Llegamos a la parte más profunda, en donde podíamos extraer una cantidad grande de Orihalcon.

-Esto es increíble. No es que el Orihalcon este enterrado, toda la pared en si es Orihalcon. Que vista más hermosa.

-Asombroso, es muy bonito.

-Fufufu, esta fue la tierra santa que nuestros ancestros han protegido por muchas generaciones.

-Si hubieras dicho eso antes, quizás hubiera estado agradecido.

Después de habernos dicho esa historia, desapareció ese pensamiento que tenía sobre que la tribu del dios del hierro era mística y todo eso.

-Kururu, lo dejo en tus manos.

-Si. Además, si no soy yo, entonces no podremos tomarlo para llevarlo.

Que toda la pared sea de Orihalcon, significa que tendremos que cortar la parte que necesitamos.

Tenía bastante curiosidad de como Kururu iba a procesar el Orihalcon.

En realidad, trate de procesarlo con la espada del oráculo que tengo en mano, pero no fue posible.

Sin importar cuanto poder mágico utilice, o que utilice las llamas más calientes, o que intente cortarlo, no pude hacerle ni una raspadura.

Había leído en libros de referencia, que la tribu del dios del hierro, utilizaba un tipo especial de poder mágico. Pero, si viera el auténtico, ¿Podría reproducir eso?  Tenía esa expectativa dentro de mí.

Kururu toca una parte de Orihalcon que sobresale de la pared.

Es una buena elección. Hasta para mi tiene una calidad de primera.

-Hoy vamos a tomar una porción un poco grande, ¿Está bien? ya que quizás no vamos a volver aquí.

En la mano que Kururu estaba presionando el Orihalcon se empieza a reunir mana de fuego.

Era de esperar de la sacerdotisa de la espada, es amada por el mana. Si solo fuera de fuego, quizás es capaz de igualar al héroe.

Kururu es incuestionablemente, la existencia de este mundo más amada por los espíritus de fuego.

…Pero, si es solo esto, entonces hasta yo puedo hacerlo. ¿Qué piensa hacer luego de esto?

Y como si respondiera a mi pregunta, Kururu empieza a reunir su propio poder mágico en la palma de su mano. El uso al mismo tiempo del “Odo” o el poder mágico de dentro del cuerpo y del mana al mismo tiempo. Aunque, no es algo muy raro en realidad.

-Hoo, con que es eso…

El mana que estaba en la atmosfera y el poder mágico que ella había refinado se volvió uno solo.

Se presentó una escena imposible. Aunque puedes atraer el mana con el poder mágico como señuelo, no pensaba que se iba a fusionar.

Y el resultado no es mana, ni tampoco “Odo”. Nació una nueva magia. Las llamas de Kururu. No hay otra forma de expresarlo. Unas fuertes y misteriosas llamas. El contenido de la magia en sí, tiene una buena compatibilidad con el mana de fuego.

No es una teoría, puedo sentirlo débilmente gracias a mi instinto.

Cuando ella toca el Orihalcon con ese poder, el Orihalcon que brillaba en plateado, se calienta y se vuelve rojo, y a los ojos se ve que se volvió flexible y blando.

Kururu saca desde su pecho una Daga parecida a una espada corta. El brillo de la cuchilla de está era nada más ni nada menos que Orihalcon.

El filo se pone rojo brillante.

Pero, ese rojo era diferente del rojo que tiene el Orihalcon y que lo hace blando. La verdad es que, ella está poniendo fuerza en la cuchilla, y aumentando su poder de corte. Pero, no está poniendo la cuchilla blanda.

Tal vez, ella puede cambiar las proporciones del mana y el “Odo” con su cualidad.

Ella corta el Orihalcon que estaba blando, con el Orihalcon que tiene aumentado el poder de corte.

El mejor material precioso, al cual ni yo pude hacerle un rasguño, fue cortado desde la base.

-Fuu, con esto la parte que necesitábamos fue provisionada.

Kururu se da la vuelta. Estaba sudando tanto como si fuera una cascada y se veía un poco pálida. 

Cuando intenta recoger el Orihalcon que había cortado, sentí que se iba a caer, así que me apresuro y la ayudo.

-¿Estas bien?

-Ahaha, siento mostrarte está parte un poco miserable de mí. Al parecer use un poco más de fuerza de lo que había pensado… Fuu, y eso de que la calidad del Orihalcon es demasiado buena, es algo de lo que todavía hay que pensar.

La calidad del Orihalcon que se encuentra aquí es mejor que el que se usó en la espada del oráculo.

En pocas palabras, solo por eso, significa que se puede esperar que la siguiente espada será mucho más fuerte.

-Entonces, ¿volvemos?

-Sí. Si tenemos esta cantidad, podemos forjar una espada como el diseño manda…. Lo otro seria mi propia fuerza física y el problema de la cantidad de veces que puedo usar la técnica.

