Capítulo 2 — El Amor Revolotea en la Ropa Interior

“Haaahaaa… Tenma… este es el bóxer que llevabas…”

Tsukino no se dio cuenta de que abrí la puerta. Ella tenía mi bóxer pegado a su cara, inhalando por completo el aroma.

“Haaaa… el bóxer de Tenma… huele rico…”

¿Esto no es extraño? ¿Por qué?

¿Por qué Tsukino está haciendo esto? ¿Por qué una chica irrumpe el cuarto de un hombre y huele su bóxer?

Además, se supone que Tsukino odia a los hombres. Esa es la imagen de Tsukino en mi mente.

La escena frente a mí era indescriptible.

“Hee, heeee… el aroma de Tenmaaaa. Ahh, no puedo más…”

『Qué desagradable. ¿Te importaría no verme? Qué tal si me embarazas con solo la mirada.』

“Haaaaaa…. Nhhhaaaaaa… genial, huele increíble—…”

『¿Haa? ¿Me estás hablando a mí? Qué desagradable』

“Haaaaahaaa… Tenmaaaa… quiero olerte más.”

No sé qué sucede. ¡No entiendo esta situación!

Su expresión facial estaba hundida en el éxtasis. Su respiración era agitada, su cara estaba sonrojada. La mirada fría que ha mostrado hasta ahora, en ese momento es una mirada meramente obscena.

No lo entiendo. ¿Por qué está tan emocionada de oler la ropa interior del tipo que odia? Por qué.

Sin embargo, hay otra cosa que no puedo entender. Y es a esta chica.

Quería irme, quería alejarme.

Pero estaba tan impactado que perdí el equilibrio. Mis piernas tambalearon y topé contra la pared.

“¡Tch, no…!”

“¿Fuehh?”

Por el ruido que hice, Tsukino volteó. Así que se dio cuenta de que la estaba viendo.

“¿¡Te… Tenma…!?”

“Ah…”

No pude decir ni una sola palabra.

¿Qué debo hacer ante esta situación? Imagino que debe ser demasiado incómodo para ella también. Si yo estuviese del otro lado, me querría morir.

¿Pretendo que nada pasó y me doy la vuelta? No, imposible. Sabe que la vi.

No puedo hacer nada, más que esperar su reacción.

“Hey, tú… ¿me viste…?”

Tsukino me miró con ojos humedecidos mientras dejaba caer mi bóxer al suelo.

“N-No… esto…”

No podía decirlo, mis palabras se ahogaron por un momento.

Sin embargo, debo hablar. Debo hablar para ponerle paz a nuestra relación.

“¡L-Lo siento Tsukino! ¡No te preocupes por esto! ¡No se lo diré nunca a nadie! ¡Prometo olvidarlo…!”

“Ya veo… entonces, ¿sí me viste?”

Esto es malo, Tsukino comenzó a acercarse a mí.

… ¿nh? Esto, ¿es malo? Tsukino, ¿va a golpearme?

Supongo que debe sellar su secreto. Esto sucede a menudo en cualquier parte. ¿Me matará?

Mientras estaba asustado, Tsukino se acercó a mí. Y extendió sus manos.

“¡Uwaaaah…! ¡Espera—!”

“¡Tenma—!”

Tsukino saltó hacia mí y me abrazó. ¿Eh? ¿Me abrazó?

“¿Tsu-Tsukino…?”

Tsukino no me golpeó, sino que me abrazó. Sigo sin entender esto, pero sus pechos se pegaron a mí. Pude sentir una inmensa suavidad presionándose contra mi abdomen.

“¡Haa—haaa…! El Tenma real… ¡huele mucho mejoooorrrr…!”

Tsukino inhaló profundamente mientras estaba en mí. ¿Eh? ¿Me está oliendo?

“H-Hey… Tsukino… ¿por qué estabas haciendo eso…?”

“Ahhh… Tenma… todo es tu culpa, ¿sabes?. Haces que me sienta así…”

¿Eh? ¿Mi culpa? ¿Por qué? ¿Por qué es mi culpa?

“Nos dimos un beso indirecto, Tenma. Eso me hizo sentir extraña… así que deberías hacerte responsable por eso. Esto, esto no es suficiente.”

¿De qué diablos está hablando? ¡No pudo comprender esta situación! ¿Por qué le gusta olerme? ¿Por qué me abraza? ¡Se supone que a Tsukino no le gustan los hombres!

Tsukino puso sus manos alrededor de mi cintura a pesar de la situación. Y luego puso sus manos en mi pantalón.

Y, comenzó a quitármelo— ¡Haaaaaaaaa!

“¡E-Espera Tsukino! ¡Alto! ¡Detente!”

“Será tu castigo… Tenma, ¿me das tu bóxer?”

“¡Alto! ¡No hagas esto! ¡Quita tus manos!”

¡Qué pasa con esta chica!

¿Por qué estoy siendo atacado por una mujer? Digo, ¡es Tsukino la chica que odia a los hombres!

Solté a Tsukino y puse mis manos sobre mi pantalón para detenerla.

“¿Por qué huyes? ¿Acaso no quieres…?”

Tsukino dijo eso y me miró con ojos llorosos.

“Entonces… ¿te lo cambio por mis bragas?”

Un cambio, bragas por bóxer.

“¿¡Q-Qué…!?”

“Tenma, espera un poquito…”

Diciendo eso, Tsukino se levantó la falda y puso sus pulgares en el elástico de sus bragas. Por un momento, sus atractivos muslos aparecieron frente a mí.

Y entonces, deslizó sus bragas.

“¿¡Tsukino…!?”

“Te daré mis bragas, Tenma… así que, ¿me darás tu bóxer?”

Tsukino agarró las bragas blancas que acababa de quitarse y las extendió frente a mí. Las bragas que habían estado en contacto con sus partes eróticas desprendían cierta calidez

“Vamos, Tenma. Quítate tu bóxer rápido… quiero tu bóxer… Tenma…”

¿Por qué me lo dice con esa cara tan seria?

“¿No es suficiente con mis bragas? Entonces… también de daré mi bra.”

“¡N-No, no es eso! ¡No puedo darte mi bóxer así nada más!”

“¡Huuum! ¡Suficiente! ¡Voy a tomarlo por la fuerza…!”

Está enojada, ¿cierto? Puedo verlo en los ojos de Tsukino.

Tengo un mal presentimiento. Tsukino tomó mi brazo antes de darme cuenta. Y me empujó a la cama.

“Eheeee… Tenma, ¿qué tipo de bóxer llevas…?”

Tsukino puso sus manos sobre mi pantalón y comenzó a jalar con fuerza.

¡Nooooooo! ¡Qué venga alguieeeeen!

“¡Tsukino! ¡En serio espera!”

“No te resistas… será rápido…”

Por más que me negaba, Tsukino continuaba intentando quitarme el pantalón. ¡No, detente…! ¡En serio detente…!

“Hey, ¡Tsukino! ¡En serio no deberías estar haciendo esto!”

“¡Muéstramelo rápido! ¡Quiero ver el bóxer de Tenma!”

Tsukino bajó mi pantalón sin escuchar mis palabras.

Y finalmente, mi ropa interior quedó expuesta.

“Waaaa… qué lindo…”

“¡Ayu………!”

¡Ayuda! ¡En serio! ¡Ayuda!

¡Esto es malo, esto es malo! ¡Es vergonzoso que una chica vea mi ropa interior!

“Entonces, Tenma… ¿te quito el bóxer?”

“Ah, ¡espera! ¡No lo hagas!”

