Cielo despejado. No hay previsiones de lluvia en una semana.

El clima que me preocupaba no parecía ser un problema, así que me sentí aliviado.

Nos levantamos un poco antes de lo habitual, después de desayunar nos preparamos de inmediato para salir de casa.

—¿No se olvidaron nada?

—No, revise varias veces en la noche de ayer.

—Tampoco yo.

En el momento en el que verifiqué de nuevo con las dos delante de la entrada, hice memoria; de que me olvidé poner lo más importante en la mochila.

—Mierda, olvide los fuegos artificiales…

—Cielos, ¿en dónde tienes la cabeza Kazu-nii~? Para comenzar, ¿no es ese el propósito del día?

—Oh, lo siento.

En pánico, regrese rápidamente a la sala de estar.

Los había comprado en la tienda de conveniencia con anticipación con la intención de no olvidarlos, y con ello en mente los había dejado al lado de la cama todo este tiempo.

Ni se me pasó por la cabeza cometer un error tan típico….

—Komamura-san, también estás muy emocionado, ¿verdad?

Cuando Himari me dijo eso, me quedé incapaz de responderle.

Unas cuantas horas de viaje en tren por la mañana.

Tomamos el autobús y finalmente llegamos a la zona de acampada.

—Uhh…. Que cansancio….

—Cierto…

Al parecer el largo viaje les sentó mal y estaban sin energía.

Por supuesto yo también estaba un poco cansado, pero en cuanto me bajé del autobús, me sentí nuevamente renovado.

—Ni siquiera han hecho nada. Vamos, respiren hondo. Sientan una atmósfera diferente.

Ambas me obedecieron de manera mansa, y respiraron profundamente.

—Definitivamente hay algo diferente en el aire de la montaña. Tal vez me tranquilice.

—Ah, mira Kanon-chan, ¡tiendas!

—Cielos, esto es la cosa real.

Ambas se emocionaron al descubrir las múltiples tiendas esparcidas sobre la orilla del río.

Como si el cansancio que tenían hasta hace un momento fuera una mentira, enviaron miradas llenas de curiosidad a las tiendas. 

—Se van a quedar a atrás, ¡vengan!

Al decirles eso, viendo que se quedaron quietas cuando yo ya había empezado a avanzar, se apresuraron en alcanzarme. 

Tras realizar los trámites en la recepción, nos dirigimos primero a la cabaña para dejar el equipaje.

El camino era de grava, por lo que cada vez que caminaba, hacía un sonido rasposo. De repente pensé que últimamente no suelo caminar en este tipo de caminos.

Cuando llegamos a la cabaña, la emoción de las dos volvió a aumentar.

Es lo suficientemente amplio, y tiene literas ubicadas en cada extremo. Por supuesto estaba provista con la ducha y el sanitario que había observado de antemano por internet, y además contaba también con televisión y cocina. 

—¡Genial, hay literas! Himari, ¿duermes arriba o abajo?

—Abajo está bien para mí.

—¡Entonces yo voy arriba!  

Fue una conversación que por reflejo me hizo querer decir; “¿Acaso son unas niñas?” Sin embargo, aún eran unas niñas.

—Dejen la emoción de las camas para después. Vamos a hacer una barbacoa primero.

—¿¡Barbacoa!?

Justo en el acto los ojos de Kanon brillaron de emoción.

—Hmm, ya he reservado los ingredientes. Por cierto, para la noche será curry.

—¡Genial!

—¡Cielos estoy tan emocionada!

Por cierto, había rentado un set de utensilios para cocina con una plancha, ollas y demás.

Terminó costando una buena suma de dinero, pero me alegraba de no haber tenido que preparar un equipaje para ello. Y parece que todavía no tengo que raspar dinero de la cuenta de ahorros.

Además, dado que no tenía un coche, no podía hacer desplazamientos llevando un gran equipaje.

