Cuando salí de la oficina, estaba lloviendo. Un olor como a hormigón quemado llegó a mi nariz.

Ciertamente la previsión meteorológica de esta mañana anunciaba que iba a llover esta tarde.

Había pensado en poder regresar a casa antes de que cayera, pero parece que la lluvia fue un poco más rápida. 

Pero ya que había traído paraguas, no tenía de qué preocuparme.

De camino a la estación en medio de la lluvia, de repente sonó mi smartphone.

Después de sostener la sombrilla poniéndola entre el cuello y el hombro, mire la pantalla del smartphone. 

Era una llamada de mi padre.

Ahora que recuerdo, había dicho que mamá iba a ser dada de alta pronto. Me pregunto si lo hicieron el día de hoy.

Después de detenerme a un borde de la calle, conteste la llamada e inmediatamente sonó la voz de mi padre.

—Kazuki, lamento molestarte, ¿pero podrías venir a la casa?

Quisiera o no, terminé poniéndome nervioso ante esa voz un poco más severa de lo normal.

—¿Paso algo?

—Shouko-san vino a casa hace un momento. Todavía está aquí.

—Queeeeeeeeeee!?

Me quedé sin palabras ante ese repentino informe.

¿Eso quiere decir que la tía Shouko ha regresado…? 

—Contactaste a Kanon—

—Aún no lo hago. ¿Podrías hacerlo tú?

—Comprendo. La contactare de inmediato. Por ahora, voy a ir a donde estas.

Después de cortar la llamada, abrí la pantalla de redes sociales para comunicárselo a Kanon.

Los dedos me temblaban un poco mientras escribía.

Ha pasado un tiempo desde que fui a casa de mis padres, pero no esperaba que regresase de esta manera.

La puerta principal de la casa de mis padres, a la cual se supone debería estar acostumbrado, me parecía una completamente ajena, tal vez era debido a que me encontraba nervioso.

Tomé una bocanada de aire y luego abrí la puerta de la entrada principal.

Había dos pares de zapatos alineados en la entrada.

Uno era de hombre y el otro de mujer, pero estos se sentían un tanto diferentes de los que prefería usar mamá.  

Acababa de colocar mi paraguas mojado en el paragüero y mis propios zapatos en un extremo, cuando mi padre salió de la habitación.

Me parece que las arrugas de la cara de mi padre han aumentado tras no verle durante un tiempo.

—Siento importunarte tan de repente Kazuki.

—No, no hay problema.

—…. Está en la sala de estar.

—Hmm….

Sin que mencionara el sujeto gramatical, comprendí a quién se refería.

—Honestamente es difícil para mí hablarle…. Por otro lado, no puedo pedírselo a tu madre. Lo siento…

Mi tía y yo rara vez nos veíamos.

Eso significaba que mi padre tampoco veía a mi tía muy a menudo.

Es comprensible que sea reacio a preguntar de repente a alguien, quien se ha mantenido distante, sobre una situación complicada, por mucho que esa persona sea la hermana menor de su esposa.

Para empezar, mi padre no es muy bueno comunicándose con personas ajenas a la familia.

—Ahora que lo mencionas, ¿qué hay de la salida del hospital de mamá?

—Está planeado que sea para principios de la semana que viene.

—Ya veo….

Parece que por ahora no queda nadie más que yo para hablar con mi tía.

He contactado con Kanon, pero pasará al menos una hora antes de que esté en casa.

……….. Bien, vamos.

Me preparé, y finalmente abrí la puerta que daba a la sala de estar.

Como me había dicho mi padre, mi tía estaba sentada en el sofá, con la vista puesta en la pantalla de su smartphone.

Hace unos años que no le veo, pero no me parece que haya cambiado mucho respecto a antes, bueno, quizás sea porque a duras penas recuerdo su cara de la última vez que le vi.

Dado que su cabello también está aclarado, da una vibra similar a la de Kanon. Sin embargo, tenía una presencia femenina abrumadoramente madura que Kanon no tenía.

Cuando mi tía me vio, puso su smartphone sobre el escritorio, se levantó e inclinó su cabeza. También incliné la mía correspondiendo a ello.

—…. Hola.

Vi la pequeña pantalla del smartphone.

Estaba en una pantalla de redes sociales de la que tengo memoria, el icono de Kanon—

Al parecer, mi tía estaba mirando los mensajes enviados por Kanon.

