Con que ese es el fastidioso hombre que atormentó a Kururu.

El solo pensar en eso, me hace querer darle un puñetazo. Pero, esos son problemas familiares. Además, Kururu dijo que quiere decirle varias cosas.

Por eso, decidí solamente vigilar.

-Ah, Kururu. Te estaba esperando. Cambiaste la cerradura, y por eso estaba en un apuro, ya que no podía entrar.

-Cambie la cerradura para que no entren los ladrones.

-Eso es algo bueno

No sé si el entendió el sarcasmo de Kururu, o si simplemente lo ignoró. Pero, el tío de Kururu se estaba riendo.

-….. Como te atreves a dar la cara luego de todo eso…

-Yo también pienso que eso estuvo mal. Pero, ya es algo que paso. Antes que nada, mira esto. Está vez, cree una espada propiamente hecha. En este medio año, he estado viajando por el mundo fortaleciendo mis habilidades de forja. Mira, es una buena espada, ¿verdad?

El tio de Kururu saco una espada.

Esa espada estaba hecha de Orihalcon.

Pero…

-Una espada de segunda clase también es buena. Pero, mi espada está mejor hecha.

Yo también pienso igual. Kururu está diciendo que está espada es peor que la imitación de la espada del oráculo que ella creo.

-Claro que no es así. Mi espada sobrepaso a esa mujer. Yo soy el verdadero sacerdote de la espada.

-Eh, Ork-san. Dale mi espada…… Está fue una espada que forje solo viendo e imitando en el tiempo que tu no estuviste.

Como dijo Kururu, le doy la imitación de la espada del oráculo.

El tío de Kururu ve la espada.

-Fuun, la forjaste bien. Tu todavía estas en el aprendizaje de lo básico, y todavía no has aprendido las técnicas de la tribu del dios del hierro. Pásame, veré la obra de mi linda sobrina…

Sus palabras se detuvieron ahí.

Su expresión facial está congelada.

Sus habilidades de segunda clase son bastante buenas. Pero, aunque sea de segunda clase, él debe de saber diferenciar de cuándo una espada es buena y cuando es mala.

-Esto tiene que ser mentira. Es mejor que mi espada, pero ¿¡cómo!?… Ya sé, debe de ser la calidad del material, es porque yo use un Orihalcon de mala calidad.

-…… Creo que es un Orihalcon de buena calidad…No puede ser, tiene que ser imposible, ¿¡Usaste la espada que creo mi madre como material para hacer esa porquería de espada!?

-Sí, así es. Te dije que si yo la reforjaba se volvería una mejor espada.

– ¡No me jodas! ¡Usaste la espada de mi madre, la rompiste, y la volviste esa basura! Eres de lo peor.

Grito Kururu.

Los ojos del tio de Kururu lanzaban una mirada peligrosa, porque le dijo basura.

-¡No digas cosas que ya se, Estúpida ÑiñaaaaaaaaaA!

Entonces, ondea la imitación de la espada del oráculo hacia Kururu.

…Y además, aunque este corrompido sigue siendo uno de la tribu del dios del hierro. Ya que, el entiende características especiales de la espada de Orihalcon.

El uso la espada igual como yo la use cuando me enfrente al caballero de la rosa blanca. Quitar todo el peso en el momento antes de bajar la espada, y devolver todo el peso en el momento en el que se va a golpear.

Tiene la intención de matar a Kururu.

Pero, yo no tengo intención de dejar que eso pase.

Desde el principio, había reunido mana de viento alrededor de Kururu. Hago que el viento se retuerza alrededor del cuerpo de Kururu, y el cuerpo de Kururu que empezó a flotar suavemente retrocede. La espada golpea el vacío, y un puñetazo de viento en la barbilla mando a volar hacia atrás al tío de Kururu.

-Te pido que dejes de tratar de herir a mi pareja.

-Eh, ¿Desde cuándo me volví pareja de Ork-san?

-Quizás, ¿En tres días?

– ¿¡Eso no es el futuro!? En realidad, es tan específico que da miedo.

-Si puedes responder a eso, entonces, estas bien.

-…Podría ser que, ¿Estabas inquieto y me estabas consolando?

-Quien sabe.

De alguna manera, solo quería tener está conversación y por eso lo hice.

El tío de Kururu se levanta.

Me miraba con miedo.

-Tu, porque tratas de estorbarme…No, gracias. Sin darme cuenta, estuve por matar a Kururu. Tengo tareas pendientes con Kururu. Dame el dinero y el Orihalcon que tienes a mí. Si tengo buenos materiales, puedo crear una mejor espada que Kururu. Además, no tengo dinero….. Por eso, dame el dinero y el Orihalcon. Si ella muere, el siguiente sacerdote de la espada seré yo. Todo, es de mi propiedad.

-Estas equivocado. Yo fui la elegida como la sacerdotisa de la espada. Además, el dinero y el Orihalcon que tengo, no fue algo dado por el gobierno. Todo lo que dio el gobierno, tío, usted se lo llevo… Todo lo que tengo aquí, fue algo que conseguí por mis propios medios.

