A la semana del comienzo de clases del último semestre se llevó a cabo una reunión para la proyección de trabajos.

Esta vez el semestre era más corto, y no se estableció una vara muy alta. Sin embargo, este es el segundo trabajo después de haber saboreado el placer real de hacer una película. También se escucha que los equipos que hacen buenos trabajos en este punto reciben con frecuencia altas evaluaciones al momento de la graduación, por lo que hay muchos estudiantes que trabajan con total seriedad. 

En la sala de proyección se reunieron muchos estudiantes, prácticamente no hubo ausencias. 

—Bien, todos están presentes.

Kanou-sensei miro el salón,

—El orden de proyección y el método de evaluación serán los mismos que los de la última vez. Seguro que tienen muchas cosas que decir como el escaso plazo, o la imposibilidad de hacer una película de cinco minutos tan de repente, pero tendrán que soportar todo eso hasta la fiesta de celebración. ¿Se divirtieron?

Hubo risas de la audiencia.

—Los clasificaremos de nuevo. Vamos a reconocer y evaluar a los tres primeros trabajos, así que los equipos que se esforzaron al máximo, espérenlo con ansias.

En medio del ambiente agitado y ruidoso, la atmósfera de nuestro equipo era excelente.

—Sí, parece que esta vez podré obtener el primer lugar, ¡¿verdad?! 

La vez pasada los resultados no fueron muy buenos para Hikawa, así que esta vez parecía bastante esperanzado.

—Los equipos que fueron el primer y tercer lugar la vez pasada se juntaron. Hay que conseguirlo, seguro que sí.

Tsurayuki también estaba totalmente animado, y esperaba con ansias la proyección.

—Estoy deseando saber cómo nos evalúan.

—Ah, mi corazón late muy rápido! Ya me siento muy apenada, quiero hacer algo al respecto. 

Shino Aki y Nanako también estaban disfrutándolo de alguna manera.

Se siente tan relajante, como si hubiera sido mentira la tensión que se sentía cuando se hizo la proyección del primer semestre.

—Kawasegawa, ¿qué piensas…?

Mire en dirección de Kawasegawa que estaba sentada a un lado. Conociéndola, da por sentado el primer lugar, más bien estará pensando cuan abrumadora será la diferencia…

Sin embargo,

—…..

Esa Kawasegawa está en silencio con una expresión tensa mirando fijamente la pantalla. 

—Kawasegawa, ¿pasa algo?

—Eh? Ah, no, nada.

Respondió Kawasegawa mostrando claramente lo contrario.

—¿Hay algo que te preocupe? ¿Dejaste algo sin hacer en el trabajo?

—Nada de eso. Tal vez lamento algo, pero no es algo que esté al alcance de mis manos.

Raro. Teniendo en cuenta que es Kawasegawa es un comentario algo ambiguo.

—… Hay algo que me preocupa un poco con respecto a otro trabajo que se va a proyectar.

—¿Algo preocupante?

—Así es. Bueno, no es algo que te concierna.

Cuando intente preguntar acerca de cuál trabajo era,

—Ah…

El zumbador hizo eco y las luces se apagaron.

El trabajo del modificado equipo Kitayama fue proyectado de penúltimas.

La chica protagonista —interpretada por Nanako— nació y creció en un pueblo marítimo, y siempre estaba bajo la idea de que ese era su lugar.

Sin embargo, debido a un encuentro con una chica que venía de la metrópoli, su horizonte se expandió gradualmente, finalmente deja su pueblo en busca de un nuevo mundo… esa era la historia. 

Los diálogos de Tsurayuki dejaban una fuerte huella en la mente, y la composición hecha por Shino Aki transmitía con precisión la situación.

Sin embargo, lo más destacado fue la dirección y montaje de Kawasegawa.   

Su trabajo para el semestre anterior fue igual, no había fallos en lo que hacía.

No había escenas ni diálogos innecesarios, y la forma en la que estaban hechos los cortes era espléndida. 

Incluso si intentas buscar de manera malintencionada un fallo, no deberían presentarse objeciones.  

—Bien hecho…

Pensé era una evaluación más que apropiada.

Entonces al final de la proyección. A pesar de que la proyección estaba por acabar, la sala se llenó de aplausos. 

—Oi, estamos recibiendo una excelente evaluación, ¡¿verdad?!

—Con esto recibiremos el primer lugar, ¿cierto?

Hikawa se emocionó rápidamente, y Tsurayuki estaba impaciente.

—Nanako salió muy bien, ¿sabes?

—Espera, sigue siendo vergonzoso, pero estoy feliz.

Shino Aki sonreía, y Nanako estaba apenada.

Hmm, bueno… supongo que es razonable.

—….

Pero, de alguna manera, me vi ligeramente arrastrado.

El grado de perfección era ciertamente alto.

Creo que hablaran bien. Y será bien evaluado.

Pero esta sensación es algo diferente a la de algo que se ha completado.

—Kawasegawa, qué…

Mire a un lado y mi respiración se detuvo por un momento.

—… Ghh.

La expresión de Kawasegawa es severa. No parece ser el director a cargo del trabajo que recibió un sonoro aplauso. 

—¿Qué rayos pasa Kawasegawa?

Kawasegawa respondió cortamente,

—Es falso….

Dijo sacudiendo la cabeza.

—Eh, ¿qué?

Antes de que pudiera responder a mi pregunta,

—Entonces, el trabajo final.

Dijo la Onee-san asistente y una vez más se apagaron las luces.

Ahora que recuerdo, Kawasegawa dijo que había un trabajo que le preocupaba.

Me pregunto por qué estaba diciendo eso. Al menos, hasta lo proyectado hasta ahora no hay nada especialmente atrapante.

