Se suponía que sería el mismo regreso a casa de siempre.

Pero este día no fue el mismo de siempre.

Cuando llegué a casa del trabajo, subí al ascensor y me bajé en el tercer piso—

Entonces me quedé congelado.

Porque frente a mi apartamento, había un tipo rubio tratando de espiar en el interior por la mirilla de la puerta.

No importa cómo lo mires es una persona muy sospechosa, pero ese tipo no es una persona sospechosa ni nada por el estilo. 

—Kouki…

Por reflejo murmure el nombre.

Inmediatamente después, esa persona también pareció notar mi presencia, levantó la cabeza y miró en mi dirección.

—Yo, Nii-chan, bienvenido a casa. Quiero decir, ¡largo tiempo sin verte!

Con una sonrisa despreocupada y levantando una mano, es mi hermano menor que no hace mucho vivía junto conmigo en esta habitación.

Por el momento me desplace hasta el frente del apartamento.

Esta situación es mala, muy mala.

Imagen que contiene camiseta

Descripción generada automáticamente

Si no recuerdo mal, Himari no debería estar trabajando hoy….

—Hombre, estás actuando sospechoso. Los residentes del edificio llamaron a la policía, ¿sabes?

—Mi culpa, lo siento. La verdad es que perdí las llaves de este apartamento. Así que estaba esperando a que volvieras a casa Nii-chan.

… Hm?

¿Significa eso que Kanon aún no ha regresado?

Debió haber presionado el intercomunicador una vez para saber que yo aún no he regresado, si Kanon estuviera, ella se hubiera ocupado.

Pero el hecho de que estuviera esperando fuera significa que al parecer Kanon no había llegado a casa todavía. ¿Se está tomando su tiempo con las compras?

No, dejemos eso de lado por ahora.

—Llámame antes de venir, ¿vale?

Fueron palabras que realmente salieron del fondo de mi corazón. Si hubiera sabido de antemano que venía, podrían haber tomado más contramedidas.

—Mi culpa, no lo tenía planeado. Por casualidad tenía un trabajo cerca. Aproveche la oportunidad para simplemente echar una pasada.

Kouki es fotógrafo independiente.

Sin embargo, parece que por lo general toma más fotos de establecimientos y comida para revistas que de personas.

Cuando vivíamos juntos, íbamos de vacaciones a fotografiar pájaros salvajes, gatos callejeros y cosas por el estilo.

—Ya veo… En ese caso, ¿vamos a comer algo?

Lo que sea está bien. Tengo que alejar a Kouki de esta casa como sea.

Entonces contactare a casa desde el baño del restaurante y le pediré a Himari que se esconda.

No queda más que adherirnos al plan.

—Hm, no me interesa comer. Comeré cuando llegue a casa. O mejor dicho, creo que mi novia se encargará de ello.

¡Este normi!, grite de inmediato en mi mente.

Como puedo estar tan envidioso por algo como tener una novia esperándote y que te cocine cuando regresas a cas—….

Espera, yo también estoy en una situación similar ahora ¿no? Aunque para nada es una novia.

Quiero decir, el plan ya se ha colapsado…. ¿Qué hago?

—Más importante aún, padre me ha contado. Estás cuidando a Kanon-chan, ¿verdad?

—Hm.

—Ya veo…  Hace tiempo que no la veo. ¿Cómo está ahora?

—Eso… como decirlo… muy estudiante de instituto.

—¿Qué es lo que significa? Nii-chan, tu léxico es una mierda, ¿¡sabes!?

Mientras se ríe por un rato Kouki le echa un ligero vistazo a mi maleta.

Supongo que quiere decir que abra la puerta rápido.

… Esto realmente es terrible.

Como es de esperarse sería demasiado antinatural no entrar en casa en esta situación.