Tsukino no dudó en tocar mi bóxer.

En ese momento—

“¡Tenma-senpai! ¿Podemos hablar—?”

La voz de Karin resonó desde el pasillo.

Y en ese instante el rostro de Tsuki cambió. Parecía haber entrado en razón. Lucía como siempre.

“¡Nh…!”

Tsukino inmediatamente abrió la puerta del balcón y salió por ahí dirigiéndose a su habitación.

Entonces Karin entró.

“Senpai, ¿puedes ayudar a Karin con su tarea…? ¿Qué estás haciendo?”

Karin me vio sorprendida mientras estaba recostado sobre la cama.

“En serio… ¿qué estás haciendo…?”

Yo solo pude responder con voz débil

※※※

『Hey, Tenmaa, ¿lo hacemos? 』

Me di cuenta que Tsukino estaba frente a mí.

Ella estaba sentada en la cama, mirándome fijamente, bueno, viendo fijamente la mitad inferior de mi cuerpo.

“Ah, ah…”

No sé por qué, pero mi cuerpo no se mueve. No podía escapar, era como si estuviera atado. Además, solo llevo mi ropa interior puesta.

『No tengas miedo. Será rápido. ¿Acabas de ponerte ese bóxer? 』

Tsukino tocó suavemente la mitad inferior de mi cuerpo. Su tono de voz era más amable que de costumbre.

Y agarró el borde de mi bóxer.

“¡Ah—ah…!”

Traté de detenerla. Pero era inútil, no podía hablar.

Lentamente agarró mi bóxer entre sus dedos.

“Ah… ah…”

¡Detente…!

Grité tan fuerte desde el fondo de mi corazón.

※※※

En el instante en que Tsukino me quitó el bóxer, salté sobre la cama.

“Haaaa… haaa… ¿fue un sueño…?”

Verifiqué la hora y fecha en el reloj que estaba sobre el buró.

Era un domingo por la mañana, soleado. Estaba sudando.

Incluso mi ropa interior está mojada de sudor. Haa… ropa interior…

“Ah, qué alivio. Aún conservo mi bóxer.”

Al ver hacia abajo, mi bóxer seguía ahí. Aparentemente solo fue un sueño.

“Pero… ¿qué fue eso…?”

Ese sueño me recordó lo que sucedió.

Tsukino quien se supone debería odiar a los hombres, entró a mi habitación y olfateó mi bóxer. Además, intentó quitarme el que traía puesto… todavía no me lo creo.

“No, no… tal vez fue solo mi imaginación.”

Así que, olvídalo.

Después de pensarlo, concluí eso. Tsukino no podría atacar sexualmente a un hombre. Debió ser algo creado por mi mente. La verdadera Jinguuji Tsukino no es así. Así que me adentré en ese pensamiento y volteé hacia un lado de mi cama.

Tsukino estaba ahí de pie. Con una almohada en sus manos.

“¡Olvídalo…!”

“¡Uwaaaaaah!”

La almohada se dirigió a mi cara. Salté de la cama para esquivarlo.

“¡Tsukino! ¿¡Qué estás haciendo!?”

“¡Olvida lo de ayer! ¡Te ordeno que lo olvides!”

Levantó la almohada y nuevamente intentó atacarme.

Sí. ¿Sobre que me querías atacar sexualmente?

¡Lo iba a olvidar aunque no me lo pidieras! ¡Estaba tratando de convencerme a mí mismo de que fue un sueño!

Pero, el hecho de que Tsukino esté aquí significa que es real.

“Prepárate… te golpearé hasta que lo olvides.”

Tsukino me vio con los ojos llorosos de una niña pequeña.

“¡Oye, tranquila! ¡Esto es violencia doméstica!”

“Haa… haaa… haaaaa….”

Tsukino respiraba muy diferente al día de ayer. Ahora mismo parecía más un animal salvaje.

“Haaa… haaaa… haaaaa… Tenmaa…”

¿Eh? ¿No cambió el ambiente muy drásticamente?

“Tenmaaaa… haaa—haaaa… Tenma, ¡Tenmaaaaah!”

“¡Hey—hey, tranquilízate! ¡Luces demasiado sexy haciendo eso!”

La sentí igual que ayer, así que traté de detenerla.

“¡Haaaa…! ¡No me hables! ¡Eres un pervertido!”

“¡No, tú lo eres! ¡Definitivamente la pervertida eres tú!”

No quiero que me llame pervertido alguien que estaba oliendo mi bóxer.

No, pero no. Ahora mismo puedo preguntar sobre lo de ayer.

“Por cierto, sobre lo de ayer… ¿qué sucedió, Tsukino?”

Obviamente ayer solo escapó. No supe de qué se trató todo eso.

Cuando le pregunté, Tsukino dijo.

“¡Nh~~~!”

Como si fuese algo muy difícil de decir. Parecía estar avegonzada.

“… sabes…”

“¿Eh……?”

No pude escucharla.

“… s-sabes…”

“¿Qué…?”

No podía escucharla ni entenderla.

“Yo, ¡soy realmente una pervertidaaaaaaaaa…!”

“¡Ughah!”

¡Mis oídos! ¡Mis oídos retumbaron!

“Cuando fui consciente del sexo opuesto, no pude dejar de ver ciertos lugares… además… me siento rara, como si, no pudiera contenerme…”

Tsukino se sonrojó hasta las orejas.

“Entonces… si crees que soy una completa pervertida, solo olvídalo…”

Cómo olvidarlo…

Entonces, ¿qué sucede? ¿No puede controlar su libido acaso?

Oye, oye… ¡qué está sucediendo, Hajime-san! ¿¡Dónde está eso de ‘mis hijas están creciendo y convirtiéndose en buenas damas’!? ¡Solo es una pervertida!

“Lo que pasó ayer fue… porque, porque bebí de tu taza, que por cierto era mía… así que fue un beso indirecto, entonces eso me hizo sentir extraña…”

Ya veo. En otras palabras, Tsukino se calentó por eso. Yo estaba tan impactado, que no me di cuenta que se había acercado más a mí.

¿Significa que sigue caliente…? Esto es demasiado erótico para mí…

“No me lo creo… se supone que odias a los hombres…”

“Quiero que guardes este secreto… ahhh, esto es malo, ¡en serio es malo! ¡Al final lo eché a perder! ¡Se supone que debería aprender a vivir contigo!”

¿Acaso Tsukino actuaba como si odiara a los hombres solo para mantenerlos alejados y no dejar que sus impulsos le ganaran y revelara su secreto…?

“¡Por eso! ¡Te daré un buen consejo!”

Tsukino me señaló.

“¡No te me acerques tan descuidadamente en esta casa! ¡No aparezcas delante de mí! ¡No respires el mismo aire que yo!”

“¡No, eso es demasiado intenso! ¡Por lo menos déjame respirar!”

“¡Como sea! Si viviremos juntos, ¡trata de evitar que sucedan este tipo de situaciones! Si no, volveré a hacer eso.”

Eso sería una molestia. Lo de ayer fue bastante aterrador.

“Y no le digas a nadie sobre esto… en especial a Yuki-nee y a Karin…”

“¿Eh…? ¿Ellas no lo saben?”

“¡Por supuesto que no! ¡No puedo decirles que tengo este fetiche tan extraño!”

Cierto, lo mejor es mantenerlo oculto de tu familia.

“¿Entonces, está bien? Mantenlo en secreto. Si alguien se entera, ¡le diré a mi papá que te eche de la casa!”

Diciendo eso, Tsukino salió corriendo de mi habitación.