(En ese caso solo queda este trabajo.)

Comenzó la proyección del último trabajo. Me concentré en la pantalla.

—…. ¿Qué? ¿Esto?

¿Quién levantó la voz?

Fue bastante suave, pero se pudo escuchar con claridad.

Esa voz, de Nanako? Kawasegawa? No pude distinguirla.

Pero de quien haya sido la voz es lo de menos.

En cualquier caso, el shock era el mismo.

Era una obra tranquila.

El escenario era extraño, y era el mar, igual que el de nuestro equipo.

Pero a diferencia del mar que usamos como escenario, que era una animada zona de baño, el mar mostrado en esta obra era un lugar sin nada en sus cercanías.

La historia era fácil de entender. El protagonista, un chico, escapa en un coche con una chica por motivos familiares y, al final, se enfrenta a la situación sin huir, resolviendo el asunto adecuadamente… esa es la historia.

El trabajo de cámara era bueno, y ciertamente lo mismo para la dirección. El guion era algo forzado, pero era tolerable. 

Pero, si solo es por eso, estaba bien decir que el de nuestro equipo en general lo supera. Aún había una diminuta espina que me preocupaba.

La diferencia definitiva fue la actuación.

Inhala y exhala.

Se gira, y dice sus diálogos después de un momento de acopio.

Cada ligero movimiento es como si estuviera por completo inmerso.

No se trata sólo de ser realista. Cuando llegó el momento del clímax, tenía una fuerte expresión en su rostro que hizo que el lado observante se quedará boquiabierto. La forma en que variaba su intensidad arrastraba al espectador por completo. En medio, cuando la chica levantó fuertemente la voz de repente, se filtró un chillido de parte de la audiencia.

—Esto…

Probablemente esta era la obra que le preocupaba a Kawasegawa.

Los nombres de los actores estaban claramente escritos en las copias entregadas con anterioridad.

Tratándose de Kawasegawa, es probable que tuviera alguna remembranza de esos nombres. 

Nuestro trabajo era ciertamente cohesionado. Estaba bien hecho.

Pero eso es como un trabajo escolar. Incluso si lo llevamos más allá, hay un límite. 

Lo que se está proyectando delante ahora mismo es rústico, pero no hay duda.

Era un “trabajo”.

Tsurayuki, Hikawa, Shino Aki, y Kawasegawa.

Todos eran incapaces de apartar los ojos de la pantalla.

—Nanako…?

Con la actuación siendo tan conspicua, la parte a ser comparada la tendría bastante difícil.

—….

Nanako miraba en silencio la pantalla.

Tenía la boca ligeramente abierta y parecía estar murmurando algo.

Me pregunto qué es lo que está diciendo.

La diferencia en actuación y en movimientos, no son detalles menores.

—Eso estuvo super genial. Fue la más interesante, ¿no?

—Si la comparas con la anterior es claro que la actriz era torpe. Solo cuando hablaba lo hacía con una voz como si lo estuviera intentando.

—También la forma en que entonaba sonaba forzada. Bueno, después de ver esta actuación, queda completamente al nivel de un juego de niños.

Mi cuerpo reacciona a las palabras imprudentes que se escuchaban desde atrás.

Sin embargo, nadie en nuestro equipo podía negarlo. Porque esa fue claramente la parte que marcó la diferencia entre las dos películas.

—A la anterior la estropeó la actriz.

Se escuchó una voz más directa.

Me pregunto si Nanako también lo escuchó.

No, escuche o no escuche, ese no es el problema.

Es que dolorosamente la propia Nanako entiende la diferencia.  

Todas las proyecciones terminaron.

El trabajo del modificado equipo Kitayama según la apreciación de los profesores tomó el primer puesto.

Sin embargo, los aplausos cuando se anunció el ranking fueron esporádicos.

No importa quien lo vea, el shock al momento de proyectarse fue mayor para el trabajo que quedó en segundo lugar.

—Ehh, ¿no están el primer y segundo lugar invertidos?

—Incluso si colocamos las otras secciones, es un diez a uno en la parte de los actores.

Se pueden escuchar opiniones francas filtrándose entre los estudiantes.

No hay ninguna objeción en particular. Parece que todos tienen la misma apreciación.

—Parece que trajeron a alguien del departamento de Artes Escénicas.

—Hmm, no es de extrañar que fuera tan increíble.

Desde atrás corrió tal información.

Bueno, no es algo que importe saber ahora.

—Entonces, de esta manera terminamos la reunión de proyección.

Terminaron también los comentarios, y con las palabras de cierre de Kanou-sensei los estudiantes comenzaron a dejar sus asientos.

Y en un instante el interior de la sala fue envuelto por el desorden.

Un escenario justo como el final de una fiesta.

—¡Sensei!

De un brinco Nanako se levantó de su asiento y bloqueó el camino de la profesora, quien se disponía a marcharse.

—Kogure, ¿qué pasa con esa cara de terror?

—Sensei… hay algo que quiero preguntarle.

Nanako tomó aire como si se estuviera determinando.

—¿No están el primer y segundo lugar invertidos?

—Eso de nuevo, ¿por qué?

En un estado indiferente, la profesora miró al rostro de Nanako.

—Después de todo… No importa quien lo vea, las actuaciones fueron increíbles, ¿no?

—Kogure, un film no se decide por solo un componente. Son todos los componentes…

Fueron las palabras de la profesora intentando explicar. A eso,

—Tal componente, todo se fue a la mierda!!

La voz en una especie de grito de Nanako se fue desvaneciendo por la mitad.

El ruidoso alrededor quedó en completo silencio por un instante.