Por otro lado, si entra en casa tal como están las cosas, no hay duda de que tendrá un “encuentro aleatorio” con Himari. (NT: Aquí se usa una palabra para encuentro aleatorio que corresponde a esta en específico, エンカウント, random encounter, y es un término especifico de videojuegos)

Puse mis manos en el interior de mi maleta, moviéndome lo más lentamente posible. Aunque sé que en este punto no hay ningún sentido en ganar tiempo.

—Ah, ¿acaso no es Kanon-chan?

Al escuchar lo que dijo Kouki me giré hacia el ascensor.

Y ahí estaba Kanon, sosteniendo dos bolsas de compras y mirándonos con los ojos bien abiertos.

Kanon lentamente se nos acerca.

—Uhm… tiempo sin verte… Kou-nii.

Con los ojos mirándolo hacia arriba lo saludó tímidamente.

—Tiempo sin verte. Oh, sí que has crecido Kanon-chan.

—G-Gracias.

Kanon me mira de reojo.

Nuestros ojos solo se encontraron por un momento, pero fue suficiente para que Kanon me transmitieron que también estaba pensando, “Esto es terrible”  

En esta situación no había razón para alejarlo de aquí.

Si se tratase de otra persona podría excusarme diciendo, “Es que está hecho un desorden”, pero Kouki es familia.

Incluso si se lo dijera, probablemente lo descartaría diciendo que no hay necesidad de preocuparse por eso.

Si sucede, no me queda más que prepararme para lo peor.

Después de una breve pausa, finalmente saqué las llaves de la casa.

*Gachari

El sonido del desbloqueo es más pesado de lo habitual.

Cuando abrí la puerta lentamente, estaban apagadas las luces de la casa. Los zapatos de Himari están ahí, pero un silencio sepulcral se extiende en el interior.

Esto—

¿Será que Himari notó el evento inusual delante de la puerta y se escondió?

—Oh, la echaba de menos.

Kouki entró y me siguió por detrás, sin hacer alusión a los zapatos de Himari. Tal vez pensó que eran propiedad de Kanon.

Kanon entró y encendió el interruptor de la luz, luego puso las bolsas de supermercado sobre la mesa de la cocina. La expresión de Kanon era más rígida que la de hace un momento.

Kouki se dirige a la sala de estar y se agacha frente al televisor.

—Por cierto, coloque por aquí algunos juegos que había comprado. ¿Te molesta si me los llevo?

—Hm, no hay problema.

Ahora que lo pienso, no he tocado la consola de videojuegos desde que Kanon y Himari vinieron a casa. O mejor dicho, apenas lo he hecho desde que me volví un hombre de oficina.

Después de terminar el trabajo estoy muy cansado como para ponerme a conectar el cable de la consola en el tomacorriente…

Miro a mi habitación, que está a poca distancia de Kouki, quien está buscando los videojuegos.

Himari no estaba allí.

Pero el hecho de que sus zapatos estuvieran en la entrada significa que tienen que estar en algún lugar.

Lo suplico, por favor, que Kouki se vaya sin que se dé cuenta…

—Ah, cierto. ¿Aún tienes mi camiseta? Creo que también la deje. 

—¿Cómo es?…

En el intervalo en el que yo respondía, Kouki abrió el closet.

Uwaaaaa!?

Grito y luego dio un gran salto.

Inmediatamente supe la razón. Era porque Himari estaba acurrucada en un extremo del closet.

Me di cuenta como en un instante mi rostro perdió todo color.

Al mismo tiempo, Himari también tenía el rostro pálido y los ojos llorosos.

Estábamos todos reunidos en la sala de estar, simplemente guardando silencio.

Kouki mira a Himari de arriba hacia abajo y luego mira en mi dirección.

—Nii-chan…

No tengo respuesta ante el llamado de Kouki que se siente claramente como si dijera… “he visto algo muy malo

Yuuri se ofreció a cooperar convirtiéndose en “cómplice”, pero no necesariamente Kouki podría decir eso en estas circunstancias.

Al contrario de su apariencia Kouki es relativamente serio.

