La batalla contra el señor caballero rosa blanca se decidió.

Yo dentro de mí mismo, el llamarlo señor al caballero De la Rosa blanca ya es por joda.

—Uwa, se ha complicado las cosas, ¿no?

—En un partido de más o menos un minuto, recibiré un premio decente, no es tan malo.

—¿Qué un minuto?¿Había limite de tiempo?

—Me refería que en un minuto problema resuelto.

Por cierto, parece ser que el señor caballero rosa blanca lo ha escuchado, y esta gritando algo mientras que tiene la cara roja.

Sin embargo, los guardias desesperadamente tratan de retenerlo, por un costado trata de salirse, pero no lo logra.

Yo no estoy jugando a hacerlo a enfadar.

Yo se que él es un caballero con un estilo definido, asi que lo mejor sera hacerlo perder la paciencia.

Lo mejor para tratar a los espadachines que se basen en la técnica, es hacerlo perder el control.

Hago todo lo posible para ganar. Ni contra este tipo pienso bajar la guardia.

—Funn, esa persona es muy débil.

—¿Pero para ser un humano no es uno fuerte?

El grado que le pongo esta por ahí.

Si lo viéramos más específicamente, ese caballero es 100 guardias, y yo soy 10 000.

Lo sobrepaso por cifras.

—Entonces me siento tranquila. No quiero que Ork salga lastimado. Ah, vayamos deprisa o sino no alcanzaremos a los puestos para dormir.

—Mejor deberíamos de rendirnos.

Los guardias se nos acercan y no dicen que usemos una posada cercana.

Lo que ellos temen es que huya con la espada del oráculo.

—Uhhh, platillo de pato, todavia que lo esperaba con ansias.

—¿Hagámoslo mañana, te parece?

Les explicamos a los guardias nuestro problema, y que ellos deberán ir a nuestra posada reservada que teníamos y cancelarla, obvio le dimos el dinero para cancelarlo.

He escuchado que en el otro lado no puedo hacer platillo de pato, no quiero que nos encuentren y nos digan que ya no podemos cocinar o comer.

Mejor evitar. Aparte que en la posada de soldados dan comida, pero igual no espero mucho de esta.

….Aunque mañana recibiré un premio bueno, igual se siente que estamos perdiendo el tiempo.

—¿Qué raro?¿Allá hay mucha bulla?

—¿No sera ese caballero rosa blanca gritando?

Sería muy facil para los guardias pararlo si se pone pesado, ¿por qué no lo harán?

—Parece que no, mira allá.

Tita señala con su dedo.

Entre el bullicio había una cara conocida.

—Por favor suélteme, ¡esa espada debe de romperse! ¡Sino la persona que lo ha sacado la espada pueda que le pase algo!

Esta la chica bella con orejas de zorro que nos separamos hace unas horas atrás, la están reteniendo.

En su mano hay un martillo. Y este es del mismo material de origen de la espada del oráculo.

Parece ser que de verdad tiene intención de destruir la espada del oráculo.

¿Con qué esta es la razón por la que Kururu estaba tan apresurada?

—No señorita sacerdotisa de la espada, no puede hacer eso. Ya se lo explique muchas veces. Esa es la espada del oráculo.

—Esa cosa es un error. Solo ensuciara el orgullo de la historia de mis antepasados y madre.

…..No es un error.

Yo saco de su estuche que estaba en mi cintura la espada del oráculo.

Oriharukon, su luz brilla, una espada fina celestial bendecida.

Y no solo es el buen material que posee, la mano del herrero tambien es buena. Es una espada sin duda alguna de buena calidad.

Sin embargo, solo si hablamos en general.

Si empezamos a hablar en el caso de tomarla como una espada del héroe, entonces este si una defectuosa.

Yo conozco el verdadero. Ya que mi madre posee una, su preciada espada que siempre tuvo.

Cuando yo vi a Kururu por primera vez pensé en añadirla a mi harem.