—… Lo siento.

En un tono que parecía desvanecerse, la voz arrepentida de Nanako se escuchó.

La profesora tomó un pequeño suspiro,

—Si bien puedo ver la actuación reflejada en la película, no puedo hacer una valoración profesional de la actuación en sí mismo. Por eso, para comenzar en lo que respecta a los dos trabajos no hago una valoración de cuál actor es bueno y cuál es malo. Si quieres saber el porqué, es porque estamos en el departamento de cine.

La profesora dio un paso hacia Nanako, entonces,

—Además diré porque ese trabajo causa tan fuerte impresión. No se trata de la técnica o la actuación. Es algo simple.

Siendo observada fijamente por la profesora, Nanako retrocedió por un instante. Sin embargo, la profesora se acercó más hacia Nanako sin dejarle escapatoria.

—Fue por su seriedad.

A mi espalda escuché el suspiro emitido por Kawasegawa. Un suspiro doloroso y reprimido.

—Eso es todo.

La profesora se dio la vuelta y tal cual dejó el salón sin voltearse ni una vez. 

Los estudiantes alrededor empezaron a conversar ruidosamente de nuevo, hasta que eventualmente uno a uno dejaron el salón.

Imagen que contiene dibujo, texto

Descripción generada automáticamente

Sin embargo, todos los del modificado equipo Kitayama quedamos en el lugar sin poder dar siquiera un paso, y durante un tiempo permanecimos quietos allí.

Cuando las clases del último periodo comenzaron ya de manera totalmente formal, la universidad de artes se volvió repentinamente ruidosa. 

Ese día el comité del festival se reunió en la plaza central. 

—¡Se comenzará una limpieza simultánea dentro de la universidad! ¡Por favor revisen cada rincón para no dejar un lugar sin limpiar!

Los estudiantes, que recibían las palabras del presidente a través de un megáfono, respondieron animadamente y al unísono; “¡Entendido!”

Shino Aki y yo caminábamos tranquilamente por la plaza mientras observábamos de reojo como comenzaban su marcha. 

—De a poco comienzan los preparativos para el festival, ¿no?

—Hmm, parece que después de que terminen con la limpieza comenzarán a poner vallas y decoraciones.

—No puedo esperar para verlo, ¿me pregunto a qué tipo de ambiente cambiará?

Shino Aki tomó un suspiro.

—Entonces, Nanako está un poco más animada, ¿no?

Una vez más respondí con un “Hmm” a la pregunta de Shino Aki.

—Por ahora. Se recuperó del shock de la proyección… supongo?

Aliviada, Shino Aki sonrió.

—Qué bueno. Después de que regresamos no dijo una palabra, y eso me preocupó.

—Sí… a mí también.

Fue algo bueno que justo al día siguiente tuviera trabajo.

Si bien era un poco difícil hablar, tal vez porque se habían acumulado varias cosas que quería decir, terminó hablando conmigo.

—Fui seria….

Sonrió amargamente Nanako mientras suspiraba delante de la caja registradora.

—Pero supongo que después de todo, no se vio así desde la perspectiva de la profesora. Esa fue la diferencia, tal vez todos lo entendieron así, ¿no?

Inesperadamente, Nanako juzgaba su actuación objetivamente.

Se sentía como si estuviera aceptando abiertamente sus imperfecciones.

—¿Dejarás de actuar?

—Yo estaba pensando en hacerlo. Pero no entiendo del todo la “seriedad” de la que la profesora hablaba, así que lo intentaré un poco más.

Si ella lo decide así, no voy a detenerla.

—Ya veo, si es lo que piensas, tienes mi apoyo.

—Gracias.

Dijo, con una sonrisa pareciendo apenada.

Fue como si volviera el sonriente rostro de Nanako que conocíamos.

—… Dijo que así se sentía.

—Hmm, entonces, no hay problema en que hagamos una fiesta de celebración, ¿verdad?

—¿Fiesta de celebración?

—Una fiesta de celebración por la película de esta ocasión y para Nanako.

—Que buena idea. Hagámoslo. Hay que hablar con Tsurayuki y los otros.

—Será divertido.

Nos entendemos como equipo. Por eso cubriremos las heridas de esta manera.

Así lo creo, no tengo duda de ello.

—¡Gracias por su duro trabajo! ¡Gracias a todo el staff se pudo terminar la película adecuadamente!

Varios días después. Tal y como sugirió Shino Aki, organice una fiesta de celebración para la película que rodamos en esta ocasión.

Sobre la mesa del karaoke al que acostumbramos a venir están servidas las bebidas que ordenamos y unas guarniciones que compré en el supermercado. 

—Nos trajiste al lugar perfecto.

—No, no, fue Kyouya quien hizo los arreglos.

—En serio, qué tipo tremendo… 

…Bueno, solo lo solicite porque es el que suelo usar, no es una negociación como para sentirse impresionado.

—Bien, entonces, me gustaría dar por iniciada la fiesta de celebración del modificado equipo Kitayama! ¡Kanpai!

—¡Kanpai!

Pensé que brindar con jugo no sería muy emocionante, pero con el paso del tiempo esa preocupación se disipó.

—Sin embargo, ¡pensar que conseguimos el primer lugar! ¡Nunca pensé que estaría en un equipo que lograra eso!

Hikawa asiente profundamente conmovido.

—¿Era tan imposible?

—¡Por Dios! En el equipo anterior hubo una pelea entre un tipo que quería hacer una de acción y otro que quería hacer un drama, terminamos haciendo una mezcolanza de ambas! 

Bueno, supongo que sería imposible…

—Alto ahí, con la fuerza de mi guion, era claro que tomaríamos el primer lugar!