—Cuando la vi por primera vez, pensé que era un cadáver y creí que mi corazón se detenía…

Espera, ¿dijo cadáver?…  Como sea, no tenía ninguna respuesta.

—Pero cuando entré en la sala de estar pensé ligeramente “hm?”. Eso es porque había dos futones.

Aún seguía sin nada que poder responder.

No teníamos espacio en el armario para guardar los futones de Kanon y Himari, y los dejamos en la sala de estar doblados.

—Es decir que Kanon-chan también lo aprueba, ¿verdad? ….

También Kanon cuando fue llamada por su nombre no pudo hacer más que agachar la cabeza pareciendo incómoda.

Kouki miro a Himari quien estaba con la cabeza agachada y luego me miro a mí una vez más.

—Si se llega a saber, probablemente lo reportarán como un delito, ¿¡sabes!?

No es “probablemente”, es un delito. Pero eso lo he sabido muy bien desde el principio.

—Increíble, pensar que a Nii-chan le gustan las jovencitas…

…. Hm?

—Más aún, viviendo juntos de manera tan abrupta…

Hmm…?

—Además, no guardas ninguna discreción con Kanon-chan estando aquí, lo que no es sólo un poco, sino bastante aterrador…

Hmmmmm…?

¿Esto—?

¿Será que Kouki piensa que Himari es mi novia?

Pero pensándolo normalmente sería la primera respuesta a la que se llegaría. Normalmente no se pensaría algo como que le estás dando refugio a una chica que se escapó de casa…

Incidentalmente la mirada de nosotros tres se encontraron… Entonces asentimos ligeramente con la cabeza para que Kouki no pudiera notarlo.

Es una señal que dice…. Dejaremos que Kouki siga teniendo esa idea equivocada.

Ciertamente es comunicación telepática. Una sola mente. He aquí los resultados de estar viviendo juntos por un mes.

—Bueno, que puedo decir, no hay nada que hacer si te has enamorado… Guardaré silencio con nuestros padres… Nii-chan, trata de que no se enteren de esto, ¿vale?

Sigo sin entenderlo del todo, pero me he salvado.

…. Me pregunto si esto es realmente una salvación. 

Bueno, pretendamos que si por ahora.

—Bueno por ahora, déjame ver… ¿qué tal si me la presentas?

Asentí con la cabeza y luego tosí ligeramente para recuperar la compostura.

—Comprendido. Ella es Himari. Es de la misma edad de Kanon…

—Que Kanon-chan.

Kouki quedó sorprendido. Entonces nos miraba a Himari a mí sucesivamente.

—Déjame ver, a decir verdad Kanon y Himari son conocidas… Como decirlo, algo así como simplemente las cosas se dieron…

—¿Una conocida? Eh. ¿No estás molesta, Kanon-chan?

—Hm, bueno…Mas bien estoy feliz de tener a Himari. Es que nunca he vivido junto con un hombre…

—Ah, de seguro, ¿no?… Ya veo…

Aunque nuestra explicación es ambigua, no vienen tsukkomis de parte de Kouki.

Probablemente siente la atmósfera de “no indagues demasiado”. Como sea eso es de gran ayuda para mí.

—Eso, Kou-nii. Ya es hora de ponerme a preparar la comida—

—Ah, no es necesario que prepares para mí. Me voy en un rato.

—Ya veo, okay.

Después de decir eso, Kanon se dirigió a la cocina.

—Yo-Yo también voy a ayudar.

Diciendo eso, Himari acompañó a Kanon. Parecía que iba a ser incómodo que se quedara, y creo que también es lo mejor para mí.

—Hmm… ¿Qué era lo que estaba haciendo?

Tal vez fue una situación tan impactante para Kouki que olvidó su objetivo original. Si yo estuviera en la posición opuesta, también lo habría olvidado.

Mientras se rascaba la nuca Kouki me pregunto.