Pero… entonces Tsukino es una pervertida.

No puedo decir que sea algo terrible. Tsukino es una chica hermosa. Si no hubiera adoptado esa actitud, muchos hombres estarían cerca de ella. Supongo que no quiere acercarse a ninguno mientras tenga ese fetiche.

¿Hm? Espera… ¿no es esto peligroso?

El contrato entre Hajime-san y yo se rompería si no puede estar en contacto con ningún otro hombre… ¿entonces no se pagará mi deuda?

“¿Eh? Esto muy malo, ¿verdad?”

Ahí estaba yo, desesperado en la habitación donde Tsukino se había ido.

※※※

¿Qué debo hacer en esta situación…?

Tsukino no puede entrar en contacto con ningún hombre debido a su fetiche.

Si Tsukino se pone en ese modo de nuevo, me atacará… y si nos ven así, me correrán.

En primer lugar, ¿Hajime-san sabe esto de Tsukino? No, es probable que no. Tsukino lo está escondiendo, no me habría pedido este trabajo si lo supiera.

Entonces, ¿cómo debo de tratar con Tsukino? ¿Cómo debo hacer que supere ese hábito que tiene?

Aunque sea un estudiante talentoso, aunque tenga promedio de 100 en cada examen, no tengo la más mínima idea de qué hacer.

Mi cabeza estaba dando vueltas mientras bajé al primer puso.

Algo se me ocurrirá, de momento intentemos comer algo.

Pensando en eso, caminé hacia la cocina, donde Yukine estaba de pie.

“Buenos días, Yukine-san.”

“Ah, Tenma-kun. ¿Cómo amaneciste?”

Me miró sorprendida. Entonces,

“¡Te despertaste solo! ¡Bien hecho, bien hecho~!”

“¡Muugh!”

Me abrazó con fuerza, tanto que sus enormes pechos se presionaron contra mí. Pude sentir la elasticidad y la consistencia de un pastel recién horneado presionándose contra mi cara. Su técnica para acariciarme estaba llena de una amabilidad maternal.

“Bien, bien, eres genial Tenma-kun—. ¿Pero es suficiente? Si quieres puedes dormir más. Yo te despertaré.”

“N-No… sería malo estarme levantando tan tarde…”

“Está bien. Tenma-kun—te cuidaré el resto de mi vida…”

No, esto es malo… estar con ella me hace sentir un niño pequeño. Su maternidad es abrumadora. Me pregunto si esta chica sería perfecta para ser una esposa.

“Ah, sí. ¿Quieres desayunar?”

“S-Sí. Muchas gracias.”

Diciendo eso, me senté frente a Yukine.

El menú de ahora es ensalada con pasta, semillas de sésamo, tomate y lechuga.

“Espero sepa rico.”

“Creo que en definitiva lo será. Se ve delicioso.”

Usé un tenedor que ya estaba en la mesa y comencé a comer.

“Entonces, Tenma-kun. ¿Qué tal sabe?”

“¡Muy bien! ¡Está delicioso!”

“Eso es bueno~, puedes comer todo lo que quieras.”

Yukine-san me veía alegremente.

“Fufu. Tenma-kun, ¡eres muy bueno~!”

Increíble. Esta chica me alaba por simplemente comer. Creo que ha este paso llegará un punto donde me diga ‘¡Qué bien respiras!’.

Mientras Yukine me alababa, terminé de desayunar en muy poco tiempo.

“Oye, Tenma-kun. Quiero hacer algo por ti.”

Después de terminar, Yukine-san me dijo eso.

“Qué quieres que haga. ¿Divertirnos? ¿O que te ayude con tus tareas?”

“No, no tienes qué preocuparte por eso… además, ya tienes tus propias tareas por hacer.”

“Hmm. ¿Sí? Tenma-kun, no tienes que hacer nada. Eres mi esposo después de todo.”

Yukine-san puso una sonrisa amorosa.”

“Puedes contar conmigo para lo que quieras, ¿sabes?”

Q-Qué… ¡cuánta amabilidad…!

Sé que intenta hacerlo como parte de su entrenamiento como esposa.

Yukine-san es la hija mayor de la familia Jinguuji. Por esa razón, ella es quien con más seriedad se toma esto. Es por eso que es la más entusiasmada.

Quiero responder a esos sentimientos.

Pero, desde mi punto de vista, creo que no es demasiado bueno acercarme tanto.

De todos modos, creo que puedo cooperar. Quiero vivir tranquilo y ayudarla a que no tenga ningún problema cuando se case a futuro.

Entonces le respondí a Yukine-san.

“Entonces… ¿qué tal si sales conmigo?”

※※※

Después de eso, Yukine-san y yo fuimos al centro comercial más cercano.

Si estamos ‘casados’, creo que podremos salir juntos. Así que la invité a salir como parte de la simulación.

Entramos a la zona de comida. Ella se dirigió a comprar algunos ingredientes y demás.

“Tenma-kun, ¿qué quieres cenar hoy?”

“Eso… hum, me pregunto qué querré…”

Para ser honesto, no importa. Pero no sería correcto dejarla sin una respuesta. Así que pensé…

“Esta mañana fue demasiado occidental… así qué, supongo que algo de comida china estará bien.”

“Sí, eso es bueno. Vayamos a ese pasillo entonces.”

Yukine respondió con una sonrisa.

“Fufu. Parecemos una pareja real.”

“B-Bueno… supongo que sí.”

Tal y como dijo Yukine-san, somos una pareja comprando ingredientes para la cena, tal cual lo haría un esposo con su esposa.

Personalmente, creo que seríamos más una imagen típica de recién casados.

“Hablando de eso, Tenma-kun, ¿sabes cocinar verdad? Preparemos algo juntos.”

“No, solo sé hacer cosas simples. Solo cocino para mi hermana. No tengo el toque perfecto como tú, Yukine-san…”

“De todos modos es bastante sorprendente~. Eres tan genial que cocinas para tu hermanita~.”

“G-Gracias…”

Yukine-san me alabó con su extrema amabilidad.

Hablando de mi hermana, me pregunto cómo estará Aoi ahora que me fui… sé que lo hará bien sola, pero me preocupo un poco.

“Por cierto… me pregunto si debí haberles dicho que vinieran a Tsukino-chan y Karin-chan. Después de todo también son tus esposas.”

“Ah~, sí… eso podría ser lo mejor…”

Tsukino parece que se encerró en su habitación después de lo sucedido. Probablemente no quiere verme. No vi a Karin en la mañana, supongo que sigue dormida. Es una chica bastante linda.

“Oye, Tenma-kun… ¿qué opinas de ellas dos?”

“¿Eh?”

Yukine-san me vio ansiosamente.

“Hablo de Karin-chan y Tsukino-chan. Karin-chan es bastante dulce, pero Tsukino-chan odia a los hombres, así que pienso que eso será un problema si planea casarse a futuro…”

“Ah…”

Ciertamente. Al verla me puse un poco nervioso.

Especialmente por Tsukino. Dudo mucho que pueda casarse estando así como está.

“Al fin y al cabo, lo más probable es que tengan que ir a una buena casa y buena familia, me preocuopo bastante… entonces, Tenma-kun, dime lo que opinas de ellas dos. ¿Crees que puedan vivir a futuro con un hombre?”

“Por supuesto. Yo haré todo lo posible porque así sea.”

Parece que Yukine-san se preocupa por sus hermanas.