Me dio algo de envidia cuando observé a las personas que venían en familia, descargando las cosas para divertirse de sus grandes vehículos, sin embargo, no es como si yo tuviera la intención de venir todos los años.

Es de agradecer que haya un sistema en el que incluso los que vienen por primera vez, como nosotros, puedan alojarse aquí sin que tengan que pasar dificultades.

—Así que vamos a buscar los ingredientes y utensilios ahora, y después de la barbacoa, vamos a divertirnos en el río.

—¡Entendido! 

—¡Aye, aye sir!

Ambas respondieron vigorosamente, y luego por alguna razón hicieron un saludo militar.

No pude evitar sonreír pensando que este es el tipo de espíritu animado propio de unas chicas de instituto.

En el cobertizo para las barbacoas, muchas personas ya estaban asando carne y verduras y disfrutando respectivamente.

Tomamos un lugar vacío y empezamos los preparativos lo antes posible.

—Es la primera vez que hago una barbacoa, ¿sabes? Es tan divertido.

—No he hecho esto desde la escuela secundaria, cuando lo hicimos como parte de un campamento de formación.

—Eh, ¿en serio? Genial.

—Sin embargo, apenas y tengo recuerdos… Estoy segura de que estaba en un grupo aparte al de la persona con la que me llevaba bien en aquel entonces. Después de eso, los chicos se fueron por su cuenta.

—Ah…. Debió ser una situación algo triste. 

Mientras escuchaba la conversación de las dos, enciendo las brasas.

Me costó un poco, pero parece que de alguna manera lo conseguí, y el humo empezó a salir poco a poco. Genial, me alegro de haber investigado previamente en internet.

No me molesta el olor característico del carbón quemado.

—Supongo que es hora de poner la carne.

—¡Lo he estado esperando!

Y, por supuesto, fue Kanon quien saltó delante de la red como si fuera un completo perro.

Y en ese momento, pensé en algo;

Debí haber pedido la porción para una persona más

Bueno, por ahora a Kanon le tocará aguantarse con una porción normal.

Kanon puso la carne y verduras sucesivamente en la red.

Antes de que me diera cuenta, ella ya estaba sujetando las pinzas y dándole vuelta a la comida en el momento indicado… La red estaba bajo su dominio. 

—Listo, ya está asada, Himari.

—Gracias.

—Kazu-nii, también puedes servirte.

De manera sucesiva Kanon pone la comida asada sobre mi plato y el de Himari.

Era toda una profesional de la barbacoa.

—No solo te dediques a la parrilla, como algo también Kanon. 

—Ya me pongo en ello. Eh, no~, esto me hace desear haber traído ingredientes desde la casa. Recuerdo que una vez quise cocinar algo al carbón.

—¿Algo que querías cocinar al carbón?

—Sí, brócoli. Fue cuando estaba en primero, ¿creo? Escuché a uno de mis compañeros decir que lo asó en la barbacoa y estaba delicioso.

—Hee—

Ciertamente tampoco se me hubiera ocurrido “asar” brócoli.

—Qué lástima, podría haber tenido una nueva experiencia.

—¿Te gustaría probar asarlo en casa?

—Oh, ¿quieren probarlo?

—Yo también tengo algo de curiosidad.

—Vale, voy a recordarlo para intentar hacerlo.

En cualquier caso, creo que se me va a venir el brócoli a la cabeza cada vez que haga una barbacoa….

Con ello en mente, termine pensando que así como suelo pensar que la sensibilidad de Himari para el dibujo —desde mi perspectiva— es algo fuera de lo común, Kanon es más o menos similar en lo que se refiere a la cocina… 

Acabamos por completo con la carne y los vegetales, y también terminamos la limpieza con facilidad.

Incluso estando en un espacio exterior, la manera de comer de Kanon fue formidable. De hecho, era algo tan delicioso de comer que no pude evitar sonreír con solo mirar.

En fin, creo que se puede decir que nuestra primera barbacoa como trío acabó siendo un éxito.

