él lo había hecho gritar también.

Entre todos ellos, Crusch permaneció más fuerte y más alto mientras levantaba su espada desenvainada hacia los cielos e hizo una proclamación.

“Esta noche, por nuestra mano—la Ballena Blanca caerá´!!!”

La Batalla de la Ballena Blanca, la mayor operación desde que Subaru había sido invocado a este mundo, había comenzado.