—¿Qué cosas dices? Sabes que tus diálogos fueron cortados.

—¡Cállate!

Incluso ante el tsukkomi de Nanako, Tsurayuki respondió con una sonrisa. Normalmente replicaría.

(Perdón y gracias Tsurayuki)

Antes de esta reunión me reuní con todos, menos con Nanako, y les hice una pequeña recomendación.

Básicamente, no tocar temas que la puedan deprimir.

Con el paso del tiempo será una historia de la que nos reiremos, pero decidimos que por ahora lo evitaríamos.

Dentro de tal situación, Kawasegawa era la única que no parecía estar divirtiéndose.

Bueno, el resultado no fue del todo satisfactorio, supongo que no hay nada que hacer, pero,

—Hey, Kawasegawa. Acerca de Nanako, por hoy.

—Comprendo. No me meteré con ella. 

Dijo, y bebió de la Coca-Cola que tenía en la mano. 

—Pero ella está realmente bien? Por lo que se ve, se está forzando a estar animada.

—Sí, pero está tratando de adecuar su actitud de esa manera, así que tenemos que estar a la par.

—No solucionará el problema de raíz. Bueno, no es que me importe.

Dijo sin dejar de mostrarse fastidiada, mientras masticaba el hielo.

—Si puede divertirse por ahora, aunque sea un poco…

Hasta que pase de pretender a estar realmente animada.  

La reunión progreso animadamente y comenzamos con el karaoke.

—Bien, entonces, ¿Nanako, vas a cantar?

Hikawa instó el micrófono hacia Nanako.

—Eh? Y-Yo estoy bien, no es necesario.

—¡No está bien! ¡Vamos, canta como quieras y diviértete!

—¿Quién viene a un karaoke y no canta? Eso no es propio de ti. 

Siguiendo a Hikawa, Tsurayuki también la animó.

—Tal cosa… ¿Qué hago Kyouya?

—Incluso si me lo preguntas…

Dentro de los integrantes del equipo Kitayama, soy el único que ha estado presente cuando Nanako canta.

Claramente era consciente de lo desafinada que era, y en lo posible no quería exponerlo en público.

Aunque ha dicho que cuando esté dispuesta a dejarse escuchar en público iríamos todos juntos a cantar…

(Honestamente, no siento que vaya a ser pronto.)

—Hmm, ¿por qué no lo intentas? Llegaría el día en que iríamos todos juntos al karaoke, era inevitable.

Nanako todavía estaba algo avergonzada.

—H-Hmm… vale. Pero soy muy desafinada, así que les pido perdón!

Tomó el micrófono y eligió la canción de siempre.

—Fu…

Y la canción de Nanako terminó como de costumbre.

—Ah, lo siento! Me disculpo por lo desafinado!

Nanako inclinó la cabeza e hizo una ligera sonrisa.

—Tienes una gran voz.

Dijo Shino Aki pareciendo impresionada.

—Seguro, ¿así que te van las canciones populares?

Tsurayuki también expresó su impresión, pareciendo muy interesado.

—¡Tremendo volumen vocal Nanako! ¡No soy rival para ti!

Y Hikawa estaba honestamente impresionado. Supongo que determina su calidad solo por la fuerza de la voz.

—Ajajaja, bueno, supongo….

No parecía que la vergüenza de Nanako desapareciera, pero su expresión parecía más relajada. Parece que dejarle cantar fue lo correcto.

—Bien, entonces, quién sigue…?

Nanako extendió la mano para entregar el micrófono.

—Eh?

Una persona inesperada la despojó del micrófono. 

—K-Kawasegawa, ¿vas a cantar?

La que sostenía el micrófono era Kawasegawa.

Los ojos de todos se posaban en ella, quien permaneció en silencio mientras llevaba el micrófono a la boca.

Entonces, se paró en frente de Nanako,

—Con que así es, pensé que era extraño.

Dijo en un tono de voz severo.

—… ¿Qué es extraño?

Replicó Nanako. Su voz temblaba ligeramente.

Después de un instante, Kawasegawa dijo con un tono de voz aún más intenso que antes,

—En lo que eres seria es en esto y no en la actuación, ¿verdad?

Los ojos de Nanako se abrieron de par en par.

Todos estábamos sorprendidos observándolas a ambas.

—¿Qué rayos… estás diciendo?

La exprimida voz de Nanako estaba revestida de ira y miedo.

En contraste, Kawasegawa continuó hablando con una voz clara,

—Sin importar cómo lo pienses, es extraño. Ciertamente tu pequeña actuación fue buena, pero no se veía en absoluto el propósito de algo que querías hacer, a lo mucho no era más que algo muy superficial. Ya veo, no es de extrañar que no se pasará por alto lo falso que parecía.

El día de la proyección la palabra “falso” fue expresada por Kawasegawa.

Así que aquello estaba dirigido a Nanako, ¿eh? 

—….

Nanako desvió la mirada. Sus ojos, que habían estado muy abiertos, se tornaron abatidos. 

—Es por eso que no actúas con seriedad. Incluso si dices que fuiste seria, tu verdadero carácter será revelado, sin falta.

Kawasegawa hizo un resoplido.

—Que puedas vocalizar tan adecuadamente es porque lo debes estar haciendo mucho desde que eras pequeña, ¿verdad? A pesar de que es algo tan importante para ti, ¿por qué pensaste en la actuación?

—Ca…llate….

—Tal vez tienes miedo de volverlo una realidad. Si a lo que te dedicas con seriedad se vuelve una realidad y no resulta bien, terminarás sintiendo que toda tu existencia es negada. Tenías miedo de saber el resultado, así que te decidiste por la actuación, lo cual tenías como un plan de respaldo, y te sentiste cómoda haciéndolo delante de aficionados. 