De regreso a la cabaña, nos cambiamos los trajes de baño para divertirnos en el río, el cual era el siguiente objetivo. 

Ambas se pararon al frente mío mientras estaban terriblemente avergonzadas, arrastrado por esa situación también termine sintiéndome incómodo.

Mierda, a pesar de que había decidido no ser consciente de ello—

Una de las cosas que no me cuesta afrontar es que en un traje de baño, a diferencia de la ropa de verano, se exponen mucho las piernas.

Me pregunto si soy el único al que se le sube el ritmo cardíaco —incluso cuando no hay sentimientos de culpa— cuando veo partes del cuerpo que normalmente no se ven.

Sin embargo, ¿ambas llevan trajes de baño de tipo bikini…?

Dado que el diseño es diferente, ya sea que tengan volantes o cintillas, que incluso el mismo tipo de bikini se ve completamente diferente.

Probablemente haya una disparidad en la talla del pecho, pero no haré ningún comentario al respecto.

—Bien, ¿vamos ya al río?

—Espera, ¿¡algo que decir con respecto a nuestros trajes de baño!?

Kanon me preguntó con severidad.

Deliberadamente trate de no hablar sobre ello, sin embargo, tengo entendido que es antinatural que sea la otra parte la que instigue sobre ello, ¿verdad…?

—A ambas se les ve muy bien.

Logré decir eso mientras trataba de mantener la compostura. Aunque de inmediato desvíe la mirada.

—Ah…. Muchas gracias. Tee-jee… Es un alivio, ¿verdad, Kanon-chan? 

Himari se aferró al brazo de Kanon mientras estaba avergonzada.

A pesar de que fue ella misma la que sacó el tema, Kanon murmuró; “G-Gracias…”

Me hubiera gustado que no tocaras el asunto si sabias que te ibas a avergonzar, al final, a mí también me han hecho sentir avergonzado. 

Puse en orden mis sentidos, y me puse el equipaje en la espalda. 

La mayoría de las cosas que he traído de equipaje hoy eran para divertirse en el río.

Por no mencionar las toallas, había flotadores, sandalias y las gafas subacuáticas. Además traje una cubeta.

En la cubeta llevaba los fuegos artificiales, pero de paso, no sería mala idea intentar pescar algún pez de río.

—Ah, esperen un momento.

Justo cuando estábamos a punto de partir, Kanon hizo un llamado de espera.

—¿Qué pasa? ¿Olvidaste alguna cosa?

—Más que una cosa… Olvide aplicarme protector solar.

Ciertamente en este clima de hoy, es indispensable dado que estaremos paseando por ahí bajo el sol.

Especialmente cuando se trata de una chica de instituto, las quemaduras por el sol son su peor enemigo.

—Aquí está.

Kanon rebuscó en su equipaje y sacó un protector solar.

—Himari, date la vuelta, te lo aplicare.

Fueh? Hyah!?

¡Que rápida! Casi inmediatamente después de que declaró su intención, Kanon colocó sus manos sobre la espalda de Himari. 

—Ah!? ¡La e-espalda baja…! ¡Me haces cosquillas, Kanon-chan!

Himari se reía mientras retorcía su cuerpo.

—¡Por Dios, no te muevas! 

Kanon se quejó mientras continuaba aplicando el bloqueador rápidamente.

No sé qué cara debo poner cuando se me muestra justo al frente mío la escena de una estudiante de instituto tocando el cuerpo de otra.

Me pregunto qué es este sutil sentimiento de estar un poco feliz, un poco envidioso, pero al mismo tiempo sentirse culpable.

—¡Listo, termine!

—Gracias. Entonces, esta vez me toca a mí aplicarle en la espalda a Kanon-chan, ¿vale?

—Hmm, por favor.

—¿O quieres que lo deje a Komamura-san?

—““Queeeeee!?””

Dijimos Kanon y yo al unísono de manera automática.