Sin embargo, ahora que estamos aqui mi interés por ella ha subido un escalón más.

Me dirijo hacia ella.

—T-Tú eres el or…..

Casi dice la palabra orco, se tapa la boca.

Kururu con unos ojos sollozos mi mira feo.

Si descubren que soy un orco ahora, se armara un escándalo.

—Señor guardia, ¿podría soltar a esta chica?

—Pero, escúcheme. Esta señorita es la sacerdotisa de la espada pero quiere…

—Esta bien. No se preocupe.

Dejo salir un poco mi furia. Y entonces los espadachines tiemblan, y se doblan.

—Kururu, nos volvemos a encontrar.

Yo me agacho para ponerme a la altura de la chica.

—¿Tú la sacaste?

—Si. Hablemos los dos solos….tenemos que hacer algo con esta cosa si o si.

Los ojos de Kururu se tambalean.

Acto siguiente, en voz baja empieza a hablar sola.

—Uuuuuh, yo debo de destruirlo a toda costa, la espada. Pero estar con un orco a solas, es claramente obvio lo que quiere. Si voy, ¨ejejeje, que estupida esta mocosa, fue facil de pescar¨ me dirá eso, pero….si me niego, esta espada defectuosa hará al orco……..madre, Kururu se ha decidido. Sin importar cuanto ensucie mi cuerpo, por el orgullo de la raza……pero tengo miedo. ¿Por qué las cosas se tuvieron que tornar asi?

¿Estará teniendo miedo? Su cola y orejas no paran de moverse. Y sus orejas estan sudando.

Y luego empezó a hablar sobre actos indebidos que nunca me había imaginado. Esta chica es una maniática para pensar esto a esta velocidad.

……wow, ese último que era, quiero intentarlo. Sus palabras han llegado a mi corazón orco.

—Lo comprendo. Pero sin importar que puedas hacer lo que sea con mi cuerpo, ¡jamas podrás robarme el corazon!

—Esa frase, ya la escuche antes…..si tanto te da miedo estar sola conmigo. Hagamos que Tita este tambien.

—Si. Creo que de esa forma sera mas pasable.

—¿Un un trio?¿asi tan de repente?¿es la primera vez para mi en esta experiencia…..? Kururu ¿qué pasara contigo?

Puede ser que esta chica le falte un tornillo.

X

Nosotros nos dirigimos a una habitación que nos dieron en la posada de los guardias con Kururu.

La cola de kururu esta en una esquina del cuarto parada en señal contraria, esta en guardia.

Yo trato de sonreír y fallo, serví te.

—Primero, bebe esto y trata de tranquilizarte.

—No puedo creerlo, ¿este tiene te tiene alguna droga sexual o algo asi?¡Tratan de violarme inconscientemente!

—¡Esas pastillas no hay!

Es como un manga erótico, no existe en este mundo una pastilla mágica  para los actos sexuales.

Pero si hay una pastilla que si las usas ¡El sexo se vuelve más rico!

—Este, ¿Te llamabas Kururu? Primero tranquilízate, Ork no es de los que te obliga a tener relaciones que no desees.

—Aah, esa es mi creencia. El harem que yo deseo tener es uno donde todos estén unidos por amor. Una felicidad que nos abrigue a todos. Es por eso que yo no abrazare a una mujer que no guste de mi. Desde la primera vez que te vi me interesaste, y pensé en estar junto a ti. Es por eso que tengo la intención de esforzarme por hacer que te guste, ¡Hasta que yo te guste no pondré una mano encima tuya!

Le expreso lo que siento a Kururu mirándola a los ojos.

¡Que le llegue mi sentir!