Nanako tiene la cabeza agachada y los ojos cerrados. Sin embargo, Kawasegawa no mostró señales de cerrar la boca.   

—Pero lo que decidiste mostrar fue vapuleado. Incluso si piensas que fue una completa derrota inevitable en tu corazón, si lo admites, ya no tendrás nada más. Puedes cantar ahora, pero no puedes decir que esto es lo que quieres. Es por eso que dijiste que seguirías con la actuación solo de palabra, y acudiste a Hashiba en busca de ayuda, ¿no?

—¡Cállate! ¡Cierra ya la boca!

Nanako, quien se había mantenido bajo control, finalmente explotó.

—¡¿Qué puedes saber tú?! Desde pequeña he estado rodeada de canciones y me gusta cantar, pero sigo siendo desafinada… ¡Si pudiera hacer algo al respecto, ya lo habría hecho!

—No, no lo has hecho.

—Eh…

Nanako quedó desconcertada de nuevo cuando sus palabras fueron replicadas rápidamente.

—Entonces, ¿por qué viniste al departamento de cine? Irías sin duda al departamento de música, ¿no? Incluso si es algo que no puedes corregir en tu casa, podrías mejorar si vas a una escuela adecuada, ¿no? Pero, ¿por qué escapaste en el momento crucial?

—Eso…

—¡N-Nanako ha estado practicando! Muchas de ellas junto a mí.

Incapaz de soportarlo, también me metí en la conversación.

—¿Han hecho lecciones adecuadas? ¿Tienes ese tipo de conocimiento?

—N-No… eso.

—No se puede llamar a eso practicar. Solo está haciendo repeticiones inútiles. 

Declaró de manera cortante.

—No huyas, pelea. Tienes algo que puedes hacer en serio, ¿qué harás si no peleas usando eso como arma? Solo te elogiaron un poco, pero no hay nadie que se emocione con una actuación hecha a medias!!

—…. Ji!!

Nanako se acercó a Kawasegawa y elevo la mano derecha.

—Nanako!

Intente interponerme entre las dos para detenerla.

—Está bien si lo haces. Dije algo como para ser golpeada.

Kawasegawa miraba a la cara de Nanako sin tratar de evitarlo.

Sin embargo,

La mano de Nanako se detuvo cuando la subía.

Uu… ghh

Al final, la mano se suspendió hacia abajo sin fuerza. También agacho la cabeza y una especie de quejido salió de su boca.

Intentaba desesperadamente contener las lágrimas, entonces,

—… Me voy.

Cuando abrió la puerta, salió corriendo.

—¡Nanako!

—¡No me sigas!

Cuando intenté seguirle, Nanako me rechazó.

Me detuve, y la figura de Nanako desapareció al fondo del corredor.

El lugar con la puerta media abierta quedó en silencio. 

—No pude cumplir la promesa.

Dijo Kawasegawa de manera tranquila e indiferente.

—También me voy. Si ella lo desea puede dejar también el equipo. Lamento el problema.

Sacó algo de dinero de su cartera y lo colocó sobre la mesa.

Y sin decir nada salió del lugar.

—….

Nadie dijo nada más que eso.

En la universidad de arte aparte de los tres comedores hay varias cafeterías.

En la cafetería llamada “Pica” hay un famoso curry conocido como “el sabor del hogar que te pone a dormir por tres días”, y además de que tienen precios bajos, es famoso por tener un menú especializado en satisfacer el apetito de los estudiantes universitarios. 

—Joder con el curry. Parece delicioso, ¿no?

Keiko-san sonreía mientras preguntaba por mi impresión.

—Ciertamente así es.

Delante de mí hay arroz en forma de pica, y alrededor está la salsa de curry cubriéndola perfectamente. Tenía hambre y ganas de comer, pero desafortunadamente todo me sabía insípido.

—No parece que lo estés disfrutando.

Fácilmente se ha notado mi estado de ánimo. 

—Lo siento, por lo general me gusta comerlo, pero…

—Nada que hacer si estás en problemas. Cuando haya pasado, comamos de nuevo, ¿vale?

—Gracias.

Ese día, Keiko-san me llamó para continuar con la solicitud del otro día.

—…. Así que, aunque haya pasado un poco su apogeo, los juegos doujin siguen siendo muy populares.

A veces me quedo confundido, actualmente estamos en el año 2006. Tal y como dice Keiko-san, es una época en donde muchas estrellas nacieron de los juegos doujin.

A principios de la década, los juegos doujin fueron un género que se instaló en el centro de la industria otaku, con una seguidilla de exitosos juegos como; “La princesa de la luna” o “En el sonido del aleteo de las cigarras”.

—¿No salió el otro día el “Festival musical”?

Sin duda fue el verano de este año…  Dije mientras lo recordaba.

—Así es. Una cantidad absurda de personas hizo fila en la comiket del verano. No he podido jugarlo aún, estoy muy interesada en saber que paso después de “Masacre”, eh. 

Que alivio, no me he equivocado.

—Bueno, no tenemos títulos tan enormes como esos, pero nosotros también tenemos títulos de aproximadamente cinco mil copias. Los juegos producen un espléndido beneficio neto.

¿Cuántas copias vendí como productor de juegos en el año 2016?… Intentaba recordarlo, pero me puso triste, así que me detuve. Diez años antes fue la época en la que las ventas de los juegos empaquetados era bastante fuerte. Hacer una comparación no tenía sentido.

—Volviendo al tema, acerca de lo de ayudar, es un poco….