-¡Silencio! ¿Piensas desobedecerme?

-Sí, lo haré. No tengo ningún sentimiento ni de respeto, ni de amor familiar hacia tu persona. Lo único que siento hacia ti es desprecio y resentimiento…… Pero, mi madre nunca te abandono. Por eso, pasare esto por alto. Salga de mi vista.

-¡KururuuuuuuuuU!

El tio de Kururu corre hacia ella tratando de cortarla.

Pero, gracias al puñetazo que recibió antes, dejo caer la imitación de la espada del oráculo y la espada que está usando ahora mismo es la suya.

Cuando trato de salir hacia adelante, Kururu me detiene.

Su mirada me dice que estará bien sola.

Cuando el tío de Kururu ondea la espada hacia ella, ella toma la espada con la palma de la mano.

No importa como lo veas, es el hacer eso es como un intento de suicidio.

Pero, en vez de cortar la palma de la mano de Kururu, la espada se ablando, se derritió y se convirtió solo en una figura.

-Si es solo esa porquería, la puedo destrozar fácilmente…… El Orihalcon en bruto me dio mucho más miedo que eso.

-¡Ah, AAA, AAAAAAA! ¡Lo sabía! Kururu, tú tienes la verdadera sangre, la sangre de la tribu del dios del hierro. La sangre que yo no tengo, si yo la tuviera, yo también…

Una voz que estaba llena de desesperación. Y en sus ojos se veía intención de asesinato y envidia.

Como sería de esperar, hasta Kururu puede titubear.

-Es inútil, si sigue así, será inútil. Con mi sangre, no servirá. ¿Por qué? Aunque nací del mismo vientre que esa mujer, ¿Por qué? Es ridículo. Es ridículo que yo tengo la sangre más débil que esa hija que nació del vientre de esa mujer.

Entonces, el tio de Kururu se levanta vacilantemente, recoge el Orihalcon que había sido derretido y se retira. 

Desde que se dejó de ver la figura del tío de Kururu, ella cae en el suelo ruidosamente y se sienta como una niña.

-¿Estas bien?

-Sí, estoy bien. Me dio un poco, solo un poco de miedo.

No es algo imposible de pensar.

Si le muestran esas expresiones a una chica que no tiene mucha edad, es normal que pase esto.

-No te hagas la fuerte, estoy aquí.

-Es irritante que te estoy viendo como alguien en quien puedo confiar.

-Te quiero abrazar… ¿Está bien?

-Esa parte de ti, realmente puedes abstenerte…Está bien, abrázame fuerte por favor, ya que, pensé que quiero que lo hagas.

Abrazo a Kururu fuertemente. Kururu me devuelve el abrazo.

Su suavidad y su calidez, fluye por mis brazos completamente.

-¿Está bien que duremos un poco más? Hasta que desaparezca el miedo, sigamos así por favor.

-Sí, voy a seguir así contigo hasta cuando quieras.

Para ser sincero, mi conciencia está por volar, pero tengo que aguantar.

El aprovecharse de una mujer que está débil, va en contra del camino de de los orcos

X

Luego de eso volvimos a casa y preparé la cena.

Prepare un caldo especial que recupera la vitalidad. Las cosas buenas tienen el efecto de calmar el corazón, y se calmaron completamente.

Kururu dijo que quiere que revise los planos del diseño de la espada, así que me dirijo a su habitación.

Tita, al parecer se cansó bastante por lo que pasó hace un rato, y dijo que iba a dormir en la habitación de invitados.

-….Esto es lo último que tengo por señalar.

-Como pensaba, es perfecto.

-Bueno, se puede decir que, estudie bastante el cómo hacer espadas.

-Eso es muy extraño. A pesar de que eres un espadachín de primera.

-Exactamente porque soy un espadachín de primera, es que lo hice. Soy demasiado fuerte, así que, no hay una espada que pueda aguantar cuando uso todo mi poder. Una espada de las leyendas como la espada del oráculo es la única…Para ser sincero, no pensaba que iba a poder tener esa espada. Por eso, quería crear una espada por mí mismo que fuera capaz de aguantar todo mi poder.

El que no pueda sacar todo mi poder es terriblemente frustrante.

Por eso, seguí mi investigación desde hace muchos años atrás.

-Entonces, tienes que agradecerme. Ya que, con el conocimiento que Ork-san me enseno, el poder de mi sangre y mis habilidades, seré capaz de crear una espada que sea capaz de aguantar todo el poder de Ork-san.

-Sí, tienes razón. Estoy muy agradecido…… Y por eso quería que me recibieras el dinero.

 Yo siempre le digo que le voy a pagar el precio por la espada, pero Kururu siempre se niega.

-Me enseñaste muchas cosas hasta ahora. Así que, no puedo aceptar dinero. Además, siento que el dinero es diferente, que si recibo el dinero, nuestra relación solo va a estar basada en eso…

-Es verdad. Si nos volvemos marido y mujer, la cartera es la misma. No hay necesidad de dar o recibir dinero.

-¡No me refiero a eso!

-Entonces, ¿A qué relación te refieres?