Solamente para cortarlo le tomo mucho esfuerzo. Entonces, cuando sea para forjar y procesar la espada, va a ser bastante estricto para ella.

-¿Estarás bien?

-….Apenas. En el estado blando como estaba ahora, se usa un martillo de Orihalcon mientras se le da forma. Pero, cada vez que se usa el martillo se utiliza mucha fuerza física, magia y concentración. Por eso, hay un límite de cuantas veces puedo usar el martillo. Si hablamos en base a las etapas del diseño de la espada, tenía en mente que dos plazos de golpes con el martillo iban a ser suficientes. Pero, con la calidad que tiene este Orihalcon, no puedo desperdiciar ni un golpe. No, quizás no sean suficientes…

– ¿Y que tal el dividirlo por varios días?

-Eso no es posible. Ya que, el Orihalcon solo se puede poner blando una sola vez. Si lo pones blando muchas veces, eso le causa “estrés” y hace que baje la calidad. En realidad, cuando corte el Orihalcon, no use nada de fuerza en el para evitar eso. Solo tenía una oportunidad. 

Con que Kururu también tenía esa razón. Ella de seguro no quería reutilizar la espada del oráculo, ella quería extraer el Orihalcon por sí misma.

Ella decía que iba a forjar usando la espada del oráculo que tenemos ahora como material, pero en su voz y en su forma se sentía la frustración. Por eso fue que la invite a la fuerza a extraer Orihalcon.

-Entiendo…Por ahora, te ayudare en lo que pueda.

– Es imposible, La única que puede procesar el Orihalcon soy..

-Bueno, si tienes razón. Kururu es la única que puede usar el martillo. Pero, hay diferentes formas de ayudar.

Yo libero el poder del sello de los espíritus, le hablo a los espíritus lo más lejos que puedo, y reúno mana de fuego en los alrededores.

-Es la primera vez que veo tanto mana de fuego rebosando en un mismo lugar.

-Si hago esto se te mas fácil, ¿verdad?

-Sí, es muy fácil hablarles a los espíritus. Qué bueno, ya que, pensaba hacer un acuerdo para hacerlo en la línea realista de lo que puedo. Pero, si es de esta manera, podemos alcanzar nuestro objetivo.

-Kururu, si descansas un poco, ¿Crees que puedes cortar otro pedazo?

-Si descanso 10 minutos, creo que es posible.

-Entonces, ¿Te lo puedo pedir? Y también es mejor que tengas un repuesto de material.

-Si, eso tiene sentido. Tomemos otro y volvamos.

Lo que dije ahora no es mentira, pero, tengo mis cálculos. Ya que quiero que haga algo aparte de la espada. Sí la creación de la nueva espada del oráculo va bien, entonces, utilizando el material que teníamos de repuesto, quiero que me haga algo exactamente como lo pida.

X

Mientras tengo el Orihalcon en cada lado, y cargo a Kururu en mi espalda, volvemos a la casa de Kururu.

Kururu se desmayó por el cansancio y ahora está durmiendo.

Al parecer dio todo de sí en el segundo corte.

Por cierto, ya no estoy usando la silla, ya que se movía mucho y parecía que se iba a caer, así que la amarre con una cuerda en mi espalda.

Para decirlo en una frase: Esto es la felicidad.

Kururu es una Loli con un busto gigante. Y no puedo resistir que me esté apretujando su pecho contra mi espalda. Y encima de eso, también está bien que su suave cola se frote contra mis pies y mi cintura.

-A pesar de todo lo que dice, al parecer Kururu se está empezando a encariñar con Ork.

– ¿Tú crees? A pesar de eso, su respuesta siempre es salada…

-Las chicas no duermen en la espalda de alguien que no confían. Sin importar que cansada este. Además, su cara mientras duerme se ve muy aliviada y en paz.

-….Yo también quiero ver su cara mientras duerme…

Es una mala suerte que sea yo el que la estoy cargando y no la pueda ver.

-Cuando lleguemos a casa, creo que la podrás ver.

-Espero eso con ansias. Con que ella ya se encariño conmigo. Eso significa que, pronto ella querrá hacer un hijo conmigo, ¿Verdad?

-¡No he dicho que hasta ese extremo!

El amor es algo muy difícil.

Si ya le gusto, ¿no estaría bien que se dejara?

Soulost: Creo que todo el mundo sabe a lo que se refiere…

-Pero, si hubiera algo como comienzo, puede ser que ella quiera hacerlo. Algo como… que haga que ella pueda ver a Ork como un hombre.

-Algo que haga que ella me vea como hombre…. Por ejemplo, si cuando ella se despierte en la mañana, se encuentre “eso” a toda potencia frente a sus ojos, o algo así, ¿Qué tal? Creo que ella va a reconocer de una mi lado varonil.

-Estaria bien que lo hagas, ya que, ella te va a odiar hasta la muerte. Aunque, bueno, eso me convendría bastante…Ya que, perdone que Ork haga su harem, pero, quiero que me ames solo a mí.