Como sea, es una situación inexcusable estar comiendo de gratis mientras le respondo que aún me es imposible hacerlo. Cuando me disculpaba por ello,

—Está bien. Los kouhais tienen que ser tratados por sus senpais.

Es una sensación extraña que te diga eso una persona que sin importar come se mire es la que se ve como el kouhai.

—Hoy te tengo un presente.

—¿Un presente?

—Juegos nuestros. Supongo que aún no los tienes, ¿verdad?

Diciendo eso, Keiko-san saco varios estuches de DVDs sobre la mesa.

Eran los llamados estuches altos, se usan frecuentemente para los juegos doujin caros.

—Ah, genial. Está debidamente prensado. 

—Por supuesto, el control de calidad en esa área es impecable.

Los juegos doujin en estos días eran principalmente CD-ROMs.

Como para la época los CD-R ya estaban disponibles, la mayoría de los círculos grababan los CD-R en casa y los distribuían, pero algunos círculos que hacían muchos CD-R encargaban prensas. 

—También los temas musicales son debidamente encargados, y los efectos de sonido se graban en un estudio.

—Son bastante meticulosos.

—Así es, lo tomamos con seriedad. Seré yo la que se arrepienta por haber hecho algo a medias.

—Seriedad… eh.

—Así es. Seriedad. La creatividad es divertida porque se toma con seriedad.

Dijo Keiko-san, sacando orgullosamente su escaso pecho.

—No existirían ni los doujin ni el comercio de estos. Los que los fabrican con seriedad se reúnen, entonces los clientes buscarán la seriedad en las cosas serias que fueron hechas, las morderán y probarán con seriedad. Eso es lo más interesante, es por ello que no puedo dejar de hacer cosas. 

Yo mismo solía tener muchas decepciones cuando hacía juegos.

Compromisos, abandonos, métodos alternativos. Cuantas más cosas se apilaban, más bajaba la calidad de manera evidente. 

La reacción del usuario era honesta cuando decía que la seriedad era solo de palabra. Algo que no es serio, sin importar cuanto lo embellezcas con publicidad, quedará expuesto a su verdadera naturaleza casi inmediatamente. 

No puedo evitar pensar en el significado de esta “seriedad”, incluyendo el caso de Nanako.

—Entonces, nos vemos. Llámame cuando te sientas inclinado. Te trataré con curry.

Keiko-san se levantó del asiento, y como siempre se alejó diciendo “Bueno, hasta luego…”

Cuando regresé a la casa compartida Kitayama, Shino Aki y Tsurayuki estaban al frente de esta.

—Ah, ¿cómo estuvo?

A la pregunta, los dos sacudieron la cabeza.

—Sigue sin salir de la habitación. La llamé varias veces, pero… 

Dijo Shino Aki pareciendo abatida.

—Supongo que por el momento no hay de otra que dejarla en paz por un tiempo, es del tipo que le va lo de afligirse en solitario, cielos.

Tsurayuki fruncía el ceño y soltaba un suspiro.

—Ya veo, entonces, creo igual, parece que lo mejor es no hacer nada, ¿vale?

Nanako ha estado completamente confinada en su habitación desde ese día.

Por supuesto salía cuando le tocaba trabajar y tenía lecciones, pero no hablaba mucho en esos momentos y volvía de inmediato a su habitación.

—Joder, la “señorita” Kawasegawa tenía que ponerse a hacer algo innecesario.

Tsurayuki se rascaba la cabeza mientras ponía un rostro de fastidio.

—Si no lo hubiera dicho con tanta franqueza, habríamos podido rehabilitarla más lentamente.

—Bueno… probablemente.

Kawasegawa dijo demasiado y fue demasiado directa. Terminé deseando que tuviera más consideración, incluso si eso iba en contra de su estética.

—Pero… yo también.

Shino Aki intervino.

—Yo también quería que Nanako cantara.

—Shino Aki…?

—Porque Nanako lo hacía tan seriamente. Por eso las palabras de Kawasegawa me golpearon tanto.

Tsurayuki asintió como si entendiera las palabras de Shino Aki.

—Siento lo mismo. Lo que hizo Kawasegawa fue demasiado extremo, pero honestamente pensé que Nanako debería ser más seria sobre el canto.

—Tsurayuki…?

—Hmm. Después de todo, llegará el día en que se dará cuenta, ¿no? Para entonces será tarde, y si llega a arrepentirse es mejor que sea seria desde el principio.

Tsurayuki se puso el casco de la moto y aceleró el motor.

—Si te has decidido a hacerlo y te has dado por vencido, entonces es mejor dar vuelta a la página rápidamente.

Tsurayuki se despidió brevemente y partió a su trabajo a tiempo parcial.

El sonido de los gases de escape y el polvo se alejan, dejando un rastro momentáneo.

—Ciertamente. Hmm.

Una voz, que parecía desvanecerse, y que a la vez era clara. 

Shino Aki asintió con una expresión seria.

—Como era de esperarse, los dos son desarrolladores auténticos, eh…

Estaba acostado en mi habitación recordando la conversación anterior.

En ese momento no podía volverme completamente insensible hacia Nanako.

Pensé que eventualmente podría seguir adelante y hacer las cosas de alguna manera. Pero para triunfar como desarrollador eso nunca funcionaría. Tsurayuki y Shino Aki lo sabían. Y también Kawasegawa. Por eso ella trato de extraer la “seriedad” de Nanako. 

—Ciertamente es así… Estamos en la universidad de arte de Osaka.