—Uh, por favor no me mire así…..no por favor, ay este orco, si lo ve más de cerca tiene buena apariencia, casi se me acelera el corazón. Ahora que me pongo a pensar, teniendo esta edad, hasta ahora no he hablado con ningún chico frecuentemente……eh, eeh, ese reloj es muy bonito, es una creación exclusiva de Rusarubuk, esa ropa es de Fondaun, el colla de la chica elfa también es bueno, esa perla es especial…..aparte de ser guapo, es rico, *traga saliva* tal vez un orco no es mala idea.

Esta zorra, ¡¿sorprendentemente es muy buena al ojo?!

Pongo la espada del oráculo entre Kururu y yo.

—*Tose* bueno, quieres romper esta espada, ¿no?……Entiendo como te sientes Kururu, tú lo has creado y sientes que no esta terminada, que es un fallo.

Kururu abre bien los ojos.

—Eh, ¿Cómo sabias que yo la fabrique?

—La razón son muchas. Mi mamá es la Heroína del rayo azul, Mireyu Fourland. Así que desde pequeño yo he visto la verdadera espada del oráculo. Me explico, la espada que he sacado de la piedra es buena. Pero comparándola con la de mi madre esta por debajo.

Es una buena espada, pero si nos ponemos más firmes no es la mejor.

Esa es mi opinion.

—¡¿Un orco es hijo de una heroína?! No lo puedo entender, dejando eso de lado. ¿Estás diciendo que la espada de su señora madre esta por encima de la que yo fabrique?¿No lo está diciendo por decir?¿De verdad tú sabes algo acerca de espadas?

Callado saco la espada que tenia de repuesto.

—Esta es una espada que yo fabrique. El material es de metal mágico, comparándolo con la otra de Oriharukon esta por debajo…..pero, si hablamos cual es la más funcional, la mía esta por encima.

Kururu saca la espada que fabrique de su funda, y como si fuera a lamerlo, la mira, la sacude, eta verificando la calidad.

—Mentiroso. ¿De verdad has fabricado esta espada, tú solo?

—SI….pero más que decir que la fabrique, de hecho la alquimia hizo el mayor trabajo.

—Con solo verla me di cuenta. Se puede decir que la alquimia es una herramienta que acelera El Paso, pero no fabrica la espada al completo. Si no tienes craneado específico de como va a ser la espada no puedes hacer mucho….esta espada es buena. ¿No esta fabricada con un hechizo mágico de alto nivel? No creo que pueda igualarla ni fabricando a mano,…….tiene talento. Me duele admitirlo pero esta por encima de mi espada.

Las orejas de zorra se doblaron.

En el caso de esta chica, que conforme sus sentimientos va cambiando la manera en que se mueve sus orejas y cola, es fácil de comprender.

—Me alabas por mi talento. Pero tú hiciste tu espada a mano, asi que estas por encima de cualquier hechizo de alquimia……me sorprendes. Yo puedo medir el grosor de la espada antes de hacerla, y tengo un excelente control de la cantidad mágica ha usar. Si es mi talento. No es algo que gane de la noche a la mañana. Pero la diferencia entre mi espada y la tuya es que la mía sabe mucho más de estas.

—Con esa ultima frase lo he confirmado. Usted, señor orco si que sabe de verdad acerca de las espadas….la razón por la que yo quiero romper esa espada que hice es porque si esa espada sale a la luz de la sociedad, el orgullo de mi madre y antepasados se manchara.

Comparando la espada del oráculo de mi mamá, la espada de ahora esta a sus pies, pero es porque sin saber nada más de las espadas, sola la ha copiado.

Pero aún  así siento como que esto no lo peor que hay.

—Kururu, respóndeme esta pregunta. ¿Por qué has tenido que ser tú la que la fabrique?¿si aún estas estudiando, no?

La técnica no es el problema, sino los conocimientos.

En medio de la fabricación esos datos te ayudan mucho.

La técnica…..si hablamos de herreros, la raza de Kururu esta en lo más alto. Ella de hecho es una chica con un gran talento latente.