– Entonces, ¿Por qué dices cosas para ayudarme?

-Quizás porque me gusta Kururu. Quiero estar con ella y eso.

-Creo que entre mujeres no se puede hacer eso.

¡Imposible! ¿Puede ser que haya aparecido aquí un rival amoroso? El que Kururu sea tomada por Tita, o el que Tita sea tomada por Kururu es lo peor que me puede pasar. Perdería 2 personas de mi harem de un tiro. Eso solo puede ser llamado una pesadilla.

-¡Es como amigas!

-Lo sé.  Es solo una broma de orcos. Por cierto, lo de mostrarle “Eso” también era una broma.

-……Estoy segura que eso era en serio. Y otra cosa, las bromas de los orcos, eso no son para nada divertidas.

No esperaba que Tita también me fuera a dar un trato tan malo.

Puede ser la influencia de Kururu.

La espalda de Kururu se empieza a mover poco a poco.

-Lo siento, estaba muy pesada, ¿verdad? Ya me voy a bajar. Además, ya me recupere lo suficiente como para aguantar para volver a casa.

-No importa que te quedes así. Además, quiero disfrutar de tu suavidad y tu olor.

-¡Me voy bajar ahora!

Kururu se baja de mi espalda con la velocidad del viento.

Tch. Se acabó el tiempo de beneficios.

Tita me mira con una cara perpleja. Puede ser que, ¿¡Lo que dije ahora mismo es una frase prohibida para las chicas!?

-Ork-san es un indecente

-Sí, soy un obsceno.

-Si no tuviera eso, seria guapo, gentil y una persona que se puede confiar… Que desperdicio.

-Aunque no creo que mi parte indecente sea una de mis deficiencias. Ya que, si no la tuviera, no pudiera tener hijos. Además, tengo la indecencia y en las técnicas de la noche también tengo mucha confianza. Puedo satisfacerte completamente. Mi madre también decía que, la vida sexual de las parejas es el secreto de la armonía. Um, después de todo, lo indecente no está mal.

– ¡Está mal! Tita-san también dile algo.

La cara de Kururu está extremadamente roja.

-Eh, pues, antes de ser pareja, pensaba que quizás él tenía un tornillo flojo de la cabeza. Pero, después que somos pareja, bueno, pienso que, qué bueno que Ork es indecente…. Ya que, se siente bien que el me ame. Yo también pienso que lo indecente no está mal.

-¿¡No te están envenenando completamente!?

-Puede ser, en la noches de verdad es maravilloso…Ah, pero, si fuera a decir algo, pienso que está mal que el siempre ande mostrando ese lado indecente.

-Exacto, a eso es lo que me refiero.

-Entonces, si Kururu y yo estuviéramos solos, ¿Entonces está bien que sea indecente?

-¡No he dicho hasta ese extremo! Uuu, Porque una persona como el puede llegar a intere…

Dijo hasta ahí y apresuradamente se tapó la boca.

Ya entiendo. Como dijo Tita, el que yo le empecé a interesar no está equivocado.

Sin apresurarme, voy a aproximar la distancia con ella.

-En fin, Ya hemos llegado a la casa. Hoy durmamos temprano y vamos a prepararnos para mañana.

-Eso está bien. De cena preparare algo que de energía.

Yo soy un Orc que puede hacer casi de todo, por eso, ya tengo todos los ingredientes comprados con anticipación. En estos días, pudimos lograr el difícil entrenamiento, gracias a la comida con muchos nutrientes, efectos regenerativos y que puede borrar el cansancio que yo preparé.

-“Que va a dar energía” es exactamente como lo dice, ¿verdad? No es una comida que me vaya a poner con un ánimo obsceno o algo así ¿¡Verdad!?

-…No tuve esa idea. Con los ingredientes de aquí, si uso esto y aquello, el deseo sexual va a…

– ¡No es necesario que hagas la cena!

Desde hace un rato, estoy diciendo que yo soy indecente y que yo soy obsceno, pero, Kururu está bastante callada. Creo que es del tipo que cambia completamente cuando está en la cama.

Al parecer yo también crecí, ya que llegué al punto de no decir eso.

-¿Eh? Hay alguien al frente de la casa de Kururu. ¿Quién será?

-Es mi tío. Mato a mi madre, tomo el dinero y huyo.

 Kururu dijo eso con ira, tristeza… y miedo mezclado en su voz.

Puse la mano suavemente en el hombro de esa Kururu.

-Yo estoy aquí.

Cuando digo eso, Kururu me mira y sonríe.

-Eso me alivia un poco. Vamos…… Además, tengo cosas que decirle.

Sin importar que tipo de conversación tengan, Kururu se va a herir.

Si se puede, quiero consolarla. Ya que, si puedo hacerlo, eso significa que la distancia de su corazón con el mío se ha acercado.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!