Ella es la mujer ideal, es amable, es bella e inocente. No importa quién sea el hombre, cualquiera estaría cautivado por una chica tan hermosa y atenta como ella. Las preocupaciones por sus hermanas son parte de sus encantos.

Te repente quise preguntarle: Tsukino-san, ¿conoces el fetiche de tu hermana Tsukino?

Quiero saberlo. Pero, este tema es secreto de Tsukino. Con eso en mente, no puedo preguntarle.

Después de todo, se lo prometí. Así que terminamos de hacer las compras mientras platicábamos casualmente.

Dentro de las bolsas que llevo en mis manos, hay ingredientes para comida chica, carne de res, tofu.

“Tenma-kun, eres tan fuerte e increíble. Qué buen chico.”

Caminando a mi lado, Yukine-san me acarició la cabeza.

“Pero, ¿está bien así? También podría llevar una bolsa…”

“No te preocupes, puedo con esto.”

No puedes obligar a una chica a hacer trabajos pesados. Así que yo llevaba las bolsas mientras íbamos camino a casa.

“Oye, Tenma-kun. ¿Qué tal si hacemos algo aparte de solo ir de compras?”

Yukine-san dijo eso repentinamente.

“¿Eh?”

“Después de todo, solo estamos nosotros dos, Tenma-kun. ¿Qué más quieres hacer conmigo?”

Me miró con sus dulces ojos. Agarró mi brazo y lo presionó contra sus suaves pechos.

¿Eh?

“¡E-Espera, Yukine-san…! E-Estoy tocando… ¡tu pecho!”

“¿Y no está bien…? Después de todo, lo estoy haciendo a propósito.”

¿¡A propósito!?

“E-Eso es demasiado alocado… ¿¡qué pretendes decir!?”

¡No—no! ¡Estás siendo demasiado audaz! ¡Espera un poco!

No importa cuán entusiasmada esté con esta nueva vida, no debería acercarse así a un hombre que acaba de conocer… ¿Por qué hace esto? Si Hajime-san la viera así, ¿me dispararía acaso?

Cuando me hacía esas preguntas, sentí de pronto algo frío en la punta de la nariz.

“¿Uhm?”

Mirando hacia el cielo, el cual había estado completamente despejado, ahora estaba cubierto de nubes.

Entonces, comenzó a llover.

“Uwah… está lloviendo…”

“Ni modo… Tenma-kun, ¿deberíamos apresurarnos?”

No traíamos paraguas, ni había algún lugar donde pudiéramos refugiarnos del agua.

No tuvimos más remedio que correr a casa mientras nos mojábamos.

※※※

Cuando estábamos frente a la casa, la lluvia comenzó a aligerarse.

Pero para ese momento ya estábamos empapados.

“Heeee… terminé empapada…”

Yukine-san dijo eso mientras escondía su cuerpo. Su blusa estaba mojada y se pegaba por completo a sus pechos.

“Uhm… deberías cambiarte de ropa. Si te dejas esa podrías resfriarte…”

“Sí, lo haré. ¿Tú te cambiarás, Tenma-kun?”

Yukine dijo eso mientras caminaba a su habitación. Podía ver que le avergonzaba el que viera a través de su blusa mojada.

Yo también quería cambiarme de ropa de inmediato, pero tenía que acomodar las compras. Así que fui a la cocina para guardarlas en el refrigerador.

“¿Uh…?”

Encontré un libro al lado del fregadero. Parecía un libro de recetas, y en la primera página estaba el platillo que desayunamos. Yukine-san debió dejarlo aquí cuando preparó el desayuno.

Terminé de acomodar las cosas y me dirigí a la habitación de Yukine-san para regresarle el recetario. Su habitación era la primera tras subir las escaleras.

Había un letrero en la puerta de su habitación. Parece que era de esos que podías voltear si no querías que te abrieran la puerta mientras de cambias o estudias.

En este momento el letrero dice [Puede Pasar], así que supongo que ya se cambió de ropa.

Pensando de esa manera, abrí la puerta de la habitación mientras le hablaba.

“Yukine-san. ¿Puedo entrar?”

“¿Eh—?”

Yukine-san volteó a verme cuando entré a la habitación.

Se estaba quitando la ropa, lo que vi fue—un shibari[1]

Mi mente se quedó en blanco.

Yukine-san estaba en ropa interior, pero todo su cuerpo estaba atado con una soga.

Sí. No entiendo. Tampoco quiero entenderlo.

La ropa mojada estaba en el suelo, por lo que sé que se acaba de quitar la ropa.

Por lo que, esas cuerdas en su cuerpo las traía ya desde un principio. Caminó por la calle con un shibari.

¿Eh? ¿Qué estás haciendo? ¿En serio, qué estás haciendo?

“Ah… ah……”

Poco a poco fue abriendo más sus ojos, sus mejillas se empezaron a sonrojar.

“¿P-Por qué…? El letrero de la puerta…”

“No, el letrero…… dice que puedo pasar…”

A juzgar por su reacción, olvidó darle la vuelta al letrero.

“¿E-Eso es mentira…? ¿Me has visto, Tenma-kun…? Me has visto de esta manera… Tenma-kun…”

La voz de Yukine-san comenzó a apagarse.

Así es. Cualquier chica que sea vista por un hombre de est—

“Esto… esto… ¡esto me hace feliz!”

¿Qué acaba de decir con esa cara tan emocionada…?

Aturdido por sus inesperadas palabras, dejé caer el recetario que traía en mis manos. Al caer, la cubierta principal se cayó y reveló el verdadero título del libro…

『¡Hazlo por ti misma! ¡Guía paso a paso de cómo hacer un shibari! 』

El título del libro no tenía nada qué ver con ser un recetario.

“……”

Esto… ah, esto lo confirma. Esta chica también es una pervertida.

Yukine-san estaba temblando con una mirada llena de emoción.

Debido al amarre alrededor de sus pechos, se veían mucho más grandes.

“A-Ah, oye… Yukine-san, ¿por qué haces esto…?”

Tengo miedo de escuchar la respuesta, pero quiero saberla. Por eso me armé de coraje y pregunté.

“Uhmmm…. Tenma-kun, ¿estás dispuesto a escucharme?”

Está bien. Ya pregunté y quiero saber.

“En realidad… yo… soy una masoquista…”

Ahhh… no… no entiendo.

Primero Tsukino, y ahora Yukine-san también tiene un fetiche extraño.

“Cuando alguien me ordena y me agarra con fuerza, me pongo un poco nerviosa, pero mi cuerpo se calienta mucho… además, la razón por la que me dedico tanto a ti, Tenma-kun…”

Eh, ¿hay una razón en especial? Esto es malo. No quiero saberla.

“Cuando se decidió que viviría contigo, me puse muy feliz. Me puso feliz poder servirle a un hombre. Puedo darte cualquier tipo de servicio erótico como el que se muestra en los libros.”

Palabras extremadamente peligrosas salieron de su boca.

¿Es mentira? No hay razón para que ella quiera hacer eso. Digo, ¿¡quiere servirme de esa manera…!?

“No te lo dije Tenma-kun, porque quería disfrutar de esto en secreto. Si alguien lo sabe, seguramente me odiarán, es por eso que lo he escondido de mis hermanas. No puedo controlarlo… aún con esto, ¿quieres estar saliendo conmigo, Tenma-kun?”

Ella me sonrió. ¿Eh? Espera, ¿por qué te me acercas?

“Tenma-kun. Te gusta que te mime, ¿verdad?”

“¿Eeeh…?”

Yukine-san agarró mi mano y me lo dijo con una cara sonriente.