-Eh, ¿Maestro y discípula? Es un poco diferente…No es tampoco amistad, ni familiar, y de seguro no es algo romántico…No lo sé bien. Pero, de alguna manera, eres una persona que pienso que quiero que estés a mi lado.

Yo sonrío.

Para ser sincero, me decepciona un poco el que no sea una relación romántica.

Pero, me alegra el que ella desee estar a mi lado.

Kururu se apresura a escribir.

Está cambiando las partes que le señale antes. Pero, no solo está arreglando lo que le dije, sino que también está viendo de manera completa, tomando un balance y avanza mientras agrega cosas de las que se da cuenta.

Como pensaba, es un genio. Tal vez, está chica me va a dejar atrás en cuanto al dominio de esta área rápidamente.

-¿Qué tal se ve de esta forma?

-Es perfecto. No tengo nada que decir.

-Fufufu, ¡Lo hice!

La cara de satisfacción de Kururu es realmente hermosa.

Esto es malo, si me muestra está cara, me dará ganas de empujarla y tirarla a la cama.

-Bueno, ya es tarde, así que yo voy a volver a mi habitación. Trata de dormir de una vez para que no te afecte mañana.

Cuando trate de levantarme para irme, Kururu se agarró del dobladillo de mi manga.

-Esto… ¿Puedes dormir conmigo hoy? Lo que pasa es que… para ser sincera, todavía tengo un poco de miedo.

Con que todavía estaba influenciada por lo que paso con el tío.

-Yo no tengo problema, pero ¿No te da miedo en otro sentido el tener que dormir conmigo?

-No, porque confío en que no vas a hacer algo de ese tipo… Además, te hice una promesa de que te iba a dejar que uses mi cola de almohada, así que la voy a cumplir.

Kururu se acuesta en la cama.

-Para hacer que uses mi cola de almohada, primero, yo tengo que acostarme como un zorro.

La suave y larga cola de Kururu pasa por en medio de sus pies hacia adelante. Y entonces, ella la abraza con sus manos.

Una cola almohada propia que se puede abrazar. Está hermosa chica con orejas de zorro es demasiado preciosa.

-Hago esto, y mientras este en esta postura, acostada como un zorro, puedes poner la cabeza en cualquier parte de la cola. Así que, adelante, como más te guste. Está cama es bastante grande, así que, creo que puedes dormir normalmente.

*Tragar*

Trago saliva.

Y yo también entro en la cama.

Me llevo de las palabras de Kururu, y me acuesto en la cola que ella está abrazando.

Mi cara está bastante cerca de la Kururu.

Sus pestañas son largas, y grandes. Y en sus ojos carga un poco de brillo rojo en las pupilas. Para ser más preciso, ella es muy hermosa y linda. 

-¿Cómo se siente el usar mi cola como almohada?

-Estoy tan feliz que puedo morir.

-Fu-Fu-Fu. Mi cola es un tesoro de alto nivel del país. Hasta dentro de los de la tribu del dios del hierro, mi cola es la mejor.

-Incuestionablemente es la mejor del mundo.

-Sanate con esto por favor. Yo también sentiré a Ork-san a través de mi cola, así me puedo sentir segura…… Ya me está entrando sueño. Duerme bien.

Kururu empieza a respirar plácidamente mientras duerme.

De verdad se durmió.

Mi cuerpo empieza a moverse indiscretamente.

Esto es lo que vi en mis sueños. La suavidad al tacto y el olerla, increíble, esto es la felicidad.

Mis instintos empezaron a dispararse.

-“Ork demonio”: Oi Oi, ¿Está mujer no te está invitando?

-“Ork ángel”: Es decir, prepara la carne y luego a uno mismo. El no contestar a eso es ser irrespetuoso.

Oye, Ángel, eres mi última fortaleza, así que, haz tu trabajo como se debe.

Mierda. ¿Me hago una? Para que no se dé cuenta.

Soulost: No sabía si ponerlo más directo, pero creo que igual se entiende. XD

Es inútil. Esto está al nivel que no se puede resolver con hacérmela una o dos veces.

No soy yo el que está mal, es su erótica cola la que está mal.

Saco mi cara de la cola, ya que para saber su suavidad y su olor la había enterrado, y miro la cara de Kururu.

En ese momento, se me bajo lo que tengo puesto.

-…Demonios… Mostrando una cara tan inocente y tan calmada. Si haces esa cara, no puedo traicionarte.

Es una hermosa y refrescante cara mientras duerme.

Quiero proteger está cara de cuando duerme.

Mis instintos no han desaparecido. Ahora mismo están ruidosamente quemando dentro de mí.

Pero, quiero proteger está cara más que hacerle caso a mis instintos.

 -HAa, está va a ser una noche larga.

Tengo que controlar mis instintos hasta que Kururu se despierte.

Yo les prometí eso a mis maestros dentro de mi corazón.

No he rompido ni una sola vez una promesa que les haya hecho a mis maestros.

Si lo hago mal, o si cometo un error, va a ser más difícil que cualquier entrenamiento que he tenido hasta ahora.

Pero, definitivamente no perderé.

Por Kururu que confió en mí.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!