—No, e-eso—

—Ajajajaja, lo dije en broma. Komamura-san, tu cara está toda roja, ¿sabes?

—¡No me tomes el pelo!

Himari se rio mientras se disponía a aplicar el protector solar sobre la espalda de Kanon.

Mierda, termine sudando por nada.

No puede ser, por reflejo termine recordando cuando Kanon tuvo fiebre y me pidió que le secara la espalda…

Es probable que Kanon también lo recordará. Su rostro estaba enrojecido.

Ignorando eso, Himari se dispuso a aplicar el protector solar a Kanon.

—Espera, Himari!? ¡Yo mismo lo haré!

—Ehh, me niego. ¡Esta es una oportunidad única para tocar el suave cuerpo de Kanon-chan!

—Q-Que rayos estas dicie- Hyahn!?

—Jejejeje… Tienes un lindo cuerpo, ¿no es así, jovencita?

—¿¡Eres un viejo verde!?

……………..

Como desearía que no me mostraran tan tranquilamente algo que de seguro no debería estar mirando.

En cierta medida me he acostumbrado a vivir junto a las dos, pero aún me sigue desconcertando lo directas que pueden ser.

Por ahora, me girare y esperare a que las dos terminen con su momento de hacer el tonto.

…………. Sin embargo,

Uooohhh!?

De repente, algo frío fue colocado en mi espalda y automáticamente dejé escapar un grito.

—¡Ajajaja! ¿Te sorprendiste Kazu-nii?

—Esta vez seremos nosotras las que lo aplicaremos sobre tu espalda Komamura-san, ¿vale?

—Ehh!?

Antes de siquiera poder responder, dos manos ligeramente frías se aplastan contra mi espalda.

—Kazu-nii, tiene una espalda grande, ¿verdad?

—Tienes razón. Ah, yo me encargo del lado izquierdo.

Podía sentir la suavidad del protector solar y el suave tacto de sus dedos directamente en mi espalda.

Incluso las manos de las dos se deslizan sobre la parte alta del brazo y la cintura.

Mierda…. esto es peligroso….

Yo, quien jamás había estado tan impaciente, decidí contar números en mi cabeza.

—¡Bien, terminamos! Bueno, aun así, cada uno debería hacerlo con anterioridad. 

Cuando la cuenta llega hasta 55 las manos de las dos se apartaron.

El recuerdo de este poco menos de un minuto había desaparecido de mí.

Tomó unos tres minutos a pie desde la cabaña.

Dejamos nuestro equipaje en la orilla del río, donde hay grandes piedras dispersas, y nos preparamos para entrar en el río de inmediato.

Aunque se diga que es un río, el flujo es bastante suave, probablemente porque está río arriba, así que parece por completo un lago.

Para comenzar, intente sumergir solo los tobillos mientras aún llevaba las sandalias puestas, sin embargo— 

—¿¡Está fría!?

Me sorprendió que el agua estuviera mucho más fría de lo que había imaginado.

Y pensar que está así incluso cuando estamos durante un día de verano.

Supongo que una vez que te acostumbres, el frío inicial se sentirá como una mentira y luego se volverá lo suficientemente agradable.

Uwah! ¡Es en serio, está fría!

Hyah!

Kanon y Himari también levantaron un grito mientras se sumergían.

Y al mismo tiempo empezaron a salpicarse de agua.

Al comienzo se mostraron moderadas, pero poco a poco tanto su conducta como sus voces de emoción se volvieron más escandalosas.

—¡Ei!

Yo quien tan solo estaba mirando también fui víctima del ataque de Himari.

El agua que me salpicó en la parte superior del cuerpo estaba fría, y retrocedí por reflejo. 

—Eh, cómo te atreves…. Oryah!

A partir de ese momento los tres nos involucramos en una enorme pelea.

El agua cayó sobre mi cabeza desde atrás, el frente y los costados, y mis gafas terminaron con muchas gotas de agua adheridas.