Después de que tomamos un respectivo asiento en el sofá, el silencio fluyo por un momento.

A pesar de que me había preparado, no tenía idea de cómo abordar la conversación. 

—Errr…. Tiempo sin vernos.

Permanecí en silencio, pero dado que no comenzó, intenté empezar con un inocente saludo.  

—Hmm, tiempo sin vernos. Te has hecho un adulto, ¿verdad, Kazuki-kun?

— Ah, así es…

Estoy seguro de que es exclusivo de mis familiares decirme algo como; “has crecido”, incluso a esta edad.

—¿Son de Kanon?

Pregunté mientras enviaba una mirada al smartphone sobre el escritorio, mi tía asintió en silencio.

—Aunque no he recibido últimamente, ¿sabes?

…. Por lo tanto, hace un momento, mi tía estaba releyendo los mensajes que Kanon le había enviado en el pasado.

Me pregunto cuánto tiempo lleva Kanon sin enviar mensajes a mi tía. ¿Aun desde el día del festival cultural?

Mi tía me miró fijamente durante un rato, pero luego su rostro adoptó una actitud seria.

—Escuche de mi cuñado que estás cuidando de Kanon, Kazuki-kun.

—… Así es.

—Me disculpo por las molestias que te he causado esta vez.

Mi tía inclinó profundamente la cabeza.

Para ser honesto, no sé cómo responder a ello.

Porque no pienso que sea un problema cuidar de Kanon.

Por el contrario, estoy agradecido—

—No considero a Kanon ningún problema. Sin embargo, pienso en los sentimientos de Kanon… A quien hay que disculparse, no soy yo…. pienso eso.

—…. Cierto…. ¿no…?

Dijo con una voz como si estuviera exprimiendo las palabras.

Seguro que mi tía ya lo comprende sin que yo tenga que molestarme en decírselo.

Aun así, fue una reacción que distaba mucho de la imagen que me había hecho de mi tía a partir de lo que me contaba Kanon.

Pensaba que sería una persona más despreocupada que no se sentiría culpable por estar ausente de casa durante un largo periodo de tiempo.

Por eso yo también estaba un poco desconcertado.

—Hmm… ¿Puedo preguntar el motivo?

—¿Del por qué me fui, o del por qué regresé?

—Ambos.

En ese momento, mi tía Shouko, soltó un pequeño suspiro y tranquilamente cerró los ojos.

Parecía estar sufriendo un poco con la manera de explicarlo con palabras.

Durante un momento, el único sonido de la habitación es el de la lluvia golpeando la ventana.

—Todo comenzó… porque vi una estela de vapor.

Entonces dejó caer unas cuantas palabras.

Las murmuró con una voz que parecía desaparecer.

Como no sabía lo que significaba, solo podía esperar por las siguientes palabras.

—El hombre con el que planeaba casarme me abandonó, y di a luz a aquella niña yo sola. Entonces, he estado trabajando constantemente desde que nació aquella niña. Hubo muchas veces que tome trabajos tanto de mañana como de noche. … Siempre he sido muy arriesgada. No quería que aquella niña tuviera una vida difícil solo porque está en el hogar de una madre soltera.

En ese punto mi tía sonrió.

Ese rostro se superpuso al de Kanon por un momento. Supongo que después de todo, son madre e hija.

—Sin embargo, de vez en cuando necesitaba tomar un respiro, ¿sabes? Hubo ocasiones en las que simplemente quería divertirme a cualquier costo y sin decir nada no volvía a casa durante un día. Dicho esto, eso no significa que estuviera del todo bien, ¿sabes? Después de todo, cuando llegaba a casa y veía la cara de aquella niña, la culpa me golpeaba…. Aún así, soy una persona con tal personalidad, así que no podía detenerme.

Cuando vi la sonrisa auto despectiva pero con un rastro de picardía, recordé lo que Kanon me había dicho anteriormente.

Me molesta el hecho de que se haya ido de casa por su cuenta, pero… yo, no importa que, no puedo odiarla. Después de todo, es el tipo de persona que me compra un fino pudín y se encuentra mucho más emocionada que yo, ¿sabes?

Ahh…

Estoy seguro de que esta persona es de raíces infinitamente puras.

Cosas como la adultez, edad, lo bueno, lo malo y el sentido común, son irrelevantes. 

Pude percibir algo en mi tía que haría que su propia hija dijera eso.