“Te consentiré por mucho tiempo, Tenma-kun. Así que… ¡hazme tu esclava!”

“¿¡Queeee!?”

Una declaración impactante.

Nadie se rechazaría. Ni un hombre ni una mujer.

Pero—

“¡Ahhnn! Pero incluso podrías rechazarme… Tenma-kun, tienes talento como sádico, ¿verdad?”

“¡No tengo esa clase de talentos! ¡No digas cosas extrañas!”

“¿Qué quieres hacer conmigo como esclava? Puedo despertarte de forma erótica, despedirte de forma erótica, cocinarte de forma erótica.”

“¿¡Por qué todo quieres hacerlo de forma erótica!?”

“¡Goshujin-sama! ¡Dime lo que quieres que haga esta humilde esclava masoquista!”

“¿¡Por qué me dices así!? De cualquier forma, ¡no está bien esto—!”

“¡E-Espera! ¡Tenma-kun! ¡N-No me rendiré! ¡Me volveré tuya en cualquier momento!”

Ignorando las palabras de Yukine-san, salí corriendo con todas mis fuerzas de ahí.

※※※

“Haaa… haaa… me cansé…”

Tras lo sucedido, salí corriendo y llegué al parque más cercano.

No solo Tsukino, sino que también Yukine-san tenía un fetiche… su imagen de gentileza y orden, han sido suplantadas por lo que acabo de ver. Para ser sinceros, estoy en shock.

Además, Yukine-san también tiene gustos bastante extraños como los de Tsukino. Dudo mucho que pueda tener una pareja normal si sigue con esos hábitos. Tendré que lidiar con ambos fetiches por todo un año.

Pero, ¿cómo puedo corregir eso…?

Por más que lo piense, no llego a una conclusión. ¿Cómo hago que alguien deje de oler ropa interior o se ate a sí misma para salir a la calle? Es una tarea bastante complicada para mí.

Seguí caminando por el parque. Había muchos árboles y alrededor muchos tipos de flores. Pero mi corazón no estaba tranquilo. Todo por los fetiches de esas dos.

“¡Senpaaaaai! ¿¡Qué estás haciendo!?”

“¿Uh…?”

De pronto alguien me llamó desde atrás, me sorprendí y me di media vuelta.

“¿K-Karin…?”

“Ehhhh. Senpai, ¡hace mucho no te veo! ¿Desde ayer verdad?”

Cierto, no había visto a Karin hoy. Pensé que se había quedado en su habitación dormida, pero parece que salió antes de que me diera cuenta. Supongo que está dando un paseo. Lleva puesta una minifalda camuflada color rojo y una blusa tipo camisa.

Inconscientemente retrocedí unos pasos, alejándome de Karin.

“¿Senpai…? ¿Qué pasa…?”

“¿¡Eh!? N-No… no es nada.”

Mi cuerpo se movió por sí solo. Pero, creo que es razonable. Sus dos hermanas eran unas pervertidas. Algo dentro de mí me decía que muy posiblemente ella también lo fuese.

“Me sorprende encontrarte aquí~… ¿qué estás haciendo?”

“Ah… nada en particular. Solo daba un pequeño paseo…”

“Luces sospechoso. Senpai—acaso…”

Karin abrió sus ojos.

“¿Viniste a verme, Senpai?”

“¿Eh…? No, no es el caso…”

“¿Vienes porque quieres dar un paseo con Karin abrazado?”

“¡Te digo que no!”

Piensa que solo quiero estar con ella o algo así.

“¡Bueno! Ahora que llegaste. Llévame a casa—”

“¿Eh? ¡Oye!”

Karin agarró mi brazo y lo abrazó.

“Karin, esta posición es un poco…”

“Ni hablar. No puedo caminar por mí sola.”

Ah, cierto. Karin quiere que siempre la esté mimando.

“Ah. Además, creo que tampoco puedo respirar por mí sola. Tendrás que ayudarme—”

“No. Esa es una excusa demasiado tonta.”

Si fuese real no tendría más remedio que morir.

Pero, si Hajime nos ve en esta situación, seré despedido.

“Fufuu. Yendo así, parece que estamos en una cita.”

“¿¡Fuh!?”

Al decir eso, casi sentí que mi corazón se detuvo.

“Tenma-senpai, ¿estás feliz? ¿Estás feliz de que una chica tan linda como Karin vaya abrazada de ti?”

“Qué egocéntrica al decirte a ti misma linda… además, no es que esté feliz…”

“¿Heee? Entonces haré que te sientas feliz~”

Karin se rio alegremente y me jaló para caminar juntos.

Estamos tan cerca… ¿será igual que sus otras dos hermanas? ¿Hace este tipo de cosas porque en realidad es una pervertida?

No, no puedo adelantar conclusiones. Puede que Karin sea una chica normal.

Pero debo estar alerta. No puedo dejarme llevar por la tentación y que me despidan.

“Tenma-senpai, ¿qué tienes? Te veo muy pensativo.”

“¡N-No pasa nada! ¡No está sucediendo nada…!”

Mientras le respondí, vi el cuerpo de Kari. Si fuese una pervertida podría tener una cuerda atando su cuerpo entero o algo extraño. Miré su cuerpo para ver si notaba algo extraño.

“Tenma-senpai… ¿no me estás viendo mucho?”

“¿Eh?”

Karin se separó de mí y me miró fijamente.

“Desde que nos encontramos, has estado observando mucho el cuerpo de Karin, ¿verdad?”

“¿¡Ehh!? Eso…”

Metí la pata. Ahora ella pensará que yo soy el pervertido. Ver demasiado a alguien, ¿cuenta como acoso?

“¿Creíste que no me daría cuenta? Las chicas siempre estamos al pendiente de las miradas.”

“¡L-Lo siento! Es solo que estaba pensando un par de cosas…”

“¡Qué mala excusa, eh!”

Diciendo eso, de nuevo abrazó mi brazo. Y continuamos caminando.

“Si vas a seguir mirando mi cuerpo, por lo menos deja que nos vayamos caminando así—”

“Ugh… está bien… ¿iremos a casa?”

“Sip, y cuando lleguemos, jugaremos juntos. Es tu castigo por verme tanto, senpai.”

Qué alivio, digo, no luce enojada en lo absoluto.

Así que solo asentí para no empeorar las cosas.

※※※

Tras regresar a casa, decidí jugar con Karin según lo prometido.

La esperé un poco en mi habitación porque dijo que se cambiaría.

Karin regresó con una consola de videojuegos y con ropa distinta. Ahora traía una blusa de tirantes y unos shorts.

“Gracias por esperarme, Tenma-senpai. ¡Vamos a jugar!”

Trajo un juego popular de peleas. Conozco el título, pero nunca había jugado algo así debido a mi situación económica.

“Soy un principiante en esto, ¿está bien? Parece que tú eres toda una experta, Karin…”

“No te preocupes. Karin te enseñará. Te dejaré ganar si eres muy malo.”

Karin dijo eso como si se burlara de mí.

“Entonces, ¡conecta el juego!”

“Sí—sí, está bien…”

Me dio la consola y con sus instrucciones lo conecté a la pantalla. Bueno, bueno… este cable va aquí…

“Hum. Tu habitación está bastante limpia, senpai. Creí que sería más desordenada.”

“Solo tengo que ocuparme de este lugar, sería malo si lo tuviera desordenado.”

Ehm, entonces este cable va conectado aquí…

“Era bastante simple, ¿no?”

“Originalmente, siempre he sido pobre. No podía darme el lujo de comprar estos productos de entretenimiento.