Tipos que hacen las cosas con seriedad, intentan enfrentar todo de esa manera. Aunque en diversos grados, este es ese tipo de lugar. Y, por suerte o por desgracia, la casa compartida en la que nos encontramos era uno de esos lugares en los que la individualidad y la seriedad chocan de forma especialmente fuerte.

Tan pronto como entré a la universidad fui golpeado por la seriedad de estos tipos. Cuando trabajé en la compañía de juegos, era un tipo de 28 años incapaz de hacer algo, y los días pasaban sin que nada diferente pasara.  

Pero me di cuenta de mi incapacidad de hacer algo y hablé con muchas personas, y como resultado pude averiguar un lugar y sentido para mí. No, pude adquirir el ímpetu para averiguarlo.

Solo basta una pizca de coraje. Si se puede dar un paso, se debería poder ver el sentido de trabajar duro de manera seria.

Pero Nanako no tiene ese coraje. Es por eso que escondió su seriedad y se confinó.

—Me pregunto qué debería hacer para extraer la seriedad de Nanako?

Por ahora hay mucho camino por delante para que su canto esté completo.

Y si cantara delante de un público no causaría más que risas por lo desafinada que es. Incluso siendo riguroso en lo que se puede alabar en los fundamentos básicos como cantante, se podría elogiar su volumen o rango vocal.  

Sin embargo, se niega rotundamente a las lecciones profesionales.

—Me pregunto si con un poco de confianza cambiará?

Cuando la gente aprecia lo que has hecho, ya sea cantando o en cualquier otra cosa, te motiva para hacerlo mejor la próxima vez.

Tal vez eso es lo que necesita.

—Aunque dicho eso, un elogio de mi parte no servirá de nada.

Voy a abrir el ROM que me dio Keiko-san hoy.

—Ah, esto lo hizo Conoco-san… joder.

Fue una cantante que proporcionó muchos temas musicales a profesionales. Recuerdo que para esta época ya era bastante popular.

—Intenté pedirla para nuestro juego, pero el presupuesto se vino abajo, eh.

No quedó de otra que ofrecérsela a un cantante de doujin que venía por intermediación de un conocido, pero de nuevo, fue toda una penitencia.

—Mierda, no se me paso la idea de que en las canciones que había subido a Niconico todos los tonos fueron ajustados…  

Cuando llegó el momento de grabar, el tono era disperso, el rango vocal limitado, y el volumen de la voz era bajo, recuerdo que fue todo un problema.

Como resultado, me llevé la fuente de sonido a casa y utilicé un software para hacerla escuchable.

—Así fue como aprendí mucho sobre el ajuste de los tonos y lo relacionado al área del sonido, eh. En ese sentido estoy agradecido con ese cantante…

De repente. Dos cosas se conectaron e hicieron chispas en mi cabeza.

—Ah…

Me levanté rápidamente, me calmé y puse en orden mis ideas.

Ciertamente Nanako es desafinada. Sin embargo, su volumen y rango vocal son increíbles.

Tengo experiencia en postproducción, confío en mis habilidades en los ajustes de sonido.

—E-Esto… podría funcionar.

Busque en mi maletín.

Allí tenía una grabadora que tenía grabaciones de canciones de ella y era usada para las lecciones de Nanako.

Y tengo una computadora a mano.

Si se trata de software para ajustar sonidos, no hay una gran diferencia técnica, incluso en esta época.  

—Esto podría ser de gran ayuda.

—¡Nanako!

Golpee la puerta insistentemente.

—¡Nanako, se presentó algo urgente, abre!

Unos cuantos golpes después la puerta se abrió ligeramente,

—… No quiero hablar con nadie por ahora, lo siento.

Nanako intentó cerrar la puerta diciendo solo eso.

—¡No! ¡Solo será un momento…!

—¡No! Kyouya, lo entiendes ¿no? No estoy para nada ahora. Lo he perdido todo, no me queda nada… no puedo ni quiero hablar de nada con nadie.

Lo pedí seriamente, pero podía sentir una fuerte resignación desde la voz que se filtraba por la brecha de la puerta.

—Lo entiendo. Por eso quiero hablarte. Es sobre algo tuyo.

—¡No lo entiendes! Kyouya puede hacer varias cosas ¿no? No solo cuidas de ti, también cuidas de los demás, y siempre estás preparado por anticipado…. Una persona así no puede entender en absoluto a alguien hueca como yo…! 

—Puede que sea así, que haga varias cosas. Puede que ese sea mi lugar.

Recuerdo las palabras de Shino Aki. 

Si hay algo, puedes aferrarte a ello. Pero si no hay nada, solo queda ir en busca de ese algo.

Estoy seguro de que justo ahora Nanako está en busca de eso. Pero ya que no lo ha encontrado se ha recluido de esta manera. 

—Lo encontré.

—Q-Qué…

—Lo que has estado buscando. Por eso, hasta que te lo enseñe…

Abrí la laptop que traje de mi habitación y la coloqué en el piso.

Y dirigí el altavoz hacia la puerta ligeramente abierta.

—No me daré por vencido.

Hice click en el archivo “Ajuste mp3” y comenzó el reproductor de multimedia.

—¿Te gusta tu propio canto… Nanako?

—… Tsk, de todas las cosas, ¿te vas a poner a hablar de eso?

Dijo Nanako claramente molesta.

—Lo siento. Comprendo que es un tema bastante doloroso. Pero…

En ese momento tomé un respiro. Repensé el impacto que acababa de experimentar.

—He escuchado esto. Quiero que tú también lo escuches, quiero que te enamores de tu canto, y…

Hago click en el botón de reproducción.

—Sin duda quiero que vuelvas a cantar…

El audio grabado por la grabadora no tiene una buena calidad de sonido.