Es decir, que si ella hubiera tenido un año o dos más ella hubiera creado una espada del oráculo poderosa, tal vez aún  más que las anteriores.

—…..a Madre la mataron. Solo quedo yo como la sacerdotisa de la espada. Yo en medio de mis estudios, señores de alto rango me exigieron que hiciera la espada del oráculo, así que me esforcé desesperadamente, y lo logre a medias, yo les dije que no quería, que quisiera volver a intentarlo, me lo arrancharon y se la llevaron. Por eso que solo me queda destruirla.

Los ojos de Kururu se mantienen quietos.

Y levanta su martillo.

Que esta fabricado de oriharukon, el único material en el mundo que puede romper la espada, los de la raza Shinsetsu la usan ingresando cantidades de magia.

Si lo martillara ahora seguro lo rompería.

Pero yo no soy tan amable como para dejarla hacer ello..

El martillo cae encima de la espada, suena un choque fuerte de metal.

Sin embargo, el sable no tenía ningún rasguño.

—¿Por por qué?

—¿Desde hace rato en el martillo pusiste magia, no kururu? Pues yo puse magia en la espada.

—Mentira, no siento el poder magico. ¿Qué?¿si hay magia?

—No lo he puesto en el exterior, sino interiormente. Tranquila, se entiende que no te hayas dado cuenta.

—¿Pero si solo los magos de alto nivel pueden usar ese tipo de magia? ¡¿Qué clase de orco eres?!

Esta chica es veloz.

En estos momentos son en los que se ve cuanto uno sabe.

En el caso de Tita, hay muchas cosas que se esta perdiendo, y nos mira con una señal de pregunta.

—¿Por qué me estorbas?

—Es por el bien de los dos. Si lo vamos a romper, tiene que haber maneras. Hay que usar una en la que se pueda volver a usar.

—¿volver a usar?¿a qué te refieres?

Fufufu, yo pensaba que deseaba Kururu.

Fue a primera vista, hablar de estas cosas es divertido. Debo de esforzarme en tener diálogos con ella para que le guste.

Y ahora es el momento.

—Lo que le falta a Kururu son conocimientos. Yo los posee. Sin embargo sin los Shinsetsu no se puede usar el material oriharukon,….es por eso que hay que fabricarlo los dos. Yo uso mis conocimientos, Kururu fabrica a mano la espada, y asi…..

—Lo lograremos. ¡Crearemos una espada del oráculo que no de vergüenza a los Shinsetsu de verla!

Los ojos de Kururu brillan, se para derecha.

Ella en si no quería destruir la espada del oráculo.

Sino que esta avergonzada con lo que había construido.

El happy end de ella no es romper la espada.

Sino el de fabricar una espada digna.

Entonces nosotros juntos, ¡cooperando podemos lograrlos con amor!

—Fabriquemos la espada. Y que ese sable sea nuestro pastel de bodas.

—Disculpe, lo último no lo entendí.

—Por ahora ya se ha conseguido la vía donde dialogaremos. Lo siguiente, es cooperar trabajando mientras que nuestros sentimientos brotan, la meta a la cama, y para el harem.

Ah, lo sabía. ¿Esto era lo que en realidad planeabas?

Decían los fríos ojos de Kururu y Tita.

—Este, Kururu, te puedo asegurar que a apesar de sus palabras no hay nada que temer. Puede que tenga ese objetivo pero igual hasta que te guste el no te va a tocar. Él es ese tipo de persona.

—Así parece. Aunque si me hubiera dicho que él  poseía los conocimientos de la espada y que tenia que entregarme para colaborar….tal vez, yo lo hubiera permitido. Es como que no me pide eso, pero si quiere. Una persona pervertida pero honesta al menos.

—¿¡Ya te enamoraste!?

Parece que esta funcionando, le empiezo a gustar.

—No claro que no.

Lo sabía esta chica es buena respondiendo.

Vaya vaya.

Definitivamente haré que se enamore de mi.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!