—Entonces cierto día…De hecho, miré casualmente al cielo. Y había una gran nube de vapor que se había extendido en línea recta por el cielo azul.

Me pregunto, no sé por qué, la escena de las nubes de vapor extendiéndose por el cielo azul también terminó extendiéndose en mi mente.

El cielo azul nítido que aparecía en contradicción con la lluvia del exterior.

—No fue hasta ese momento cuando me di cuenta de que hacía años que no levantaba la vista al cielo. El cielo está encima de mí constantemente, y hay un montón de aviones volando todos los días, y aún así no era consciente de ello. En el momento en que me di cuenta de ese hecho, un impulso incontrolable se desbordó dentro de mí, ¿sabes?

Mi tía puntualizó sus palabras en ese instante y dirigió la mirada hacia la ventana.

—Quiero ver un paisaje diferente…. Me dije.

—…………..

Esa sensación era algo que no lograba entender por completo.

Intento meditarlo en mi cabeza, pero sigo sin entenderlo.

—Así que dices que te fuiste de tu casa de manera impulsiva…?

Eso era lo único que pude entender.

Mi tía asiente en silencio, afirmando mis palabras.

Un impulso, ¿eh?

Mentiría si dijera que es una sensación que no tengo en absoluto, pero nunca me ha asaltado un impulso tan intenso que me haga pensar en querer cambiar por completo mi vida. Fue Kanon la que originalmente invitó a Himari a casa.

Sin embargo, mi tía era alguien que podía hacer eso.

Supongo que ese fue el único motivo.

……………..

No tengo la intención de condenar a mi tía ahora.

Sin embargo, tengo que tomar acciones por el bien de Kanon.

—No soy algo así como un adulto en todo el sentido de la palabra, después de todo, a ojos tuyos debo parecer un niño, ni siquiera he tenido hijos, así que no puedo hablar dándome aires. Sin embargo—

Aprieto los puños con fuerza en mi regazo para tener el valor de exprimir las palabras que vienen a continuación.

—Sin embargo, ¿no puedes al menos ser un “adulto” delante de Kanon? Incluso si es solo en apariencia. ¿Podrías ser una madre adecuada? ¿Siquiera sólo hasta un poco después de que Kanon se gradué del instituto…?

Una refutación, un insulto, u oposición— 

Había terminado de pronunciarme, y estaba preparado para que cada palabra me fuera devuelta.

El tiempo solo paso con mi tía guardando silencio.

Sólo el sonido de la lluvia golpea mis tímpanos.

Me encontraba tan nervioso que dudaba hasta en respirar. Siento un poco de dolor en el pecho.

En el momento en que sentía como el sudor se extendía gradualmente a través de la mano en la que ejercía agarre, mi tía levantó ligeramente las comisuras de su boca.

—Una madre adecuada, ¿eh? Según esa definición, yo sería descalificada, ¿sabes?

—……..

Fui incapaz de decir algo.

Porque no creo que esté en una posición para responder a eso.

—Pero, sí. Después de todo, no soy buena como madre…. Aunque no he sido buena, yo—

A la postre, las lágrimas comenzaron a brotar incesantemente de los ojos de mi tía.

Se puede ver el arrepentimiento en su rostro, pero estoy seguro de que hay muchas más emociones y pensamientos mezclados ahí de los que ni siquiera puedo imaginar.

No sabía cómo reaccionar, así que desvié ligeramente la mirada y me limité a esperar, — Incluso en su expresión al llorar es similar a Kanon — mientras pensaba algo un tanto inapropiado.

※※※

El sonido de la lluvia golpeando contra el paraguas de plástico chocaba constantemente contra los oídos.

Aquello sucedió cuando Kanon y Himari estaban en medio de su camino a la estación.  

Mi tía está en casa de mis padres

Fue cuando estaba haciendo los preparativos para la cena, como era habitual, que recibió un contacto a través de su red social por parte de Kazuki.

Cuando Kanon vio por primera vez esa frase, no podía creerlo.

Sin embargo, pronto se dio cuenta de que no había ninguna razón para que Kazuki mintiera y salió de casa para dirigirse a casa de los padres de Kazuki.

Himari dijo que se quedaría cuidando la casa, pero Kanon le pidió que la acompañara.

Fue porque tenía miedo.

Debería estar deseosa de que su madre volviera, pero a la hora de la verdad, tenía miedo por alguna razón.

Desde que recibió el contacto, ha tenido un constante dolor en el fondo de su pecho.