Para ser honesto, escuchado en condiciones normales no sería más que un molesto sonido con mucha interferencia.

Pero este karaoke grabado que acabo de ajustar,

—… ¿Qué? ¿Esto?

El tono de voz de Nanako cambió en un instante, e incluso yo, que acababa de hacer los ajustes, no pude evitar sentarme y escuchar encantado la fuente de sonido.

No sé cuántas veces temblé durante el proceso de examinar y corregir sus hábitos.

Oculta en el filtro de desafine, había una voz que era claramente preciosa.

Si Nanako la escucha, sin duda obtendrá auto confianza.

Confiando en eso, fui a su habitación llevando la fuente de sonido que ajuste. 

—¿Esa… es mi voz?

Dibujo en blanco y negro de una persona

Descripción generada automáticamente con confianza baja

Preguntó Nanako con una voz que se desvanecía.

—Así es. Este… es el canto original de Nanako.

El software de ajuste de tono que se distribuía gratuitamente no podía hacer más que lo mínimo. Si tuviera en mente hacer más ajustes serían necesarios equipamiento de uso profesional.  

Por lo general se deberían hacer otros ajustes aparte del tono, como la presión acústica o el alargamiento del sonido. No es como si con solo arreglar el tono hubiera una mejora inmediata.

Sin embargo, Nanako estaba fuera de lo común. Puede asemejarse a un pitcher que lanza bolas rápidas pero que tiene un pobre control, solo con ajustar el control este tendrá un increíble progreso.

El sonido está estructurado con una sensación muy natural, y el alargamiento resplandece sintiéndose muy agradable. Lo que se sentía incómodo cuando los tonos estaban desajustados, cambio a algo que hacía que mi corazón se emocionara por completo. 

Aunque no podía ver su expresión desde este lado, Nanako permaneció en silencio escuchando atentamente la canción.

—Ajuste la canción que cantaste. Solo toque el tono.

Incluso si digo que lo ajuste, se trata básicamente de la voz de Nanako. Sé de primera mano que si el material no es bueno, ningún ajuste que hagas lo mejorará.

Así que escuchando esto, quiero que Nanako lo sepa…

—Pero, este sin duda es el canto de Nanako.

… Que tiene algo que es genuino, algo que puede extraer y en lo que trabajar en serio.

Y que si así lo quiere puede controlar a su voluntad eso que esconde.

La canción sonó hasta el final, y entonces el sonido se terminó.

—Me disculpo por haberte presionado. Pero, sin importar que esto… 

Cuando comencé a hablar, noté un cambio en Nanako.

—Nanako…?

Antes de que me diera cuenta, la puerta de su habitación estaba abierta.

Nanako estaba mirando la laptop con una expresión de sorpresa, y con ambas manos hacia abajo colgando sin fuerza,

Uh… uuuuh… uhhh….

Sollozando y con las mejillas húmedas.

—L-Lo siento, supongo que no quieres saber de esto…?

Busque un pañuelo para que se secara las lágrimas.

Cuando Nanako se acercó a mí, me agarró de repente la mano y la apretó.

—Gracias Kyouya.

—Eh…?

Las lágrimas caen del rostro de Nanako mientras murmuraba varias veces “Gracias, gracias…”

—Yo, he estado cantando siempre hasta ahora, pero nunca me gustó nada mi propio canto. No importaba lo cuidadosa que fuera, los sonidos siempre se salían de control y no podía cantar como yo quería. Así que pensé que si al menos podía usar mi voz, podría usarla en el mundo de la actuación.

Sosteniendo el pañuelo se limpió los ojos y la nariz de manera algo brusca.

Algo que ha estado haciendo varias veces desde que era niña.

Me pregunto qué tan frustrada estaba de que no funcionara como ella quería.

No, incluso ahora no debería haber aún cambios en su frustración.

—Pero eso no resultó. Ahora entiendo lo que decía Kawasegawa y la profesora. Las personas dispuestas a huir nunca podrán vencer a las que trabajan en serio, y nunca podrán conmover a las personas. 

Nanako me miraba con unos ojos parpadeantes.

Sus ojos eran honestos, como los de un niño recién nacido.

—Yo, quiero ser buena cantando. Quiero estudiar y practicar adecuadamente, quiero ser escuchada. Quiero cantar muchas canciones bonitas como Aya Kurano, Mirai Koda y Kimura Karela, e impresionar a mucha gente.

Para mi eran nombres que recordaba con nostalgia. Todas eran cantantes que tuvieron grandes éxitos este año.

Cada una de ellas era cantada por Nanako en el karaoke.

—Kyouya, dime, ¿puedo lograrlo? ¿Puedo llegar tan lejos? 

Solo había una respuesta. 

Haré todo lo que pueda por ella, por su voz, como hice con el trabajo del último periodo. Haré cualquier cosa hasta que mis pensamientos se hagan realidad.

—Tengo algo en mente.

Tenía unas cuantas cosas en mente.

Voy a poner en funcionamiento los conocimientos y experiencia que he ganado, intentaré hacer algo por Nanako.

—Hmm, creeré en Kyouya. Por eso…

Sacudiendo las lágrimas de su rostro, Nanako se esforzó por poner una cara sonriente.

—Haz que pueda cantar… por favor.

En silencio sostuve las manos de Nanako.

—Tú serás la que se esforzara. Pero… yo voy a hacer lo que sea por el bien de ese esfuerzo.

Nanako asintió con firmeza, como si su cuello fuera a romperse.

—Hmm, yo… voy a hacerlo sin falta!!

Declaró Nanako, usando las mismas palabras que yo había usado una vez.

Nos miramos a la cara y reímos durante un rato.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!