“Pues lo conectaste correctamente y a la primera. Senpai, ¿qué es este libro…?”

“¿Eh?”

Karin me preguntó y agarró un manga que tenía.

[¡Oppai Skinship! ¡Una lección de suavidad!]

“¡Nuhhaaaaaaaaaa! ¡Wuhslkslñ[email protected]@%&ahhhhh…!”

Karin estaba husmeando por mi habitación y encontró un manga bastante atrevido con una chica mostrando los pechos.

Este manga me lo prestaron mis compañeros de clase. Me lo recomendaron y me negué muchísimas veces. Sin embargo, alguno de ellos lo puso en mi mochila sin que me diera cuenta…

“¡¡E-Espera!! ¡Eso es de un amigo! ¡Eso no es mío—en serio!”

“Ahaa—senpai… con que te gusta esto, eres un pervertido…”

Karin sonrió mientras veía a la chica tetona de la portada. ¡No me creerá en lo absoluto!”

“¡Te digo que eso no es mío! Además, ¡dame ese libro! ¡Los menores no puden verlo!”

“Karin es bastante mayor… pero, wuaaah…”

“¡Hey, detente! ¡No veas lo que tieneeeeeeeee!”

Karin le dio la vuelta sin titubear a la hoja para ver el contenido erótico. ¡No sé qué clase de cosas tenga, pero creerá que son mis gustos…! Intenté agarrar el libro pero ella lo sacudía de un lado a otro.

“Wuaaah… puedes usar tus pechos de esta manera… senpai, ¿te gustan este tipo de cosas?”

“¡Te estoy diciendo que no es mío! ¡Es en serio! ¡Créeme!”

Karin solo puso una sonrisa. Y cuando me acerqué para quitarle el libro, me susurró al oído.

“… senpai pervertido.”

“¡Guhaaaaaaaa! ¡No es asiiiiiiii!”

Quería irme. ¡Quería desaparecer de ahí!”

“¡Uwaaaaah!”

“Senpai, todas estas chicas tienen grandes pechos, ¿verdad? Supongo que te gustan así, ¿tantas ganas tienes de tocar unos pechos?”

“¡N-No es así…!”

“Si no te importa, puedo dejar que toques los de Karin.

“¿¡Khh!?”

“Es broma☆ Fue una mentirita~.”

Esta chica está jugando conmigo…

“Ahaaa. Pero, parece que te gustan los pechos grandes después de todo. ¿Qué tal si se lo pides a Yukine-neesan?”

“¡Guh…!”

¡Qué propuesta tan peligrosa…!

Karin me lo está diciendo basándose en el tamaño de pechos de Yukine-san. Pero, Yukine-san desea ser esclavizada por mí. Una vez que le pida tocar sus pechos, no habrá vuelta atrás.

¿O acaso Karin sabe los secretos de sus hermanas…?

“Hagamos una apuesta. No diré nada si le ganas a Karin en el juego. Si pierdes, como castigo lo diré.”

Ahora debo de ganar. Estoy en una posición delicada, en primera porque no pueden saberlo y en segunda por qué no tengo idea de cómo jugar.

“Entonces, ¿qué tal dos de tres partidas?”

“E-Entiendo… ¡hagámoslo…!”

Nos sentamos frente a la pantalla y comenzó el juego. Elegimos a nuestro personaje y empezamos a pelear. Yo elegí al viejo fontanero que siempre salva a la princesa. Karin eligió a una pequeña criatura rosa y regordeta.[2]

En la primera partida, no pude coordinar mis dedos correctamente y perdí contra esa criatura rosa. Sin embargo, en el segundo partido ya supe cómo jugar mejor. Y a pesar de tener todo en contra y que ella me atacara a distancia, de alguna manera pude ganar.

“Uhmm… te acostumbras rápido, senpai…”

Karin dijo mordiendo sus labios. Estamos uno a uno. La siguiente ronda lo decide todo.

“¡Entonces hagamos esto…!”

“¿Eh? ¡Ugha…!”

De pronto Karin se sentó en mis piernas. ¿¡Por qué!?

“¡K-Karin! ¿¡Qué estás haciendo!?”

“Quiero tener dónde recargarme.”

Aparentemente parezco una silla. Su cálida espalda se recargó contra mi pecho. La cabeza de Karin estaba justo debajo de mi cara. Pude sentir su dulce aroma, mi concentración disminuía poco a poco.

“¡Venga, comencemos! ¡Tenma-senpai!”

“¡Kh! ¡Maldición!”

No tuve tiempo para analizar la situación, la tercera ronda comenzó de inmediato. Ella realizó un combo con su personaje.

“¡Eeei! ¡Iyaaaa! ¡Hooou!”

“¡Kuhh!”

Después de todo, me era difícil jugar teniendo a Karin sentada en mí. Y no lo digo por su peso… sino por el deseo que me genera.

El trasero de Karin encajaba perfectamente en mi entrepierna. Además, movía su cuerpo mientras jugaba. Así que, se movía violentamente cada que movía a su personaje, sus nalgas pequeñas se retorcían en mi entrepierna.

“¡Vamos—Tenma-senpai!”

“¡Ughhh…!”

¡Cuánta suavidad—!

La sensación directa en mi entrepierna estimulaba por completo a mi cerebro.

¡No—no! ¡No te dejes llevar! ¡No pienses nada pervertido!

Maka hannya haramita shingyo kan ji zai bo satsu gyo jin hannya haramitaji……[3]

Inmediatamente comencé a recitar un Sutra para calmar mi mente…

Por supuesto, la situación era demasiado para mí. Mi personaje quedó abrumado en poco tiempo. Y de un golpe final, todo acabó.

“¡Yeeey! ¡Lo hice! ¡Gané~~!”

Levantándose de mis piernas, Karin se puso de pie y alzó ambos brazos.

“Eso fue todo. Tenma-senpai, serás castigado, ¿verdad? Le diré a mis hermanas sobre el manga que encontré.”

“M-Maldita sea…”

Así es. Perdí.

Esto me hará que dar como todo un pervertido. Aunque no sería el único que lo fuera en esta casa…

“Ahaaa. ¡Solo bromeo, Tenma-senpai!”

“¿Eh?”

“No le diré a nadie. Solo quería divertirme un poco~”

Karin puso una sonrisa alegre y relajada. ¿Eh? ¿Bromeabas? ¿En serio…?

“Ahhhh, ¿entonces por qué lo dijiste…?”

“Porque es más divertido jugar si haces apuestas.”

Karin comenzó a reír. Esta chica, en serio disfruta de burlarse de los demás…

Pero está bien… parece que es un poco considerada.

Me puse en guardia creyendo que sería una pervertida, pero al ver su sonrisa inocente, solo parecía ser una chica que disfruta de burlarse de otros.

Pensando en eso, creo que la más decente de estas tres hermanas, es Karin. Es demasiado dulce y linda. Me alegro que haya crecido normalmente y no fuese como las otras dos.

“Fuuuh… hace calor. Parece que me emocioné de más.”

Karin se echó aire con su propia mano.

Parece que se emocionó bastante. Su cuerpo estaba sudando.

“¿Nh…?”

De pronto noté algo extraño. Su cuerpo… no, algo anda mal con su ropa. Qué es… su ropa se ve extraña…

Esto es extraño, me acerqué a ella para ver más de cerca su cuerpo.

Su ropa, se estaba derritiendo.

“¿… qué?”

No, esto no parece ropa… el sudor por todo su cuerpo estaba escurriendo. Era como si se estuviese despintando… entonces, esto…

¿La supuesta ropa solo está pintada sobre su cuerpo?