Kouki sacó su camiseta del clóset y se trasladó a mi cuarto. Yo simplemente lo seguí.

—Entonces Nii-chan. Quiero decir, tengo curiosidad, pero también estoy preocupado… Sé que es una charla indiscreta, ¿cómo te van las cosas?

—….

Inmediatamente, me hizo una pregunta repentina con un susurro.

Como era de esperar, tampoco pude responder de inmediato.

—No lo hacen, ¿verdad? Ya sabes, Kanon está aquí.

—Bueno… eso sería un delito… Por ahora vivimos normalmente.

Es bastante embarazoso hablar de estas cosas, incluso si es mentira… Pero me la aguantare para mí mismo.

—Ya veo. Me gustaría decir que me alivia… pero honestamente es difícil, ¿verdad?

—Bueno… está el baño, ya sabes…

—Sabía que sería así… Se daría fácilmente cuenta por el olor si es en la habitación. Ah, te aconsejo que nunca lo hagas en el baño. “Aquello” tiende a ponerse duro con el agua caliente… Tape el drenaje del baño y mi novia se enojó mucho conmigo por eso. Y luego me dijo, “significa eso que yo no soy necesaria, ¿¡eh!?”, y cuando le dije que se equivocaba, no me entendió. Aquello fue una verdadera carnicería…

Kouki lo dijo mientras tenía una mirada distante, como si acabara de regresar del campo de batalla. Me transmitió por completo, “fue verdaderamente terrible

—Lo recordaré, gracias…

Especial cuidado con el drenaje del baño

La historia del ataque suicida de Kouki quedó grabada profundamente en mi cerebro.

—Entonces, Nii-chan, Kanon-chan, Himari-chan, nos vemos. 

Despedíamos a Kouki en la entrada.

Tal y como lo había anunciado, Kouki no hizo una visita larga.

—Ah, cierto Nii-chan. Tal vez ya lo has escuchado, pero nuestra madre está por salir del hospital.

—Eso me recuerda, dijeron que, para finales de este mes, eh. Pasaré por casa de ellos.

—Vale. Te veré la próxima vez. 

Ondeando la mano para despedirse, Kouki dejaba el apartamento, aun con el ridículo malentendido de que Himari y yo estábamos saliendo.

Eso ciertamente es de ayuda, pero dicho esto, ¿cómo es que mi propio hermano no piensa que la situación de que yo salga con una chica de instituto no es nada extraña?…

¿Es decir que para Kouki soy el tipo de persona que haría tal cosa? Eso me deja algo deprimido…

Después de cerrar la puerta, casi de manera simultánea dejamos salir un “¡Uf!

—Hace tiempo que no veía a Kou-nii, pero sigue siendo el mismo, ¿sabes?

—En efecto…

—Las cosas han terminado en un terrible lío, ¿no?… Lo lamento…

—No viene aquí a menudo, así que deberíamos estar bien. O mejor dicho, es la primera vez que viene desde que se fue.

—¿Es así?

Con un lapso de tiempo como este, Himari no debería estar aquí la próxima vez que Kouki venga.

Por lo que supongo que no habrá problema en ese punto.  Además, más tarde le enviare un mensaje recordándole que avise la próxima vez que venga.

—Pero aún así, en términos de apariencia y personalidad, Komamura-san y su hermano son polos opuestos, ¿verdad?

—Cierto. Kazu-nii, estaría bien que te pusieras un poco más a la moda como lo está Kou-nii. A lo menos ponerte lentes de contacto.

—No me gusta eso de meterme los dedos en los ojos, ¡sabes! Y también sería un problema arreglarme el pelo, así estoy bien.

Y por sobre todo, no se me da eso de andar con una onda animada y divertida como Kouki.

Dicho eso, no es como si no me agradara ese tipo. Es que desde siempre ha sido así.

Pero el hecho de haberle mentido a ese Kouki, dejo una pequeña espinilla dentro de mí.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!