Me pregunto cómo es que podemos reírnos tanto de esta manera cuando solo nos estamos salpicando de agua.

—Kazu-nii. Captura pescados, porfa~ pescado. Como que nadan por esa zona normalmente, ¿sabes?

Dijo Kanon mientras le caían gotas del flequillo.

—¡Es la cena de esta noche! ¡Cuento contigo!

—¿¡No digas tonterías!?

A pesar de que estaba siendo objeto de burla, mire detalladamente a mi alrededor.

Previamente había visto de reojo a un padre junto a su hijo cazándolos con sus propias manos, así que sabía que había peces. 

Me coloqué en una posición en la que sumergí la mitad inferior de mi cuerpo en el río y miré detalladamente alrededor.

No mucho después, una sombra gris pasó a mi lado.

—Ah, aquí está.

Me quedé allí un rato, esperando la oportunidad.

Es ahora…!

Rápidamente ataque con mi mano desde arriba.

La superficie del pez tocó la punta de mis dedos.

¿¡Esto va a funcionar!?

Aunque en las novelas ligeras y los mangas cuando piensan; “¿¡puede funcionar!?” suele ser una bandera de que no resultara.

Como si se probara esa regla natural en la realidad, rápidamente el pez se me escapó.

Es tan frustrante experimentarlo por uno mismo, eh…

En cualquier caso, me sorprendió que la superficie del pescado fuera un poco viscosa.

—Se me escapó.

—Eh, apestas.

—Entonces por qué no intentas capturar uno, Kanon.

—¡Bien! ¡Solo observa cómo lo hago!

Kanon cayó en mi provocación.

—También voy a intentarlo.

Incluso Himari se involucró.

Estábamos de pie en el río con un poco de espacio entre nosotros.

La primera en reaccionar fue Kanon.

—¡Aquí!

Al mismo tiempo que lo dijo, la mano de Kanon se sumergió dentro del agua.

Uwah! ¡Se me escapó!

Grito inmediatamente después en frustración. 

La sombra de un pez apareció de nuevo ante mis ojos.

Esta vez… Seguí cautelosamente los movimientos del pez con la mirada, pero se alejó y terminó por irse.

Hmm, ni siquiera tuve la oportunidad de estirar la mano la segunda vez, eh. Pero parecen ser peces a los que no les importa estar cerca de los humanos, así que si esperamos de nuevo, tendremos una oportunidad—

—Lo atrape.

—““Eh””

Kanon y yo volteamos a mirar simultáneamente.

En las manos de Himari había un pez plateado tan pequeño como un pez dorado.

—¿¡En serio lo atrapaste!? ¡Himari eres increíble!

—Lo atrapaste con tanta facilidad, eh.

Tee-jee. ¡Con esto mi nivel de habilidad para pescar se ha nivelado! 

—Maldición. No puedo creer que hayas llegado a ese nivel antes que yo.

Es increíblemente inmaduro, pero no voy a mentir, estoy un poco frustrado.

—No sé ustedes, pero yo ya estoy al máximo en el nivel de asar carne. ¿Aso ese pescado?

—Incluso si lo asas no parece haber mucho para comer en ese pescado.

—¿¡Ustedes quieren comérselo!? ¡Huye!

Dijo Himari liberando el pez que había capturado.

—Espera, en realidad no tenía planeado comerlo.

Kanon y yo pusimos una sonrisa nerviosa frente a una Himari, que estaba en pánico.

Como sea, puede que sea la primera vez que me divierto tanto como un niño desde que me hice adulto.

Sólo porque las dos vinieron a mi casa pude experimentar esto.

Y no solo se limita a este campamento, ha habido muchas otras cosas más.

Sin embargo, estoy seguro de que los tres no volveremos a visitar este lugar—

Una vez más regrese a la orilla para limpiar las gotas de agua en los lentes de mis gafas con una toalla, y así grabar la escena de este momento fuertemente en mi cerebro.