—Himari, ¿Puedo entrar bajo tu paraguas?

Minutos después de que salieran de casa de Kazuki, Kanon le preguntó a Himari.

Himari puso los ojos en blanco de sorpresa ante la abrupta petición de Kanon.

Imagen que contiene paraguas

Descripción generada automáticamente

—Eh? Pero, ¿no nos mojaremos si lo hacemos así?

—Está bien, eso no me preocupa.

—Ya veo… Sí, adelante.

Kanon plegó su propio paraguas, y ágilmente se alineó al lado de Himari.

Se apretujaban hombro con hombro como cuando estuvieron la una a lado de la otra la vez anterior.

El solo contacto con el hombro de Himari, hizo que la ansiedad que se había agolpado en el interior de Kanon se redujera. Se sentía aliviada.

Eso fue porque para Kanon, que no sabía lo que era tener una familia a excepción de su madre, Kazuki y Himari eran las primeras personas con las que se sentía segura.

—Hmm…  Aunque ya lo dije antes…. Eres muy importante para mí Himari.

—Kanon-chan…. Para mí también eres importante.

Con un “Tee-jee” ambas se rieron.

Como era de esperarse, resultó algo vergonzoso que se dijeran eso la una a la otra mirándose al rostro.

Manteniéndose apretujadas, siguieron su camino a la estación.

Las personas que pasaban junto a ellas las miraban con ojos llenos de curiosidad, pero tales miradas les traían sin cuidado.

Así continuaron caminando varios minutos—

—Finalmente, llegamos a la estaci—

Las palabras de Himari se cortaron de manera poco natural, y de inmediato sus pies se detuvieron.

—¿Qué pasa?

Pregunto Kanon, pero no hubo respuesta por parte de Himari.

Inmóviles, sus ojos permanecían fijos en una dirección.

Kanon también miró en esa dirección.

Era cerca de la parada de autobuses.

Una mujer con el pelo recogido en una cola de caballo las miraba fijamente.

No, más precisamente, miraba solo a Himari.

La mujer se acercaba en dirección a ellas dando un pequeño trote.

Kanon por alguna razón sentía que lo mejor era escapar, pero la parte esencial, es decir Himari, no se movía.

Para cuando Kanon noto que Himari temblaba ligeramente, la mujer ya estaba delante de ellas.

—Al fin… te encontré….

Las emociones que se podían percibir de las palabras que la mujer murmuró en calma, eran bastante difíciles de describir.

Había algo de alivio, un tanto de enojo, y en menor medida, algo de frustración—

Kanon comprendió al instante que ella había venido en busca de Himari.

Entonces, Kazuki apareció en la mente de Kanon.

A la vista de la sociedad, esa circunstancia sólo puede explicarse como la de “un hombre dando refugio a una chica que ha escapado de casa.”

A toda costa, no puede dejar que lo hagan un criminal.

La existencia de Kazuki tenía que permanecer en secreto por completo. No importa cómo, esta mujer no debe saberlo.

Para comenzar, Himari se ha bloqueado a sí misma.

Así que tiene que proteger tanto a Kazuki como a Himari—

La determinación que brotó dentro de Kanon se extendió por todo su cuerpo en un parpadeo, similar a un fuego rampante.

Esa sensación como si su sangre estuviera hirviendo por completo, probablemente era lo que se llamaría el sentido del deber.

—¿Eres un conocido de Himari?

A la pregunta de Kanon, la mujer frunció el ceño pareciendo confundida.

Cierto, ahora que lo pensaba, recordó que “Himari” era un alias.

Sin embargo, Kanon no tenía la intención de pronunciar el verdadero nombre de “ella” delante de Himari.

Porque “ella” le había pedido que le dejase ser “Himari” mientras estuviera allí.

—No estoy familiarizada con ese nombre… Pero, soy una conocida de ella…. Sin lugar a duda.

Cuando la mujer dijo eso, Himari agacho la cabeza.

Kanon dio medio paso adelante como si intentara ocultar la figura de Himari.

—Ya veo….  Se ha estado quedando en mi casa.

Tal vez debido a la sorpresa, los ojos de la mujer se abrieron de par en par.

Inmediatamente, Kanon continuo,

—Fui yo quien la invitó a casa.

Fue lo que declaró Kanon firmemente mientras miraba directamente a los ojos de la mujer.

※※※

                                                                                                                  Continuará.