“¡Uwaah!”

Fue impactante para mí.

Esta chica ni siquiera trae ropa. Solo trae pintura sobre su piel. Parece que algo cubre sus partes importantes, pero no tengo ni idea si es ropa o no.

Qué está pasando. ¿Qué es lo que estoy viendo?

“¿Ah……? ¿Te diste cuenta, senpai…?”

Parece que Karin notó mi reacción.

“Heeeee… lo sabía, me descubriste. Este es un secreto muy vergonzoso…”

Dijo con la cara enrojecida.

“¿Verdad? Karin no lleva ropa en este momento. Solo es un bodypaint[4].”

Karin dijo eso.

Su ropa—bueno lo que fuese, había zonas donde se derretía o mejor dicho se despintaba por el sudor. En su escote, su cintura, alrededor de su cuello. Puedo ver un poco de piel incluso en sus caderas, en sus muslos.

Pero, no intenta ocultar su cuerpo, ni siquiera se ve alterada.

“Ahaa. Tenma-senpai está viendo el cuerpo de Karin. Me estás viendo así…”

Ella abrazó su propio cuerpo y tembló como si una especie de corriente la recorriera.

“En realidad, Karin lo ha ocultado de mis hermanas… ¡pero realmente me emociona mucho esto! ¡Me gusta que me vean así…!”

Esas inmorales palabras salieron de su boca.

Pero pregunte,

“Entonces… esto, ¿eres una exhibicionista…?”

“No lo digas de esa manera. A Karin solo le gusta que los hombres la vean en esta situación…”

¡Entonces eres una exhibicionista!

Ya veo… pensé que Karin no era como las otras dos, pero supongo que no se podía evitar.

En pocas palabras, ¡las tres hermanas son unas pervertidas! Si fueran completamente desconocidas, ¡no habría problema! ¡Pero vivo con ellas!”

“Ha sido muy difícil para Karin soportarlo. Aunque llevo algo de ropa interior… Tenma-senpai me vio y me tocó… ahhhhh….”

Sí, detente. Tienes que detener esto.

Supongo que no es fácil hacerse una pintura corporal de este tipo. En primer lugar, ¿de dónde obtuvo esa habilidad? ¿Cómo diablos se pintó tan rápido después de regresar?

“Entonces, esto te gusta…”

“Sip. Estoy completamente excitada.”

Lo dijo de una manera tan casual.

“De hecho, desde que estábamos afuera lo estaba. De hecho, cuando nos topamos afuera, no traía bra.”

Por favor no me des información innecesaria.

“Ahaaa… de tan solo recordarlo… ¡me pongo caliente…! ¡No puedo más! ¡No puedo soportarlo…!”

“¡Qué…!”

Karin de pronto se quitó lo último de ropa que traía… el bra y las bragas.

“¡Oye—espera!”

Inmediatamente cerré los ojos. O eso intenté.

Pero lo poco y rápido que vi, fue que parecía no estar pintada debajo de su ropa interior. Claramente pude ver el color de su piel tan blanco que hasta brillaba.

Entonces, totalmente desnuda ahora sí, se acercó a mí.

“Ahhaaaaa… Senpai, ¡mírame…! ¡Mir a Karin todo lo que quieras…!”

“¡Ka-Karin, tranquila! ¡Aléjate! ¡Y vístete ahora mismo!”

“¡No quiero! Solo Tenma-senpai conoce el secreto de Karin, así que es tu obligación verme—”

“¡No—no lo haré! ¡Deja de pedirme eso! ¡Vuelve a tu habitación y vístete!”

“No dudes tanto. Senpai, estás feliz, ¿verdad? Puedes ver a una chica desnuda…”

“¡Me alegra de ser atacado por una pervertida! ¡Pero este no es el lugar!”

Además, sería un problema enorme si alguien nos viera así. Tsukino y Yukine-san no son el problema… si no,

“¡Si Hajime-san nos ve estaremos en problemas…!”

“Tranquilo. Papá rara vez viene a la casa.”

『He vuelto. ¡Regresé después de un buen rato!』

¡Está de vueltaaaaaaaaaaaaaaaaa!

La voz de Hajime-san resonó desde la entrada. ¡¡Qué grandioso momento para volveeeeeeeeeeeerr!!

『¡Oah! ¡Bienvenido papá!』

『Cuánto tiempo sin verte~ ¿Terminaste tu trabajo?』

Eran las voces de Tsukino y Yukine saludando a su papá.

“P-Parece que regresó… ¡esto es peligroso! ¡Creerá que eres un pervertido, senpai!”

“¡N-No lo hagas sonar como si fuera mi culpa!”

Y justo en este momento, una pregunta llegó a mi mente.

“Oye, Karin… ¿Hajime-san sabe de tus gustos…?”

“¡Por supuesto que no! Si no, ni siquiera estarías aquí, senpai.”

Eso es cierto. Pero ahora, conozco los secretos de las tres.

Si él lo supiera, ¡no diría que son todas unas damas!

Pero, si Hajime-san me ve así, mi vida corre peligro.

No solo eso, me despedirá. Sin lugar a dudas.

Los gastos pagados. Mi deuda saldada. Diez millones. En mi mente, a los billetes les aparecen alas y se van volando.

Si pierdo mi trabajo, no podré sostener mi hogar. Especialmente la deuda esa. No creo poder pagarla si no es con la ayuda de Hajime-san.

Esto es malo. Mi familia perdería el rumbo y mi pequeña hermana de secundaria tendría que buscar un trabajo apenas se gradúe.

Aaaaaaaaaah— ¡Esto es maloooooo!

No tengo más remedio que borrar cualquier rastro de esta escena.

Entonces,

『Ah cierto, le hablaré a Tenma-kun』

Escuché a alguien subir las escaleras.

“¡No me jodas! ¡Viene para acá!”

Mi habitación está al final del pasillo. Si Karin intenta salir, Hajime-san la verá sin lugar a dudas.

“¿¡Q-Q-Q-Q-Q-Qué hacemosssss…!? ¡No quiero que nadie más lo sepa aparte de ti, senpaaaaai!”

La pintura de su cuerpo cada vez se despintaba más.

Esto es terrible. ¡Además debería de ponerse la ropa interior!

Ahora, cómo diablos la saco de aquí…

Podemos usar el balcón para que se vaya a la otra habitación tal y como Tsukino le hizo. Pero los vecinos verán a Karin desnuda.

『Tenma-kun. ¿Estás en tu habitación? Quiero hablar un poco contigo…』

Hajime me habló en la entrada de la habitación.

“¡Kuh…!”

“¡Uwawawawa…! ¡Qué problema! ¡Karin está en un gran problemaaaaa…!”

Karin comenzó a correr por la habitación. ¡Contrólate por favor!

Si ya estamos en esto, usemos el último recurso.

“Hey, Karin. Guarda silencio.”

“¿Eh? ¿Qué vas a hacer, senpai…?”

Tomé a Karin de la mano, la cargué y la metí al armario.

Y lo cerré.

※※※

“Hajime-san… buenas, ha pasado mucho tiempo…”

Tras esconder a Karin a toda prisa, le di la bienvenida a Hajime-san con una cara inocente.

“Ooh, mucho tiempo. Bueno, solo han sido tres días.”

“Ahaha, es cierto… ¿Cómo le va?”

Con la esperanza de que se fuera rápido, intenté acelerar la plática. El armario contiene una bomba bastante ridícula.

“Ah, me gustaría escuchar cómo te ha ido. ¿Tenma-kun? ¿Qué tal te va con mis hijas?”

Son más pervertidas de lo que me imaginaba, pero bien.

“Si crees no poder involucrarte con ellas, dímelo”

Si hubiera sabido todo esto, no lo hubiera hecho…

“¡En serio! ¡Tus hijas son las mejores!”

¡Son las mejores hijas!

“Ah, entonces no hay problema. Estoy aliviado, no tendré que castrarte entonces.”

¿Eh? Si algo pasa, ¿me va a castrar? ¿Me matará como hombre?

Esto es aterrador.

Mi mirada naturalmente se dirigió al armario. Todo depende de si no la descubren…

“Entonces, ¿te va bien con mis hijas?”

“¡Eeeeh! ¡Sí! ¡Parece que también se están acostumbrando a mí!”

“Oooh, ya veo. Qué bueno que se lleven bien.”

“¡Sí! La única que parece un poco reacia ante la situación es Tsukino, ¡pero creo que solo es cuestión de tiempo! Tal y como usted lo dice, Hajime-san, ¡las tres son unas mujeres maravillosas!”

“Muy bien, muy bien, después de todo son mis hijas.”

Hajime-san elogió a sus hijas y se rio con buen humor. ¡No tiene ni idea de lo duro que es esto…!

Sin embargo, todo sea para pagar la deuda. No puede darse cuenta de nada. Solo tengo que seguir aquí y mentir, ¡como sea, terminemos con esta charla!

“¡Haré que las tres se acostumbren pronto a mí!”

“Uhm, sí. Por cierto… ¿qué hay ahí abajo?”

“¿Eh……?”

Hajime-san miró hacia mis pies.

Estaba una prenda de ropa interior que Karin se quitó.

¿¡¡Haaa—!!?

Es un objeto que no debería estar presente en la habitación de un hombre. ¿Qué haría si supiera que esta es la ropa interior de Karin? Claramente me tacharía de ladrón de ropa interior.

¡Tengo que pensar en algooooooo! ¡Debo ocultarlo! ¡Debo deshacerme de estoooooooo!

Pero antes de pensar en algo, Hajime abrió la boca.

“¿Esto es ropa interior femenina…?”

Ahh…hh.

“¿Por qué está esto en tu habitación…? Además, ¿qué es esto? ¿Tiene pintura…?”

Al darse cuenta de que la ropa interior estaba llena de pintura, me miró de manera extraña.

Esto es malo. Es demasiado sospechoso. No podré engañarlo. Sospechará inmediatamente que soy un maldito ladrón de ropa interior. Además, la ropa interior está manchada extrañamente de pintura.

No hay excusa… ¡claro que hay una excusa!”

“E-Esa ropa interior… ¡es mía!”

Palabras ridículas salieron de mi boca.

“¿E-Es tuya…?”

Hajime-san no pudo ocultar su malestar.

Entonces continué con la mentira, tenía que seguir el ritmo.

“¡Sí! ¡Así es…! ¡Yo hago la ropa interior de mi hermana! Y-Ya sabe, ¡soy pobre! ¡Entonces no tengo para comprarle ropa a mi hermana y yo mismo lo hago de la manera más barata posible! ¡Le encantan los colores extravagantes!”

Levantó las bragas de Karin y las observó. Como si un artesano evaluara su trabajo.

“Uhm, creo que lo hago bastante bien. Es un buen color, y la textura creo que es bastante buena. ¡Además de que se puede estirar bastante bien! ¡Ahora yo quiero usarlas!”

“Q-Qué. Esto me sorprende. Me pregunto si no estarás robándote la ropa interior de mis hijas para pintarlas y divertirte.”

Joder… esto es malo…

“Pero, pareces ser bastante serio y trabajador. Tú mismo le haces la ropa a tu hermana, respeto eso.”

“S-Sí… gracias…”

“Por cierto… ¿sabes dónde está Karin? Tsukino y Yukine estaban abajo, peor no vi a Kari…”

“N-No… no lo sé… tal vez esté en su habitación.”

El sudor frío comenzó a recorrer mi frente. Quiero escapar de esto cuanto antes.

“Ya veo… bueno, iré a verla más tarde. Parece que hoy puedo relajarme en casa después de varios días. Así que la dejaré así.”

Diciendo eso, Hajime-san giró sobre sus talones.

Bien, bien… ¡a este paso no me descubrirá! ¡Esto fue realmente peligroso!

¡A duras penas sobreviví!

『¡Achyuu!』 — de pronto resonó el estornudo de Karin.

“¿Nh…? ¿Qué fue eso?”

¡¡Khhhhhhaaaa—ri—nnnnnnnnnn!!

¿¡Qué demonios estás haciendooooooooo!?

¡N-No, sé que no puedes evitarlo! Estás desnuda y hace frío, lo sé. ¡Pero tan solo hubieras aguantado tres segundos más!

“¿Hay algo en el armario…?”

¡Esto es malo! ¡La atención de Hajime-san se dirige al armario!

“¡N-No! ¡No es la gran cosa! Tal vez algún animal salvaje se coló…”

“Creo que eso es un problema… le echaré un vistazo.”

“¡Nononono! ¡Puede ser un animal peligroso!”

Esto es malo. Si lo abre, verá a Karin desnuda. No tendré excusas para eso, perderé mi trabajo.

Mi casa entera se derrumbaría y sobre todo… mis… testículos dejarían de existir.

¡Esto es malo! ¡Es malo! ¡No abras esa maldita puertaaaaaaaaaaaaaaa!

*Tururururururu—turururu♪*

En ese instante, un sonido eléctrico resonó en la habitación.

“¿Uh? ¿Una llamada?”

Hajime-san sacó su teléfono de su bolsillo y comenzó a hablar. Después de intercambiar palabras, solo dijo ‘Voy para allá’ y colgó.

“Karin me llamó. Dice que está frente a la estación y me pidió que pasara por ella a la estación. Esta chica no tiene remedio a veces.”

“Eh… ah-sí… que le vaya bien.”

“Saldré entonces. Le avisaré a Tsukino y Yukine.”

Olvidando lo del armario, Hajime-san salió de la casa. Por esa sonrisa, parecía estar feliz de que Karin dependiera tanto de él.

“¡Haaaaa~~~~~! ¡Qué alivio~~~~~!”

Perdí toda la fuerza y me deslicé por el suelo para sentarme. Sentí que mi corazón se detendría.

“Fuuuh~ me las arreglé para hacer de esto algo creíble. Karin lo echó a perder al final.”

De pronto, Karin salió del armario.

“Oye… ¿dónde diablos tenías tu teléfono si estás desnuda?”

“Lo puse en mi ropa interior por si acaso. Cuando me la quité, lo agarré.”

Ya veo. Supongo que conservó su teléfono por precaución en caso de que yo cruzara la línea.

“Aunque, cuando senpai tocó las bragas de Karin… me emocioné un poco…”

Es increíble que sienta excitación en este tipo de situaciones. Creo que envidio un poco a la mentalidad de esta pervertida, pero solo un poco.


[1] Shibari: Es una atadura que se utiliza en todo el cuerpo, literalmente significa “caparazón de tortuga”. Es la típica atadura utilizada en el bondage japonés que forma figuras hexagonales. (Vayan a google si no se lo imaginan)

[2] Claramente son Mario y Kirby.

[3] Conocido como el Sutra del corazón. Bastante común en el budismo.

[4] Pintura corporal, dibujos en todo el cuerpo, algo que estuvo de moda hace algunos años.